noticias
publicaciones
poesía
cuentos
presos
boletín
enlaces
 
 
 
NOTICIAS: FEBRERO 2003
 


Roban osarios en municipio Florida, por Jorge Alcántara Borrego
Fiscalía solicita 6 años de cárcel a hermanos García Morejón, por Héctor Pachá García
Nuestra arma: La pluma, por Jesús Álvarez Castillo
Opositores en Isla de Pinos piden la libertad del Dr. Biscet, por Lázaro Ricardo Pérez García
Niño cubano en la mendicidad y sin asistencia médica, por María Elena Rodríguez
En Cuba la miseria se arrastra, por Enrique López (CPIC)

 

Roban osarios en municipio Florida
Por Jorge Alcántara Borrego

16 de febrero de 2003

(Camagüey) - Son robados los osarios de las tumbas del municipio Florida en la provincia Camagüey, por la incapacidad de la administración del campo santo que no pone fin a esta calamidad.

Miguel, un señor de 50 años de edad, fue víctima de bandidos que rompieron el cristal del osario de la tumba donde yace su mamá y le robaron el cuadro de la foto.

"Me quejé a la administración del cementerio conocido por Julián y este me respondió que hechos como este ocurren casi todos los días en el campo santo y que él no puede controlar la situación", aseguró Miguel.

En investigaciones realizadas por este reportero se pudo comprobar que los objetos robados como búcaros, cuadros, flores artificiales y otros, son vendidos en la bolsa negra por las calles de Florida.

La necrópolis de Florida, ubicada en las afueras del municipio, consta de un custodio que realiza guardia de 6 de la mañana a 6 de la tarde. El mismo plantea que tiene miedo dar recorrido por el interior del cementerio en horas de la noche por la falta de iluminación en el mismo.


Dado a Martha Tamargo por Lázaro Ricardo Pérez García, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos de Isla de Pinos. Y es parte del boletín informativo El Pinero Libre que circula dentro de Cuba.

 

Fiscalía solicita 6 años de cárcel a hermanos García Morejón
Por Héctor Pachá García

16 de febrero de 2003

(Isla de Pinos, Cuba) - A dos hermanos activistas de Derechos Humanos encarcelados en la prisión Cerámica Roja, en Ciego de Ávila, Cuba, por el régimen castrista, le niegan la atención médica y religiosa, según denuncia vía telefónica ante la Fundación Cubana de Derechos Humanos en Isla de Pinos el encargado de atención a presos políticos y sus familiares del comité Julio Sanguily, con sede en Camagüey.

La fiscalía provincial de Ciego de Ávila ha solicitado 6 años de privación de libertad para los hermanos Antonio y Enrique García Morejón, por los supuestos delitos de desacato a la figura del dictador, desorden público, resistencia y desobediencia, cuando en realidad se manifestaban pacíficamente en contra de la golpiza que agentes del Ministerio del Interior infligieron a Jesús Álvarez Castillo, reportero de la Agencia de Prensa Independiente Cuba Press.


Dado a Martha Tamargo por Lázaro Ricardo Pérez García, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos de Isla de Pinos. Y es parte del boletín informativo El Pinero Libre que circula dentro de Cuba.

 

Nuestra arma: La pluma
Por Jesús Álvarez Castillo

16 de febrero de 2003

(Camagüey) - Al cerrar los ojos el año 2002, y al abrirlos el 2003, hoy, con el ímpetu que nos caracteriza a cada periodista independiente cubano, apuesto a enfrentar este nuevo año a todo tipo de vejación, por parte de nuestros adversarios políticos.

No pretendo retar a la prensa oficialista y mucho menos a ocupar un espacio en ella, sino demostrar por medio de la imparcialidad que la censura y la marginación no serán barreras que me impidan informar todo lo que acontece en nuestro país y por restricciones en la prensa autorizada se desconoce en gran parte del universo.

De este rincón del centro de la Isla y en nombre de todos los comunicadores independientes hago firme este que nuestro lema sea:
Nuestro propósito es informar.
Nuestra arma: la pluma
Nuestra fuerza: la credibilidad
Nuestro empeño: continuar la lucha porque se nos reconozca con respeto y dignidad.


Dado a Martha Tamargo por Lázaro Ricardo Pérez García, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos de Isla de Pinos. Y es parte del boletín informativo El Pinero Libre que circula dentro de Cuba.

 

Opositores en Isla de Pinos piden la libertad del Dr. Biscet
Por Lázaro Ricardo Pérez García

12 de febrero del 2003

(Isla de Pinos, Cuba) - La Fundación Cubana de Derechos Humanos en Isla de Pinos pidió la liberación incondicional del activista de derechos humanos el Dr. Oscar Elías Biscet, quien cumplió 2 meses de arbitrario encarcelamiento por parte de la Policía política castrista.

En calle 30 e/ 51 y 53 en la ciudad de Nueva Gerona, los opositores Lázaro Ricardo Pérez García, Juan Rojas Llanos, Alfredo Hernández García, Carlos González Rojas y el periodista independiente de UPECI Carlos Serpa Maceira, agitaron una bandera cubana y carteles que expresaban "Libertad para el Doctor Biscet y Libertad sin Destierro para los Presos Políticos Cubanos".

Este acto de desobediencia civil fue convocado por la Fundación Cubana de Derechos Humanos en Isla de Pinos en coordinación con el grupo de Plantados hasta la Libertad y la Democracia, el Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel y la Fundación Cubana de Derechos Humanos en Florida, Camagüey, en apoyo a la campaña Internacional convocada por la Fundación Lawton de Derechos Humanos y el Presidio Político Histórico Cubano por la excarcelación de Biscet, confinado actualmente en el Combinado del Este, cárcel de mayor rigor situada en las afueras de la capital cubana.

En apoyo a la dicha campaña la Fundación Cubana de Derechos Humanos en Isla de Pinos ha realizado ayunos, vigilias y talleres sobre la desobediencia civil.

Los oficiales del Departamento de Seguridad de Estado Vladimir Redoslao y Alexei estuvieron merodeando por el lugar en actitud represiva.

Desde Isla de Pinos, Lázaro Ricardo Pérez García, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos en Isla de Pinos. Dado a Martha Tamargo el día 10 de febrero de 2003.


Niño cubano en la mendicidad y sin asistencia médica
por María Elena Rodríguez

9 de febrero del 2003

(Ciudad Habana) - Catalogado de vivir en la mendicidad y carecer de asistencia médica un niño cubano.

Yuniel Cardona Morán, de 11 años de edad, residente en el Batey del Central Azucarero Quintín Banderas del municipio Corralillo en la provincia Villa Clara, padece el Síndrome del Maullido del Gato, único caso en Cuba, afirma Eloína Díaz, representante de la organización humanitaria: Asociación Cubana "SOS pro Nuestros Hijos".

El pequeño es desnutrido, asmático, sordo, ciego por lo que reconoce a las personas por le olor, además de padecer de unas erupciones que le producen fuertes lesiones en la piel que requieren con urgencia el uso de jabón antibacterial.

La madre de Yuniel Cardona Morán es esquizofrénica y el padre no lo atiende, situación que ha provocado que la abuela lo pueda alimentar mendigando en muchas ocasiones en la localidad.

El niño que viste con harapos y sufre escasez de calzado, es analfabeto y su vivienda es un bohío de techo de zinc por donde se filtra abundantemente la lluvia, no tiene equipos electrodomésticos de primera necesidad como un refrigerador, ni poseen camas y muebles para sentarse adecuados.

Agrega la fuente que quien representa y apoya al pequeño es su tío político Rene Correa, activista del Movimiento Democracia.

Maria Elena Rodríguez
Directora: Asociación Cubana "SOS por Nuestros Hijos"

 

En Cuba la miseria se arrastra
Por Enrique López (CPIC)

3 de febrero de 2003

En Cuba la miseria se arrastra hasta la tumba. La dictadura de guerrilleros de este gobierno, no puede asegurar un velorio y mucho menos un entierro con el menor decoro.

Desde inicio de la década de los 90, el deterioro de los servicios funerarios es evidente. La angustia de perder un familiar se agudiza con la desesperación propia de unas horas de velorio.

Betancourt, mi vecino, estaba muy enfermo y no soportaba la vida de perro que llevaba. Se suicidó, dándose candela.

Betancourt, un desdichado de la raza negra, los últimos días de su vida los pasó en el hospital provincial Manuel Ascunce Doménech, ubicado en la ciudad de Camagüey. Allí no fueron capaces de darle un pijama para que fuera vestido al ataúd. Lo enterraron envuelto en la frazada que usaron para apagar el fuego que le devoró la vida.

Penosas coronas de escasas flores, algunas de ellas de manigua, acompañaban los restos mortales de mi vecino. Ni una vela en aquel pequeño cubículo de la funeraria del municipio de Florida en la provincia de Camaguey, lugar al que partencia. El silencio triste extrañaba el olor a café, tan acostumbrado en estos lugares.

Una gota de sudor en la frente marca las 4 de la tarde, debemos partir para el cementerio.

Un destartalado coche fúnebre marca Volga, producto obtenido de la extinta Unión Soviética, condujo el cortejo hacia el cementerio. El viaje de arrancada al sepulcro se convirtió en un final del hectómetro. El vetusto auto no engancha la primera velocidad, así lo hizo saber el chofer al sacar la testa por la ventana del carro cuando comenzó a avanzar en segunda.

"!Una gaveta!" "Bernardo no descansará bajo tierra", exclamaban sus amigos en el momento que se resignaban a aceptar este sistema de dar sepultura muy parecido a un edificio de apartamentos. "No importa negro, ahí descansaras igual: se acabaron la colas para comer, las mesas redondas, las tribunas abiertas, las guardias del CDR, los discursos interminables y repetitivos del gran jefe guerrillero. Ahora eres libre".

Triste regresamos. Triste del solo hecho de morir. Triste regresamos al hogar a enfrentar al policía político, a la falsedad, a la doble moral cuando muramos algo estoy seguro que llevaremos: Llevaremos la miseria que hay en Cuba, pues en este país se arrastra hasta la tumba.

Dado a Martha Tamargo por Lázaro Ricardo Pérez García.