Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad 

 Viernes, 31 de octubre de 2014 | 20:36
 
 Versión para Imprimir

Un día difícil de celebrar

Aimée Cabrera

21 de febrero de 2013

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – Las noticias de Internet de la Revista de la Mañana del 14 de febrero mostraban a las japonesas que adquirían bellos regalos confeccionados con chocolate para regalar a sus amistades especiales.

Los que pudieron abrir sus correos electrónicos, redes sociales o páginas webs de tarjetas por San Valentín quedaron extasiados de las incontables ofertas a las que pueden acceder quienes viven fuera de Cuba.

El Día de los Enamorados en la Isla, nada tuvo de especial. Las paradas de ómnibus atestadas de personas. Las vendedoras de flores con sus mismas flores mustias de siempre, y las cajas de bombones que venden las licoreras en la moneda convertible, son más cartulina que golosina, con precios de lujo.

Así que, comprar un ramo de flores en las florerías de la Calle Mercaderes o en 23 y 12, llenar una postal acorde a la calidad de las flores y acompañarla de una caja de bombones es un presente que sobrepasa los 20 CUC: ¡Sin comentarios!

No obstante, los cubanos “la inventan en el aire”, es el eterno deseo de quienes siempre buscan la posibilidad de hacer la fiesta, poner música, inventar algo fuera de lo de todos los días en la cena familiar, o tener la oportunidad de brindar un traguito que puede convertirse en más de uno.

Las ofertas en general estuvieron fuera del alcance del cubano medio; el mismo que tiene que hacer malabares para pasar un mes con un dinero que desaparece de sus manos sin poder resolver todas sus necesidades, mucho menos “darse un gusto”.

Muchas parejas se las agenciaron para cambiar el horario de paseo. Mientras los hijos están en la escuela, se buscan estrategias para dar una vuelta por algún lugar céntrico, y merendar una pizza o un emparedado a la que no le puede faltar el chinchín de la Cristal o la Bucanero.

Otros se quedan en la casa y se regalan una tarde noche sin discusiones. “Lo dejé que pusiera el Canal Deportivo, hicimos una “espaguetada” y los muchachos pusieron un rato música de la de ellos y bailaron con nosotros”, dice una esposa de la capital.

“Paseamos por La Rampa cuando salimos de clases. Nos sentamos en el Malecón y recitamos el mismo poema de hace dos años. Miramos el mar y pedimos un deseo, que no te lo voy a decir”, expresa con brillo de enamorado en los ojos un joven, casi adolescente que no le suelta la mano a la novia.

Si la historia de San Valentín, tiene un carácter de tristeza que desapareció con los Siglos, los cubanos de cualquier edad, y sin un mínimo de aspiraciones no se dejan arrastrar por el pesimismo, se convierte entonces, en otro día difícil que ellos tratan de convertir en felicidad.

aimeecabcu2003@yahoo.es


 Compartir 
 
 
 

Derechos de Autor - PayoLibre no reclama exclusividad de sus colaboradores. 

Autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.
 

Producido por Pablo Rodríguez Carvajal - payo@bellsouth.net - Copyright © 2003  PayoLibre.com
Miami, Florida, USA.  All rights reserved / Todos los derechos reservados