Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad 

 Lunes, 01 de septiembre de 2014 | 04:27
 
 Versión para Imprimir

Los que no pueden faltar: Johnny Cash

Luis Cino Álvarez

13 de febrero de 2013

La Habana, Cuba -– www.PayoLibre.comJohnny Cash fue uno de los más peculiares cantantes de country que hayan existido y un adelantado en muchos aspectos.

En contraste con la simplicidad de su música –el chicka boom, como el mismo la definía- los textos de sus canciones evidenciaban sus dotes narrativas que luego llevaría también a cuentos y poemas.

Quien dude que Cash era un poeta que lea el poema dedicado a su amigo Bob Dylan que aparece en la contraportada del disco del cantautor de Duluth, Nashville Skyline, de 1969. A propósito, en ese disco, Johnny Cash, con su profunda voz de bajo, canta como el mismísimo Dios, a dúo con Dylan en Girl from the north country. Me erizo cada vez que escucho: "If you travel to the north country fair, when the wind hits heavy on the border line"...No debo haber sido el único impresionado con Girl From the North Country. Siempre he sospechado que Joan Manuel Serrat tuvo en cuenta la letra de esa bella canción de amor de Dylan cuando compuso, por aquella época, "Amigo mío".

La otra canción de Johnny Cash que prefiero, también es una canción de añoranza amorosa: I still miss someone. Y después, Folsom Prison Blues.

Johnny Cash siguió al pie de la letra el consejo que alguien le dio alguna vez a finales de los años 50, cuando dejó el rock and roll para convertirse en cantante de country: "Nunca cambies tu voz".

Los dúos que hacía Cash eran para respetar. Escúchenlo cantar con su esposa, June Carter, a la que le propuso matrimonio en el escenario. Ese es uno de los episodios de su vida en que la realidad se confunde con la fantasía, muchas veces por culpa del mismo cantante, que era bastante mitómano.

Así, de tantas contradicciones a la hora de contar su historia, nunca se supo a ciencia cierta si tenía más sangre escocesa que cherokee; si de veras estuvo preso alguna vez; si se quedó sordo de un oído a causa de una explosión mientras cumplía el servicio militar en Alemania o si la sordera se debía a que una retozona novia alemana le perforó el tímpano con un lápiz; si la cicatriz en su rostro se debía a un navajazo durante una bronca o a una operación para eliminarle un quiste que le practicó un cirujano que tenía tremenda borrachera; y va hasta Cash también se había emborrachado para darse ánimo para la operación...

Johnny Cash, de sobrio, sólo tenía el aspecto: le metía al bourbon en la costura. Y como suele suceder, cuando estaba casi en nota, era cuando mejor cantaba y escribía.

Respecto a su aspecto conservador, se vestía de negro en protesta por la injusticia en el mundo. Mucho antes de que surgiera la canción protesta o de que la bautizaran con ese nombre, ya Johnny Cash estaba comprometido con causas sociales, como los derechos de los indígenas a sus tierras originales y los conciertos benéficos para los presos.

Desengáñese si el periódico Granma lo había convencido con el cuento de que Silvio Rodríguez fue el primero en llevar la música a las cárceles. Casi 40 años antes que Silvio, Johnny Cash hacía giras por las prisiones norteamericanas. Consideraba que los presos eran su público preferido, porque eran los que más agradecían sus canciones. Un testimonio de ello es el disco "Johnny Cash at the Folsom Prison", de 1968, que es uno de los discos en vivo más convincentes que haya escuchado jamás. También un documental recogió un concierto suyo en la prisión de San Quentin.

Johnny Cash tenía criterios muy sólidos y una personalidad muy definida. Solía decir que podían conseguir todos los sintetizadores que quisieran, pero nunca lograrían sustituir al corazón humano. Solía jactarse de que no usaba pantalones estrechos, no sabía bailar ni decir chistes pero se sabía de memoria más de mil canciones.

Por todo lo dicho y algunas cuantas cosas más, definitivamente Johnny Cash es uno de los que no puede faltar.

luicino2012@gmail.com
Primavera Digital


 Compartir 
 
 
 

Derechos de Autor - PayoLibre no reclama exclusividad de sus colaboradores. 

Autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.
 

Producido por Pablo Rodríguez Carvajal - payo@bellsouth.net - Copyright © 2003  PayoLibre.com
Miami, Florida, USA.  All rights reserved / Todos los derechos reservados