Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad 

 Domingo, 20 de abril de 2014 | 03:47
 
 Versión para Imprimir

Los que no pueden faltar: Guns N’ Roses

Luis Cino Álvarez

7 de febrero de 2013

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – La banda de rock que más me gustaba a inicios de los años 90, no era Nirvana, Pearl Jam o Stone Temple Pilot, sino Guns N'Roses.

Y no es que prefiriera el estilizado glam rock al áspero grunge de Seattle -en realidad, rabiosamente apegado al blues, el folk-rock y el rock sureño, ninguno de las dos tendencias me acomodaba-, sino que los intérpretes de November rain y Don't cry eran mucho más que caras bonitas, piruetas escénicas, riffs espectaculares y unas cuantas baladas bonitas.

Guns N'Roses, con un guitarrista como Slash (Saul Hudson), efectista pero con sustancia, y la voz y el espectáculo de Axl Rose (Gilbert Bailey), que parecía ser el último descendiente del linaje de Mick Jagger y Jim Morrison, destacaban en el panorama musical de aquellos años, que por entonces nos parecía aburrido porque no imaginábamos el largo desierto tecno-comercial-mierdero de chaca-chaca-bum-bum que nos esperaba en las próximas décadas y que todavía atravesamos, sin otro oasis a la vista que no sea -solo por el nombre- el de los hermanos Gallagher, que resultó otra engañifa.

Pero hay otras razones, más subjetivas y personales que de índole musical, para mi preferencia por las canciones de Guns N'Roses. Me recuerdan los años 90. Lo bueno y lo malo. Obviamente, si se habla de aquella época en Cuba, es más lo segundo. Pero, medio masoquista que es uno, me gusta recordar...

Cuando se inició el periodo especial, que fue cuando empezaron a llegar las canciones de Use your ilusions, yo tenía 35 años, y como estaba recién divorciado, era bastante promiscuo. En aquella época, en medio de aquella catástrofe -no teman que no voy a hablar del hambre y los apagones- no había muchas cosas que hacer. Solo quedaba el sexo.

Casi todas mis amantes eran mucho más jóvenes que yo (a algunas casi les doblaba su edad) y como eran freakies -mis largas greñas de entonces las atraían "como abeja al panal", ay Juan Luis Guerra- adoraban a Guns N'Roses. Por tanto, aquella banda sonaba bastante en mi casetera. Y pocas veces la escuchaba solo.

November rain siempre me recuerda a una muchacha con la que poco faltó para que me contagiara el SIDA. Por suerte, no pasamos más allá de los besos y los apretones. Decía que no se enamoraba, pero que estaba con otro y que conmigo sólo quería "descargar un rato". Tal vez no quiso decirme que estaba enferma y que no quería contagiarme.

Se llamaba Dalia. La apodaban La Crazy, porque había quedado muy mal de los nervios después que murió su niña, que tenía menos de un año. Era trigueña, delgada, muy linda, con pinta de estrella de rock o de gitana. Pero solía caer en profundas depresiones, que no lograban atenuar el alcohol, la marihuana o las anfetaminas.

Finalmente se enamoró de un freakie que estaba enfermo de SIDA allá por 1995. Se fue a la cama con él dispuesta a contagiarse. Decía que había encontrado el amor y que no lo iba a dejar pasar, total, si ya no tenía nada que perder...

La última vez que me encontré a Dalia La Crazy fue hace más de trece años en un concierto de Extraño Corazón en la sala Atríl. Bailaba sola. Le asentaba la ropa blanca y su pelo, tan negro, corto. Se veía muy bien. Linda como siempre. Sólo un poco más delgada. Me dijo que en Los Cocos no se estaba tan mal, que tenía muchos amigos y que se entretenía mucho con los perros pastores alemanes que cuidaba. No me atreví a averiguar por su novio. Preferí fingir que todo era como antes.

Eso hago ahora. Quiero pensar que todavía vive. Y desde el disco, Axl Rose advierte, como si fuese necesario: "Nothing last forever even cold november rain..."

Foto: Wikipedia

luicino2012@gmail.com


 Compartir 
 
 
 

Derechos de Autor - PayoLibre no reclama exclusividad de sus colaboradores. 

Autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.
 

Producido por Pablo Rodríguez Carvajal - payo@bellsouth.net - Copyright © 2003  PayoLibre.com
Miami, Florida, USA.  All rights reserved / Todos los derechos reservados