Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad 

 Lunes, 28 de julio de 2014 | 17:40
 
 Versión para Imprimir

Los que no pueden faltar: Ravi Shankar

Luis Cino Álvarez

29 de diciembre de 2012

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – A Ravi Shankar, el extraordinario virtuoso del sitar que acaba de fallecer en la India, a los 92 años, tenemos que agradecerle su decisiva contribución al encuentro de la música hindú con la occidental.

En 1965, en la grabación de Norwegian Wood, de Rubber soul, el álbum que marcó el punto de viraje en la música de The Beatles, George Harrison empleó un sitar en lugar de la guitarra, pero lo hizo de un modo más bien efectista, sin dominar el instrumento, a la manera occidental. Como el interés de Harrison en el sitar, la música y la espiritualidad hindú era genuino y no mero snobismo, estudió el instrumento con Ravi Shankar en Bombay. Esa relación trajo temas como Within you without you y The inner light, que llevaron al gran público occidental la música de la India.

Por la enorme influencia que ejerció en el grupo, y particularmente en Harrison, Ravi Shankar puede ser considerado, junto a George Martin y Billy Preston, otro beatle más (¿el séptimo?)

Brian Jones, de The Rolling Stones, empleó el sitar en la grabación de Paint it black, poco después del experimento de Harrison en Norwegian Wood. Para cuando el cantautor Donovan y The Byrds también se sumaron a estos experimentos, se puso en boga el llamado raga-rock, que aportó un toque exótico al underground psicodélico hippie de la segunda mitad de los años 60.

En esa época, Ravi Shankar y sus músicos hindúes se presentaron, sin hacer concesiones al facilismo y la simplificación, junto a las principales superestrellas del rock en los festivales de Monterrey y Woodstock.

Después Shankar se distanciaría del rock, horrorizado por las drogas y la destrucción de guitarras en escena. Al respecto comentaría más tarde: "Era demasiado para mí, en nuestra cultura respetamos mucho los instrumentos musicales, que son parte de Dios".

Pero la relación de Ravi Shankar con los músicos occidentales había comenzado, de un modo muy serio, en la segunda mitad de los años 50, cuando trabajó con el saxofonista John Coltrane y el violinista Yehudi Menuhim. Con este último grabó el álbum West meets East. En años posteriores también colaboraría con el flautista Jean Pierre Rampal, el compositor Philip Glass y los directores de orquesta Zubin Meta y Andre Previn.

Ravi Shankar fue un pionero en muchos sentidos, principalmente en el campo de las fusiones musicales, tan en boga en las últimas décadas, y del multiculturalismo. George Harrison afirmaba que fue "el padrino de la World Music". Esto, por supuesto, muchos años antes de que empezaran a llamarla así.

También fue el primero al que se le ocurrió la idea de hacer un concierto de rock en pro de causas humanitarias. En 1971, junto a Harrison, organizó el concierto para Bangla Desh, en el Madison Square Garden de New York, en el que participaron, entre otros, Bob Dylan, Eric Clapton, Ringo Starr, Billy Preston y Leon Russell. El concierto, el álbum de tres discos y la película, lograron recaudar millones de dólares para que la UNICEF ayudara a los damnificados por la guerra, las inundaciones y el hambre en Bangla Desh. Ravi Shankar, que fue el encargado de abrir el concierto, lo describiría como "una de las más conmovedoras e intensas experiencias musicales del siglo".

También lo considero así. The Concert for Bangla Desh, que me llegó prestado, allá por 1973, de manos de Juanito Beltrán, a quien a su vez se lo había prestado alguien que vivía al otro lado del Túnel de la calle Línea, es el disco en vivo que más me gusta y echo de menos en mi colección (ya he perdido las esperanzas de digitalizarlo).

Como si fueran pocos sus méritos, a Ravi Shankar también hay que agradecerle sus dos hijas: la bella y talentosa Norah Jones, una cantante realmente excepcional en estos tiempos, y Anoushka Shankar, que ha heredado su trono como intérprete del sitar. Dio muestras de ello en el concierto en Londres, en 2002, que conmemoró el primer aniversario de la muerte de Harrison.

Sin lugar a dudas, Ravi Shankar es otro de los imprescindibles de la buena música.

luicino2012@gmail.com
PrimaveraDigital

 


 Compartir 
 
 
 

Derechos de Autor - PayoLibre no reclama exclusividad de sus colaboradores. 

Autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.
 

Producido por Pablo Rodríguez Carvajal - payo@bellsouth.net - Copyright © 2003  PayoLibre.com
Miami, Florida, USA.  All rights reserved / Todos los derechos reservados