Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad 

 Miércoles, 17 de diciembre de 2014 | 19:10
 
 Versión para Imprimir

Sin más ni menos

Álvaro Yero Felipe

11 de diciembre de 2012

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – Nos despertamos un día sin limitaciones para viajar; luego, sin más, nos despertamos: era un sueño. Vivimos una triste realidad, no somos libres. Son más de 50 años de violaciones de los derechos humanos universales, de limitaciones y prohibiciones. Más de medio siglo. Algo imposible de creer.

Prometer sin cumplir es una mentira advertida. Ser libre no es que puedan viajar algunos sí y otros no, tener un celular, una computadora, poder comprar una casa o vender un carro... Pero es algo importante tratándose de Cuba.

Estamos al límite de la primera parte de lo necesario, pero falta mucho más.

Como joven a veces no entiendo por qué no podemos disfrutar de cosas que otros disfrutan todos los días, que incluso los aburren, pero cuando entiendo que hay alguien o algo que no permite ese disfrute, pienso que no pertenecemos al género humano porque alguien no quiere.

Sí, entiendo mi trabalenguas. Tengo 27 años, nací en la revolución, creí en ella, como muchos, pero vi que no era real, sino un engaño. Promesas incumplidas, mentiras... 27 años de escuchar lo mismo y ver lo mismo y menos inclusive.

Mis aspiraciones de cambio son muchas, pero me urge que se cambie por motivos más que personales. Cambiando urgente recuperaremos la moral, los principios, la dignidad y algunos hasta la hombría. Esto último, aunque parezca un chiste no lo es, pues hay algunos homosexuales que no son porque les gusta sino porque lo que les pagan les ayuda a vivir.

Está más que muy mal: necesitamos un cambio urgente y drástico si queremos recuperar nuestros valores. No sé si será un cambio a lo chino o a lo que sea, pero que sea ya.

La juventud está paralizada en el tiempo, nos asombra ver un Tablet PC, un teléfono IPhone 4G, un Laptop de pantalla táctil y hasta conectarnos y navegar por Internet. Más aun, un microprocesador Intel Corei7 fue cambiado por una casa: era más elevado su valor que el de la vivienda, pequeña y de madera. Pero el que la adquirió estaba en la calle con tan solo una PC de escritorio.

Señores del gobierno, no sé qué podrá pasar, pero si no hay un cambio urgente, dentro de unos años, cuando encuentren vida en otro planeta, nos quedaremos solos en este, sin más ni menos que con Chávez, Evo Morales, el ALBA, los tin marín y los dos pingües...

yerofelipe@gmail.com


 Compartir 
 
 
 

Derechos de Autor - PayoLibre no reclama exclusividad de sus colaboradores. 

Autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.
 

Producido por Pablo Rodríguez Carvajal - payo@bellsouth.net - Copyright © 2003  PayoLibre.com
Miami, Florida, USA.  All rights reserved / Todos los derechos reservados