Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad 

 Viernes, 19 de septiembre de 2014 | 01:07
 
 Versión para Imprimir

El engaño llega a las marcas

Aimée Cabrera

26 de noviembre de 2012

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – Para nadie es una novedad que los precios de venta de los productos en las tiendas recaudadoras de divisas son muy altos, y los alimentos están dentro de la lista que incluye además, la estafa del dependiente, conocida como “multa”.

Desde hace muchos tiempo los helados de la marca Nestlé que son ofertados en potes al precio de $1.25 ó $1.35 CUC –no se conoce el porqué de la diferencia de diez centavos- no tienen la calidad requerida.

“Se derriten de comprarlos y llevarlos para la casa. Si un apagón es largo se hacen un batido aunque estén en el congelador. Dicen que se puede dar la queja, pero para qué, dices donde lo compraste pero te venden helado casero en todas partes, tienes que comprar el pote de $1.75 te guste o no el sabor, la verdad que el cubano se le escapó al diablo”, comenta una señora que compra con frecuencia los helados de dudosa calidad envasados en los potes de Nestlé’.

Ahora publican una queja de un capitalino que compró tres paquetes de café serrano (de exportación) en una tienda recaudadora de divisas, en el municipio Cerro. Al precio de $3.45 de CUC cada uno -unos 80 pesos CUP- que estaban sellados al vacío pero cuando el comprador abrió el primer paquete detectó que no tenía aroma y que su color no era el acostumbrado en este tipo de café en polvo de calidad.

En el envase aparece un número telefónico al que el usuario llamó, la primera vez le tomaron los datos pero nunca le visitaron para corroborar su queja y darle una disculpa.

La segunda vez que llamó al susodicho número la persona que lo atendió le tomó los datos, le preguntó el lugar donde los había adquirido pero le alertó que debía haber pedido el comprobante de compra. Advirtiéndole que la reclamación debía ser en la tienda.

Esta sugerencia cae en el absurdo pues se puede interpretar que los paquetes adulterados o vienen así de la torrefactora o los dependientes los compran en el mercado negro y los ponen a vender a sabiendas o no de que la calidad de los mismos es inferior.

Las tiendas recaudadoras de divisas deben ser imagen de honestidad. Poner en dudas la calidad de reconocidas marcas cubanas o foráneas son un mal trato abierto al consumidor que pone en evidencia que el fraude y la estafa son parte de los mecanismos comerciales prevalentes.


 Compartir 
 
 
 

Derechos de Autor - PayoLibre no reclama exclusividad de sus colaboradores. 

Autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.
 

Producido por Pablo Rodríguez Carvajal - payo@bellsouth.net - Copyright © 2003  PayoLibre.com
Miami, Florida, USA.  All rights reserved / Todos los derechos reservados