Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad 

 Domingo, 20 de abril de 2014 | 13:55
 
 Versión para Imprimir

LOS MAYAS Y El 22 DE DICIEMBRE

Angélica Mora

26 de noviembre de 2012

Apuntes de una Periodista

Chicago – www.PayoLibre.com – Muchos lectores me preguntan sobre el 21 de diciembre y la profecía de los mayas de que en ese día se acabará el mundo. Mi respuesta -por todo lo que he leído e indagado... y basada en el sentido común- es que llegaremos al 23 sin ningún problema. Eso no quiere decir que debemos despreocuparnos de nuestro entorno, que cada día se hace más frágil por culpa del hombre y las mismas fuerzas de la naturaleza.

Las predicciones mayas contienen verdades sobre el planeta Tierra, pero también han estado sujetas a mentiras y mitos. A continuación lo que he encontrado sobre el tema:

Temores:

Desde la década de los setenta, se comenzó a hablar de una nueva era y sus desafíos, un cambio trascendental que habría de ocurrir en nuestro planeta y en toda la raza humana.

El nerviosismo se apoderó de muchas personas, incluso en el año 2000, se registraron casos de suicidio de fanáticos que creyeron que el fin estaba cerca.

Existen detalladas predicciones de lo que habrá de ocurrir en los años venideros. Visionarios extraordinarios, entre ellos Nostradamus, San Malaquias, Edgar Cayce y Jeane Dixon, nos dejaron un legado de predicciones en realidad funestas sobre lo que nos espera en el futuro.

Los mayas

Los Mayas predijeron que a partir del 22 de diciembre del año 2012 el sol va a recibir un fuerte rayo sincronizador proveniente del centro de la galaxia que cambiará su polaridad y producirá una gigantesca llamarada radiante.

Los Mayas fueron la cultura más avanzada culturalmente en la América prehispánica, sus conocimientos astronómicos y astrológicos asombran incluso a los científicos modernos. El calendario Maya, uno de los más exactos calendarios que ha existido, llega a su fin el día 21 de diciembre del 2012.

¿Qué ocurrirá ese día? Nada.

Las predicciones mayas señalan que la historia de la tierra se repite en un infinito ciclo celestial.

Lo apocalíptico de la fecha, es un hecho que ocurre cada 26,000 años: el Sol se alinea en el centro de la Vía Láctea y la tierra sufrirá un fenómeno conocido como supersesión, quiere decir que girará y rotará en forma más rápida sobre su eje, hecho que puede provocar terremotos y grandes inundaciones provocada por el desborde de los océanos, provocando un cambio en la geografía mundial.

Aunque parezca inverosímil, las predicciones Mayas se han acercado en gran medida a grandes sucesos que han cambiado el rumbo de la historia, como por ejemplo la revolución francesa y las dos guerras mundiales. Incluso predijeron el declive de las civilizaciones indígenas ante la llegada de los conquistadores europeos.

Conclusión. Personalmente no creo que en esa fecha, ni ninguna otra cercana vaya a ocurrir el fin del mundo. Ni siquiera los talentosos mayas pueden ser capaces de predecir algo tan puntual y catastrófico como lo que dicen sus profecías. Sin embargo existe un lado bueno de toda esta psicosis que se ha creado a partir de las revelaciones que ellos hacen: la población mundial le está prestando atención a las brutalidades que cometemos contra el medio ambiente y entre nosotros mismos.

La única predicción infalible en este caso es decir que en el tiempo que falta para el 22 de diciembre no habrá una sola persona en este azotado planeta que no se ponga a reflexionar sobre la vida misma, nuestro propósito en este mundo y lo malo y bueno que le estamos haciendo a esta Tierra.

Siempre aparecerán los apocalípticos que no pierden oportunidad para vaticinar (y siempre se equivocan) todo tipo de desastre. Algunos asocian la predicción maya con la segunda venida de Jesucristo, otros con la colisión del planeta Hercólubus en contra de la tierra. Muchos piensan que lo que plantea la película 2012 va a suceder.

No sólo no veremos nada de eso sino que vamos a reírnos de tanta tontería escrita estos días, cuando la fecha pase y todos sigamos con nuestras vidas como de costumbre.

El 23 de diciembre del 2012, horas después de que se cumpla la sentencia de los mayas, algunos respirarán aliviados aún a la expectativa. Otros correrán a devolver lo que compraron por precaución, pero la mayoría serán los beneficiarios de un período único de reflexión propiciados por los mayas.

Quién dice, tal vez ese era el propósito final de estos genios de la antigüedad, proponerles a las generaciones futuras, basados en su conocimiento de la imperfección humana, que se pongan a pensar a nivel masivo sobre lo que podría suceder si nos dejamos llevar por el egoísmo y la codicia. Los mayas fueron una de las civilizaciones más avanzadas de la historia y no sería de extrañar que la base de todos su conocimiento haya sido el estudio del comportamiento humano. Con esa información y una inteligencia avanzada, es probable que no haya sido difícil pensar que era necesario enviar una advertencia apocalíptica al mundo entero.

Haya sido ese el propósito de los mayas o no, lo más importante y lo único que nos debe preocupar ahora es sacar beneficios globales de esta situación única que se nos presenta ahora, de reflexionar sobre nuestro presente y evitar la catástrofe ecológica y humana hacia la que vamos indiscutiblemente encaminados.

(Con parte del texto tomado de prediccionesmayas.com)


 Compartir 
 
 
 

Derechos de Autor - PayoLibre no reclama exclusividad de sus colaboradores. 

Autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.
 

Producido por Pablo Rodríguez Carvajal - payo@bellsouth.net - Copyright © 2003  PayoLibre.com
Miami, Florida, USA.  All rights reserved / Todos los derechos reservados