Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad 

 Domingo, 28 de diciembre de 2014 | 23:25
 
 Versión para Imprimir
Carta a Laura I. Pollán Toledo

De Héctor Maseda Gutiérrez, prisionero de conciencia

Ciudad Habana, 13-12-2010
´1580´, prisión de medio rigor

Para Laura
c-2029

Mi bella Afrodita:

El 18 de noviembre las Damas de Blanco hicieron el Té Literario No. 90 y contó con la asistencia de 48 mujeres. Las DB nacieron y con ellas los Té y demás actividades en defensa del cumplimiento de los Derechos Humanos en Cuba y exigir nuestra liberación inmediata e incondicional.

Se me había pasado decirte que al día siguiente de las Damas de Blanco haberse hecho sentir durante varias horas en esta penitenciaría, el día 10, vino “de visita”, el general del MININT de Cárceles y prisiones en Cuba, para recoger informaciones de primera mano alrededor del incidente que escenificaron Uds. Parece que le están pidiendo sus superiores informes precisos de lo ocurrido.

Esto sucedió en horas de la mañana. Por la tarde y sorpresivamente llegó al penal un camión refrigerado lleno de tinas de helado, a tal punto, que llenaron las cámaras frías de la prisión y aún quedaban contenedores llenos de helado. A mí me tocó el sabor de mantecado. Me hubiera gustado más el de chocolate. A cada uno de nosotros le sirvieron en la comida 2 ó 3 normas personales.

La explicación dada por los militares acerca del arribo de ese helado que por primera vez reparten en los seis (6) meses que llevo aquí, es que constituía un regalo del general al parecer a la guarnición y no a los penados, pero como la cantidad se fue por encima de la capacidad de refrigeración que tiene el establecimiento se la repartieron a los reos. ¡Qué casualidad!

Personalmente no creo fuese esa la razón por la cual tuvimos acceso -de manera extraordinaria- a tan especial y sabroso refrigerio. Si así fuera lo hubieran repartido en otras unidades militares de los alrededores (policiales y del MINFAR), escuelas y círculos infantiles que, aunque el helado llegó a la “1580” el sábado, los centros castrenses siempre tienen personal y las escuelas y círculos infantiles poseen un profesor al menos de guardia con las llaves del establecimiento educacional. Para mí todo es una bien elaborada mentira.

Una burda explicación para no mostrar la inquietud que sintieron por posibles actos de protesta.

La llegada del helado a la “1580” se debió a que el día anterior tuvimos la llegada sorpresiva a sus alrededores de las Damas de Blanco, no deseada por los militares y muy bien recibida por los reclusos. Fue una maniobra oficial de compensación por lo ocurrido.

A mí me dieron la noticia de vuestra presencia entre la mañana y tarde del 10 de diciembre, varias decenas de convictos, unos temerosos y otros, la mayoría, muy contentos. Todos escucharon los gritos de las Damas de Blanco pidiendo la libertad de los presos y vivas al respeto en Cuba de los Derechos Humanos. Lo cierto es que vuestra presencia creó un caos y temor entre los militares. Por eso mandaron a que pusieran la música a todo volumen ese día, para que los presos no escucharan vuestras demandas.

Recuerda. No acepto la deportación anexa al destierro, ni tampoco cambios de medidas cautelares (licencia extrapenal) que en modo alguno corresponden a la libertad a que se comprometieron los Castro en julio/2010.

Solamente aceptaré la libertad incondicional o el indulto. Después decidiré si abandono el país por mis propios medios, cuando lo desee y para donde lo estime. Mientras tanto… todo seguirá como hasta ahora.

Te amo. ¡Cuídate mucho! Sé que recibiste un golpe el día 9 de dic. Provocado por las “turbas”.

Tuyo,
Héctor


 Compartir 
 
 
 

Derechos de Autor - PayoLibre no reclama exclusividad de sus colaboradores. 

Autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.
 

Producido por Pablo Rodríguez Carvajal - payo@bellsouth.net - Copyright © 2003  PayoLibre.com
Miami, Florida, USA.  All rights reserved / Todos los derechos reservados