Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


 

Nació el 23 de diciembre de 1951. Es Licenciado en Geografía del Instituto Superior Pedagógico Rafael María Mendive de Pinar del Río.

Síntesis biográfica de Víctor Rolando Arroyo Carmona

Ya estuvo encarcelado en otras dos ocasiones. Su primera condena, en 1996, por la publicación no autorizada de "El Tabaco", un análisis crítico de los métodos de cultivo del tabaco en la provincia de Pinar del Río, cuna de los célebres "habanos".
El 14 de febrero de 2000 es encarcelado de nuevo, y lo condenaron a otra pena de seis meses por el delito de "acaparar bienes públicos", (figura jurídica en desuso tras la "dolarización" de la economía en 1998). En efecto, Arroyo había comprado, en los almacenes que cobran en divisas en Pinar del Río, algunos juguetes que iba a distribuir entre los niños pobres de la ciudad, en el marco del proyecto "Reyes Magos del milenio", una iniciativa financiada por la diáspora cubana para recuperar en la isla la tradicional celebración de la fiesta de los Reyes Magos. (Los juguetes, confiscados, nunca le fueron devueltos).
Víctor Rolando Arroyo es director de la Unión de Periodistas y Escritores Cubanos Independientes (UPECI) y también dirigía una de las bibliotecas independientes más importantes de Cuba (de la red "Proyecto Varela), con cerca de 5.000 volúmenes. Condenado a 26 años el 4 de abril de 2003, está cumpliendo la sentencia en la prision Combinado de Guantánamo al extremo sudoeste de Cuba, y distante 1074 Kilómetros de su familia que reside en Adela Ascuy No. 10 e/ 1ro de Mayo y Gerardo Medina, Pinar del Río. Está casado con la Sra. Elsa González Padrón.

Desterrado a España
Fecha de arribo: 7 de septiembre de 2010.

ARTICULOS:

Demandan asistencia para prisionero en Cuba

Denuncian situación de Víctor Rolando Arroyo Carmona
En huelga de hambre Víctor Rolando reclama trato humano
Presentan a reo de conciencia esposado ante familiares
Aunque el sabor en la boca sea amargo
Continúa movimiento de prisioneros de conciencia
Deficiente asistencia médica a Víctor Rolando Arroyo
Representante del pueblo
Golpean a prisionero político
Periodista preso sufre Latrocinio
Aplican más rigor carcelario a Víctor Rolando Arroyo
Jóvenes opositores cubanos ayudan a reo de los 75
Continúa preocupación por Víctor Rolando
Trasladado Arroyo a prisión de Holguín
Opositores ponen fin a huelga de hambre
Se deteriora salud de dos prisioneros políticos en Cuba

Trasladan a Víctor Rolando Arroyo Carmona y a Félix Navarro
A los Obispos de Cuba
ELLOS NO DEBEN MORIR
Informe día 2 de octubre - huelga de hambre
Informe día 1 de octubre - huelga de hambre
Al borde de la muerte disidente cubano en huelga de hambre
Cardenal Jaime Ortega pide que depongan huelga de hambre
Informe día 30 septiembre - huelga de hambre

SOS. "No seamos cómplices de otro crimen"
Informe día 29 septiembre - huelga de hambre
Celebran en Cuba actividad en protesta por la salud de Víctor Rolando Arroyo
La Unión Europea 'muy preocupada' por el estado de salud de tres presos políticos
Informe día 28 septiembre - huelga de hambre
Informe día 27 septiembre - huelga de hambre

Se nos muere Víctor Rolando Arroyo Carmona
Actualización de Informe sobre Víctor Rolando Arroyo Carmona
Informe sobre Víctor Rolando Arroyo Carmona

El CPJ preocupado por la salud de periodista preso en huelga de hambre
SIP responsabiliza a Cuba de salud de periodista
En prolongada huelga de hambre opositores presos en Cuba

Disidente cubano preso fue hospitalizado

Víctor Rolando Arroyo Carmona grave por huelga de hambre
Hospitalizado Arroyo Carmona en mal estado de salud
Más abuso contra Víctor Rolando en Guantánamo
No atienden reclamo de Víctor Rolando Arroyo
Demanda Arroyo cambio de carcelero
Ayuno en solidaridad con prisioneros de conciencia
En celda de castigo Víctor Rolando Arroyo
Decomisan ejemplar de Vitral a la esposa de Arroyo
Escribe Víctor Rolando Arroyo a su esposa

Motivos
Suspenden chequeo médico a Víctor Rolando Arroyo
Mi celda
Sin atención médica Víctor Rolando Arroyo
Devuelto a Guantánamo Víctor Rolando Arroyo
Resiste maltratos Víctor Rolando Arroyo
Someten a Víctor Rolando Arroyo a test psicológico
Arroyo en celda de castigo de nuevo
Familiares denuncian maltratos y falta de atención médica a periodistas encarcelados
“¡Esto hay que pararlo!”
Esposa de prisionero político denuncia agresión y maltrato en la Prisión de Guantánamo
Violan derechos a periodistas independientes presos
Rolando Arroyo Carmona: una víctima de los demonios gubernamentales
Incertidumbre por integridad de Víctor Rolando Arroyo
En huelga de hambre Víctor Rolando Arroyo
Hacinado en cárcel guantanamera Víctor Rolando Arroyo
Carta abierta a Felipe Pérez Roque
Restablecida la comunicación telefónica con prisioneros en Guantánamo
Esposa de Arroyo agradece gesto de prisioneros comunes

Desmiente a carceleros esposa del periodista encarcelado Arroyo
¿Quién desprecia a quién?
Dispersan y mezclan con comunes a prisioneros de conciencia

Sitúan a presos políticos junto a los comunes
Temen por la vida del periodista independiente Víctor Rolando Arroyo
Rechazan nuevas medidas prisioneros de conciencia
Víctor Rolando Arroyo en excelente estado anímico
Humillantes las visitas conyugales, señala la esposa de Arroyo
Sin atención médica Víctor Rolando Arroyo
En celda de castigo Víctor Rolando Arroyo
Mantiene sus principios en la cárcel Víctor Rolando Arroyo
Declaración de Elsa González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo
Arroyo condenado a 26 años y decomiso de bienes muebles
Envidiable el estado de ánimo de Arroyo, dice su esposa
Ratifican petición de cadena perpetua contra Víctor Rolando Arroyo
No serán olvidados


Causa #2: Documento de Sentencia.
Otros sentenciados en esta causa Horacio Julio Piña Borrego, Fidel Suárez Cruz y Eduardo Díaz Fleites.

Demandan asistencia para prisionero en Cuba
José Luis Ramos

2 de abril de 2010

(Radio Martí, 1 de abril) - La esposa del prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona, Elsa González Padrón, pidió al gobierno de Cuba que mejore las condiciones en las que se encuentra en la prisión Kilo 5 y Medio .

El periodista independiente, sentenciado a 26 años de privación de libertad en la Primavera Negra del 2003, tiene una situación de salud incompatible con las condiciones del encarcelamiento en que lo tienen las autoridades del penal.

La también Dama de Blanco dijo a Radio Martí estar muy preocupada por el deterioro físico de su esposo, ante la falta de asistencia médica y la indolencia de sus carceleros.

González Padrón agregó que su esposo carece en la prisión de los medicamentos que necesita para tratar las enfermedades que ha adquirido en los siete años que lleva cumpliendo condena.

La Dama de Blanco concluye que el caso de su esposo es un ejemplo de la injusticia y de las condiciones infrahumanas prevalecientes en las prisiones de la isla.

 

Denuncian situación de Víctor Rolando Arroyo Carmona

5 de junio de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – La Agenda para la Transición Cubana emite el presente documento a fin de denunciar la escandalosa situación que ha venido confrontando en las últimas semanas, en la Prisión de Kilómetro 5½, en Pinar del Río, nuestro hermano Víctor Rolando Arroyo Carmona, preso de conciencia perteneciente al tristemente célebre Grupo de los 75.

Según se ha conocido a través de la prensa independiente, el mencionado cautivo se vio forzado a declararse en huelga de hambre en protesta por el hecho de que, a pesar de sus múltiples solicitudes, no se le había prestado la asistencia médica que él necesitaba y reclamaba.

Sólo después de haber mantenido durante casi tres semanas esa forma de protesta desesperada es que las autoridades carcelarias han trasladado al referido preso político a la Sala de Penados del Hospital Abel Santamaría.

Según expresó la señora Elsa González Padrón, esposa de Arroyo Carmona, que pudo verlo en el día de anteayer, éste se encuentra “muy deteriorado”.

La Agenda para la Transición Cubana eleva su más enérgica protesta por la situación que confronta el referido hermano de lucha pacífica, y señala que esta situación constituye un ejemplo más de la enorme injusticia a la que se enfrentan los presos políticos cubanos, que permanecen encarcelados en condiciones crueles, inhumanas y degradantes, pese a que la mayor parte de ellos no ha hecho otra cosa que discrepar del régimen imperante y expresarlo de manera franca.

¡Libertad para Víctor Rolando Arroyo Carmona y los restantes presos políticos cubanos!

La Habana, 4 de junio de 2009.

En nombre de la Agenda para la Transición Cubana:

Félix Bonne Carcassés
Francisco Chaviano González
Gisela Delgado Sablón
René Gómez Manzano

 

En huelga de hambre Víctor Rolando reclama trato humano

Mayra Enríquez

28 de mayo de 2009 – PayoLibre

“Ayúdenme a que el mundo sepa…”. Elsa González Padrón, Dama de Blanco y esposa del periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona, ha manifestado en conversación telefónica que quiere que, en el mundo libre, se sepa que su esposo se ha declarado en huelga de hambre como protesta a los maltratos, al hacinamiento, a la falta de atención médica, de agua potable, de comida en buen estado…. “Él quiere que le respeten su condición humana, que cesen los abusos”

Las condiciones en la prisión Kilo 5 y medio, donde se encuentra recluido Víctor Rolando, son infernales, y aun peores para los prisioneros de conciencia y políticos. Elsa insiste en que a Víctor no le ha quedado más opción que recurrir a la huelga de hambre para que sus derechos humanos más elementales les sean respetados.

Víctor Rolando es uno de los 75 prisioneros de la Primavera de Cuba; fue condenado a 26 años de cárcel. Esta ha sido, como tantas otras, una condena injusta, un acto de brutal represión, un castigo por haberse atrevido a comportar como un hombre libre, por manifestar su desacuerdo y señalar las injusticias y la corrupción del régimen Castrista, un intento de doblegar la postura valiente de un hombre al que no han podido someter al terror. Víctor cumple hoy 12 días en huelga.

 

Presentan a reo de conciencia esposado ante familiares
Eduardo León López

27 de abril de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona es presentado esposado ante sus familiares en sus correspondientes visitas, según comunicó a Hermanos Unidos (HU) Elsa González Padrón, esposa del reo.

La señora González en la llamada de apoyo espiritual HU dedicada al prisionero de conciencia el pasado 14 de abril dijo: “Es cruel y doloroso para la familia verlo en esas condiciones, fuera de la prisión no es un peligro, dentro lo es mucho menos”.

Añadió la esposa que esta retomada actitud ocurría en el año 2003, cuando fue encarcelado.

Elsa puso como ejemplo lo acontecido en la visita del pasado 3 de febrero, cuando la familia al ir a saludarlo, Víctor no se movía, hasta que le planteó al oficial, llamado Alejandro, que si tenía que atender a su familia con las manos atadas a la cintura.

Agregó la Sra. González Padrón, que a los 6 prisioneros de conciencia del Grupo de los 75, confinados en Kilo 5 ½, su esposo incluido, no se les permitió asistir el día 11 de abril a la misa que diera el padre Carballo en la prisión. Como motivo de la prohibición se expuso la negación del uso del uniforme penitenciario por parte de los 6 opositores.

Otro señalamiento realizado por la esposa del reo de conciencia, fue el aumento del tiempo entre visitas, el cual ahora es cada dos meses, después de haber sido cada 45 días.

Víctor Rolando Arroyo Carmona fue condenado a 26 años de prisión en la primavera de Cuba de 2003. Está recluido en la prisión Kilo 5 ½ en la provincia Pinar del Río.

Elsa González Padrón reside en Calle C #14 Alto, e/ Antonio Tarafa y Primera, reparto Jacinto, Pinar del Río, Cuba.

Eduardo León López es el presidente de la agrupación Hermanos Unidos.

 

Aunque el sabor en la boca sea amargo

Elsa González Padrón, esposa del prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona, explica y hace pública su carta.

31 de octubre de 2008

Pinar del Río, Cuba – www.PayoLibre.com – Esta es una carta personal. La hago pública para que el mundo conozca lo que sucedió, lo que él (Víctor Rolando Arroyo Carmona, prisionero de conciencia) sufrió y como se sintió y siente con respecto a esas personas que lo agredieron y a los que lo mandaron a agredir también.

El 4 de septiembre Víctor llama y cuando estamos conversando escucho una voz que le dice: “¡Que cuelgue!”, “¡Oye que cuelgue!”. Y él le dice: “Son 25 minutos, sólo he hablado 15, recuerde que comencé a las 3 menos cuarto, son las 3, me quedan 10 minutos”. Yo le digo, “mira no te dejes provocar, vamos a seguir conversando”, pensando que es un oficial. Y siento que la voz dice: “¡Oye que cuelgue!”, entonces él le responde: ¡Qué dices! Y cae la llamada. Yo no sé que sucedió después, porque el próximo viernes no llamó, entonces supimos por otros reclusos que no era un oficial, que eran dos reclusos que entraron a la cabina.

Allí, donde están los teléfonos, hay una reja que el oficial que lo lleva, que fue el capitán Osmany, debe cerrar con candado para que el reo converse y abrirla cuando va a buscarlo. Al oficial se le ‘olvidó’ poner el candado, entraron esos reclusos y entonces le dieron golpes. A continuación, íntegramente, la carta:


Pinar del Río, 7 de septiembre del 2008 (Prisión Provincial Kilo 5 ½)

Sra. Elsa González Padrón

Mi tan necesitada chiquitica:

Aún adolorido y sin cicatrizar mis heridas te escribo. Lejos de sentir rencor u odio, me siento plenamente realizado. Todo lo que acontece reafirma que no fue ni precipitada ni errada mi decisión de años atrás de asumir este camino cuajado de penas y riesgos, pero que nos da momentos de infinita satisfacción, aunque el sabor que tengamos en la boca sea amargo.

Nunca pensé que llevaría con tanto orgullo estos hematomas en mi rostro. Sabes, en estos días he pensado mucho en personas como Gandhi, Luther King y Mandela. No es lo mismo leer sus versiones de momentos extremos, que vivir en carne propia algo similar. Pero es real que se aprende y se logra contener los instintos de responder de igual forma, y seguir siendo el animal irracional al que en algún momento esperaran convertir. ¿Por qué ocurren cosas así? Sin lugar a dudas: frustración, desespero, pérdida del control, y por sobre todo ausencia total de valores éticos. ¿A caso vamos camino a nuevos eventos de desenfrenos? Pienso que sí.

Nada aquí es fortuito, todo lo que ocurre es premeditado. Y aun más en mi caso particular. Cuando ocurrían los eventos sentí una total calma y me embargó un sentimiento de pena por aquellos que, confabulados, actuaban como una farra desenfrenada.

Apenas unos días antes aparecía en el diario oficial Granma, día primero, una frase que decía que nunca habíamos sido sometido a ultrajes personales e inhumanos. ¡Que ironía! ¿Cuánto silencio se puede lograr por la fuerza bruta? ¿Cuánta similitud a eventos similares tan criticados? ¿Cuánto parecido hay entre estas personas y aquellas que años atrás se decían defensores de sus verdades?

Sería ingenuo decirte que no te preocupes. Realmente vivo en un margen de peligro real, pero no temo. Sabia desde el principio que llegarían momentos así. Si relees algunas de mis cartas, te hablaba de ello. Ya hoy ese vendaval está sobre nosotros, lo enfrentamos y soportamos sin temor y con dignidad. Si mis momentos de angustia sirven para desenmascarar a quienes dicen una cosa y hacen otra, haría como los antiguos espartanos: me echaría yo mismo el fuego, con una esplendida sonrisa.

Hemos llegado hasta aquí por un camino nada fácil. Aun el tramo es largo y no exento de contratiempos. Pidamos a Dios, no que nos evite los contratiempos, sino que nos dé la lucidez para vivirlos con una profunda fe, y que podamos cerrar nuestro corazón al odio y a la venganza, y al rencor.

Cuídate junto a nuestros hijos.
Besos, muchos besos,

Víctor Rolando Arroyo Carmona

(Prisión Provincial Kilo 5 ½, Pinar del Río, condenado a 26 años de prisión en la ola represiva del 2003)

 

Continúa movimiento de prisioneros de conciencia
Tania Maceda Guerra

25 de agosto de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – El periodista independiente Víctor Rolando Arroyo Carmona fue trasladado el pasado 21 de agosto desde la prisión Cuba Sí, de Holguín, para una prisión en Pinar del Río y Leonel Grave de Peralta el día 18, desde Canaleta, en Ciego de Ávila, para el régimen máxima severidad de Boniato, en Santiago de Cuba.

Con estos traslados el gobierno cubano sitúa a los prisioneros de conciencia del Grupo de los 75 en centros carcelarios más próximos a sus viviendas. Ya otros reos habían sido movidos en días pasados.

A Alfredo Felipe Fuentes, en horas de la mañana del 15 de agosto, lo trasladaron desde la prisión La Preventiva, en Pinar del Río, para el régimen severo de Güanajay, en provincia Habana, y a Mijail Barzaga Lugo para la prisión Habanera 1580, desde Agüica, Matanzas, el pasado 9 de agosto.

Autoridades carcelarias dijeron que en breve llevaran para Las Tunas a Reinaldo Labrada Peña, quien se encuentra actualmente en la prisión de Boniato, en Santiago de Cuba.

Estos reos llevan 5 años y medio encarcelados a distancias de hasta más de mil kilómetros de sus viviendas, medidas que según el parecer de la Dama de Blanco Laura Pollán, van dirigidas contra los familiares de los reos.

Por otra parte, Juan Bermúdez Toranzo, prisionero de conciencia que no pertenece al grupo de los 75, lo trasladaron el 12 de agosto de Ciego de Ávila para la prisión “El Pre” de Santa Clara, Villa Clara, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Deficiente asistencia médica a Víctor Rolando Arroyo
Juan Carlos Linares Balmaseda

12 de junio de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – El periodista independiente Víctor Rolando Arroyo Carmona, condenado a 26 años en marzo de 2003, lleva meses a la espera de un estomatólogo para dos de sus dientes superiores que se le partieron.

Elsa González, la esposa del recluso político, denunció que Arroyo tenía un diente partido y que hace cuestión de tres meses se le partió otro.

Después de muchas reclamaciones las autoridades carcelarias de la Prisión Provincial de Holguín autorizaron a los servicios médicos de dicha prisión efectuarle una impresión bucal.

“La impresión se la realizaron hace más de un mes, sin que hasta la fecha se le haya dado solución a su malestar”, ahondó la señora González desde la Provincia de Pinar del Río vía telefónica.

Otro conflicto que afecta al corresponsal de 56 años de edad encarcelado está relacionado con la hipertensión arterial que padece.

Generalmente las autoridades sanitarias de la prisión justifican que por la carencia de esfigmomanómetro no pueden verificar de forma cotidiana la actividad cardiaca de los reclusos enfermos, sin embargo cuando en repetidas visitas la señora González le ha llevado uno para Arroyo los carceleros le rechazan el equipo.

 

“Representante del pueblo”

Mayra Enríquez / PayoLibre

27 de marzo de 2007

A todos aquellos que no han perdido la voluntad de oponerse a la arbitrariedad y a la mentira, ¡qué se cumplan vuestros sueños!”, Václav Havel

–No dejaremos que Ud. vaya a la Habana–. Fue la amenaza del agente de Seguridad del Estado que se personó en la casa de Elsa González Padrón, esposa del prisionero de conciencia y periodista independiente Víctor Rolando Arroyo Carmona, el pasado viernes, día 17 de marzo, y se identifico´ solamente como un “Representante del Pueblo”.

–Ud. no irá La Habana, porque se reuniría con grupos de contrarrevolucionarios y no se lo vamos a permitir.

–Yo tengo derecho a ir y a manifestarme en contra a la encarcelación de mi esposo– le responde Elsa–. ¿Que me harán si voy de todas formas?

–No le vamos a pegar, no se preocupe…, pero le impediremos que vaya por los medios que sean necesarios, la vamos a estar vigilando todo el tiempo y Ud. no irá a La Habana.

Luego de esta visita y durante todo el fin de de semana en que se celebraron en La Habana los actos de protesta pacífica organizados por las Damas de Blanco, la vivienda de Elsa González Padrón se mantuvo vigilada por la policía política.

Según Elsa, esta no es la primera vez que se le ha impedido viajar a La Habana. Ella conoce de los métodos de “persuasión” y de represión que suelen utilizar los agentes de Seguridad, so´lo que esta vez llegaron tan lejos en sus tácticas de intimidación como para mencionarle a su hijo, que estudia y vive en La Habana. La amenazaron con que si, insistía en viajar, eso le perjudicaría mucho a su hijo en sus estudios y también a Víctor Rolando en la prisión.

Elsa González Padrón, Dama de Blanco, mujer valiente y leal, no pudo estar junto con el resto de las mujeres que recorrieron las calles de La Habana con gladiolos en las manos reclamando la liberación de sus esposos, hijos y padres. No le pegaron, pero, le impidieron ejercer su derecho de viajar. Aún así, Elsa no se da por vencida y suen~a con el día de la liberación de Víctor.

Golpean a prisionero político

Juan Carlos Linares Balmaseda

22 de febrero de 2007

La Habana – www.PayoLibre.comVíctor Rolando Arroyo Carmona, preso político y uno de los 75 disidentes encarcelados en marzo del 2003, fue golpeado por un oficial carcelero cuando salía del comedor de la prisión el Yayal en la provincia de Holguín, denunció vía telefónica Elsa González Padrón, esposa del recluso, desde Pinar del Río, provincia de residencia de los cónyuges.

El incidente ocurrió el pasado 6 de febrero alrededor de las 11 de la mañana, en el momento en que Arroyo salía del comedor con el almuerzo para ingerirlo en su cubículo. Entonces el carcelero, un oficial con grado de mayor y conocido por Juan Ramón Leiva, le inquirió que a donde iba. Arroyo le respondió que estaba autorizado por la dirección del penal a ingerir lentamente la comida debido a su mal estado de salud. Cuando Arroyo se volteó el mayor le dio un puñetazo en la cabeza que lo tendió en el piso y continuó pateándolo en el suelo y pisoteándole los espejuelos y la comida.

Tras el incidente llevaron a Arroyo para una oficina y allí lo tuvieron hasta la tarde en que fue sacado y llevado a su galera sin explicación alguna.

El día 9 lo llevaron a la oficina del jefe penitenciario Mayor Braudilio, donde lo esperaba una decena de militares uniformados. Contrario a lo que creía Arroyo que debía ser: darle una explicación por la brutalidad con que fue tratado, el mayor comenzó a ofenderlo, diciéndole que la falta de respeto había sido suya, y también le dijo:

“Estamos muy satisfecho pues tienes echado 26 años, estás bien lejos de tu madre y de tu esposa, y las visitas familiares te las pusimos bien espaciadas. Y otra cosa –dijo el oficial–, aquí no te tocan las llamadas telefónicas, eso es un regalo del gobierno”.

Después de este incidente Víctor Rolando Arroyo Carmona se plantó en huelga 6 días sin comer, pero desistió debido a sus secuelas crónicas dejadas por la huelga anterior meses atrás.

No se tomó ninguna medida contra el oficial que lo golpeó, sin embargo, en la semana siguiente, un oficial de la contrainteligencia, que atiende esta prisión, se reunió con Arroyo, y entre otras cosas, le dijo:”no entiendo por qué te golpearon, pues tu eres un buen recluso, disciplinado y respetuoso”.


Periodista preso sufre Latrocinio
Por Juan Carlos Linares Balmaseda

17 de septiembre de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – El periodista Víctor Rolando Arroyo está siendo víctima de robos en la cárcel Cuba Sí, provincia Holguín, donde lo tienen extinguiendo una condena de 26 años por criticar al régimen de Fidel Castro.

Desde la provincia Pinar del Río su esposa Elsa González Padrón informa vía telefónica que esto puede ser otra maniobra del régimen mediante el personal carcelario y algunos reclusos colaboradores para hostigarlo como en otras veces anteriores.

“Lo raro de todo es que en esa galera nadie vea nada”, especifica la esposa.

Al convicto periodista le rompen el candado y le hurtan los pocos alimentos que posee, y a pesar de sus reiteradas denuncias a la jerarquía penal no ha recibido contestas.

Aplican más rigor carcelario a Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, Cuba - 17 de febrero (www.cubanet.org) - El rigor carcelario para el periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo aumentó cuando a su esposa, Elsa González, le comunicaron que el período de las visitas familiares aumentará de 3 a 4 meses.

Arroyo, de 56 años, cumple una sentencia de 26 años por ejercer su derecho a la libre expresión. Fue detenido, juzgado y encarcelado durante la primavera de 2003. En la actualidad se encuentra en la prisión Cuba sí, en la provincia Holguín.

González informó que no se explica la razón de esta nueva escalada de castigo impuesta a su esposo, pues a Arroyo siempre lo han mantenido en un régimen de máxima severidad.

Víctor Rolando es el prisionero político más alejado de sus familiares, quienes residen en la provincia Pinar del Río, al otro extremo de la isla.

Las visitas conyugales, según informó la señora González, se realizan cada cinco meses durante tres horas. También los alimentos le fueron limitados a 30 libras.

Jóvenes opositores cubanos ayudan a reo de los 75
Por Roberto Santana Rodríguez

22 de noviembre de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – La Unión de Jóvenes Democráticos de Cuba, con sede en Candelaria, Pinar del Río, entregó el 19 de noviembre pasado, ayuda humanitaria recolectada entre su membresía al preso de los 75 Víctor Rolando Arroyo Carmona, representado por su esposa la señora Elsa González Padrón, informó Alberto Hernández, presidente de la organización.

Según Hernández, en la entrega solidaria, que consistió en mil pesos (moneda nacional), así como ropa, aseo personal, y alimentos, participó una representación de los 79 jóvenes que colaboraron con el proyecto, de los 130 que cuenta en total la organización pacifica, entre los que se destacó la presencia de Manuel González, su vicepresidente.

Visiblemente emocionada la esposa de Arroyo Carmona recibió el donativo pronunciando las siguientes palabras en el acta de entrega: “no existen palabras para agradecerles, sólo Dios puede saber y devolver”.

Además, Hernández indicó que se han propuesto realizar otra colecta para ayudar, esta vez, al preso político Eduardo Díaz Fleitas, también natural de Pinar del Río, la provincia más occidental de Cuba.

La Unión de Jóvenes Democráticos de Cuba surgió el 4 de junio de 1995. Su sede radica en calle 3519, e/ 35 y 37, Candelaria, Pinar del Río, y cuenta con membresía, además, en San Cristóbal y en el habanero municipio de Artemisa.

Continúa preocupación por Víctor Rolando
Denuncia Elsa González Padrón

1 de noviembre de 2005

Pinar del Río, Cuba – www.PayoLibre.com – Yo, Elsa González Padrón, esposa del periodista y sindicalista independiente Víctor Rolando Arroyo Carmona, sigo muy preocupada por su estado de salud, considerando que ha existido con él ensañamiento, por parte de las autoridades.

Todavía están en mi mente las condiciones dantescas en que tuvo que vivir mi esposo en la prisión provincial de Guantánamo, donde algunos presos comunes me dijeron, durante la visita del mes de agosto de este año, que “El Político” –como le llaman– no cabía en la celda de castigo ni acostado, pues habían visto de lejos cuando lo entraban y sacaban de la misma.

En la actualidad, está en el destacamento de la Prisión Cuba Sí, conocida por La Yaya, sita en el kilómetro 6 ½, Carretera de San Germán, provincia de Holguín.

Arroyo no se encuentra en la enfermería, no le han hecho chequeo médico, ni tiene tratamiento médico, sólo toma el atenolol, para la hipertensión, multivitaminas y un antinflamatorio.

Cuando estuvo en el hospital de Holguín lo visitaba un médico intensivista; sin embargo, ahora no tiene asistencia médica.

Víctor Rolando Arroyo va a cumplir 3 años en prisión y las leyes cubanas no respetan los acuerdos de la ONU, que exigen que el condenado cumpla en la región donde vive.

Mi esposo sigue en la región oriental del país y nosotros vivimos en Pinar del Río, la provincia más occidental. Su madre, Marta Carmona, de 78 años de edad, recientemente fue operada de un carcinoma. Ella no halla consuelo con esta lejanía, sin poder ver a su hijo.

Yo, por mi parte, estoy mal de salud. He perdido mucho peso y solo el amor que siento por Arroyo, y la preocupación –que solo se me alivia cuando lo veo–, me ayudan a hacer ese viaje tan largo e incómodo.

El Oficial Samper no da respuesta satisfactoria en cuanto a acercar a Arroyo a su provincia de origen, o al menos al occidente de la Isla.

Es preocupante, además, que con lo depauperado que está mi esposo se le haya cancelado las dietas reforzadas de yogurt y leche.

Suplico a todas las personas de buena voluntad, a todas las instituciones nacionales e internaciones, que se solidaricen con Arroyo, Para que pueda estar en su hogar, junto a sus seres queridos, para que pueda recibir todos los cuidados que necesita realmente.

Tengo la próxima visita el 4 de noviembre, por cuestiones de lejanía quisiera que si se comunicaran conmigo fuese a partir del día 10 de noviembre, a esta dirección:


Calle C no. 14 (altos), entre Antonio Tarafa y Ramona
Reparto Jacinto, Pinar del Río.
Teléfono 0-82- 75 4241.

Gracias

Sra. Elsa González Padrón
Esposa de Víctor Rolando Arroyo.

Trasladado Arroyo a prisión de Holguín

LA HABANA, Cuba - 17 de octubre (Juan Carlos Linares Balmaseda / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo, condenado a 26 años de prisión, aún convaleciente de una huelga de hambre que se prolongó durante 24 días, fue trasladado a la prisión Cuba Sí, en la provincia Holguín.

Arroyo fue ingresado hace diez días en el hospital provincial Lenin, de la mencionada provincia, donde se recuperaba en la sala de penados de los efectos de la huelga que lo puso entre la vida y la muerte. La esposa de Arroyo, Elsa González, llamó por teléfono el 14 de octubre al hospital y fue sorprendida con la noticia del traslado de su esposo a la prisión Cuba Sí.

Arroyo terminó la huelga con la salud muy deteriorada, según el parte del equipo médico que lo atendió. El periodista independiente provenía de la prisión provincial de Guantánamo, lugar en que inició la huelga. Llegó al hospital Lenin en un estado muy crítico: notable pérdida de peso, deshidratación aguda, presión arterial inestable, deficientes funciones renales y disociación mental.

Explica la señora González que en el hospital Lenin le prometieron que Arroyo recibiría un tratamiento decoroso y humano. "Ahora incumplen enviándolo de vuelta a otra prisión, cuando debería estar ingresado en un hospital", enfatizó.

Arroyo inició la huelga de hambre para exigir que le cambiaran al carcelero que lo atendía personalmente y le hacía la vida imposible; y que lo trasladaran de prisión. Holguín se encuentra a 900 kilómetros de la provincia Pinar del Río, su lugar de residencia.

La familia de Arroyo comenzará a gestionar ante las autoridades penitenciarias el acercamiento del preso de conciencia a una prisión de Pinar del Río, o al menos de Ciudad de La Habana, y que se le conmute el régimen penal.

El reglamento penal establece que después que el recluso cumpla dos años en un régimen de "máxima severidad": visitas familiares de dos horas cada tres meses, visitas conyugales cada cinco meses durante tres horas, y prisiones distantes de su domicilio, tiene derecho a pasar al régimen inmediato inferior, el de "severidad", que contempla visitas familiares de dos horas cada dos meses, visitas conyugales de tres horas cada tres meses, y acercamiento al lugar donde reside, además del aumento de dos a tres personas por visita. Arroyo lleva preso dos años y siete meses, y continúa en régimen de "máxima seguridad".

En los días que Arroyo permaneció ingresado en el hospital Lenin en una pequeña celda junto a un preso común, le tomaron placas, le hicieron análisis, ultrasonidos, pero nunca mostraron los resultados a la familia. No obstante, de forma extraoficial se supo que en un fondo de ojo que le practicaron notaron dos lesiones en cada uno de los ojos, y que el cuadro diabético se le intensificó como consecuencia de la huelga.

Opositores ponen fin a huelga de hambre

PABLO ALFONSO / Oct. 08, 2005
El Nuevo Herald

Los presos políticos cubanos Víctor Arroyo y Félix Navarro suspendieron el pasado martes y miércoles, respectivamente, una huelga de hambre que mantuvieron por alrededor de tres semanas, luego de lograr la promesa de mejoras en las condiciones de encarcelamiento, informaron familiares desde la isla.

Ambos prisioneros estuvieron recluidos en la prisión provincial de Guantánamo, hasta que el lunes, Arroyo fue trasladado a Holguín y Navarro a Bayamo, en un aparente intento de las autoridades de buscar una solución a la huelga de hambre que los opositores habían iniciado en protesta por los mal tratos recibidos en Guantánamo por parte de un oficial identificado como, Juan Armesto Vela.

Arroyo, de 54 años condenado a 26 años, cumplió 24 días de huelga de hambre; mientras que Navarro, de 52 años y con 25 de condena, estuvo 21 días en ayuno.

La esposa de Arroyo, Elsa González, dijo que el martes 4 de octubre pudo visitar a su esposo durante 15 minutos, y aunque lo encontró muy debilitado confían en su pronta recuperación ahora, luego que comenzó a recibir los tratamientos médicos adecuados.

Según González los médicos le dijeron que cuando Arroyo llegó al Hospital Provincial de Holguín el lunes, deliraba y creía que todavía se encontraba en Guantánamo.

''Sólo tras comprobar que, efectivamente, lo habían trasladado, aceptó una transfusión de sangre, y puso fin a la huelga'', indicó González.


Se deteriora salud de dos prisioneros políticos en Cuba

PABLO ALFONSO

El Nuevo Herald / Oct. 04, 2005

Los prisioneros cubanos de conciencia, Víctor Rolando Arroyo Carmona y Félix Navarro Rodríguez, ambos en huelga de hambre, fueron trasladados ayer por la mañana desde la sala de penados del Hospital Provincial de Guantánamo a otras provincias, luego de agravarse drásticamente su estado de salud, informaron fuentes familiares desde Cuba.

''Según el Teniente Coronel Reynaldo, Víctor y Félix, fueron trasladados a Holguín y Bayamo, respectivamente'', relató Elsa González, quien se encontraba en el hospital en el momento del traslado, junto a Saylí, la hija de Navarro.

González, quien habló por teléfono ayer con la activista Mayra Enríquez en Miami, dijo que el oficial del Ministerio del Interior, le informó que los huelguistas continuaban negándose a recibir medicamentos o asistencia médica, mientras estuvieran en la prisión de Guantánamo.

Arroyo, condenado a 26 años, cumple hoy martes 25 días en huelga de hambre, mientras que Navarro, condenado a 25, cumple 19 días. Ambos se declararon en huelga en protesta por los maltratos en la prisión Provincial de Guantánamo y en demanda de una investigación de las altas autoridades del país sobre los abusos que han denunciado.

Los familiares de los huelguistas pudieron observar cuando salían del hospital de Guantánamo. Navarro, caminó entre dos oficiales, que lo introdujeron en un carro celda, conocido como 'jaula' y que partió del lugar escoltado por varios vehículos militares.

''Luego salió Víctor, también caminando, muy despacio, muy débil ya. Tuvo que bajar unos escalones, se detuvo un poco para medir sus pasos y en ese momento levantó la vista y nos vio, sonrió e hizo un breve saludo con la mano'', explicó González.

González y Saylí la hija de Navarro, se reunieron el sábado por la tarde con un oficial del Ministerio del Interior en Guantánamo como estaba previsto, pero lo único que lograron en ese encuentro fue una promesa de que ``el caso se había elevado a las instancias más altas, correspondientes''.

''No se preocupe la Revolución no va a dejar que se muera'', manifestó el oficial citado por González quien respondió: ''Soy yo la que no va a dejar que se muera''. ¿Cómo espera que pueda confiar en lo que me dice si han pasado todos estos días y no han hecho nada, si a estas alturas el sistema inmunológico de Víctor casi no existe y las condiciones de higiene del Hospital son las peores?.

Víctor puede morir en cualquier momento. Ustedes juegan con la vida de dos hombres inocentes'', dijo González.

Con el traslado de los huelguistas a otras prisiones podría abrirse la posibilidad de que estos acepten recibir asistencia médica y encontrar una salida a la crisis.

''Lo que importa ahora es que los atiendan'', afirmó González. ''Ahora empieza otra batalla, la de asegurarnos que tienen asistencia médica, que nos los dejen ver. Seguimos necesitando apoyo y oraciones. Agradecemos toda la solidaridad, sigan apoyándonos, por favor'', añadió.

Trasladan a Víctor Rolando Arroyo Carmona y a Félix Navarro

Víctor Rolando Arroyo Carmona – Félix Navarro Informe día 3 de octubre, 2005
Por Mercedes L. García

! Hoy se cumplen 24 días de huelga de hambre para Arroyo y 19 para Navarro!

Según informa Elsa América González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo, durante el día de ayer ella tuvo el presentimiento de que hoy algo iba a suceder.

Indicó, mediante conversación telefónica, que cuando ella, Sonia y Saylí llegaron muy temprano en la mañana de hoy al hospital, se encontraron con que el mismo estaba en estado de sitio. Había militares y policías por todas partes, un despliegue impresionante de hombres armados. La primera cara identificable que vieron fue la del Teniente Coronel Reynaldo quien les dio la noticia sobre el inminente traslado de Víctor y Félix. Víctor Rolando Arrollo Carmona, será trasladado a Holguín, mientras que Félix Navarro, por su parte, será trasladado a Bayamo.

Al ser cuestionadas las autoridades médicas sobre si les habían administrado algún medicamento, la contestación fue que “no”. Ellos se negaron, “mientras estuvieran allí, no aceptarían ninguna asistencia médica”. Aun no se sabe a ciencia cierta a cuál hospital, si alguno, fueron trasladados. Elsa informa que al ellas preguntar, la respuesta obtenida fue “No lo sé”.

A partir de ese momento, las condujeron a un pasillo donde se les acercó Chediack quien se reiteró en la negativa de decirles hacia donde los trasladaban y añadió: “eso, tendrán que averiguarlo ustedes”. Tampoco se les pudo informar sobre qué clase de atención médica recibirían, si alguna; solo añadió, “pero les aseguro que estarán atendidos”.

Desde el lugar al cual las condujeron pudieron observar cuando sacaron a Félix, caminando entre dos oficiales. Félix no miró a su alrededor y subió a una jaula penal, la cual partió de inmediato escoltados por varios vehículos militares.

Acto seguido salió Víctor, también caminando, muy despacio, mostrando ya su debilidad física. Al comenzar a bajar unos escalones, se detuvo un poco para medir sus pasos y en ese momento levantó la vista, las vio, les sonrió y les hizo un breve saludo con la mano. En este caso, el vehículo para transportarlo fue una ambulancia civil, e igualmente salieron a toda velocidad, escoltados también por varios carros y con las sirenas de la ambulancia activadas.

Cabe destacar que existe la preocupación por Félix quien se fue de allí sin estar acompañado por médico alguno.

Elsa González Padrón envía un mensaje a todos en el sentido de que esto aun no ha terminado. “Ahora es necesario asegurarnos que estén siendo debidamente atendidos”. Ella teme que el color amarillo evidente en Víctor sea indicio de algún padecimiento hepático.

Mañana estará Elsa en Holguín, mientras que Sonia y Saylí se trasladarán a Bayamo.

Según expresaron, se le enviará una carta al Jefe de Estado solicitándole que dé respuesta a las demandas de la Unión Europea. Estos prisioneros de conciencia deberían estar ya trasladados a las provincias occidentales como fue acordado cuando los encarcelaron en marzo del 2003. A este respecto, sin embargo, Elsa aclara: “Yo no cambio la vida de Víctor por un lugar, o sea, fuera de Guantánamo, donde sea”.

Termina su comunicación de hoy diciendo “Lo que importa ahora es que los atiendan. Ahora empieza otra batalla, la de asegurarnos que están recibiendo asistencia médica, que nos los dejen ver, que nos informen de cómo están. Y añade que, “Seguimos necesitando apoyo y oraciones. Agradecemos toda la solidaridad, sigan apoyándonos, por favor”

Información obtenida por Mayra Enríquez mediante conversación telefónica con Elsa América González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo.

Al borde de la muerte disidente cubano en huelga de hambre

PABLO ALFONSO
El Nuevo Herald / Oct. 02, 2005

El periodista independiente Víctor Rolando Arroyo, de 54 años, podría morir en las próximas horas si continúa la huelga de hambre que comenzó hace 23 días y persiste en su negativa a recibir tratamientos médicos, pese a su grave estado de salud.

Ese es el desenlace que describe con temor y angustia su esposa, Elsa González Padrón, quien mantiene desde Guantánamo una constante comunicación telefónica con la activista de derechos humanos Mayra Enríquez, residente en Miami.

''El doctor Alexis me dijo que se mantiene lúcido, pero que hoy lo había encontrado ensimismado, pensativo'', dijo González ayer por la mañana.

Añadió que ha pedido a las autoridades del Ministerio del Interior que le permitan ver a Arroyo antes de que pierda de nuevo la conciencia, pero no ha recibido respuesta.

La hija de Arroyo, Dayrelis, debía llegar ayer por la noche a Guantánamo desde Pinar del Río, donde reside la familia, para estar junto a su padre.

Arroyo, condenado a 26 años de cárcel en el 2003, está recluido en la sala de penados del Hospital Provincial de Guantánamo, en donde fue internado a causa de su deteriorada salud. El prisionero de conciencia se declaró en huelga de hambre en protesta por los malos tratos que practican los carceleros de la prisión de Guantánamo. Pocos días después, en solidaridad con Arroyo, se declaró también en huelga de hambre el prisionero de conciencia Félix Navarro, de 52 años, quien cumple hoy 18 días en huelga.

Tanto Arroyo como Navarro, condenado a 25 años, forman parte del llamado Grupo de los 75, opositores y periodistas independientes que el régimen de Fidel Castro sancionó a largas penas de cárcel en la primavera del 2003.

Un oficial del Departamento de Atención a la Población del Ministerio del Interior de Guantánamo tenía citada una reunión para el mediodía de ayer con familiares de los huelguistas.

''En esa entrevista espero tener respuesta de la investigación que se ha pedido como consecuencia de las demandas de Víctor y Félix'', dijo González. ''Voy con esperanza, pero también preparada para escuchar la frase de siempre: mañana, mañana'', añadió.

A la entrevista, fueron citadas también Sonia Álvarez Campillo y Saylí Navarro, la esposa e hija de Navarro.

Al cierre de esta edición todavía se desconocían los resultados del encuentro.

Las esposas de los huelguistas llamaron el viernes por la noche en La Habana a Laura Pollán, integrante de las Damas de Blanco, para agradecerles sus oraciones y el apoyo expresado en favor de los prisioneros de conciencia.

''A los cubanos de esa orilla (Miami) les agradecemos también sus oraciones y la sensibilidad que han demostrado'', dijo González. ''La causa por la que Víctor y Félix luchan es justa. Es para que otras personas no sean víctimas como ellos lo han sido de tantos atropellos, oren mucho por ellos y también por nosotros, porque en estos momentos la fe es lo único que nos sostiene. Oren para que Dios toque los corazones de los gobernantes y se haga justicia'', agregó.

© 2005 El Nuevo Herald

Cardenal Jaime Ortega pide que depongan huelga de hambre

ANSA / Bitácora Cubana

La Habana, 1 de octubre de 2005

El cardenal Jaime Ortega, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, exhortó hoy a dos opositores a que pongan fin a una huelga de hambre de varios días en protesta por sus condiciones carcelarias e instó al Gobierno a hacer lo posible para que concluya esa situación.

Aunque aclaró que "como cristiano" rechaza un método de protesta que arriesga la vida, Ortega dijo comprender la desesperación y angustia que pudo conducirlos a la decisión.

"Si ellos me pudieran oír les haría un llamado para que dejaran la huelga de hambre, y si las autoridades también tienen acceso a esto pues diría que hay que procurar de cualquier modo muy humano que estas personas se alimenten y dejen esa huelga", dijo a la prensa Ortega, arzobispo de La Habana.

El prelado manifestó su preocupación por la salud de Víctor Arroyo y Félix Navarro, del grupo de los 75 disidentes encarcelados en marzo de 2003, desde hace días en huelga de hambre en reclamo por sus condiciones carcelarias.

"Ninguna causa justifica que uno ponga en riesgo la vida", agregó el religioso.

Víctor Rolando Arroyo Carmona – Informe día 30 septiembre

Bitácora Cubana

! Hoy se cumplen 21 días de huelga de hambre para Arroyo y 16 para Navarro!

Elsa América González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo, informó que en la tarde del Viernes se entrevistó con el Dr. Alexis, éste le comentó que Víctor se mantenía lúcido pero que lo “había encontrado ensimismado y pensativo”. Elsa, que dentro de su dolor aun conserva la chispa cubana, comentó que, “yo se que estaba pensando en mí”, dicho esto con una entonación coqueta.

Para la mañana del sábado tienen pautada una entrevista con un oficial del MININT del Departamento de Atención a la Población, a la que también están supuestas a asistir Sonia y Saylí, esposa e hija respectivamente de Félix Navarro. Expresó estar esperanzada en obtener una respuesta sobre la investigación que se supone estén llevando a cabo las autoridades sobre las demandas de Víctor y de Félix. No obstante, expresa que también está preparada para recibir otra decepción.

Esta preparación mental y espiritual la considera necesaria toda vez que de no tener ese fortalecimiento; el recibir un no por respuesta o un “aun no hemos decidido nada” o quizás un “mañana”, significaría un “sufrir dentro del sufrimiento” y eso sería terrible.

Elsa América González Padrón pidió que le dejaran volver a ver a Arroyo antes de que pierda el conocimiento, no recibió respuesta, pero insistirá y esto a pesar de que Víctor en ocasiones anteriores le ha dicho “No pidas nada, tus derechos son tuyos, no tienes que pedirlos a nadie.”

Declara Elsa, recordando su visita del viernes pasado, que Víctor se emocionó y con voz quebrada le preguntó “¿Ya mami sabe lo que está pasando?, “¿Ya se lo dijiste a los muchachos?. Es necesario aclarar que la mamá de Arroyo no lo ha podido ver desde que fue encarcelado toda vez que la cárcel Combinado de Guantánamo está ubicada al extremo sudoeste de Cuba a una distancia de 1074 Kilómetros del lugar donde reside su familia que es en Adela Ascuy No. 10 e/ 1ro de Mayo y Gerardo Medina, en Pinar del Río. La señora no ha podido realizar el viaje para ver a su hijo. La hija de Víctor, Nairelys, sí viajará a Guantánamo en la noche de hoy viernes.

Tanto Elsa como Sonia, esposas de Víctor y Félix respectivamente, hablaron con Laura Pollán por vía telefónica para agradecerle a ella y a todas las Damas de Blanco el apoyo que les han brindado, así como para rogarles que siguieran orando.

Elsa también envía un mensaje a todos los cubanos que han mostrado preocupación por toda esta situación:

Agradece las gestiones que se han hecho, agradece las oraciones y que tantas personas sean sensibles a la situación que están atravesando. Señala que la causa por la que Víctor y Félix luchan es justa, que su lucha es precisamente para que otras personas no sean víctimas como ellos lo han sido de tantos atropellos.

Pide que oren mucho por ellos y por las familias porque en estos momentos la fe es lo único que los sostiene.

También pide que se ore para que Dios toque los corazones de los gobernantes y se haga justicia.

Información obtenida por Mayra Henríquez mediante conversación telefónica con Elsa América González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo.

SOS. "No seamos cómplices de otro crimen"
Por Darsi Ferrer Ramírez

30 de Septiembre de 2005.

La Habana – www.PayoLibre.com – Víctor Rolando Arroyo y Félix Navarro, hombres que constituyen ejemplos de entrega y amor a la Libertad, con un elevado sentido del respeto a los deberes y derechos de los Seres Humanos, no deben tener el mismo destino del insigne patriota Pedro Luis Boitel, quien por protestar frente a las injusticias contra él cometidas tranquilamente lo dejaron morir en una de las celdas inhumanas de la prisión del Castillo del Príncipe, el 24 de Mayo de 1972, luego de permanecer 53 días en huelga de hambre.

El conjunto de voces de la Organización de Naciones Unidas, la Comunidad Europea, la Organización de Estados Americanos, las Organizaciones Disidentes de la Isla y del Exilio, así como las personas de buena voluntad, debe alzarse con fuerza para condenar y evitar otro vil crimen del régimen cubano.

En los más de doscientos centros penitenciarios existentes en el país los reclusos están expuestos a constantes tratos crueles, inhumanos y degradantes; los presos políticos son sometidos a peor situación, pues son víctimas del odio y de la intolerancia del sistema que utiliza métodos represivos para aplastar tanto a las personas como cualquier acción pacífica que se les oponga, sin considerar para ello si violan los tratados y convenios internacionales y la propias leyes internas.

Una actitud de indiferencia o de aceptación de esta situación de ignominia, que puede tener por desenlace la muerte de personas INOCENTES propiciada por el régimen, implica ser cómplices de otro crimen el cual lamentaría la Humanidad. Si finalmente asesinan a Arroyo y a Navarro en las prisiones cubanas, los Derechos de todos los seres humanos quedarán flagelados. Les debemos a estos grandes demócratas adoptar una posición activa frente a la Barbarie y el Terror que nos han impuesto durante décadas.

La salud de ellos, comprometida por la huelga de hambre en la que se encuentran desde hace varias semanas, cada minuto va deteriorándose e instalándose en sus frágiles organismos daños irreversibles. Tan solo con el espíritu de ambos, muy fortalecido y resuelto a continuar la acción hasta que cumplan con sus reclamos, no podrán sostener la Vida por mucho tiempo.

Enfilemos nuestra mirada hacia las celdas donde se encuentran los valerosos Héroes, agucemos nuestros oídos para escuchar sus débiles por el desgaste físico pero firmes reclamos, unamos nuestras voces para denunciar la conjura en su contra, y entreguémosle nuestras mentes y corazones para acompañarlos y juntos de la mano erigirnos y transitar en busca de la JUSTICIA.

Víctor Rolando Arroyo Carmona – Informe día 29 septiembre
Redactado por: Mercedes L. García

Bitácora Cubana

Viernes, 29 de septiembre de 2005

Hacia las 2 de la tarde Elsa América González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo, logró entrevistarse con el médico del penal a quien le llaman Ramoncito. La hicieron pasar a una oficina donde le entregaron el parte médico correspondiente al día 29 de septiembre, sobre la salud de Arroyo.

Informa Elsa que al acercarse a Víctor, éste estaba dormido pero se despertó al oír que le hablaban. Continua negándose a que lo toquen pero el médico, haciendo uso de un movimiento rápido, pudo tomarle el pulso determinando que tenía taquicardia.

Se puede apreciar que sus ojos están muy hundidos y su boca reseca. Según el doctor Ramoncito, el proceso degenerativo se está acelerando y anticipa que un cuadro renal es de esperarse en cualquier momento. La Dra. del penal le informó a Elsa que mañana (hoy) una comisión médica visitaría a Arroyo.

Con respecto a su situación personal, Elsa narra las vicisitudes por las que está pasando ella en lo personal quien casi se puede decir que comparte la huelga de hambre con su esposo. Permanece largas horas en el hospital donde no hay lugar para comprar algo de comer o beber.

Expresó que la respuesta del régimen a las demandas de Arroyo continua brillando por su ausencia. Silencio es la respuesta a sus demandas, "lo están dejando morir a pesar de que poseen los elementos suficientes para que le concedan lo que pide". La respuesta del régimen a todas las gestiones que se han hecho es 'mañana", y eso en caso de recibir alguna respuesta puesto que muchas veces se hacen los desentendidos y no emiten respuesta alguna.

Por otro lado informa Elsa que Félix Navarro sigue en el penal. Las autoridades continúan en la negativa de trasladarlo al hospital, a pesar de que hoy es su día número 16 de huelga de hambre. Su hija Saylí visitó hoy el penal para hablar con el médico y para asegurarse de que su padre esté siendo debidamente atendido. La información ofrecida por las autoridades fue en el sentido de que "mañana" decidirán si lo trasladan al hospital.

Elsa añade que: "El régimen espera a que se mueran o cedan", está desgarrada y muy preocupada, pero dentro de su dolor dice alegrarse de ser pinareña pues ha recibido mucho apoyo de la Iglesia pinareña lo que agradece enormemente, máxime en estos momentos tan terribles que les ha tocado vivir.

Información obtenida por Mayra Henríquez mediante conversación telefónica con Elsa América González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo.

Celebran en Cuba actividad en protesta por la salud de Víctor Rolando Arroyo
Por Luis Alberto Pacheco Mendoza

29 de septiembre 29 de 2005

Pinar del Río – www.PayoLibre.com – La Biblioteca independiente José Ángel Buesa ubicada en el reparto Raúl Sánchez en la provincia de Pinar del Río, efectuó el 27 del presente a las 8 p.m. una actividad civil en protesta a las infrahumanas condiciones carcelarias que han llevado al opositor y periodista independiente Víctor Rolando Arroyo Carmona a resquebrajar su salud y encontrarse en estos momentos hospitalizado con elevadas cifras de presión arterial que pueden ser fatales para cualquier ser humano.

En la mencionada actividad donde participaron un alto número de opositores pacíficos de diferentes organizaciones y partidos en la provincia occidental se pidió libertad para todos los presos políticos y de conciencia, y se solicita a todas las organizaciones de derechos humanos del mundo así como a, personalidades del exilio, intercedan con el gobierno despótico de Castro para que liberen a Víctor Rolando Arroyo, y a todos los condenados por ejercer la libertad de expresión en Cuba.

En está actividad que tuvo una duración de 2 horas y donde la seguridad del estado y sus informantes no dejaron de acechar la misma, se cantó el himno nacional, se leyó la carta universal de los derechos humanos, y se recordó a todos aquellos periodistas independientes y opositores pacíficos, que de una forma u otra han tenido que abandonar el país ante las inescrupulosas maniobras represivas que ejerce el gobierno cubano en contra de todo aquel que desee la libertad y la independencia.

El proyecto Humanitario Cazadores de Sueños también se unió a la actividad, y juró continuar la línea trazada por su creadora la periodista independiente Adela Soto hoy desterrada al exilio, de luchar hasta las últimas consecuencias por una vida mejor.

Reportó desde Pinar del Río: Luis Alberto Pacheco Mendoza, Foto reportero independiente.

La Unión Europea 'muy preocupada' por el estado de salud de tres presos políticos

CubaEncuentro / UE , 29 de septiembre de 2005

La presidencia de la UE pidió a La Habana 'tomar medidas en forma inmediata' para mejorar la situación de los tres disidentes, que se encuentran en huelga de hambre.

La Unión Europea (UE) manifestó este jueves "gran preocupación" ante la situación de tres prisioneros cubanos en "muy mal estado de salud" por la huelga de hambre que realizan en protesta por sus condiciones de detención, informó la AFP.

Los presos políticos en cuestión son José Daniel Ferrer García, Víctor Rolando Arroyo y Félix Navarro Rodríguez, para los cuales la Unión Europea exigió al gobierno cubano medidas inmediatas con el objetivo de mejorar su situación.

"La UE tomó nota con gran preocupación de la situación de los prisioneros políticos José Daniel Ferrer García, Víctor Rolando Arroyo y Félix Navarro, quienes están en muy mal estado de salud por la huelga de hambre que realizan para protestar por las condiciones en las que se encuentran detenidos", señaló la presidencia británica de la UE en un comunicado emitido en Bruselas.

"La UE pide a las autoridades cubanas tomar medidas en forma inmediata para mejorar la situación de detención de esas personas, al igual que la de otros prisioneros políticos que se encuentran detenidos en condiciones que no respetan las reglas mínimas de Naciones Unidas" para el tratamiento de presos, agregó la presidencia en el texto.

Los Veinticinco reiteraron además su pedido para que las autoridades de La Habana liberen "sin condiciones" a todos los prisioneros políticos.

Por otra parte, los jefes de las misiones europeas en Cuba se reunieron el miércoles con Oswaldo Payá, líder del ilegal Movimiento Cristiano Liberación (MCL) y Premio Sajarov 2002 del Parlamento Europeo, según señaló la presidencia británica.

Esta reunión se llevó a cabo en el marco del diálogo con la sociedad civil cubana reafirmado en las conclusiones del Consejo Europeo de junio de 2005, en el que también se decidió mantener la suspensión temporal de las sanciones diplomáticas adoptadas en 2003 para protestar por el encarcelamiento de 75 disidentes.

Los tres presos en huelga de hambre forman parte de ese grupo de opositores, que recibió condenas de hasta 28 años de prisión.


Víctor Rolando Arroyo Carmona – Informe día 28 septiembre
Redactado por: Mercedes L. García

Bitácora Cubana / 28 de septiembre de 2005

Elsa América González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo, pudo hablar con un médico civil, el doctor Alexis, del cual recibió un buen trato, pero quien sobre el estado en que se encuentra Víctor solo pudo informarle lo que se apreciaba a simple vista, ya que el prisionero en huelga de hambre no deja que los médicos ni lo toquen ni le hablen: “le ruego doctor que no me toque ni me hable” fueron las palabras que Víctor le dirigió al galeno.

Para la apreciación del médico, es “asombroso” que Arroyo aun conserve su lucidez. Ha perdido mucho peso y muy rápido, está quemando todas sus reservas y cualquier cosa puede suceder de un momento a otro. Según expresó Elsa, hoy intentaría entrevistarse de nuevo con el Dr. Ramoncito, el médico penal con el que había hablado hace tres días atrás.

En lo referente a los trámites que realizan de forma constante con las autoridades del régimen cubano, la hermana y la hija de Arroyo se presentaron en la Habana en las oficinas del oficial Montes de Oca, que es un jefe del Comité Central. Como tantas otras, esta visita también resultó infructuosa. A pesar de haber establecido una cita previa, al llegar solo le pasaron una nota donde el mencionado oficial le comunicaba que la investigación sobre el caso de Arroyo ya había comenzado.

Elsa América González Padrón, se encuentra cada vez más preocupada y las esperanzas de que por fin el régimen cubano atienda las demandas de su esposo Víctor Rolando Arroyo antes de que sea demasiado tarde, se hacen cada vez menores. Declaró que si para próximo viernes cuando se cumplen 21 días de la huelga de hambre de su esposo; el régimen no ha tomado acción al respecto, los acusará de estar dejando morir a su esposo a modo de dar una lección “ejemplarizante”.

Por otra parte y en el caso de Félix Navarro, quien también se encuentra realizando una huelga de hambre, se pudo saber que permanece en el penal a pesar de entrar ya en su día número 15 de la mencionada huelga. Su esposa y su hija están imposibilitadas de obtener noticias sobre la suerte que pueda estar corriendo Félix hasta el próximo lunes, así lo determinó el régimen.

El propio Félix hizo llegar una misiva a su esposa en la que le comunicaba que el miércoles pasado había recibido la visita de un oficial que responde al nombre de Miguel. Este último, según le dijeron, había viajado desde la Habana para entrevistarse con él y proponerle sentarse con el reeducador para comenzar desde cero. A esta proposición, Navarro respondió en la negativa diciendo que: “Ya pasó el tiempo para esas negociaciones. No”.

Mañana, familiares de Navarro irán a la Habana a presentar una carta ante el Comité Central.

Información obtenida por Mayra Henríquez mediante conversación telefónica con Elsa América González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo.

Víctor Rolando Arroyo Carmona – Informe día 27 septiembre
Redactado por: Mercedes L. García

Bitácora Cubana / 27 de septiembre de 2005

A pesar de la seriedad de la situación, tampoco hoy dejaron que Elsa América González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo, entrara al hospital. Cada día las esperanzas son menores y a ella solo la sostiene “la fuerza del amor que le tiene a su marido”.

Elsa expresó que en la mañana de hoy, día 28 de septiembre, la doctora que está fungiendo como directora la lleve a hablar con un médico civil para poder conocer el estado real de Arroyo

Cabe recordar que hoy se cumplen 18 días de la huelga de hambre de Arroyo y 13 días de la de Félix Navarro.

El doctor al que llaman “Ramoncito” le dijo a Elsa que le preocupaba el sistema cardiovascular de Arroyo ya que lleva muchos días sin medicamentos para su hipertensión y porque Arroyo se niega a que se le hagan pruebas cardíacas.

No hay en estos momentos noticias adicionales sobre la suerte que pueda estar corriendo Navarro y en el caso de Víctor, Elsa dice que nada le hace pensar que se esté tomando ni se vaya a tomar ninguna acción referente a las demandas de Arroyo.

Una atmósfera de desesperanza y de impotencia nos embarga a todos, especialmente a sus familiares más cercanos.

En medio de su angustia Elsa comentó sobre una carta que había recibido de Víctor tiempo atrás donde él le decía; “Alguien me dijo que el pueblo de Cuba no se merecía mi sacrificio, pero no es verdad. El pueblo de Cuba se merece todos mis sacrificios, los míos y el de todos nosotros los que estamos en esta lucha.”

Información obtenida por Mayra Henriquez mediante conversación telefónica con Elsa América González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo.

Se nos muere Víctor Rolando Arroyo Carmona
por Mercedes L. García

Bitácora Cubana

La Habana, 27 de septiembre de 2005

Elsa América González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo Carmona, nos hace llegar los últimos acontecimientos en torno al estado actual de este valiente y noble disidente cubano encarcelado quien se ha mantenido firme en una prolongada huelga de hambre en protesta por los abusos a que ha sido sometido durante el tiempo en que ha estado encarcelado.

Según declaraciones de la señora González Padrón, el domingo pasado en la mañana, ella se presentó en el hospital donde su esposo se encuentra recluido. Desde las ocho de la mañana solicitó ver a su esposo, a lo que recibió una respuesta de parte de Chediack, el director del penal, en el sentido de que "ella no tenía derecho a verlo ni a nada". Gracias a los valientes reclamos de Elsa quien les recordó que ella tenía todo el derecho de ver a su esposo enfermo toda vez que Cuba era signataria de acuerdos mundiales para la salud, pudo ver a Víctor Rolando; a las tres de la tarde, durante solo 2 minutos y siempre bajo la supervisión directa de Chediack, personaje al que ella describe como "cínico" y "cruel".

En esos dos minutos encontró que Arroyo estaba divagando, pero la reconoció y le dijo: "Esto es pa'lante, no hay marcha atrás hasta que no se me reconozcan mis derechos"

En el día de ayer, 26 de septiembre, Elsa volvió al hospital y esta vez un médico le dio el parte que ella había estado esperando todos estos días sobre el estado de Arroyo.

Arroyo tiene la presión muy alta, ha perdido mucho peso y no permite que se le haga ninguna prueba, solo se deja chequear sus signos vitales. Por ese informe se enteró Elsa de que su esposo se había estado negando, desde hace dos meses atrás, a tomar sus medicamentos para la hipertensión como protesta a los maltratos de que ha estado siendo víctima.

Las esperanzas de que el régimen haga algo a tiempo para salvarle la vida a Víctor Rolando Arroyo Carmona son mínimas, más bien han dado indicio de tener intenciones de dejarlo morir. A solicitud de Elsa para que el paciente fuera trasladado de habitación a una mas adecuada en caso de que surgiera una emergencia, le contestaron que el paciente estaba así por su voluntad de estar en huelga de hambre y que no ocuparían una cama que podía ser ocupada por otra persona. El propio médico añadió el comentario de que "si se quiere morir, que se muera".

Por otra parte, le notificaron a la familia que los partes sobre el estado de Víctor les serían dados los lunes y jueves, contrario a lo que el día anterior le había comunicado el propio director del hospital en el sentido de que se emitirías dichos partes dos veces al día. Ella tampoco podrá entrar al hospital cuando así lo estime pertinente; por órdenes del Dr. Ramoncito, Elsa solo podrá visitar a su esposo los lunes y los jueves.

Finalmente, Elsa América González Padrón indica que el MININT no ha empezado aun la investigación que ella reclamó sobre el comportamiento del oficial Armesto.

Actualización de Informe sobre Víctor Rolando Arroyo Carmona
Por Mayra Enríquez
25 de septiembre de 2005

Ahora hable con Elsa. No pudo ver a Víctor, ni hablar con ninguno de los médicos que lo atienden, pero sí habló con el enfermero que lo cuida y le dijo que es un milagro que después de 15 días de huelga, todavía sus signos vitales estén bien. Ella espera verlo mañana a las 9 de la mañana. Esta agotada física y emocionalmente. Le comenté que hoy había visto fotos de ella y Víctor, y me dijo: "si me ves ahora no soy ni la sombra de lo que era cuando me tomaron esas fotos".

Informe sobre Víctor Rolando Arroyo Carmona
Municipios de Cuba en el Exilio

Miami. Florida / 23 de septiembre de 2005

Informamos, que Mayra Enríquez, activista por los Derechos Humanos, Miami, Florida, le comunicó a Emma Dorta Rego de la Comisión de Derechos Humanos de Municipio de Cuba en el Exilio de la misma ciudad, que Elsa América González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo Carmona, indicó vía telefónica desde Guantánamo, Cuba, que en la tarde de hoy le permitieron 10 minutos de visita al prisionero de conciencia y periodista independiente en el hospital de Guantánamo. Víctor Rolando Arroyo Carmona, está en un estado delicado, su vida está en peligro, pero aun está consciente y lúcido.

Arroyo instó a su esposa a no pedir nada a las autoridades, pues persiste en su huelga de hambre de más de dos semanas. Dijo Arroyo que prefiere perder la vida que continuar siendo víctima de los atropellos y las violaciones a sus derechos penales y civiles.

Hasta el momento no se tiene noticia del preso de conciencia Félix Navarro Rodríguez.

Elsa se dirige en la mañana del sábado 23 a la Penitenciaria de Guantánamo a reclamar las razones de por qué han violado el derecho y reclamo del preso de conciencia a ser atendido por médicos civiles y no personal militar o penal.

La esposa también reclama el derecho del recluso, que al declararse en huelga de hambre los oficiales de la penitenciaria están en obligación, como consta en las la leyes del régimen cubano, notificarle a los familiares de la decisión del preso, y en violación de sus propias leyes, esto no sucedió.

Elsa reclamará que den una razón de por qué en cuatro meses no había tenido noticias de su esposo.

La Comisión de Derechos Humanos de Municipios de Cuba en el Exilio, hacemos responsables al gobierno cubano de la falta de atención médica adecuada al prisionero de conciencia que resultará en su fallecimiento.

Hacemos responsables al régimen comunista de Cuba de los hechos que puedan poner en peligro las libertades y derechos de Las Damas de Blanco, Sonia Álvarez Campillo, su hija Saylí y Elsa América González Padrón en su empeño de denunciar lo que sus esposos y padre padecen en la cárcel y hospital de Guantánamo ante las autoridades judiciales.

El CPJ preocupado por la salud de periodista preso en huelga de hambre

Nueva York, 23 de septiembre del 2005 - El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) está sumamente preocupado por el estado de salud del periodista preso Víctor Rolando Arroyo, quien comenzó una huelga de hambre hace dos semanas y actualmente está en el hospital de la prisión, su hermana Blanca Arroyo señaló al CPJ. Arroyo se rehusa a alimentarse en protesta por el maltrato en la prisión Provincial de Guantánamo, al este de Cuba, donde cumple una sentencia de 26 años. Arroyo es uno de los 24 periodistas independientes actualmente presos en Cuba.

Elsa González, la esposa de Arroyo, se enteró de la huelga de hambre por familiares de otros disidentes presos en Guantánamo, Blanca indicó al CPJ. González viajó cientos de kilómetros desde su hogar en Pinar del Río el miércoles y aún no se le permitió visitar a su marido. Según otros disidentes presos que han visto al periodista y pasaron información a su familia, Arroyo estaría muy debilitado y posiblemente deshidratado. González no ha visto a su marido en cuatro meses.

"Estamos sumamente preocupados por la salud de nuestro colega y por el trato humillante a sus familiares", sostuvo la Directora Ejecutiva del CPJ Ann Cooper. "Reiteramos nuestras demandas al gobierno cubano de que libere a los 24 periodistas presos sin condiciones".

Arroyo, 55, periodista de la agencia noticiosa independiente Unión de Periodistas y Escritores de Cuba Independientes (UPECI), fue sentenciado en abril del 2003 por cometer acciones que "persiguen subvertir el orden interno de la Nación y destruir su sistema político, económico y social".

El CPJ es una organización independiente sin ánimo de lucro radicada en Nueva York, y se dedica a defender la libertad de prensa en todas partes del mundo.


SIP responsabiliza a Cuba de salud de periodista

Associated Press / Sep. 23, 2005

NUEVA YORK - La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) responsabilizó a las autoridades de Cuba por el deterioro de la salud de Víctor Rolando Arroyo, en huelga de hambre en la prisión provincial de Guantánamo.

Arroyo, condenado a 26 años de cárcel el 4 de abril del 2004, inició hace 15 días su huelga de hambre en la prisión al sureste de la isla _en la que 25 periodistas independientes cumplen sentencias_, en protesta y rechazo por el maltrato recibido por parte de las autoridades penitenciarias, en especial un sujeto identificado como "el capitán Armesto", su carcelero.

"Responsabilizamos a las autoridades cubanas por la integridad física de Arroyo. Lamentamos que además de condenar por más de dos décadas a un periodista por el delito de escribir, los carceleros sumen el maltrato a la injusta sanción del gobierno", expresó en un comunicado Gonzalo Marroquín, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información.

De acuerdo a información de la agencia Nueva Prensa Cubana, Arroyo, de 53 años, fue hospitalizado el 17 de septiembre en estado crítico y se rehúsa a ser alimentado a la fuerza. El periodista dirigía la Unión de Periodistas y Escritores Cubanos Independientes (UPECI) y también una de las bibliotecas independientes de Cuba.

Elsa González, esposa de Arroyo, denunció que tras trasladarse a Guantánamo desde su residencia en Pinar del Río, en un viaje de 1 074 kilómetros, le fue negada la visita al penal y tampoco se le proporcionó información sobre el estado de su marido. Otro reo, el opositor político Félix Navarro Rodríguez, condenado a 25 años, se sumó a la huelga de hambre.

© 2005 AP Spanish and wire service sources.

En prolongada huelga de hambre opositores presos en Cuba

PABLO ALFONSO
El Nuevo Herald / Sep. 22, 2005

El prisionero de conciencia José Daniel Ferrer García cumplió ayer 15 días en huelga de hambre en protesta por las pésimas condiciones carcelarias en que se encuentra, denunció su hermana Ana Belkis a periodistas independientes en Cuba.

Ferrer, un dirigente del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), cumple una condena de 25 años de cárcel impuesta a raíz de la ola represiva que provocó el arresto de 75 opositores en la primavera del 2003.

''El tomó esa determinación luego de que lo trasladaron a un destacamento de presos comunes de alta peligrosidad en la prisión Kilo 8 de Camagüey, y pide que sea transferido nuevamente a la celda de aislamiento de régimen especial donde se encontraba desde hace más de dos años'', dijo su hermana, citada por la periodista Niurvys Díaz Remond, de la agencia independiente Cubanacán Press y difundida por Cubanet.

Mientras tanto, hoy jueves entra en su decimocuarto día la huelga de hambre del periodista independiente Víctor Rolando Arroyo, quien cumple una condena de 26 años de cárcel en la Prisión Provincial de Guantánamo.

En ese mismo centro penitenciario, el opositor Félix Navarro Rodríguez, presidente del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, condenado a 25 años, se declaró también en huelga de hambre el pasado 12 de septiembre en solidaridad con Arroyo. Ambos, al igual que Ferrer, forman parte del llamado Grupo de los 75.

Arroyo se declaró en huelga de hambre por los malos tratos que reciben los prisioneros en la cárcel de Guantánamo por parte de los custodios encabezados por un oficial de apellido Armesto.

Elsa González Padrón y Sonia Alvarez Campillo, esposas de Arroyo y Navarro, respectivamente, se trasladaron el pasado sábado desde Pinar del Río, donde residen, hasta Guantánamo, para presentar una petición ante la Fiscalía Provincial.

Durante una conversación telefónica sostenida con Enma Dorta, de los Municipios de Cuba en el Exilio, la señora González dijo que tanto su esposo como Navarro, están privados de sus visitas familiares desde hace cuatro meses.

''El aislamiento es total; persiste la prohibición de correos, llamadas telefónicas, y no permiten pasarles medicamentos'', subrayó González.

La gestión de ambas esposas ante las autoridades carcelarias de la prisión de Guantánamo concluyó con una doble negativa, indicó la periodista independiente Saylí Navarro, de la Agencia Patria: ``No pueden ver a los dos presos de conciencia en huelga de hambre ni recibir información alguna sobre sus condiciones de salud''.

En una nota difundida por la Nueva Prensa Cubana en Miami, la reportera, quien es hija del prisionero Félix Navarro, aseguró que ``Arroyo fue hospitalizado el pasado sábado 17 en estado crítico y rechaza ser alimentado a la fuerza''.

palfonso@herald.com


Disidente cubano preso fue hospitalizado

Associated Press / Sep. 22, 2005

LA HABANA - Un disidente preso durante una ola de arrestos en el 2003 fue hospitalizado en la ciudad de Guantánamo, después de 14 días de negarse a ingerir alimentos, dijo su esposa el jueves.

Víctor Arroyo, de 55 años de edad, dejó de comer el 8 de septiembre en protesta por las condiciones de la prisión donde cumple una condena de 26 años, indicó telefónicamente a la AP, Elsa González, casada con el opositor.

La mujer aseguró que las autoridades cubanas le confirmaron que su esposo había dejado de alimentarse.

"No ha ingerido ningún tipo de alimento, tampoco recibe ningún tipo de medicamentos", dijo González.

Otro disidente preso, Félix Navarro comenzó hace nueve días también una huelga de hambre en apoyo a Arroyo, informó su hija Saylí.

"Realmente nos preocupa mucho", dijo la muchacha: "no son jóvenes, y han dejado muy claro que van a mantener hasta el final". Agregó que su padre, quien cumple 25 años de cárcel, protestó durante meses por las malas condiciones de la prisión.

Tanto Arroyo como Navarro forman parte de 75 disidentes acusados por las autoridades de recibir dinero y orientaciones de Estados Unidos para socavar a la revolución. Tanto los activistas como Washington rechazaron el cargo.

De ellos, 14 fueron liberados en estos meses por problemas de salud y dos - el poeta Raúl Rivero y el periodista Manuel Vázquez Portal - se fueron de la isla.

© 2005 AP Spanish and wire service sources. All Rights Reserved.
http://www.miami.com

Víctor Rolando Arroyo Carmona grave por huelga de hambre
Por Miriam Leiva

22 de septiembre de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – En la noche del 21 de septiembre de 2005, Elsa Gonzáles Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo, prisionero de conciencia de los 75, condenado a 26 años de cárcel, en la Prisión Provincial de Guantánamo, aunque él reside en Pinar del Río, informa lo siguiente:

Víctor Rolando se encuentra ingresado en el Hospital Provincial de Guantánamo debido a su delicado estado de salud por la huelga de hambre que mantiene desde hace 13 días.

Elsa ha pedido ver a Arroyo a fin de constatar cómo se encuentra de salud y los motivos que lo han llevado a esta huelga de hambre, pero en ningún momento para pedirle que desista, ya que respeta su decisión.

Durante este miércoles 21 ha entregado sus consideraciones y la solicitud de ver a Arroyo ante las autoridades del MININT de Guantánamo y la prisión, así como la Fiscalía Militar. Han recibido el documento, pero no "le dan el frente". En la tarde, ella se trasladó al Hospital para procurar ver a Arroyo, y no se lo permitieron.

Pudo conocer que aún no había perdido la conciencia, por lo que se mantiene negado a que le administren suero; se encuentra en fuerte proceso de deshidratación: está muy delgado y débil.

Elsa espera poderlo ver hoy jueves 22 de septiembre. Responsabiliza a las autoridades en La Habana y Guantánamo por la situación que ha llevado a Víctor Rolando Arroyo Carmona a tan crítico estado de salud, Y POR LA VIDA DE ÉL.

También informó que Félix Navarro, prisionero de conciencia de los 75, se encuentra en huelga de hambre desde hace 8 días en solidaridad con las demandas de Arroyo, actualmente permanece en celda de castigo, a pesar de su huelga de hambre. Los familiares fueron a investigar sobre su situación el 21 de septiembre en la Prisión de Guantánamo.

Hospitalizado Arroyo Carmona en mal estado de salud
Por Pablo Rodríguez Carvajal / PayoLibre

21 de septiembre de 2005

Hoy 21 de septiembre, a los 13 días de huelga de hambre del prisionero político y de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona, su esposa Elsa González Padrón trató de verlo en el hospital provincial de Guantánamo, donde se encuentra en muy malas condiciones, mas no le fue permitido.

Los dos médicos que lo atienden en dicho hospital le comunicaron a la esposa del reo que este ya se está deshidratando pero que se niega a salir de la huelga, que ellos (los médicos) todo lo que están esperando es que pierda el conocimiento para ponerle sueros.

Cuando Elsa solicitó ver a Víctor Rolando, le dijeron que no, que a lo mejor se lo dejaban ver mañana.

Según refiere Indira Pérez Arroyo, sobrina de Arroyo Carmona y fuente de esta información, Elsa González denuncia a todos los que han tenido que ver con la situación en que se encuentra Arroyo actualmente, como son: la Fiscalía y Atención a Ciudadanía de Guantánamo; la Fiscalía y Atención a Ciudadanía en Pinar del Río; y otras instancias gubernamentales incluidas las de La Habana. A todos los responsabiliza por lo que le pueda suceder a Víctor Rolando Arroyo Carmona.

“Elsa no va a cambiar su posición hasta que no hable con su esposo Víctor, no sabemos por qué está en esa situación, todos los capitanes y tenientes con los cuales ha hablado le han dado una versión diferente de lo que ha sucedido”, declaró la sobrina.

Félix Navarro Rodríguez, preso de conciencia que se declarase en huelga de hambre en protesta por los abusos cometidos contra Arroyo, cumple hoy 9 días, pero aún no está en el hospital. La familia fue a verlo a la prisión pero él se negó a verlos dado a las condiciones en que se encuentra.

Ambos son parte del “Grupo de los 75”; son presos políticos que en la primavera del 2003 recibieron injustas condenas que fluctúan entre 6 y 28 años de prisión, siendo uno sólo sancionado a seis y la mayoría de ellos a condenas de alrededor de veinte.

Víctor Rolando Arroyo Carmona, siendo de Pinar del Río, provincia occidental de la Isla, se encuentra cumpliendo una condena de 26 años en el extremo oriental. Esto constituye una violación de las propias leyes del régimen actual; mientras que Félix Navarro Rodríguez, siendo de Matanzas, cumple una condena de 25 años en la misma prisión que Víctor Rolando, la Prisión Provincial Combinado de Guantánamo.

Los familiares, así como el Movimiento Pro Democracia en general, se hayan muy consternados temiendo un desenlace fatal, por lo que piden a la opinión pública internacional que alce su voz en pos de aquellos presos políticos cubanos, incluyendo a José Daniel Ferrer García (éste en la prisión de Kilo 8, Camagüey), que se encuentran en huelga de hambre, por considerar esta como la única arma para luchar contra las injusticias de sus carceleros.

Más abuso contra Víctor Rolando en Guantánamo
Por Mayra Enríquez

15 de septiembre de 2005

www.PayoLibre.com – Por una llamada telefónica que recibiera Elsa González Padrón, esposa del prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona, pudo conocer que su esposo se encuentra en huelga de hambre desde el sábado día 10.

La referida llamada tuvo lugar el día 14 a las 5 de la tarde y vino de la esposa de un preso común que se encuentra recluido en la prisión provincial Combinado de Guantánamo, la misma donde se encuentra el prisionero de conciencia.

Según le señora que llamó, ella presenció cuando llevaron a Arroyo a la oficina de un oficial de dicha prisión, a raíz del las protestas del reo porque quería estar presente durante una requisa que le iban a hacer a las 6 de la mañana, por temor a que le fueran a poner algo.

Estando en la oficina el oficial de la seguridad del estado llamado Jesús Couli, descompuesto, le dijo que si no se callaba no sólo le iba a meter la mano en la boca, sino que también… y le profirió obscenidades.

En consecuencia de los antes dicho, desde el mismo sábado, Víctor Rolando se encuentra en huelga de hambre; en una celda sin cama, sin aseo, tirado en el piso.

También se pudo conocer que Félix Navarro Rodríguez, también prisionero de conciencia, le envió una carta a la fiscalía de la Ciudad de Guantánamo para que investigaran los abusos que se están cometiendo contra Víctor Rolando y para que sea devuelto a su celda, y que si no lo hacían para el martes (día 14), el también se iba a declarar en huelga de hambre.

Víctor Rolando tiene su presión arterial muy descompensada; tiene llagas en todo el cuerpo, producto de una alergia; la boca la tiene en muy mal estado; y ha bajado mucho de peso. Todo esto antes de comenzar la huelga de hambre.

Víctor Rolando Arroyo Carmona y Félix Navarro Rodríguez cumplen 26 y 25 años, respectivamente, de injusta condena en la prisión provincial Combinado de Guantánamo, donde fueron recluidos después de un juicio sumarísimo en abril del 2003; son parte del grupo de la causa de los 75. Víctor es de Pinar del Río y Félix de Matanzas.

 

No atienden reclamo de Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, Cuba - 12 de septiembre (Juan Carlos Linares / www.cubanet.org) - Mientras Víctor Rolando Arroyo persiste en su demanda de cambio de carcelero, en la prisión provincial de Guantánamo, las autoridades penitenciarias respondieron trasladando al periodista independiente y prisionero de conciencia de la galería 4 A a la 4 B.

Arroyo, de 53 años y condenado a 26 años de prisión por ejercer el periodismo independiente, se encuentra en dicha prisión desde pocos días después que lo condenara un tribunal de Pinar del Río, su lugar de residencia, a más de mil kilómetros de distancia.

En los últimos meses contaba con encuentros esporádicos con otros dos prisioneros de conciencia, Félix Navarro y Reinaldo Labrada. Este último fue trasladado en agosto a la prisión de Boniato, en Santiago de Cuba, mientras que otro de los prisioneros de conciencia, Claro Sánchez, condenado a 15 años, fue enviado a Guantánamo.

La esposa de Arroyo, Elsa González Padrón, imputó a la dirección de la prisión "aplicar otra forma de castigo" a su esposo, pues "el contacto con sus compañeros de causa será más difícil ahora".

El oficial carcelario con quien Arroyo rechaza todo tipo de contacto, por propiciar directa o indirectamente maltratos físicos y morales a los prisioneros políticos, se llama capitán Armesto.

En el sistema penitenciario cubano a los militares que tratan personalmente a los reclusos se les denomina "reeducadores", pero Arroyo se niega a llamarlos así. "Yo no necesito reeducadores", dijo a su esposa, "ni que me reeduquen. Yo estoy reeducado por mis principios humanísticos".


Demanda Arroyo cambio de carcelero

LA HABANA, Cuba - 15 de agosto (Juan Carlos Linares / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona, condenado a 26 años de prisión durante la ola represiva de 2003, insiste en que le cambien el oficial carcelario que lo atiende en la Prisión Provincial de Guantánamo.

La esposa del periodista preso, Elsa González Padrón, dijo que se trata del capitán Armesto, quien "le falta el respeto continuamente a Rolando y también a Félix Navarro y a Reinaldo Labrada, otros dos prisioneros de conciencia que tienen en esa prisión".

Arroyo Carmona decidió rechazar todo tipo de relación con este oficial, y pidió que le cambien por otro, a lo que la dirección del penal se niega.

Para el 5 y el 8 de agosto Arroyo Carmona tenía programadas las visitas familiar y conyugal, respectivamente, pero las rechazó, porque el que lo sacaría de la celda y lo conduciría hasta su esposa sería dicho oficial.

Posteriormente, González fue recibida por el jefe del penal, el coronel Chediack Pérez Jorge, quien acusó al matrimonio de atentar contra la imagen del penal, y quiso que ella firmara un documento en el cual se responsabilizaba ella y Arroyo de ser quienes renunciaban a la visita.

"Me negué", dijo González, "porque apoyo a mi esposo en su decisión de que le cambien a este carcelero".

Además de rechazar las visitas, el periodista rechaza la comida, la atención médica, el tiempo telefónico y todo lo que tenga relación con el capitán Armesto, informó González, quien agregó que el mencionado oficial "ha amenazado en reiteradas ocasiones a Arroyo Carmona con frases como que no saldrá vivo de esa prisión". Dijo también que por culpa de este oficial su esposo estuvo un mes en celda de castigo en junio pasado. "Además de otras torturas sicológicas en contra de ellos tres y de sus familiares", concluyó.


En celda de castigo Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, Cuba - 14 de junio (Juan Carlos Linares Balmaseda / www.cubanet.org) - Desde el pasado 2 de mayo el periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona permanece en celda de castigo.

Elsa González, esposa del periodista encarcelado, expresó que el último contacto telefónico con su esposo lo tuvo antes de esa fecha, y no ha habido más contacto con Víctor, lo que preocupa a la familia.

El 5 de mayo la señora González recibió una llamada en la que, por medio de la familia de otro preso político, compañero de su esposo, le comunicaban que Arroyo había sido castigado y acusado de desacato.

Según se supo, a Arroyo lo condujeron a una consulta con el ortopédico después de solicitar durante meses el servicio médico. Cuando lo llevaban de vuelta al penal, el reo le manifestó al oficial Armetos, encargado de su custodia, lo mal que había sido atendido por el especialista, a lo que el oficial le contestó: "Debían haberte partido todos los huesos". Arroyo le respondió al oficial y éste lo acusó de desacato y lo envió a la celda de castigo.

La señora González declaró que ese mismo oficial le había dicho a la esposa del también preso político Félix Navarro que ambos (Navarro y Arroyo) se iban a morir en esa prisión.

Víctor Rolando Arroyo Carmona, de 52 años, cumple una sanción de 26 años, y se encuentra recluido en la prisión provincial de Guantánamo.

Decomisan ejemplar de Vitral a la esposa de Arroyo

LA HABANA, 27 de mayo (Juan Carlos Linares Balmaseda / www.cubanet.org) - Un ejemplar de la revista cubana Vitral, que la esposa del periodista independiente Víctor Rolando Arroyo Carmona, condenado a 26 años de cárcel pretendía hacerle llegar a su esposo, fue decomisado por las autoridades de la prisión provincial de Guantánamo, que no lo han devuelto.

Elsa González, esposa del periodista independiente y prisionero de conciencia, comentó que el pasado 5 de mayo los requisadores del penal, antes de comenzar la visita, tomaron la revista para revisar su contenido político y determinar si la entregaban a Arroyo o a sus familiares. Hasta el momento no ha sucedido ni lo uno ni lo otro.

"Ese ejemplar de la revista había sido firmado especialmente para Rolando por Dagoberto Valdés, director de la publicación. Ellos son amigos personales y el número está dedicado totalmente al Papa Juan Carlos II", puntualizó la señora González.

Vitral es una publicación del Centro de Formación Cívica y Religiosa de la Diócesis de Pinar Del Río.

Escribe Víctor Rolando Arroyo a su esposa

Víctor Rolando Arroyo, condenado a 26 años, que cumple en Guantánamo, a mil kilómetros de su hogar

LA HABANA, Cuba - 25 de mayo (www.cubanet.org) - Elsa González Padrón, esposa del periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo, condenado a 26 años de prisión, recibió una carta que le envió su esposo desde la prisión de Guantámo:

"Entre abril y mayo dos fechas originaron mis momentos más felices. Por un lado tu nacimiento, por el otro nuestro encuentro.

Un poeta, tal vez, presintiendo que existen amores infinitos como el nuestro, escribió: "Quede yo en ti sin dudas ni recelos / junto a tu suave lumbre / siempre satisfice mis anhelos".

Otra persona, yo, que no soy poeta pero sí un feliz enamorado, te dice:

Tu llegada

Deambulaba por el tedio, la zozobra y la amargura.
Con tu inesperada presencia, entendí que hay de veras
esperanza.

Redimir el congojo de mi vida
dispuso la mano divina.

Yo te sentí el alma ardiente, como siempre anhelé
amorosa y frágil
y a rudos tirones
me fui desnudando de pesares, cicatrices y rencores.

De mis inútiles dudas, llegué al más puro amor
que me une por siempre a ti;
tus encantos borraron la fugaz calma, que dan amores pasajeros.

Hoy comprendo con satisfacción que es poca mi vida
para quedarme en ti.

Me diste más que amor, me diste un hogar.
Nuestras esperanzas crecen junto a los retoños de tu ser.

Mi alegría de hoy transita por la vida;
al refugiar mis penas en tu pecho no siento el temor,
salvado estoy por ti,
de tus manos recibí el don de volver a la vida
y aún en la impuesta distancia
siempre está en mí el ardor de tu amor.

Nota: Puedo aceptar críticas al poema, pero de lo que no puede existir ni asomo de dudas, es de mi motivación. Esa eres tú. No sé cómo llamarlo, si Elsa, si Amor, si Vida. En resumen, cualquier calificativo es válido. Tú eres cada uno de ellos y mucho más.

Perdón por tus lágrimas y gracias por tu risa. Por incomprendidas que sean ambas, me hacen feliz.

Mis versos y todo mi amor: Víctor Rolando Arroyo, prisión provincial de Guantánamo.
5 /mayo/ 05

Motivos
Víctor Rolando Arroyo

PRISIÓN PROVINCIAL DE GUANTÁNAMO, abril 11 (www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo, condenado a 26 años de prisión en la ola represiva de 2003, dedicó a su esposa el siguiente poema, en el Día Internacional de la Mujer.

La esposa del confinado vive en la angustia.
En su lecho se marchitan las sonrisas.
Ella carece de placer y reposo,
su destino es un intranquilo dormir
pendiente al incierto despertar.

Mañanas, tardes y noches
en que añora los furtivos latidos de amar.
Se pregunta por cuántos días, meses y años no estarás,
por cuánto tiempo la embargará la bruma de la soledad.
Hay detalles que no dejan surgir el olvido,
para ella están en todas partes los recuerdos del ser amado.

Por los rincones del hogar siente la presencia
en el armario, un suéter que aún guarda su olor,
sobre el solitario escritorio una foto da gestos,
besos y sonrisas, eternizan el momento feliz.

En las calles
por las que a diario transitaran
se repiten los diálogos de cada día
sin advertir que él no está presente.

La amante del confinado
pierde cada madrugada horas de sueño,
siente pena cada mañana
al desayuno. A solas
mira con anhelo a los rostros impasibles.

¿Qué haces? Se pregunta inquieta.
¿Qué pasa, allá, tras esos muros?

La compañera del confinado siente dudas:
¿Por qué pagar un precio tan alto?
¿En nombre de qué civilización le arrancaron su corazón?

Su dolor tiene en la espera
la paciente confianza de que un día
los torcidos motivos que la lastiman
se desvanezcan.

Como un modesto regalo y un eterno
recuerdo de un día muy feliz
besos y perdurable amor.

Suspenden chequeo médico a Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 18 de marzo (Juan Carlos Linares Balmaseda / www.cubanet.org) - El turno médico que había sido concedido para el pasado 10 de marzo al periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo fue suspendido, alegando que el equipo de Rayos X del hospital de Guantánamo estaba roto.

Arroyo Carmona tiene diagnosticado un enfisema pulmonar desde mediados del año pasado, y no tuvo tratamiento médico hasta febrero de este año, cuando le suministraron tetraciclina en un ciclo de diez días.

"Tiene tos, coriza y tupición en las fosas nasales continuamente", declaró su esposa Elsa González después de asistir la pasada semana a una visita conyugal.

Dentro de los cuidados que debe recibir Arroyo está evitar los lugares húmedos y recibir una dieta rica en lácteos. "Él está tomando sólo un poquito de leche por la mañana, porque dicen las autoridades penitenciarias que el alimento está en falta en la prisión. El lugar donde está encarcelado Arroyo es muy húmedo", expresó González.

Tampoco le permiten al periodista independiente recibir el periódico, ni una más de las 30 libras estipuladas en el reglamento, incluidos los productos de su dieta médica.

Las viandas y las hortalizas, alimentos fundamentales en la dieta médica de Arroyo, no aparecen en las bandejas de los reclusos. Según su esposa, algunas veces al mes su esposo puede canjear artículos de aseo personal por una que otra verdura a los presos que trabajan en el exterior del penal y pueden conseguirlas.

En Guantánamo la sequía ha creado una crisis alimenticia generalizada, y en la vida de los convictos esta situación se torna más grave.

Arroyo fue sentenciado en marzo de 2003 a 26 años de cárcel, por expresar y escribir sus ideas, contrarias al régimen de La Habana.

Mi celda
Víctor Rolando Arroyo, condenado a 26 años, que cumple en Guantánamo, a mil kilómetros de su hogar

PRISIÓN PROVINCIAL DE GUANTÁNAMO, febrero - Vivo en una celda tapiada. Es un rectángulo de 3.30 de ancho por 10.4 metros de largo, dividida en dos áreas. En una, el dormitorio con un largo de 7.7 y un área total de 25.4 metros cuadrados. En él se ubican dos filas de literas de tres pisos cada litera donde duermen 18 personas. Las literas tienen una superficie de 1.95 metros por 0.70 metros. Las literas ocupan un área de 8.2 metros cuadrados, dejando libre un pasillo central entre ambas filas de literas con un área de 17.2 metros cuadrados, que permite a cada recluso disponer en teoría de 0.90 metros cuadrados de área de estar cuando no se encuentra en su camastro.

Las literas son muebles metálicos con bastidores de tablones o armazones de madera, donde proliferan cucarachas que supuestamente se toleran, pues ellas evitan que se reproduzcan las chinches, pulgas y otras plagas.

Los colchones, que no todos poseen, pueden ser de espuma, guata o simplemente un saco de nylon con pedazos de esponjas marinas o fibra o vegetal.

No existen taquillas o armarios donde acomodar las pertenencias ni los utensilios para la alimentación, los cuales se colocan directamente en el piso dentro de bolsas, sacos o maletines, quien los tenga.

El techo y las paredes están pintadas de cal, lo que ha ocasionado reiteradas erupciones en la piel de algunos reclusos. El piso es de cemento. Por lo general está deteriorado y es frecuente encontrar debajo de las literas orificios que fueron utilizados como escondrijos de objetos punzantes, y que con el tiempo se han convertido en cuevas de ratas y ratones.

La iluminación es deficiente, y son los propios reclusos los que aportan los pocos bombillos que hay, ya que la dirección del penal dice carecer de ellos.

Algo similar ocurre con los medios de limpieza, a lo cual se le da la misma justificación.

Cada recluso recibe para aseo personal dos pastillas de jabón al mes y 120 gramos (un tubo pequeño) de pasta dental para dos meses. La entrega del aseo es inestable y el producto es de pésima calidad. En el invierno se entregan una colcha y una enguatada, -se dice que son donaciones de otros países- las que son recogidas al iniciarse el verano.

Puede darse el caso que en el cubículo se ubique a más de 18 reclusos, que dormirán en el piso. No existen ni sillas ni bancos justificando que se emplean en las riñas.

En otra área, el baño es un rectángulo de 2.70 por 3.30 metros, con una superficie de 9 metros cuadrados; en él hay una letrina, una batea de cemento y un área de aseo. No tiene puertas ni cortinas, ni existen grifos de agua. El agua la ponen esporádicamente para ser almacenada en tanques, cubos, latas, etc. Contra todos los pronósticos, el agua del penal de Guantánamo sí tiene olor, color y sabor, pero ninguna de esas cualidades son agradables.

Se lava y se tiende dentro del cubículo para evitar los robos. La ventilación es por unos orificios en los extremos superiores del rectángulo y por donde entra también la lluvia, el polvo, el hollín, las moscas y los mosquitos.

No existen juegos de entretenimiento, salvo los traídos por los familiares a sus presos. Ni hay programa para la lectura. El televisor lo encienden a partir de las 6 de la tarde. Hay sólo dos equipos para más de 200 reclusos. El edificio tiene cuatro pisos.

Para ver la televisión cada cual se sienta como puede, en cubetas de envasar líquidos, en los cubos. Con tales condiciones es fácil dudar de ese cacareado trato que el régimen cubano dice dar a la población penal del país, cuando acusa a otros países de encerrar en jaulas a sus presos. ¿Entonces, dónde estoy encerrado yo?

Sin atención médica Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 24 de enero (Juan Carlos Linares / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona, condenado a 26 años de prisión en la ola represiva de la primavera de 2003, continúa recluido en la prisión provincial de Guantánamo sin ningún tipo de tratamiento terapéutico ni medicamentos, denunció su esposa Elsa González Padrón desde la provincia Pinar del Río, lugar de residencia del matrimonio.

Debido a las malas condiciones carcelarias, incluido el trato de los carceleros, el periodista independiente comenzó a padecer de enfisema pulmonar, infección crónica en un oído, faringitis, problemas en el codo del brazo derecho (que requiere tratamiento de fisioterapia), y desviación del tabique, producto -al parecer- de unos golpes propinados en su cara por guardias del penal el 31 de diciembre de 2003.

También Arroyo padece de hipertensión arterial y falta de visión por la miopía, acrecentada por la ausencia de espejuelos graduados.

Estas enfermedades fueron prescritas por los médicos en la prisión capitalina del Combinado del Este, a finales de diciembre de 2004, en el momento en que el gobierno de La Habana negociaba su crisis política con la Unión Europea. Tras varios días de exámenes devolvieron a Arroyo a la cárcel de Guantánamo.

En Guantánamo las autoridades penitenciarias se niegan a brindarle tratamiento médico, pretextando que el diagnóstico de La Habana no es compatible con el que ellos habían hecho anteriormente en uno de los hospitales de esa provincia.

Devuelto a Guantánamo Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 9 de diciembre (Juan Carlos Linares / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona, condenado a 26 años de cárcel por ejercer la profesión, fue trasladado nuevamente para la prisión provincial de Guantánamo, denunció la esposa Elsa González Padrón.

Arroyo, natural de Pinar del Río, fue conducido la semana pasada a la capital del país junto a otros reclusos de la Causa de los 75, entre ellos algunos que ya fueron liberados.

La medida suscitó algunas reacciones de beneplácito entre los familiares, debido a que reducía las distancias entre los condenados y sus residencias, aminorando las penurias de los viajes los días de visita.

Sin embargo, contrario a lo que se creyó, el gobierno volvió a alejar a algunos, entre ellos Víctor Rolando Arroyo, Claro Sánchez, Félix Navarro y Reinaldo Miguel Labrada, que fueron devueltos a la prisión guantanamera.

Según la esposa de Arroyo, en el chequeo médico que le practicaron en la prisión Combinado del Este, durante las pocas horas que estuvieron en la capital, se detectó que Arroyo padece de enfisema pulmonar, alergia, problemas de audición y lesiones en los cartílagos del codo de uno de sus brazos. La esposa afirma que todas esas dolencias han sido adquiridas durante el tiempo de reclusión, debido a las malas condiciones de la prisión.

Actualmente, a Arroyo lo tienen en la zona 2 P de la prisión, hacinado con 18 reclusos comunes, en condiciones pésimas para su salud, pues allí falta la ventilación, todos fuman y la galera es extraordinariamente pequeña.

En conversación telefónica celebrada el miércoles 8, Arroyo le comentó a su esposa sobre el acoso a que es sometido por parte del oficial Juan González, el mismo que días atrás lo trató de filmar mientras otros oficiales lo provocaban, y que espía la visitas conyugales de la pareja.

"No caben dudas, me quieren matar", expresó Arroyo a su esposa.

Resiste maltratos Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 15 de noviembre (Juan Carlos Linares / www.cubanet.org) - Elsa González Padrón debía viajar desde Pinar del Río a la prisión provincial de Guantánamo para ver a su esposo Víctor Rolando Arroyo Carmona, quien extingue una sentencia de 26 años por ejercer el periodismo independiente. La visita familiar estaba programada para el viernes 5 de noviembre.

A las 10 antes meridiano de ese día ya ella, en compañía de un hijo de Rolando, esperaban en la puerta de la penitenciaría. A las 11 y 45 apareció el llamado "reeducador" de Rolando, quien la condujo a un local donde revisan y pesan las pertenencias. Sólo se admiten 30 libras, aunque esta vez le permitieron pasar todo lo que llevó.

Unos minutos después el reeducador traía a Rolando esposado. Las manos estaban amoratadas. Rolando tenía una carta entre los dedos. El reeducador le dice a Rolando que primero tenía que leerla él. Rolando contesta que el contenido de la carta era privado. El reeducador le dijo: "Si no la leo no hay visita", y Rolando ripostó: "Pues, quítame la visita". Eso aconteció delante de Elsa y el hijo de Rolando, de 17 años.

El reeducador llevó a Rolando de vuelta a su celda, y luego vino a hablar con Elsa. La amenazó con que si Víctor Rolando continuaba sin aceptar las normas del penal lo iban a enjuiciar nuevamente, y que a partir de ese momento estaba castigado.

Elsa le reclamó para su esposo el derecho a la visita; recordó que había viajado más de mil kilómetros para traerle un poco de comida, útiles para el aseo y ropas limpias, y que no se iría sin dejárselas. El oficial le expresó que tenía que consultarlo con un superior.

Aproximadamente a las 2 de la tarde citaron a Elsa para la oficina el jefe de la prisión, mayor Silvestre. También estaba presente el teniente Armetos. Ambos le pidieron a Elsa que se sentara. "Tenemos que revisar todo lo que entra y sale de esta prisión para evitar que pasen un explosivo o drogas", dijo el jefe, y Elsa reclamó que su esposo no es terrorista ni drogadicto. Poco antes de las 3 de la tarde concluyó el diálogo y le permitieron ver a Víctor Rolando.

En las casi dos horas de conversación entre Elsa y Rolando se supo que lo habían amenazado con no salir de esa prisión "hasta tanto no se amansara". Y que tienen un equipo integrado por oficiales, carceleros y reclusos para neutralizar cualquier acción de los presos políticos que están recluidos allí.

El equipo está constituido por los oficiales Laforkai, reeducador; primer teniente Armetos, reeducador; mayor Soler, jefe de reeducación; capitán Bulí, segundo jefe de orden interior; teniente Wiliam, reeducador; sub oficial Iglesias Balón; capitán Ramoncito, jefe de los servicios médicos; sub teniente Guias Vega; capitán Froiledes, y algunos reclusos, "los que tienen la misión de poner mansos a los políticos", declaró Rolando.

Elsa denunció que el plan es para desajustarlos emocionalmente, alterarlos sicológicamente y crearles problemas, y condenarlos por un delito común.

"Rolando Arroyo no tiene contacto con los demás presos de conciencia que tienen en esa cárcel. Lo tienen entre criminales y personas de mucha peligrosidad. Amenazan a los presos para que eviten los contactos de cualquier tipo con los políticos. Al párroco nuevo de Guantánamo no le dan permiso para que visite a Rolando en el penal, a pesar de que la oficina provincial de asuntos religiosos le dio la autorización de hacerlo", explicó Elsa.

Y concluyó: "En estos momentos Rolando debe estar castigado, pues le pertenecían los 25 minutos de comunicación telefónica este miércoles por la tarde y no llamó".

Someten a Víctor Rolando Arroyo a test psicológico

LA HABANA, 1 de noviembre (Juan Carlos Linares www.cubanet.org) - "¿Qué ha pasado allá afuera?" fue la primera frase que escuchó Elsa González de su esposo, el periodista independiente Víctor Rolando Arroyo Carmona, condenado a 26 años de cárcel, durante la llamada telefónica que sostuvo con el preso de conciencia el pasado miércoles 25 de octubre.

Arroyo relató a su esposa que durante la semana anterior a la llamada varios médicos de diferentes especialidades han pasado por su celda, incluyendo una sicóloga.

"Se nota", expresó Elsa González, "una gran preocupación por Víctor. Y eso me preocupa más. Unos galenos lo auscultaron y otros se limitaron a hacerle preguntas, principalmente la sicóloga, que luego de un sencillo test mental le dijo que él no tenía problemas psicológicos".

"Sin embargo", continuó, "llama la atención que uno de los médicos le haya recetado vitaminas, cuando desde hace meses yo se las llevaba y no me permitían pasarle el pomo, y en otras oportunidades las contaban una a una hasta llegar a las 90 píldoras exactamente, la misma cantidad de días que separan una visita de otra".

También resaltó la señora González el hecho de que no lo hayan trasladado al hospital para hacerle análisis clínicos, ni reciba asistencia estomatológica, y ni siquiera que le den el resultado de todas esas consultas médicas en su propia celda.

Arroyo se encuentra en la prisión provincial de Guantánamo y su lugar de residencia es la provincia Pinar del Río.

Arroyo en celda de castigo de nuevo

LA HABANA, 21 de octubre (Juan Carlos Linares / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo se encuentra de nuevo en una celda de castigo, informó el ex prisionero Alberto Martínez Fernández, residente en Guantánamo, de acuerdo a una nota recibida por reclusos de la prisión provincial de esa ciudad, donde se encuentra Arroyo encarcelado.

En la nota -leída por teléfono por Martínez Fernández desde Guantánamo a Elsa González, esposa del periodista encarcelado quien escuchaba en la provincia de Pinar del Río- se informaba, además, que Arroyo Carmona estaba en la celda 48 del penal desde el 15 de octubre.

Detalla la información que Arroyo Carmona había pedido atención médica por dolor de oído y un fuerte estado gripal. Un guardia lo llevó a la enfermería y mientras explicaba a la doctora, se personó el oficial William y le vociferó a Arroyo que saliera. Lo condujeron violentamente a dicha celda sin sus pertenencias, aunque la doctora, posteriormente le llevó los medicamentos contra el catarro y el dolor de oídos.

También le permitieron comunicarse con su familia el 21 de octubre, pero sólo le concedieron unos 15 minutos de los 25 que le corresponden por semana. En la llamada se confirmó lo que decía la nota.

El castigo debe concluir el 25 de octubre.

Familiares denuncian maltratos y falta de atención médica a periodistas encarcelados
Víctor Rolando Arroyo, Julio César Gálvez Rodríguez, y Adolfo Fernández Sainz

www.cubaencuentro.com - Oct. 19, 2004 -- Familiares de varios periodistas independientes encarcelados en abril de 2003 denunciaron en los últimos días malos tratos, falta de atención médica y hostigamiento a sus allegados.

Elsa González Padrón, esposa del periodista condenado a 26 años de cárcel, Víctor Rolando Arroyo, denunció abusos de los carceleros contra el disidente en la Prisión Provincial de Guantánamo, informó la Comisión Argentina Pro Derechos Humanos en Cuba.

La mujer, residente en Pinar del Río, pudo visitar al preso político el pasado 8 de octubre.
Según relató por teléfono al Directorio Democrático Cubano, con sede en Miami, Arroyo fue sacado el día 1 de septiembre del comedor de la prisión por oficiales del penal que le ordenaron recoger sus pertenencias.

El preso fue conducido a una oficina donde lo esperaban militares de alto rango que le rompieron sus pertenencias, botaron su comida y lo insultaron para provocar una reacción violenta.

González Padrón dijo que Arroyo se percató de que sus carceleros tenían una cámara de vídeo para filmarlo en un comportamiento agresivo, y evitó caer en la trampa.

El periodista independiente fue luego conducido a una celda de castigo "donde no cabe un hombre acostado" y despojado de todas sus pertenencias, incluyendo sus medicamentos. Allí permaneció 15 días, de los cuales solamente cuatro dispuso de un colchón para dormir.

El disidente, de 52 años de edad, se declaró en huelga de hambre para exigir sus medicinas y consiguió que se las devolvieron.

"Yo quería pedir que si las autoridades están filmando ese vídeo (…) que filmen las condiciones en las que vive mi esposo, y no solamente él, en las que están viviendo todos los presos que están allí en Guantánamo, no sólo los presos de conciencia sino también los presos comunes", dijo González Padrón.

"Que filmen la pésima alimentación, la suciedad, las cucarachas, los ratones, el trato abusivo que tienen no solamente para con él sino para todos los presos de conciencia y los presos comunes. Si van a hacer este vídeo, yo quiero que enseñen lo que yo he visto cuando he estado allí", afirmó la esposa de Arroyo.

Por otra parte, la periodista independiente Beatriz del Carmen Pedroso, esposa del preso político Julio César Gálvez Rodríguez, visitó al disidente el pasado 12 de octubre e informó a Reporteros Sin Fronteras (RSF) que este padece hipertensión y dolores en la zona del hígado.

Gálvez cumple una sentencia de 15 años de cárcel y fue trasladado en agosto a la cárcel Combinado del Este, en La Habana. Según Pedroso, allí la comida es mejor y sirven mayor cantidad.

No obstante, la mujer denunció que las autoridades carcelarias han rechazado la demanda de una licencia extrapenal por razones de salud para Gálvez, dijo RSF.

Los responsables de prisiones han estimado que el estado de salud del periodista, que en el verano tuvo que ser internado en el hospital, no justifica ese tipo de liberación.

Otro periodista preso, Adolfo Fernández Sainz, padece "un bulto doloroso a la altura del pecho", ha dicho su familia.

Al disidente, condenado a 15 años, le suministraban antinflamatorios que le calmaban el dolor. Sin embargo, el médico ha decidido suspender el tratamiento durante unas semanas, para observar la evolución. Según el galeno, se trata de un problema benigno, pero la familia del periodista se queja de que no le han hecho ningún examen clínico.

¡Esto hay que pararlo!”. Entrevista con Elsa González, esposa del preso político Víctor Rolando Arroyo Carmona

Juan Carlos Linares -- LA HABANA, 18 de octubre (www.cubanet.org) - "Esto hay que pararlo. La gente debe hacer algo. El mundo tiene que conocer cuánto sufrimos nosotros", suplicó Elsa González, esposa del periodista independiente Víctor Rolando Arroyo Carmona, sentenciado a cadena perpetua en marzo de 2003, y posteriormente condenado a 26 años de cárcel por escribir y opinar distinto al oficialismo.

En conversación telefónica desde su provincia de residencia, Pinar del Río, la Sra. González narró algunas vivencias de las condiciones en que se encuentra su esposo en la prisión provincial de Guantánamo.

"Rolando actualmente está en el destacamento 4B de mayor rigor, junto con 200 presos comunes, en su mayoría de alta peligrosidad. Ha bajado de peso, casi 15 libras más desde que lo vi la penúltima vez el 5 de agosto. Está muy delgado. Su brazo derecho está como secándose, tiene cada vez menos fuerza en esa mano, es el brazo que una vez sufrió un accidente. Ahora está casi ciego porque los espejuelos se le rompieron y estaba utilizando los de un amigo suyo".

P: Cuénteme de la reciente visita conyugal.

R: Yo mejor le llamaría "tortura conyugal". A Guantánamo llegué el viernes 8 de octubre y la visita era para el sábado 9 por la mañana. A las 9 a.m. me entró en la prisión el sub oficial Armenteros. Anteriormente las visitas eran en el área A 500, pero ésta fue en un pabellón del área de mayor rigor. Todo es rejas que se van cerrando detrás de uno. El sub-oficial me requisó todas mis pertenencias. En las visitas anteriores ese trabajo lo hacía una mujer. Me dejó en la habitación conyugal. Algo así como un cuarto muy pequeño, con un solo bombillo, a pesar de su luz todo seguía en tinieblas. Había un calor insoportable de como 35 grados centígrados. No había tomacorrientes en las paredes. El techo estaba alto y bien arriba habían dos o tres ventanas muy pequeñas por donde entraba un bullicio de gritos y ruidos de los presos en el penal. El baño era una taza sola en uno de los rincones, de donde emanaba un hedor a orine viejo. La sábana de la cama totalmente empercudida. Al poco rato el sub-oficial trajo a Rolando.

P: ¿Qué pasó en septiembre?

R: El 1 de septiembre a las 12 del día aproximadamente, un guardia le dijo a Rolando que recogiera sus cosas. Sus amigos lo despedían pensando que lo iban a trasladar de prisión. Lo llevó para la oficina del Orden Interior donde lo esperaban ocho oficiales, algunos de alta graduación. Entre ellos el que atiende la prisión por la Seguridad del Estado. Comenzaron a registrar sus pertenencias y a tirarlas al piso, algunas se rompían. Al mismo tiempo lo ofendían de palabra: "Tú corrompes a toda la gente que tienes cerca", le decía uno, y el otro otra ofensa; hasta uno le dijo: "Tú eres un m…" Cuando Rolando se preparaba para lo peor se percató de que uno de los de atrás levantaba una cámara de vídeo para filmarlo, se contuvo y soportó la humillación.

Después le dijeron que recogiera sus cosas del piso, a lo que respondió: "Recójanlas ustedes si quieren". Lo llevaron para el calabozo de castigo, donde horas antes tenían al preso político Nelson Aguilar. Un rato después le llevaron las pertenencias, algunas destruidas, y con la cámara grabando le decían: "Como te mandan cosas buenas. Casi todas de la shopping (tiendas dolarizadas)". A lo que Rolando respondió: "Lo que deberían filmar son las infrahumanas condiciones en que estamos aquí". Le volvieron a quitar sus pertenencias, incluso sus medicamentos. Por esa razón inició una huelga de hambre de cuatro días, hasta que le devolvieron los medicamentos. Allí lo tuvieron quince días, aunque le permitieron comunicarse telefónicamente el miércoles 6 de septiembre con nosotros, pero nada más dijo "me están maltratando", y el guardia que escuchaba a su lado nos cortó la comunicación.

P: ¿Cómo son las condiciones allí dentro?

R: Los presos tienen una desinformación total. Sólo pueden ver algunos programas de televisión. El Noticiero Nacional de Televisión y las mesas redondas deben verlas casi obligatoriamente por el mensaje ideológico que estos programas emiten. El periódico Granma (órgano del Comité Central del Partido Comunista de Cuba) lo leen irregularmente, y para de contar. Toda la literatura que uno le lleva es minuciosamente revisada, y si la creen "subversiva" no se la entregan. Hay mucha escasez de agua. Los alimentos son un sancocho, sin proteínas ni vegetales. La dieta especial para los enfermos es quimbombó. Hay que cerrar los ojos y tragarse lo que echan en la bandeja sin coger el sabor, según me dijo Rolando.

P: ¿Qué tal está su amado de ánimo?

R: Su estado de ánimo es bueno. Creo que eso molesta mucho a las autoridades de la prisión. Los presos lo respetan. También imparte conferencias a los reclusos interesados en su superación, por eso tal vez es que dicen que corrompe.

P: ¿Cómo ha asimilado la familia de Víctor Rolando todo este tiempo?

R: Su mamá, Martha Carmona, es muy anciana, está enferma y recientemente fue operada. Ella hace 19 meses que no lo ve; desde el mismo día que lo detuvieron. Sufre mucho por eso, pero la distancia entre ambos es mucha y los viajes demasiados molestos por la crisis que existe con el transporte. Es imposible llevarla desde Pinar del Río hasta Guantánamo. Es de un extremo al otro de la Isla.

Por otra parte, la estrategia de la Seguridad del Estado es la de destruir nuestra familia y nuestra relación de pareja; pero ha sucedido todo lo contrario. Estamos más unidos que nunca.

Me preocupa que quieren hacer ver a Rolando como un ser violento, y que lo sigan provocando. Te diré que cuando concluía la visita conyugal, aproximadamente a la 1 de la tarde, me regaló, como por arte de magia, dos rosas y un poema de amor. Me emocioné mucho y me sorprendí, porque ¿de dónde pudo haber sacado esas flores? Esa prisión está totalmente desprovista de vegetación. Ese es el verdadero Rolando.

Esposa de prisionero político denuncia agresión y maltrato en la Prisión de Guantánamo

www.procubalibre.org.ar -- MIAMI, 14 de octubre de 2004 - En una comunicación telefónica desde Pinar del Río, Cuba, Elsa González Padrón denunció al Directorio Democrático Cubano la situación de su esposo el periodista independiente encarcelado Víctor Rolando Arroyo, después de visitarlo el 8 de octubre en la Prisión Provincial de Guantánamo.

"Cuando me trajeron a mi esposo, lo encontré muy delgado. En menos de un mes debe haber bajado entre 15 y 18 libras. Además, físicamente su estado no era el mejor, aunque sí su ánimo estaba firme. Me alegró que su ánimo estaba muy alto, muy firme, muy convencido de todas sus ideas y de toda su labor", señaló González Padrón.

De acuerdo a lo que su esposo pudo contarle durante la visita, el día 1 de septiembre fue sacado del comedor de la prisión por oficiales del penal y se le dijo que recogiera sus pertenencias. Fue conducido a una oficina donde lo esperaban militares de alto rango que le rompieron sus pertenencias y botaron su comida y que lo insultaron de forma grosera para provocar una reacción violenta de su parte. Arroyo se percató de que tenían una cámara de video para filmarlo en un comportamiento agresivo y decidió no caer en la trampa. Fue entonces conducido a una celda de castigo donde no cabe un hombre acostado, despojado de todas sus pertenencias incluyendo sus medicamentos, y allí permaneció por 15 días, de los cuales en solamente 4 pudo tener colchón. Arroyo se declaró en una huelga de hambre exigiendo sus medicinas hasta que se las devolvieron.

"Yo hoy quería pedir que si las autoridades están filmando ese video, que aparentemente están haciendo, que filmen las condiciones en las que vive mi esposo, y no solamente él, en las que están viviendo todos los presos que están allí en Guantánamo, no sólo los presos de conciencia sino también los presos comunes. Que filmen la pésima alimentación, la suciedad, las cucarachas, los ratones, el trato abusivo que tienen no solamente para con él sino para todos los presos de conciencia y los presos comunes. Si van a hacer este video, yo quiero que enseñen lo que yo he visto cuando he estado allí", afirmó la esposa de Arroyo.

Víctor Rolando Arroyo, de 52 años, era director de la Unión de Periodistas y Escritores Cubanos Independientes (UPECI) cuando fue arrestado en la ola represiva desatada por el régimen contra la oposición en marzo de 2003. También dirigía una de las bibliotecas independientes más importantes de Cuba, con cerca de 5.000 volúmenes. Condenado a 26 años, cumple la sentencia en el Combinado Provincial de Guantánamo al otro extremo de Cuba y distante más de 1000 kilómetros de su familia, que reside en la ciudad de Pinar del Río.

Declaración de Elsa América González Padrón, esposa del prisionero político Víctor Rolando Arroyo Carmona recluido en la Prisión Provincial de Guantánamo

Pinar del Río, 12 de octubre de 2004.

"El día 8 de octubre tuve la visita conyugal en dicha prisión, fui recibida por el Subteniente Armentos quien me trasladó hacia el edificio de mayor seguridad de ese penal, donde fui conducida hasta la segunda planta a través de muchas rejas. Todas las pertenencias que llevaba para mi esposo fueron revisadas por dicho oficial, lo que no está establecido que sea así, debe ser revisado por una oficial mujer. Solamente me dejaron pasarle el almuerzo, ningún otro tipo de alimento, a pesar de las difíciles condiciones alimentarias que hay en el penal. Fuí introducida a una habitación donde el calor era insoportable, desde el primer momento comienzas a asfixiarte por el calor, el mal olor, una peste insoportable a un orine putrefacto que debe haber llevado días y días en ese lugar, además de una oscuridad, básicamente en una semipenumbra; un ruido insoportable, prácticamente como para que una persona terminara en la locura, por el ruido además del ruido de las rejas constantemente abriéndose y cerrándose. Emocionalmente, yo no sabía si llorar, si gritar, emocionalmente salí muy mal.

Cuando me trajeron a mi esposo, lo encontré muy delgado, en menos de un mes debe haber bajado entre 15 y 18 libras. Además físicamente su estado no era el mejor, aunque sí su ánimo estaba firme, me alegró que su ánimo estaba muy alto, muy firme, muy convencido de todas sus ideas y de toda su labor. Estuvimos tres horas, que cada cinco meses nos dan tres horas de visita conyugal, en esas condiciones que ya contaba, terribles, que apenas podemos ni concentrarnos en lo que estamos conversando. [...]

En esas condiciones conversamos sobre la situación que había tenido en el mes de septiembre, día 1 de septiembre que él debía haber llamado a la familia y no llamó. Me contó que ese día a las 12 del mediodía, un oficial fue a buscarlo al comedor, donde él se encontraba, y le dijo que saliera. Al salir se encontró a 8 ó 9 oficiales que lo esperaban y le dijeron que recogiera todas sus pertenencias, él lo recogió todo, y dice que salieron 200 presos del cubículo a despedirlo, a decirle adiós al político, como le dicen allí, porque pensaron que lo iban a trasladar, pero no. Se lo llevaron a la oficina del Coronel Céspedes que es quien atiende asuntos internos del penal, allí, eran como dos Coroneles, había Tenientes Coroneles, Capitanes, y el de menor grado era el SubTeniente que lo atiende en el penal. También estaba el que atiende Seguridad del Estado en el penal de Guantánamo. Allí empezaron a sacarle las cosas, a romperle las galletas, la leche, a abrirle todas sus pertenencias, a tirárselas y a ofenderlo con palabras. A decirle que era un farsante, que él corrompía. El les dijo que la corrupta era la sociedad esta que había aquí en Cuba hacía 45 años, que todos los hombres se corrompían aquí producto de la sociedad, no él. Al responderle así le dijeron que él era un "viejo maricón". Cuando él recibe esa ofensa su reacción fue de abofetear al oficial que le dijo esas palabras, y sacaron una cámara de video para filmarlo, para demostrar evidencias que es alguien agresivo, violento. El se percata de la cámara y baja las manos. [...]

Entonces lo llevaron para la cuarta planta (piso) para el calabozo donde días anteriores habían sacado al prisionero político Nelson Aguiar Ramírez, que lo sacaron engañado, lo llevaron para un destacamento. Allí estuvo quince días. Dice que al llegar allí al calabozo, como a la media hora le llevaron todas sus pertenencias, y llevaron la cámara de video. Empezaron a filmar sus cosas y a burlarse de él. Le decían que tenía cosas de la shopping, "tienes jabón, tienes detergente", él les dijo: "¡Cómo no voy a tener jabón y detergente si Fidel Castro lo tenía después de haber asaltado un cuartel cuando estaba preso. Además, muchas personas del mundo se preocupan porque nosotros podamos tenerlo, porque ustedes no nos dan ni siquiera el jabón para nosotros poder bañarnos aquí". Tanto así que él les dijo que por qué no filmaban la comida que les daban todos los días, por qué no filmaban la suciedad que había en el penal: "No, no me filmen lo que yo pueda o no pueda tener, filmen esas otras cosas". Dice que se lo quitaron todo, lo volvieron a recoger todo y se lo llevaron. Lo dejaron sin siquiera un jabón para bañarse, sin nada para comer, sin medicamentos. Estuvo cuatro días en huelga de hambre, esa es una de las causas por la que estaba tan deteriorado cuando fui a verlo. A los cuatro días dice que le dieron unos mareos, tuvo que ver al médico y entonces le trajeron los medicamentos, que era por lo que él estaba haciendo la huelga, le trajeron un jabón, pasta de diente, cepillo. Dice que él se estaba echando debajo de los brazos un poquito de detergente líquido que le hicieron llegar algunos presos, para que pudiera fregar el plato donde comía, entonces él se lo echaba debajo de los brazos para evitar el mal olor. Eso le costó que se le pelaron todas las axilas, esta parte de abajo del brazo se le peló y entonces dice que a los cuatro días le llevaron por primera vez el colchón para que durmiera por la noche, pues en los calabozos de castigo donde los encierran a ellos no cabe un hombre acostado, tiene que dormir engarrotado y le llevaron el colchón cuatro veces en quince días. La primera noche que durmió fue la quinta, de los quince días que estuvo allí. A la semana de estar en el calabozo sí lo sacaron a que hablara conmigo, y ese fue el miércoles que cuando él me fue a contar lo que estaba sucediendo, el Sub Teniente Armentos colgó la llamada para que él no me pudiera contar todo esto que yo hoy estoy contando aquí.

Yo hoy quería pedir que si las autoridades están filmando ese video, que aparentemente están haciendo, que filmen las condiciones en las que vive mi esposo, y no solamente él, en las que están viviendo todos los presos que viven allí en Guantánamo, no solo los presos de conciencia sino también los presos comunes. Que filmen la pésima alimentación, la suciedad, las cucarachas, los ratones, el trato abusivo que tienen no solamente para con él sino para todos los presos de conciencia y los presos comunes. Si van a hacer este video, yo quiero que enseñen lo que yo he visto cuando estoy allí. Lo que yo viví el día ocho que cuando salí del penal no sabía si llorar o gritar, mi cabeza no daba en tres horas para lo que yo sentí y viví allí en ese penal en el que mi esposo vive día tras día, y que tiene que soportar las humillaciones, las vejaciones, para tratar de doblegarlo, de exterminarlo, porque si yo en tres horas salí así, pienso que lo que quieren es matarlo, que no soporte, que no pueda más. Si de una cosa estoy convencida plenamente es que podrá salir muerto pero no va a salir claudicando. También quería decir que además de él están allí Félix Navarro, Nelson Aguiar y Reynaldo Labrada que están sufriendo esas mismas condiciones.

La mamá de Víctor Rolando, Martha Carmona Vela que tiene 76 años de edad y que por su estado de salud no puede viajar a Guantánamo por la lejanía que hay de Pinar del Río y las condiciones pésimas de transporte que hay de aquí a Guantánamo, pues hace dos años ya casi que no ve a Víctor Rolando. Ella recientemente ha sido operada de un carcinoma cuya biopsia dio positiva y su estado de salud no es nada bueno, y nosotros como sabemos que las cosas de la vida son así, y se sucediera algo queremos responsabilizar al gobierno de que de suceder cualquier cosa, Martha hace casi dos años que no ve a su hijo, y que de mantenerse esa lejanía de Víctor Rolando en Guantánamo, ella no va a poder verlo. Queremos responsabilizar al gobierno con esta situación".


Rolando Arroyo Carmona: una víctima de los demonios gubernamentales

Por Juan Carlos Linares Balmaceda

LA HABANA, septiembre (www.cubanet.org) - Se levantó oficialmente la temporada de veda durante el mes de marzo de 2003 para que la policía política comenzara a cazar disidentes, y Arroyo fue uno de los primeros. El 18 lo detienen. Seguidamente la fiscalía solicita para él CADENA PERPETUA. El 4 de abril lo condenan "a sólo 26 años de encierro". Unas horas después -sin iniciarse el proceso de apelación- lo llevan para la prisión provincial de Guantánamo, al otro extremo de la isla de Cuba. Y todo por la herejía de ser un periodista independiente y escribir contra el gobierno.

Generalmente Arroyo se comunica telefónicamente con sus familiares en Pinar del Río los miércoles, entre 4 y 5 de la tarde. Sin embargo, el pasado primero de septiembre no llamó. Tanto su esposa, Elsa González, como su madre de 76 años, Martha Carmona, presagian que "algo anda mal". Esperan hasta las 7 para presionar los dígitos del teléfono de la prisión guantanamera, y la justificación que escuchan del gendarme confirma sus incertidumbres: el recluso no quiso salir al teléfono.

Realmente algo andaba mal. Una semana antes, el 22 de agosto, Arroyo había tenido una discusión con uno de los guardias del penal. De eso se entera su esposa por un comentario que él le hace, y una semana después llega hasta las manos de su madre un mensaje sacado clandestinamente de la cárcel, en el cual se informaba que estaba en huelga de hambre para exigir atención médica y medicamentos que no le querían suministrar.

La opinión de ellas (madre y esposa del corresponsal) es que todo puede estar relacionado con una provocación contra Arroyo. Además, denuncian que hace más de tres meses no reciben sus cartas por la vía ordinaria del correo, y las recibidas anteriormente llegaban abiertas y "visiblemente profanadas".

El reglamento penitenciario concede al preso, cada tres meses, una visita familiar de dos horas, y cada cinco, una visita matrimonial de tres horas. También están estipulados 25 minutos de conversación por teléfono semanalmente. El costo de la comunicación telefónica entre Pinar del Río y Guantánamo sobrepasa siempre el peso por minuto, por lo que Elsa deberá depositar en la tesorería de la prisión 350 pesos trimestralmente para garantizar ese contacto con su esposo.

Todavía en Elsa persisten vivencias de la primera visita: "Después del juicio no me querían decir dónde lo tenían, y yo lo iba a denunciar como una desaparición. Finalmente me dijeron que lo tenían en Guantánamo, a más de mil kilómetros de casa. Fui, en compañía de la hija de Rolando, de 20 años, sin saber nada de ese pueblo. Llegamos al otro día, y a las dos de la tarde teníamos la visita. Dos horas estuvimos con él, y cuando salíamos el custodio de la garita nos dijo que nuestros carnés de identidad habían desaparecido. A esa hora tuvimos que acudir a la oficina que atiende estos asuntos allí y solicitar un salvoconducto para viajar de regreso; y hasta hoy no han aparecido, por lo que tuvimos que hacernos unos nuevos".

Las mazmorras están acabando con la salud del periodista, de 53 años. En 1996 estuvo un año y nueve meses preso, acusado de poseer "propaganda enemiga", y en el año 2000, seis meses por repartir a los niños pinareños juguetes comprados con un dinero recolectado en el exilio. En esta tercera ocasión se agudizan los problemas de diabetes y del corazón. Hace como un mes se intoxicó y los resultados de los análisis aún brillan por su ausencia.

El 8 de septiembre, a las 4 y 45 de la tarde, Arroyo llamó a casa de su madre, saludó a todos los concurrentes y pidió hablar con la esposa. Sólo pudo decirle: "Estoy un poco maltratado", e inmediatamente se cortó la comunicación. Al parecer las autoridades penitenciarias no le dejan hablar de algún hecho vinculado con su salud o su integridad.

Incertidumbre por integridad de Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 9 de septiembre (Juan Carlos Linares / www.cubanet.org) - El estado físico y mental de Víctor Rolando Arroyo Carmona, de 53 años, condenado a 26 años de prisión, es incierto, informó Elsa González, esposa del periodista.

El 8 de septiembre a las 4:45 de la tarde, Arroyo -confinado en la prisión provincial de Guantánamo- llamó por teléfono a casa de su madre, Martha Carmona, en la provincia Pinar del Río, donde también él residía antes del encierro. Después de saludar a todos los familiares que se encontraban presentes, pidió hablar con su esposa, Elsa González. Ella advirtió que la voz de Arroyo era distinta y el acento más pausado que de costumbre. Cuando preguntó por los hijos y otros asuntos personales, dijo de pronto: "Escúchame, tengo aquí a mi lado al oficial Armenteros. Te voy a decir la verdad: estoy un poco maltratado", e inmediatamente se cortó la comunicación.

Tras 15 días de incomunicación telefónica del periodista con su familia, y el inicio de una huelga de hambre el primero de septiembre para exigir que le dieran los medicamentos y atención médica, nada se conoce de la salud del periodista.

En huelga de hambre Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 7 de septiembre (Juan Carlos Linares / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona, condenado a 26 años de cárcel, está en huelga de hambre desde el 1 de septiembre, según informó Martha Carmona, madre del prisionero.

La señora Carmona, de 76 años, teme por la salud y la integridad de su hijo, al cual no ha podido ver desde que se lo llevaron detenido el 18 de marzo de 2003, hace año y medio. Ella está enferma y los separan más de mil kilómetros de distancia.

Arroyo permanece en la prisión provincial de Guantánamo desde que fue juzgado por un tribunal en la provincia de Pinar del Río, donde residía.

Según se conoció, la huelga de hambre tiene como propósito exigir a las autoridades del penal sus medicamentos y tratamiento médico.

Hacinado en cárcel guantanamera Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 7 de junio (Fara Armenteros, UPECI / www.cubanet.org) - "Víctor Rolando se mantiene con buen estado de ánimo, a pesar de que el hacinamiento, la falta de agua, el clima y la mala alimentación, entre otros factores, atentan contra los prisioneros en la cárcel provincial de Guantánamo", señaló Elsa González Padrón, esposa del periodista y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona.

González Padrón visitó a su esposo dos veces en el mes de mayo, porque coincidieron la visita familiar y conyugal, para lo que tuvo que permanecer en la más oriental de las provincias cubanas. "Es imposible, con las condiciones del transporte en Cuba, viajar dos veces en muy pocos días de un extremo a otro del país".

Dijo también que durante los quince días que estuvo en Guantánamo pudo darse cuenta de las dificultades que padece la población por la escasez de agua, debido a la intensa sequía. "Para los presos la situación es caótica, porque están hacinados, hay un calor intenso, pasan sed y sufren por las enfermedades. Los que tienen forma de guardar el agua en envases, cuando la reparten una vez por semana, no siempre pueden aprovecharla, porque está contaminada y se corrompe. En el mercado ya no se encuentran productos para purificar el agua de tomar".

Refiriéndose a la salud de su esposo, González Padrón expresó que no tiene mejoría, pues la presión arterial sólo se le estabiliza con medicamentos. El dolor en el pecho persiste, por lo que le van a realizar una prueba de esfuerzo físico para determinar la causa del dolor.

Explicó también que Arroyo padece de fuertes dolores de muelas, y no pueden tratárselos porque carecen de recursos para la atención estomatológica de los reclusos. "Sin embargo, no permiten llevar los medicamentos que necesitan los reclusos para atenderlos".

Arroyo comunicó a su esposa por teléfono que en estos momentos está intoxicado, por lo que tiene erupciones en todo el cuerpo, y la cura que le han indicado se limita a ingerir como alimentos puré de plátano y leche que le suministra el penal.

"Me imagino", señaló González Padrón, "que debe sentirse como en una cámara de tortura, padeciendo aquel calor infernal, unos hombres encima de los otros, porque en 26 metros cuadrados de superficie hay más de 20 presos, sin poder caminar ni bañarse, con el hollín de una chimenea cercana que les penetra hasta por los oídos. No cabe en mi cabeza que pueda sentir otra cosa. Quise regresar a Guantánamo para de alguna manera ayudarlo, pero se negó, y me resulta muy difícil permanecer aquí, tan lejos, con los brazos cruzados".

Comentó también González Padrón que las autoridades del penal no le permitieron dejar a su esposo libros y revistas de carácter religioso, ya que son censurados en la prisión.

Víctor Rolando Arroyo es uno de los 75 presos de marzo de 2003. Fue condenado a 26 años de prisión. Reside en la provincia más occidental de la Isla, y está encarcelado en la prisión Chafarinas, en la provincia más oriental del país, a más de mil kilómetros del lugar de su residencia.

Desde el momento en que fue internado en un destacamento con presos comunes, Arroyo no ha tenido comunicación con el resto de los prisioneros y opositores apresados con él y que se encuentran en Guantánamo: Jorge Olivera Castillo, Omar Ruiz Hernández, Reynaldo Labrado Peña, Félix Navarro Rodríguez, Ricardo Silva Gual, Héctor Raúl Valle Hernández y Nelson Aguilar Ramírez.

Carta abierta a Felipe Pérez Roque

Víctor Rolando Arroyo, condenado a 26 años de prisión, que cumple a más de mil kilómetros de su hogar

Cárcel de Guantánamo, 26 de marzo (www.cubanet.org) -

Sr. Felipe Roque, vocero del régimen de La Habana:

Mentirazo es el calificativo que espontáneamente se fija en mi pensamiento al oír la mal estructurada farsa que usted orquestó ayer, 25 de marzo, ante los corresponsales de la prensa extranjera acreditada en el país.

En los actuales momentos, en que el mundo rechaza enérgicamente el largo historial represivo del régimen de La Habana al que usted sirve de vocero de turno, sólo las calumnias son el asidero que les queda para ocultar sus bochornosas acciones.

¿Quién dijo que para servir a la patria hace falta tener un título universitario? El gobierno que usted representa ha impedido que decenas de miles de jóvenes de este país alcancen estudios de nivel superior enarbolando el tristemente célebre eslogan "La universidad para los revolucionarios".

Hoy muchos opositores no tienen un empleo oficial, pero ¿quién los condujo a ello sino la hostilidad y el acoso de sus cuerpos represivos, exigiendo una idoneidad política? ¿Se atrevería usted a sostener un debate público al respecto?

El que no estemos graduados como periodistas no ilegitima la realidad de nuestra labor. ¿Se aventuraría usted a probar la veracidad o no de nuestras noticias, artículos o crónicas, por los que fuimos enjuiciados y condenados?

A nosotros al menos nos queda la satisfacción de que el apoyo financiero y material que recibimos de personas amigas en el exterior no servía para enlutar ningún hogar cubano. Todo lo contrario de lo que hace el régimen que usted sirve, que desde la década de 1960 trata de exportar la violencia por medio de los movimientos guerrilleros en Centro y Sur América, y que recientemente los electores salvadoreños se encargaron una vez más de demostrar cuán inútiles fueron esos esfuerzos.

Al decir usted que algunos de nosotros hemos cometido delitos comunes no hace más que reflejar la justa realidad de este país y de su población -en particular los jóvenes- que se debate en una aguda crisis social de la cual el régimen que usted representa tiene total responsabilidad. Al incorporarse a la oposición pacífica, esas personas buscan revertir, con el cambio político, que cientos de miles de jóvenes sigan delinquiendo, pues la desastrosa política en que el régimen basó su intromisión en los valores morales, religiosos y familiares ha compulsado a nuestra juventud a la comisión de delitos. ¿Acaso tiene usted otra explicación para el elevado número de reclusos en el país?

Yo lo emplazo públicamente a que niegue con argumentos sólidos que su régimen se ensañó en nosotros y nuestras familias al ubicarnos en prisiones alejadas de nuestras residencias, que durante meses se nos ha encerrado en celdas tapiadas, sin sol y sin llamadas telefónicas, acción que aún persiste. Me gustaría que usted mostrara imágenes de las jaulas donde nos mantienen encerrados, alimentados con míseras raciones cuyo sabor y calidad no recibieron los esclavos.

De la atención médica y estomatológica sólo le señalo que ustedes la han utilizado como otro medio de presión para quebrar nuestras voluntades, y su resultado ha sido deficiente.

Su régimen sigue violando nuestros derechos como presos políticos, y la primera violación es el injusto encarcelamiento.

Sus calumnias no son algo nuevo. Al caer el Muro de Berlín, el mundo pudo comprobar cómo los regímenes totalitarios de Europa Oriental difamaron de los que se les oponían con métodos idénticos a los que usted hoy usó contra nosotros.

Nunca antes usted y el régimen que representa recibieron mejor calificativo que el de rufianes, y su debilidad moral se evidencia en la negativa a verificar en las urnas, por el plebiscito que pide el Proyecto Varela, los verdaderos deseos de este pueblo, porque saben que de allí saldría un rotundo NO a la dictadura.

Cuba será libre y democrática, y por ello cualquier sacrificio es aceptable.

Víctor Rolando Arroyo Carmona, Grupo de los 75.

Restablecida la comunicación telefónica con prisioneros en Guantánamo

LA HABANA, 4 de marzo (Fara Armenteros, UPECI / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona, condenado a 26 años de cárcel, confinado en la prisión provincial de Guantánamo, después de 21 días pudo comunicarse telefónicamente con sus familiares en la provincia de Pinar del Río.

La comunicación estuvo interrumpida durante tres semanas porque la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) realizó trabajos para la "orbitalización" de la planta telefónica, explicó el prisionero a su esposa, Elsa González Padrón.

"Los familiares de los presos que están en Guantánamo estuvimos muy preocupados. La conversación con Arroyo se caracterizó esta vez por la falta de privacidad. Han designado a un teniente para que no le pierda pie ni pisada. Siempre ha tenido un escucha cuando habla por teléfono, pero nunca tan cercano".

También Arroyo comunicó a la esposa que el también periodista independiente y prisionero de conciencia Jorge Olivera fue hospitalizado porque su enfermedad estomacal se agudizó, debido fundamentalmente a que la comida que ofrece el penal es tan mala "que no se puede comer".

Por otra parte, Dulce María Amador, esposa de Carmelo Díaz, director de la Agencia de Prensa Sindical Independiente, informó que el preso ha sido trasladado de la prisión de Guanajay para el hospital del Combinado del Este, en la capital cubana. "Tiene la presión arterial descontrolada. Los medicamentos no lo han estabilizado", concluyó.


Esposa de Arroyo agradece gesto de prisioneros comunes

LA HABANA, 17 de febrero (Fara Armenteros, UPECI / www.cubanet.org) - Prisioneros comunes del Combinado de Guantánamo entregaron al preso político Víctor Rolando Arroyo Carmona dos objetos artesanales confeccionados por ellos en el penal, para que éste los obsequiara a su esposa el pasado 14 de febrero.

"Ha sido un gesto muy delicado que agradezco infinitamente", expresó Elsa González Padrón, refiriéndose al regalo que le hiciera su esposo. "Para mí es, además, una muestra de solidaridad con Arroyo de los presos, sus compañeros de cautiverio", agregó. Explicó González Padrón que el estado de salud de su esposo continúa delicado; presenta dilatación en el ventrículo izquierdo, provocada por la hipertensión arterial que padece. Y agregó que pasaron 20 días sin que le midieran la tensión arterial al periodista independiente.

"En el penal dijeron que por falta de equipo, pero llevé uno y no lo aceptaron, a pesar de que se hubiera beneficiado toda la población penal".

Señaló también González Padrón que Arroyo confronta dificultades con la ropa porque solamente le permiten usar el uniforme de preso y le entregaron uno para todo el año. Por otra parte, destacó que su esposo es llevado al lugar de la visita esposado como un criminal peligroso, y ante cualquier reclamación las autoridades de la prisión dicen que actúan según ordenan los superiores, porque se trata de un contrarrevolucionario.

Al finalizar la semana del 8 al 14 de febrero, ninguno de los presos de conciencia del grupo de los 75 se había podido comunicar por teléfono con sus familiares, sin que se conozca la causa de la situación.

 

Desmiente a carceleros esposa del periodista encarcelado Arroyo

LA HABANA, 1 de febrero (www.cubanet.org) - Elsa González Padrón, esposa del prisionero de conciencia y periodista Víctor Rolando Arroyo Carmona, aclaró que nunca había dicho que su esposo fue golpeado por reos comunes, como los funcionarios del penal informaron a éstos.

"Arroyo fue golpeado por tres oficiales de la cárcel provincial de Guantánamo y me lo comentó por teléfono en voz alta y en presencia de un gendarme que escucha las conversaciones telefónicas de los presos con los familiares", señaló González Padrón.

También dio a conocer que fue abordada en la vía pública por agentes de la policía política que le señalaron que sus informaciones son manipuladas por el enemigo y que puede ser sancionada por comunicar al exterior la situación de su esposo. Agregó la mujer que no es la primea vez que los policías la detienen para conversar en plena calle, por lo que se siente hostigada y amenazada.

"Lo que hice y haré es decirle a nuestros hermanos lo que sucede a Víctor Rolando, porque considero que su vida está en constante peligro", agregó la atribulada esposa.

También destacó que las condiciones de vida en el penal continúan siendo precarias, y que al comunicador no le han repetido el chequeo médico.


¿Quién desprecia a quién?

LA HABANA, 26 de enero (www.cubanet.org) - La campaña mediática desplegada por el gobierno de La Habana a favor de cinco cubanos presos en los Estados Unidos es más intensa cada día, pero en las cárceles cubanas varios cientos de presos políticos cubanos reciben de sus carceleros un tratamiento inhumano.

"Todo parece indicar que quieren matarlos lentamente", comentó un familiar de un preso de conciencia que reside en el centro del país.

Víctor Rolando Arroyo Carmona se repone lentamente de la golpiza que le propinaron el mayor Soler, el capitán Boulí y el subteniente Guía. Sus carceleros le hicieron saber que si se manifestaba contra su incorporación al destacamento junto al resto de la población penal, recibiría lo mismo: otra golpiza.

La esposa del periodista, Elsa González Padrón, dijo que no recibe cartas de Arroyo y que él tampoco las que ella le envía semanalmente.

Señaló también que los alimentos son de mala calidad y están mal elaborados. Esto se une al hollín que día y noche despide una chimenea cercana al comedor y los dormitorios; hollín que se adhiere a los alimentos, pisos, paredes, y desde luego, a las vías digestivas y respiratorios de los reclusos, aumentando sus problemas de salud.

Los familiares de Félix Navarro, preso de conciencia del grupo de los 75, confinado también en la cárcel guantanamera, supieron que en el destacamento donde está el prisionero las autoridades soltaron cucarachas para liquidar un brote de chinches, alegando que las cúcaras son depredadoras naturales del insecto chupador de sangre humana.

Según fuentes de los prisioneros, éstos continúan martirizados por las voraces chinches, por las cucarachas, por los alacranes (depredadoras de éstas) y... por los carceleros, depredadores de los reclusos.

Pero no es la de Guantánamo la única prisión cubana que ofrece a la población penal condiciones infrahumanas de subsistencia, ya que eso es regla.

En una celda solitaria de La Pendiente, prisión de la provincia Villa Clara, el periodista Héctor Maseda, condenado a 20 años de cárcel, dijo a su esposa Laura Pollán Toledo, que es un especialista en matar ratas a chancletazos. Allí fue atacado por la sarna, lo que obligó a Pollán Toledo a viajar semanalmente de la capital al centro del país para llevarle sábanas y ropa limpia para combatir el molesto parásito.

Víctor Rolando Arroyo Carmona comentó con su esposa que "la jaula más sucia de un zoológico tiene mejores condiciones y más higiene que las celda donde están los presos". Y pidió que le llevara una escoba, detergente, desinfectante y otros materiales de limpieza, pues según parece el presupuesto de las prisiones no cubre el abasto de útiles de limpieza.

 

Propinan carceleros salvaje golpiza a Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 8 de enero (www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo fue golpeado salvajemente por tres carceleros el 31 de diciembre en la prisión provincial de Guantánamo, informó su esposa, Elsa González Padrón.

Afirmó la esposa de Arroyo que habló con él este miércoles 7. "Aún tenía dolores por los golpes recibidos en el rostro y en el cuerpo y en una herida que le produjeron en la pierna al trabársela con la puerta para inmovilizarlo", dijo.

Los tres militares sacaron al periodista del destacamento, introduciéndolo a la fuerza en una habitación para golpearlo, porque Arroyo patentizó su inconformidad con su ubicación en el destacamento 4B, donde 235 presos comunes conviven hacinados y en condiciones higiénicas deplorables.

Señaló también González Padrón que teme por el agravamiento de la salud de Arroyo, cuya presión arterial no se estabiliza. Investigaciones médicas recientes arrojaron padecimientos hepáticos y cardiacos. Los médicos le comunicaron que deben repetirle los exámenes, pero no le explicaron las razones.

Las autoridades de la cárcel guantanamera han insertado a los prisioneros de conciencia en destacamentos de reclusos comunes, aislándolos entre sí. El régimen de visitas no coincide, y les han hecho saber que el traslado "es obligado", pues la medida está relacionada con asuntos de carácter internacional del gobierno cubano.

Los 75 prisioneros de conciencia condenados en abril de 2003 se consideran los más discriminados entre los discriminados. Desde el primer día de su detención fueron sometidos a un régimen de mayor severidad, y en más de una ocasión algunos han sido arrojados a celdas de castigo, sin comunicación entre sí y con sus familiares.

El caso más relevante es el del doctor Oscar Elías Biscet, que desde que fue trasladado a prisiones de la provincia de Pinar del Río ha podido ver a su esposa y a sus padres sólo en dos ocasiones por breves instantes. Actualmente se encuentra en una celda soterrada junto a un asesino.

Por su parte, Nelson Aguiar Ramírez se encuentra incomunicado en solitario desde que fue trasladado de la cárcel santiaguera Boniatico a la prisión de Guantánamo para desarticular una huelga de hambre en septiembre.

El propio Víctor Rolando Arroyo ha permanecido por varias semanas en celdas de castigo por reclamar sus derechos y por acudir en auxilio de un preso común al que le faltaba una mano y fue esposado a las rejas.

La prensa oficialista cubana ha publicado artículos sobre los daños irreversibles que produce en los reclusos un aislamiento prolongado en celdas solitarias, censurando este tratamiento en los cinco cubanos condenados por espionaje en Estados Unidos. "Y nosotros, ¿qué?", expresó un preso político liberado recientemente cuando conoció el artículo. "Hubo momentos en la cárcel", dijo, "que no podía determinar si soñaba o estaba despierto cuando sentía que me caminaban cucarachas por el cuerpo, y un preso común al que consideraban loco me dijo: 'Compadre, ni saltes más ni las espantes… te sacudes una, pero miles te caminan por encima'".

Los testimonios que ofrecen los presos políticos cubanos a sus familiares son aterradores, y éstos aseguran que todo lo que se diga es pálido frente a la realidad.

Al situar a los presos políticos dispersos en destacamentos de comunes quedan solos entre cientos de hombres a quienes las autoridades someten a una vida miserable y que pueden ser manipulados fácilmente para que actúen contra ellos, de manera que ponen en precario su vida y los pocos medios que puedan tener para sobrevivir.

Víctor Rolando Arroyo Carmona y el resto de los presos políticos han pasado parte de sus vidas defendiendo el derecho de los presos. El dijo a sus familiares que está seguro de que sus esfuerzos no caen en el vacío y que la vida demuestra que hay que continuar defendiendo los derechos del pueblo cubano.

Arroyo fue condenado a 26 años de prisión durante la última ola represiva de la primavera pasada. Había sufrido anteriormente dos encarcelamientos, uno de 18 meses por publicar un artículo crítico sobre el cultivo del tabaco y otro de seis meses por repartir juguetes a los niños pobres de la ciudad de Pinar del Río.


Dispersan y mezclan con comunes a prisioneros de conciencia

LA HABANA, 29 de diciembre (www.cubanet.org) - Las autoridades carcelarias han dispersado a los siete prisioneros de conciencia de la Causa de los 75 que han estado nueve meses en celdas de aislamiento en la prisión provincial de Guantánamo y los han incorporado a los destacamentos de presos comunes, donde de acuerdo a un familiar de uno de los reclusos "han sido creadas condiciones para destruirlos en poco tiempo".

El periodista independiente Víctor Rolando Arroyo, condenado a 26 años de prisión, fue ubicado en un destacamento donde convivirá con 235 presos comunes que cumplen sanciones por delitos desde tráfico de drogas hasta asesinato.

Arroyo Carmona explicó a sus familiares que en el destacamento donde lo situaron los 236 presos están distribuidos en 14 cubículos de 21 metros cuadrados y un baño (sin agua) cada uno.

En tal situación, los reclusos no pueden leer ni escribir porque falta la iluminación. Tampoco pueden bañarse debidamente, ni lavar sus ropas, porque no hay agua. No pueden hacer ejercicios porque no tienen espacio, no reciben correspondencia ni pueden enviarla.

Los prisioneros de conciencia que han sido incorporados a los destacamentos de presos comunes no pueden comunicarse entre sí, y han perdido contacto visual.

Familiares de los prisioneros opinan que la nueva medida no los beneficia, y que está dirigida a desestabilizarlos física y emocionalmente. "Todas las actividades que habían organizado deberán reprogramarlas de acuerdo a las nuevas condiciones que les han impuesto en la prisión".

Arroyo y sus seis hermanos de cautiverio habían organizado un programa de actividades que les hizo posible sobreponerse al inhumano aislamiento al que han estado sometidos durante nueve meses. En voz alta se comunicaban de una celda a otra, y también se las arreglaron para compartir alimentos, medicinas y la literatura que les permiten tener en prisión.

Los prisioneros de Guantánamo planeaban inaugurar la peña de estudios sociopolíticos "Carlos Quintela" el día 6 de enero, aniversario del fallecimiento del periodista cubano.


Sitúan a presos políticos junto a los comunes

LA HABANA, 24 de diciembre (www.cubanet.org) - Prisioneros políticos del Grupo de los 75, que desde su detención en marzo de 2003 fueron sometidos a aislamiento, están siendo situados en destacamentos donde deben convivir con presos comunes.

En el Combinado Provincial de Guantánamo las autoridades del penal dijeron a los prisioneros que les respetarán su condición de presos políticos y de conciencia. Les explicaron que sólo debían cumplir los horarios establecidos para las comidas y el sol.

También les comunicaron que podrán ver televisión, pero a diferencia de los presos comunes no les exigirán ver los programas que no quieran.

Las autoridades de la más oriental de las provincias comunicaron también a los presos políticos que desde meses atrás funcionarios del Departamento de Seguridad del Estado trabajan junto a ellos para crear condiciones en los destacamentos donde serán ubicados.

Aunque el cambio a los destacamentos debe significar mejoras para los prisioneros, ya que pone fin al aislamiento a que estaban sometidos, sus familiares y ellos mismos se mantienen escépticos porque deben enfrentar muchos riesgos en la convivencia con reos comunes. La golpiza que un reo común propinó al periodista independiente Adolfo Fernández Saínz en la prisión de Holguín es un ejemplo reciente.

Casi siempre los reos comunes que cometen ésas y otras prácticas crueles e inhumanas gozan de impunidad y reciben beneficios de las autoridades del penal.

"Ahora tenemos que esperar a que nos ubiquen a los siete para reorganizar nuestras lecturas y actividades culturales. Dijeron que respetarían nuestra condición de presos políticos. Si no cumplen lo establecido actuaremos consecuentemente y con la dignidad que hasta el momentos hemos mantenido", dijo el periodista independiente Víctor Rolando Arroyo Carmona a su esposa Elena González Padrón.

Víctor Rolando Arroyo fue sancionado a 26 años de privación de libertad en juicio sumarísimo celebrado en abril pasado. Reside en la provincial Pinar del Río, en el occidente del país, y se encuentra recluido en la prisión provincial de Guantánamo, a más de mil kilómetros de su residencia.

Arroyo y sus seis hermanos de cautiverio organizaron un programa de actividades que les hizo posible sobreponerse al inhumano aislamiento al que han estado sometidos.

En voz alta se comunicaban de una celda a otra, y también se las arreglaron para compartir alimentos, medicinas y la literatura que les permiten tener en prisión.


Temen por la vida del periodista independiente Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 16 de diciembre (www.cubanet.org) - Familiares del periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona, encarcelado en la prisión provincial de Guantánamo, temen por su vida, ya que en el penal no hay control riguroso de las dosis del medicamento que suministran al preso.

Elsa González Padrón, esposa del comunicador, explicó que suministraron a Arroyo una sobredosis del medicamento Atenonol, que le produjo decaimiento y sudoraciones. "Al comunicarle a la facultativa esta situación, me respondió: 'Yo soy la doctora y ya terminé con usted'", dijo la esposa del periodista.

Afirma Gónzález Padrón que pudo consultar un Formulario Nacional de Medicamentos, comprobando que la sobredosis de Atenolol produce las reacciones que tuvo su esposo, y concluyó: "¿Qué se proponen? ¿Debilitarle la voluntad o matarlo?"

Señaló también la mujer que las autoridades de la prisión rechazaron entregar a su esposo las vitaminas porque según le dijeron "con el pedacito de pollo que recibe una vez al mes para alimentarse tiene suficiente para mantenerse".

Finaliza Elsa González Padrón con un llamado a la opinión pública nacional e internacional y a las instituciones religiosas y defensores de los derechos humanos de Cuba y el mundo, para que pidan al gobierno de la Isla la liberación de su esposo, condenado a 26 años de prisión, y de todos los presos políticos cubanos que, sancionados injustamente, languidecen en las cárceles.


Rechazan nuevas medidas prisioneros de conciencia

LA HABANA, 27 de noviembre (www.cubanet.org) - "Solamente aplicándonos la fuerza nos sacarán de la celda, y después nos plantaremos", manifestó el periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona a su esposa, González Padrón, refiriéndose a las medidas que están aplicando en las cárceles cubanas, donde las autoridades se niegan a reconocer el derecho a los prisioneros políticos.

Víctor Rolando Arroyo Carmona, arbitrariamente condenado a 26 años de cárcel en un juicio sumarísimo el 3 de abril, denunció desde su celda número 9 en el área de máxima seguridad de la prisión provincial de Guantánamo que "una nueva pero no menos oscura y diabólica medida se está poniendo en práctica contra los 75 prisioneros de conciencia de la oleada represiva de principios de este año.

"Esa medida trata de humillarnos incorporándonos en locales con presos comunes de alta peligrosidad, después de permanecer más de seis meses en celdas de castigo aislados como parte de un régimen de mayor rigor que supuestamente duraría dos años. Dicha estrategia ya se está aplicando en las prisiones Kilo 8 en Camagüey, en Holguín y en Ciudad de La Habana..."

"Los siete presos de conciencia que nos encontramos en la Prisión de Guantánamo no aceptamos tal decisión, de tratar de aplicarse aquí, y nos negamos a aceptarlo voluntariamente, pues este régimen que nos mata trata de doblegarnos con siniestros intentos. Si finalmente, por medio de la fuerza se nos trasladara, seis de nosotros nos declararemos plantados hasta que se nos respete la condición de presos políticos".

Arroyo Carmona dio a conocer que solidarizándose con sus hermanos plantados de la prisión Kilo 5 ½, dos veces al día están en oración y leen salmos seleccionados con anterioridad, actividad que mantendrán hasta el día 10 de diciembre, en que harán un ayuno.

Víctor Rolando Arroyo en excelente estado anímico

LA HABANA, noviembre 24 (www.cubanet.org) - "Encontré a mi esposo muy delgado, tiene un catarro que no se le cura y eso nos preocupa mucho, pero está muy fuerte de ánimo y con una disposición envidiable", señaló Elsa González Padrón esposa del periodista independiente y prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo Carmona. "Me dijo que diariamente le falta tiempo para hacer todo lo que desea".

Arroyo Carmona está preso en la cárcel provincial de Guantánamo a más de mil kilómetros de su domicilio en Pinar del Río, sancionado a 26 años de privación de Libertad.

"La celda dónde esta encerrado en la zona de aislamiento y de mayor rigor, apenas tiene espacio para una cama personal, si es que puede llamarse cama al lugar donde reposan, ahí hace ejercicios físicos. El y sus compañeros estudian, rezan, escriben, participan en cultos religiosos, discuten la prensa oficial- cuando la reciben. A falta de radio y televisión, organizan sus actividades culturales. Jorge Olivera canta bien y es aplaudido, a Arroyo nunca lo aplauden", dijo González Padrón sonriendo.

Su esposo le comunicó que de 200 raciones de comida que les sirvieron a los presos en la cárcel de Guantánamo, (100 días, almuerzo y comida) solamente pudieron comer 57, las 143 restantes estaban en mal estado.

Sin embargo, la "jaba", de alimentos y aseo que le llevan sus familiares ha sido limitada a 30 libras comprendidos alimentos y productos para el aseo personal y de limpieza de la celda porque "hasta escoba, frazada de piso, desinfectantes hay que llevarles".

Agregó la esposa de Arroyo: "La dieta que le ofrecen consiste en harina líquida con caldo de frijoles para almuerzo, y en la comida, arroz, frijoles y ¿masa cárnica? Nada de carne y nada de leche… No pude dejarle la máquina de pelar eléctrica porque el funcionario que debía autorizarlo no estaba en el penal..."

"A Víctor Rolando no le han hecho el chequeo médico, que está pendiente hace más de 6 meses y no ha podido hacerse los espejuelos, de manera que usa los de Félix Navarro", añadió Elsa González.

Víctor Rolando Arroyo, Ricardo Silva Gual, Reinaldo Miguel Labrada Piña, Jorge Luis Olivera Castillo, Héctor Raúl Valle Hernández, Omar Ruiz Hernández y Félix Navarro Rodríguez, devolvieron el libro "El Largo Camino de la Libertad" que les prestara el opositor pinareño Dagoberto Valdés, y le escribieron la siguiente leyenda:

"Hermano: Te agradecemos que nos facilitaras este libro, testimonio de que la fe es una semilla segura y fecunda. Su lectura recordó las palabras de Juan Pablo II en Camagüey en enero 23 de 1998: 'Sean fuertes por dentro, grandes de alma, ricos en los mejores sentimientos, valientes en la verdad, generosos en el amor, invencibles en la esperanza...'

"Saludos de tus hermanos.

"Guantánamo 8 de noviembre del dos mil 3".

"Ellos tratan de cumplir las recomendaciones del Santo Pontífice; es un gran incentivo para la existencia en aquel encierro", concluyó González Padrón.

La dirección postal de los presos políticos encerrados en celdas de aislamiento en la cárcel guantanamera es:

Prisión Provincial de Guantánamo.
Km. 2 ½ , carretera El Salvador
Sección # 2 Apartado # 139
Guantánamo. C.P. 95100.

Humillantes las visitas conyugales, señala la esposa de Arroyo

LA HABANA, 21 de agosto (www.cubanet.org) - Elsa González Padrón, esposa del periodista independiente Víctor Rolando Arroyo Carmona, declaró que prefiere renunciar a las visitas conyugales a soportar el trato humillante al que la sometieron en la prisión Combinado de Guantánamo donde está encarcelado el comunicador.

Señala González Padrón que en el momento de la visita fue registrada minuciosamente, pero al salir la hicieron desvestirse y ponerse en cuclillas ante una mujer policía.

Las visitas conyugales o pabellones, como también se conocen, se les autorizan al reo cada seis meses. Refiere Elsa González Padrón que el objetivo de tan irrespetuoso tratamiento fue comprobar si sacaba del penal algún escrito de su esposo, por lo que aseguró: "Para denunciar la situación de Arroyo y sus compañeros de cautiverio no necesito de papeles escritos, ya que todo lo tengo grabado en el sentimiento".

La esposa del periodista encarcelado señaló que las autoridades de la prisión redujeron, sin previo aviso, la cantidad de alimentos que se les puede dejar a los prisioneros para cuatro meses.

"Las condiciones higiénico-sanitarias son infrahumanas", señaló González Padrón, "el agua de beber está contaminada, conviven con toda clase de alimañas, la atención médica es nula y la alimentación insuficiente. Le llevé multivitaminas y la médica del penal me dijo que eran un lujo, ya que ellos le suministraban las medicinas que necesita. La correspondencia es violada, no tienen derecho a oír radio ni a ver televisión, y hasta la posibilidad de coger unos minutos de sol se les escamotea".

"En fin", destaca González Padrón "las reglas mínimas de las Naciones Unidas para el tratamiento a los prisioneros son violadas en la prisión de Guantánamo, donde está recluido mi esposo".

Víctor Rolando Arroyo Carmona fue sancionado a 26 años de prisión durante la intensa ola represiva de este año. Según datos de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional "nunca antes en la historia de este hemisferio fueron detenidas y condenadas tantas personas por delito de opinión en menos de 20 días".


Sin atención médica Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 16 de julio (www.cubanet.org) - Las autoridades carcelarias del Combinado de Prisiones de Guantánamo, incumpliendo las indicaciones médicas, no han viabilizado un chequeo al periodista independiente Víctor Rolando Arroyo, de cuyo resultado depende el tratamiento para controlar la hipertensión arterial del preso de conciencia, dio a conocer su esposa, Elsa González Padrón, que lo visitó recientemente.

Dijo además la señora González que Arroyo padece de hipertensión crónica y solamente se estabiliza con un tratamiento riguroso. Agregó que desde que está en la prisión de Guantánamo no lo han sacado a coger sol. "También padeció de una virosis que le produjo vómitos, diarreas y fiebre", agregó.

Actualmente, Arroyo está en una celda, aislado como el resto de los disidentes. Con anterioridad estuvo en una celda de castigo, durmiendo en el suelo, a la que fue confinado por apoyar a un prisionero común que sufría dolores, estaba esposado en una celda de castigo y los carceleros desoían sus lamentaciones.

También expresó Elsa González Padrón que su esposo trata de no dormir durante el día, por lo que hace ejercicios, lee, limpia la pequeña celda y se las ingenia para que las ratas, cucarachas, hormigas, escorpiones y el resto de las alimañas con las que comparte su celda, no contaminen sus alimentos.

"A las siete de la noche tiene que estar bajo el mosquitero, porque no puede soportar el ataque de los mosquitos", señala la esposa del prisionero.

El sistema represivo cubano ha condenado a largos años de prisión a periodistas independientes y opositores pacíficos por practicar la libertad de expresión. Los han enviado a lugares muy alejados de sus domicilios para castigar a sus familiares.

Para visitar a su esposo, González Padrón salió de Pinar del Río un sábado y pudo regresar a su hogar el jueves siguiente. Por encima de los noventa pesos que pagó por el pasaje en avión de La Habana a Guantánamo, tuvo que pagar diez dólares a un colero por el derecho a comprar dicho pasaje. Así ocurrió para ir y para regresar.

 

En celda de castigo Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 26 de mayo (www.cubanet.org) - El periodista independiente Víctor Rolando Arroyo Carmona ha sido trasladado de la celda especial de mayor rigor que ocupó desde su ingreso en el Combinado de Guantánamo para una celda de castigo porque se negó a pararse en atención ante un oficial, informó su esposa, Elsa González Padrón.

Las celdas especiales de mayor rigor son cubículos donde sólo cabe una pequeña cama personal. Tienen un hueco en el piso para las necesidades fisiológicas, y muy cerca de éste una llave donde los reclusos se abastecen de agua para beber y asearse. Las celdas de castigo carecen de camas, allí los prisioneros duermen en el suelo.

Según el Reglamento Interno de las Prisiones los reclusos, para mejorar su condición, deben incorporarse a un plan de reeducación, y están obligados a ponerse en atención en presencia de un oficial.

Los prisioneros políticos se mantienen al margen de este plan porque consideran que incorporarse a ellos significa negar sus principios ideológicos y aceptar los del régimen que los ha encarcelado injustamente.

González Padrón supo de la situación de su esposo a través de familiares de otros prisioneros encarcelados en ese penal. También le dijeron que el agua que consumen allí los presos está altamente contaminada. Los reclusos la filtran utilizando telas de gasa después de dejarla asentar varias horas. Finalmente le adicionan unas gotas purificadoras que sus familiares compran en las tiendas de venta en dólares.

"Arroyo se negó a utilizar las gotas, alegando que el resto de los presos no dispone de ese recurso", aseguró su esposa. "Sin embargo, las personas que me informaron recomendaron que se las hiciera llegar, porque el agua sin tratar es causa de enfermedades diarreicas entre la población penal".

Por su parte, Laura Pollan, esposa del también periodista independiente encarcelado Héctor Maseda, dijo que su esposo estuvo dos meses sin poder lavar la ropa, y que se ha convertido en un especialista de matar ratas día y noche a chancletazos. "Es una manera de evitar que lo muerdan, le pasen por arriba y contaminen los alimentos", explicó.

Maseda fue confinado en la prisión de Manacas, en la provincia Villa Clara, y recientemente trasladado a La Pendiente, en la misma provincia.

Ambos periodistas están encarcelados en lugares muy lejanos a sus domicilios, lo que hace extremadamente difícil para sus familiares ir a visitarlos y llevarles los imprescindibles alimentos.

Arroyo fue condenado a 26 años de prisión y Maseda a 20 por el supuesto delito de ejercer su derecho a la libertad de expresión, un derecho no reconocido por las autoridades cubanas.


Mantiene sus principios en la cárcel Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 9 de mayo (www.cubanet.org) - El periodista independiente Víctor Rolando Arroyo, confinado en la prisión Combinado de Guantánamo, llama la atención de la Cruz Roja Internacional para que visite esa prisión, debido a las condiciones infrahumanas en que se desenvuelve la vida de la población penal, según informó Elsa González Padrón, esposa del prisionero, que lo visitó la pasada semana.

Arroyo y su familia residen en Pinar del Río, la provincia más occidental de Cuba, y la esposa necesitó cuatro días para realizar el viaje de ida y vuelta a Guantánamo, provincia situada a mil kilómetros de donde viven. "Gracias al apoyo y solidaridad de los amigos es que hemos podido visitar a Víctor Rolando", aseguró González Padrón.

La esposa de Arroyo dijo también que el periodista encarcelado está bien de salud y de ánimo, que permitió que le rasuraran el cabello, pero se deja crecer la barba en protesta por las malas condiciones higiénicas y de vida que imperan en el recinto carcelario, donde la mayor parte de la población es muy joven./

"El viaje hasta Guantánamo es muy difícil, los pasajes hay que pagarlos en dólares o a sobreprecio en moneda nacional, porque la capacidad del transporte público no abastece la demanda. Ya en aquella ciudad hay que trasladarse en bicitaxi o en carretones de caballos".

Según González Padrón, ella y Nairelys Arroyo Maceiras, hija del comunicador, pasaron un mal rato, porque al entrar a la prisión debieron depositar sus carnés de identidad. Cuando se retiraron, hora y media más tarde, habían desaparecido, y después de varias horas de gestiones les entregaron un documento con 72 horas de validez para que pudieran regresar a Pinar del Río. "Ahora tenemos que hacer todos los trámites para tener un nuevo carné", dijo.

También informó Elsa González Padrón que su esposo está en máximo rigor, y quiere que sus amigos sepan que hará lo posible por mantenerse fuerte y que encarcelado defiende los mismos principios que defendía estando en la calle.

Los comisarios políticos informaron a la población penal que Víctor Rolando Arroyo y los periodistas independientes Oscar Espinosa Chepe y Jorge Olivera, junto a algunos opositores recluidos en la prisión Combinado de Guantánamo, formaban parte de un grupo terrorista que había intentado secuestrar una lancha en La Habana para fugarse a los Estados Unidos.

Arroyo señaló a su esposa que desmentir a las autoridades penitenciarias ante la población penal significó un esfuerzo titánico, debido a las difíciles condiciones de vida de periodistas y opositores pacíficos dentro de la prisión.

 

Declaración de Elsa González Padrón, esposa de Víctor Rolando Arroyo

(Dada por teléfono el día 15 de abril 2003) Colaboración de Xavier Utset/ (Víctor Rolando Arroyo es líder opositor de Pinar del Río, miembro del Comité de Relatoría de Todos Unidos, y periodista independiente de la agencia UPECI.

Fue sentenciado a 26 años de prisión durante la reciente ola de represión sufrida en Cuba por la oposición interna).

"Mi nombre es Elsa González Padrón, soy esposa de Víctor Rolando Arroyo Carmona, graduado universitario y licenciado en geografía. Víctor Rolando trabajaba como periodista independiente para CubaNet, Cubapress, y Lux Info Press, donde denunciaba violaciones de los derechos sociales, educacionales, sindicales y de la salud en Cuba.

Víctor Rolando también tenía una biblioteca independiente nombrada "Reyes Magos," nombre que recibió tras haber él sido sancionado en el año 2000 a 6 meses de privación de libertad, por comprar juguetes y regalarlos a niños de Pinar del Río para la festividad de los Reyes Magos.

Víctor Rolando fue arrestado el día 18 de marzo entre las 9:30 y las 10 de la noche, a dos cuadras de la casa de su madre, cuando regresaba de una visita a La Habana. Fue detenido por agentes de la Seguridad del Estado y trasladado al Departamento de Seguridad del Estado ubicado en el kilómetro 4.5 de la carretera a San Juan Martínez, donde se encuentra hasta el día de hoy.

Según sus propias palabras en mi primera visita, frente al omnipresente instructor, ese día fue maltratado de hecho y de palabra por agentes de la Seguridad del Estado. Uno de ellos, conocido como el agente Vladimir, lo había golpeado en el rostro. No fue maltratado posteriormente.

El 19 de Marzo, a las 6 de la mañana, se presentaron agentes de la Seguridad del Estado y la policía con orden de registro en las casas de Víctor Rolando y en la de su madre. En la casa de su madre, donde estaba establecida la biblioteca independiente, el registro duró 9 horas, durante las cuales los residentes de la casa no podían salir. Allí ocuparon 1,000 libros, trabajos escritos por Víctor Rolando, revistas, 1 fax, 1 contestadora de teléfono, 1 grabadora, y la tarjeta de débito de Transcard de Víctor Rolando y de su madre (en la que había $100).

En la casa de Víctor Rolando y mía ocuparon la computadora, la impresora, el escáner, la cámara fotográfica, la cámara de video, un radio de onda corta y otro normal, el televisor, el video, casetes de video, diskettes, lápices, diversos documentos, revistas, papel en blanco, prensa cubana, una lámpara de mesa, una bicicleta y una moto de un amigo que Víctor estaba arreglando. Dejaron en depósito todos los artículos electrodomésticos de la casa, así como la cama, los adornos de la pared, y otros adornos de la casa. Según la sentencia, los artículos en depósito serán confiscados en los próximos días.

Los cargos que se le imputan a Víctor Rolando son de "Actos contra la Independencia o la Integridad de la Seguridad del Estado," considerándolo traidor de la nación cubana y mercenario del gobierno de los Estados Unidos. En el juicio sumarísimo, el día 3 de abril, en el teatro del Instituto Técnico Primero de Mayo de Pinar del Río, donde se le pedía cadena perpetua, sólo se permitió la entrada a familiares de los presos y a agentes de la Seguridad del Estado y sus invitados. A todos se nos daba un cartelito que se tenía que presentar para entrar al edificio. No permitieron la entrada a amistades de los presos ni a otros ciudadanos, declarándolos personas non gratas.

Los abogados de la defensa fueron nombrados por los familiares el 9 de abril, entre las 8 y las 11 de la mañana. Víctor Rolando no quiso abogado porque lo consideraba innecesario: la sentencia ya estaba arreglada de antemano y consideraba una burla tener abogado. Los abogados de los otros detenidos no tuvieron acceso a las actuaciones correspondientes a la fase preparatoria del juicio oral, por disposición de la Seguridad del Estado. Sólo tuvieron acceso al expediente por 24 horas.

Según las esposas y madres de los otros 3 presos de Pinar del Río que estaban siendo juzgados junto a Víctor, cuando fueron a buscar abogado encontraron todas las puertas cerradas excepto una, donde los estaban esperando para adjudicarse sus casos.

Víctor Rolando aceptó hacer una declaración pública en el juicio y responder las preguntas del fiscal. En la declaración se declaró inocente de los cargos y expresó claramente sus actividades y sus convicciones. Declaró que se le estaba condenando por pensar distinto al régimen.

El fiscal basó sus conclusiones en ofensas, como por ejemplo mercenario, terrorista, asalariado del gobierno de los EEUU con el objetivo de obtener beneficios personales y para el imperio, etc. El fiscal ratificó la petición de cadena perpetua, a lo que el tribunal pidió 24 horas para dictar sentencia.

En el juicio apareció un oficial de la Seguridad del Estado que había pasado como disidente hasta el momento. Se identificó como el agente Saúl (aunque era conocido por el nombre de Pedro Serrano Curra), y dijo que Víctor era periodista independiente, que escribía para Cubanet, y que los artículos se los pagaban si eran publicables. A pesar de haber estado en la visita del Sr. Cason a Pinar del Río, el infiltrado agente Saúl no pudo declarar nada respecto a órdenes o temas secretos que se hubieran recibido de la Sección de Intereses de los EEUU.

En el juicio se dijo también que Víctor era un mal vecino, pero ningún vecino quiso declarar en su contra. Además, en los días posteriores, en la familia hemos recibido el apoyo de muchas personas en la ciudad, que se manifiestan en contra de la sentencia de 26 años de privación de libertad contra Víctor Rolando. Al día siguiente del juicio, en paredes y muros céntricos de Pinar del Río, aparecieron escritos y carteles diciendo: "Arroyo inocente," y "liberen a Arroyo y sus compañeros."

No se sabe todavía dónde cumplirá Víctor Rolando su sentencia."

http://www.noticubalasvegas.com

Arroyo condenado a 26 años y decomiso de bienes muebles

LA HABANA, 7 de abril (Fara Armenteros, UPECI / www.cubanet.org) - El periodista independiente Víctor Rolando Arroyo fue condenado a 26 años de privación de libertad por el Tribunal Popular Provincial de Pinar del Río, según dio a conocer Martha Carmona, madre del comunicador.

Las conclusiones fueron entregadas a la esposa de Arroyo, Elsa González Padrón, quien se ocupa de contratar con un abogado el recurso de casación.

En la sanción impuesta a Víctor Rolando Arroyo se contempla, además, el decomiso de algunos bienes que la policía dejó en calidad de "depósito" en la vivienda donde el periodista residía con su esposa: televisor, juego de comedor, cama y otras pertenencias del matrimonio, y propios de un hogar. Cuando detuvieron a Arroyo la policía se apoderó de todos sus medios de trabajo: equipo de fax, computadora, cámara fotográfica, y dinero en efectivo, así como las tarjetas Transcard de Arroyo y de Martha Carmona, la madre de Arroyo. En la cuenta de Arroyo la policía se apoderó del balance que tenía, unos cien dólares.

El fiscal había pedido cadena perpetua para Arroyo Carmona. Esta es la tercera vez que el periodista independiente es enviado a la cárcel.


Envidiable el estado de ánimo de Arroyo, dice su esposa

LA HABANA, 6 de abril (Fara Armenteros, UPECI / www.cubanet.org) - Elsa González Padrón, esposa del periodista independiente Víctor Rolando Arroyo, miembro de esta agencia, señaló que en ningún momento las autoridades le comunicaron cuándo sería juzgado su esposo, y que tuvo que valerse de sus propios medios para enterarse./ Añadió la señora González que su esposo tiene un estado de ánimo envidiable.

La esposa de Arroyo recibiría este domingo las conclusiones del juicio llevado a cabo contra su esposo, para quien el fiscal solicitó cadena perpetua. También serían comunicadas las sentencias de los activistas Horacio Piña Borrego, Eduardo Díaz Fleitas y Fidel Suárez Cruz, para quienes se solicitaron condenas de 25, 30 y 25 años, respectivamente.

La defensa de Arroyo estuvo a cargo de un abogado de oficio, ya que el periodista le dijo a sus familiares que no se molestaran en contratar abogado para un juicio cuya condena ya estaba establecida. "La defensa fue muy pálida", señaló González Padrón. "Pero la fiscalía no pudo probar a mi esposo los cargos de atentar contra la independencia del estado cubano".

También manifestó la esposa de Arroyo: "El testigo de la fiscalía (un agente encubierto que había fingido ser amigo de su esposo) declaró que Víctor Rolando hacía trabajos para CubaNet, y si la agencia lo entendía los publicaba o no… fue lo único que pudo decir".

Expresó Elsa González: "La declaración de Arroyo fue muy digna, muy firme en sus convicciones, y estoy muy orgullosa de mi esposo. Su actitud ha sido reconocida por buena parte de la población, que así lo ha manifestado".

Concluyó la esposa de Arroyo señalando que el abogado de oficio que defendió a Arroyo le dijo que no tuviera esperanzas, pero que ella sabe que Arroyo podrá ser condenado siendo inocente, pero la pesadilla por la que pasa toda su familia terminará algún día.

La fiscalía presentó como testigo al agente encubierto Saú, el abogado Pedro Serrano Urra, un activista muy cercano a Arroyo.

 

Ratifican petición de cadena perpetua contra Víctor Rolando Arroyo

LA HABANA, 4 de abril (Fara Armenteros, UPECI / www.cubanet.org) - "Ustedes estén tranquilos, no espero salir muerto de aquí", dijo Víctor Rolando Arroyo a su esposa y su madre durante la visita en que les comunicó que le pedían cadena perpetua.

Martha Carmona manifestó a esta agencia que durante la visita, Víctor Rolando les dijo, alzando las hojas de papel: "Miren, me piden cadena perpetua".

"Al principio no le creímos", dijo la señora Carmona, "por la naturalidad con que habló, pero cuando nos sentamos y leímos los papeles nos dimos cuenta de la realidad".

El periodista independiente Víctor Rolando Arroyo fue juzgado el jueves 30 en el Tribunal Popular de la provincia de Pinar del Río, junto a los opositores pacíficos Horacio Julio Peña Borrego, Eduardo Díaz Fleitas y Fidel Suárez Cruz.

El juicio se extendió por espacio de doce horas y quedó concluso para sentencia.

La defensa de Víctor Rolando Arroyo estuvo a cargo de un abogado de oficio, pues él pidió a su familia que no buscaran abogado, pues estaba convencido de que la condena estaba ya escrita.

No serán olvidados

Fara Armenteros, UPECI LA HABANA, marzo 25 (www.cubanet.org) - En estos momentos, la vida de periodistas independientes y opositores pacíficos cubanos se desenvuelve en un ambiente que me recuerda el narrado por el escritor chino Lu Sing en su libro "Diario de un loco".

Un periodista dijo sentirse tan sobrecogido como cuando, siendo un adolescente, veía las películas que describían la invasión de los alemanes a las indefensas aldeas en Europa.

"Con la diferencia -le dije- que acá no tenemos fronteras para cruzar, ni buhardillas para ocultarnos, y si las hubiera, por miedo, nadie se atrevería a alquilarnos".

Los teléfonos no cesan de sonar, nos llamamos unos a otros para saber si "aún estamos". Del exilio llaman constantemente preocupados por nuestra situación.

La mañana de lunes me encontró bien despierta, pero cada vez que sonaba el teléfono me decía: Chepe o Arroyo. Ellos trasmitían sus trabajos a CubaNet los lunes a primera hora. Esa mañana no tuve el saludo jovial y respetuoso de mis colegas porque están presos en cuarteles de la Seguridad del Estado.

Por Marta Carmona y Elsa González Padrón, madre y esposa de Arroyo, y por Miriam Leiva, esposa de Chepe, supimos cómo fueron allanados sus hogares, en presencia de niños, donde los había.

Con rigor extremo registraron y decomisaron libros, medicinas, papeles, viejas máquinas de escribir, dinero del hogar, lapiceros vacíos, computadoras y bicicletas.

Una parte de los muebles de Elsa Gómez están en calidad de depósito en su propia casa; entre ellos, una cama, el juego de comedor y otros artículos de uso doméstico.

En la visita de diez minutos que le permitieron al comunicador pinareño Víctor Rolando Arroyo con su familia, las autoridades le comunicaron que la semana próxima le dirán de qué lo acusarán para que nombren un abogado.

Marta Carmona -madre de Arroyo- dijo que su hijo no quiere abogados porque es inocente y que está encarcelado en calidad de "rehén".

Miriam Leiva aseguró que su esposo Oscar Espinosa ha bajado mucho de peso y está demacrado porque su estado de salud está muy deteriorado.

"Me dijo -aseguró Leiva- que no abrigaba odio ni rencor hacia nadie, ya que lo que enfrentamos ahora forma parte de nuestra lucha por el bienestar del pueblo cubano".

A lo expresado por Arroyo y Chepe, siento la obligación de añadir lo dicho por un preso político en una carta que envió desde su encierro en una cárcel cubana:

"Hermana, no dejes que nos oculte el olvido".

Le aseguré por todos que no serán olvidados.