Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


Síntesis biográfico de Juan Roberto de Miranda

Nació el 30 de marzo de 1946. Edad: 58 años. Periodista y educador.
Esposa: Soledad Rivas Verdecia
Es el presidente del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba y fundador de la biblioteca independiente "Félix Varela", la primera creada en el país.
El día 19 de marzo, la policía política allanó su vivienda y ocupó libros, especialmente de literatura infantil, medicamentos y cierta cantidad de dólares que su hija, residente en Miami, había enviado para costear el viaje de la esposa de De Miranda a España.
Fue llevado a Villa Marista donde permaneció hasta el 3 de abril cuando fue sometido a juicio sumario. Le imputaron, con carácter de delito común, el cargo de que cobraba los repasos de clases a sus alumnos. A pesar de que fue presentada en el juicio una declaración por escrito con las firmas de los padres, declarando que en esos repasos escolares no había intención de lucro. (La ley cubana prohíbe el ejercicio particular del magisterio.) Otra acusación era que involucraba a los educandos en actividades políticas contrarrevolucionarias, pero quedó claro que las clases se impartían en el comedor, no en una habitación en la que se desarrollaban actividades de la biblioteca independiente y el Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba. Finalmente fue acusado de trabajar para una potencia enemiga, Estados Unidos. En el juicio que duró más de 12 horas, de Miranda fue condenado a 20 años. Su hijo, Marcos Miranda, que trabajaba en una sociedad cultural privada extranjera, Unión Francesa de Cuba, fue despedido dos días después del juicio. Roberto de Miranda está cumpliendo su sentencia en el Centro Penitenciario Provincial de Agüica en la provincia de Matanzas a 98 kilómetros de La Habana donde reside su familia, hasta ser trasladado al hospital militar Carlos J. Finlay, en La Habana. NPC

ARTICULOS

Liberan a otro disidente enfermo
Excarcelan en Cuba a otro disidente
Organizan Comité Humanitario Permanente en favor de Prisionero Político Con Libertad Extra penal
Prisionero de conciencia presenta nueva dolencia
Una sola visita conyugal han concedido a prisionero de conciencia
Esposa de Roberto de Miranda en delicado estado de salud ingresada en Hermanos Almejeiras
Esposa de Roberto de Miranda amenaza con huelga de hambre

Discordancia entre los hechos y el discurso oficial preocupa a esposa de preso de conciencia
Trasladado Roberto de Miranda sin avisar previamente a su esposa
Devuelven a la prisión al prisionero de conciencia Roberto de Miranda
El cariño y el dolor los unen
Roberto de Miranda no recibe adecuada atención médica
Esposa de prisionero de conciencia teme por su vida
Ocultaron a Roberto de Miranda obtención de premio
Trasladan a Roberto de Miranda para hospital Militar en La Habana
Premian al profesor encarcelado Roberto de Miranda
Hostigan a familiares de Roberto de Miranda
Sufre infarto periodista independiente encarcelado
Precaria la salud de Roberto de Miranda
Tratan de silenciar a la esposa de Roberto de Miranda
Entrevista a los hijos de Juan Roberto de Miranda

Familiares de Roberto de Miranda desconocen su estado
Solicita Colegio de Pedagogos apoyo a Roberto de Miranda
Ocuparon dibujos infantiles a pedagogo independiente

Causa #16 : Documento de Sentencia
Otros sentenciados en esta causa: Efrén Fernández Fernández, Regis Iglesias Ramírez, Antonio Ramón Díaz Sánchez y Omar Rodríguez Saludes

 

Liberan a otro disidente enfermo

EFE / Jun. 24, 2004
LA HABANA

El disidente cubano Roberto de Miranda Hernández, perteneciente al llamado ''Grupo de los 75'' opositores condenados hace un año en la isla, fue excarcelado ayer por motivos de salud.

De Miranda, un profesor de 59 años, presidente del ilegal ''Colegio de Pedagogos de Cuba'', declaró a EFE que fue liberado por el gobierno cubano bajo una ''licencia extra-penal'' debido a que está aquejado de una cardiopatía severa, dolores anginosos, varios quistes en el riñón y de hipertensión arterial.

Expresó su ''emoción'' por encontrarse de nuevo rodeado de sus familiares y por el recibimiento que le hicieron sus vecinos y amigos en su casa de la barriada de Centro Habana, por donde dijo han pasado más de cincuenta personas esta mañana.

Con la excarcelación de Roberto de Miranda se eleva a nueve la cifra de opositores puestos en libertad en lo que va de este año, cinco de ellos del ''Grupo de los 75'' condenados a penas de hasta 28 años de cárcel en marzo y abril del año pasado.

''Pienso que es un gesto de buena voluntad del gobierno'', manifestó el disidente, al tiempo que abogó porque también ``empiecen a liberar a muchos hermanos que están delicados de salud como Miguel Galván, Marta Beatriz Roque y Oscar Espinosa Chepe''.

''Fui encarcelado injustamente y no tengo palabras para expresar el sentimiento este, de todo lo que me ha sucedido'', señaló.

De Miranda estuvo primeramente preso en Agüica, en la provincia de Matanzas, y los últimos cinco meses internado en el hospital de la prisión habanera ``Combinado del Este''.

A partir de ahora, dijo, tiene planeado seguir dando clases de repaso de matemáticas y geografía a niños y jóvenes que se preparan para ir a la universidad, como ha hecho en los últimos treinta años.

En cuanto a su actividad como opositor señaló que 'estoy liberado bajo una 'licencia extra-penal' y fueron muy claros conmigo, ellos (las autoridades) me lo dijeron que si se repetía algún hecho volvía para la prisión''.

Dijo vivir ``situaciones graves. Mis hijos ninguno de los dos tiene trabajo y mi esposa tampoco. Estamos desamparados totalmente. No quisiera tomar el camino del exilio porque esta es nuestra patria y nuestro vino es amargo pero es nuestro vino''.

Sobre esta nueva excarcelación, el activista Elizardo Sánchez, de la ilegal Comisión de Derechos Humanos y reconciliación Nacional (CCDHRN), declaró que ``la recibimos como una buena noticia''.

Sánchez opinó que ``se inscribe en la política adoptada por el gobierno de excarcelar a los que están más enfermos y que pudieran eventualmente morir en prisión''.

Además consideró que ``esta decisión política del gobierno de Cuba al más alto nivel sigue reflejando que de ningún modo indica una tendencia a la excarcelación masiva de prisioneros de conciencia, que siguen siendo alrededor de 80 como parte de una masa de más de 300 presos por motivos políticos''.

© 2004 El Nuevo Herald and wire service sources. All Rights Reserved. http://www.miami.com


Excarcelan en Cuba a otro disidente,
elevando a nueve el número de presos liberados por motivos de salud

LA HABANA/23 de Junio del 2004/ (EP/AFP) CanariCubanoticias

El disidente Roberto de Miranda Hernández, quien cumplía una sanción de 20 años de prisión en una cárcel de Cuba, fue liberado hoy miércoles, elevando así a nueve el número de presos excarcelados en la Isla por motivos de salud, según informaron fuentes de la oposición interna.

"Aunque recibimos cada excarcelación como una buena noticia, no los vemos como una tendencia, pues quedan en prisión más de 80 prisioneros de conciencia y unos 300 presos políticos" dijo el presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez Santacruz.

En este sentido, añadió que De Miranda, como los casos anteriores, recibió una 'licencia extrapenal' por la que debe permanecer en su casa cumpliendo la condena hasta que mejore su estado de salud. El disidente cumplía su condena en el centro penitenciario de Agüica, en la provincia de Matanzas, 100 kilómetros al este de La Habana.

De Miranda, residente en La Habana, es un periodista y maestro de 50 años de edad que presidía el Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba y fue detenido en abril del año pasado, junto otros 74 disidentes que fueron condenados a penas entre seis y 28 años de cárcel, durante la ola de represión emprendida por el Gobierno de la Isla.

CanariCubanoticias

Prisionero de conciencia presenta nueva dolencia

LA HABANA, 14 de junio (Moisés Leonardo Rodríguez, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Roberto de Miranda presenta un aumento de 10 milímetros en la próstata, comunicó el instructor que atiende a los presos enfermos en el Combinado del Este a Soledad Rivas Verdecia, esposa del opositor.

"Lo normal son 35 milímetros, y él tiene 45, casi no puede orinar", señaló Rivas, que supo la dolencia de su esposo durante una visita a la prisión para entregar y recoger la correspondencia. "Lo único que le han hecho es un ultrasonido; si le han puesto tratamiento no parece haber sido efectivo".

Ese propio día, Rivas intentó hablar con los médicos que atienden a su esposo, pero no le fue posible. Roberto de Miranda, que era el presidente del Colegio de Pedagogos Independientes en el momento de su detención, extingue una condena de 20 años de privación de libertad a la que fue condenado durante la ola represiva de 2003.

Una sola visita conyugal han concedido a prisionero de conciencia

LA HABANA, 1 de junio (Moisés Leonardo Rodríguez, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - Sólo una visita conyugal de hora y media han concedido al prisionero de conciencia Roberto de Miranda en los catorce meses que ha permanecido encarcelado, informó su esposa, Soledad Rivas Verdecia.

"De mi pabellón, no lo pido más, pues me parece que me humillo demasiado con ello. Algún día podremos estar juntos, si no es en la tierra, lo haremos con el Señor", escribió a su esposa Roberto de Miranda, presidente del Colegio de Pedagogos de Cuba, que fue condenado a 20 años de prisión durante la ola represiva de 2003.

Agrega el prisionero a su esposa: "Dicen que para el Día de los Padres van a dar visita a algunos de nosotros. Yo no tengo esperanzas, por lo que tú bien sabes. Edel, Carmelo y otros hermanos la tendrán. Los tendré presentes en mis oraciones".

El reglamento de prisiones de Cuba prevee que cada tres meses los prisioneros y sus esposas han de recibir una visita conyugal.

Esposa de Roberto de Miranda en delicado estado de salud ingresada en Hermanos Almejeiras

(LA HABANA/CUBA/17 de abril/Puenteinfocubamiami.org)- La esposa del opositor encarcelado Roberto de Miranda Hernández quien se encuentra cumpliendo una sanción de 20 años de privación de libertad, Soledad Rivas Verdecía, se encuentra en delicado estado de salud ingresada en la sala de "cuidados intermedios" del capitalino hospital Hermanos Almejeiras- informaron los familiares.

De acuerdo con la información, la activista ingresó al dispensario el 12 de abril último, a donde arribó con un ataque de asma a las dos de la mañana.

"Al llegar al cuerpo de guardia mi madre sobrevivió milagrosamente de un paro respiratorio y de un principio de infarto"- dijo a LUX INFO PRESS su hijo Maikel de Miranda Rivas.

Horas antes del ingreso Soledad Rivas amenazó a la Seguridad del Estado con declararse en huelga de hambre indefinida si los militares continuaban sin dejarle ver a su marido preso e ingresado en la sala de penados del hospital Salvador Allende ( Covadonga) de la barriada del Cerro.

Iraida Soledad Rivas Verdecía de 59 años de edad, cumplidos en el hospital ingresada, padece en la actualidad de asma bronquial grado C, insuficiencia cardiaca e hipertensión arterial, añadió el hijo al reporte.

Reportó el corresponsal de la Agencia Cubana Independiente de Información y Prensa LUX INFO-PRESS en La Habana, Gilberto Figueredo Álvarez. Para el Puente Informativo Cuba Miami dado a los 17 días del mes de abril del 2004.

Esposa de Roberto de Miranda amenaza con huelga de hambre

(LA HABANA/CUBA/13 de abril/Puenteinfocubamiami.org)- Iraida Soledad Rivas Verdecía, esposa del presidente del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba encarcelado, Roberto de Miranda, amenazó a la Seguridad del Estado con declararse en huelga de hambre indefinida si no le permiten visitar a su esposo en el dispensario médico donde se encuentra.

"Si la Seguridad del Estado persiste en no dejarme ver a mi marido, me voy a plantar en huelga de hambre indefinida en el hospital de la prisión o donde quiera que lleven a mi esposo"- aseguró a LUX INFO PRESS la señora del detenido, también Ciudadano Gestor del Proyecto Varela.

Según Soledad, el 30 de mayo último las autoridades carcelarias y la policía política trasladaron a Roberto de Miranda para el hospital Clínico Quirúrgico " Salvador Allende", del municipio Cerro, después de varios meses de ingreso en el puesto médico de la prisión Combinado del Este.

Allí permanece incomunicado en la sala de penados por órdenes del oficial Jorge, de la Seguridad del Estado, dijo.

Por otra parte, y de acuerdo con su declaración, Soledad Rivas acusó al militar de tratar de engañar a su marido. "Le dijo que su hijo Alexander de Miranda (residente en España), estaba en la Habana y no lo quiso ver hasta que le propusieron una visita especial", señaló.

"¿Por qué le hacen eso? Si mi hijo Alexander no viene a Cuba a ver a su padre es porque el gobierno no lo deja entrar."

El licenciado Roberto de Miranda de 59 años de edad ha estado prácticamente ingresado desde el momento de su arresto, el 18 de marzo del 2003, después de que la policía política ejecutó un registro en su domicilio que comenzó a las 4 pasado meridiano y concluyó a las 2 de la madrugada, según su esposa.

El 5 de abril del mismo año, Roberto de Miranda fue condenado a 20 años de privación de libertad en juicio sumarísimo, acusado de delitos implícitos en la conocida Ley 88 (Ley Mordaza), a pesar de que padece de insuficiencia cardiaca, hipertensión arterial, úlceras y quistes en los riñones, señaló su mujer.

En agosto del 2003, Roberto de Miranda fue galardonado con el premio "Libertad" Pedro Luis Boitel, entregado en Miami, Florida por el Ex -Primer Ministro Búlgaro Philip Dimitrov en la sede del Directorio Democrático Cubano, patrocinador del evento.

La Organización contestataria que dirige desde la prisión Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba, fue fundada el 13 de junio de 1996 y cuenta con más de 300 miembros en toda la Isla, añadió al reporte el presidente en funciones de la agrupación Roberto Larramendi.

Al cierre de esta noticia se pudo conocer a través de Marcos de Miranda Rivas que Iraida Soledad tuvo que ser ingresada de urgencia por su condición asmática y principio de infarto.

Reportó el corresponsal de la Agencia Cubana Independiente de Información y Prensa LUX INFO-PRESS en La Habana, Gilberto Figueredo Álvarez. Para el Puente Informativo Cuba Miami. Dado a los 12 días de abril del 2004.


Discordancia entre los hechos y el discurso oficial preocupa a esposa de preso de conciencia

LA HABANA, 12 de abril (Moisés Leonardo Rodríguez, Grupo Decoro /www.cubanet.org) - Soledad Rivas Verdecia, esposa del prisionero de conciencia Roberto de Miranda Hernández, fue instada el pasado 1 de abril por el oficial de guardia de la Sala de Penados del hospital Salvador Allende a conseguir por su cuenta el medicamento Captopril para controlar la hipertensión que sufre su esposo.

La intención de Soledad ese día era hacerle llegar a de Miranda artículos de uso personal, pues en el traslado se le perdió todo lo que poseía. "Ya es el quinto módulo que le tengo que llevar durante el año que ha permanecido injustamente encarcelado", señaló Rivas. "Cada vez que lo trasladan se pierden misteriosamente sus cosas".

Añadió Rivas que no le permitieron ver a su esposo y que después de entregar los artículos que llevaba, el oficial le dijo: "Hay un problema". Asustada, Rivas indagó, y el oficial le señaló que debía conseguir con urgencia el medicamento por sus propios medios.

El Captopril se encuentra en falta en farmacias y hospitales, por lo que Rivas tuvo que andar, a pesar de su dificultad para respirar debido al asma crónica que padece, por la ciudad todo el día, de casa en casa, hasta que al fin, sobre las ocho de la noche, logró conseguir 20 tabletas gracias al gesto solidario de un vecino.

"Oí al señor Pérez Roque decir recientemente que a los prisioneros cubanos no les faltaba nada", señaló Rivas, "y ahora me salen con que no hay el medicamento en la Sala de Penados donde se encuentra mi esposo".

 

Trasladado Roberto de Miranda sin avisar previamente a su esposa

LA HABANA, 1 de abril (Moisés Leonardo Rodríguez / www.cubanet.org) - El día 30 de marzo sobre las cinco de la tarde un oficial de la Seguridad del Estado se presentó en el domicilio de Soledad Rivas Verdecia, esposa de Roberto de Miranda para notificarle que este último había sido trasladado ese mismo día desde el hospital de la prisión Combinado del Este hacia el Salvador Allende (Antiguo La Covadonga) de La Habana.

A las preguntas de Soledad acerca de qué tenía su esposo y por qué lo habían trasladado, el oficial respondió, según explica Rivas Verdecia: "Yo no puedo informarle nada más, eso lo hará el médico el día que yo le avise"./ Indagó de nuevo Rivas, ahora sobre el por qué no se le había avisado del traslado antes de hacerlo. A esto el oficial replicó: "No se te puede avisar porque eres capaz de raptarlo", aseveró la esposa.

Al anunciar Rivas que iría a verlo al día siguiente, el oficial repitió que sólo podría verlo cuando él le avisara. Continúa su relato Soledad señalando que el vigilante le culpó de la crisis de hipertensión sufrida por el prisionero el día 18, lo que asoció a la no presentación de la esposa a una visita extraordinaria que le habían concedido dicho día las autoridades carcelarias.

Varias esposas y madres de los encarcelados en la gran represión de marzo del 2003 también recibieron ofertas de visitas extra el día 18 de marzo. Todas las consultadas coincidieron en que la intención de estas bondad era impedirles participar en los diversos actos realizados el día en cuestión por opositores y disidentes en recordación del aciago día.

Finaliza Soledad señalando que a lo largo del 30 de marzo pasaron numerosos hermanos de lucha por su hogar, sito en Campanario 354 en esta Capital, para patentizar sus deseos de pronta liberación, mejoría en la salud y felicidades a Roberto de Miranda en el cumpleaños 58 a que arribó en ese día. De Miranda fue condenado a 20 años de prisión durante la ola represiva de 2003.


Devuelven a la prisión al prisionero de conciencia Roberto de Miranda

LA HABANA, 4 de febrero (www.cubanet.org) - En carta enviada a sus familiares, el profesor Roberto de Miranda, presidente del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba, y sancionado a veinte años de privación de libertad, da a conocer que fue dado de alta médica y trasladado del hospital al edificio 2, cuarto piso, sur, de la prisión capitalina Combinado del Este, donde está internado.

"No entiendo por qué le dan el alta a mi papá si todavía está mal de salud y continúa presentando problemas cardíacos, dolores de pecho, y siguen apareciéndole manchas, como especie de hematomas, por todo el cuerpo, al parecer por problemas de circulación y mucho estreñimiento", señaló Marcos, uno de los hijos del prisionero de conciencia.

También se refiere el profesor de Miranda a la visita programada para este miércoles 4. "Me dijo el teniente coronel Rojas, del Combinado del Este, que les avisaría cuando me podrían visitar". Pero Marcos y Maikel, otro de los hijos del profesor de Miranda, expresaron que "si la visita trimestral corresponde al día 4, iremos a visitarlo de todas maneras. Pediremos que nos dejen ver a nuestro padre. No vemos razón para cambiar y alargar la fecha de visita".

La esposa de Roberto de Miranda, Soledad Rivas (Iraida), está ingresada en el hospital capitalino Hermanos Ameijeiras desde el 22 de enero pasado, a consecuencia de un paro respiratorio. Rivas es asmática crónica y requirió de terapia intensiva, y aunque ha mejorado continúa ingresada.

El cariño y el dolor los unen

LA HABANA, febrero 3 (www.cubanet.org) - La situación del prisionero de conciencia Roberto de Miranda se torna cada vez más compleja. Según testimonio de su esposa Soledad Rivas, la última vez que le vio en el hospital del centro penitenciario Combinado del Este, De Miranda presentaba manchas de color oscuro en toda la superficie visible de su piel, se quejaba de dolor en el pecho y apenas podía escribir por tener los dedos de las manos engarrotados. La salud del prisionero ha estado resentida desde el mismo día en que se efectuó el proceso judicial donde recibió fuerte condena de veinte años de cárcel. Desde horas tempranas de aquel día tuvo que ser sacado de la sala del tribunal para ser remitido al hospital. La mayor parte del tiempo de reclusión la ha cumplimentado en enfermerías de la cárcel, y en los últimos meses en el hospital del Combinado del Este.

Roberto de Miranda nació el 30 de marzo de 1946 en Camagüey. Contaba con trece años al triunfo de la Revolución y desde muy joven se inclinó por el camino de la enseñanza. Pasó el primer curso de trabajadores en Ciudad Libertad, antiguo polígono militar de Columbia, en Marianao. Integró las brigadas de alfabetización "Conrado Benítez", y al terminar aquella campaña educativa tomó un curso dirigido de artes plásticas, aunque su verdadera vocación era la psicología. Se hizo profesor de matemáticas y geografía, y ejerció como maestro de secundaria durante casi veinte años.

En mayo de 1994 es removido de su puesto de enseñanza por tener problemas con la promoción de los alumnos. Esta situación se traduce en el hecho de que a los profesores se les exigía como requisito presentar el mínimo de suspensos en sus asignaturas, preferiblemente ninguno, lo que generó que estudiantes con bajo nivel de conocimientos fueran promovidos a grados superiores. En el mismo año de 1994 se involucra en los eventos de la embajada de Bélgica en La Habana, donde un grupo notable de ciudadanos se mantuvo durante varios días en la residencia del embajador de ese país europeo con el propósito de llamar la atención sobre su situación particular y obtener permiso para emigrar de Cuba. Frustrado aquel intento, tiene que salir de la sede diplomática, siendo definitivamente separado de su puesto de trabajo y se le prohíbe ejercer la enseñanza en lo sucesivo.

Fundó el Colegio de Pedagogos de Cuba asumiendo la presidencia de esa organización, que cuenta con nueve años de creada. Dedicado a actividades cívicas y sindicales, el Colegio de Pedagogos de Cuba retoma la acción de agrupar a profesores, maestros y trabajadores de la enseñanza para defender sus derechos, promover la despolitización de la educación y fomentar la formación de valores cívicos y patrióticos en los niños y adolescentes.

La organización dirigida por Roberto de Miranda ha sentado bases en diferentes lugares de la Isla. Clases de repaso en las casas de los miembros del Colegio, actividades en fechas señaladas, como las del 28 de enero, organización de fiestas para niños, distribución de libros y bibliografía, entre otras, han sido las tareas desempeñadas por el Colegio de Pedagogos. Hay que destacar que Roberto de Miranda acogió el Proyecto Varela, siendo uno de sus más destacados promotores. Integró el Comité Gestor de este proyecto ciudadano y puso el trabajo de la asociación que él dirige a disposición de la recogida de firmas en todo el país.

Fue uno de los primeros detenidos de la ola represiva de marzo de 2003, y fue condenado a una larga pena de prisión sin tener en cuenta su edad y su estado de salud, que se deteriora día a día desde entonces.

En estos momentos la situación de este luchador por los derechos cívicos en Cuba se agrava con la enfermedad de su esposa, quien acaba de sufrir un principio de infarto cardiaco. Graves trastornos respiratorios, ataques frecuentes de asma y el peso de la injusta prisión de su cónyuge, han sido fuertes pruebas que ha tenido que enfrentar el menudo cuerpo de esta mujer. Ella ha sido el apoyo más grande que ha tenido Roberto de Miranda. Uno de los hijos del matrimonio se muestra preocupado por la actual situación de sus padres, pues en su criterio de ocurrirle algo a uno de ellos el otro no lo soportaría.

Dios permita que el desenlace final de este drama no sea trágico y se pueda lograr una solución donde la fuerza del amor logre vencer la coraza fría de las ideas.


Roberto de Miranda no recibe adecuada atención médica

LA HABANA, 14 de noviembre (www.cubanet.org) - Con la inocencia de sus cinco años, mirando al abuelo en una situación que él no puede entender porque los separaron repentinamente, Marlon de Miranda dijo a su abuelo durante la visita del pasado 4 de noviembre: "¡Déjame quedarme preso contigo!"

Roberto de Miranda, presidente del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba se encuentra encarcelado en la prisión Combinado del Este, sancionado a 20 años. El prisionero de conciencia interrogó al nieto acerca del rosario que llevaba en el cuello. El niño le respondió: "Me lo envió mi tío Alexander de España. Lo llevaré puesto mientras estés preso".

Soledad Verdecia Rivas (Iraida), esposa de Roberto de Miranda, señala que en la visita de ese día, después de tres meses sin verlo, supo que a su esposo le ha salido una "bola" en la espalda, semejante a un quiste sebáceo, y que a pesar de que es muy grande y le crece, no está recibiendo atención médica específica. De Miranda, según refiere la esposa, sigue padeciendo de inflamación en la próstata. En cuanto a su problema cardíaco grave, que motivó su traslado de la prisión de Agüica, en Matanzas, al Combinado del Este, en Ciudad de La Habana, tampoco está recibiendo la atención que requiere, que incluye una intervención quirúrgica, según le dijeron.

"Hace pocos días -refiere la esposa del preso político- a Roberto lo llevaron al hospital Hermanos Ameijeiras para hacerle unos pruebas clínicas. Allí lo vio una persona amiga que fue inmediatamente a avisarme. Por mucho que me apuré -incluso tomé un bicitaxi- no lo pude ver porque ya se lo habían llevado. Pero me dio mucha tristeza cuando me contaron que lo llevaban esposado y escoltado como si fuera un asesino. Pienso que cualquier prueba médica que le hayan hecho a mi esposo, en esas condiciones de tensión nerviosa, tiene que dar alterada".

"En el tiempo que Roberto de Miranda lleva preso -continúa Iraida- ni una sola vez le han permitido la comunicación telefónica conmigo, aunque el reglamento establece una llamada semanal. A la dirección del penal he entregado medicamentos para Roberto, pero no los tiene a su disposición. A mí me amenaza la policía política con que si continúo asistiendo a la peregrinación a la iglesia de Santa Rita, pidiendo la excarcelación de mi esposo y demás presos políticos, a Roberto lo trasladarían a otra provincia. Y eso sería muy injusto".

Esposa de prisionero de conciencia teme por su vida

LA HABANA, 12 de septiembre (www.cubanet.org) - Soledad Rivas Verdecia, esposa de prisionero de conciencia Roberto de Miranda, afirma que su esposo puede morir en cualquier momento en la cárcel.

Dijo Rivas Verdecia que visitó a su esposo el pasado lunes y lo encontró con la presión arterial muy elevada y con un intenso dolor de cabeza, cosas éstas, agregó, que agravan su dolencia fundamental: obstrucción de la arteria coronaria.

"Hemos pedido mucho que Roberto sea trasladado a un hospital, pero las autoridades insisten en mantenerlo en el llamado 'hospitalito', de la cárcel Combinado del Este, donde no hay condiciones para atender a un enfermo como mi esposo", enfatizó la señora Rivas.

Roberto de Miranda es el presidente del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba (no reconocido oficialmente), y fue condenado el pasado mes de abril a 20 años de prisión durante una de las mayores olas represivas del gobierno de La Habana contra sus oponentes pacíficos.

Fuentes médicas han señalado que al parecer de Miranda debe ser sometido con urgencia a una angioplastia, es decir, a una intervención quirúrgica relacionada con sus afecciones, para resolver sus problemas de obstrucción en la coronaria. Los familiares de Miranda, por su parte, demandan que se le permita a médicos de su confianza atiendan al disidente.

Las autoridades no han dado permiso a Michel de Miranda, un hijo del disidente que vive en España, para que pueda entrar al país y visitar a su padre.

Ocultaron a Roberto de Miranda obtención de premio

LA HABANA, 2 de septiembre (www.cubanet.org) - El preso de conciencia profesor Roberto de Miranda Hernández, condenado a veinte años de prisión durante la última ola represiva contra la sociedad civil, desconocía que había sido galardonado con el premio internacional "Pedro Luis Boitel por la Libertad", porque las autoridades del penal Agüica, en la provincia Matanzas, donde estuvo recluido, le ocultaron la noticia.

"Roberto conoció del premio cuando lo pude ver al ser trasladado a la prisión Combinado del Este, donde lo mantienen ahora, producto de una emergencia de salud, ya que me comunicaron que hay que operarlo del corazón por tupición de las válvulas cardíacas", dijo Soledad Rivas Verdecia (Iraida), esposa del profesor.

Añade la señora Rivas que Roberto se alegró por la premiación, y que le había dicho que era un reconocimiento a toda la oposición cubana. "Quiero dedicarlo especialmente a mis colegas pedagogos independientes de dentro y fuera del país", le dijo el profesor de Miranda. "Aunque no tengo mucha salud continuaré luchando por la libertad y la democracia para Cuba".

La señora Rivas expuso también que su esposo será operado a corazón abierto, según plantearon las autoridades carcelarias, pero ella les dijo que primero se reuniría la familia y que era imprescindible que un cardiólogo de su confianza lo evaluara y que, además, pedía al gobierno cubano que permitiera al hijo residente en España, Alexander, estar en Cuba para la operación de su padre, ya que aún le faltan algunos meses para cumplir los cinco años de residencia fuera, y las leyes del país no permiten el regreso, ni siquiera como visita, si no han transcurrido los cinco años de residencia permanente en el exterior, pidió ayuda también la señora Rivas a la Cruz Roja Internacional.

La esposa de Roberto de Miranda, presidente del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba, quiso hacer un reconocimiento a las autoridades del Combinado del Este, ya que han tenido un trato correcto hacia el preso político y hacia ella, especialmente el capitán Rojas, de la Seguridad del Estado, a diferencia del trato recibido en la prisión de Agüica.

El premio "Pedro Luis Boitel por la Libertad" es otorgado por una organización no gubernamental de Europa del Este. El primero lo recibió en 2001 el abogado ciego Juan Carlos González Leiva, que se mantiene prisionero sin que se le haya celebrado juicio.


Trasladan a Roberto de Miranda para hospital Militar en La Habana

(LA HABANA/CUBA/18 de agosto/Puenteinfocubamiami.org)-El presidente del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba Roberto De Miranda Hernández, fue trasladado el 15 de agosto ultimo para el capitalino hospital militar "Carlos J. Finlay", del municipio habanero de Mariano, informaron en La Habana familiares del disidente.

"Me avisaron que estaba en el hospital y ahora me dicen que lo van y que a operar del corazón porque tiene las válvulas tupidas", dijo a Puente Informativo Cuba Miami la esposa del detenido Iraida Soledad Rivas Verdecía.

Rivas Verdecía apunto que no va a permitir que a Miranda lo intervengan quirúrgicamente hasta tanto no lo examinen médicos avalados por la familia.

"Cada vez que veo un medico militar, resulta que Miranda tiene un padecimiento diferente", añadió.

Por otra parte señalo, que tiene un hijo en España que las autoridades no dejan entrar a la Isla, a pesar de las constantes solicitudes del mismo, para que le permitan visitar a su padre enfermo.

"Si el gobierno, consiente que mi hijo Alexander De Miranda Rivas (de 27 años de edad) entre a Cuba, y que un medico de confianza nuestro, certifique la dolencia que diagnosticaron los galenos militares, entonces con toda la familia junta, pudiéramos permitir que operen a Miranda", advirtió la esposa.

Juan Roberto de Miranda Hernández, fue detenido en su domicilio el 18 de marzo último y condenado en abril en juicio sumarísimo, a 20 años de privación de libertad. Desde su detención a la fecha, el disidente fue ingresado en el hospital municipal de la localidad de Colón, Matanzas acusado por una angina de pecho, de donde fue reintegrado al puesto medico de la prisión de Aguica, donde cumplía sentencia, hasta el momento de su traslado a la capital.

Reportaron los corresponsales del Puente Informativo Cuba Miami en La Habana, Gilberto Figueredo y Ada Márquez, además, Coordinadora Nacional del Partido Democrático 30 de Noviembre "Frank País". Enviado por Eduardo Pérez Arrufat, vise presidente De La Fundación Jesús Yánez Pelletier el 18 de agosto del 2003.


Premian al profesor encarcelado Roberto de Miranda

LA HABANA, 7 de agosto (www.cubanet.org) - Con lágrimas en los ojos Soledad Riva Verdecia recibió este martes, en horas de la tarde, la noticia de que su esposo, el encarcelado pedagogo Roberto de Miranda, había obtenido el premio Luis Boitel por la Libertad.

"Estoy emocionada, pero más que todos los premios del mundo preferiría que Roberto estuviera aquí con nosotros", aseguró Riva Verdecia instantes después de haber conocido telefónicamente, a través de una llamada desde Estados Unidos, que este año Roberto de Miranda había sido merecedor de ese premio.

En un primer momento, visiblemente nerviosa, la señora Riva Verdecia creyó entender que el premio lo había otorgado el Primer Ministro búlgaro, y así nos lo hizo saber a sus familiares y a otras dos personas que en ese momento nos encontrábamos en su casa. Pero luego se conoció que el premio había sido otorgado por el Directorio Democrático, una organización de cubanos que tiene su sede en Miami.

A su vez, Marcos de Miranda, uno de los hijos del profesor encarcelado, dijo que ese premio "no es sólo para mi padre, es para todos los opositores cubanos".

El Presidente del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba, Roberto de Miranda, fue condenado el 4 de abril en un juicio sumario, a 20 años de cárcel. Actualmente se encuentra cumpliendo su condena en una prisión de la provincia de Matanzas, aunque su lugar de residencia es Ciudad de La Habana. De acuerdo con sus familiares, su estado de salud es delicado. cnet/13


Hostigan a familiares de Roberto de Miranda

LA HABANA, 18 de junio (www.cubanet.org) - Los hijos de Roberto de Miranda, presidente del ilegal Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba, fueron citados por el suboficial de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) Yohan Ramos, quien les advirtió que tienen quince días para presentarle una constancia de que están vinculados laboralmente. De lo contrario les abrirá un expediente como potencial delictivo.

El suboficial Ramos es el jefe del sector de la policía del área donde residen los hermanos Marcos y Maikel de Miranda Rivas, en el municipio capitalino Centro Habana. Según dio a conocer Marcos, el agente les comunicó que eran "órdenes superiores".

"Siempre que tratamos de encontrar trabajo -señaló Marcos- tropezamos con que el Comité Militar no nos expide el documento que da constancia de nuestra situación en la reserva militar porque no tienen los datos suficientes, y sin esa certificación no nos dan trabajo en Cuba".

Roberto de Miranda Hernández fue condenado a 20 años de cárcel en la última oleada represiva de las autoridades contra los opositores pacíficos y periodistas independientes. Su esposa, Soledad Rivas, también fue citada a una unidad de la policía y conminada a que dejara de asistir a las misas de los domingos en la parroquia de Santa Rita, en Miramar, con las madres, esposas y familiares de los presos políticos, porque si continuaba, trasladarían a su esposo a una prisión a más de mil kilómetros de su domicilio.

Por otra parte, también se supo en esta capital que Ada Kaly Gutiérrez Abascal, coordinadora del Partido Democrático 30 de Noviembre, fue citada a la unidad de la PNR de Avenida de Acosta, en el municipio 10 de Octubre, donde un oficial del Departamento de Seguridad del Estado (DSE) le advirtió que de continuar asistiendo a la misa de los domingos en la parroquia de Miramar, sería "deportada" a la provincia Guantánamo, de donde procede.

Gutiérrez Abascal se encuentra en la capital desde el mes de enero, atendiendo a una tía enferma.

SUFRE UN INFARTO PERIODISTA INDEPENDIENTE ENCARCELADO
05/06/2003
Por Rodolfo Dámian

Cuba Press / Matanzas (NPC), Junio 4- Producto de un infarto se encuentra ingresado en el hospital Mario Muñoz, de la ciudad de Colón, provincia de Matanzas, el preso político Roberto de Miranda. Según las fuentes, de Miranda, desde su traslado a la prisión de Agüica-situada al este de este territorio matancero-, después de ser condenado a 20 años por el "delito de traición a la Patria" padecía de problemas de hipertensión y un estado depresivo constante.

Roberto de Miranda, periodista independiente, es el presidente del Colegio de Pedagogos Cubanos, miembro de la Federación de Trabajadores Democráticos de Cuba, y firmante del Proyecto Varela.

Nueva Prensa Cubana (www.nuevaprensa.org) / Reportó desde Matanzas, Rodolfo Dámian / CubaPress.

Precaria la salud de Roberto de Miranda

LA HABANA, 27 de mayo (www.cubanet.org) - Soledad Iraida Rivas, esposa del prisionero de conciencia Juan Roberto de Miranda, recluido en la prisión Agüica, en Matanzas, manifestó que en reciente visita lo encontró mal de salud y teme por su vida, ya que semanas antes había sufrido un infarto, aunque las autoridades lo niegan.

"Aunque no dejo de reconocer que en la prisión hay buenos médicos, no cuentan con los recursos necesarios para atención de urgencia, un infarto cardíaco, por ejemplo, porque están muy lejos del hospital municipal de Colón, y si se le repite el dolor del corazón creo que no llegaría bien. Roberto padece, además, de úlcera gástrica y riñones poliquísticos. Estamos pasando momentos muy duros. La separación familiar, de la casa, la prisión rigurosa, castigan al preso y a la familia con esa lejanía", dijo la señora Rivas.

El profesor Roberto de Miranda fue detenido en la última oleada represiva del 18 de marzo y condenado a 20 años de prisión. Es presidente del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba.


Tratan de silenciar a la esposa de Roberto de Miranda

LA HABANA, 22 de mayo (www.cubanet.org) - La esposa del profesor Roberto de Miranda, presidente del Colegio de Pedagogos independientes de Cuba, condenado a 20 años de prisión en la reciente ola represiva, fue conminada por la policía política a que dejara de asistir a la misa que cada domingo se celebra en la iglesia de Santa Rita.

Soledad Rivas Verdecia fue citada a la unidad de la policía ubicada en la calle Dragones, donde el oficial de Seguridad del Estado que se hace llamar Randy la amenazó con que su esposo podría ser trasladado a Guantánamo, a más de mil kilómetros de su hogar, si ella asistía a la misa de la iglesia de Miramar. El profesor de Miranda se encuentra encarcelado en Colón, Matanzas.

La señora Rivas aseguró al oficial de Seguridad que seguiría asistiendo a la misa dominical en la iglesia de Santa Rita, donde se reúnen las esposas y madres de los presos políticos. En una manifestación de protesta por el injusto encarcelamiento de sus seres queridos, las mujeres visten de blanco con un pañuelo negro al cuello.

En la misa de este domingo 18, la señora Rivas leyó un mensaje de felicitación a Su Santidad Juan Pablo II por su 83 cumpleaños, en nombre de las madres, familiares, miembros del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba y de la prensa independiente que el gobierno ha tratado de silenciar.


Entrevista a los hijos de Juan Roberto de Miranda

Reinaldo Cosano Alén

LA HABANA, abril (www.cubanet.org) - Marcos y Maikel de Miranda Rivas, hijos de Juan Roberto de Miranda, presidente del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba, recién sancionado a veinte años de prisión, han accedido a la siguiente entrevista:

Pregunta: ¿Cómo ocurrió la detención?

Respuesta: En verdad fue una sorpresa. No lo esperábamos. Hasta ese momento todos creíamos que existía cierto clima de tolerancia hacia la oposición y la prensa independiente. Se llevaron (la Seguridad del Estado) a nuestro padre para Villa Maristas, sede del Departamento de Seguridad del Estado.

P: ¿Hubo registro en la vivienda?

R: Sí, minucioso. Estuvieron desde las diez de la mañana hasta alrededor de las cuatro de la tarde. Ocuparon los libros (dice Marcos, señalando el estante de la biblioteca independiente "Félix Varela", la primera creada en el país) obsequiados por la sección de prensa y cultura de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en Cuba, incluidos obras literarias y literatura infantil. No obstante -aclara Marcos- respetaron los libros editados en el país, un cuadro al óleo del presbítero Félix Varela y la estantería.

P: ¿Alguna otra ocupación?

R: Sí, penetraron el apartamento que se encuentra encima del nuestro, donde nuestro padre guardaba medicamentos recibidos del exterior mediante donación y lo ocuparon todo. No respetaron que su propietaria no se encontraba en ese momento para efectuar el registro. También ocuparon cierta cantidad de dólares que nuestra hermana, residente en Miami, había enviado para costear el viaje de nuestra madre a España para visitar a otro hermano nuestro.

P: ¿Después?

R: Trasladaron a nuestro padre para Villa Maristas donde fue interrogado, y el 3 de abril fue el juicio.

Explican Marcos y Maikel que de Miranda sólo pudo conversar con su abogado unos momentos antes del juicio y que fue una magnífica defensa, pero en vano, porque la sentencia estaba decidida desde antes. La acusación fue que nuestro padre trabajaba para una potencia enemiga (EUA).

Marcos: A mi padre le imputaron, con carácter de delito común, que cobraba los repasos de clases a alumnos. Nosotros presentamos una declaración por escrito en el juicio con la firma de los padres, declarando que en esos repasos escolares no había intención de lucro. (La ley cubana prohíbe el ejercicio particular del magisterio.) Otra acusación era algo más grave: que se involucraba a los educandos en actividades políticas contrarrevolucionarias, pero quedó claro que las clases se impartían en el comedor, no en una habitación en la que se desarrollaban actividades de la biblioteca independiente y el Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba.

P: ¿Otra incidencia?

Marcos: Los juicios sumarios demoraron desde la mañana hasta alrededor de la diez de la noche. Fueron tres los reos políticos, incluido mi padre. Cuando el fiscal interrogaba al periodista Omar Rodríguez Saludes, éste se desmayó. Ninguno había ingerido alimentos desde la noche anterior. Como no le daban auxilio, protesté y fui a ayudarlo. Entonces me detienen, me ponen las esposas, me sacan del juicio y me introducen, incomunicado, en un calabozo. A las dos horas me dejan ir con la advertencia de que no podía regresar al tribunal. Pero regresé, no me dejaron entrar y me impusieron una multa.

Maikel: En cierto momento del juicio protesté, no me pude contener frente a las mentiras del fiscal. Fue suficiente para que me expulsaran de la sala. Afuera, me montaron en un auto y me dejaron abandonado a unos dos kilómetros, con la orden de que no podía regresar al juicio. Es decir, ni mi hermano ni yo pudimos completar la sesión.

Marcos: A mi padre, al final del juicio, le subió mucho la presión arterial y hubo que ingresarlo en la sala de penados del hospital militar. A pesar de que nuestra madre ha estado allí numerosas veces, no le han permitido verlo. Juan Roberto de Miranda, nuestro padre, fue condenado a veinte años de prisión.

P: ¿Algo más?

Marcos: Sí, Maikel hace tiempo no puede trabajar. Lo sacan. Yo trabajaba en una sociedad cultural privada extranjera: Unión Francesa de Cuba. Al segundo día del juicio de mi padre me presenté como de costumbre. ¡Estaba despedido! Entre otras cosas declaré a la CNN: "La verdad, nuestra verdad, le hace más daño al gobierno que un misil. Decir la verdad en este país es un delito".


Familiares de Roberto de Miranda desconocen su estado

LA HABANA, 14 de abril (Eduardo Alba / www.cubanet.org) - Los familiares de Roberto de Miranda, presidente del independiente Colegio de Pedagogos de Cuba que fue condenado a 20 años la semana pasada, no pudieron verlo en la visita programada para el martes 8 de abril, y tampoco reciben informes sobre su salud.

Las autoridades de Villa Marista informaron a Soledad Rivas, esposa del pedagogo independiente, que éste se encontraba ingresado en el Hospital Militar Carlos J. Finlay y le concedieron una nueva visita para el día siguiente.

El miércoles 9 acudieron a Villa Marista los familiares de Roberto de Miranda, pero recibieron como respuesta que éste seguía ingresado en el hospital. La señora Rivas se personó en el hospital, y el oficial de guardia le dijo que solamente los oficiales de Seguridad del Estado podían informar quién estaba ingresado allí y el estado de su salud.

La señora Rivas expresó que este oficial la había tratado correctamente, y que en dos ocasiones había telefoneado a Villa Marista, pero había recibido la misma orden: no informar.


Solicita Colegio de Pedagogos apoyo a Roberto de Miranda

LA HABANA, 10 de abril, 2003 (Eduardo Alba / www.cubanet.org) - La junta directiva del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba solicitó con urgencia apoyo solidario con el licenciado Roberto de Miranda Hernández, presidente del Colegio, arrestado el pasado 18 de marzo, juzgado y condenado en el tribunal de Marianao a 20 años de cárcel.

Al juicio de Roberto de Miranda se permitió la entrada de su esposa Soledad Rivas y sus dos hijos, Roberto y Mikel, quienes fueron expulsados después de la sala por orden del presidente del tribunal, alegando alteración del orden.

Ni la prensa ni el personal diplomático acreditado en La Habana tuvieron acceso al juicio.

Por otra parte, un agente de la policía política abordó en la céntrica esquina de Campanario y Neptuno a Mikel de Miranda. Según el joven, en la conversación sostenida con el agente en tono persuasivo, éste le dijo que no siquiera el ejemplo de su padre. "Mira cuáles fueron las consecuencias -le dijo el agente. A tu padre lo aconsejamos muchas veces, y a ti te puede ocurrir lo mismo. Abandona la lucha pacífica".

A lo que Mikel respondió: "Mi padre es un ejemplo de educador y luchador por la democracia. Para mí es un honor seguir su ejemplo".


Ocuparon dibujos infantiles a pedagogo independiente

LA HABANA, 20 de marzo (Anna Rosa Veitía, UPECI / www.cubanet.org) - Roberto de Miranda, presidente del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba, fue víctima el pasado martes de un registro domiciliario que se prolongó desde las dos de la tarde hasta la una y treinta de la madrugada. El registro culminó con el arresto del opositor.

El hijo de Miranda expresó su preocupación porque su madre y esposa del pedagogo se encontraba hospitalizada en el momento del registro y posterior arresto, con una fuerte crisis de asma. Al enterarse de los hechos acaecidos en su hogar, se quitó los sueros y abandonó el hospital.

Al presidente del Colegio de Pedagogos Independientes le fueron confiscados libros, documentos y los dibujos de un concurso en el que participaron decenas de niños de su localidad.

Por otra parte, en Pedro Betancourt, municipio de la provincia Matanzas, el operativo policial llevado a cabo en esa localidad tuvo también su tono dramático, debido a que cuando los agentes de la policía política se personaron en la sede del movimiento independentista Opción Alternativa, que dirige Ariel Sigler Amaya (quien fue detenido junto a sus hermanos Guido y Miguel) la señora Gloria Amaya, de 71 años, madre de los hermanos, sufrió un ataque de hipertensión arterial, y tuvo que ser hospitalizada para brindarle cuidados especiales.