Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.



Álida Viso Bello y Ricardo Gonzalez Alfonso


Ricardo González Alfonso

1. Fecha de nacimiento 18 de febrero de 1950
2. Lugar de nacimiento Bauta, Provincia La Habana
3. Nivel educacional Bachiller
4. Nombre del padre Antonio Ricardo González Arroyo fallecido en 1968
5. Nombre de la madre Matilde Graciela del Carmen Alfonso Ducunge, fallecida en 1981
6. Hermanos Antonio, fallecido en 1979. Olga, Reside en Miami desde 1963. Graciela, Reside en New York. Salió de Cuba en 1965.
7. Estado civil Casado.
8. Nombre de la esposa lida de Jesús Viso Bello
9. Hijos de Ricardo David González Moreno, Nació el 30 de Diciembre de 1987. Daniel González Moreno, Nació el 28 de Septiembre de1993.
10. Hija de Álida Rocío de Jesús Viso Bello, Nació el 3 de agosto de 1996.

Síntesis biográfica de Ricardo González Alfonso

Periodista independiente. En 1995 se incorporó a la prensa libre del control gubernamental. Publicó sus trabajos periodísticos en Cuba Free Press, Cubanet, Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Estados Unidos, Revista Hispano Cubana, Encuentro en la Red en España y otras publicaciones extranjeras. En Radio Martí, emisora enclavada en el sur de La Florida (EEUU) divulgó noticias y artículos acerca de la realidad cubana, también tuvo una sección "Cuba y Emigración, preguntas y respuestas" sin recibir remuneración por parte de la emisora. Fue subdirector de la Agencia Cuba Press. Desde 1998 es corresponsal de Reporteros Sin Fronteras. En ese año organiza y dirige la Biblioteca "Jorge Mañach" del Proyecto de Bibliotecas Independientes de Cuba (PBIC). El 31 de Mayo del 2001 funda y preside la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling (Red Internacional de RSF), Quinto Premio Internacional de Derechos Humanos que otorga la fundación Hispano Cubana, Mención Especial de Periodismo Hilaria Alti en Italia. En el 2002 funda y dirige la revista DE CUBA (Mención Especial Mariah Morse Cabot de la Universidad de Columbia en Nueva York.
Cuentos, poemas o trabajos periodísticos han sido publicados en Cuba, España, Estados Unidos, Bélgica, Francia y Puerto Rico. Su poemario "Historia Sangrada" se halla en una editorial española.
Por estas actividades lo arrestaron el 18 de marzo del 2003. Al mes siguiente, el 4 de abril, en juicio sumarísimo fue condenado a 20 años de privación de libertad en la causa 10, sentencia número 4 del mismo año, por el delito de "actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado", infracciones penales de la Ley 88 de 1999 (más conocida como Ley Mordaza).
Sus hijos en Calle 86 No 712 e/ 7ma y 9na, Playa, Ciudad de La Habana y Esposa: Calle 11 #78 Apto. 2, e/ E y Font, Lawton, Ciudad Habana.
OTROS DATOS
11. Lugares donde ha trabajado
De 1976 a 1981, Operador de Saneamiento. De 1981 a 1985, Coordinador de actividades culturales. De 1985 a 1987, Programador de actividades culturales. Desde 1989 comenzó a trabajar por cuenta propia escribiendo guiones para el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT).
12. Cursos recibidos
-Taller experimental de guión cinematográfico.19 de septiembre de 1988 al 18 de noviembre de 1988. Escuela Internacional de Cine y Televisión.
-Curso de superación de técnica periodística. 8 de septiembre de 1985, Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).
-Curso de técnica periodística para corresponsales. 12 de julio de 1986. Periódico Tribuna de La Habana.
-Curso de guión dramático. 6 de julio de 1988. Centro de Estudios de la Radio y la Televisión.
-Taller de comunicación por televisión. 29 de noviembre de 1988. Centro de Estudios de la Radio y la Televisión.
-Ciclo de conferencias de dramaturgia (Brasil). 23 de diciembre de 1988. Centro de Estudios de la Radio y la Televisión.
-Perfeccionamiento de dramaturgia. 15 de julio de 1989. Centro de Estudios de la Radio y la Televisión. -Curso-taller de guión y la dramaturgia en la Televisión y el Vídeo, dentro de las actividades del 11 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. 9 de diciembre de 1989. Centro de Estudios de la Radio y la Televisión.
-Perfeccionamiento de dramaturgia. 20 de diciembre de 1989. Centro de Estudios de la Radio y la Televisión.
-Taller de dramaturgia. 28 de febrero de 1990. Centro de estudios de la Radio y la Televisión. -Perfeccionamiento de técnica de guión radial. 18 de julio de 1990. Centro de Estudio de la Radio y la Televisión.
-Taller de guiones de radio. 26 de junio de 1991. Centro de Estudios de la Radio y la Televisión.
-Habilitación de subtitulaje electrónico. 27 de junio de 1991. Centro de Estudios de la Radio y la Televisión.
13. PREMIOS NACIONALES
-Primer premio. Argumento. Obra "Con los ojos de soñar". 30 de octubre de 1987. Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT). -Primer Premio. Humorístico. 21 de abril de 1988. ICRT.
14. MENCIONES NACIONALES
-Mención en orientación social. 21 de abril de 1988. ICRT.

Desterrado a España
Fecha de arribo: 13 de julio de 2010.

ARTICULOS:

Ricardo González NO recibe atención médica
No examinan a reo de conciencia con Glaucoma
Policía política retiene receta de Ricardo González Alfonso
Ricardo González Alfonso “celebra” sus 60 años en prisión
Ricardo González no asistirá a misa
Pulmón SUCIO: termino médico oficialista
Toman represalias contra Ricardo González Alfonso
Sin asistencia médica reo de conciencia en ayuno
Irregularidades en atención médica a Ricardo González
CARTA ABIERTA: Jornada por la libertad y la justicia

Precario estado de salud de Ricardo González Alfonso
Niegan ventilador a prisionero de conciencia
Graciela visita a su hermano Ricardo González Alfonso
Reo enfermero con buen estado de ánimo
Reo de conciencia sin comunicación telefónica con sus hijos
Festejar por la victoria: Cuba somos nosotros
Periodista en prisión injusta recibe premio de Reporteros sin Fronteras
Mensaje de Ricardo González y estado de salud
Nueva intervención quirúrgica Ricardo González
Prohíben acceso de medicamentos a Ricardo González Alfonso
Otro cumpleaños en prisión
Periodista encarcelado se recupera de tercera operación
Tercera intervención Quirúrgica a Ricardo González Alfonso
Nuevo llamamiento por el crítico estado de salud
Llamamiento a una campaña internacional sobre crítico estado de salud del prisionero
Intervenido quirúrgicamente Ricardo González Alfonso
Anunciaron para este 18 intervención quirúrgica de González Alfonso
Renunció a visita familiar prisionero de conciencia
Anuncian segunda intervención quirúrgica a prisionero de conciencia
Emigrar al patíbulo
El silencio de los lobos
Crónica cruenta
Pésima atención reciben prisioneros de conciencia hospitalizados
Hospitalizados presos político
Estado de Salud de Ricardo González Alfonso
Deterioro del estado de salud de prisionero de conciencia
Nueva intervención quirúrgica a prisionero de conciencia

Confiscan literatura a la esposa de Ricardo González Alfonso
Incautan revistas a esposa de prisionero de conciencia
Sufre serios padecimientos clínicos periodista independiente encarcelado
Raúl Rivero recibe el premio del Club de la Prensa de Estrasburgo

Disidente preso se recupera de intervención quirúrgica
Intervienen quirúrgicamente a González Alfonso
Prisioneros de conciencia en espera de excarcelación por mala salud
Aquella libertad
Situación de Ricardo González Alfonso
Ingresado Ricardo González Alfonso
González Alfonso depone huelga de hambre
Ricardo González Alfonso en Huelga de Hambre
Periodista se declara en huelga de hambre
Preocupa a familiares estado de salud del periodista Ricardo González
Disidente preso no recibe atención médica

Libres entre barrotes
Bien o mejor
Ricardo González será trasladado a centro penal en Camagüey

Causa # : Documento de Sentencia
Raul Rivero Castañeda tambien fue condenado en esta causa.

 

Ricardo González NO recibe atención médica
Denuncia

Álida Viso Bello

12 de mayo de 2010

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – La Seguridad del Estado niega asistencia médica especializada al escritor y prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, recluido en la prisión Combinado del Este, en esta capital.

El 5 de marzo a mi esposo debían realizarle los exámenes del Glaucoma en el hospital especializado en oftalmología “Ramón Pando Ferrer, ubicado en el municipio capitalino de Marianao.

Cuando asistió por última vez (5 de febrero), el especialista para el seguimiento de esa enfermedad le realizó los exámenes correspondientes a esa consulta e indicó que debían llevarlo nuevamente en un mes. Ese día el oftalmólogo expidió una receta de la graduación de la vista. La Seguridad del Estado se apoderó de dicha receta y aún no se la han dado a Ricardo.

La madre de mi esposo quedó totalmente ciega por causa de esa enfermedad.

A pesar de que Ricardo padece de serias enfermedades que iniciaron con su encarcelamiento, la Seguridad del Estado está utilizando contra él una sutil tortura sicológica y física.

Ricardo, de 60 años de edad, cumple una condena de 20 en la oleada represiva del 2003 (Primavera Negra). Es autor de 3 libros y otro próximo a publicarse. Director de la revista De Cuba y de la Sociedad del Periodistas “Manuel Márquez Sterling”. Es corresponsal de Reporteros sin Fronteras (RSF), y obtuvo el 17 premio de RSF-Fundación Francia como “Periodista del Año 2008”.

Álida Viso Bello es la esposa de Ricardo González Alfonso.

 

No examinan a reo de conciencia con Glaucoma
Olga Alonso

19 de abril de 2010

Florida, EE.UU – www.PayoLibre.comRicardo González Alfonso, Prisionero de Conciencia que cumple 20 años en el Combinado del Este, en Ciudad de La Habana, a quien le han diagnosticado glaucoma, debían haberle hecho un examen desde el 5 de marzo que a estas alturas no le han hecho, comunicó su esposa Álida Viso Bello.

El oculista había indicado que debía hacerse un chequeo una vez al mes y ya han pasado más de dos meses, y sigue en espera.

La madre del prisionero de conciencia quedó ciega debido a la glaucoma, así que para la familia es de una preocupación inmensa que Ricardo la padezca.

Por otra parte, la policía política tiene una receta médica para espejuelos graduados, y no se la entrega a Álida, quien asegura que la lucha es increíble, no hay compasión ni humanidad y la tortura síquica se acentúa cada vez más.

Olga Alonso es hermana de Ricardo González Alfonso.

 

Policía política retiene receta de Ricardo González Alfonso

Álida Viso Bello

31 de marzo de 2010

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – El 5 de marzo correspondía que realizaran los exámenes del Glaucoma a Ricardo González Alfonso. La Seguridad del Estado aún no lo ha llevado al hospital oftalmólogo.

La vez anterior que Ricardo asistió a los exámenes fue el 5 de febrero. Ese día el especialista expidió una receta de la graduación de la vista para los espejuelos de mi esposo.

La Seguridad del Estado se apoderó de dicha receta y no se la dio a Ricardo. No se sabe quién la tiene; yo la necesito para que en una óptica me hagan los espejuelos.

La Seguridad del Estado está utilizando una sutil tortura sicológica y física, debido a la actitud que mantiene en prisión.

Álida Viso, esposa de Ricardo González Alfonso

 

Ricardo González Alfonso “celebra” sus 60 años en prisión

Con la salud debilitada desde su encarcelación, este 18 de febrero el corresponsal cubano de Reporteros sin Fronteras, Ricardo González Alfonso, “celebra” detrás de las rejas su cumpleaños 60. Condenado a veinte años de cárcel en 2003 por el simple hecho de ejercer su profesión, el periodista ha tenido que soportar los malos tratos y las vejaciones infligidas a los presos políticos. Además de colaborar con Reporteros sin Fronteras, que en 2008 le otorgó el premio en la categoría “periodista”, Ricardo González Alfonso fundó y dirigió el organismo educativo Manuel Márquez Sterling, así como la publicación bimestral De Cuba.

Ricardo González Alfonso fue arrestado el 18 de marzo de 2003, durante una ola de represión sin precedentes del gobierno cubano, conocida como la “Primavera negra”; 19 de los 25 periodistas actualmente detenidos en Cuba fueron arrestados durante esa época y condenados a penas de entre 14 y 27 años de prisión. Ricardo González Alfonso fue juzgado el 4 de abril junto con su amigo, el poeta y periodista Raúl Rivero. Fue acusado sin la menor prueba de ser un “agente a sueldo de Estados Unidos”, y condenado a veinte años de prisión.

Pese a sus problemas de salud, sobre todo pulmonares, Ricardo González Alfonso se encuentra en la cárcel Combinado del Este, en La Habana. El periodista sufrió cuatro intervenciones quirúrgicas entre 2006 y 2007; tras una larga estancia en el hospital carcelario, fue llevado a su celda el 27 de enero de 2008, aunque seguía delicado. El 26 de enero de 2010 se le administró con retraso un tratamiento que llevaba meses esperando. Al igual que otros presos políticos, ha permanecido en celdas colectivas junto con detenidos de derecho común, expuesto a la violencia y las ofensas de esos presos. “Responsabilizamos por su estado de salud a las autoridades de La Habana”, ha advertido Álida Viso Bello, esposa del periodista.

La represión, particularmente encarnizada contra los blogueros, no ha cesado desde que Raúl Castro accedió oficialmente a la presidencia, el 24 de febrero de 2008 (http://www.rsf.org/Un-periodista-disidente-arrestado.html). A principios de febrero de 2010 el periodista disidente Carlos Serpa Maceira denunció su exilio forzado en la Isla de la Juventud, después de una corta detención acompañada de palizas.

No hay ningún progreso en Cuba en materia de derechos humanos, a pesar de que las autoridades de La Habana firmaron los dos Pactos de la ONU relativos a los derechos civiles y políticos, que incluyen la libertad de expresión. Ricardo González Alfonso, al igual que todos los periodistas encarcelados, debe ser liberado.

 

Ricardo González no asistirá a misa
Álida Viso Bello

3 de febrero de 2010

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – En la prisión Combinado del Este, el capitán Rojas informó a Ricardo González Alfonso que en lo adelante para asistir a la misa tiene que vestir uniforme de preso común.

Al oficio religioso asisten alrededor de 20, entre comunes y prisioneros de conciencia.

La próxima misa se ofrecerá el 6 de febrero y Ricardo NO ASISTIRÁ con uniforme de preso común.


Álida Viso Bello es la esposa de Ricardo González Alfonso, prisionero de conciencia condenado a 20 años de prisión.

 

Pulmón SUCIO: termino médico oficialista

Álida Viso Bello

29 de enero de 2010

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – Ya suministraron el medicamento para la presión ocular de Ricardo González Alfonso.

Desde el 19 de noviembre de 2009 debían realizarle el examen del Glaucoma y la Seguridad del Estado no lo ha llevado.

Actualmente Ricardo tiene el COLESTEROL ALTO.

En exámenes que le realizaron en los pulmones, el médico dijo a Ricardo que el pulmón derecho lo tiene SUCIO.

Nosotros los familiares estamos sumamente preocupados porque no sabemos en realidad que tiene Ricardo en el pulmón derecho. Un profesional que se respete debe utilizar términos médicos en un diagnostico. Culpamos al Gobierno cubano de todo lo que suceda a Ricardo.

Álida Viso, esposa de Ricardo González Alfonso.

 

Toman represalias contra Ricardo González Alfonso
Denuncia

7 de enero de 2010

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – La Seguridad del Estado ha tomado represalias por el ayuno que realizó el escritor y prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, quien se encuentra sin asistencia médica y sin medicamento en la prisión capitalina Combinado del Este.

El 19 de noviembre de 2009 correspondía que le realizaran a mi esposo el examen de Glaucoma, en el Hospital Especializado en Oftalmología "Ramón Pando Ferrer", en el municipio de Marianao. La Seguridad del Estado no lo ha llevado. El día 4 de ese mes, fue a la última consulta que asistió Ricardo. El especialista orientó examinarlo cada 15 días.

Por otra parte, a mi esposo se le agotó el medicamento para la presión ocular que tiene inestable y que le recetó el oftalmólogo. En la prisión hay el fármaco y no se lo quieren suministrar.

La Seguridad del Estado está utilizando una sutil tortura sicológica y física. Esta represalia se debe al ayuno (ingerir sólo alimentos líquidos) que Ricardo realizó durante 25 días (del 15 de noviembre al 10 de diciembre de 2009) con las demandas siguientes:

- Que el gobierno cubano reconozca la categoría de prisioneros de conciencia a aquellos cautivos en la Isla que Amnistía Internacional haya clasificado como tales.

- Que el gobierno de La Habana libere inmediata e incondicionalmente a todos los prisioneros de conciencia cubanos.

- Que las autoridades cubanas le otorguen los beneficios establecidos en el sistema penitenciario de Cuba, a todos los presos políticos (aunque no sean prisioneros de conciencia)

La madre de González Alfonso se quedó ciega por ésta enfermedad (Glaucoma). Por este antecedente sus familiares estamos consternados y alarmados con esta situación que está sucediendo.

Rogamos a todas las organizaciones internacionales, tanto periodísticas como de derechos humanos, que soliciten al gobernante cubano Raúl Castro Ruz la asistencia médica a Ricardo González.


Álida Viso, esposa de: Ricardo González Alfonso, de 59 años de edad y sentenciado a 20 en la Causa de los 75.

 

Sin asistencia médica reo de conciencia en ayuno
Denuncia

9 de diciembre de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – Mi esposo, Ricardo González Alfonso, realiza un ayuno desde el 15 de noviembre, Día del Escritor Encarcelado, hasta el 10 de diciembre (12.00 de la noche, en Cuba), Día de los Derechos Humanos.

La Seguridad del Estado, no lo ha llevado al especialista para que le realicen los exámenes de GLAUCOMA. El día 4 del mes en curso se cumplió un mes que no lo llevan al hospital. El especialista había indicado que debían llevarlo cada 15 días.

La Seguridad del estado hace esto como MEDIDA REPRESIVA POR EL ACTO CÍVICO que realiza mi esposo. AÚN CONTINÚA SIN ASISTENCIA MÉDICA, INDEPENDIENTEMENTE QUE EL AYUNO LE ESTÁ DETERIORANDO SU SALUD.

Un saludo,

Álida Viso Bello, esposa de Ricardo González

 

Irregularidades en atención médica a Ricardo González
Álida Viso Bello

25 de noviembre de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – El escritor y prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, continúa con irregularidades en la atención médica en la prisión Combinado del Este, en esta capital.

El pasado 18 de noviembre, la seguridad del estado debió llevar a mi esposo en tercera ocasión para los exámenes del Glaucoma al Instituto Especializado en Oftalmología "Ramón Pando Ferrer", ubicado en el municipio de Marianao, en esta capital. Aún no ha sido posible.

Para la segunda investigación lo condujeron, cuatro horas después de yo haber pasado la denuncia al exterior, pues había pasado varios días de la fecha programada.

La primera vez que le realizaron los exámenes lo llevaron al centro hospitalario pasado un mes de la fecha programada por el especialista.

En una ocasión un miembro de la seguridad del estado me informó que a ellos (policía política) no les interesa en lo absoluto que yo informe al exterior lo que le suceda a Ricardo, pues ellos hacen lo que estimen conveniente.

Actualmente mi esposo realiza un ayuno (abstinencia de alimentos sólidos) que inició el 15 de diciembre (Día del escritor encarcelado) hasta el 10 de diciembre (Día de los derechos Humanos), pidiendo las demandas siguientes:

1. Que el gobierno cubano reconozca la categoría de prisioneros de conciencia a aquellos cautivos en la Isla que Amnistía Internacional halla clasificado como tales.

2. Que el gobierno de La Habana libere inmediata e incondicionalmente a todos los prisioneros de conciencia cubanos.

3. Que las autoridades cubanas le otorguen los beneficios establecidos en el sistema penitenciario de Cuba, a todos los presos políticos (aunque no sean prisioneros de conciencia).

Informa: Álida Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.

 

CARTA ABIERTA: Jornada por la libertad y la justicia

16 de noviembre de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – (15 de noviembre) Amnistía Internacional ha otorgado la categoría de Prisioneros de Conciencia a 57 presos cubanos. El gobierno de La Habana se niega a reconocerlo. En cambio, desarrolla sistemáticamente una campaña difamatoria en contra de estos cautivos.

Es hora de que lo dispuesto por Amnistía Internacional se cumpla; y que aquellos sectores de la opinión pública que aún lo desconocen, sepan que estos prisioneros de conciencia han sido condenados a penas de hasta 28 años de privación de libertad por ejercer pacíficamente lo establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos; incluso, en varios casos, mediante obra publicada. El grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), declaró que la detención de los 75 era arbitraria (y por tanto tenían que ser liberados) desde junio de 2003.

Para divulgar estas verdades con una acción que convoque a la solidaridad, he decidido mantener una abstinencia de alimentos sólidos desde el 15 de noviembre, Día del Escritor Encarcelado, hasta el 10 de diciembre, aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Por razones obvias no he anunciado esta iniciativa con demasiada anticipación; mas aquellas personas o instituciones radicadas en Cuba o en el extranjero que lo deseen, pueden incorporarse a este ayuno cívico a partir que conozcan del mismo.

En consideración a las características de cada persona o institución pueden participar en este ayuno durante una semana, tres días o 24 horas; pero siempre con las demandas siguientes:


1ro. Que el gobierno cubano reconozca la categoría de prisioneros de conciencia a aquellos cautivos en la Isla que Amnistía Internacional halla clasificado como tales.

2do. Que el gobierno de La Habana libere inmediata e incondicionalmente a todos los prisioneros de conciencia cubanos.

3ro. Que las autoridades cubanas le otorguen los beneficios establecidos en el sistema penitenciario de Cuba, a todos los presos políticos (aunque no sean prisioneros de conciencia).


Agradeciendo anticipadamente el respaldo a estas 25 jornadas por la libertad y la justicia,

Ricardo González Alfonso.
Prisionero de Conciencia del Grupo de los 75.
Prisión Combinado del Este,
La Habana, Cuba.

ANEXO I


Este ayuno cívico consiste en ingerir sólo alimentos líquidos; pero lo tornaría en una huelga de hambre (no ingerir ningún tipo de alimentos) si:

1- Las autoridades del penal o cualquier otra me impiden o dificultan tener acceso a los alimentos líquidos para el ayuno, o toman la medida de restringir aún más mis movimientos o cualquier otro acto represivo; porque este ayuno no es una indisciplina, sino una acción cívica en demanda de justicia.

2- En caso de estar obligado a iniciar una huelga de hambre:

a) Si me retiran el agua potable se considerará tortura física. (Existen antecedentes)

b) Si soy alimentado a la fuerza por cualquier vía se considerará tortura física. (También existen antecedentes)

c) Si me prohíben comunicarme telefónicamente con mi familia, se supondrá que las autoridades actúan como se indica en los puntos a y b, de este anexo.

d) Si algunos de mis familiares es hostigado o reprimido, se considerará tortura sicológica en mi contra.


Ricardo González Alfonso.
Prisionero de Conciencia del grupo de los 75.
Prisión Combinado del Este.
La Habana, Cuba.

RESUMEN CLÍNICO ACTUAL.


- Hipertensión arterial.
- Artritis cervical.
- Alergia a la humedad (Migrañas).
- Filtraciones en el hígado.
- Quiste en la garganta.
- Bronquitis crónica.
- Artrosis generalizada.
- Tendencia al Glaucoma.
- Espolones calcáneo.
- Trastornos circulatorios y digestivos.


INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS EN PRISIÓN.

- 13 de enero de 2005.
- 02 de diciembre de 2005.
- 18 de diciembre de 2005.
- 11 de abril de 2007.

Autorizado: Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.

 

Precario estado de salud de Ricardo González Alfonso

13 de noviembre de 2009

La Habana – www.PayoLibre.comRicardo González Alfonso está padeciendo de NEUMONITIS en el pulmón derecho y a pesar que tiene tratamiento de antibióticos, el estado gripal nunca se le quita, los oídos le supuran y la audición la tiene baja. Todo es debido a la extrema humedad de la celda que le destila agua por las paredes y en el techo tiene un naylon para no mojarse y no tiene ventana, sólo la puerta (Barrotes).

Por otra parte mi esposo tiene tendencia a GLAUCOMA y no le realizan los exámenes cada seis meses. La vez pasada lo llevaron a los 7 meses, es decir el 30 de septiembre, ese día tenía la PRESIÓN OCULAR ALTA y el turno se lo dieron para el 30 de octubre para orientarle un tratamiento. Aún no lo han llevado porque dice la Seguridad del Estado que el especialista se encuentra en un evento científico. Yo me pregunto ¿Es el único especialista que lo puede atender y no otro?

También Ricardo padece de la presión arterial alta y en estos momentos la tiene descompensada, es decir muy baja (se siente muy decaído). No lo han llevado al especialista para examinarlo. Cuando Ricardo se siente mal se pone Sal Fluorada o Común debajo de la lengua, indicado por él mismo y no por un médico.

Tanto el gobierno cubano como la Seguridad del Estado son los máximos responsables del precario estado de salud de Ricardo y todo lo que le pueda suceder. Por lo que sus familiares en el exterior y yó estamos sumamente muy preocupados.

Aquí no se puede hacer nada para reclamarle al gobierno que lo ingrese y le hagan un examen general, por lo que insto a las ONGs que escriban al gobierno cubano pidiendo atención médica y condiciones en la celda.

Le adelanto mis agradecimientos,

Álida Viso Bello, esposa del poeta y escritor Ricardo González Alfonso, prisionero de conciencia de la Causa de los 75 (CUBA)


Mi nombre es Olga Alonso, soy hermana de Ricardo, y quisiera agregar un comentario al respecto. La última vez que en mi familia se oyó la palabra “Neumonitis” fue en el año 1979 cuando se lo diagnosticaron a mi hermano Tony, y este, que entonces tenía 37 años murió a los pocos meses de cáncer del pulmón, enfermedad que corre en mi familia.

De más está decirles lo muy preocupada que estoy por la salud de mi hermano que lleva 6 años y siete meses en condiciones infrahumanas y su salud se ha deteriorado grandemente, en realidad temo por su vida.

Pido por favor que nos ayuden a reclamar sus derechos como ser humano y como cubano.

Gracias

 

Niegan ventilador a prisionero de conciencia

2 de septiembre de 2009

Ciudad de La Habana – www.PayoLibre.com – La Seguridad del Estado niega la ventilación artificial (ventilador) al escritor y prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, recluido en la prisión Combinado del Este.

Ricardo, habita una celda de 1.80 de ancho por 3.00 metros de largo (aquí se incluye el baño). La humedad es extrema, con tres paredes tapiadas (sin ventana), sólo la puerta (barrotes), donde no circula el aire. El techo en su totalidad se filtra y le mantiene un nylon para evitar de no mojarse. A pesar de vivir en condiciones infrahumanas, y de solicitar insistentemente un ventilador, la Seguridad del Estado se niega, el calor y la humedad son extremas.

González Alfonso, se mantiene todo el año con gripe, tiene bajo el nivel de audición de un oído y constantemente le supura, a pesar de otras enfermedades que le aquejan. Lo han intervenido quirúrgicamente en 4 ocasiones.

En la prisión no se cumplen las Reglas Mínimas para el Tratamiento de Reclusos (Locales destinados a los reclusos) de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

Aconteció hace varias semanas que mi esposo le mostró la celda y el informe del gobierno cubano enviado a Ginebra a un oficial de la Seguridad del Estado que lo visitó y Ricardo le dijo: Quiero que me digas si esta es la verdad (señalándole la celda), o ésta es la mentira (refiriéndose al documento). El oficial, le dijo que le daría respuesta la semana próxima y sin palabras, se retiró. Hace nueve semanas que el miembro de la Seguridad del estado no ha regresado por la celda.

Ricardo González, de 59 años, está sentenciado a 20 años de cárcel por presidir la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling y fundar la revista De Cuba, además de ser el corresponsal de Reporteros sin Fronteras en la Isla. Amnistía Internacional lo declaró Prisionero de Conciencia.

La Sociedad de Periodistas que preside González Alfonso, en el 2003 recibió mención especial en el Premio Maria Moors Cabot, de la Universidad de Columbia en New York. En el 2007 le otorgaron el IX Premio Internacional de Derechos Humanos de la Fundación Hispano Cubana. En el 2008 recibe dos galardones: Hellman_Hammett Grant que otorga Human Rights Watch, y el 17 Premio de Reporteros sin Fronteras Fundación Francia como: Periodista del Año. Es autor de 3 libros.


Informó: Alida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.


NOTA: Es necesario y urgente que organizaciones periodísticas y de Derechos Humanos aumenten la Campaña Internacional de forma permanente a favor de la liberación de mi esposo y de los demás prisioneros de conciencia que languidecen y permanecen en condiciones infrahumanas y degradantes en las prisiones cubanas.

 

Graciela visita a su hermano Ricardo González Alfonso

27 de agosto de 2009

Información sobre la visita de Graciela González-Degard, hermana del prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, agosto de 2009.

La Habana – www.PayoLibre.com – El 6 de agosto, al llegar al aeropuerto me pidieron el pasaporte y se demoraron en entregármelo. Siguió un registro exhaustivo de mi equipaje y cartera. No me quitaron ninguna pertenencia. Inmediatamente me llevaron a la Oficina de Inmigración, donde oficiales de la Seguridad del Estado, una mujer de uniforme y un hombre de civil, me dijeron que me harían preguntas sencillas durante breves momentos. Hicieron mucho preámbulo y no acababan de decirme el propósito del interrogatorio. Entonces les dije: yo soy la hermana de Ricardo González Alfonso. ¿Qué quieren Ustedes?

Me contestaron que querían que yo pidiera a Ricardo que se pusiera el uniforme de preso común. Les dije que lo sentía mucho, pero que yo no presionaría a Ricardo para eso; que yo respetaba el criterio de mi hermano. Que nosotros somos una familia honesta, que no mentía, y para nosotros es más importante la dignidad de la persona. Le dije que no amo a ninguna entidad, sino a las personas. Continuaron insistiendo hasta que dije que me iba. Me sentí con tanto stress que al tratar de abrir la puerta, que resultó estar cerrada con llave, ellos abrieron y al salir me desvanecí. Ellos se sorprendieron mucho y trataron de evitar que yo cayera al suelo, pidiendo ayuda. Llegaron dos paramédicos y me condujeron en silla de rueda, igual como yo había descendido del avión, por mis dificultades físicas y la edad (71 años). Luego abandoné el aeropuerto.

El 7 de agosto fui a la Prisión de Máxima Seguridad Combinado del Este en La Habana, como el oficial de Atención a la Ciudadanía había orientado a Alida Viso Bello, esposa de Ricardo, con anterioridad a mi viaje para coordinar las visitas a Ricardo durante mi estancia en Cuba. La Oficial ODALYS me informó que tendría dos visitas, el 12 y el 18 de agosto. Pero el 10 de agosto recibí una llamada telefónica para informarme que no habría visita el 12, sino el 18 y el 19 de agosto, aduciendo la pandemia de Gripe A1H1. Ellos sabían que yo tenía programado el regreso a Estados Unidos, donde resido, el 20 de agosto.

Esa noche del 10 de agosto fui con Álida al Departamento de Contrainteligencia, conocido como Sección 21, que se ocupa de la supervisión de los 75 prisioneros de conciencia. No nos dieron entrada al local, sino que nos atendieron en la acera. Manifesté que no entendía el motivo del cambio de la visita del día 12. El oficial me repitió que estaba así establecido por la pandemia, pero finalmente expresó que el cambio se debía a que Ricardo no quería ponerse el uniforme. (A Ricardo no le expresaron que debía hacerlo ni le informaron de la insistencia que tenían conmigo.) Le comuniqué que al día siguiente me dirigiría a otras instancias del gobierno para procurar que se cumpliera el compromiso inicial de darme visitas y que esta no fuera condicionada ni bajo la presión a que me estaban sometiendo.

En la mañana del 11 de agosto fui al Consejo de Estado, donde me enviaron al Consejo de Ministró y allí me dijeron que tenia que dirigirme al Ministerio del Interior. (El recorrido duró de 9:30 a.m. a 3:30 p.m.) Al Ministerio del Interior llegué a las 10:30 a.m. y me atendió una oficial a las 3:15 p.m. Ella redactó mi queja y regresó con la respuesta de que no era posible adelantar la visita debido a la pandemia. Reiteró que serían el 18 y 19 de agosto, y que por teléfono me confirmarían; confirmación que nunca me dieron.

El 18 de agosto llegué al Combinado del Este a las 12:00 porque debía pasar inspección médica por la llamada pandemia, y la enfermera llegó a las 2:15 p.m. (El encuentro con Ricardo estaba programado para la 1:00 p.m.) La visita duró de 2:30-4:30 p.m. Con la interrupción de un oficial a mitad de ella, para informar que el 19 de agosto: “No habría visita, porque yo me había equivocado con la fecha”.

Ricardo González Alfonso fue condenado a 20 años de prisión en la primavera del 2003.

 

Reo enfermero con buen estado de ánimo
Eduardo León López

21 de mayo de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – La agrupación Hermanos Unidos (HU) realizó una visita de apoyo espiritual al prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, a través de su esposa, la señora Álida Viso Bello, y pudo conocer que el periodista independiente, a pesar de la prisión y las enfermedades, se encuentra en buen estado de ánimo.

Según la esposa, González sufre constantes molestias que le provocan los dolores en la cervical, la gastritis y la hipertensión arterial. Y agregó, que también cada 6 meses tiene indicada una prueba médica por un padecimiento de alergia.

Álida dijo además, que a su esposo le fue alargado el tiempo entre las visitas familiares de cada 45 días a cada dos meses.

Ricardo González Alfonso fue condenado a 20 años de cárcel en la Causa de los 75. Está recluido en la prisión Combinado del Este, en Ciudad de La Habana.

Álida Viso Bello reside en Calle 11 #78, apto. 2, e/ E y Font, reparto Lawton, 10 de Octubre, Ciudad de La Habana, Cuba.

Eduardo León López es presidente de Hermanos Unidos.

 

Reo de conciencia sin comunicación telefónica con sus hijos
Álida Viso Bello

16 enero de 2009

Ciudad de La Habana – www.PayoLibre.com – El poeta y escritor Ricardo González Alfonso no tiene comunicación telefónica con sus hijos. La Seguridad del Estado mantiene el hostigamiento desde el pasado mes de diciembre en la prisión Combinado del Este, en esta capital.

Ricardo no puede comunicarse los jueves a las 5:00 p.m., (horario programado) cuando se encuentran en casa su hijo mayor, de 20 años, que trabaja; y el menor de 15, que estudia. En ocasiones no aparece el carcelero que debe conducirlo al área telefónica, o se pierde la llave del local donde se encuentra el teléfono. También han cortado las comunicaciones de la prisión antes que Ricardo pueda hablar con sus hijos, etc. Todo esto ha provocado que a veces le suba la presión arterial.

El hostigamiento se inició el pasado mes de diciembre cuando a Ricardo González lo galardonaron con el Premio Reporteros sin Fronteras-Fundación Francia 2008 como “Periodista del Año”.

Por otra parte hace dos semanas, debido a la humedad extrema de la celda, González estuvo en cama sin poder caminar con una fuerte crisis de migraña.

González Alfonso, prisionero de conciencia de la llamada causa de los 75, apresados en marzo de 2003 y condenado a 20 años de cárcel, padece de Hipertensión Arterial, alergia a la humedad (migrañas), bronquitis crónica, quiste en la garganta, artritis cervical, filtraciones en el hígado, trastornos digestivos y circulatorios, y tiene además, tendencia a la Glaucoma.

Ricardo González, de 58 años, es corresponsal de Reporteros sin Fronteras en la Isla, presidente de la Sociedad de Periodistas “Manuel Márquez Sterling”, director de la revista De Cuba y de la biblioteca Jorge Mañach. Es autor de dos libros de poesía: Historia Sangrada y Hombres sin Rostros. El próximo 28 de enero la Editorial Hispano Cubana, en España; publicará el poemario (Con)fines Humanos.

Álida Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.

 

Festejar por la victoria: Cuba somos nosotros

Ricardo González Alfonso, prisionero de conciencia

28 de diciembre de 2008

Prisión Combinado del Este, La Habana – www.PayoLibre.com – Mi opinión es que yo soy un prisionero de conciencia y no me cambio por espías. Ahora bien, la liberación incondicional bienvenida sea, pero ¡no me cambio por espías!

El Ministro de Relaciones Exteriores dijo en una ocasión que esto no se podía hacer, porque Cuba era un “Estado de Derecho”, pero ahora con esta declaración de Raúl Castro todo parece indicar que hemos pasado de un Estado de Derecho a un Estado de Desecho.

No se necesita en Cuba documentos, porque hay un solo Juez, si hay un solo Juez, ¿entonces para que tanta burocracia? Lo que él dice se hace y ya, es así.

Yo tengo una posición de que estamos en lucha, lo malo es estar rendido. Mientras estamos en lucha tenemos que festejar: el coraje, la dignidad, los principios. Sí, yo creo que sí, que podemos festejar esas cosas.

Cuba no es el gobierno, Cuba somos nosotros y nosotros estamos en pie de lucha y yo creo que sí que tenemos que festejar por la victoria que nos espera. Por la victoria que se conquista desde ahora. Por eso yo festejo. Yo me anticipo a la victoria.

Ricardo González Alfonso es un prisionero de conciencia del Grupo de los 75, condenado a 20 años de prisión.

De la Mesa de Trabajo de Martha Beatriz Roque Cabello: No.182-Diciembre 2008. Distribuido por Enrique Artalejo.

 

Periodista en prisión injusta recibe premio de Reporteros sin Fronteras

Miriam Leiva

4 de diciembre de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – En una celda lúgubre y húmeda, con dolores en todos los huesos y alergia, después de cuatro operaciones quirúrgicas mal atendidas, sin sol y con mala comida, privado de sus seres más queridos y sus compañeros, Ricardo González Alfonso, de 58 años, sobrevive en la Prisión de Máxima Severidad Combinado del Este, a las afueras de la ciudad de La Habana, Cuba. Está a pocos kilómetros del hogar de donde fue secuestrado el 18 de marzo de 2003 para recibir la condena injusta de 20 años de prisión.

Su delito: pretender ejercer su derecho a la libre expresión, información y asociación pacífica; desear el bien de los cubanos y amar a su Patria. Entusiasta, en 1995 volcó sus energías en el periodismo independiente de la tutela del gobierno totalitario que ordena los destinos de Cuba desde hace ya 50 años. Trabajó con Raúl Rivero y sus colegas en la Agencia Cuba Press y luego por su cuenta. Con ellos ha sido el Presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling desde 2001, a la que entregó su casa para acoger las reuniones de trabajo, encuentros literarios y los cursos de superación profesional que no pudieron impartirse por las amenazas de la Seguridad del Estado a todos los participantes.

En una habitación dispuso los libros de la Biblioteca Independiente Jorge Mañach, que sirvió de reducido espacio para el trabajo del consejo de redacción de la Revista DE CUBA, primera elaborada íntegramente por la prensa independiente dentro del país. Sus características fueron la pluralidad, la amplia temática y la seriedad. Los esfuerzos y dificultades fructificaron en el primer número en diciembre de 2002, con 3000 ejemplares esparcidos por todo el archipiélago, y el segundo listo para distribuir a fines de febrero de 2003 sustraído por la Policía Política durante el registro efectuado aquel día de la Primavera de Cuba, cuando llevaron a Ricardo al Cuartel General de la Seguridad del Estado, conocido como Villa Marista. 18 colegas de la Sociedad y en total 25 periodistas independientes sufrieron igual injusticia. Poco después, la Sociedad y la revista recibieron la Mención Especial Mariah Morse Cabot de la Universidad de Columbia en Nueva York.

Ricardo plasmó sus vivencias como prisionero de conciencia, mezclado con reos comunes usualmente de alta peligrosidad, en el poemario “Hombres Sin Rostro” publicado en septiembre de 2005. En sus palabras Al Lector narra que escribió los poemas clandestinamente en una celda de aislamiento de la prisión Kilo 8, en la provincia de Camagüey, Cuba. Posteriormente, ha escrito mucho más, y esperamos la pronta salida del próximo libro.

Pocas oportunidades tiene Ricardo de compartir los escasos minutos de la única llamada telefónica semanal entre sus hijos adolescentes que tanto lo necesitan, y su dedicada esposa Álida Viso Bello, con algún colega o amigo. Pero cuando puede hacerlo, preserva la jocosidad y la fortaleza de ánimo. Indudablemente está convencido de que la razón está de su parte y que la justicia tendrá que imponerse.

Él ha sido corresponsal de Reporteros Sin Fronteras desde 1998, que a través de un amplio jurado internacional le otorga el muy merecido Premio de Periodista 2008. Seguramente Ricardo González Alfonso pasa este 4 de diciembre emocionado en el diminuto espacio para el movimiento. Pero reafirma su convicción de que es un hombre libre, como él nos ha dicho en muchas oportunidades. Colegas y amigos cubanos y de todas partes del mundo lo felicitamos y continuaremos esforzándonos fuertemente porque las celdas se abran para todos los prisioneros de conciencia y políticos pacíficos en Cuba.

Miriam Leiva es Periodista Independiente y Vicepresidenta de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling.

 

Mensaje de Ricardo González y estado de salud
Álida Viso Bello

1 de junio de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – El 31 de mayo de 2007, 6to aniversario de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling, su presidente Ricardo González Alfonso, recluido en la prisión Combinado del Este le envía un saludo a todos los miembros de esta organización periodística que se encuentran en cautiverio, en la diáspora o en libertad.

ESTADO DE SALUD DE RICARDO GONZÁLEZ:

Lo intervinieron quirúrgicamente el 11 de abril de Hidroadenitis perianal, al día siguiente fue para su celda, donde el propio Ricardo se hizo todas las curas y también se dio el alta médica, pues el facultativo que lo debía examinar todos los miércoles ha estado ausente.

Por otra parte, desde antes del 23 de noviembre del año pasado permanece con el estado gripal y debido a esto le ha bajado el nivel de audición.

Álida Viso, esposa de Ricardo González Alfonso.

 

Nueva intervención quirúrgica Ricardo González
Álida de Jesús Viso Bello

20 de abril de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – A Ricardo González Alfonso le intervinieron quirúrgicamente de Hidroadenitis Perianal, el día 11, en el Hospital Nacional de Reclusos en el Combinado del Este en la Ciudad de La Habana. Después de una hora de operado se le presentó una hemorragia y fue llevado nuevamente al salón, y posteriormente tuvo la presión arterial en 70 con 40.

El día 12, mi esposo regreso a su celda en la penitenciaria ubicada en el Edificio 2, 3er. piso, Ala sur.

La Seguridad del Estado me permitió visitarlo por 2 horas el pasado viernes, encontrándolo con buen ánimo.

Por otra parte mi esposo me refirió que apoya la posición mayoritaria de la disidencia con relación a la visita de Miguel Ángel Moratinos a Cuba porque sin dignidad no se puede luchar por la libertad y es un menoscabo a los dirigentes de la oposición que representan un sector importante de la sociedad cubana y su respaldo a las Damas de Blanco por la actitud asumida.

Asimismo respalda la Declaración Unidad por la Libertad porque representa los intereses del pueblo cubano.

Reporta: Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González.

 

Prohíben acceso de medicamentos a Ricardo González Alfonso
Álida Viso Bello

23 de marzo de 2007

Ciudad de La Habana – www.PayoLibre.com – La Seguridad del Estado no le suministra y le prohíbe el acceso de medicamentos que requiere el poeta y prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, en la prisión capitalina Combinado del Este.

En la visita familiar el martes 20 del mes en curso, le llevé a mi esposo los medicamentos necesarios para el tratamiento de fuertes dolores en la cervical y de cabeza (migraña) y para el estado gripal ininterrumpido que tiene desde antes del 23 de noviembre del pasado año, (todo esto se debe a la humedad extrema que tiene la celda) y la Seguridad del Estado no me lo permitió. Con anterioridad y en reiteradas ocasiones mi esposo lo ha solicitado a la farmacia de la prisión que le suministren el medicamento y no se lo han facilitado. Los familiares de González se sienten preocupados por su estado de salud que cada día es más crítico.

El resumen clínico actual es hipertensión arterial, artritis en la cervical, alergia a la humedad, trastornos circulatorios y digestivos.

González Alfonso, de 57 años, es el corresponsal de Reporteros Sin Fronteras en la isla, presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling. Fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca Jorge Mañach. Es uno de los 75 disidentes apresados en marzo de 2003 por dedicarse a la prensa independiente y a luchar por la libertad de expresión.

Como escritor, la editorial Hispano Cubana, en España publicó su libro de poesía Historia Sangrada (2005). La publicación de Hombres sin Rostros (2005 y 2006) en Miami y las editoriales SEPHA, en España; Buchet. Chastel, en Francia y en antología por Ediciones Il Foglio, en italiano. Próximamente se publicará su tercer libro en ese género: (Con) fines Humanos, escrito en prisión. La Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling recibió el V premio internacional de Derechos Humanos de la Fundación Hispano Cubana y la revista De Cuba obtuvo mención especial Mariah Morse Cabot, de la Universidad de Columbia en Nueva York.

Álida Viso Bello, esposa de Ricardo González

 

Otro cumpleaños en prisión

Luis Cino

LA HABANA, Cuba - Febrero - (www.cubanet.org) - He vuelto a reñir a mis pies despistados y a reprochar mi mala memoria. Como siempre que ando por Miramar, me he vuelto a sorprender caminando por la calle 87 rumbo a casa de Ricardo.

Casi se me olvidaba que el periodista y escritor Ricardo González Alfonso permanece en prisión, olvidado de clemencias y cambalaches de ocasión, desde el aquelarre represivo e inútil por demás de marzo de 2003.

Tal vez mi olvido se deba a lo inaudito de que alguien se atreva a encarcelar a un poeta. O a la terquedad de Ricardo, que condenado a 20 años, sigue escribiendo con rimas y razones, libre entre barrotes, poemas y crónicas cual si no pasara nada.

No es extraño. Ricardo siempre lo decía: "Cuando no estoy bien, estoy mejor". Era su divisa. Lo sigue siendo. Casi tres años después de su encarcelamiento, ha demostrado que lo decía en serio y para todas las temporadas.

Los carceleros pretendían convertir a Ricardo González Alfonso en sólo un número. Querían descifrarlo en esa ecuación donde "uno es ninguno". Fracasaron. Ricardo sigue siendo un hombre con nombre y rostro que, por añadidura, osa reír y escribir.

Hace unas semanas, aún convaleciendo de su segunda intervención quirúrgica, lo trasladaron del hospital de penados a una celda del Combinado del Este.

Allí arribará por estos días de febrero a su cumpleaños número 56. El tercero que pasa en la cárcel. No hay tristezas. En su humor siempre se mellaron las penas.

Es inútil el empeño de sus captores en escamotearle las más mínimas satisfacciones, tales como tener en su celda un ejemplar de su segundo libro publicado. Se titula Historias Sagradas, lo editaron en España y el prólogo lo escribió su amigo Raúl Rivero.

Los guardias se lo confiscaron en una requisa. Grave atentado contra la vanidad que anida en todo escritor. Le aseguraron que se lo devolverían luego que lo revisara la Seguridad del Estado. ¿Qué más da? A Ricardo, más que el decomiso del libro y el juicio de la crítica literaria policial, le preocupan algunas erratas que aparecen en la edición.

En este nuevo cumpleaños en prisión, Ricardo no podrá fingir que es feliz. Ni por un instante. ¿Quién podría? Pero tampoco lo verán abatido sus cancerberos.

Ricardo González Alfonso sabe, con intuición certera de poeta, que va faltando poco para que este tiempo de rejas sea sólo otra más de sus muchas anécdotas. Entonces, todos reiremos con él. ¿Quién puede resistirse a su risa de jodedor?

Ricardo, por esas cosas de las dictaduras, cumplirá los 56 años en la cárcel y como no puedo hacer nada mejor, vuelvo a evocar su jardín tal como era en el frío diciembre de 2002.

Allí todo podía ocurrir. Ver volar un colibrí sobre la cerca, tomar un buen café con Raúl Rivero y la primicia de un poema, soñar una patria amplia y mejorada o asistir al nacimiento de la revista De Cuba.

En el primer editorial de la revista, Ricardo escribió que "de no ser una necesidad nacional, hubiera parecido un milagro".

Me place recordar los días afanosos en que como albañiles y pintores, convertimos la ruinosa planta alta de su casa en sala de redacción. Cuando poco más de tres meses después, la policía política cargó con nuestros sueños, el segundo número de la revista De Cuba estaba en la calle.

Álida Viso, Tania Quintero, Claudia Márquez, Raúl Rivero, Jorge Olivera… Dondequiera que estemos todos tenemos una certeza. Algún día volveremos a trabajar juntos. Ricardo estará con nosotros.

Periodista encarcelado se recupera de tercera operación

LA HABANA, Cuba - 17 de enero (Álida Viso Bello / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso se recupera de una tercera intervención quirúrgica, después de haber sufrido hipertensión arterial. González fue trasladado del Hospital Nacional de Reclusos (HNR) a una celda, ambos ubicados en la prisión Combinado del Este, es esta capital.

Al día siguiente que le realizaron la tercera intervención quirúrgica comenzó a padecer de hipertensión arterial, con mínimas de 90 y 100 diariamente, excepto un solo día que tuvo la presión baja (100 con 60). El facultativo le suspendió el tratamiento para observarlo, midiéndole la presión. A pesar que Ricardo reúne las condiciones para ser hipertenso, un médico civil señaló que pudo ser originada por la reiteradas anestesias que le aplicaron el año pasado.

González se encuentra en un período de recuperación, y no puede levantar pesos durante dos meses por pequeños que sean. Hasta el momento no ha tenido problemas en la herida. El 11 de enero lo trasladaron de la sala de recuperación del HNR a una celda del edificio 2, en esa penitenciaría capitalina, donde permanece actualmente.

González Alfonso, de 55 años, es el corresponsal de Reporteros Sin Fronteras en la isla, presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling. Fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca Jorge Mañach.

Tercera intervención Quirúrgica a Ricardo González Alfonso
Por Álida de Jesús Viso Bello

22 de diciembre de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – El poeta y periodista Ricardo González Alfonso le realizaron una OPERACIÓN QUIRÚRGICA PARA CERRAR POR TERCERA INTENCIÓN, el domingo 18 en el Hospital Nacional de Reclusos (HNR), enclavado en la prisión capitalina Combinado del Este, por presentar CERULOMA (incisión que cerró en falso, es decir, cerraron los puntos externos y no los internos).

Antes de realizar esta tercera operación existían contradicciones entre los cirujanos del HNR, sobre el medicamento que se utilizaba en las curas, si lo operaban nuevamente o no, así también en el drenaje y si tapaban la herida, etc. Todos los facultativos de este centro asistencial tienen un criterio distinto, mientras un miembro de la Seguridad del Estado le aseguró un día antes de la intervención quirúrgica a mi esposo, que un profesor del hospital Calixto García examinaría la herida, acuerdo que no cumplió. Ha sucedido que el día que no hay un cirujano de guardia, Ricardo se hace la cura que le corresponde.

El Lunes 19 sintió decaimiento. A partir de ese día se le ha descompensado un poco la presión arterial de la que ha tenido normalmente.

Con la intervención el 18 de diciembre, es la tercera en el año 2005. En las dos últimas a mediado 16 días. Actualmente continúa en una de las salas de terapia en el proceso de recuperación.

ANTECEDENTES.

13 de enero de 2005: (HNR) Le extirparon la vesícula. Incisión de 13 puntos, mas 3 de drenaje. Sufrió crisis respiratoria aguda con peligro para la vida. A las 48 horas de retirados los puntos se abrieron 4 de ellos y herida en canal, posteriormente con GRANULOMAS. Le aplicaron mechas y curas. Pasados 11 meses de operado estuvo ininterrumpidamente con secreción purulenta. Un exudado demostró que se trataba del Estafilococo Aureus resistente a la penicilina y que fue adquirido en el hospital. Le hicieron un tratamiento con Nitrato de Plata que finalmente no resultó.

2 de diciembre de 2005: (HNR) Segunda cirugía de 18 centímetros de longitud (encima de la incisión anterior) por presentar granulomas abdominales que surgieron de la primera operación. Cambiaron el hilo de la sutura por el de nylon.

En esta intervención quirúrgica presentó un CERULOMA (incisión que cerró en falso, es decir, cerraron los puntos externos, pero no los internos). Se le aplicaron mechas los primeros días del proceso post-operatorio y curas diarias. Los cirujanos le indicaron algunas limitaciones físicas, como los movimientos que contraigan los músculos del abdomen, así como le prohibieron levantar pesos por pequeños que sean.

Las dos primeras operaciones quirúrgicas que han realizado a Ricardo han tenido complicaciones, no obstante mantiene en altos la moral y el ánimo.

Mi esposo permanece hospitalizado desde el 26 de julio de 2004 en diferentes centros penitenciarios por los que ha pasado.

González Alfonso, de 55 años, es el corresponsal de Reporteros Sin Fronteras en la isla, presidente de la sociedad de periodistas Manuel Márquez Sterling. Fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca Jorge Mañach..

Es uno de los 75 disidentes que el gobierno cubano encarceló injustamente y condenó a 20 años de cárcel tras la ola represiva de marzo de 2003.


Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.

Pd. Felicidades en el nuevo año. Les desea, Álida y Ricardo.

Nuevo llamamiento por el crítico estado de salud
Por Álida de Jesús Viso Bello

19 de diciembre de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – El poeta y periodista Ricardo González Alfonso sigue internado en una de las salas de terapia del Hospital Nacional de Reclusos (HNR) enclavado en la prisión capitalina Combinado del Este, por presentar un CERULOMA (incisión que cerró en falso, es decir, cerró los puntos externos, pero NO los internos).

Se le aplicaron mechas en los primeros días del proceso post-operatorio y prosiguen las curas diarias.

Los cirujanos le han indicado algunas limitaciones físicas, como los movimientos que contraigan los músculos del abdomen, así como le han prohibido levantar pesos por pequeños que sean.

Un miembro de la Seguridad del Estado le refirió a mi esposo que van a llevar al HNR a un profesor de cirugía del hospital docente “Calixto García” para examinar la herida que tiene Ricardo en el abdomen.


ANTECEDENTES

13 de enero de 2005 (HNR) Le extirparon la vesícula. Incisión de 13 puntos más 3 de drenaje. Sufrió crisis respiratoria aguda con peligro para la vida. A las 48 horas de retirados los puntos se abrieron 4 de ellos y herida en canal, posteriormente con granulomas. Le aplicaron mechas y curas. Pasados 11 meses de operado estuvo ininterrumpidamente con secreción purulenta. Un exudado demostró que se trataba de un Estafilococo Aureus resistente a la penicilina y que fue adquirido en el hospital. Le hicieron un tratamiento con Nitrato de Plata que finalmente no resultó.

2 de diciembre de 2005 (HNR) Segunda cirugía de 18 centímetros de longitud (encima de la incisión anterior) por presentar Granulomas Abdominales que surgieron de la primera operación. Cambiaron el hilo de la sutura por la de nylon.


Las dos operaciones quirúrgicas que han realizado a Ricardo han tenido complicaciones, no obstante mantiene en altos la moral y el ánimo.

Mi esposo permanece hospitalizado desde el 26 de julio de 2004 en diferentes centros penitenciarios por lo que ha pasado.

González Alfonso, de 55 años, es el corresponsal de Reporteros Sin Fronteras en la isla, presidente de la sociedad de periodistas Manuel Márquez Sterling. Fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca Jorge Mañach.

Es uno de los 75 disidentes que el gobierno cubano encarceló injustamente y condenó a 20 años de cárcel tras la ola represiva de marzo de 2003.

Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.
19 de diciembre de 2005.


Llamamiento a una campaña internacional sobre crítico estado de salud del prisionero

Por Álida de Jesús Viso Bello

12 de diciembre de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Exhorto a los gobiernos democráticos, a las personalidades de bien y a las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) de todo el mundo, para que intercedan ante el gobierno cubano a favor del prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, que se encuentra en pésimo estado de salud con un CERULOMA, luego que lo intervinieran quirúrgicamente el 2 de diciembre de 2005, por segunda ocasión y en menos de un año, en el Hospital Nacional de Reclusos (HNR), enclavado en la prisión Combinado del Este, en la capital cubana.

En la segunda cirugía de 18 cms de longitud que le realizaron el 2 de diciembre, por presentar granulomas abdominales que habían surgido de una intervención anterior, le cambiaron el hilo de la sutura de poliéster por el de nylon. Actualmente presenta un CERULOMA (incisión que cerró en falso).

En la primera operación el 13 de enero pasado le extirparon la vesícula a mi esposo, a las 48 horas de retirados los puntos se abrieron 4 de ellos y herida en canal, posteriormente con granulomas abdominales y continuamente con secreción purulenta.

Ricardo inició su hospitalización ininterrumpidamente el 26 de julio de 2004 en las anteriores penitenciarías. Prosiguió su internamiento hospitalario desde su llegada al HNR el 7 de diciembre de 2004, donde se encuentra actualmente.

Ricardo González Alfonso, 55 años, es el corresponsal de Reporteros Sin Fronteras en la isla, presidente de la sociedad de periodistas Manuel Márquez Sterling. Fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca Jorge Mañach.

Es uno de los 75 disidentes que el gobierno cubano encarceló injustamente y condenó a 20 años de cárcel tras la ola represiva de marzo de 2003.

Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.

Intervenido quirúrgicamente Ricardo González Alfonso
Por Álida de Jesús Viso Bello

5 de diciembre de 2005

Ciudad de La Habana – www.PayoLibre.com – El poeta y periodista Ricardo González Alfonso fue intervenido quirúrgicamente de granulomas abdominales el viernes 2 y se encuentra en la etapa post-operatoria en el Hospital Nacional de Reclusos, ubicado en la prisión Combinado del Este, en La Habana.

Dichos granulomas abdominales le surgieron cuando le extirparon la vesícula el 13 de enero. En esta ocasión le aplicaron anestesia regional y le cambiaron los puntos (internos y externos) de poliéster por el hilo de sutura de nylon.

El facultativo le indicó un tratamiento de antibiótico por vía endovenosa cada 8 horas. Actualmente se encuentra en la etapa post-operatoria. La longitud de la incisión es de 18 centímetros aproximadamente. La operación fue de una hora y quince minutos.

La Seguridad del Estado me autorizó a que lo visitara en la sala A (recuperación) el viernes en la tarde y el sábado por la mañana. La próxima visita me corresponde el 16 de diciembre.

El prisionero de conciencia Ricardo González, mantiene su buen ánimo y la moral muy alta. Se encuentra ingresado ININTERRUMPIDAMENTE por problemas de salud desde el 26 de julio de 2004. Es uno de los 75 disidentes que el gobierno cubano encarceló injustamente en la primavera de 2003 por ejercer su derecho a la libre expresión y la lectura sin censura.

Ricardo González Alfonso, de 55 años, es el presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling, corresponsal de Reporteros Sin Fronteras, fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca Jorge Mañach.

Reporta: Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.

Anunciaron para este 18 intervención quirúrgica de González Alfonso
Por Álida de Jesús Viso Bello

17 de noviembre de 2005

Ciudad de La Habana – www.PayoLibre.com – Al prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso le anunciaron que el viernes 18 lo intervendrán quirúrgicamente, por segunda ocasión y en menos de un año, en el Hospital Nacional de Reclusos enclavado en la prisión Combinado del Este, en ésta capital.

El 13 de enero de 2005 le extirparon la vesícula a González Alfonso, a las 48 horas de retirados los puntos se abrieron 4 de ellos y herida en canal, posteriormente con granulomas. Pasado 10 meses de operado continúa ininterrumpidamente con secreción purulenta. Un exudado demostró que se trata de un Estafilococo Aureus resistente a la penicilina y que fue adquirido en el hospital donde nuevamente le programan una segunda operación.

En el mes de Julio, también los cirujanos habían anunciado una segunda intervención quirúrgica para cambiar los puntos de poliéster por los de nylon y que no se efectuó porque se cambió por un tratamiento con Nitrato de Plata que finalmente no resultó.

González Alfonso está con buen ánimo y la moral muy alta y se encuentra desde el 7 de diciembre recluido en el Hospital Nacional de Reclusos. Es uno de los 75 disidentes que el gobierno cubano encarceló injustamente, por pretender ejercer su derecho a la libre expresión y la lectura sin censura.

González Alfonso, de 55 años, es el presidente de la sociedad de periodistas Manuel Márquez Sterling, corresponsal de Reporteros Sin Fronteras, fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca Jorge Mañach.

Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso
.

Nota: El prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, que tenía programada una intervención quirúrgica para el viernes 18, la postergaron hasta nuevo aviso. 21 de noviembre de 2005

Alida de Jesús Viso Bello, esposa.

Renunció a visita familiar prisionero de conciencia
Por Álida de Jesús Viso Bello

7 de noviembre de 2005

Ciudad de La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso renunció a la visita familiar para exigir su derecho a la privacidad, porque el local tiene técnicas auditivas. Aconteció el viernes 4 en la prisión capitalina Combinado del Este, en La Habana.

La Seguridad del Estado refirió que el viernes 4 de noviembre la visita familiar se efectuaría en el local de protocolo a la que renunció González Alfonso porque no cuenta con privacidad, a la que exige que se le respete. Cercano a este lugar existe un cartel que dice: DEPARTAMENTO DE CONTROL AUDIOVISUAL.

Los reclusos comunes y políticos que se encuentran ingresados reciben a sus familiares en el Hospital Nacional de Reclusos. La Seguridad del Estado estableció hace dos semanas que los prisioneros de conciencia de la causa de los 75 que estén internados en ese centro asistencial tienen que recibir a su familiar en la oficina de protocolo.

González Alfonso, está recluido en el hospital desde el 7 de diciembre de 2004. El 13 de enero de este año lo intervinieron quirúrgicamente para extirparle la vesícula, aún permanece con secreción purulenta y el Estafilococo Aureus. Los facultativos le anunciaron que próximamente le realizarán una segunda operación para cambiar el hilo de la sutura.

González Alfonso, de 55 años, es el presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling, corresponsal de Reporteros Sin Fronteras, fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca Jorge Mañach.

Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.

Anuncian segunda intervención quirúrgica a prisionero de conciencia
Por Álida de Jesús Viso Bello

3 de noviembre de 2005

Ciudad de La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, le anunciaron que próximamente lo intervendrán quirúrgicamente, por segunda ocasión y en menos de un año, en el Hospital Nacional de Reclusos, enclavado en la prisión capitalina del Combinado del Este.

González Alfonso, de 55 años, es el presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling, corresponsal de Reporteros Sin Fronteras, fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca Jorge Mañach.

Los facultativos del centro hospitalario le indicaron en esta semana un tratamiento para el estado gripal y le refirieron que la próxima semana le realizarán la intervención quirúrgica, aunque no precisaron a mi esposo cual será la dimensión de la herida, si le aplicarán anestesia local o regional, como también si le suministran o no un antibiótico resistente al Estafilococo Aureus antes de ser operado.

El 13 de enero de 2005 le extirparon la vesícula a González Alfonso, a las 48 horas de retirados los puntos se abrieron 4 de ellos y la herida resultó posteriormente con granulomas. Pasado 10 meses de operado continúa ininterrumpidamente con secreción purulenta. Un exudado demostró que se trata de un Estafilococo Aureus resistente a la penicilina y que fue adquirido en el hospital donde nuevamente le programan una segunda operación.

Durante la primera intervención a principios de año sufrió una deficiencia respiratoria con síndrome cianótico, debido a que tiene la glotis muy estrecha. En el mes de Julio, también los cirujanos habían anunciado una segunda intervención quirúrgica para cambiar los puntos de poliéster por los de nylon y que no se efectuó porque se cambió por un tratamiento con Nitrato de Plata que finalmente no resultó.

González Alfonso, está con buen ánimo y la moral muy alta y se encuentra desde el 7 de diciembre recluido en el Hospital Nacional de Reclusos en esa penitenciaría y es uno de los 75 disidentes que el gobierno cubano encarceló injustamente, luego de la asonada represiva de marzo de 2003, por pretender ejercer su derecho a la libre expresión y la lectura sin censura.


Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.


Emigrar al patíbulo

Testimonio

Por Ricardo González Alfonso / PayoLibre

Prisionero de conciencia / Prisión Combinado del Este, Ciudad de La Habana

Convivir en un calabozo con un condenado a muerte es intrincarse en el laberinto de una vida ajena, que comienza a pertenecernos, a dolernos.

Cuando abrieron la puerta de la celda tapiada y vi por primera vez a Lorenzo Enrique Copello Castillo, no imaginé que lo fusilarían en una semana, tras uno de esos juicios sumarísimos de la primavera del 2003.

Lorenzo era un negro de treinta y tantos años, de buen aspecto, que caminaba cojo por la golpiza que le propinaron cuando lo arrestaron en el puerto del Mariel, al oeste de La Habana. Los zapatos negros y sin cordones tenían marcas de salitre, y sus ojos reflejaban la extenuación de los náufragos, de esos que aún huelen a mar.

Nos saludó con una sonrisa doble: la de sus labios y la de sus ojos. Se acostó, y al instante dormía con la inmovilidad de los difuntos.

Mis compañeros de celda - el chino, un joven acusado de vender drogas, y un muchacho condenado por asesinato e involucrado en un tráfico de emigrantes- nos sentimos desilusionados. Nos sabíamos de memoria nuestras respectivas historias –o leyendas– y esperábamos del recién llegado una de estreno. En los calabozos de Villa Marista, sede nacional de la Seguridad del Estado Cubana, no hay espacio para caminar; y la única opción, entre interrogatorio e interrogatorio, es conversar sobre cualquier tema, para no pensar.

Por la mañana descubrimos que Lorenzo era un criollazo. Nos relató, como quien cuenta una película, que a medianoche abordó con varios amigos y amigas la lancha Baraguá, una de esas que cruzan con pasajeros la bahía habanera. El grupo de piratas debutantes llevaba oculto en sus mochilas recipientes con combustible; y, además, contaban con un arsenal de desconsuelo: un revólver y un cuchillo. Lorenzo apoyaba su narración con mímica teatral. “Llegué hasta la cabina y disparé dos veces. Una contra la proa y otra al mar. Entonces grité: “¡Esto se jodió, nos vamos pa’ Miami!”.

Al principio todo resultó a pedir de sueños. Entre los pasajeros habían dos extranjeras –magníficas piezas de cambio– acompañadas por un par de Rastafaris. En total tenían una treintena de rehenes. La Bahía de La Habana quedaba atrás, y la embarcación se adentraba en el anchísimo Estrecho de la Florida.

Lorenzo cerró los ojos para disfrutar mejor de sus palabras. “Oigan, ya nos veíamos en las costas de Cayo Hueso enseñando unos carteles que habíamos hecho con frases contra el comunismo, para que los americanos nos dieran asilo político”. Lorenzo sonrió, como un chiquillo que recuerda una travesura. Al abrir los ojos, despertó de su aventura onírica. Su expresión se transformó en la de un adulto en peligro.

Nos contó, siempre auxiliándose con su gestualidad criolla, como el mar -un mar histérico- cambió de humor repentinamente. Imaginé las olas como cascadas continuas, la lancha a la deriva, a merced de ascensos y descensos bruscos y constantes. Vi en el rostro del negro el terror que sintieron aquellos cachorros de mar -secuestradores y rehenes- al saber que en esa situación de espanto se había agotado el combustible, incluido el de reserva.

Un guardacostas cubano se aproximó. A través de un megáfono uno de los guardafronteras los conminó a entregarse. “Pero nosotros, de eso nada. Respondí a gritos que teníamos a dos extranjeras. Que nos dieran combustible o la cosa iba a terminar mal”.

Llegaron a un acuerdo. El guardacosta remolcaría a la Baraguá hasta el puerto del Mariel. Allí le proporcionarían lo necesario para llegar a Estados Unidos, a cambio que no lastimaran a los rehenes.

Lorenzo intentó esgrimir una sonrisa de consuelo, pero, errático, emitió un suspiro triste. “Era una trampa. Muy cerca del muelle, un hombre rana del Ministerio del Interior le hizo una seña a las extranjeras para que se lanzaran al agua.

Una de ellas se tiró. Traté de impedir que la otra hiciera lo mismo, pero un pasajero –después supe que era un militar vestido de civil– me empujó, caí al mar y perdí el arma. Varios hombres ranas me atraparon. En el agua comenzaron a golpearme. Continuaron en el muelle. Mis compañeros también estaban dominados”.

“La cosa fue grande. Vino hasta Fidel. Nos dijo que si nos hubiéramos ido, dentro de unos años hubiéramos querido regresar”.

Lorenzo movió la cabeza seguro de su negativa. “¡Qué va!. Yo hubiera hecho como mi padre, que se pasó la mitad de la vida preso; pero en el 80, cuando lo del Mariel, se fue a Estados Unidos, se cambió el nombre, estudió y se hizo ingeniero. Sí, yo iba a hacer lo mismo. Después reclamaría a Muñe, mi mujer actual; y a Rorro, mi hija, que es del primer matrimonio”.

Muñe –apócope de muñeca- vendía pizzas en su casa. Lorenzo la describía como una Venus de Milo, pero con brazos, cálida y cándida. Al hablar de Muñe la expresión del negro se asemejaba a la de un amante primerizo.

Pero ella, como Rorro, desconocía que Lorenzo vivía dos existencias paralelas, y que con esa doble vida recorría su laberinto personal. El era una moneda que giraba por el aire a cara o cruz, a mal o bien.

Lorenzo trabajaba días alternos como custodio de una policlínica del municipio de Centro Habana. Allí su actitud era ejemplar, nos aseguró. Mas sus días libres eran libertinos. Se dedicaba al proxenetismo y a la estafa. Esta la ejercía a veces a través de juegos de azar; otras, como “guía” de turistas inexpertos.

“Una vez -nos relató entusiasmado- viajé a Pinar del Río con un francés. ¡Qué vida! El lo pagaba todo: un apartamento que alquiló, bebida de la buena y a las mejores jineteras(1). Allá conoció a una temba(2) y se quedó con ella. No sé que le vio. El francés era un buen hombre. Yo siempre me porté bien con él. Aunque era muy confiado, jamás me aproveché de eso”. Nos miró con picardía y añadió: “¡Pero a otros...!”.

En una ocasión Lorenzo me dijo: “Ricardo, qué lástima que te dio por la política. Con tu pinta y facilidad de palabras, serías un estafador de primera”.

También nos hablaba de Rorro. Una linda adolescente que sabía valerse por sí misma. “Es como yo, pero honrada”. El sobrenombre surgió cuando era una bebé, pues la madre y Lorenzo le cantaban para dormirla: “A rorro mi niña, a rorro mi amor”. La muchacha estudiaba la enseñanza media en Miramar, un reparto de la antigua –y actual– clase alta. “Papi, allá los autos son cómicos, la gente se viste cómico(3), las casas son cómicas. En fin, Miramar es una comedia”.

El día que a Lorenzo le entregaron la petición fiscal, le dijo al guardia que servía la comida: “Échame más, ¡qué soy un pena de muerte!”. Y se rió. Pero un rato después nos miró serio y comentó en voz baja, casi consigo: “quién lo hubiera dicho, ¡yo deseando una sanción de 30 años!”.

Lorenzo regresó del juicio muy optimista. “Mi abogado dijo que cómo se iba a pedir sangre, si no se derramó una gota de sangre”. Y repetía a cada rato estas palabras, con el fervor que un moribundo invoca a Dios.

También nos comentó: “Ustedes no me van a creer, pero sentí más miedo cuando en el juicio vi el video de la lancha subiendo y bajando en aquel mar furioso, que cuando yo estaba allí mismito, jugándome la vida”.

Esa noche nos llevaron a una oficina. A los cuatro por separado. Cuando llegó mi turno, un capitán me explicó que aunque a Lorenzo le pedían la pena de muerte, eso no significaba que lo fusilarían. “Pero -puntualizó el oficial- algunos condenados a la pena capital se desesperan y se suicidan por gusto, pues la sanción no es ratificada por el Tribunal Supremo o por el Consejo de Estado”. Con este argumento solicitó mi cooperación para impedir -dado el caso- que Lorenzo atentara contra su vida. Accedí. Después me enteré que a mis otros dos compañeros de celda le pidieron lo mismo. Nunca supe que le dijeron a Lorenzo.

Desde entonces la ventanilla de la puerta tapiada la mantuvieron abierta; y afuera, un policía permaneció de guardia.

Al otro día por la tarde vinieron a buscar a Lorenzo. Regresó muy contento. “La Seguridad del Estado trajo en un auto a Rorro, a la mamá de ella y a mi madre. Me dijeron que el director del policlínico le iba a escribir al Consejo de Estado hablándole de mi buena actitud laboral”. Al rato vinieron de nuevo por él.

Ya a solas, el Chino, el otro muchacho y yo comentamos que esa visita era la despedida final. La policía política -y la otra- no acostumbra a traer a nuestros familiares para que nos visiten. Estábamos equivocados. No era la última despedida, sino la penúltima.

Lorenzo retornó feliz. Dos oficiales fueron a buscar a Muñe y había tenido una visita con ella. A discreción, mis compañeros de celda y yo nos miramos consternados. Comprendimos que Lorenzo sería ejecutado próximamente.

Aquella tarde la comida fue diferente a la habitual: medio pollo, arroz con moros, ensalada, vianda, postre y refresco. Lorenzo sospechó. “¿Medio pollo para cada uno?”. El guardián lo tranquilizó argumentando que habían traído tantos pollos que no cabían en las neveras, y a todos los detenidos les estaban sirviendo la misma ración. Lorenzo le creyó –o simuló creerle– era su última cena.

Horas después Lorenzo sintió un dolor en el pecho. Avisé al guardia. Se lo llevaron inmediatamente a la posta médica. Regresó al rato. Nos aseguró que se sentía mejor después que lo inyectaron. Estaba soñoliento. Obviamente lo drogaron. Transcurridos unos minutos, dormía otra vez con la inmovilidad de los difuntos. Recordé la noche que lo conocí. Apenas -y a penas- había pasado una semana.

Sería medianoche cuando abrieron la puerta. En el pasillo vi a seis guardias. Uno entró y despertó a Lorenzo. Se levantó aturdido. Se calzó con torpeza sus zapatos sin cordones. Me miró como preguntándome: “¿Qué ocurre?”. Se lo expliqué con una mirada. Le di una palmada en el hombro, y lo vi partir a la muerte.

Hospital Nacional de Reclusos. Prisión Combinado del Este. Ciudad de La Habana, septiembre del 2005.

NOTA:

1- Jineteras: En el argot popular cubano: prostitutas.
2- Temba:
id
persona de mediana edad.
3- Cómico:
id
moderno.

 

El silencio de los lobos

Ricardo González Alfonso prisionero de conciencia condenado a 20 años.

LA HABANA, Cuba - Hospital Nacional de Reclusos, Prisión Combinado del Este – 14 de octubre de 2005 (www.cubanet.org) - El dios Crono aguarda en la Red Avispa. El Onceno Circuito de la Corte de Atlanta estudia la apelación de la Fiscalía, como antes hizo con la de los abogados de la defensa.

Por ahora el laberinto jurídico tiene dos salidas: se hace firme el fallo condenatorio del Tribunal de Miami o comenzará en otra ciudad de la Florida la vista oral y pública contra cinco de los miembros de la Red Avispa: Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René, acusados de espiar en Estados Unidos a favor del gobierno de La Habana.

Se acepte la petición fiscal o no, esos cinco nombres continuarán repitiéndose de comentario en discurso, de pancarta en camiseta, de verso en canción, con progresión geométrica, con la perseverancia de Goebbels, dictaminando la inocencia, augurando el retorno. La prensa oficial cubana asegura que la campaña se propaga de Jatibonico a Nueva Delhi.

Si el juicio se reanudara, otra vez recibiremos informaciones contradictorias. Debatiremos vaticinios certeros o erráticos e indagaremos hasta dejar satisfecha nuestra adicción a la veracidad.

Pero el dios Crono aguarda. Esta espera es un antídoto contra la parafernalia informativa, que hace olvidar que las raíces noticiosas también se ocultan en el subsuelo. Momento idóneo para reflexionar, para cavar en el pasado y juzgar a los mutiladores de la noticia que, como el Ave Fénix, resurge en un cerrar y abrir de siglo, en un abrir o cerrar de juicio.

Los miedos cubensis de desinformación masiva podan la realidad a su imagen y semejanza. Desde 1998 omiten los nombres de otros miembros de la Red Avispa. Como decreta la canción, "ausencia -en este caso de fidelidad- quiere decir olvido". Los voceros del régimen de Cuba pretenden demostrar que cinco más cinco es igual a cinco, lo cual no es un dislate aritmético, sino un total totalitarista.

Resulta inútil. Como afirmó Abraham Lincoln, "podrás engañar a todos durante algún tiempo; podrás engañar a alguien siempre; pero no podrás engañar siempre a todos".

No obstante, los castradores castristas de los hechos no tienen opción. Conocen que una verdad develada produce cataclismos ideológicos. No olvidan los efectos de la glasnost.

Los premios Nobel y los intelectuales de una izquierda pasada de centuria y comparsa, tan proclives a ser ecos de consignas, también lo saben. Pero quizás desconozcan que en Cuba, el periodismo oficialista:

- Tardó 33 meses y 10 días para informar a los cubanos sobre los arrestos de Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René. (Después de 103 audiencias judiciales y que la defensa y la fiscalía concluyeran sus alegatos ante el jurado. ¿No se confiaba todavía en la fidelidad de este quinteto?)

- Nunca se ha referido a Nilo y Lina Hernández, Joseph Santos, Amarilis Silverio y Alejandro Alonso, miembros también de la Red Avispa y detenidos el 12 de septiembre de 1998, el mismo día que los llamados cinco héroes. Ocultó así que este grupo de "innombrables" en octubre de ese año se declaró culpable de espiar para Cuba, y que varios reconocieron que su objetivo era infiltrar las fuerzas armadas norteamericanas.

- Tampoco ha informado a nuestra opinión pública sobre el arresto el 21 de septiembre de 2001 de Ana Belén Montes, la especialista de más alto rango sobre Cuba en el Pentágono, quien confesó que trabajó durante 17 años para el Servicio de Inteligencia de la Isla.

Dos hechos que destruyen el argumento de que el gobierno cubano sólo espía a las organizaciones de la llamada "mafia cubano-americana" y no a las fuerzas militares estadounidenses.

No son las únicas omisiones. La relación es extensa, pero las citadas bastan para probar -una vez más- que la prensa del régimen de La Habana se autodescalifica al no informar la verdad -la verdad toda- al pueblo cubano.

Los voceros del gobierno de Cuba, con su afición al cinismo -perdón, al cinema- realizan simultáneamente dos remakes, pero a la criolla, y tan bien mezcladitos que tergiversan los títulos: Danzan los corderos y El silencio de los lobos.

¿Quién le tiene miedo al cataclismo ideológico? Que cada quien aprenda la lección de su elección.

El dios Crono volverá a andar hacia un nuevo juicio o hacia la ratificación de las sentencias dictadas por la jueza Joan Lenard en la Corte de Miami.

Mientras, los adictos a la veracidad esgrimimos el postulado de Lincoln. Contra todas las censuras, la verdad siempre resurge. Como el Ave Fénix.

Crónica cruenta

Ricardo González Alfonso, prisionero de conciencia, condenado a 20 años

HOSPITAL NACIONAL DE RECLUSOS, Prisión Combinado del Este - La Habana, Cuba - Octubre (www.cubanet.org) - El arma blanca se torna roja. Un reo se amputó la mano. Otro, con la destreza de un cirujano y una cuchara filosa, se extrae un ojo.

He conocido a decenas de autoagresores en las cárceles cubanas. ¿Cuál será el grado de indefensión y desesperación que los motiva? Problemática completa, digna de ser investigada por sicólogos, siquiatras y sociólogos. Los presos lo explican con simplicidad marginal: "Es que estoy '(h)ostinado'".

Parece que este vocablo es el participo pasivo -cruento y activo- de una deformación del verbo hostigar (ni hostinar ni ostinar existen).

Esos reclusos son náufragos sociales que andan a la deriva por un laberinto infrahumano. Encrucijada capaz de amedrentar a los mismísimos ángeles, si no cuentan con un ideal cívico que dignifique el sufrimiento. Orfandad de altruismo que hace a los presos comunes más proclives a la autoagresión.

A diferencia de los suicidas, los autoagresores no buscan la muerte. Los hechos más benignos procuran llamar la atención para demandar un derecho. Los más graves los protagonizan los condenados a la pena capital, quienes se mutilan para conmover a los jueces. Algunos tienen otras motivaciones. Son tan aberrantes que sólo los explicaría una locura transitoria.

En la prisión camagüeyana Kilo 8 (conocida también como "Se me perdió la llave") traté con varios autoagresores. Me referiré a algunos.

Maceo es un mulato joven e inválido. Frente a su celda de castigo, la silla de ruedas. Una mañana pidió con insistencia que le limpiaran la celda. Él no podía por su impedimento físico. Ante la indiferencia de los carceleros el mulato tomó un cuchillo rústico y clandestino y se inflingió un tajo en el muslo. "¡Ahora me tendrán que baldear la sangre!", gritó triunfal. Maceo emplea también este recurso cuando necesita atención médica y no la recibe. Sus brazos y piernas muestran las cicatrices. Parece un tigre.

A Lourdes -un joven corpulento- los guardias le habían propinado una golpiza el día anterior. De pronto, desde su celda de aislamiento emitió un alarido: "¡Estoy (h) ostinado!" Se amputó el dedo meñique y lo lanzó al pasillo.

A Tony lo sancionaron a 30 años de prisión por facilitar el machete que utilizó el hermano para matar al padre de ambos. Enloqueció. Con una cuchara afilada se arrancó un ojo y alguien impidió que se sacara el otro. Durante horas grita a la desesperada: "¡Yo no maté a mi padre!" Después permanece días sin pronunciar una palabra, en un sin fin de silencios y gritos.

Héctor es un condenado a muerte que se inyectó petróleo en las piernas con una esperanza: que le conmutaran la sanción. Quedó inválido.

El caso de Ulloa es impresionante. También lo condenaron a la pena capital. Se cortó de cuajo la mano izquierda y pagó a otro recluso para que le extirpara la derecha. Por obra y gracia de su desgracia venció su "(h)ostinamiento". Con sus muñones no sólo hojea los libros, sino que escribe, dibuja... ¡Y cose!

En la cárcel de Agüica, en la provincia de Matanzas, un hombre treintañero, para ingresar en la enfermería -donde la comida es mejor y hay menos hacinamiento- se cortaba el talón de Aquiles. A veces el de la pierna izquierda; otras, el de la derecha. En el hospital de la ciudad de Colón lo operaban, y después regresaba a la enfermería de la prisión. En una ocasión se picó el tendón de marras en mi persona. Traté de impedirlo. Fue inútil. La última vez que lo vi tenía las dos piernas enyesadas. Lo llevaban cargado a la "polaca", la sección de celdas de castigo.

También en Agüica conocí a un joven que se hacía una incisión en el vientre y se sacaba por la herida parte del intestino. Lo hizo muchas veces, y otras tantas lo intervinieron quirúrgicamente. Las cicatrices en el abdomen se asemejan a un crucigrama. ¿Su reclamo? Un poco de afecto.

Un caso espeluznante es el de Chavela, un muchacho homosexual de Kilo 8, el que, drogado, se extirpó los testículos y el pene. Por poco muere desangrado, mas no se arrepiente. Eso sí, a veces se sienta en un rincón para llorar su (h)ostinamiento. Otras, anda de mano con su último amante, añorando ser una mujer y no un hombre trunco.

Así sobreviven los autoagresores en las cárceles cubanas, con sus mutilaciones detrás de los barrotes, como si, de tanta sombra, el dolor fuera su luz.

Pésima atención reciben prisioneros de conciencia hospitalizados

LA HABANA, Cuba - 6 de septiembre de 2005 (Alida de Jesús Viso Bello / www.cubanet.org) - La atención que reciben tres prisioneros de conciencia que se encuentran recluidos en el Hospital Nacional de Reclusos (HNR) de la prisión capitalina Combinado del Este contradice las palabras del gobernante Fidel Castro Ruz.

Los periodistas independientes Ricardo González Alfonso, de 55 años, y Julio César Gálvez Rodríguez, de 61, ambos encarcelados durante la ola represiva de 2003, y Francisco Chaviano González, de 52, rechazaron el miércoles 31 la ropa de cama del hospital, por hallarse percudida y con manchas de secreciones. A pesar de las gestiones de funcionarios del hospital y de un mayor de la contrainteligencia, la situación no había sido solucionada en horas de la tarde de este lunes.

"En los últimos meses han tardado hasta tres semanas para cambiar la ropa de cama", afirmó uno de los prisioneros.

González Alfonso, que padece de un granuloma abdominal, y que cumple una condena de 20 años de cárcel, se ve obligado a dormir sobre una camisa y un pullover, mientras sus dos compañeros lo hacen sobre sábanas de su pertenencia, para evitar dormir directamente en los colchones del centro hospitalario.

Gálvez cumple una condena de 15 años. Chaviano está preso desde 1994 y le faltan cuatro años para cumplir su sanción.

El mandatario cubano, en una comparecencia por televisión el 26 de agosto, refiriéndose a los prisioneros de la llamada primavera negra, expresó: "Uno que operaron de vesícula se quejó. Y ellos reciben una atención médica mejor que el director del hospital". Citó de memoria González Alfonso, a quien le extirparon la vesícula biliar en enero y al que durante meses le postergaron una segunda intervención quirúrgica, que al fin se cambió por un tratamiento con nitrato de plata.

Estado de Salud de Ricardo González Alfonso
Por Álida de Jesús Viso Bello

23 de julio de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, recibirá un tratamiento con Nitrato de Plata para atenderle un granuloma abdominal del que padece hace varios meses, dictaminó este martes 19 un equipo médico del hospital capitalino Calixto García.

González Alfonso, de 55 años, está ingresado en el Hospital Nacional de Reclusos (HNR), en la prisión habanera Combinado del Este. Lo condujeron al Calixto García donde lo examinaron cinco especialistas de esta institución y dos del HNR, quienes determinaron que solo lo intervendrían quirúrgicamente como último recurso.

En el Hospital Nacional de Reclusos no hay Nitrato de Plata, lo cual retardará el comienzo de las curas.

A González lo hospitalizaron en Camagüey el 26 de julio de 2004 por padecer una hepatitis reactiva. Lo operaron de la vesícula biliar en el HNR el 13 de enero. Desde marzo presenta un granuloma con secresión purulenta por rechazar su organismo el hilo empleado en las suturas, por lo que se decidió entonces intervenirlo de nuevo quirúrgicamente.

La Seguridad del Estado ha postergado en varias ocasiones las respuestas sobre cuando y donde sería operado González, hasta que el martes se cambió esta opción por el tratamiento local con Nitrato de Plata.

González Alfonso preside la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling. Al comunicador lo arrestaron durante la ola represiva de la primavera de 2003, y lo condenaron injustamente a 20 años de cárcel. Al ser detenido dirigía además la revista De Cuba, la biblioteca independiente Jorge Mañach y representaba en la Isla a Reporteros Sin Fronteras.


Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.

Deterioro del estado de salud de prisionero de conciencia
Por Álida de Jesús Viso Bello

19 de julio de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso se encuentra sin atención médica y en delicado estado de salud en el Hospital Nacional de Reclusos en la prisión capitalina Combinado del Este, en espera de un traslado para una intervención quirúrgica, mientras que la seguridad del estado ha incumplido en dar una respuesta concreta presuntamente para impedir una campaña internacional.

González Alfonso, de 55 años, es el presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling, corresponsal de Reporteros Sin Fronteras, fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca Jorge Mañach.

Dos oficiales del Departamento de la Seguridad del Estado le han referido a mi esposo que no han precisado la fecha para una segunda intervención quirúrgica porque la habitación para su ingreso en otro centro hospitalario está contaminada y que además no disponen de un guardia para su custodia.

El viernes último le ordenaron a Ricardo que recogiera sus pertenencias para su traslado al hospital Calixto García, ubicado en la barriada capitalina del Vedado, pero no lo desplazaron porque la seguridad del estado le informó que la cama no tenía colchón.

El 13 de enero de 2005 le extirparon la vesícula a González Alfonso, a las 48 horas de retirados los puntos se le abrieron 4 de ellos y herida en canal, posteriormente con granulomas que DESPUÉS DE SEIS MESES DE OPERADO CONTINÚA ININTERRUMPIDAMENTE CON SECRECIÓN PURULENTA. Un exudado demostró que se trata de un ESTAFILOCOCO AUREUS resistente a la penicilina y que fue adquirido en el hospital.

Durante la operación sufrió una deficiencia respiratoria con síndrome cianótico, debido a que tiene la glotis muy estrecha. Desde hace algún tiempo los cirujanos determinaron una segunda intervención quirúrgica para cambiar los puntos de poliester por los de nylon, donde se puede aplicar anestesia regional, si prosigue la demora de la operación se producirían fístulas, que obligaría a aplicar anestesia general, con el riesgo de otra complicación respiratoria.

González Alfonso, está con buen ánimo y la moral muy alta y se encuentra desde el 7 de diciembre recluido en el Hospital Nacional de Reclusos en esa penitenciaría y es uno de los 75 disidentes que el gobierno encarceló injustamente, luego de la asonada represiva de marzo de 2003, por pretender ejercer su derecho a la libre expresión y la lectura sin censura.

Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.

Nueva intervención quirúrgica a prisionero de conciencia
Por Álida de Jesús Viso Bello

30 de junio de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Al prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso le comunican de la necesidad de una segunda intervención quirúrgica porque presenta el estafilococo Aureus y un granuloma, luego de seis meses que le extirparon la vesícula en el Hospital Nacional de Reclusos, en la prisión capitalina Combinado del Este.

El 13 de enero a Ricardo González le extirparon la vesícula. A consecuencia del lugar donde se realizó la intervención quirúrgica se le desarrolló el estafilococo Aureus y además tiene un granuloma con secreción purulenta por lo que próximamente le realizarán una segunda operación quirúrgica porque los cirujanos temen que se le desarrollen fístulas, lo cual complicaría el cuadro clínico.

González Alfonso, de 55 años, es el presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling, corresponsal de Reporteros Sin Fronteras, fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca independiente Jorge Mañach.

González Alfonso, se encuentra desde el 7 de diciembre recluido en el Hospital Nacional de Reclusos de la prisión Combinado del Este y es uno de los 75 disidentes que el gobierno cubano encarceló, luego de la asonada represiva de marzo de 2003, por pretender ejercer su derecho a la libre expresión y la lectura sin censura.


Álida de Jesús Viso Bello es la esposa de Ricardo González Alfonso

Confiscan literatura a la esposa de Ricardo González Alfonso

LA HABANA, Cuba - 2 de mayo (Roberto Santana Rodríguez / www.cubanet.org) - Las autoridades de la prisión capitalina Combinado del Este incautaron cuatro revistas Hispano Cubana a Alida de Jesús Viso Bello, esposa del prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso el miércoles 27 de abril cuando fue a visitarlo. "Eso no puede pasar", dijo un guardia a Viso Bello, quien tuvo que firmar un acta de incautación.

González Alfonso, de 55 años, fue arrestado, juzgado y condenado a 20 años de privación de libertad durante la ola represiva de la primavera de 2003. Desde el pasado diciembre se encuentra internado en el hospital de reclusos de la prisión Combinado del Este.

González Alfonso es el presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling, y corresponsal de Reporteros sin Fronteras. Fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca independiente Jorge Mañach antes de ser encarcelado.

El periodista cautivo está propuesto para el premio José Couso, que se dará a conocer en España el 3 de mayo, Día Internacional de la Libertad de Expresión.

"Este acto lo considero como violatorio de la Declaración Universal de Derechos Humanos en su artículo 19", indicó finalmente la esposa del periodista independiente cubano.

Incautan revistas a esposa de prisionero de conciencia

28 de abril de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Las autoridades de la prisión capitalina Combinado del Este incautaron cuatro Revistas Hispano Cubana a Álida de Jesús Viso Bello, esposa del prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, el miércoles 27 cuando fue a visitarlo.

"Eso no puede pasar" dijo un guardia a Viso Bello, quien tuvo que firmar un acta de incautación.

A González Alfonso, de 55 años lo arrestaron, juzgaron y condenaron a 20 años de privación de libertad, cuando la ola represiva de la primavera de 2003 y mantiene la moral muy alta. Desde el pasado diciembre se encuentra internado en el Hospital Nacional de Reclusos que se halla enclavado en el Combinado del Este.

González es el presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling, corresponsal de Reporteros Sin Fronteras, fundó y dirigió la revista De Cuba y la biblioteca independiente Jorge Mañach.

El periodista cautivo está propuesto para el premio José Couso, que se dará a conocer en España el próximo 3 de mayo, día internacional de la libertad de expresión.

Fuente: Álida de Jesús Viso Bello, esposa del prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso.

Sufre serios padecimientos clínicos periodista independiente encarcelado

CAIBARIEN, 31 de marzo (Ibrahim Dionisio Rodríguez, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso presenta serios padecimientos clínicos, indicó su esposa Álida Viso Bello desde el capitalino municipio de Lawton.

El prisionero de conciencia ha sufrido un recrudecimiento de sus anteriores enfermedades entre las que se encuentran la adenopatía, un quiste en la garganta y un soplo en el corazón.

González fue intervenido quirúrgicamente de la vesícula el 13 de enero último, y la humedad del calabozo donde está recluido le provoca alergias.

Ricardo Severino González Alfonso fue detenido el 18 de marzo del 2003. Instruido de cargos, fue sancionado dentro de la Causa No 10 a una condena de 20 años de prisión política. Actualmente de encuentra en el Combinado del Este de la capital del país. Es el presidente de la Sociedad de Periodistas Independientes Manuel Márquez Sterling, corresponsal de Reporteros sin Fronteras y fundador de la revista DE CUBA.

Raúl Rivero recibe el premio del Club de la Prensa de Estrasburgo

Cubaencuentro 2 de Febrero del 2005

La ciudad francesa decidió apadrinar a partir de ahora al periodista independiente encarcelado en Cuba Ricardo González Alfonso.

El Club de la Prensa de Estrasburgo otorgó su premio anual al poeta y periodista Raúl Rivero, quien estuvo bajo la protección de esa ciudad del este de Francia hasta su excarcelación el pasado 30 de noviembre, informó la AFP.

La ciudad de Estrasburgo decidió apadrinar a partir de ahora a Ricardo González Alfonso, otro periodista independiente que cumple una condena de 20 años de prisión en la Isla, indicó el lunes por la noche el presidente de la comunidad urbana, Robert Grossmann, en ocasión de la entrega del premio.

El exiliado cubano Jacobo Machover, quien tradujo al francés un poemario de Rivero, recogió el premio del Club de la Prensa de Estrasburgo en nombre del poeta.

Tras leer un mensaje enviado especialmente por Rivero, Machover calificó de "cobardía" la suspensión temporal de las sanciones de la Unión Europea contra el régimen de Fidel Castro, a propuesta del gobierno español.

"No es (el presidente del gobierno español) José Luis Rodríguez Zapatero quien hizo liberar a Raúl Rivero. Fueron todos ustedes, haciendo presión sobre las autoridades cubanas. Y son ustedes, y sólo ustedes quienes pueden obtener la liberación de otros prisioneros políticos cubanos", señaló Machover.

Rivero y González Alfonso son dos de los 75 disidentes que el gobierno cubano envió a prisión en abril de 2003 con penas de hasta 28 años de cárcel.

En noviembre pasado el gobierno cubano otorgó al poeta una licencia extrapenal por razones de salud. Este tipo de permiso no exime del resto de la condena.

Disidente preso se recupera de intervención quirúrgica

LA HABANA/19 de Enero del 2005

(EFE) / CanariCubanoticias

El disidente cubano preso Ricardo González Alfonso, condenado a 20 años de prisión, se recupera de una intervención quirúrgica en la que le fue extirpada la vesícula, según informara ayer su esposa.

González Alfonso es corresponsal de Reporteros Sin Fronteras, director de la revista "De Cuba", de la biblioteca independiente Jorge Mañach y presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling.

El opositor cubano fue intervenido el pasado día 13 y se encuentra ingresado en el Hospital Nacional de Penados de la prisión de Combinado del Este, en las afueras de La Habana.

Su esposa, Alida de Jesús Viso, explicó ayer, en un comunicado divulgado en la capital cubana, que pudo visitarle el sábado y que se encuentra "con buen estado de ánimo".

González Alfonso es uno de los 75 disidentes cubanos condenados a penas de hasta 28 años de cárcel en la primavera de 2003, acusados de conspirar con EE.UU., atentar contra la independencia del Estado y socavar los principios de la revolución.


Intervienen quirúrgicamente a González Alfonso

17 de enero de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – En horas de la mañana del jueves 13 de enero intervinieron quirúrgicamente a Ricardo González Alfonso de cálculos en la vesícula, la que fue extirpada. Cuando lo visite el sábado 15 en el Hospital Nacional de Penados, enclavado en la prisión Combinado del Este, en esta capital, se encontraba con buen estado de ánimo. La operación es de 13 puntos más 3 para el drenaje. La visita tuvo una duración de 40 minutos.

Cuando vuelva a visitar a mi esposo los mantendré informados, pues está en el proceso de recuperación.

Atentamente,

Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso, corresponsal de Reporteros Sin Fronteras, director de la revista DE CUBA y de la biblioteca Jorge Mañach y presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling.

Aquella libertad

RAUL RIVERO

L a Habana -Jan. 02, 2005- Me gusta recordar a veces el leve invierno del año 2002. Me gusta reconstruirlo ahora en el limbo de mi licencia extrapenal, aquí en La Habana y me gustaba en la celda de castigo porque la soledad y el silencio son unos cómplices insobornables de los recuerdos peligrosos.

Es el periodista Ricardo González Alfonso el que más resplandece en esas evocaciones. Es él el que aparece en el comedor de su casa de Miramar que, de pronto, era una sala de conferencias, o lo veo subir la escalera para la habitación de su querido hermano Tony, convertida a fuerza de trabajo esclavo en la biblioteca de periodismo Jorge Mañach.

Más tarde aparece frente a su desvencijada y sospechosa laptop complicado con un comentario o una crónica y, enseguida, pasa con una pastilla para la fiebre de su hijo David.

Siempre está él en primer plano en la tarea de sacrificar su privacidad, como se sacrifica un gallo en el panteón yoruba, para que tuvieran cara y consistencia la Sociedad Márquez Sterling y la revista De Cuba, dos sueños que pudimos tocar.

Aunque Ricardo esté ahora en la cárcel yo sigo viéndolo allá en la casa que se hicieron sus padres, unos españoles cabeciduros que trabajaban de sol a sol, para darle techo, alimento y educación a cuatro muchachos. Los viejos fueron luego silenciosos y serios a descansar al cementerio de Colón.

Para mí Ricardo siempre está ahí con sus libretos de programas infantiles para la televisión. Después, cuando se le consideró un escritor no confiable y se quedó sin contrato, lo veo en la misma mesa atareado con unos cucuruchos de maní tostado que salía a vender por las calles de su barrio en una bicicleta esclerótica. Su pregón, atonal y ríspido no era muy convincente: Vaya maní, vaya maní, vaya maní.

Allí, en el portal, entró a trabajar en Cuba Press en un trámite que no duró ni cinco minutos y, años más tarde, como para demostrar que él era independiente hasta de los independientes y en otro trámite rápido, renunció a las suaves cadenas que yo le hacía arrastrar desde la dirección de la agencia.

Mira, me dijo un día, para poder seguir siendo amigos y llevar adelante este trabajo, mejor yo me voy de Cuba Press y me quedo solo como reportero por cuenta propia, como free lancer porque ya empecé a caminar hacia la libertad y ahora la quiero toda.

Sí. Ricardo González Alfonso incansable, con sus gavetas recónditas atiborradas de poemas de amor y de textos humorísticos que lee siempre con una cuota de rubor, lleno de pasión por sus hijos, pastoreado por el amor de Alida, un hombre difícil porque está vivo y porque le va de frente a todos los asuntos en un mundo donde la palabra se usa de almohada. Un periodista con talento y valor para usarlo, pero también con amplitud para razonar, entender y dialogar con flexibilidad y sin concesiones. Un fanático del idioma español, un enamorado de la poesía de Lorca y de Rimbaud.

Sí. Ricardo González Alfonso, mi compañero en la causa 348 del 2003. El hombre que, en el juicio donde el fiscal le pedía una condena de cadena perpetua, se paró con serenidad y precisión, sin arrogancias y con limpieza a defender su derecho a escribir y a opinar en el país donde vive hace ya medio siglo.

Ricardo, el recluso de la cárcel de Agüica, Matanzas, que sigue ahora un tratamiento médico en el hospital del Combinado del Este de La Habana, un profesional donde los hubiere, un cubano al que queremos otra vez en su casa de Playa en vivo y en directo para que desaloje de una vez a ese fantasma que la habita y es solamente una trampa de la memoria.

© 2005 El Nuevo Herald


Situación de Ricardo González Alfonso
Por Álida Viso Bello

13 de diciembre de 2004

La Habana – www.PayoLibre.com – A Ricardo lo trasladaron el martes 7 del mes en curso al Hospital Nacional de Reclusos situado en la penitenciaría Combinado del Este, en Ciudad de La Habana.

El 10 de diciembre, en la visita familiar mantenía como de costumbre su buen ánimo. En el centro hospitalario le realizan un examen general. Mi esposo me comunicó que próximamente lo van a intervenir quirúrgicamente de cálculos en la vesícula.

Álida de Jesús Viso Bello.
Esposa de Ricardo S. González Alfonso.

Ingresado Ricardo González Alfonso
Por Álida Viso Bello

3 de agosto de 2004

La Habana - www.PayoLibre.com - El prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso se encuentra ingresado en la Sala para Penados del hospital Amalia Simoni en la ciudad de Camaguey desde el martes 27 de julio por presentar HEPATITIS.

Por estar interrumpidos los teléfonos de la pizarra del hospital, no he podido preguntar al facultativo el resultado del examen que determina el tipo de Hepatitis que tiene mi esposo.

La visita familiar de Ricardo corresponde el 20 de agosto. A pesar que se encuentra enfermo, no permiten que lo visite.

Desde el pasado año Ricardo presenta Adenopatía y un Quiste en la garganta.

Ricardo González Alfonso es el presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling, director de la revista De Cuba y de la biblioteca Jorge Mañach, así como corresponsal de Reporteros Sin Fronteras. Cumple 20 años de prisión en la penitenciaría Kilo 8, en la provincia de Camaguey, luego de la asonada represiva de marzo del 2003, por pretender ejercer su derecho a la libre expresión.

Álida de Jesús Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso


González Alfonso depone huelga de hambre
Por Álida Viso Bello

29 de diciembre de 2003

La Habana - www.PayoLibre.com - Ricardo González Alfonso, que estuvo en huelga de hambre desde el 8 de diciembre llamó por teléfono a mis vecinos, a quienes informó que el 24 de diciembre había depuesto la huelga debido a haber recibido respuesta satisfactoria a sus reclamaciones.

Yo no pude hablar con el, pues me encontraba ausente de casa.

Hasta el presente, Ricardo se encuentra en la prisión Kilo 8 de Camagüey, cumpliendo 20 años de cárcel como prisionero de conciencia.

Agradezco la generosidad de los gobiernos democráticos, las personalidades de bien y las ONGs de todo el mundo brindada a favor de mi esposo y de mis reclamos en tan difíciles y angustiosos momentos.

Saludos, Álida Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso.


Ricardo González Alfonso en Huelga de Hambre
Por Álida Viso Bello

19 de diciembre de 2003

La Habana - www.PayoLibre.com - El 6 de noviembre trasladaron a Ricardo para el destacamento 7, celda 11 a convivir con presos de alta peligrosidad (un homicida, uno acusado de robo con fuerza y al otro no se conoce la causa, pero es muy agresivo). Estos reos le robaron a mi esposo varias pertenencias.

Posteriormente, en el mismo destacamento 7 lo ubicaron en la celda 5 con un reo condenado por robo con fuerza. Este preso común robó a Ricardo una toalla y un diccionario Larousse. Cuando Ricardo protestó, el reo que es homosexual lo amenazó con acusarlo de haber tenido relaciones sexuales con él la noche anterior, como franco chantaje difamatorio.

Por las duras condiciones, Ricardo decide el lunes 8 de diciembre comenzar una huelga de hambre. El domingo 14 las autoridades del penal lo trasladan a celda de castigo por considerar esta protesta una indisciplina. Ricardo se encuentra actualmente con la ropa de preso, las chancletas y una sabana. La luz esta encendida las 24 horas del día y no tiene agua la celda.

Ricardo exige a la dirección del penal que lo trasladen a otro destacamento que no sea de tan alta peligrosidad. El 2do. jefe de la prisión comunicó a mi esposo que ellos no tienen facultad para cambiarlo a otro destacamento que solo lo puede autorizar la dirección nacional.

A pesar de los problemas de salud que presenta (adenopatía y un quiste que los médicos piensan extirpar). El 17 de diciembre cuando lo vi estaba con mareos porque se está deteriorando su salud con la huelga de hambre.

ÁLIDA DE JESÚS VISO BELLO, esposa del prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso, condenado a 20 años. Se encuentra en la prisión Kilo 8 en la provincia de Camagüey.

Periodista se declara en huelga de hambre
Por Pablo Rodríguez Carvajal

17 de diciembre de 2003

www.PayoLibre.com - El periodista alternativo, Ricardo González Alfonso, condenado a 20 años de prisión, se encuentra en huelga de hambre, en la prisión kilo 8, en la provincia de Camaguey, desde el día 8 del mes en curso, en protesta por los atropellos que allí se comenten, informó su esposa Álida Viso Bello a Olga Alonso, hermana del prisionero de consciencia que reside en la Florida.

El pasado día 14 fue puesto en una celda de castigo, semitapiada, donde solo tiene una sabana, el uniforme de preso, no tiene agua y la luz se la mantienen prendida las 24 horas.

Refiere Álida, que hoy día 17 pudo llegar a dicha prisión, donde el segundo en jefe le permitió ver a su esposo, a quien encontró muy desmejorado, al punto que se quiso levantar y se fue de lado. En ese momento tenia la presión arterial normal, pero supo que la había estado teniendo alta.

Cuando a principio de mes González Alfonso es regresado del hospital donde se encontraba para unos exámenes médicos a Kilo 8, encontró que los dos presos comunes con quien compartía la celda le habían robado el diccionario, una toalla y la jaba que su esposa le había llevado hacía poco.

González Alfonso, de 53 años, en el momento de su arresto el pasado 18 de marzo presidía la Asociación de Periodistas Manuel Márquez Sterling y dirigía la revista bimestral De Cuba.


Preocupa a familiares estado de salud del periodista Ricardo González

NUEVA GERONA, 13 de noviembre (www.cubanet.org) - La esposa del periodista independiente y prisionero de conciencia Ricardo González Alfonso alerta a la opinión pública nacional e internacional sobre el estado de salud de su esposo.

González Alfonso, presidente de la junta directiva de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling, cumple una sanción de 20 años de prisión en la cárcel Kilo 8, por el supuesto delito de haber violado la Ley 88, conocida como Mordaza.

González tiene un nódulo en su cuello y siente muchos mareos y agotamiento. El periodista independiente fue atendido el 30 de octubre por un médico clínico, quien explicó que González no podía ser examinado con Rayos X porque no había material.

Por otra parte, la doctora del penal le había indicado unos análisis, y hasta la fecha no se le han efectuado.

Ricardo González Alfonso, corresponsal en Cuba de Reporteros sin Fronteras, fue declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional, junto a otros 74 cubanos defensores de los derechos humanos.

"Con salud o sin ella mi compromiso con la libertad de expresión no cesará", expresó Ricardo González a su cónyuge durante la visita que ella realizó recientemente a la prisión donde se encuentra el periodista.


Disidente preso no recibe atención médica
WILFREDO CANCIO ISLA
El Nuevo Herald Nov. 08, 2003

El periodista independiente Ricardo González Alfonso, condenado a 20 años de prisión, no está recibiendo la atención médica adecuada a pesar que un reciente examen clínico alertó sobre un posible tumor canceroso, denunciaron ayer fuentes familiares.

Alida Viso Bello, esposa del disidente, relató ayer que González Alfonso fue examinado el pasado 30 de octubre en la cárcel por un especialista que recomendó someterlo a análisis y pruebas de rayos X para confirmar la presencia de un nódulo en el cuello.

''Pero hasta ahora no se le ha hecho la radiografía, pues dicen [los carceleros] que no hay material de rayos X a disposición del personal médico'', dijo ayer Viso por teléfono a El Nuevo Herald.

González Alfonso, de 53 años, fue detenido el pasado 18 de marzo durante la oleada represiva que llevó a la cárcel a 75 opositores pacíficos. En el momento de su arresto era presidente de la Asociación de Periodistas Manuel Márquez Sterling y director de la revista bimestral De Cuba.

El periodista se encuentra confinado en la prisión de Kilo 8, en la provincia de Camagüey, a 533 kilómetros de La Habana. Viso pudo visitarlo allí el pasado 3 de noviembre.

''Lo que más me preocupa de esta desatención es que él [González Alfonso] tiene varios antecedentes familiares de padecimiento de cáncer y en estos casos lo importante es proceder a tiempo'', comentó la esposa.

En agosto, el prisionero presentó síntomas de diabetes, pero las autoridades del penal no le facilitaron atención médica.

''No obstante, su estado emocional sigue siendo muy positivo'', agregó Viso. ``Me pidió que reafirmara públicamente su compromiso con la libertad de expresión y el periodismo independiente''.

La situación de los prisioneros enfermos --algunos de ellos de avanzada edad-- ha sido denunciada por organismos internacionales de derechos humanos como Human Rights Watch y Amnesty International, y las entidades profesionales Reporteros Sin Fronteras y Sociedad Interamericana de Prensa.

González Alfonso se suma a un listado de más de 20 prisioneros de conciencia con serias afectaciones de salud, el cual ha sido divulgado internacionalmente por la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

Actualmente, un grupo de siete disidentes mantiene una huelga de hambre por 20 días en la prisión provincial de Holguín, en protesta por la falta de atención médica y la deficiente alimentación.

Otro de los disidentes cuyo estado de salud se ha deteriorado en prisión es el poeta y periodista Raúl Rivero, de 57 años, afectado por una neuritis intercostal (lesión de nervios intercostales) como consecuencia de avitaminosis.

''Tiene muy inflamada la espalda y camina un poco encorvado por los dolores'', contó anoche la esposa de Rivero, Blanca Reyes, quien lo visitó esta semana en la prisión de Canaleta.

Rivero fue sentenciado a 20 años en la misma causa de González Alfonso.

''He regresado muy deprimida'', contó Reyes. ``El hombre que salió de mi casa el pasado 20 de marzo ya no existe: es otra persona que ha envejecido a ritmo acelerado''.

 

Libres entre barrotes

LA HABANA, 12 de octubre (www.cubanet.org) - "Aquí entre barrotes me siento libre", afirma Ricardo González Alfonso en una carta desde el penal camagüeyano Kilo 8, donde cumple una condena de 20 años por ejercer el periodismo al margen del control estatal.

"Este presente no es el fin de los tiempos, sino el preludio de otros nuevos donde no tendremos rejas, ni por dentro ni por fuera", dice en su misiva el presidente de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling, y director de la revista De Cuba, aludiendo a un artículo suyo de inicios de 1999, a raíz de la promulgación de la fascistoide Ley 88, en el que concluía: "Si el destino me impone un futuro de rejas, prefiero usarlas por fuera, no por dentro".

De las cárceles cubanas salen aires de esperanza y optimismo en las cartas a familiares y amigos de las víctimas de la ola represiva del pasado marzo. Ni el empeño de los más sicópatas y sádicos de los carceleros ha logrado quebrantar la moral de los prisioneros de conciencia.

También en Kilo 8, Regis Iglesias, portavoz del Movimiento Cristiano Liberación y uno de los gestores del Proyecto Varela, bromea acerca de las duras condiciones de confinamiento. Su única queja son las rancheras mexicanas que emiten los altoparlantes del penal para despertar a los reclusos a la simpática hora de las 5 A.M.

Regis, Ricardo y otros lamentan que las tertulias carcelarias político-poéticas El gato tuerto que, con las paredes de la celda por medio, y en la más absoluta oscuridad se prolongaban hasta la madrugada, ahora son interrumpidas con la orden de silencio a las 10 de la noche. ¡Ay de los bohemios!

Mientras, en la prisión de Canaleta, Ciego de Ávila, el poeta y periodista Raúl Rivero se deleita con textos de viejas canciones de Bob Dylan que le hizo llegar un amigo, lee incansablemente y escribe poemas de amor tan intensos como siempre. No es noticia que las rejas no han podido nunca atrapar la poesía.

"El optimismo es una llave y la realidad la cerradura. Cuando se combinan, todas las puertas se abren. Muchas veces la realidad nos la imponen pero el optimismo podemos llevarlo con nosotros", escribe Ricardo González en momentos en que la comida del penal empeora por día, y a los familiares en las visitas solamente les permiten pasar, cada cuatro meses, 30 libras que incluyen los alimentos, artículos de aseo y los libros.

Ricardo lleva consigo la llave del optimismo. Sólo falta su cerradura. Y llegará. Todo es cuestión de tiempo.

"Por favor, no pierdas la llave", me pide Ricardo. Sus cartas y las de los demás colegas encarcelados son una buena razón para no perderla jamás.

 

Bien o mejor

LA HABANA, 6 de octubre (www.cubanet.org) - "Cuando no estoy bien estoy mejor", escribe Ricardo González Alfonso en carta desde la prisión Kilo 8, en Camagüey, donde cumple una pena de 20 años de privación de libertad.

Ricardo González es serio e incansable para su trabajo, pero sus bromas desconcertaban a la decena de agentes de la Seguridad del Estado que la tarde del 18 de marzo de 2003 allanaron su casa y se lo llevaron, luego de más de 10 horas de minucioso registro, como si fuera un peligroso criminal.

Ese día, la policía destruyó el resultado de la labor incesante desde 1996 del periodista y escritor de 53 años. Además de desmantelar la sede de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling, de la cual era presidente, los agentes cargaron con todo, desde computadoras hasta presillas y hojas de papel, para impedir que pudiera haber un tercer número de la revista De Cuba, que Ricardo González dirigía.

La revista, aparecida en diciembre de 2002, fue la primera publicación independiente cubana que se atrevió a declarar en sus páginas la dirección de su sala de redacción, que no era otra que una habitación transformada en tal, de la casa de Ricardo González en el municipio capitalino Playa.

Allí, con un puñado de colegas, cigarrillo tras cigarrillo, bebiendo café en cantidades industriales, infatigable y siempre optimista frente a las muchas dificultades, Ricardo González creó la revista, destinada, según el editorial que escribió para su primer número, "a los cubanos que viven en la Isla, a quienes tergiversan el pasado y pretenden imponerle un futuro ajeno a sus esperanzas".

La empresa que "parecería un milagro si no hubiera sido una necesidad nacional", fue difícil, como ha resultado casi todo en la vida de González Alfonso.

Proveniente de una familia de clase media acomodada, pasó en su infancia del exclusivo colegio La Salle, de Miramar, a una escuela de nombre emblemático: Cuba Socialista, donde estudiaba cuando, a los 11 años, sufrió su primer interrogatorio policial.

Pasó el tiempo y nuevos tropiezos con el orden revolucionario. "Cuando no estoy bien estoy mejor", repetía testarudamente optimista, mientras rodaba por los más disímiles empleos, vapuleado por la intolerancia y el extremismo, asimilando los golpes que significaron la enfermedad y la muerte de sus padres y de su hermano Tony, el de las mil voces, el que le habló como el Coronel Resóplez muchos antes que surgiera y se popularizaran los dibujos animados de Elpidio Valdés.

Los que redactaron el acta acusatoria contra él, un clásico de la infamia, tal vez ignoraban que cuando en 1996 Ricardo González se inició en la prensa independiente, hacía años que escribía guiones televisivos, cuentos, poesía y literatura infantil, con inquisidores y sin ellos.

Pese al hostigamiento y las amenazas de la policía política siempre defendió su derecho a luchar por la libertad de expresión y a seguir haciendo en su país lo que más disfrutaba y mejor sabía hacer: escribir. Sin perder el optimismo ni el buen humor. Aunque le doliera a los mandarines.

Debe ser a eso a lo que se referían en dicha acta los fiscales con cerebro de plomo que lo tildaron de "sujeto de pésima conducta social".

Una conducta que mantiene en prisión, porque según narra su compañera, Alida Viso, las crueles condiciones de su confinamiento en celda aislada no han logrado hacer mella en su sentido del humor.

"Cuando no estoy bien estoy mejor". Esa ha sido la divisa del escritor y periodista a lo largo de su vida. Los embates de la mala suerte, los dramas familiares, la mala salud y el acoso policial no han logrado que la cambie. Sus carceleros tampoco lo lograrán.

 

Ricardo González será trasladado a centro penal en Camagüey

NUEVA GERONA. Abril (Carlos Serpa Maceira, UPECI / www.cubanet.org) - El periodista independiente Ricardo González Alfonso, presidente de la junta directiva de la sociedad de periodistas "Manuel Márquez Sterling", una de las víctimas de la reciente ola represiva, será trasladado a un centro penal distante 500 kilómetros de su residencia.

Ricardo González Alfonso, fue condenado a 20 años de prisión el pasado 4 de abril en juicio sumarísimo, por un tribunal de La Habana por el supuesto cargo de haber violado artículos de la ley No. 88 de protección de la independencia nacional y la economía de Cuba.

"Oficiales de la policía política me comunicaron que Ricardo sería trasladado antes del lunes 28 para la cárcel Kilo 8, en la provincia de Camagüey, a 500 kilómetros de Ciudad de La Habana, donde residimos", comunicó a UPECI Alida Viso Bello.

Por su parte, el periodista independiente Jorge Olivera Castillo, director de la agencia Habana Press, será trasladado a una cárcel en la oriental provincia de Guantánamo a 900 kilómetros de la capital cubana, donde reside Olivera.

"La medida de trasladar a los periodistas sancionados a centros penales distantes de sus domicilios, constituye una violación por parte de las autoridades de la Isla", precisó Bello.

Ricardo González Alfonso y Jorge Olivera Castillo llevan más de un mes en celdas tapiadas de Villa Maristas, cuartel general de la policía política cubana, en pésimas condiciones de confinamiento.