Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


Síntesis biográfico de Pablo Pacheco Ávila

Edad: 39 años. Nació el 4 de abril de 1970.
Esta casado con la Dra. Oleidys García y tienen un hijo de 6 años.
Licenciado en Cultura Física, desde muy temprana edad se integra a los movimientos contestatarios y de derechos humanos. En 1991 fue condenado a 3 años y 6 meses de prisión por el "delito de propaganda enemiga". En 1998 se integra a la Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes (CAPI) afiliada al proyecto Nueva Prensa Cubana. Detenido desde el 18 de marzo tras un minucioso registro en su vivienda donde le ocuparon desde una maquina de escribir, libros de periodismo y hasta las hojas de papel en blanco fue confinado al cuartel de la seguridad del Estado en Ciego de Avila donde permaneció hasta el 4 de abril (precisamente el día de su cumpleaños) en que enfrentó -junto al director de CAPI, Pedro Argüelles Morán- un juicio injusto, ilegal y circense.
Condenado a 20 años, está cumpliendo la sentencia en el Centro Penitenciario Provincial de Agüica en la provincia de Matanzas a 359 kilómetros de donde reside su familia en Pasaje D #205-A e/ 4ta y 5ta Rpto 9 de abril, Ciego de Ávila, Telf.: 011 53 (33) 28 394. El 16 de Agosto fue trasladado a la prisión provincial de Morón, en Ciego de Ávila.

Desterrado a España
Fecha de arribo: 13 de julio de 2010.

ARTICULOS:

HU en apoyo a reos de conciencia
Trasladan a prisioneros de conciencia
HU reporta condiciones de Pablo Pacheco
Trasladan dos prisioneros de conciencia
Lo que queda claro: no acepto canje
Deniegan a reos de conciencia avituallamiento para temporada de frío
Convaleciente prisionero de conciencia en Ciego de Ávila
Convaleciente prisionero de conciencia en hospital avileño
La experiencia de vivir en prisión
Niegan medicamentos a reo de conciencia
Periodista independiente encarcelado padece enfermedades crónicas
Agradece solidaridad el prisionero de conciencia Pablo Pacheco

En mal estado de salud periodista encarcelado
Carta de Pablo Pacheco Ávila
Médico de Morón maltrata a reo de conciencia
Pesadilla

Periodista preso en delicado estado de salud
Delicado Estado de Salud de Periodista Preso
Sin medicamentos Pablo Pacheco Ávila
Prohíben a periodista preso comunicarse con su mamá en EU

Carta dirigida a una activista
Carta al Ministro de Relaciones Exteriores de Francia Dominique de Villepin
Prisioneros Políticos en Agüica

Causa #1: Acta de Sentencia
Compañero de causa: Pedro Argüelles Morán


HU en apoyo a reos de conciencia
Eduardo León López

6 de agosto de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – Hermanos Unidos (HU) brindó apoyo espiritual el pasado 3 de agosto a los prisioneros de conciencia Pablo Pacheco Ávila y Jesús Mustafá Felipe por vía telefónica, a través de Oleivys García Echemendía y Mercedes Elías Rivero, esposas, respectivamente, de los mencionados reos.

García Echemandía dijo que había asistido a la visita conyugal el día 1ro de agosto, y que encontró a Pablo Pacheco Ávila algo controlado de la presión arterial y aliviado de los dolores en los riñones. Agregó, que la visita próxima familiar es el 17 de agosto.

Pacheco Ávila fue condenado a 20 años de cárcel en la ola represiva de 2003; cumple en la prisión de Canaleta, Ciego de Ávila. Oleivys García Echemendía reside en Pasaje D #205-A e/ 4ta y 5ta reparto 9 de Abril, Ciego de Ávila, Cuba.

Por su parte Elías Rivero dijo que halló a Jesús Mustafá Felipe pálido y este le refirió que se debe a la no asistencia al horario de sol, por el peligro a que se expone entre reos comunes. También lo encontró con catarro. El lugar donde se encuentra es muy húmedo.

Mercedes dijo además que se puede comunicar telefónicamente con su esposo los miércoles, las visitas conyugales son cada dos meses y las familiares mensuales, que la próxima familiar es el 20 de agosto.

Jesús Mustafá Felipe fue condenado a 25 años de prisión en el Grupo de los 75; está recluido en la prisión Combinado de Guantánamo. Mercedes Elías Rivero reside en Calle Camilo Cienfuegos 151, e/ Callamo y Los Guaos, Palma Soriano, Santiago de Cuba.

 

Trasladan a prisioneros de conciencia
Tania Maceda Guerra

1 de febrero de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – Los prisioneros de conciencia del Grupo de los 75 Félix Navarro Rodríguez y Pablo Pacheco Ávila, fueron trasladados desde la cárcel de Morón para la prisión provincial de Canaleta, ambas en la provincia de Ciego de Ávila, según declaró Félix por teléfono el pasado 30 de enero.

Afirmó la fuente que fueron movidos días antes porque el gobierno cubano transformará la cárcel moronera en un campamento penitenciario, lo cual responde a los cambios que lleva a cabo en todo el país, con motivo de la visita del relator de naciones unidas contra la tortura, que se espera visite Cuba en los próximos meses.

Pacheco Ávila y Navarro Rodríguez fueron encarcelados en marzo de 2003 en el grupo de los 75 y condenados, a 20 años el primero y a 25 el segundo, por defender los derechos humanos. Ambos fueron declarados prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

HU reporta condiciones de Pablo Pacheco
Eduardo León López

25 de enero de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – La señora Oleivys García Echemendía hizo saber a Hermanos Unidos (HU) que su esposo, el prisionero de conciencia Pablo Pacheco Ávila, fue recientemente trasladado de manera brusca hacia Ciego de Ávila, donde no se sabe si lo van a mantener en régimen de máxima severidad o sólo en régimen de severidad. El contacto telefónico ocurrió el pasado 11 de enero.

Agregó la esposa del prisionero de conciencia que Pacheco no ha tenido mejoría después de ser operado de sinovitis, a pesar de la fisioterapia recibida.

También comunicó Echemendía que su esposo es hipertenso y padece de gastritis, entre otros padecimientos, que por crisis recurrentes lo tienen que ingresar con frecuencia.

Además dijo que Ávila tiene indicada una operación que considera riesgoso realizársela en prisión, por lo que no se someterá.

Pablo Pacheco Ávila, condenado en la primavera del 2003 a 20 años de prisión, actualmente se encuentra en la prisión de Canaleta, Ciego de Ávila. Oleivys García Echemendía, reside en Pasaje D #205-A, e/ 4ta y 5ta, reparto 9 de Abril, Ciego de Ávila.

Eduardo León López es el presidente de Hermanos Unidos.

 

Trasladan dos prisioneros de conciencia
Belinda Salas Tápanes

14 de enero de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – Los prisioneros de conciencia Pablo Pacheco Ávila y Félix Navarro Rodríguez, fueron trasladados el pasado 9 de enero, desde la prisión de Morón, en la provincia Ciego de Ávila, para el establecimiento penitenciario de máxima severidad de Canaleta, en la misma provincia, comunicó el también prisionero de conciencia Pedro Argüelles Morán, recluido en este penal.

Pacheco Ávila y Navarro Rodríguez, al igual que Argüelles Morán, fueron condenados en juicios sumarios a 20, 25 y 20 años de prisión, en ese orden, por ejercer el derecho a la libre expresión, en marzo del 2003 durante la conocida primavera de Cuba.

Pablo Pacheco Ávila, Félix Navarro Rodríguez y Pedro Argüelles Morán, de 38, 54 y 60 años de edad respectivamente, fueron declarados prisioneros de conciencia por amnistía internacional en el 2003.

Belinda Salas Tápanes es la presidenta de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR) en Cuba.

 

Lo que queda claro: no acepto canje

Pablo Pacheco Ávila, prisionero de conciencia

29 de diciembre de 2008

Prisión de Morón, Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – Mi nombre es Pablo Pacheco Ávila y no acepto ser canjeado por nadie, ni por los cinco, porque realmente yo respondo a mi país, yo respondo a la libertad del país, a la democracia de mi país; y ellos están en un país extranjero y fueron sancionados por un gobierno que no es el del país de ellos. Yo fui sancionado por las leyes de Cuba que son injustas y ellos fueron sancionados por las leyes de Estados Unidos. Ellos son espías. No tengo nada que ver con eso, porque yo respondo a Cuba lo he dicho en reiteradas ocasiones y no creo que alguien que tenga dignidad, alguien que se sienta digno de ser cubano, acepte una ignominia tan grande de ser canjeado por espías.

Realmente ellos fueron sancionados por leyes de otro país, a nosotros nos sancionaron las leyes de éste. A nosotros nos sancionaron por luchar por la libertad de Cuba, por luchar por la democracia. A ellos los sancionaron por realizar actividades de espionaje en otro país. Y nada, no tienen nada que ver con nosotros. Nada tiene que ver lo que ellos hacían a lo que hacíamos nosotros o a lo que siguen haciendo muchos hermanos nuestros.

Son difíciles de entender las palabras del presidente Raúl Castro, pero lo curioso de todo esto es que dice que hay que aceptar vivir en pluralidad, no sé a partir de cuando. Pero también es curioso, que hace algunos años, 5 ó 6 casi, el ex presidente -señor Fidel Castro- refiriéndose a este mismo tema del cambio, dijo que “ni soñar con una tontería de ésas”. Después lo dijo el señor ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque; sin embargo ahora viene Raúl Castro con esto. Es algo increíble, es algo que no se sabe entonces quién es el que está diciendo la verdad. Lo que sí queda bien claro es que yo no acepto canjearme por nadie, ¡Por nadie!

Pablo Pacheco Ávila es un prisionero de conciencia del Grupo de los 75, condenado a 20 años de prisión.

De la Mesa de Trabajo de Martha Beatriz Roque Cabello: No.179-Diciembre 2008. Distribuido por Enrique Artalejo.

 

Deniegan a reos de conciencia avituallamiento para temporada de frío
José Agramonte Leyva

6 de diciembre de 2008

(www.miscelaneasdecuba.net) - Camagüey - A los prisioneros de conciencia de la Causa de los 75, Pablo Pacheco Ávila y Félix Navarro Rodríguez, recluidos en la Prisión Municipal de Morón, Ciego de Ávila, Destacamento 2, Galera 3, se les deniega el avituallamiento para la temporada de frió, consistente en una colcha y una enguatada.

En ese penal, según informó Pacheco Ávila, hace mucho frío y las autoridades carcelarias hacen oídos sordos a lo que los reclusos les plantean del avituallamiento en cuestión.

Lo anterior trae consigo la propagación de catarro y gripe, como existen muchos casos en dicho penal. Las autoridades carcelarias no son capaces de dar ni una tisana y mucho menos una aspirina, sin contar la mala alimentación existente en el penal. El propio Pacheco Ávila asevera que lleva tiempo con catarro y no recibe nada para la superación del mismo.

La Prisión Municipal de Morón se encuentra ubicada en la carretera Salomé Machado, al final, Morón, Ciego de Ávila, Cuba.

Convaleciente prisionero de conciencia en Ciego de Ávila
Tania Maceda Guerra

23 de agosto de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Pablo Pacheco Ávila, aún se encuentra convaleciente en la prisión de Morón, provincia de Ciego de Ávila.

Pacheco Ávila fue operado el pasado 28 de mayo de la rodilla derecha, de la cual aún padece dolores.

La Dra. Oleivys García Echemendía, esposa del reo, comunicó por teléfono a Juan Carlos González Leiva, secretario ejecutivo del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba, que Pacheco Ávila padece además de hipertensión arterial crónica, cefalea migrañosa y un riñón fuera de lugar.

Pablo Pacheco Ávila, de 37 años de edad, es periodista independiente y fue condenado a 20 años de cárcel durante la ola represiva de abril-marzo de 2003. Reside en Pasaje D #205 e/ 4ta y 5ta, Reparto “9 de Abril, Ciego de Ávila, Cuba.

Convaleciente prisionero de conciencia en hospital avileño
Luis Estaban Espinosa – Jóvenes sin Censura

18 de junio de 2007

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Pablo Pacheco Ávila, se encuentra convaleciente en el Hospital Provincial de Ciego de Ávila, Antonio Luaces Iraola, recuperándose satisfactoriamente de una intervención quirúrgica que le fue practicada hace tres semanas en su rodilla derecha, en esa instalación médica.

A Pacheco Ávila le están aplicando fisioterapia, el dolor con la inflamación han disminuido notablemente y ya no cojea al caminar, según expresó la Dra. Oleivis García Echemendía, esposa del reo, a Juan Carlos González Leiva, secretario ejecutivo del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba, el pasado 14 de junio.

Pablo Pacheco Ávila, de 37 años de edad, se encuentra hospitalizado desde el pasado 26 de abril; extingue una condena de 20 años de cárcel por ejercer el periodismo independiente.

Su domicilio está ubicado en Pasaje D #205A, e/ 4ta y 5ta, reparto “9 de Abril”, Ciego de Ávila, Cuba.

La experiencia de vivir en prisión
Pablo Pacheco Ávila

23 de enero de 2007

Prisión de Morón, Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – En la vida no todos tenemos la capacidad de llegar a la universidad. Pero en Cuba, donde la enseñanza es gratuita, un gran porciento de la población ha superado la diversidad del dolor. Esto que escribo, ¡parece de loco!, pero no, querido amigo lector.

Muchos cubanos hemos sufrido el régimen penitenciario. ¡Es tan fácil ir a la cárcel en esta bella isla!, pues desde que compramos la onza ilegal de café, para desayunar, estamos infringiendo la ley. Debo señalar, que este país es netamente agricultor y existen grandes caballerías sembradas de cafetos.

Ahora, adentrémonos en el tema de mi título.

En mis cuatro años de cautiverio he visto todo, o mejor, para no ser absoluto, casi todo. A la memoria me viene el joven que prefirió lanzarse del cuarto piso en el penal de Agüica, Matanzas, antes de recibir una golpiza por los funcionarios de Orden Interior. ¡Y que decir del que fue esposado con las manos a la espalda y empujado escaleras abajo!

Y aunque quisiera, no puedo olvidar al cienfueguero que perdió el conocimiento por tantos golpes recibidos de los guardias.

También, hay pobres reclusos que la policía los envía a hostigar y delatar a los presos políticos. Realmente, son dignos de pena.

Me faltan muchos casos, pero este no puedo pasarlo por alto, sino, no sería digno de escribir: Noel Rodríguez González, este muchacho se quemó la niña de los ojos y perdió la vista. Nada más de pensarlo… se me ponen los pelos de punta. Y aun así, lo mantienen en cautiverio.

He dejado para finalizar mi artículo, la situación de todos los presos políticos; sin exclusiones. Y no es el hecho de ir a prisión, no es secreto, que la mayoría de los hombres que han luchado por una causa que creen justa, han tenido que pasar por la cárcel. Pero ¿Cómo se puede dormir tranquilamente, sabiendo que tienes personas encarceladas por ejercer el derecho de pensar, escribir, y actuar con libertad? La libertad que Dios nos dio al nacer.

Para mí la familia es todo. Y esta forzosa separación inmerecida, y nada deseada, es muy triste, pero también, demasiado dolorosa para mis seres queridos. Ellos sufren más que yo, de eso estoy convencido. No existe mayor tristeza, que la pena de estar ausente de lo que más se quiere.

Tengo Fe y esperanza de ver un nuevo amanecer, sin tinieblas. Y sé que volveré a disfrutar del mayor placer que me ha dado la vida, besar la mejilla de mi hijo cada mañana, y ayudarlo a prepararse para la escuela. Asimismo, proteger y compartir los trabajos de la casa con mi esposa. Eso no tiene precio, y los humanos lo sabemos bien.

Confiemos en el señor. Nada está perdido. El gran día llegará, claro, la huella de la herida, jamás se cicatrizará. Algo sí es muy cierto, siempre hay un día mejor, y en ese gran día, prefiero, que todos los que hoy, estamos recluidos, confiemos en nuestro gran Dios. Para él, nada es imposible.

Pablo Pacheco Ávila, Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes, encarcelado en la prisión provincial de Morón; perteneciente al Grupo de los 75. Condenado a 20 años de prisión. Dado el día 16 de enero de 200.

Niegan medicamentos a reo de conciencia

SANTA CLARA, Cuba - 25 de septiembre ( Niurvys Díaz Remond, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El reo de conciencia Pablo Pacheco Ávila denunció vía telefónica que hace más de quince días no recibe medicamento alguna para la migraña que padece.

Según Pacheco Ávila, recluido en la prisión provincial de Morón, a principios del presente mes planteó al Jefe de control penal que el Amicodec que debía tomar para su tratamiento de migraña no se lo suministraban.

El oficial hizo caso omiso de la petición, por lo que el recluso, al cabo de los cinco días de su planteamiento, optó por renunciar a otros fármacos como el Captopril, la Cimetidina y el Ibuprofen, recetados para otros padecimientos que también sufre.

"Hace unos días tenía mareos y un poco de dolor de cabeza, debido a la falta de las medicinas. El jefe de control trató de cubrir su negligencia mintiendo. Otro oficial de la prisión, el mayor Williams, me aseguró que mi caso se resolvería", expresó Pacheco.

Pablo Pacheco Ávila tiene 35 años y es director de la Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes (CAPI). Fue condenado en abril de 2003 a 20 años de privación de libertad.

Periodista independiente encarcelado padece enfermedades crónicas

SANTA CLARA, Cuba - 26 de abril (Jannice Broche, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Pablo Pacheco Ávila presenta padecimientos crónicos de salud, informó su esposa desde la provincia Ciego de Ávila.

Oleydys García Echemendía dijo que Pacheco se encuentra afectado de hipertensión arterial, gastritis aguda, cefalea migrañosa, sinovitis en las dos rodillas y trastornos renales.

El periodista independiente fue detenido el 19 de marzo de 2003, juzgado y condenado a veinte años de prisión, que extingue en el penal municipal de Morón.

Pacheco Ávila es vecino de Pasaje D #205, entre 4ta y 5ta, reparto 9 de abril, Ciego de Ávila. Es miembro de la Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes (CAPI).

Agradece solidaridad el prisionero de conciencia Pablo Pacheco

LA HABANA, Cuba - 14 de abril (Reinaldo Cosano Alén, Lux Info Press / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Pablo Pacheco Ávila, de 33 años, residente en Ciego de Ávila, nos ha enviado, para dar a la publicidad, las siguientes palabras de agradecimiento:

"Morón, 9 de abril

"Mucha alegría y fuerza espiritual me proporcionaron las bellas postales y cartas. Créanme que nada reconforta más en estas tristes tinieblas que recibir una muestra de solidaridad de diversos lugares del mundo.

"Me encuentro en este lugar (prisión de Morón, Ciego de Ávila) cumpliendo con mi deber, aportando desde aquí un granito de arena para la restauración de una verdadera democracia representativa en Cuba.

"Las autoridades de la Isla me enviaron a prisión por ejercer el periodismo libre, de lo que estoy muy orgulloso, pues nada es más importante para un hombre verdadero que ser parte de la historia de su patria, y estoy convencido que el grupo de prisioneros de los 75 y demás presos políticos y de conciencia somos historia.

"Quizás algunos de ustedes conozcan nuestra situación por haberla vivido en sus países. También sé que no son pocos los hombres y mujeres que han sufrido cautiverio por sus ideas, incluso en condiciones peores, y esto me motiva a seguir adelante.

"Vivo en la convicción de que la nueva sociedad civil en gestación representa la luz que brillará muy pronto en la mayor de las Antillas.

"No puedo finalizar esta misiva sin pedirles me perdonen por no responder a cada uno de forma individual y privada, pero ustedes conocen que las circunstancias no me lo permiten. Aquí la censura es muy férrea y efectiva.

"A Dios agradezco guiarme por un camino correcto. A María del Carmen Pargas, René Regueiros Burgos, Carlos Fernández, José Tuero y todas las personas de buena voluntad que se han hecho eco de nuestra causa. ¡Gracias por tantas muestras de hermandad y cariño!

"Pablo Pacheco Ávila

"(La prensa y el gobierno son adversarios naturales que realizan funciones diferentes y cada uno debe respetar el papel del otro. Pablo.)"

Pablo Pacheco Ávila fue juzgado en la Causa No. 1 en el Tribunal Provincial de Ciego de Ávila, acusado por el delito de infracciones penales, capítulo 11 de la Ley 88 de protección de la independencia y la economía de Cuba, y condenado a 20 años de privación de libertad.

Su domicilio se encuentra en Pasaje D #205-A entre Cuarta y Quinta, reparto 9 de Abril, provincia Ciego de Ávila. La esposa de Pacheco, Oleibis Echevarría, preside el Colegio Médico Independiente de Ciego de Ávila.

En mal estado de salud periodista encarcelado

SANTA CLARA, 22 de febrero (Belkis Rodríguez, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Pablo Pacheco Avila continúa en mal estado de salud en la cárcel municipal de Morón, provincia Ciego de Avila.

Debido a sus afecciones ortopédicas, Pacheco fue conducido el pasado miércoles al Hospital Provincial de Ciego de Avila, donde fue atendido por el ortopédico Raunel, quien le detectó sinotivis crónica en ambas rodillas y una atrofia en el cuádrice samoral.

Cuando el prisionero se realizaba el chequeo médico, un corto circuito deterioró el equipo de Rayos X, lo que impidió continuar el examen indicado, por lo que fue regresado a la cárcel sin conocer el dictamen final del galeno.

Pablo Pacheco Avila, de 33 años de edad, sufre además de gastritis crónica, cefalea migrañosa e hipertensión arterial. Es miembro de la Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes, y reside en Pasaje D 205 entre 4ta. y 5ta., Reparto 9 de Abril, Ciego de Avila, y fue sancionado a 20 años de prisión durante la ola represiva de 2003.

Carta de Pablo Pacheco Ávila

Carta enviada desde prisión por Pablo Pacheco Ávila, integrante del conocido grupo de los 75, condenado a 20 años, a la organización Plantados Hasta la Libertad y la Democracia en Cuba.

Miami, 14 de Enero de 2005
www.adcuba.org

Estimados Hermanos: Diciembre 23, 2004

Con mucha alegría y optimismo de que un futuro mejor puede ser posible, recibí la carta que me enviaron en octubre, de mí solo les puedo decir que estoy firme como siempre, para qué contarles lo que ustedes sufrieron en carne propia por muchos años y con especial significado que en aquella época “nadie escuchaba”, a decir verdad, ¿Qué sería de nosotros los presos políticos y de conciencia si no contáramos con ese maravilloso exilio que es parte indisoluble del pueblo cubano? No puedo y no debo dejar de agradecer a la U.E, EE.UU., otros países democráticos e instituciones y organizaciones que día a día levantan sus voces en pro de nuestra libertad, en este agradecimiento incluyo a todas las figuras políticas que nos han apoyado incondicionalmente y no cito nombres pues temo ser injusto al dejar de nombrar algunos, eso si, hago especial énfasis en los que sufrieron durante muchos años de sistemas totalitarios como el que hoy mantiene en las tinieblas a nuestra sufrida patria.

Ustedes y nosotros debemos tener presentes que representamos la luz que pronto brillará en la isla, una Cuba sin exclusiones donde todos, sin excepción, tengamos derechos a los derechos, por esto luchamos y por ello moriremos si es necesario. Hermanos, pronto el grupo de los 75 cumpliremos dos años de cautiverio y aunque parezca extraño me alegro, por varias razones, la fundamental es que desde nuestro arresto el régimen castrista aceleró su propia tumba, recuerden que mientras más tiempo nos tengan en prisión, más se debilitan. “La humanidad no se redime sino por determinada cantidad de sufrimiento, y cuando unos la esquivan, es preciso que otros la acumulen, para que así se salven todos”. José Martí.

En la misiva que me envían nos tocan un tema que nos ataña y nos duele a todos y es de aquellos que no piensan en el ser humano, sólo les importan intereses mezquinos y creen que podrán disfrutar de una Cuba democrática, lo que se le negado al pueblo durante más de cuatro décadas, a ustedes les digo que ellos se equivocan y para impedir que estas rapiñas logren su objetivo estamos todos nosotros.

Compatriotas, desde esta prisión les deseo una feliz navidad y que el 2005 sea decisivo en nuestras aspiraciones de libertad, espero que noten que siempre que hablo sobre Cuba uso la definición de nosotros y lo hago porque creo que de todo corazón que el pueblo cubano y el exilio son la misma semilla, cuídense mucho que mucha es la falta que le hacen a la patria y sigan adelante que estos no son tiempos de detenerse pues “la patria nos contempla orgullosa”.

Reciban mis hermanos de Plantados el más afectuoso saludo de un humilde servidor, siempre de ustedes.

Pablo Pacheco Ávila

“Sí por decir la verdad me atraigo el odio, he aquí un nuevo estimulo para continuar diciéndola”
Félix Varela

La información fue dada a Acción Democrática Cubana por Plantados Hasta la Libertad y la Democracia en Cuba

Médico de Morón maltrata a reo de conciencia

SANTA CLARA, 11 de enero (Guillermo Fariñas Hernández, Cubanacán Press / www.cuabanet.org) - El martes 4 de enero el prisionero de conciencia Pablo Pacheco Ávila fue maltratado por un médico en el hospital de Morón, norteña localidad de la provincia Ciego de Ávila.

Pacheco Ávila informó a Cubanacán Press, vía telefónica, que sufrió una luxación en la rótula de la pierna derecha el pasado mes, pero el especialista en ortopedia, Dr. Peralta, ni siquiera le dirigió la palabra en la consulta, enviándolo de regreso al centro penitenciario para que allí fuera examinado por otro galeno.

El reo también acotó que el traslado desde la prisión municipal de Morón hasta el centro sanitario se efectuó a pie, sin tener en cuenta la lesión ortopédica, agravada por una sinovitis en el propio miembro inferior.

El periodista independiente de la Agencia Patria fue condenado a 20 años de privación de libertad durante la Primavera Negra de Cuba de 2003, acusado de actos contra la independencia y la soberanía nacional.

Pesadilla

Por Oleidys García Echemendia
Ciego de Avila / 24 de noviembre de 2004
www.adcuba.org

Pablo Pacheco Ávila, de 34 años de edad, encerrado en las mazmorras, condenado a 20 años de privación de libertad desde la primavera del 2003, pertenece al grupo de 75 presos políticos encerrados en las cárceles cubanas:

Este joven ejercía como corresponsal de la Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes en el momento de su detención. Durante 42 días estuvo en el departamento técnico de investigaciones de Ciego de Ávila, hasta que fue trasladado hacia la Provincia de Matanzas para la prisión de Agüica, a más de 300 kilómetros de su hogar, privándolo de ver a sus seres queridos (solamente los podía ver dos horas cada tres meses).

Allí se encontraba en celdas de aislamiento. Además de tener como antecedentes padecer de cefalea migrañosa y gastritis aguda, se le ha agregado hipertensión arterial incontrolada, por la ausencia de medicamentos en el penal,

Durante 16 meses fue objeto de requisas constantes, sobre todo en los días de la ansiada visita, donde le pesaban los medicamentos y módulos personales, autorizando solamente 30 libras de peso. Esto disgustaba profundamente a la familia, creando un ambiente de incertidumbre para nuestro pequeño hijo de sólo 6 años de edad, quien le preguntaba a su papá, con la ingenuidad característica de la niñez: ¿cuando terminaras de hacer este trabajo papá?, ¿Cuándo vuelves para la casa?

Fueron muchos días de ayuno, protestas, insomnios, ansiedad y depresión, privándolo de tomar el sol y de todo derecho que tiene todo individuo a la vida, la libertad y la seguridad de su persona. Todos estos sentimientos generan una inmunodepresión y por tanto se agudizan sus enfermedades.

El 16 de Agosto fue trasladado a la prisión provincial de Morón, en Ciego de Ávila. Lo ubicaron en un destacamento con 10 prisioneros de avanzada edad. En un chequeo médico realizado el 2 de Noviembre del presente año, afloró una anemia de 100 gramos por litro, todavía al momento de redactar este comentario no cuenta con el suplemento médico para esa enfermedad, pues el galeno del penal le argumenta que primero debe realizar un estudio de esta anemia.

En el argot popular hay una frase que dice: “Lo que se sabe no se pregunta, ni se investiga”. Todos sabemos el déficit alimentario de la población cubana y más aún de nuestros hermanos que injustamente sufren prisión.

Siendo una persona joven y con otras enfermedades crónicas asociadas se teme por una complicación en cualquier momento, intercediendo en su proceso salud-enfermedad.

A veces nuestro hijo se sienta en la escalera del exterior de la casa y mira al cielo, luego me dice: "Estoy pidiendo a Dios que traiga a mi papá pronto, para que juegue a la pelota conmigo”.

Mientras las lágrimas corren por mis mejillas siento que no solo mi pequeño Yimi está privado de estar junto a su padre, sino que muchas otras familias han pasado por momentos desagradables. Yo sólo pido no perder las fuerzas y el valor para esperar al triunfo de la razón y termine esta pesadilla, pues como dijera Goethe: “Lo importante no es donde se está sino la dirección en que se camina”.


Oleidys García Echemendía
Presidenta del Colegio Medico de Ciego de Ávila y esposa del preso político y de conciencia Pablo Pacheco Ávila.

Periodista preso en delicado estado de salud
Por María Elena Rodríguez/ HavanaPress

La Habana - (www.nuevaprensa.com) 19 de noviembre de 2004 - Pablo Pacheco Ávila, periodista condenado a 20 años de cárcel durante la ola represiva de marzo del 2003, presenta problemas de salud considerados de alto riesgo.

Según expresa la Dra. Oleidys Gracia, esposa del prisionero de conciencia, éste sufre de hipertensión arterial desencadenada en prisión, con un descontrol demostrado por las cifras de 100 de mínima, además de inflamación y calambres en los pies y una anemia de 10 g/l., todo lo cual, dada su juventud, puede provocarle una insuficiencia cardiaca.

Agrega la fuente que en su opinión las cifras bajas de hemoglobina están dadas por la alimentación deficitaria existente en la prisión, sumándose que la que le es proporcionada, muchas veces no la puede consumir debido a su hipertensión.

En llamada telefónica a su esposa el periodista le comunicó que las autoridades del penal le informaron que este 15 de noviembre se le realizaría un estudio buscando la causa de la anemia.

Pacheco Ávila, de 34 años, fue un destacado atleta en la provincia de Ciego de Ávila que por razones ideológicas fue separado de sus actividades deportivas. Posteriormente se integró al movimiento de prensa independiente con la Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes (CAPI) una agencia de prensa del Proyecto Nueva Prensa Cubana. Comenzó a cumplir su condena en la prisión de Agüica en Matanzas y actualmente está confinado en la cárcel municipal de Morón, provincia de Ciego de Ávila.


Delicado Estado de Salud de Periodista Preso
Jesús Álvarez Castillo / CubaPress

Morón (www.nuevaprensa.com) 16 de noviembre - El preso de conciencia Pablo Pacheco Ávila, quien extingue una pena de 20 años de prisión en la Prisión Municipal de Morón, en Ciego de Ávila, no solo está padeciendo de migraña, gastritis aguda e hipertensión arterial, sino que presenta además un cuadro anémico, aseguró su esposa la Doctora en Medicina Oleidis García Echemendía.

Tras los exámenes que le practicaron en el hospital provincial avileño, su esposa teme que la situación se agrave con una insuficiencia cardiaca. Si bien el periodista independiente es un hombre joven y fuerte, su esposa opina que rebasar esos padecimientos es algo complejo, mas aun encontrándose el en cautiverio.

Pacheco Ávila, de 34 años de edad y residente en Pasaje D, No. 205 A, entre 4ta y 5ta, Reparto 9 de Abril, Ciego de Ávila, al momento de ser arrestado, en la primavera del 2003, se desempeñaba como corresponsal de la Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes.

Sin medicamentos Pablo Pacheco Ávila

SANTA CLARA, 2 de noviembre (Cubanacán Press / www.cubanet.org) - Desde la prisión de Morón en Ciego de Ávila el prisionero de conciencia Pablo Pacheco Ávila denunció este 30 de octubre que no le están proporcionando los medicamentos necesarios para combatir la hipertensión arterial, y lo amenazaron a que no le permitirían más llamadas telefónicas porque estaba llamando a disidentes.

El pasado miércoles las autoridades del penal no le dieron el Amicoded para la cefalea migrañosa, ni el Cartopril para sus afecciones cardíacas. Estos medicamentos nunca se los han entregado en la prisión, y su familia ha tenido que garantizárselos.

Una conversación telefónica con Cubanacán Press del reo político fue interrumpida bruscamente, pero antes el también reportero independiente se despidió de los colegas de la agencia porque fue amenazado con que no le permitirían más el uso del teléfono si seguía llamando a disidentes.

En la conversación, Pacheco Ávila dijo que las visitas familiares le son permitidas cada dos meses y las conyugales cada tres, lo que viola la reglamentación penitenciaria para un preso primario.

Denunció también Pacheco Avila que los presos comunes Leonardo Reyes Torres y Vladimir Morales Galván fueron golpeados el 29 en la mañana por los oficiales Alfredo Campos y José Antonio Molina. Después fueron llevados a las celdas de castigo donde se autoagredieron cortándose las venas.

Pablo Pacheco Ávila, de 34 años de edad, fue considerado por Amnistía Internacional prisionero de conciencia y desde el 17 de agosto se encuentra en la prisión de Morón de su provincia natal, procedente de Agüica en Matanzas. Fue condenado a 20 años de cárcel en la llamada Primavera Negra de Cuba por ejercer el periodismo independiente como miembro de la Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes.

Prohíben a periodista preso comunicarse con su mamá en EU
Por Abel Escobar/ CubaPress

Ciego de Ávila (www.nuevaprensa.org) 22 de julio- Pablo Pacheco Ávila, periodista independiente sancionado a 20 años de privación de libertad en el correccional de Agüica, en Matanzas, denuncia la negativa de las autoridades carcelarias de mantener comunicación con su mamá, residente en los Estados Unidos, según informó a esta agencia Juan Carlos González Leiva, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos.

Las autoridades del penal alegan que este supuesto beneficio solamente es otorgado a los que residiendo en aquel país se encuentran encarcelados en la isla.

En otro orden de cosas, la denuncia incluye el hecho de que a Pablo Pacheco Ávila no se le ha aplicado el cambio de medida que le tocaba al cumplirse el año de prisión y en cambio lo mantienen en régimen de mayor severidad, aunque encontrándose en el destacamento 11 de reos comunes.

©Nueva Prensa Cubana / Reportó desde Ciego de Ávila Abel Escobar/ Cubapress.


Carta dirigida a una activista por los derechos humanos en Miami escrita por PABLO PACHECO ÁVILA, de la Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes en Ciego de Ávila, sentenciado a 20 años de prisión en abril, 2002. La prisión de Agüica se encuentra en Colon Matanzas, a 98 kilómetros al este de La Habana.

Prisión de Agüica, Cuba.

Noviembre 11, 2003.

Hoy recibí carta de Maritza y me cuenta las cosas que hace ese exilio único. Ruego a Dios que estés bien junto a toda tu familia y los queridos compatriotas. Yo estoy bien y firme como el acero, al igual que los que en esta prisión nos encontramos.

Esta ultima etapa de la historia de nuestra Patria nos devuelve al circo romano y sus leones. Hoy, las autoridades viven con el disimulo ante la injusticia, la vergonzosa auto censura del pensamiento. Otros cubanos admiten las infantiles justificaciones de no actuar ante la infamia porque, según ellos, todo va a continuar igual. Hay otros que se silencian miserablemente cuando debían de gritar. Pero debo admitir algo que dijo el Apóstol: "Cuando hay hombres sin decoro, siempre hay otros hombres que llevan en si el decoro de muchos hombres", y esos son los que se rebelan con fuerza contra los que oprimen a su pueblo.

Los enemigos de la libertad pueden tener la fuerza mas no la razón, leyes, pero no la justicia, los medios de información, pero no la verdad. Pueden manipular el pensamiento de los hombres pero no sus conciencias, la prisión para el cuerpo, pero no para el espíritu.

Agradezco tanto a todas aquellas personas dentro como fuera de Cuba que llaman a mi esposa para saber de mí, de ella y de mi pequeño hijo, incapaz aun para comprender esta forzosa separación. Eso siempre lo tengo presente porque me digo a mi mismo: "mi familia esta sola pero no desamparada" y eso es un gran aliciente.

No se si alguna vez te conté de mi preocupación por los presos políticos. Sabía que un día podía ir a la cárcel, que no es el lugar idóneo. Pero no olvides que la mayoría de las personas a través de la historia que han luchado por una causa que creen justa, casi siempre, han ido a prisión. Siempre te quiere, aprecia y respeta un compatriota tuyo,

Pablito

Dado el 28 de noviembre vía telefónica desde Cuba. Grabado y transcrito por La Coalición de Mujeres Cubano-Americanas, Miami, USA Dirección electrónica - Joseito76@aol.com


Carta al Ministro de Relaciones Exteriores de Francia Dominique de Villepin

Claude Gausguen
Ex Ministro
Diputado de Paris
Vicepresidente del Grupo UMP

Paris 6 de noviembre de 2003

Señor Ministro,

Deseo llamar su atencion sobre la situacion de numerosos prisioneros politicos cubanos y en particular la del señor Pablo Pacheco Avila que tengo el honor de apadrinar en el marco de la campaña de apadrinamientos lanzada en junio ultimo por el Colectivo Solidaridad Cuba Libre.

El señor Pacheco Ávila, casado y padre de un niño de 4 años, es periodista independiente de la Agencia de prensa CAPI (Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes), en Ciego de Ávila, desde 1998. En marzo último fue condenado a 20 años de prisión por delito de opinión y encarcelado en el Centro penitenciario provincial de Agüica. No solamente ha sido encarcelado a más de 350 kilómetros de su residencia familiar, sino que debe para colmos sobrevivir bajo condiciones de encarcelamiento terribles.

El señor Pacheco Ávila es una de las 78 personas detenidas por el gobierno castrista entre el 18 y 20 de marzo últimos y encarceladas tras un juicio sumario desarrollado bajo condiciones espantosas por haber intentado obtener la instauración de la democracia en su país.

Por esta razón solicito de Ud. que haga todo lo posible para el señor Pacheco Ávila, así como los otros encarcelados, sean puestos en libertad y para que el derecho de expresión sea instaurado en Cuba.

Esperando mejor futuro, le ruego crea, señor Ministro, en mis mejores intenciones

(firma)

 

Prisioneros Políticos en Agüica
Por Isabel Rey/ HavanaPress

La Habana (NPC), agosto 29- Desde la prisión de Agüica en Colón, provincia de Matanzas, el comunicador Pablo Pacheco Ávila de la Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes (CAPI) en Ciego de Ávila, afirmó que "estos no son tiempos de aflojar, ya que la Patria nos contempla orgullosa".

En una carta fechada el 5 de agosto, el joven aseguró que los allí recluidos se encuentran bien, con excepción de Roberto de Miranda que enfrenta un delicado estado de salud.

Más adelante refiere que "quien no acabe de entender que el movimiento opositor representa la luz que Cuba necesita para volver a brillar, es un necio".

Pablo Pacheco Ávila fue sancionado a 20 años de cárcel en la oleada represiva del mes de marzo último.

Nueva Prensa Cubana (www.nuevaprensa.org)/ Reportó desde La Habana, Isabel Rey/ Cuba Press.