Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


 

Síntesis biográfica de Nelson Aguiar Ramírez

Nació el día 12 de agosto de 1945. Edad: 64 años. Está casado con la Sra. Dolia Leal Francisco.
Es el presidente del Partido Ortodoxo de Cuba y miembro de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil en Cuba. Es electricista de profesión y por muchos años ha mantenido una actitud crítica al gobierno comunista. Condenado a 13 años que está cumpliendo en la prisión Combinado de Guantánamo, en la zona más al oriente de Cuba. Su familia reside en Calle 28 #157 Apto. 15, e/ 17 y 19, Vedado Plaza, Ciudad de La Habana

ARTICULOS:

Liberan a Nelson Aguiar Ramírez
Carta Abierta de Dama de Blanco al Papa
Carta Abierta de Dolia Leal (Dama de Blanco)
Llamado urgente por la vida de Nelson Aguiar Ramírez
¿Cómo es posible?
Esposa pide por la vida de Nelson Aguiar Ramírez
Sin asistencia médica Nelson Aguiar en el Combinado del Este
Autoridades declinan atender a Dama de Blanco
Carta abierta a Fidel Castro sobre Nelson Aguiar
Carta Abierta a Consejos de Estado
Trasladan reo de hospital militar al Combinado del Este
Dama de Blanco denuncia amenaza de la seguridad
Autoridades desestiman atender a Dama de Blanco
Carta Abierta al mandatario cubano
Se agrava reo de los 75 en hospital militar capitalino
Cambia de nombre Partido Ortodoxo

Acto de repudio contra Dama de Blanco
Carta de esposa de preso político hospitalizado
Preocupada Dama de Blanco por la salud de su esposo, Nelson Aguiar
Prisioneros de conciencia en espera de excarcelación por mala salud
Versos para una Dama de Blanco

Dama de Blanco denuncia en carta a Castro una reciente golpiza a su esposo encarcelado

Golpean a preso de conciencia por pedir asistencia médica
Niegan a reo de conciencia los auxilios de un ortpédico
Un disidente cubano preso, en huelga de hambre para pedir que lo trasladen de cárcel
Dolia a mil kilómetros de Nelson
Jerarquía militar reprime a una dama de blanco
Niegan asistencia médica a reo de conciencia
Amenazan a un reo de conciencia con suspenderle las visitas
Intentan detener a una de las damas de blanco
Castigan a prisionero de conciencia que enfrenta graves problemas de salud

Presenta reo de conciencia graves problemas de salud

Prisionero de conciencia se opone a nuevas medidas carcelarias
Incumplen promesa a preso político
Mantienen en pésimas condiciones a prisionero de conciencia
Prisionero de conciencia comparte celda con dos delincuentes

Prisionero de conciencia en malas condiciones de salud

 

Liberan a Nelson Aguiar Ramírez

20 de octubre de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – Este martes 20 de octubre, entre las 7 y las 8 a.m. fue excarcelado el Prisionero de Conciencia Nelson Aguiar Ramírez.

Es visible que se pretende asociar ésta y otras eventuales excarcelaciones con la visita del canciller español, Sr. Moratinos, a la República de Cuba. Más de lo mismo: el gobierno continúa "regalando presos políticos" a cuentagotas: quedan otros 200 en su enorme gulag.

Elizardo Sánchez
Comisión Cubana de Derechos Humanos

 

Carta Abierta de Dama de Blanco al Papa

14 de julio de 2008 - PayoLibre


La Habana, 3 de julio de 2008

A: Su Santidad, el Papa Benedicto XVI
Presidentes y Jefes de Gobiernos Democráticos
Secretario General de las Naciones Unidas
Organizaciones e Instituciones de Derechos Humanos
Cruz Roja Internacional
Opinión Pública Nacional e Internacional

Yo, Dolia Leal Francisco, co-fundadora de las Damas de Blanco, esposa de Nelson Aguiar Ramírez, de 63 años de edad, preso de conciencia del Grupo de los 75 desde marzo de 2003, hago un llamado urgente para salvar la vida de mi esposo, que corre grave peligro.

Ayer visité a Nelson, y me informó que desde el día primero del presente lo habían sacado inesperadamente del pequeño Hospital de la prisión Combinado del Este, en la ciudad de La Habana, para un destacamento en el que hay 184 presos comunes. En el destacamento lo encerraron en una celda pequeña y muy húmeda, con grandes filtraciones en las paredes, al extremo de que el piso permanece inundado de agua. Como podrán imaginarse, esto exacerba el asma de mi esposo.

Dicha celda es una especie de cajón cerrado, sin más ventilación que la poca que entra por la puerta (reja). Carece de taza sanitaria; sólo hay un hueco en el piso (turco), en el que Nelson tiene que hacer sus necesidades fisiológicas, y como no puede agacharse en el piso, tiene que hacerlo en un cajón de madera. En unas palabras: las condiciones son horrible. A Nelson Aguiar Ramírez lo han enterrado vivo; todo indica que quieren eliminarlo.

Mi citado esposo llevaba más de tres años ingresado en el hospital por la gravísima situación de salud que presenta: ha sido operado dos veces de una hernia epigástrica, y desgraciadamente ha salido muy mal de esas intervenciones quirúrgicas, ya que, por tener muy debilitados los tejidos, no se le pudo cerrar una porción interna, la que sólo está protegida por una pequeña malla; según los cirujanos carcelarios, sus tejidos están tan deteriorados que no admite una tercera operación. Como consecuencia, Nelson está invalidado de por vida para levantar pesos, doblar el torso, agacharse, etc.

Nelson se pasó toda la visita (dos horas) con congestión en el pecho y con dificultad para respirar; tosía fuertemente y usaba todo el tiempo el atomizador para el asma. Al toser, se apretaba la región del abdomen en la que tiene el hueco interno, pues teme que vuelvan a salírsele las vísceras, como ocurrió una vez. Pese a tomar esa precaución, tiene constante dolor en la zona del mencionado hueco.

Además de esta gravísima situación de salud, en su historia clínica se encuentran reflejadas —entre otras— las patologías siguientes:

• Artrosis degenerativa avanzada
• Hernia discal L3-L4 y L4-L5
• Hipertensión arterial crónica
• Insuficiencia venosa profunda
• Hiperplasia prostática Grado I con calcificación
• Esteatosis hepática.

Debido a la artrosis pierde frecuentemente la estabilidad, sufre vértigos; producto de ello se fracturó el brazo izquierdo y se dislocó el hombro. Padece fortísimos dolores por las hernias discales y en ocasiones queda incapacitado para moverse, por lo que teme quedar paralítico. (Esto es a causa de los 18 meses que pasó aislado en celdas de castigo muy pequeñas y húmedas sin apenas poder caminar ni tomar el sol.).

No entiendo por qué tanto horror, tanto castigo, tanto ensañamiento con Nelson, que es un hombre indefenso y tan enfermo; tal parece que se trata de una represalia por mi actitud contestataria, ya que el 21 de abril pasado participé en el acto de protesta escenificado por diez Damas de Blanco en la Plaza de la Revolución para pedir la liberación de todos los presos políticos.

Debo decir que, tras la segunda operación, la Comisión Médica determinó que Nelson no estaba apto para el régimen penitenciario. La policía política, que controla el caso de mi esposo, ha hecho caso omiso de ese dictamen y ha secuestrado su historia clínica. Mantener a Nelson Aguiar Ramírez en prisión es matarlo lentamente, un poco cada día; en prisión ya no hay salvación para él.

Es por todo esto que les pido a ustedes que me ayuden a salvar la vida de mi esposo, pidiéndole al gobierno cubano que le otorgue a Nelson la licencia extrapenal.

Respetuosamente,


Dolia Leal Francisco

Dama de Blanco
Premio Sajarov 2005 del Parlamento Europeo


Calle 28 N? 157, Apto. 15, entre 17 y 19,
Vedado, municipio de Plaza, Ciudad Habana, Cuba

Carta Abierta de Dolia Leal (Dama de Blanco)
7 de noviembre de 2007 – PayoLibre

La Habana, 29 de Octubre de 2007

A: Su Santidad el Papa Benedicto XVI
Presidentes y Jefes de Gobiernos Democráticos
Secretario General de las Naciones Unidas
Organizaciones e Instituciones de Derechos Humanos
Cruz Roja Internacional
Opinión Pública Nacional e Internacional


Soy Dolia Leal Francisco, co-fundadora de las Damas de Blanco, esposa de Nelsón Aguiar Ramírez de 62 años de edad, preso de conciencia del Grupo de los 75 encarcelados desde la primavera del año 2003. Por este medio estoy haciendo un llamado para salvar la vida de mi esposo que se encuentra en grave peligro.

En el mes de diciembre del año 2004, Nelsón fue operado de una hernia epigástrica, la que desgraciadamente se reprodujo a los cinco días. En julio del año 2005 fue intervenido por segunda vez pero debido a la debilidad de sus tejidos envejecidos y al daño causado durante los siete meses de espera, la operación no tuvo éxito y no se puede cerrar una porción interna, la que ahora sólo está protegida por una pequeña malla. Nelsón está invalidado de por vida para levantar pesos y doblar el torso hacia delante, agacharse al piso ect.

Además de esta gravisima situación de salud, en su historia clinica se encuentran reflejadas, entre otras, las patologías siguientes:

 

• Artrosis Degenerativa Avanzada
• Hernia Discal L3, L4 y L4, L5
• Hipertensión Arterial Crónica
• Insuficiencia Venosa Profunda
• Hiperplasia Prostática Grado 1 y Calsificación
• Esteatosis Hepática

Debido a la artrosis pierde frecuentemente la estabilidad, sufre vertigos y producto de ello se fracturó el brazo izquierdo y se dislocó el hombro. Padece fortisimos dolores por las dos hernias discales quedando incapacitado para moverse a veces, por lo que teme quedar paralitico, todo esto motivado por los 18 meses que pasó aislado en celdas de castigo muy pequeñas y humedas, sin apenas poder caminar ni coger sol.

A pesar de estos graves problemas de salud, el 4 de mayo del año 2006, lo sacaron inesperadamente del Hospital Militar Carlos J. Finlay (donde permaneció 11 meses ingresado) para la prisión del Combinado del Este en Ciudad de La Habana, donde estuvo por más de 50 días en una galera con más de 160 presos comunes sin ninguna condición para su crítico estado de salud, esto lo agravó aún más. Ante esta situación lo retornaron al pequeño Hospitalito del Combinado del Este y aún permanece ingresado allí, pero en ese lugar no existen las condiciones para atender su crítico estado de salud, resultando que se le ha vuelto a reproducir la hernia epigástrica presentando un abultamiento en la parte superior del estómago. El cirujano que lo operó me dijo que ya Nelsón no admitia una tercera intervención quirúrgica.

Tras la segunda operación, la Comisión Medica determinó que Nelsón no estaba apto para el régimen penitenciario. La policía política que controla el caso de Nelsón ha hecho caso omiso de ese dictamen y ha secuestrado su Historia Clinica.

Mantener a Nelsón Aguiar Ramírez en prisión es matarlo lentamente, un poco cada día, ya no hay salvación para él.

Es por todo esto que acudo a ustedes para que me ayuden a salvar la vida de mi esposo, pidiéndole al Gobierno Cubano que otorgue a Nelsón la licencia extrapenal que comtempla el artículo 31-3-B del código penal vigente (esto lo pedí por escrito al Ministro del Interior, Abelardo Colomé Ibarra, el pasado día 9 de febrero del año 2007, de lo que no he recibido ninguna respuesta).

Esperando de ustedes la máxima atención a esta solicitud humanitaria, quedo respetuosamente,


Dolia Leal
Dama de Blanco
Premio Sajarov año 2005 del Parlamento Europeo.

Mi dirección es: Calle 28 No 157 apto 15 entre 17 y 19 Vedado, Municipio Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, Cuba.


Transcrito por Carlos Oyarce, defensor de los derechos humanos.
www.opositorcubano.blogspot.com


Llamado urgente por la vida de Nelson Aguiar Ramírez

Convergencia Liberal Cubana

5 de noviembre de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – La Convergencia Liberal Cubana (CLC) hace un llamado urgente a la opinión pública nacional e internacional, a organizaciones e instituciones de Derechos Humanos, así como a Presidentes y Jefes de gobiernos democráticos, para salvar la vida de Nelson Aguiar Ramírez, de 62 años de edad, preso de conciencia del grupo de los 75 encarcelado desde la primavera del año 2003.

La CLC ha conocido a través de Dolia Leal Francisco, co-fundadora de las Damas de Blanco, de la crítica situación de salud por la que atraviesa su esposo Aguiar Ramírez, que a su vez es el presidente del Partido Liberal Ortodoxo y miembro de honor del Consejo para la Posición Común de la CLC, de la cual este partido es miembro pleno.

En el mes de diciembre del año 2004, Nelson Aguiar Ramírez fue operado de una hernia epigástrica, la que desgraciadamente se reprodujo a los cinco días de ser intervenido quirúrgicamente. En julio de 2005 fue intervenido por segunda vez, pero al parecer la debilidad de sus tejidos envejecidos, sumado al daño causado por los siete meses de espera, la operación tampoco tuvo éxito. Una porción interna de la herida no se le ha cerrado y sólo está protegida por una pequeña malla. Nelson está invalidado de por vida a levantar pesos, doblar el dorso hacia delante, hacer cuclillas, etc.

Se hace más crítica su situación de salud al padecer otras enfermedades como: Artrosis Degenerativa Avanzada, Hernia Discal L3, L4 y L4, L5, Hipertensión Arterial Crónica, Insuficiencia Venosa Profunda, Hiperplasia Prostática Grado l y Calcificación y Esteatósis Hepática.

Nelson Aguiar pierde frecuentemente la estabilidad debido a la Artrosis, lo que le produjo una caída a causa de los vértigos, provocándole la fractura del brazo izquierdo y el hombro dislocado. Actualmente soporta fortísimos dolores por las dos hernias discales quedando a veces incapacitado para realizar movimientos, se teme por una total parálisis. Lógicamente esas dolencias han ido en aumento a causa de los 18 meses que estuvo aislado en las muy pequeñas celdas de castigo sin apenas poder caminar ni recibir el sol.

Durante 11 meses estuvo recluido en el Hospital Militar Carlos J. Finlay, y a pesar de su grave estado de salud, el 4 de mayo de 2006, fue trasladado sorpresivamente para una galera junto a más de 160 presos comunes en la prisión Combinado del Este, donde no tuvo las más mínimas condiciones para mejorar su crítico estado de salud.

Ante esa situación, después de 50 días fue ingresado en el pequeño Hospital de dicha prisión donde aún permanece recluido y en el que no existen las condiciones para salvarle la vida, toda vez que la hernia epigástrica se le ha vuelto a reproducir y presenta un gran abultamiento en la parte superior del estómago.

Según el mismo cirujano que lo intervino, Nelson no admite una tercera intervención quirúrgica. Sin embargo, ya desde la segunda operación, la Comisión Médica de la prisión determinó que Nelson no estaba apto para soportar el régimen penitenciario, por lo que recomendó su liberación extrapenal.

La policía política y el gobierno no han hecho caso al dictamen médico y en estos momentos su historia clínica se encuentra desaparecida.

¿Qué pretenden las autoridades cubanas con mantener en prisión a un hombre cuyo estado de salud es tan grave que posiblemente ya no haya salvación para él?

¿Cuál es el peligro que representa para el gobierno Nelson Aguiar Ramírez, cuando en realidad no cometió delito alguno y sólo guarda prisión por motivos de conciencia?

¿Por qué le es negada la libertad extrapenal a un hombre a punto de morir y se les otorga a otros no tan graves?

Estas y otras preguntas no han tenido respuestas por parte de las autoridades para su esposa Dolia Leal Francisco y el resto de sus familiares, quienes en un acto desesperado se han dirigido a personalidades, instituciones religiosas, gobiernos democráticos y opinión pública nacional e internacional para que intercedan, ya no sólo por la libertad de Nelson Aguiar, sino para preservar su vida que es lo más importante.

Al parecer el gobierno cubano hace oídos sordos ante los reclamos y denuncias de Dolia, la abnegada esposa de Nelson Aguiar, y no le concede importancia alguna a que este prisionero de conciencia esté al borde de la muerte. Sin embargo reclama y organiza costosas campañas por la libertad de otros 5 cubanos que gozan de perfecta salud. Es por ello que la CLC se solidariza con Dolia Leal Francisco y ante tales reclamos hace este LLAMADO URGENTE al mundo para que aboguen por la vida y la libertad de este hombre inclaudicable en sus principios, ejemplo de sencillez y patriotismo.

La CLC responsabiliza al gobierno cubano por el deterioro de la salud y la extrema gravedad que presenta nuestro hermano Nelson Aguiar Ramírez con real peligro para su vida. De la misma manera responsabilizamos categóricamente a la élite en el poder de producirse un desenlace fatal. A su vez la CLC exige a las autoridades cubanas la excarcelación inmediata e incondicional de este hombre cuyo único delito ha sido querer que Cuba sea con todos y para el bien de todos, tal y como lo soñó nuestro Apóstol José Martí.


A nombre de la Convergencia Liberal Cubana firman algunos de los representantes de las cinco organizaciones miembros:

Partido Solidaridad Democrática (PSD)
Fernando Sánchez López
Antonio Torres Justo

Partido Liberal de Cuba (PLC)
Reinaldo Hernández Cardona
Héctor Sedeño Negrín

Partido Liberal Ortodoxo (PLO)
José Antonio Martínez Puig
Ángel R. González

Movimiento Liberal Cubano (MLC)
Pedro L. Ordóñez Rodríguez
José L. Pérez Hidalgo

Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares
Lázaro Prieto Álvarez
José P. Martínez Carrazana

_________________________________________________________________________
La manera de contactar con la CLC es la siguiente: Teléfonos y Faxes: 53 7 878 4010 y 53 7 866 8306.
Webs: www.liberalescubanos.org y www.psdcubano.com.
E-mails: liberalescubanos@concast.net

¿Cómo es posible?

Roberto Santana Rodríguez

28 de enero de 2007

La Habana – www.PayoLibre.comNelson Aguiar Ramírez, presidente del Partido Liberal Ortodoxo, se encuentra delicado de salud en el Hospital Nacional de Reclusos, adjunto a la prisión capitalina Combinado del Este. Su esposa, la señora Dolia Leal Francisco, continúa pidiendo al gobierno cubano que le conceda una licencia extrapenal por motivos de salud.

Nelson padece de artrosis degenerativa avanzada, hernia discal, hipertensión arterial, insuficiencia venosa, paredes finas de la vesícula, hiperplasia prostática grado I y calcificación, esteatósis hepática y hernia epigástrica, esta última enfermedad ha requerido de dos intervenciones quirúrgicas que no han tenido el éxito deseado, afecciones de salud que le hacen incompatible con el régimen penitenciario.

En mayo de 2006 fue trasladado del Hospital Militar Carlos J. Finlay de Marianao hacia la cárcel capitalina Combinado del Este. Antes, en noviembre de 2004, había sido ingresado en el mencionado Hospital Nacional de Reclusos (HNR) en el Combinado del Este, luego de ser trasladado de la prisión de Bayamo, en la oriental provincia de Granma.

En una carta dirigida por Nelson al general de División Alberto Fernández Gondin, vice ministro primero del Interior, sacada subrepticiamente de la prisión, el preso de conciencia reconoce la atención médica que recibió en los meses que permaneció ingresado en el hospital militar, en contraste con la que confrontó, sin la debida atención, hasta el martes 23 de enero pasado, cuando le trasladaron desde el destacamento de la prisión al HNR.

“En los estudios realizados se confirmaron padecimientos que he arrastrado a través de los años y otros adquiridos o acrecentados en el período del severo régimen penitenciario que se me impuso a sabiendas de los padecimientos que me aquejaban en aquel momento”, dice Nelson en la misiva.

Además en la carta el preso de conciencia denunció la campaña sistemática de intimidación, chantajes y amenazas a que está siendo sometida su esposa por parte de oficiales de la sección 21 de la dirección de contrainteligencia del MININT, quienes fueron categóricos al “advertirle” a Dolia que de no abandonar su participación en las actividades desarrolladas por las Damas de Blanco, pro libertad de los 75, su esposo pagaría las consecuencias.

“La represalia se manifestó rápidamente con mi traslado….”, dice Nelson y añade que en el traslado no fue incluido el resumen de la historia clínica ni el dictamen médico efectuado a él, en el que participaron los médicos que le atendieron en el Finlay.

Su respuesta ante la barbarie siempre ha sido la misma, “… como desde el inicio de este gobierno se le enseñó al pueblo que los principios no son negociables, mi esposa y yo no los negociamos”, asegura Nelson en la misiva al general Fernández Gondin.

Desde el 5 de diciembre de 2006 hasta el mencionado 23 de enero, Nelson se encontraba en un destacamento junto a otros 160 reos, algunos de alta peligrosidad, sin poder tomar el sol y sin la dieta especial que le indicó el cirujano que lo operó, denunció su esposa. Su delito: haberse atrevido a pensar, hablar y actuar de forma diferente al oficialismo comunista.

¿Cómo es posible que se mantenga encarcelado a un hombre que no puede, de por vida, levantar pesos de ningún tipo ni inclinarse hacia delante para abrochar sus zapatos o tomar un objeto, porque este gesto provocaría que sus vísceras se le salgan de lugar, ahora sostenidas apenas por una malla?

Lamentablemente es posible, esto está ocurriendo ahora mismo en Cuba. Cientos de hombres están encarcelados en la isla por motivos políticos en las peores condiciones de reclusión. Esta es una verdad que no por muchas veces repetida deja de asombrar y sobrecoger, en pleno siglo XXI, en contraste con el desarrollo y avance alcanzados en todos los campos por la civilización humana.

Nelson no es el único, otros cubanos, Normando González Hernández, José Luis García Paneque, Francisco Chaviano González, Omar Pernet Hernández, Librado Linares García, Guido Sigler Amaya…, la lista sería bien larga, estan en iguales o peores condiciones en las cárceles cubanas. Sus delitos, los mismos: pensar, expresar otras ideas; actuar de otra manera, según le dicten sus conciencias; sentirse libres en la Cuba actual.

¿Cómo es posible que las autoridades cubanas, que pregonan a los cuatro vientos el humanismo, la solidaridad, el amor, el mundo mejor, la igualdad, entre otras “bondades” se comporten de esta manera, cruel e inhumana, contraria a su discurso propagandístico?

Es posible, lamentablemente. A través de sus enormes cuerpos represivos espían, chantajean, amenazan, encarcelan, reprimen y persiguen a todo aquel que se atreve a disentir, a apartarse siquiera un milímetro de su línea oficial.

Nelson, de 61 años, condenado a 13 años de cárcel en 2003 como parte de la conocida causa de los 75, buen padre y abuelo, hombre sencillo, humilde, de pocas palabras, graduado de carreras técnicas como geodesia y cartografía y electrónica, hábil en oficios como carpintería, albañilería y plomería, languidece en la prisión Combinado del Este con real peligro para su vida, pero orgulloso y firme de sus ideas, las suyas, las que tiene todo el derecho de enarbolar y como asegura su esposa, indoblegable.

Para él y para todos los presos políticos, así como para sus familiares representados en las abnegadas Damas de Blanco, nuestro respeto, admiración y solidaridad.

¿Cómo es posible?

Esposa pide por la vida de Nelson Aguiar Ramírez

26 de enero de 2007, La Habana - PayoLibre

Presidentes y Jefes de Gobiernos Democráticos
Su Santidad el Papa Benedicto XVI
Secretario General de la ONU
Organizaciones e Instituciones Internacionales de Derechos Humanos.
Cruz Roja Internacional
Opinión Pública Nacional e internacional

Yo, Dolia Leal Francisco, fundadora de las Damas de Blanco, hago un llamado por la vida de mi esposo, Nelson Aguiar Ramírez, de 61 años de edad, prisionero de conciencia de la primavera del año 2003, conocidos como Grupo de los 75.

Nelson llevaba siete (7) meses ingresado en el pequeño hospital de la prisión del Combinado del Este en Ciudad de La Habana y no le daban asistencia médica.

Yo comencé a exigir que le atendieran sus múltiples patologías en cartas dirigidas a las máximas autoridades de este país y de todos los lugares me expulsaban y no me atendían, por lo que me dirigí a los medios de comunicación internacionales.

El 5 de diciembre del 2006 en un acto de suprema crueldad sacaron a Nelson del hospital del Combinado del Este y lo llevaron para un destacamento con más de 160 presos comunes, sin condiciones algunas para su estado crítico de salud.

En los destacamentos no hay tasa sanitaria, sólo hay un hueco en el piso para hacer las necesidades fisiológicas, pero Nelson no se puede agachar al piso porque en la segunda operación de la hernia epigástrica no le pudo cerrar una porción interna por lo que sólo está protegida por una pequeña malla que al menor esfuerzo se le saldrían las vísceras y le provocaría la muerte. Ante tanta barbarie Nelson se declaró en huelga de hambre.

Nelson es hipoglicémico y pudo sobrevivir porque tenía unas pequeñas dosis de azúcar para diabéticos y cuando sentía los síntomas de perder el conocimiento se echaba un paquete de azúcar a la boca y se revivía. Pero las dosis se le acabaron y ante mi súplica logré que él depusiera su huelga a los (10) días, donde rebajó 22 libras de peso corporal.

Las autoridades de la prisión le hicieron un cajón de madera rústico y lo colocaron sobre el hueco en el piso para que Nelson hiciera allí sus necesidades fisiológicas.

No sacan a Nelson a coger el sol ni al patio a caminar. Nelson tiene las piernas muy hinchadas, apenas puede cerrar sus sandalias. Le suspendieron la dieta que le había prescrito el cirujano que lo operó. Nelson está sobreviviendo en un infierno terrible.

Le pido a ustedes que tengan la bondad de dirigirse a las máximas autoridades cubanas a fin de lograr la licencia extrapenal para Nelson que está contemplada en las leyes constitucionales y en el Código Penal vigente dado el estado de salud tan crítico de Nelson, y mientras eso no llegue, que Nelson sea ingresado en un hospital donde le garanticen la atención médica adecuada a sus múltiples patologías.

Esperando de ustedes su máxima atención a esta solicitud humanitaria, quedo;


Dolia Leal Francisco
Dama de Blanco
Premio Sajarov 2005 del Parlamento Europeo

Calle 28 # 157
Apto 15 e/ 17 y 19 Vedado
Ciudad de La Habana, Cuba

Sin asistencia médica Nelson Aguiar en el Combinado del Este
Por Roberto Santana Rodríguez

26 de mayo de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – Dolia Leal Francisco denunció en La Habana que su esposo, el preso político y de conciencia de los 75, Nelson Aguiar Ramírez, se encuentra sin asistencia médica en el hospital de la cárcel capitalina Combinado del Este.

Aguiar Ramírez, quien preside el Partido Liberal Ortodoxo, fue trasladado el pasado 4 de mayo hacia la citada prisión, desde el Hospital Militar Carlos J. Finlay sito en el también capitalino Marianao.

La Dama de Blanco dijo que su esposo, Aguiar Ramírez, se encuentra sin asistencia médica en el Hospital del Combinado, mezclado con reos comunes de alta peligrosidad, por lo que teme por su integridad física, “Nelson puede sufrir una golpiza como le pasó en 2004 en la cárcel de Guantánamo”, alertó.

Leal Francisco señaló que el pasado 22 de mayo se dirigió a la Sección 21 de la Seguridad del estado para indagar con el llamado oficial Daniel, que dijo atiende el Combinado, sobre la falta de asistencia médica a su esposo, recibiendo la respuesta de otro militar quien le manifestó que el 26 en la visita le informarían.

Nelson Aguiar Ramírez, de 60 años de edad, fue condenado en 2003 a 13 años de privación de libertad. En dos ocasiones fue intervenido de hernia epigástrica, sin éxito. Padece, entre otras afecciones, de artrosis degenerativa avanzada, hernia discal, hipertensión arterial crónica, diastasis estomacal, insuficiencia venosa, hiperplasia prostática grado I, paredes finas de la vesícula y triglicéridos altos.

“Cumplieron con sus amenazas los agentes de la seguridad del estado, es cruel e inhumano que Nelson tenga que pagar porque yo participo en las actividades de las Damas de Blanco, consideradas por ellos como nocivas y contrarrevolucionarias”, señaló Leal Francisco.

Autoridades declinan atender a Dama de Blanco
Por Roberto Santana Rodríguez

11 de mayo de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – El pasado 8 de mayo autoridades del Concejo de Estado de la República de Cuba se negaron a recibir una carta que pretendía entregarles la señora Dolia Leal Francisco.

En la misiva la Dama de Blanco expone la situación de su esposo, el preso político y de conciencia de los 75 Nelson Aguiar Ramírez, recientemente trasladado a la prisión combinado del Este desde el Hospital Militar Carlos J. Finlay, donde se encontraba desde el 2004.

“El rechazo a mi persona contrasta con otros ciudadanos con iguales derechos a los míos, supuestamente, que sí fueron atendidos”, indicó Leal Francisco que sí pudo entregar copias de su misiva en diferentes embajadas extranjeras radicadas en la Habana así como a prominentes líderes de la oposición interna como Vladimiro Roca y Elizardo Sánchez Santa Cruz.

Texto íntegro de la carta:

Carta abierta a Fidel Castro sobre Nelson Aguiar

Ciudad La Habana, 9 de mayo de 2006

Carta Abierta

Sr. Fidel Castro Ruz
Presidente del Consejo de Estado de la Republica de Cuba.

Opinión pública nacional e internacional

Me presenté en el Consejo de Estado para entregar una carta dirigida a usted y sus funcionarios, no me quisieron atender y tuve que retirarme sin entregarla mientras otros ciudadanos pasaron sin objeción alguna.

Por este motivo me he visto obligada a hacerla pública para que la misma llegue a su conocimiento aunque sea por esta vía.

Nota: Adjunto carta que debían haber recibido el día 8 de mayo de 2006

Carta Abierta a Consejos de Estado
por Dolia Leal Francisco


Ciudad de la Habana. 8 de mayo de 2006

Señor Fidel Castro Ruz

Presidente de los Consejos de Estados de la República de Cuba

Señor Presidente.

Soy Dolia Leal Francisco, Dama de Blanco, Premio Sajarov 2005 y esposa del preso de conciencia Nelson Aguiar Ramírez, que es uno de los pacíficos disidentes detenidos y sancionados en marzo de 2003.

Le he dirigido a usted varias cartas, pero nunca he recibido respuesta, la última fue el 6 de enero del año en curso, pero los militares del Consejo de Estado me impidieron entregarla y me vi obligada hacerla pública.

En esa carta yo le pedía a usted que le concediera a mi esposo una Licencia Extra-penal que está contemplada en el Código Penal actual, por los graves problemas de salud que presenta Nelson.

Le vuelvo a escribir ahora, porque la situación que presenta mi esposo es más grave aún, para que usted tenga conocimiento de lo que están haciendo sus subordinados de la Sección 21 de Inteligencia cubana.

En las cartas anteriores le decía que el 30 de noviembre de 2004 mi esposo fue trasladado de la prisión de Bayamo, Provincia Granma para el Hospital Nacional de Reclusos del Combinado del Este en La Habana, donde fue intervenido quirúrgicamente de una hernia epigástrica el 3 de diciembre de 2004 y que desgraciadamente se reprodujo a los pocos días de estar operado. Yo hice gestiones por su grave problema de salud resultando trasladado el 27 de junio de 2005 para el Hospital Militar Carlos J. Finlay, donde fue operado por segunda ves el 18 de julio de 2005, pero debido al daño causado y la debilidad de sus tejidos envejecidos, la operación no fue exitosa, y se encuentra ahora invalidado de levantar peso, doblar el torso hacia adelante, recoger algo del piso, o ponerse los zapatos, por lo que ha quedado incapacitado de llevar una existencia normal de por vida.

Además de esta gravísima situación de salud, en su Historia Clínica se encuentra reflejado las patologías siguientes:
- Artrosis degenerativa avanzada
- Hernia discal L3, L4 y L4, L5.
- Hipertensión arterial crónica
- Insuficiencia venosa
- Temblor esencial en ambas manos
- Paredes finas de la vesícula
- Hiperplasia prostática grado I y calcificación
- Esteatosis hepática

Debido al padecimiento de la artrosis degenerativa avanzada, pierde frecuentemente la estabilidad, le da vértigo, producto de lo cual el 11 de diciembre de 2005 se fracturó el brazo izquierdo y se dislocó el hombro, por lo que está sufriendo fortísimo dolores. La artrosis tan avanzada que tiene, le afectó el oído interno, y todo esto es debido a los dos años que pasó en una celda pequeña, húmeda, sin coger sol ni poder caminar.

Pero ¿Qué ha sucedido?, pues el día 4 de mayo de 2006 cuando llegué al Hospital Militar para ver a mi esposo y entregarle sus medicinas, me enteré que lo habían trasladado inesperadamente y a toda carrera para la prisión Combinado del Este, donde está conviviendo en una celda con varios presos comunes, posiblemente algunos de ellos de alta peligrosidad y donde no existen las condiciones mínimas requeridas para su enfermedad.

Este traslado hacia la prisión ha sido en cumplimiento de las reiteradas amenazas que me han hecho los oficiales de la Seguridad: Samper, Marcos, David, Jorge, Randy, porque yo participo en actividades con las Damas de Blanco. Yo considero que es cruel, inhumano e injusto que tenga que pagar mi esposo tan enfermo por mis actividades pacificas; es mi deber, obligación, participar con las Damas de Blanco, a partir de la detención del Grupo de los 75, donde sólo pedimos la libertad de nuestros esposos encarcelados injustamente.

En el Hospital Militar, donde permaneció Nelson 11 meses ingresado recibió una atención médica adecuada a sus patologías por existir en dicho Hospital todas las condiciones y especialistas necesarios.

Mi angustia es que en el Combinado del Este no existen las condiciones antes referidas, y Nelson tiene una porción interior que no se pudo cerrar en la segunda operación, por lo dañado y debilidad de sus tejidos, que sólo lo cubre una ligera malla, por lo que cualquier golpe, empujón, caída o agacharse al piso, sus visceras se le saldrían otra vez, trayendo para él nefastas consecuencias.

En cartas anteriores le narraba a usted la golpiza que le dieron a mi esposo en la provincia de Guantánamo antes de operarse. Es tanta mi aflicción que no me deja vivir de pensar que ahora en el estado tan delicado de salud que tiene Nelson lo vuelvan a golpear, trayendo como consecuencia la pérdida de su vida.

¿Por qué tanto horror, tanta crueldad? No basta tener a Nelson preso en condiciones tan mala de salud, sino que ahora se encuentra también en peligro mortal en la prisión Combinado del Este.

Por todo esto reitero mi anterior pedido de que se le conceda a mi esposo una Licencia Extra penal.

Señor Presidente, como máxima autoridad de este país, en sus manos está la solución de este aterrador problema, no permita usted que muera mi esposo.

Respetuosamente,

Dolia Leal Francisco
Dama de Blanco
Premio Sajarov 2005

Calle 28 apto 15 entre 17 y 19 Vedado, Ciudad la Habana
cc: Dirección General de Cárceles y Prisiones
Ministerio del Interior
Fiscalía Militar
Amnistía Internacional
Human Rights Watch

 

Trasladan reo de hospital militar al Combinado del Este
Por Roberto Santana Rodríguez

8 de mayo de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – El preso político y de conciencia Nelson Aguiar Ramírez, de la Causa de los 75, fue trasladado en la mañana del 4 de mayo a la cárcel Combinado del Este, desde el hospital Militar Carlos J. Finlay, en Marianao, donde se encontraba recluido desde el 30 de noviembre de 2004, informó su esposa la señora Dolia Leal Francisco.

Leal Francisco dijo que conoció del traslado por el también preso de conciencia de los 75 Héctor Palacios, cuando acudió al recinto hospitalario a ver a su esposo. Samper, de la sección 21, de la seguridad del estado, fue muy temprano para decirle a Nelson que recogiera sus cosas, que se lo llevaban de allí, le comunicó Palacios a Leal Francisco.

La Dama de Blanco dijo que de inmediato se personó en la sección 21 de la seguridad del estado, aledaña al Finlay, y pidió ser recibida por el oficial Samper, el cual, luego de tres horas de espera, salió, y según la mujer, en tono frío le espetó: “Sí Dolia, lo trasladamos para el Combinado del Este”.

Nelson Aguiar Ramírez, presidente del Partido Liberal Ortodoxo, de 60 años de edad, fue condenado en 2003, dentro de la Causa de los 75, a 13 años de privación de libertad. En dos ocasiones fue intervenido de hernia epigástrica, sin éxito. Padece de artrosis degenerativa avanzada, hernia discal, hipertensión arterial crónica, diastasis estomacal, insuficiencia venosa, hiperplasia prostática grado I, paredes finas de la vesícula y trigliserios altos.

“Usted envió a Nelson a que lo maten allí en esa prisión, esas son sus intenciones”, le dijo Leal Francisco al oficial Samper.

La Dama de Blanco opinó que se han materializado las amenazas a ella formuladas en varios interrogatorios donde agentes de la seguridad del estado le habían condicionado la situación de su esposo a su actividad dentro del movimiento de mujeres, las Damas de Blanco, considerada por los represores como nocivas.

Dama de Blanco denuncia amenaza de la seguridad
Por Roberto Santana Rodríguez

15 de marzo de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – La señora Dolia Leal Francisco, esposa del preso político de los 75 Nelson Aguiar Ramírez, denunció en La Habana la situación de que fuera objeto el pasado 13 de marzo en un local del hospital militar Carlos J. Finlay, de Marianao, en la que los agentes de la seguridad del estado, que se hicieron llamar Marcos y David, la amenazaron y chantajearon, aseguró, tratando de amedrentarla.

La Dama de Blanco dijo a este reportero que fue amenazada y chantajeada por sus actividades dentro del grupo de mujeres que abogan por la libertad de los presos políticos, así como en el marco del Partido Liberal Ortodoxo que preside su esposo Nelson Aguiar Ramírez, donde es secretaria, considerada por los represores como nocivas y contrarrevolucionarias.

Me dijeron, tratando de amedrentarme, que todo lo que yo hacia incidía de forma negativa en Nelson. Amenazaron que si continuaba en las Damas de Blanco y en la oposición, no le darían la licencia extrapenal a Nelson, teniendo que cumplir su condena en la cárcel que lo mandaran hasta el último día”, precisó Leal Francisco, vía telefónica, a este reportero.

Nelson Aguiar Ramírez, de 60 años de edad, permanece en un cuarto de la sala de penados del hospital militar desde el 30 de noviembre de 2004, producto de las patologías que padece, que son incompatibles con el régimen carcelario, entre las que se cuentan, artrosis degenerativa avanzada, hernia discal, hipertensión arterial crónica, diástasis estomacal, insuficiencia venosa, hiperplasia prostática grado I, paredes finas de la vesícula y trigliserios altos.

Mi esposo Nelson Aguiar Ramírez y yo jamás claudicaremos, así lo reafirmamos cuando pude verlo después del interrogatorio. Ante la opinión pública quiero condenar al gobierno cubano por las atrocidades que está cometiendo en contra de quien se les opone”, dijo finalmente Leal Francisco.

Autoridades desestiman atender a Dama de Blanco
Por Roberto Santana Rodríguez

13 de enero de 2006

La Habana – www.PayoLibre.comDolia Leal Francisco, Dama de Blanco, esposa del preso de conciencia Nelson Aguiar Ramírez, dijo en La Habana que a todas luces, autoridades del Comité Central del Partido Comunista, en la llamada Plaza de la Revolución, decidieron no atenderla el pasado 6 de enero cuando intentaba entregar una carta dirigida al gobernante cubano Fidel Castro, donde pedía nuevamente que fuera concedida la licencia extra penal a su esposo dado el constante deterioro de salud.

“Entregue el carne de identidad en la posta y esperé al frente, como me indicó el guardia, por espacio de 50 minutos, entonces volví y le pregunté qué pasaba, que por qué a las demás personas se les permitía entrar y a mi no y sólo me respondió que no sabía nada”, indicó Leal Francisco a este reportero.

En la carta que no pudo entregar, dirigida a Fidel Castro, Leal Francisco enumera algunas de las enfermedades que aquejan a su esposo Nelson Aguiar Ramírez, presidente del Partido Liberal Ortodoxo y condenado a 13 años de cárcel en 2003, como son atrofia en los músculos abdominales que le impiden -de por vida- inclinar su torso hacia delante, artrosis degenerativa avanzada, hernia discal, hipertensión arterial crónica, temblor esencial en ambas manos, diastásis estomacal, insuficiencia venosa, hiperplasia prostática grado 1 y calcificación, paredes finas de la vesícula y triglicéridos altos. En estos momentos presenta fractura del escafoides de la muñeca izquierda y dislocación del hombro.

Leal Francisco dijo que entregó una segunda carta el pasado 9 de enero, esta vez en la sede de la Unión Europea en La Habana dirigida a presidentes y jefes de gobiernos democráticos, Su Santidad El Papa Benedicto XVI, al secretario general de la ONU, a organizaciones de derechos humanos y la Cruz Roja Internacional en la que además de enumerar los padecimientos de su esposo hace un conmovedor llamado de ayuda e intercesión ante el gobierno cubano por la salud, vida y libertad de Nelson Aguiar.

“Me atendió muy amable un funcionario llamado Jordi en contraste con la indiferencia de que fui victima en el comité central”, indicó la Dama de Blanco que dijo sentirse desesperada y angustiada, calificando el incidente del 6 de enero como una represalia más de las autoridades en contra de su esposo y de ella misma.

Carta Abierta al mandatario cubano
Dolia Leal Francisco

Ciudad de La Habana, lunes 9 de enero de 2006

Carta abierta para
Sr. Fidel Castro, Presidente de
Consejo de Estado de la República de Cuba
Opinión Pública Nacional e Internacional

El viernes 6 de enero, bajo pertinaz llovizna, hube de presentarme al Consejo de Estado para entregar carta dirigida a Ud. y sus funcionarios no me quisieron atender. Por lo que tuve que retirarme sin entregarla, mientras otros ciudadanos pasaban sin objeción alguna.

Por este motivo me he visto obligada a hacerla pública para que la misma llegue a su conocimiento aunque sea por esta vía.

Nota: Adjunto carta que debían haber recibido el día 6 del mes en curso.


Dolia Leal Francisco
"Dama de Blanco"

Ciudad de La Habana, 6 de enero de 2006


Sr. Fidel Castro Ruz
Presidente de los Consejos de Estado y de
Ministros de la República de Cuba

Sr. Presidente:

La que suscribe, Dolia Leal Francisco, esposa de Nelson Alberto Aguiar Ramírez, condenado a 13 años de prisión, uno de los 75 disidentes detenidos y sancionados desde marzo del 2003, el 9 de agosto del 2005 hube de dirigirle una solicitud parecida y al paso de 5 meses aun no he recibido respuesta.

El 30 de noviembre del 2004 mi esposo fue trasladado desde la prisión de Bayamo para el Hospital Nacional de Reclusos para realizarle un chequeo médico. Fue intervenido quirúrgicamente por una hernia epigástrica el 3 de diciembre del propio año que desgraciadamente se reprodujo a los pocos días de operado. Fue trasladado el 23 de junio para el Hospital Militar Carlos J. Finlay y operado por segunda ocasión el 18 de julio del 2005 de la hernia incisional, producto de la primera operación y debido al daño causado y la debilidad de los tejidos interiores, la operación no pudo ser exitosa y se encuentra invalidado de levantar peso que intervengan los músculos abdominales, agacharse o doblar el torso hacia delante, quedando incapacitado para llevar una existencia normal de por vida.

En estudio de Resonancia Magnética en columna cervical y lumbar se reflejaron cambios degenerativos con pérdida de hidratación de los discos intervertebrales. En columna L.S. cambios artrósicos con disminución de la hidratación discal al nivel de L2 - L3 - L4 - y L4 - L5 con ligera muesca en disco ligamentoso L3 - L 4 y L4 - L5. En este estudio no se encontró respuesta a la pérdida de la estabilidad (vértigo) que le motivó una caída y fracturarse el escafoide de la muñeca izquierda y dislocación del hombro. Debido al vértigo, al estar acostado o sentado debe incorporarse lentamente y no hacer movimiento giratorio brusco.

Además de lo detallado anteriormente, en su historia clínica se encuentran reflejados hasta el día de hoy los siguientes padecimientos:

- Artrosis degenerativa avanzada
- Hernia discal L3 - L4 y L4 - L5
- Esteatosis hepática
- Diástasis estomacal (atrofio de los músculos abdominales)
- Hipertensión arterial crónica
- Insuficiencia venosa
- Temblor esencial, ambas manos
- Paredes finas de la vesícula
- Trigliserios altos
- Hiperplasia prostática grado 1 y calcificación

En virtud de esta crítica situación solicito a Ud. la Licencia Extrapenal contemplada en el Código Penal actual, en aras de atenuar el progresivo deterioro de su salud, ya que el régimen de vida en la prisión puede traerle graves consecuencias.

En espera de su atención

Dolia Leal Francisco
CI 45121602095
Calle 28 No. 157 Apto. 15 entre 17 y 19 Vedado
Ciudad de La Habana


Se agrava reo de los 75 en hospital militar capitalino

Por Roberto Santana Rodríguez

6 de enero de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – Dolia Leal Francisco, Dama de Blanco, esposa del reo de conciencia Nelson Aguiar Ramírez, dijo en La Habana que la situación de salud de su esposo empeora cada día más en la sala de penados del Hospital Militar Carlos Juan Finlay en el capitalino municipio de Marianao sin que las autoridades le concedan la licencia extrapenal que en reiteradas oportunidades ha solicitado.

"Fui engañada por el Sr. Montes de Oca de atención al público en el comité central del partido comunista quién me dijo en agosto de 2005 que el caso de Nelson sería investigado que no hablara con la prensa, lo que ha sido una mentira más del gobierno, mientras Nelson está cada día peor en el Militar", precisó Leal Francisco en conversación con este reportero.

Nelson Aguiar Ramírez, presidente del Partido Liberal Ortodoxo, de 60 años de edad y condenado en 2003 a 13 años de cárcel, permanece hospitalizado desde el 30 de noviembre de 2004. En dos ocasiones ha sido intervenido quirúrgicamente de hernia epigástrica, operaciones que no han tenido éxito por presentar atrofia en los músculos abdominales, por lo que de por vida no puede agacharse ni inclinar el torso hacia delante siquiera para abrochar sus zapatos. Además padece entre otras dolencias de artrosis degenerativa avanzada, hernia discal, hipertensión arterial crónica, diastásis estomacal, insuficiencia venosa, hiperplasia prostática grado 1, paredes finas de la vesícula y triglicéridos altos.

Es estos momentos el reo de conciencia tiene un yeso puesto desde diciembre pasado cuando al levantarse de la cama se fue hacia delante fracturándose el escafoides de la muñeca izquierda y además dislocarse el hombro de ese mismo lado de su cuerpo.

Por último su esposa, Dolia Leal Francisco, hizo un conmovedor llamado a la comunidad internacional y defensores de derechos humanos para que intercedan por la vida y libertad del reo de conciencia ante el gobierno de Cuba.


Cambia de nombre Partido Ortodoxo
Por Roberto Santana Rodríguez

6 de enero de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – El Partido Ortodoxo que preside el preso de los 75 Nelson Aguiar Ramírez comenzó a llamarse Partido Liberal Ortodoxo a partir de enero del corriente 2006, informó Dolia Leal Francisco en su sede del Vedado en la capital cubana.

Leal Francisco explicó que dado el surgimiento de otras organizaciones o movimientos ortodoxos y la línea liberal que siempre había seguido el partido desde su fundación, el 26 de agosto de 1999, la dirección nacional decidió efectuar la modificación en su nombre.

La organización partidista se encuentra actualmente en un proceso de reestructuración en su membresía, la que se ha visto reducida entre otras causas por la salida del país de algunos de sus militantes por motivos políticos, indicó la también Dama de Blanco, quién puntualizó, “Este proceso nos permitirá organizarnos adecuadamente para comenzar a fomentar un nuevo crecimiento en nuestras filas".

Integran la nueva dirección nacional del PLO además de Leal Francisco como secretaria ejecutiva; como presidente el preso político de los 75, Nelson Alberto Aguiar Ramírez; José Antonio Martínez Puig, vicepresidente; Ángel Reinaldo González Saladriga, coordinador; Manuel Fernández Rocha, asesor político; Andrés Pellecier Chacón en el frente juvenil; Adrián Leal Vera en las finanzas y María Magdalena Leal Francisco en el frente femenino.

"El Partido Liberal Ortodoxo, haciendo honor a la memoria de Eduardo Chibás y enarbolando su misma consigna de ‘Vergüenza contra dinero’, inspirado en la honradez de su actitud e ideas defiende el derecho de los cubanos a ser libres, a vivir en un país democrático fundado sobre la base del legado moral de quienes han luchado y luchan por librar a Cuba del totalitarismo", dijo finalmente Leal Francisco.


Acto de repudio contra Dama de Blanco
Por Roberto Santana Rodríguez

7 de noviembre de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Miembros de las Brigadas de Respuesta Rápida, seguidores furibundos del régimen cubano, dieron un acto de repudio frente a la casa de Dolia Leal Francisco, sita en calle 28 #157 entre 17 y 19, reparto El Vedado, en la capital.

Leal Francisco, esposa de Nelson Aguiar, presidente del Partido Ortodoxo y miembro de los 75, recibía un homenaje de integrantes de la organización con motivo de haber recibido las Damas de Blanco el premio Sajarov de Derechos Humanos.

Según narró la mujer a este reportero, en tres ocasiones se personaron en la puerta de su casa los brigadistas que entre otras cosas le gritaron asalariada y mercenaria del Imperio y que ya estaba bueno de sus actividades contrarrevolucionarias, las que no permitirían más.

“Estoy muy preocupada. Mariíta, Belkis y los demás dijeron que en lo adelante tomarían medidas drásticas conmigo. Estoy asustada, no sé si me van a maltratar”, señaló la Dama de Blanco y agregó: “Hago un llamado a la comunidad internacional para que rechacen estos actos de repudio que son bárbaros y esa mujer, Mariíta, la del CDR, Comité de Defensa de la Revolución, que me gritó asalariada y ella alquila en su residencia a extranjeros sin pagarle nada al gobierno comunista”.

Carta de esposa de preso político hospitalizado

27 de septiembre de 2005 / PayoLibre

La Habana – Mi esposo, Nelson Alberto Aguiar Ramírez, es un preso de conciencia del “Grupo de los 75” y se encuentra ingresado en el Hospital Militar Carlos J. Finlay, ubicado en la Ciudad de La Habana, donde fue intervenido quirúrgicamente por segunda ocasión y el resultado de dicha operación no fue el esperado y hoy se encuentra imposibilitado de llevar una vida normal.

Estoy pidiendo a la opinión pública nacional e internacional, a las organizaciones de Derechos Humanos y a todas las personas de buena voluntad, que solicite al gobierno de Cuba la excarcelación de mi esposo y así salvar y alargar su vida.

Adjunto a esta la carta que le envié al presidente cubano explicándole la situación que presenta mi esposo. Les ruego le den la mayor publicidad posible con vista a lograr su excarcelación.

Firma:
Dolia Leal Francisco
“Dama de Blanco”

Preocupada Dama de Blanco por la salud de su esposo, Nelson Aguiar

LA HABANA, Cuba - 21 de junio de 2005 (Miguel Saludes / www.cubanet.org) - Dolia Leal, esposa del prisionero de conciencia Nelson Aguiar, ha hecho saber a la opinión pública su preocupación por el estado de salud que presenta su cónyuge, quien fue operado de una hernia epigástrica el 3 de diciembre último y desde entonces se encuentra recluido en le hospital de la prisión Combinado del Este. En su más reciente visita realizada al preso, éste le manifestó que ya no podía seguir soportando el dolor en la zona intervenida.

La señora Leal manifestó que al observar el abdomen de Aguiar apreció una inflamación del tamaño de su mano. Alarmada por esta situación, pidió ver al médico que operó al preso para que éste le explicara las razones que motivaban estos síntomas. El cirujano con el que se entrevistó le dijo que esto se debía a una causa-efecto, y que él no sabe qué puede haber ocurrido, pero que posiblemente sería necesaria una nueva intervención.

Dolia Leal afirma que su esposo tiene que aguantarse de las paredes para caminar y que en estos momentos ya ni sale a coger sol, por resultarle una maniobra muy dolorosa. Debido a esa dificultad prefiere mantenerse en la sala, algo que también es contraproducente.

La señora Leal afirmó que en días recientes contactó con un alto oficial de la Seguridad del Estado para plantearle la gravedad de la condición en que se encuentra Nelson Aguiar. El agente le respondió que ya estaban localizando el hospital donde se realizará esta segunda operación quirúrgica, pero hasta el momento todo continúa igual.

Versos para una Dama de Blanco
Cubacán Press

31 de octubre de 2004

Santa Clara – Escrito desde una celda de máximo rigor de la guantanamera cárcel de Chafarinas (Prisión Provincial de Guantánamo), ha llegado a Cubanacán Press el poema “La Dama de Blanco”, escrito por el preso político y de conciencia Nelson Aguiar Ramírez.

Aunque la misiva no tiene fecha, se cree que salió clandestinamente del penal con la colaboración de manos amigas, para que el mundo aprecie cómo un hombre bajo el rigor, la penurias y la soledad de un encierro, es capaz de venerar a las cubanas dignas de hoy que vestidas de blanco, luchan a brazo partido por la excarcelación de sus esposos, hijos, hermanos y padres.

Esa Dama que de Blanco viste;
y camina por La Habana
en pareja por su hermana,
dice al mundo que tu existes.

Ella ante el tirano persiste
y a su lucha se afana,
ve la libertad cercana;
tu valor le transferiste.

Ella se siente más que ufana
por todo lo que ha logrado,
solo firmeza de ella emana.

Es simplemente una cubana
luchando por el ser amado,
y que tiene fe en el mañana.

Nelson Alberto Aguiar Ramírez, presidente del Partido Ortodoxo, reside en la calle 28 #157, apto. 15, e / 17 y 19 del Vedado, Ciudad Habana. Casado con Dolia Leal Francisco, fue sancionado a 13 años de privación de libertad durante los amañados procesos sumarios de marzo-abril del 2003. Fue declarado por Amnistía Internacional “Preso de Conciencia”.

Dama de Blanco denuncia en carta a Castro una reciente golpiza a su esposo encarcelado

AFP /

La Habana/1 de Noviembre del 2004

Dolia Leal, esposa del disidente encarcelado Nelson Aguiar Ramírez, escribió a Fidel Castro para denunciar una reciente golpiza que le propinaron al disidente en prisión, según una copia de la misiva entregada este viernes a la AFP.

"Como máxima autoridad de este país, en las manos de usted está la solución de este grave problema", dice Leal a Castro en su carta.

Aguiar Ramírez, de 59 años, cumple una condena de 13 años de prisión. Leal es una de las madres, hijas y esposas de opositores encarcelados, conocidas como las Damas de Blanco, que cada domingo acuden a la iglesia habanera de Santa Rita a rogar por la suerte de los presos políticos, y realizan marchas silenciosas por la Quinta Avenida.

La mujer recordó a Castro que el 6 de septiembre pasado escribió al ministro del Interior, General Abelardo Colomé Ibarra, denunciando "la grave situación" de su esposo y "la crueldad a que ha sido sometido por más de 19 meses de prisión".

"Hasta hoy no se ha resuelto nada", afirma la mujer tras mencionar que Aguiar padece de presión arterial alta, diabetes, problemas en la próstata, hipoglucemia, pérdidas del conocimiento y escamas en la piel, así como dolores precordiales.

"¿Cómo es posible que a una persona tan enferma, pacífica, indefensa, le den una golpiza? ¿Por qué tanto horror?. No basta con tenerlo en condiciones tan inhumanas, también quieren matarlo. ¿Por qué tanto abuso de poder contra gente pacífica?", pregunta Leal a Castro.

Añade que a su esposo no le permiten llamar por teléfono. "Tampoco recibo cartas de él. Lo tienen sometido a la incomunicación, al acoso y la opresión más brutal".

Según la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), más de 330 presos políticos se encuentran recluidos en cárceles de la Isla.

Nelson Aguiar Ramírez es uno de los 75 disidentes condenados en los juicios sumarios de 2003 a penas de hasta 28 años de cárcel.


Golpean a preso de conciencia por pedir asistencia médica

SANTA CLARA, 27 de octubre (María Elena Alpízar, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Nelson Aguiar Ramírez, recluido en la prisión provincial de Guantánamo, fue golpeado el pasado 23 de octubre porque reclamaba la asistencia médica y otros derechos que le han conculcado, denunció su esposa Dolia Leal Francisco.

La golpiza le fue propinada a Aguiar Ramírez por un militar de nombre desconocido y un recluso llamado Ginger, quien cumple una condena por asesinato y robo con fuerza.

A Aguiar se le han presentado unas protuberancias óseas en los laterales de cada pie, y una seria afección en la piel, las cuales no han sido diagnosticadas porque ningún galeno lo ha examinado. Asimismo, Aguiar Ramírez padece de una severa hipertensión arterial que le ha provocado una hipertrofia cardiaca. También es diabético y sufre de problemas prostáticos.

La señora Leal añadió que desde el pasado 10 de octubre le han prohibido a su esposo las llamadas telefónicas, por lo que no sabe en qué estado físico se encuentra, y supo de la golpiza por una nota sacada en forma clandestina del penal.

Nelson Aguiar Ramírez, oriundo de La Habana, fue sancionado a 13 años de privación de libertad en los amañados juicios sumarios de abril de 2003.

Niegan a reo de conciencia los auxilios de un ortpédico

LA HABANA, 4 de octubre (María Elena Alpízar Ariosa, Grupo Decoro / www.cubanet.
org) - El prisionero de conciencia Nelson Aguiar Ramírez, confinado en la prisión provincial de Guantánamo, denunció que durante un año las autoridades carcelarias le han negado los auxilios de un ortopédico.

El pasado 26 de septiembre el reo dijo -vía telegrama- a su esposa Dolia Leal Francisco, que continuaba con terribles dolores en las extremidades inferiores, los cuales le imposibilitan caminar. Además, los carceleros no le dan analgésicos para aliviarle los dolores, porque dicen que ningún médico se lo ha indicado. Asimismo, le han crecido las protuberancias óseas que presenta en ambos lados de cada pie.

El reo de conciencia ha solicitado en innumerables ocasiones la asistencia de un ortopédico para que le indique un tratamiento, pero las autoridades carcelarias han hecho caso omiso a su petición.

Nelson Aguiar Ramírez, oriundo de La Habana y presidente del Partido Ortodoxo Cubano, fue condenado a 13 años de prisión en los procesos sumarios de abril de 2003, celebrados a 75 disidentes y periodistas independientes cubanos.

Un disidente cubano preso, en huelga de hambre para pedir que lo trasladen de cárcel

LA HABANA / 8 de Septiembre del 2004 / (EP/AFP)

El disidente Nelson Aguiar Ramírez, un electricista de 58 años de edad que cumple una sentencia de 13 años de prisión en Cuba acusado de actividades anticastristas, se encuentra en huelga de hambre desde hace una semana en reclamo de un traslado carcelario, informaron sus familiares.

La esposa del detenido, Dolia Leal, denunció que Aguiar Ramírez comenzó su ayuno el miércoles pasado después de que lo llevaran de una celda de aislamiento a un pabellón donde convive con presos comunes de alta peligrosidad.

"Yo responsabilizo al gobierno cubano de cualquier desenlace fatal con la vida de mi esposo", subrayó Leal en una carta que remitió al ministro del Interior, general Abelardo Colomé Ibarra.

Aguiar Ramírez fue detenido junto a otros 74 opositores al gobierno del presidente Fidel Castro en marzo de 2003, durante la peor redada represiva contra la disidencia interna en la isla de gobierno comunista.

Sometido a juicio sumario, fue condenado a 13 años de cárcel y recluido en un penal de la provincia de Guantánamo, 1.000 kilómetros al este de La Habana, su lugar habitual de residencia. Hasta principios de este mes, el disidente se encontraba en una celda de aislamiento, pero el miércoles pasado se le trasladó "al destacamento 2-B dentro de la misma prisión de Guantánamo, donde convive con 18 presos comunes de alta peligrosidad y en condiciones peores para su salud", relató su esposa.

Aguiar Ramírez se declaró desde entonces "en huelga de hambre, aún comprometiendo su vida, y no recibe los medicamentos que él necesita ni la asistencia médica" básica, indicó Leal en su misiva.

Siete de los 75 anticastristas detenidos en marzo de 2003, condenados en juicios sumarios a penas de entre seis y 28 años de cárcel, fueron liberados por razones de salud desde abril, pero otros 330 presos políticos aún purgan duras condenas en las cárceles de la isla, según organismos de Derechos Humanos de la disidencia.

Dolia a mil kilómetros de Nelson
Juan Carlos Linares

LA HABANA, septiembre 7 (www.cubanet.org) - Dolia Leal Francisco es la esposa del preso de conciencia Nelson Aguilar Ramírez. Ella, una de las "damas de blanco"; y él, uno del Grupo de los 75.

Nelson preside el Partido Ortodoxo Cubano desde su fundación el 25 de agosto de 1999. A mediados de marzo de 2003 lo detienen. Pocos días después lo condenan a 13 años de prisión y lo llevan para la prisión de Boniato, en la provincia de Santiago de Cuba, a más de 900 kilómetros de su domicilio. Allí lo mantienen hasta finales del año pasado, cuando fue trasladado a la prisión provincial de Guantánamo, 100 kilómetros más al extremo este de Cuba. De los viajes que cada tres meses realiza para ver a Nelson, Dolia cuenta sus vivencias.

"Para hacer este trayecto he tenido que montarme en avión, trenes, ómnibus, camiones, camionetas, autos, bicitaxis y carretones halados por caballos", dice Dolia con su característico hablar rápido. "Últimamente procuro hacer la ida en avión, y el regreso en lo que pueda".

Según Dolia, el trayecto Habana-Guantánamo en tren o en ómnibus tiene una duración de hasta catorce horas, si no hay una rotura por el camino. "Una vez estuvimos casi veintiséis horas botados en la cuneta de las ocho vías porque el ómnibus en que viajábamos se rompió. Llegué a la casa que parecía que había sobrevivido a un apaleamiento".

"Por otra parte, los viajes en avión no son menos peligrosos, debido a que se realizan en bimotores AN-24 del año 1962, fabricados en la desaparecida Unión Soviética. A esa travesía le dicen popularmente el vuelo de la muerte".

Dolia continúa su narración: "En cada viaje de ida transporto un peso casi superior al que mi cuerpo puede soportar; pero primero debo conseguir el boleto. Para ello debo comprar el derecho al boleto por fuera. Se trata de un negocio ligado a funcionarios corruptos con elementos que lucran en el mercado negro. Después de pagar 10 dólares por el derecho a comprar el boleto, debo pagar el boleto, por fuera también, por cien o doscientos pesos, siempre con fecha de uno o dos días antes de la visita programada por la dirección del penal".

"Viajar legalmente por la cola de espera es imposible. Unas horas antes de volar pago 10 dólares a un auto que me lleva hasta el aeropuerto. Una vez en el lugar debo sobornar a un funcionario para que me deje pasar los equipajes si van pasados de peso, y casi siempre lo están. El sistema penitenciario permite llevar al preso sólo 30 libras, pero debo llevar veinte o treinta adicionales en víveres y avituallamientos para ayudar a las familias de los feligreses católicos que me dan hospedaje gratuito en sus casas. Yo nunca había visto tanta miseria como en Guantánamo. Los comercios están vacíos o cerrados; las pocas tiendas dolarizadas que hay están desabastecidas. Las calles son puros terraplenes llenos de huecos y baches; las casas se encuentran en mal estado y despintadas. Cuando el avión va descendiendo a la pista, lo que se ve es un pueblo cuadriculado de color terracota. Los apagones son largos y constantes, y la mayoría de las casas no tienen agua corriente, sólo en pozos".

Dolia Leal hace una pausa para acomodar su delgado cuerpo en la butaca y continúa: "Una vez en Guantánamo debo transportarme en los únicos medios que existen en ese pueblo: en un carretón tirado por caballos, o en una bici taxi".

Según Dolia, el itinerario de regreso es imposible hacerlo directamente desde Guantánamo a La Habana, porque las salidas -ya sean por aire, carretera o sobre rieles- son pocas a la semana, y las capacidades se restringen al mínimo, por lo que tiene que viajar haciendo escala en Santiago de Cuba, acudiendo al servicio del sector privado. "El viaje de Guantánamo a Santiago en auto cuesta entre 60 y 80 pesos; en camioneta 30 y en camiones 25. En los camiones montan decenas de personas y la mayoría viaja parada y amontonada. Cuando llego a Santiago es otra odisea; debo averiguar cuál de las terminales, área, ferroviaria o de ómnibus está más fácil para embarcar a esa hora, y encaminarme hacia el lugar lo más pronto que pueda. Una vez en cualquiera de esas terminales debo volver a hacer lo mismo que con la ida: comprar el derecho al boleto y luego el boleto. En La Habana pago una carrera en un auto hasta la casa: diez dólares más".

Dolia hace otra pausa y prosigue: "Y así; las jabas que le preparo a Nelson y los viajes, representan una verdadera fortuna para cualquier cubano común. Sin embargo, lo que no tiene precio es el sufrimiento y el cansancio de varios días sin dormir, entre terminales, y el peligro que me acecha por esos lugares que nunca había conocido, velando siempre que no me roben los equipajes".

Y concluye su narración: "Todo eso es otra de las torturas del gobierno".

Jerarquía militar reprime a una dama de blanco

LA HABANA, 26 de julio (María Elena Alpízar, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - El alto mando del ministerio del Interior cubano ordenó que sólo los domingos por la mañana Dolia Leal Francisco hablara vía telefónica con su esposo, el preso político y de conciencia Nelson Aguiar Ramírez, confinado en la cárcel provincial de Guantánamo.

El pasado 11 de julio el reeducador Armesto, del penal guantanamero le comunicó a la esposa del reo de conciencia que, por orden del alto mando, a partir de ese día sus llamadas serían a las 10 de la mañana de cada domingo, en vez de los viernes, como estaba establecido, denunció la señora Leal Francisco.

Asimismo declaró que el cambio era para impedir que asista a la iglesia de Santa Rita de Casia en Miramar, donde todos los domingos las damas de blanco oyen la santa misa y luego marchan solemnemente por el paseo de la Quinta Avenida.

Leal Francisco, quien reside en la barriada capitalina del Vedado, expresó que a pesar de la medida coercitiva ordenada por los jerarcas castro-comunistas, seguirá asistiendo a las misas dominicales de la citada parroquia, pues tiene la anuencia de su esposo.

Niegan asistencia médica a reo de conciencia

PLACETAS, 12 de julio (María Elena Alpízar, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - Dolia Leal Francisco, esposa del prisionero de conciencia Nelson Aguiar Ramírez, denunció que las autoridades de la prisión han negado en varias ocasiones asistencia médica a su esposo.

El reo padece de cardiopatía hipertensiva, diabetes, sacrolumbargia crónica e hiperplacia prostática.

Aguiar Ramírez ha solicitado varias veces que lo lleven a un centro hospitalario o que lo atienda un galeno del penal, pero lasa autoridades carcelarias han hecho caso omiso a sus peticiones.

Nelson Aguiar Ramírez, oriundo del municipio capitalino de Regla, fue condenado a 13 años de privación de libertad en los amañados procesos sumarios de abril del 2003.

Amenazan a un reo de conciencia con suspenderle las visitas

LA HABANA, 5 de mayo (María Elena Alpízar, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - El preso político y de conciencia Nelson Aguiar Ramírez, confinado en una celda de castigo en la prisión provincial de Guantánamo, fue amenazado con la suspensión de las visitas y las llamadas telefónicas si a la hora del recuento carcelario no se paraba en firme, denunció su esposa Dolia Leal Francisco, una de las "damas de blanco" de la iglesia Santa Rita de Casia, en Miramar.

El mayor Cese, de la guarnición del penal, manifestó al reo de conciencia, el pasado 17 de abril que si continuaba con esta actitud le prohibirían las visitas familiares y las llamadas telefónicas correspondientes, pues él era un preso como cualquier otro.

Nelson Aguiar Ramírez, oriundo del municipio habanero de Regla, y presidente del proscrito Partido Ortodoxo Cubano, fue condenado a 13 años de cárcel en los juicios de abril de 2003 contra 75 opositores pacíficos y periodistas independientes.

Intentan detener a una de las damas de blanco

LA HABANA, 1 de abril (María Elena Alpízar, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - La economista independiente Dolia Leal Francisco, esposa del reo de conciencia Nelson Aguiar Ramírez, fue reprimida el pasado 23 de marzo por cuatro miembros del ministerio del Interior en su sede nacional, en Ciudad de La Habana.

A la señora Leal Francisco -fuente de esta información- dos agentes de la Policía Nacional Revolucionaria intentaron llevársela en un carro patrullero, pero otros dos militares la acusaron de crear un disturbio y hablar mal de la revolución en la antesala del Departamento de Atención a la Ciudadanía, mientras esperaba la respuesta de una misiva enviada al ministro quejándose de la deplorable situación en que se encuentra su marido.

El arresto no se llevó a cabo porque la activista defendió con vehemencia sus derechos contemplados en la propia Constitución comunista y la Carta Universal de Derechos Humanos, al tiempo que les mostraba el texto de los dos documentos a los agentes represivos.

Dolia Leal Francisco, residente en la barriada capitalina del Vedado, es miembro activa del Instituto Cubano de Economistas Independientes "Manuel Sánchez Herrero", y fue una de las participantes de la valiente marcha pacífica que efectuaron las "damas de blanco" por las calles habaneras el pasado 19 de marzo. A continuación, la carta enviada por Leal al director general de Establecimientos Penitenciarios:

LA HABANA

General:

Soy la esposa de Nelson Aguiar Rodríguez, condenado en juicio sumario el 3 de abril de 2003 (Grupo de los 75) a 13 años de prisión y declarado preso de conciencia por Amnistía Internacional./ Deseo poner en su conocimiento la situación que yo estoy padeciendo por las arbitrariedades que están cometiendo contra mi esposo Nelson las autoridades de la prisión provincial de Guantánamo.

Yo me presenté en dicha prisión el 9 de marzo del presente porque tenía visita conyugal (es cada 5 meses) y allí me llevaron ante el 2do jefe de la prisión, donde éste me comunicó que mi esposo Nelson estaba ingresado en el hospital provincial de Guantánamo, y que no podía recibir dicha visita conyugal, pero que además se estaban arreglando los pabellones y que ellos me avisarían.

Pasaron los días y mi esposo exigió su derecho a llamar por teléfono y a recibir la visita conyugal reglamentada, y como represalia por su actitud (el 25 de marzo) fue sacado del hospital y conducido a una celda de castigo en la prisión.

Yo suponía que Nelson estaba ingresado por la necesidad de recibir asistencia médica, por lo que me provoca una gran angustia el que un hombre enfermo sea sometido a un castigo tan cruel por el solo hecho de exigir sus derechos.

General, según lo expresado públicamente en la televisión cubana por el señor ministro de Relaciones Exteriores, Pérez Roque, los presos cubanos tienen derecho a hablar 100 minutos al mes, recibir asistencia médica y a tener visita conyugal.

¿Por qué entonces se le aplica a mi esposo Nelson Aguiar Ramírez un reglamento distinto?

Espero que usted comprenda la gravedad de la situación y se me dé una explicación inmediatamente de lo que está sucediendo con mi esposo en la prisión de Guantánamo.

Respetuosamente,
Dolia Leal Francisco


Castigan a prisionero de conciencia que enfrenta graves problemas de salud

LA HABANA, 31 de marzo (María Elena Alpízar, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - El preso político y de conciencia Nelson Aguiar Ramírez, quien estaba recluido en el hospital provincial de Guantánamo por presentar graves dolencias, fue regresado el pasado 25 de marzo al penal guantanamero.

Según su esposa, Dolia Leal Francisco, el traslado se produjo porque el reo de conciencia protestó por las arbitrariedades de las autoridades carcelarias en su contra.

Aguiar Ramírez se puso una camiseta blanca con letreros que expresaban su estatus de preso político, reclamando las llamadas telefónicas a las cuales tiene derecho, así como también la visita conyugal, que le correspondía el 9 de marzo y le suspendieron porque estaba ingresado en el hospital.

La señora Leal Francisco dijo que está muy preocupada por la salud de su esposo, ya que lo regresaron a la celda de castigo sin tener en cuenta la severa crisis de hipertensión que presenta, y el fuerte dolor en el lado izquierdo del pecho, así como la inflamación de sus piernas.

El reo de conciencia padece, además, de prostatitis, diabetes y artritis.

Nelson Aguiar Ramírez, oriundo de La Habana, fue injustamente condenado a 13 años de cárcel en uno de los juicios de abril del año 2003, a raíz de la ola represiva que llevó a prisión a 75 disidentes y periodistas independientes.


Presenta reo de conciencia graves problemas de salud

LA HABANA, 17 de marzo (María Elena Alpízar, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - El preso político y de conciencia Nelson Aguiar Ramírez, recluido en la prisión provincial de Guantánamo, fue ingresado en el hospital de esa provincia por presentar serios problemas con su presión arterial, y un fuerte dolor en el lado izquierdo del pecho, según dijo su esposa Dolia Leal Francisco, quien lo pudo ver el pasado 10 de marzo durante diez minutos.

Al reo de conciencia lo internaron en el centro hospitalario porque no podían controlarle la hipertensión arterial que padece. Además, le están realizando varios exámenes clínicos para conocer la causa del agudo dolor que tiene en el lado izquierdo del pecho, y de la inflamación que presenta en sus extremidades inferiores. Aguiar Ramírez padece también de prostatitis, diabetes y artritis.

Nelson Aguiar Ramírez, presidente del Partido Ortodoxo Cubano, fue sentenciado, sin garantías procesales, a 13 años de privación de libertad en abril del pasado año, junto a 74 disidentes y periodistas independientes.

Prisionero de conciencia se opone a nuevas medidas carcelarias

LA HABANA, 1 de febrero (www.cubanet.org) - Nelson Aguiar Ramírez, presidente del Partido Ortodoxo, de 58 años, condenado a 15 de prisión, aislado en una celda del área de castigo en la cárcel provincial de Guantánamo desde septiembre pasado, escribió una nota a su esposa Dolia Leal Francisco, en la que expone sus inquietudes ante las nuevas medidas carcelarias.

"Dolia, aquí vino un mayor de atención a la población, por la denuncia que hiciste. Le dije que yo sí estoy en una celda de castigo. Entonces me respondió que ya todos saldrán de las celdas. Yo le dije que con las condiciones que mis hermanos salieron yo no saldría. Le planteé que los 75 somos prisioneros de conciencia, que se nos debe situar en un mismo destacamento y en un mismo cubículo. Que el sistema de visitas familiares y conyugales debe ser igual que para el resto de los presos. También la jaba de alimentos y el aseo", expresa Aguiar Ramírez a su esposa:

El prisionero de conciencia manifestó que el gobierno cubano se sintió afectado cuando en el exterior del país se conoció que los 75 estaban en celdas de castigo, pero que los han situado en destacamentos separados unos de otros, bajo las reglas impuestas por los presos comunes. "Los políticos estamos desarmados", señaló. "No pienso moverme de mi celda si no aceptan estas mínimas demandas".

En otra parte de su misiva, Aguiar Ramírez asegura: "El día 30 de diciembre me visitó el jefe de operaciones del Departamento de Seguridad del Estado en Guantánamo, todo fueron amenazas hacia mí, dijo que yo tenia algo preparado para las doce de la noche, y que me costaría caro. Dolia, yo no tenía nada preparado, ¡ni estando preso me dejan tranquilo! Yo le comuniqué las amenazas que me hizo el capitán al jefe de orden interior, quien me dijo que me mandaría para un calabozo y me colgarían esposado".

El texto íntegro de esta nota fue dado a conocer al General de Brigada Rafael Calderín Tamayo, jefe de la Dirección de establecimientos penitenciarios de Cuba, en una carta enviada por la esposa del prisionero.

"Es la cuarta vez que escribo a esa instancia explicando la situación de mi esposo", aseguró Dolia Leal, "pero no he recibido respuesta a mis quejas".


Incumplen promesa a preso político
Por Abel Escobar Ramírez
CubaPress

Ciego de Ávila (NPC), Octubre 14- Nelson Aguiar Ramírez, sancionado a 13 años de prisión, y en la actualidad recluido en el Combinado de Guantánamo, no cuenta con asistencia médica y se le violan los minutos de llamadas telefónicas establecidos por ley.

Según comunicó a CubaPress, este 9 de octubre, su esposa Dolia Leal Francisco, al llegar al Combinado, luego que las autoridades carcelarias intentaran romper una huelga en el reclusorio de Boniatico en Santiago de Cuba se le había prometido asistencia médica para su hipertensión, próstata, sacrolumbagia y problemas circulatorios, además de sus 100 minutos de llamadas mensuales.

A los pocos días el jefe de la prisión Guillermo Martínez le informó personalmente que continuaría en celda solitaria y solo se le permitirían 10 minutos de llamadas al mes, concluye la fuente que al Nelson reclamarle respondió que él solo recibía ordenes de La Habana, por lo que Dolia Leal estima que las altas capas del gobierno son las únicas responsable de la represión que sobre los presos políticos y de consciencia se lleva en las diferentes cárceles del país.

Nueva Prensa Cubana (www.nuevaprensa.org)/ Reportó desde Ciego de Ávila, Abel Escobar Ramírez/ Cuba Press.

 

Mantienen en pésimas condiciones a prisionero de conciencia

LA HABANA, 14 de agosto (www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia cubano Nelson Alberto Aguiar Ramírez, sancionado a 13 años de privación de libertad por su oposición pacífica al régimen de Fidel Castro, sufre pésimas condiciones de confinamiento en una celda de la cárcel "Boniatico", situada en la provincia de Santiago de Cuba, denunció Delia Leal Francisco, esposa del preso político, quien cumplió 58 años el pasado 12 de agosto.

La señora Leal comunicó que sacan a Nelson a tomar sol a las dos de la tarde, a lo que el recluso se negó, debido a que padece de dolores de cabeza. Lo conducen a través de un pasillo enfangado con agua pestilente. Al negarse Nelson a caminar por ese lugar, el guardia le dijo: "Bueno, entonces te vas a morir en esa celda porque no vas a coger sol".

Nelson Alberto Aguiar Ramírez, presidente del Partido Ortodoxo Cubano (POC) fue arrestado el 20 de marzo en La Habana por la policía política, cuando realizaba un ayuno junto a Martha Beatriz Roque Cabello, René Gómez Manzano, Félix Bonne Carcasés, Nelson Molinet Espino y Orlando Zapata Tamayo, para exigir el régimen de Castro la liberación del opositor encarcelado doctor Oscar Elías Biscet González, y llamar la atención internacional sobre la situación de los presos políticos en la Isla.

"A esa prisión le llaman la antesala de la muerte. Es algo horrible lo que está sucediendo. La comida que le dan a mi esposo está en mal estado. No tiene silla, mesa, como tampoco luz eléctrica, por lo que tiene que escribir apoyado en la pared. Está aislado, no sabe nada del mundo, a no ser la visita mía que recibe cada tres meses con una duración de dos horas. Es inhumano y cruel lo que están haciendo con los presos políticos", precisó la señora Leal.

Nelson Alberto Aguiar Ramírez reside en calle 28 #157, apto. 15, entre 17 y 19, Vedado, municipio Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana.

 

Prisionero de conciencia comparte celda con dos delincuentes

LA HABANA, 18 de julio (www.cubanet.org).- En la prisión de Boniato, Santiago de Cuba, a mil kilómetros de su casa y familia, en La Habana, se encuentra Nelson Aguiar Ramírez, uno de los 75 opositores pacíficos detenidos y juzgados por el gobierno cubano a severos años de prisión.

El 20 de marzo, Aguiar Ramírez, de 58 años, fue detenido cuando participaba en un ayuno en demanda de la libertad de los presos políticos, en Humbold entre O y P, Vedado, y trasladado en un auto con matrícula particular a una casa en la calle 28 # 157, apto. 15, en la propia barriada del Vedado.

Su vivienda fue objeto de un registro que se prolongó durante ocho horas, y en el cual le fueron decomisados diversos artículos personales: máquina de escribir, dos radios portátiles, una vieja cámara fotográfica, 200 libros y revistas y un archivo de estadísticas de la fallida asamblea propuesta por la sociedad civil cubana.

Aguiar Ramírez fue llevado a juicio y sancionado a 13 años de privación de libertad por supuestos delitos contra el estado cubano. En el momento de su detención era presidente del Partido Ortodoxo Cubano y director de la biblioteca independiente "Eduardo R. Chibás".

El prisionero de conciencia se encuentra recluido en una galera de la prisión Boniato, junto con 121 prisioneros, en una celda sin higiene, según relata su esposa, Delia Leal Hernández. "La celda en la que permanece no tiene luz y con él conviven tres personas, cuando debía haber solamente dos. A Nelson le llamó la atención los 2,800 delincuentes confinados en esa prisión, la mayoría encarcelados por robo, y el alto índice de analfabetismo que existe entre ellos. Las edades de esos prisioneros no sobrepasan los treinta años".

Señaló la señora Leal que la comida que le dan consiste casi siempre de pasta sin queso ni tomate.

En el interior de la prisión reina la miseria y el bajo nivel cultural de las autoridades y guardias de la penitenciaría. Los militares no saben qué es Villa Marista, el cuartel general de la policía política y recinto de interrogatorios.

Aguiar Ramírez padece de hipertensión, diabetes, sacrolumbagia, y presenta una infección intestinal producida por la contaminación de las aguas de la prisión.

Su esposa, Delia Leal, también vive la pesadilla y la vejación. Para visitarlo en la cárcel de Santiago de Cuba tiene que acudir varias noches a los pasillos de la terminal de trenes, tratando de comprar un pasaje. Cada viaje de Delia se convierte en una historia de desasosiego. Primero, dos horas de espera en la terminal, cuando consigue el boleto de viaje. Luego, trece horas en el tren hacia Santiago de Cuba, si éste no se rompe, que es lo más común. Cuando llega a la prisión, podrá ver al esposo media hora, en lo que se conoce como "visita de aseo".

La esposa de Aguiar le ha tenido que llevar toalla, jabón, cepillo, pasta dental, chancletas, sábanas, mosquitero, frazada de piso, escoba, cubo, así como un pequeño banco donde sentarse, ya que esos artículos no son entregados a los reclusos por el sistema de prisiones cubano. cnet/20

 

Prisionero de conciencia en malas condiciones de salud

LA HABANA, 10 de julio (www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Nelson Alberto Aguiar Ramírez, presidente del Partido Ortodoxo Cubano (POC), condenado a 13 años de privación de libertad por su oposición pacífica al régimen de Fidel Castro, se encuentra en malas condiciones de salud en la prisión Boniato, Santiago de Cuba (región oriental de la Isla), según denunció su esposa, Delia Leal Francisco, vía telefónica.

Aguiar Ramírez está confinado en régimen de máxima seguridad en una celda de 2 ½ metros por 1 ½, semitapiada.

"Todo ha sido una mentira. Han pasado 15 días desde que yo le entregué al oficial Ramiro, del Departamento de Seguridad del Estado, algunas medicinas para Nelson, y éste aún no las ha recibido. En la actualidad está padeciendo de retención de la orina, se le inflaman ambas piernas, y presenta, además, problemas en la próstata, circulación, infección en la piel e hipertensión. Estoy muy preocupada por su salud", comunicó la señora Leal.

El opositor, de 57 años, fue arrestado por el Departamento de Seguridad del Estado el 20 de marzo pasado, mientras realizaba un ayuno junto a los también opositores Martha Beatriz Roque Cabello, René Gómez Manzano, Félix Antonio Bonne Carcassés, Nelson Molinet Espino y Orlando Zapata Tamayo, los cuales pedían la liberación del doctor Oscar Elías Biscet González y demás prisioneros políticos cubanos.

En abril Nelson Alberto Aguiar fue sometido a un proceso penal con carácter sumario, por el cual un tribunal de La Habana lo condenó por haber violado supuestamente la ley 88, de protección de la independencia nacional y la economía de Cuba.

Agentes del DSE acosan a la señora Leal (así como a familiares allegados) por denunciar ante la opinión pública nacional e internacional la situación de su cónyuge.

"En la celda donde mi esposo está confinado no existe fluido eléctrico, falta el agua potable, pululan el mal olor, los mosquitos, moscas y roedores. Yo responsabilizo a Fidel Castro si mi esposo pierde la vida en la prisión", precisó la señora Leal.