Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.



Miguel Sigler Amaya

Nació el día 20 de septiembre de 1961.

Síntesis biográfico de Miguel Sigler Amaya

Tiene 42 años de edad, casado con la señora Josefa López Peña, padre de 3 hijos menores. Es hijo de Librado y Gloria. Natural de Pedro Betancourt, Matanzas.
Sancionado a 26 meses de privación de libertad por los delitos totalmente fabricados de "Desobediencia" y "resistencia", se encuentra en la cárcel de Agüica prisión de máximo rigor situada a 10 Km. De la ciudad de Colón, en la provincia de Matanzas.
En el año 1996, es fundador del Movimiento Independiente Opción Alternativa, organización pacifista defensora de los derechos humanos, la libertad y la democracia en Cuba.
En esta organización, ocupa el cargo de Secretario de Relaciones Públicas, manteniendo una actitud contestataria y de oposición al régimen comunista cubano, lo que ha sido suficiente para que en todos estos años haya sido perseguido, discriminado, golpeado y encarcelado en muchas ocasiones; ha sido amenazado de muerte mediante anónimos y públicamente, prohibiéndole toda actividad económica tratando de asfixiarlo por esa vía.
Durante esta última ola represiva del régimen castrista , el 18 de marzo del 2003, fue detenido en su domicilio después que su casa fue totalmente saqueada, mediante un allanamiento practicado por el departamento de la seguridad del estado, quien se llevó todo lo que tuviera algún valor, así como documento personales.
En la referida prisión, esta obligado a convivir con reos de alta peligrosidad e incluso asesinos. En este lugar ha sido amenazado y acosado con volverlo a encausar con la Ley 88, de continuar su lucha pacifista en defensa de los Derechos Humanos.
Sus familiares residen en: Calle 22 #1910 B, e/ 19 y 21, Pedro Betancourt, provincia Matanzas, Cuba.
Sus Hermanos Guido y Ariel también cumplen prisión.

ARTICULOS:

No vamos a retroceder ni un milímetro, ellos lo saben

Excarcelado prisionero de conciencia de ola represiva de marzo-abril
La saña con preso político no cesa
Esposa de preso de conciencia desmiente al canciller
En riesgo prisionero de conciencia
Carta abierta a la opinión pública nacional e internacional

Continúan los acosos a Miguel Sigler Amaya en Agüica
Temen por integridad física de preso político

Corre peligro integridad física de preso político
Celebrado el segundo de tres juicios a Miguel Sigler Amaya
Celebrarán dos juicios a opositor detenido dicen autoridades
Asaltado consultorio médico independiente

 

No vamos a retroceder ni un milímetro, ellos lo saben
Ex preso político Miguel Sigler Amaya

13 de enero de 2005

Matanzas – www.PayoLibre.com – Esta es la trascripción de unas palabras de Miguel Sigler Amaya, el día 12 de enero, un día después de haber sido excarcelado por haber cumplido las condenas que en dos juicios por “Desacato” y “Resistencia” había recibido, para todos los hermanos de lucha dentro y fuera de Cuba:


De por la mañana del día 11 que dijeron, fue a las 8 de la noche que me pusieron en libertad, y mi familia allá afuera esperando con los niños. Eso fue abusivo, pero bueno llevaron la respuesta que ellos merecían, desde que salí fue diciéndole ‘Viva los derechos humanos’ y que la lucha de nosotros empezaba hoy (día 11).

He salido con buen ánimo, sinceramente, y con buen espíritu. Estos dos años me han servido para fortalecer mis ideas, mis principios y mi dignidad. Créeme que me siento muy contento, y a la vez triste, porque hasta que no quede el último preso político y de conciencia en libertad no seremos felices.

Con respecto a mi línea, continuaré adelante. La biblioteca que dirijo, la continuaré dirigiendo; seguiré fiel a ella hasta las últimas consecuencias. Y con respecto a la membresía de nuestro movimiento (Movimiento Independiente Opción Alternativa), ya a partir de hoy sigo ocupando el cargo de Relaciones Públicas Nacionales e Internacionales.

Desde por la mañana hicimos una marcha, 10 miembros de nuestro movimiento, por todo el poblado de aquí de Pedro Betancourt, por las calles más céntricas y dimos una demostración a la dictadura: el pueblo sí está con nosotros. Porque desde la prisión, antes de salir, la seguridad del estado me está amenazando de que no vaya a hacer ningún acto público, que el pueblo está predispuesto, que el pueblo pudiera agredirnos.

Y no sé que tipo de agresión y que tipo de predisposición pudiera tener el pueblo cuando hoy se demostró la alegría con que me saludaban, todo el pueblo abrazándome, la gente corrían. ¡Había que ver aquello!, ¡increíble como ha sido esto aquí!. Todo el mundo esperándome, felicitándome, y preguntándome por todos los hermanos que están en prisión; y muchos de ellos diciendo que esto fue un arresto masivo arbitrario totalmente, sin ningún tipo de justificación. Y que están con nosotros.

Mi lucha continúa. Yo no voy a decir: “tengo que recuperarme”, no, yo estoy recuperado desde que salí. Desde hace una semana yo venía pensando en qué iba a hacer y como lo iba a hacer. Quiere decir, que yo no tengo que recuperarme para nada. Estoy muy bien recuperado, me siento bien de salud, con tremendo espíritu, con tremendo ánimo de continuar la lucha esta por la democracia de nuestro país; y hasta que Cuba no sea libre y democrática… Miguel Sigler Amaya no va a descansar.

El sábado tuve visita familiar y ahí fue donde nos enteramos que el día 11 era mi libertad por cumplimiento. Eso fue lo que me dijeron ellos (los carceleros). Yo pensé que era mentira, y efectivamente, fue cierto. También tuve en menos de 5 días más de 10 interrogatorios con agentes de la seguridad del estado que venían a verme a la prisión, los jefes de la seguridad del estado de aquí de Matanzas y de La Habana, todos muy preocupados, porque dicen que yo estaba haciendo una convocatoria y estaba organizando desde la prisión un acto público masivo que se iba a efectuar en el municipio de Pedro Betancourt, en el parque, que queríamos depositar ofrendas florales a José Martí y a Antonio Maceo y que eso ellos no lo iban a permitir, que tenían conocimiento de eso y que venían muchas personas de La Habana, de la oposición, a ese acto y que tuviera mucho cuidado porque ellos me tenían reservado para mi 20 años de prisión. Fue en un tono amenazante todo lo que hablaron conmigo.

Ellos toman la medida de soltarme tan tarde porque pensaban que iba a efectuar el acto público en el parque. Entonces ¿que hacen? me sacan a esa hora de la noche, sabiendo bien que a esa hora no hay nadie en la calle.

Cuando veníamos en el carro, cada vez que cruzábamos por un municipio ya ahí estaban las patrullas esperándonos y veíamos claramente cuando ellos con el walkie-talkie informaban al otro municipio. Nos estaban velando en todo el tramo hasta que llegamos a Pedro Betancourt.

Vamos a continuar nuestra lucha, estamos más organizados que antes, con más experiencia, y más firme. No vamos a mermar, no vamos a retroceder ni un milímetro, ellos lo saben.

Excarcelado prisionero de conciencia de ola represiva de marzo-abril
Por Pablo Rodríguez Carvajal

12 de enero de 2005

www.PayoLibre.com – En la noche del martes 11 del mes en curso, a las 8:00 de la noche, fue excarcelado el prisionero político, declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional, Miguel Sigler Amaya.

El 18 de marzo del 2003, Miguel fue detenido en su domicilio después de su casa ser totalmente saqueada, mediante un allanamiento practicado por el departamento de la seguridad del estado, donde se llevaron todo lo que tuviera algún valor, así como documentos personales.

Días después de ser detenido recibe del tribunal de Jovellanos una condena de 6 meses, seguida por otra del Tribunal Popular Municipal de Pedro Betancourt, ambos en la provincia Matanzas, de 20 meses de privación de libertad, mientras quedaba pendiente una petición fiscal de 15 a 25 años más de prisión, en lo que hubiese sido un tercer juicio.

Según Josefa López Peña, esposa del opositor y fuente de esta información, en la visita del sábado, día 8 del corriente, le dijeron que Sigler Amaya cumpliría su prisión el día 11 de enero, en la mañana, que el otro juicio –el tercero– no se le iba a hacer.

Pero todo no podía ser color de rosa.

“Nos tuvieron todo el día (esperando frente a la prisión de Agüica), desde por la mañana hasta las 8 de la noche, cuando le dieron la libertad, -acotó la esposa, quien agrega- las protestas de Miguel se oían desde fuera de la prisión”. Aparte de Josefa, sus 3 hijos menores (entre ellos una niña de 3 años) y otros familiares, esperando la excarcelación de Sigler Amaya se encontraban muchos hermanos de lucha.

Como respuesta a los familiares de por qué la prolongada espera los carceleros sólo respondían que iban a ser 10 los liberados y que estaban esperando por un alto oficial del gobierno porque iban a hacer un acto público; no daban mas detalles. Pero el único excarcelado en esta ocasión fue Miguel Sigler Amaya.

De la familia Sigler Amaya quedan en prisión los hermanos Guido, cumpliendo una condena de 20 años y Ariel de 25, ambos de la ola represiva de marzo-abril que también ha sido llamada la primavera negra de Cuba, y considerados también por Amnistía Internacional prisioneros de conciencia.

En una nota publicada en PayoLibre, el 20 de mayo de 2004, en referencia a las torturas físicas y sicologías de los agentes de la seguridad del estado para amedrentar al reo, dije: “hay que perdonarlos: ellos no conocen a Miguel Sigler Amaya”. Hoy, cuando logré comunicar, con quien pude hablar fue con Josefa, ya Miguelito estaba para la calle, “con el mismo ánimo de lucha”, en las palabras de su esposa Josefa López Peña, quien dicho sea de paso, lo apoya hasta las últimas consecuencias.

En el momento de su detención Miguel Sigler Amaya es director de la Biblioteca Independiente General Pedro Betancourt Avalos y Secretario de Relaciones Públicas del Movimiento Independiente Opción Alternativa.


La saña con preso político no cesa
Por pablo Rodríguez Carvajal

20 de mayo de 2004

www.PayoLibre.com - Es un gran placer llamar a un familiar de un preso político, o a uno de los tantos opositores que viven bajo el constante hostigamiento, y en conversación amena hacerles reír con cualquier disparate que te venga a la mente. Pero ese no es siempre el caso. Hay veces que es tanto el dolor, tanta la amargura, que al cerrar la comunicación quedas como quien a concluido una larga faena de trabajo forzado.

Y cuando se trata de la familia de un amigo, alguien con quien has tenido relaciones de trabajo, con quien has llegado a sentir hermandad, se torna mucho más difícil aun. Este es el caso de Miguel Sigler Amaya, prisionero político y de consciencia, que se encuentra en la prisión de Agüica, provincia de Matanzas, cumpliendo dos condenas, que suman 26 meses.

Miguelito, como tantos otros, fue detenido el 18 de marzo del 2003, en lo que llegó a llamarse la primavera negra de Cuba. Días después recibe del tribunal de Jovellanos una condena de 6 meses, seguida por otra del Tribunal Popular Municipal de Pedro Betancourt, ambos en la provincia Matanzas, de 20 meses de privación de libertad. Pero la saña no para ahí. Queda colgando sobre él, como la espada de Damocles, una petición fiscal de 15 a 25 años más de prisión, en lo que seria un tercer juicio.

Dicha tercera sanción es lo que sus carceleros han tratado de utilizar para doblegarlo y hacer que se someta al juego que ellos pretenden. Hay que perdonarlos: ellos no conocen a Miguel Sigler Amaya.

La frustración de no poder doblegar su espíritu ha llevado al "reeducador" a recurrir a las golpizas. Tampoco sabe el pobre señor, representante de la fuerza, que golpes ha recibido muchos Miguel, sin que hayan logrado amedrentarlo un ápice.

Refiere Josefa López Peña, esposa del opositor, que en la visita del día 4 de mayo, a Miguel aun se le notaba un golpe en la cabeza, producto de la golpiza que recibiera el 22 de marzo, a menos de 72 horas de la infame declaración que hiciera el canciller del régimen, Felipe Pérez Roque, donde aseguró que "ningún preso era maltratado en las cárceles cubanas". Miguel está padeciendo de fuertes dolores de cabeza, según Josefa.

La pena de los Sigler Amaya no ha venido en dosis pequeñas.

También el mismo día 18 de marzo son detenidos Ariel y Guido, sus hermanos, y condenados en abril, en juicios sumarísimos, a 25 y 20 años de prisión, respectivamente.

Hoy Gloria Amaya, una anciana que rebasa las 70 primaveras sufre el tener tres hijos en prisión, en tres provincias distintas: Guido se encuentra recluido en el Combinado del Este, en La Habana; Ariel en la prisión de Canaleta, en Ciego de Ávila; y Miguel, mientras espera por un tercer juicio, cumple sus dos injustas condenas en la prisión de Agüica, en Matanzas.

A todas estas no le dan a Josefa López Peña una fecha de juicio, sino que le instruyen que llame semanalmente para avisarle. Una forma más de castigo al familiar.

 

Esposa de preso de conciencia desmiente al canciller

LA HABANA, 13 de abril (María Elena Alpízar, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - La señora Josefa López Peña instó al canciller cubano Felipe Pérez Roque a que entreviste a su esposo, el preso político Miguel Sigler Amaya para que verifique cómo los presos cubanos sí son maltratados por sus carceleros.

López Peña dijo que a menos de 72 horas de que su esposo recibiera una fuerte golpiza por parte del reeducador Osmani, en la prisión matancera de Agüica, el canciller ofreció una conferencia de prensa donde afirmaba que ningún preso era maltratado en las cárceles cubanas.

Así mismo, precisó que ella tiene conocimiento de un esbirro carcelero nombrado Emilio Cruz Rodríguez, jefe de Orden Interior en esa prisión, quien posee un triste historial de maltratos crueles, degradantes e inhumanos contra muchos reclusos, los cuales, como consecuencia de las torturas, han sufrido roturas de huesos y pérdidas de sus piezas dentales.



En riesgo prisionero de conciencia

LA HABANA, 2 de abril (Fara Armenteros, UPECI / www.cubanet.org) - Al prisionero de conciencia Miguel Sigler Amaya le abrieron, por segunda ocasión, una causa por desobediencia y resistencia, por la que será sometido a un proceso judicial, según dio a conocer su esposa Josefa López Peña.

La información se la dieron los agentes conocidos por Diosdado, Veguitas y Peñate, durante lo que ella calificó como "una áspera entrevista" en la prisión matancera Agüica, donde está recluido su esposo.

Explica Josefa López que se presentó en el lugar porque los familiares de un recluso le comunicaron que Sigler Amaya había sido golpeado y estaba castigado en una celda.

Según López Peña, los agentes le explicaron que el prisionero se negó a entrar al destacamento, por lo que tuvieron que aplicarle la fuerza, y así se le produjeron las lesiones.

La esposa del preso político asegura que pudo conocer que su esposo hizo un ayuno el día 18 de marzo, conmemorando el primer aniversario de los arrestos masivos del año pasado, actividad que fue mal vista por sus carceleros; y conoció también del rumor de que un preso común lo mataría, por lo que Sigler se negó a entrar al cubículo.

Miguel Sigler Amaya, residente en el municipio Pedro Betancourt, provincia Matanzas, fue detenido el 18 de marzo de 2003 en su domicilio, igual que sus hermanos Ariel y Guido. Fue a sancionado a 26 meses de privación de libertad en la prisión matancera Agüica.

En una carta dirigida a la opinión pública nacional e internacional en diciembre de 2003, el prisionero de conciencia expone: "Pretenden extender mi condena a muchos años más, las amenazas están presentes en cada interrogatorio a que soy sometido constantemente".

"No nos extraña que extiendan el encarcelamiento de mi esposo. Por otra parte, no es la primera vez que Miguel es golpeado por los comunistas, en su casa lo han hecho, delante de su anciana madre. El día que lo detuvieron le dieron patadas y lo halaron por el pelo, arrastrándolo por la calle por más de 50 minutos ante su familia, hijos menores y transeúntes", señaló López Peña.


Prisión de "Agüica", Matanzas, Cuba, diciembre del 2003

Carta abierta a la opinión pública nacional e internacional

Soy un prisionero de conciencia, que mi único delito ha sido manifestar mis ideas. Desde hace muchos años he abrazado la causa de los Derechos Humanos, libertad y la democracia. Por esta razón he sido golpeado, perseguido, y finalmente encarcelado. Mi propia familia, e incluso, mi anciana madre, no han escapado de los mismos verdugos que hoy me han encerrado y tratado como si fuera un animal.

No saciados aún pretenden extender mi condena a muchos años más - amenazas brutales y descaradas, están presentes en cada interrogatorio a que soy sometido constantemente. Pretenden estos huérfanos de ideas que deponga mi actitud contestataria. Fracasan una vez más. Prefiero dejar de respirar, antes que renunciar a mis ideas. Sólo dejaré de luchar el día en que muera, y estoy seguro de que otros continuarán. No busco el peligro, pero no lo rehuyo. No llevo odio en mi corazón, pero no tolero humillaciones. Prefiero la muerte antes de ser convertido en esclavo.

Para los que hoy me acosan, maltratan, y desean destrozar mi vida en la prisión, pido a Dios que los perdone por no saber el crimen que cometen.

Para mis hermanos de lucha que me aprecian y me estiman, siempre les seré fiel, que hoy la primavera está más cerca que nunca, pues la victoria será nuestra, porque Dios está con nosotros y nada puede vencernos.

Miguel Sigler Amaya
Secretario de relaciones del
Movimiento Independiente Opción Alternativa


Continúan los acosos a Miguel Sigler Amaya en Agüica
Por Pablo Rodríguez Carvajal

11 de enero de 2004

www.PayoLibre.com - Josefa López Peña, esposa del preso político Miguel Sigler Amaya informa que en la visita del pasado viernes, este le dijo que continuaban los acosos y la amenaza de que si no renunciaba a su postura sería condenado a 20 años de prisión, a lo que el prisionero siempre responde que sus principios están por delante, que no renunciará a ellos no importa cuantos años quieran echarle.

Por otra parte le informa Sigler Amaya a su esposa que el también preso político de la ola represiva del pasado marzo, Miguel Galván Gutiérrez, condenado a 26 años de prisión, desde la celda donde se encuentra aislado en la prisión de Agüica, en Matanzas, le gritó que le dijera a su esposa cuando esta lo visitara que denunciara su estado de aislamiento, así como también que le continúan violando la correspondencia.

Por su parte Josefa declara que de 12 cartas que su esposo le escribió en el mes de diciembre sólo recibió 5.

Denuncia Josefa López Peña que a Miguel lo sacaron a la visita esposado, que cuando lo llevaban de regreso a su destacamento tuvo que arrastrar la jaba de los alimentos y que todo el tiempo que estuvo con su esposo fue con el guardia presente.

Miguel Sigler Amaya fue sancionado a 6 meses por un tribunal en Jovellanos, a 20 meses por un tribunal en Pedro Betancourt y aún espera por un tercer juicio donde le piden de 15 a 25 años de prisión.

Temen por integridad física de preso político

LA HABANA, 30 de julio (www.cubanet.org) - El prisionero político Miguel Sigler Amaya, encarcelado en la prisión "Agüica", en la provincia Matanzas, es hostigado y provocado constantemente por el preso común Iván Roque Alfonso, que ha sido condenado a largos años de prisión por delitos graves, informó Josefa López Peña, esposa de Sigler Amaya.

También dio a conocer López Peña que su esposo le comunicó en una carta que en varias ocasiones se ha dirigido al oficial de Orden Interior Emilio Cruz Rodríguez, para que Roque Alfonso cese en sus provocaciones, pero la respuesta ha sido siempre favorable al preso común, porque "no importa que sea un individuo peligroso, pues es un revolucionario y un hombre de nosotros", ha dicho el agente a Sigler Amaya.

La preocupación de los familiares del prisionero político está sustentada, según Josefa López Peña, en que para nadie es un secreto que en las prisiones cubanas los delincuentes comunes son utilizados por las propias autoridades para actuar contra los prisioneros de conciencia, y éstos son provocados y golpeados en tanto los otros gozan de impunidad.

 

Corre peligro integridad física de preso político

NUEVA GERONA, 28 de mayo (www.cubanet.org) - Las autoridades penitenciarias de la cárcel Agüica, ubicada en la provincia Matanzas, han amenazado con agresiones físicas al preso político Miguel Sigler Amaya, encerrado en dicho penal desde el mes de abril por supuestos delitos contra la independencia nacional y la economía de Cuba.

"Miguel sufre un constante acoso del capitán Emilio Cruz Rodríguez, jefe de Orden Interior de la prisión, quien lo ha amenazado en reiteradas ocasiones con romperle los huesos y dejarlo sin dientes, debido a la actitud contestataria que mantiene Miguel. El militar incita a los presos comunes para que realicen actos contra la integridad física del preso político", denuncio Josefa López Peña, esposa del activista.

Miguel Sigler Amaya es directivo del Movimiento Independiente Opción Alternativa.

"Nuestra familia -relató la esposa- teme que se realicen contra Miguel actos que pongan en peligro su integridad física, por parte de los presos comunes alentados por los propios funcionarios de la prisión".

"Denuncio ante la opinión pública nacional e internacional a las autoridades carcelarias de Agüica por violar las reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos, de acuerdo a las disposiciones de Naciones Unidas, las cuales regulan el modo en que se debe tratar a los presos" -concluyo la esposa de Sigler Amaya.


Celebrado el segundo de tres juicios a Miguel Sigler Amaya

LA HABANA, 4 de abril, 2003 (Fara Armenteros, UPECI / www.cubanet.org) - El opositor pacífico Miguel Sigler Amaya fue sancionado a 20 meses de privación de libertad por los supuestos delitos de desobediencia y resistencia, informó a UPECI Josefa López Peña, esposa del activista.

La sanción impuesta por el Tribunal Popular Municipal de Pedro Betancourt, en la provincia Matanzas, se une a la de seis meses fijada por un tribunal de Jovellanos contra Miguel Sigler Amaya, mientras éste espera por su tercer juicio, esta vez con una petición fiscal de 15 a 25 años de prisión.

López Peña informó que la policía impidió el acceso del público al tribunal, y los familiares de su esposo pudieron observar tres bancos ocupados por miembros de las paramilitares Brigadas de Respuesta Rápida.

Por otra parte, Juan Ramón Sigler Amaya, hermano de Miguel, dijo que su otro hermano había sido registrado antes de la entrada a la sala.

En el hogar de Miguel Sigler Amaya, en Pedro Betancourt, funcionaba un consultorio médico independiente que atendía gratuitamente a los residentes de su comunidad. Durante la violenta ola represiva desatada por el gobierno el 18 de marzo, la policía política se apoderó de varios equipos de asistencia médica y 90 libras de medicamentos enviados por el Grupo de Apoyo a la Democracia, con sede en Miami.

Celebrarán dos juicios a opositor detenido dicen autoridades

LA HABANA, 25 de marzo (Fara Armenteros, UPECI / www.cubanet.org) - Miguel Sigler Amaya, del Movimiento Independiente Opción Alternativa, con sede en el municipio Pedro Betancourt, de la provincia Matanzas, será juzgado este miércoles 26 de marzo por desobediencia, en Jovellanos, según informaron a su esposa, Josefa López Peña, las autoridades del lugar.

López Peña dio a conocer a UPECI, vía teléfonica, que además le comunicaron que su esposo sería juzgado también el jueves en Pedro Betancourt, por delito similar.

Miguel Sigler Amaya fue detenido durante la ola represiva que lleva a cabo el gobierno cubano desde el pasado martes en Pedro Betancourt, y se encuentra encarcelado en Jovellanos.

En el hogar de Miguel Sigler Amaya y Josefa López Peña funcionaba un consultorio médico que atendía la señora López Peña, enfermera. Durante el allanamiento y registro que llevaron a cabo las fuerzas represivas, éstas se apoderaron de varios equipos médicos y 90 libras de medicamentos enviados por el Grupo de Apoyo a la Disidencia. También se llevaron todo el dinero que encontraron en la casa.

A sus familiares no se les ha permitido ver al prisionero.


Asaltado consultorio médico independiente

LA HABANA, 24 de marzo (Fara Armenteros, UPECI / www.cubanet.org) - Como parte de la escalada represiva iniciada la semana pasada, fue allanado el consultorio médico independiente que auspiciaba el Movimiento Opción Alternativa en Pedro Betancourt, Matanzas.

Josefa López Peña, enfermera que atendía el consultorio, informó a esta agencia que la policía política decomisó en el asalto unas 90 libras de medicamentos, entre los cuales se encontraban antibióticos, analgésicos y vitaminas.

La policía se apoderó también de un aparato para administrar aerosol, otro de oxígeno con vibrador, un glucómetro, el equipo de fisioterapia e instrumental para aplicar inyecciones y efectuar curaciones.

"Se llevaron también las medicinas de mi hija y de mi esposo, y nos dejaron sin un centavo. Cuando reclamé, me dijeron que lo hiciera a Seguridad del Estado", dijo López Peña.

Treinta policías uniformados y 25 agentes de Seguridad del Estado participaron en el operativo, informó López Peña, además de cien miembros de las paramilitares Brigadas de Respuesta Rápida, quienes coreaban consignas políticas y nos insultaron. "No encontraron eco en la población", afirmó López Peña.

El consultorio médico independiente de Pedro Betancourt atendía gratuitamente a los residentes de la zona, y les entregaba también gratuitamente las medicinas recetadas por los médicos del sistema de salud gubernamental, que no se pueden adquirir en las farmacias asignadas a la población.

"Una mujer policía me hizo un registro personal a la fuerza, y tengo arañazos en los brazos y hematomas en la espalda. Todo el violento operativo se desarrolló delante de los niños de la familia y de mi suegra, una anciana de 71 años muy delicada, a quien también le decomisaron el poco dinero que recibe de pensión", concluyó López Peña.

La biblioteca del movimiento Opción Alternativa también fue decomisada, así como fotos y documentos.

Tres miembros de esta familia, los hermanos Ariel, Guido y Miguel Sigler Amaya fueron encarcelados.