Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


Síntesis biográfica de Miguel Galban Gutiérrez

De 45, nació el 12 de enero de 1965.
En l992 obtuvo una licenciatura en Ingeniería Mecánica Automotriz y en 1998 una Maestría en Ingeniería en Mantenimiento, además de varios posgrados. En l999 fue expulsado de su centro laboral, por sus ideas contestarias al régimen y comenzó a colaborar con una agrupación independiente de carácter profesional, el Colegio de Ingenieros y Arquitectos de Cuba, del cual fue presidente hasta el 27 de febrero del 2002 que comenzó a trabajar como reportero de HavanaPress, una de las diez agencias de prensa que pertenecen al proyecto Nueva Prensa Cubana. Condenado a 26 años, está cumpliendo su sentencia en la prisión de Agüica, Matanza. Su familia vive en Calle 52 No 9914 e/ 99 y 103, Güines, La Habana. Su hermana, Teresa Galbán Gutiérrez, es el familiar que lo visita en la prisión.

Desterrado a España
Fecha de arribo: 25 de septiembre de 2010

ARTICULOS:

Galban se despide de los restos de su madre
Galban Gutiérrez sin asistencia médica
Trasladan a Periodista Independiente
Aislado y enfermo continúa Miguel Galban Gutiérrez

Rechaza visita sindicalista independiente encarcelado
Prisioneros políticos expiden carta denunciando infrahumanas condiciones
Carta a Victor Fidel Gaute
Hacinado prisionero de conciencia junto a 91 presos comunes
Continúan negándole asistencia médica a periodista independiente
Niegan medicamentos a prisionero de conciencia
Preso Político de los 75 denuncia hostigamiento desde la cárcel
Arbitrariedades en Agüica contra Miguel Galban
Sindicalista preso en Cuba no puede ver a su anciano padre quien sufrió grave accidente

Recrudecen condiciones de prisionero de conciencia minusvalente
Carta de Miguel Galban Gutiérrez desde la prisión de Agüica

Sin atención médica sindicalista encarcelado
Entre asesinos Miguel Galban
Amenaza carcelero a Miguel Galban
Someterán a nuevo juicio a Galban Gutiérrez
Crean pastoral penitenciaria en Güines
Celebran opositores cumpleaños de Miguel Galbán
El cumpleaños del Siniestro
Denuncian situación del prisionero de conciencia Galbán Gutiérrez

En condiciones incivilizadas prisionero de conciencia
Acosan físicamente a sindicalista encarcelado
Más castigo para prisionero de conciencia
Extreman medida de aislamiento para sindicalista
Carta de Miguel Galban desde la cárcel de Agüica
Empeora salud de prisionero de conciencia
Sindicalista independiente en celda de castigo

Causa #4: Documento de Sentencia
Otros de esta causa: Héctor Raúl Valle Hernández y Jose Ubaldo Izquiedo Hernández

 

Galban se despide de los restos de su madre
Eduardo León López

22 de septiembre de 2010

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – "A los seres queridos que descansan en paz en suelo cubano no habrá más oportunidad de acercamiento a su última morada para venerarlos, al acercarse el destierro", comentó Teresa Galban, hermana del prisionero de conciencia Miguel Galban Gutiérrez, en llamada telefónica que le realizó Hermanos Unidos el día 14 de septiembre.

Teresa Galban
en su comentario, hizo alusión a la visita realizada a principio de mes por el preso de conciencia al cementerio donde se encuentran los restos de su madre, fallecida hace dos años, en cuyo sepulcro colocó flores.

El permiso dijo tenerlo por parte de las autoridades del penal; fue concedido al preso de conciencia al solicitar una despedida ante la tumba de su madre, debido a la eventual proximidad del destierro.

Teresa, y también Blanca, quien es tía y madrina de Miguel, dijeron que la estancia en el cementerio y el paso por la vivienda de la familia tomó dos horas, escoltado por agentes de la Seguridad del Estado, el traslado se realizó en tres autos.

Teresa Galban Gutiérrez vive en c/ 52, nº 9914, entre 99 y 103, Santa Inés, Provincia de La Habana.

Miguel Galban Gutiérrez se encuentra en la prisión de Guanajay, condenado en el grupo de los 75 a 26 años de encarcelamiento.

Eduardo León López es presidente de Hermanos Unidos.
Transcrito por María Benjumea.

 

Galban Gutiérrez sin asistencia médica
Eduardo León López

15 de septiembre de 2010

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Miguel Galban Gutiérrez, “Desde febrero no tiene asistencia médica”, dijo su hermana Teresa Galban Gutiérrez a Hermanos Unidos el pasado 12 de septiembre.

Según Teresa lo que más afecta a su hermano son los malestares óseos y las descomposiciones de estomago.

Señaló que los dolores en los huesos son producto de la osteoporosis que padece y por la frialdad y humedad existente en la prisión. Los motivos de las diarreas están asociados al padecimiento de mala absorción.

Agregó Teresa Galban que continúan en espera por el aviso de liberación de su hermano, a quien no han contactado.

Las visitas a prisión, dijo, pueden realizarse cada 45 días. Y como algo positivo ante tantas irregularidades, señaló Teresa, la posibilidad que le dan a Miguel de asistir al soleador.

Teresa Galban Gutiérrez es residente de Calle 52 #9914, e/ 99 y 103, Güines, La Habana, Cuba.

Miguel Galban Gutiérrez fue condenado a 26 años de cárcel en el Grupo de los 75. Actualmente se encuentra en la prisión de Guanajay, provincia La Habana, Cuba.

Eduardo León López, presidente de Hermanos unidos.

 

Trasladan a Periodista Independiente
Roberto de Jesús Guerra Pérez

24 de junio de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – El 15 de junio fue trasladado desde la prisión de Agüica, enclavada en el municipio matancero de Colón, el prisionero de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez, hacia la prisión de Guanajay, en la capital cubana.

Teresa Galbán Gutiérrez, hermana del reo y fuente de esta información, dijo que su hermano llamó por teléfono el martes día 19, e informó de su traslado.

Galbán Gutiérrez ha padecido múltiples enfermedades en la prisión, entre ellas una sepsis urinaria que le causa dolores al orinar.

Miguel Galbán Gutiérrez, periodista independiente detenido en la ola represiva de la primavera del 2003, fue condenado a 26 años de prisión por el supuesto delito de Actos Contra la Independencia y la Soberanía del Estado, de lo cuales a extinguido 4.

Aislado y enfermo continúa Miguel Galbán Gutiérrez
Por Luis Esteban Espinosa

21 de mayo de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – Según Juan Carlos González Leiva, Presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos (FCDH), a Miguel Galbán Gutiérrez se le mantiene incomunicado desde el pasado mes de octubre de 2005, sin derecho a visitas familiares ni conyugales, negándosele la jaba con aseos y alimentos, así como el sol, la correspondencia y la asistencia religiosa.

Añadió la fuente que el prisionero político continúa padeciendo de agudos dolores en uno de sus brazos, que mantiene inutilizado como resultado de un accidente de tránsito sufrido en 1998 y presenta además problemas en la dentadura que requiere una delicada operación, entre otros trastornos.

Miguel Galbán Gutiérrez fue condenado a 26 años de cárcel en la ola represiva de marzo de 2003 y se encuentra recluido en la prisión provincial de Agüica en la provincia de Matanzas.

Luis Esteban Espinosa es periodista independiente de la Agencia Jóvenes sin Censura.

Rechaza visita sindicalista independiente encarcelado

LA HABANA, Cuba - 15 de febrero (Víctor Manuel Domínguez, Lux Info Press / www.cubanet.org) - El sindicalista independiente y prisionero de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez, condenado a 26 años de privación de libertad, rechazó la visita de aseo y alimentos que le corresponde cada tres meses al considerar violados sus derechos como prisionero de conciencia por órdenes del agente de la Seguridad del Estado en el penal de Agüica, según informes suministrados el pasado viernes por sus familiares.

Galván Gutiérrez, master en Ciencias, condenado en la causa 4 de 2003 por supuestos actos contra la independencia y la integridad del estado, desarrolló actividades sindicales sobre el derecho a la libertad de sindicalización, y cubrió como periodista numerosos eventos que de forma pacífica realizan los diversos grupos disidentes y opositores en Cuba.

Detenido el 18 de marzo de 2003, y condenado el 7 de abril a 26 años de cárcel, luego de una petición fiscal de cadena perpetua, Galbán fue enviado a la prisión de máxima seguridad de Agüica, en Matanzas, donde permanece sin ningún cambio de fase hasta la fecha, razón ésta que causó su rechazo a la visita, según Teresa Galbán Gutiérrez, hermana del reo.

"Miguelito es el único prisionero de la Causa de los 75 que aún mantiene cada tres meses la visita, la jaba con treinta libras, y el que falta por acercar a su lugar de residencia, pese a los múltiples reclamos realizados ante las autoridades del penal y el agente encargado de tramitar, resolver o dar una explicación sobre las inconformidades de los detenidos y encarcelados durante la primavera de 2003", expresó Teresa Galbán.

También agregó que si el cambio de una fase más rigurosa a otra dependiera del comportamiento de los prisioneros, ya Miguelito estaría en Guanajay o Pinar del Río, pues sin renunciar al ejercicio de sus principios y condiciones de prisionero político, cumple con lo reglamentado en el penal.

Galbán Gutiérrez fue considerado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional, y reside en calle 52 No. 9914, entre 99 y 103, en el municipio Güines, provincia La Habana.


Prisioneros políticos expiden carta denunciando infrahumanas condiciones
Por Ricardo Rodríguez

16 de octubre de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Los prisioneros políticos Miguel Galbán Gutiérrez, Jorge González Velázquez y Luis campos Corrales han dado a conocer en una carta a las principales autoridades de la provincia de Matanzas las infrahumanas condiciones de encarcelamiento en que se haya la totalidad de la población penal de este lugar conocido como Centro Penitenciario Agüica.

En la carta dirigida inicialmente a Víctor Fidel Gaute, secretario del Partido Comunista en la provincia de Matanzas, se le exige dar solución a los graves problemas que confronta la población penal y a solicitud de los mismos se le hará llegar también a otras autoridades en la capital, como a la Dirección de establecimientos Penitenciarios y al Departamento de la Seguridad del Estado, conocido como Sección 21, así como a instituciones internacionales de Derechos Humanos.

En este Centro Penitenciario la jaba de alimentos permitida es de sólo 40 libras incluyendo libros y aseo, y las visitas son cada dos meses y sólo se permite la entrada a dos personas incluyendo a menores.

En esta carta hacen referencia también a las pésimas condiciones higiénico sanitarias de los albergues, de los alimentos en mal estado y de los tratos inhumanos crueles y degradantes a que son sometidos a diario los presos por los guardias del lugar, en claro contraste con las declaraciones del Ministro de Exteriores, del presidente de la Asamblea del Poder Popular y del propio gobernante Castro.

Ricardo Rodríguez es miembro del Movimiento Alternativa Republicana.

Carta a Victor Fidel Gaute




Hacinado prisionero de conciencia junto a 91 presos comunes
Por Roberto de Jesús Guerra Pérez

11 de junio de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – El día 5 de junio del año en curso fue trasladado el preso político y de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez al destacamento 7 de la prisión de Agüica, en el municipio matancero de Colón, a convivir hacinado con 91 presos comunes en un cubículo.

En dicho cubículo existe un solo tanque de agua pequeño que no alcanza para el aseo personal de tantos reos, por lo que, según le informó Miguel a José Labrada Taboada, activista del Movimiento 24 de Febrero, delegación de Güines, el mismo día 5 en llamada telefónica, este cambio le ha sido desfavorable para su estado de salud.

Comunica el reo que continúa con fuertes dolores para orinar debido a una sepsis urinaria, que le fueron realizados análisis el día 2 de junio y que hasta el momento no le han dado los resultados. Asegura también que aún no le ha sido entregado el medicamento indicado por el médico que le fue incautado por la policía política a sus familiares, quienes lo consiguieron por sus propios medios por estar este en falta en las farmacias del país.

Galbán Gutiérrez, periodista independiente, quien fue encarcelado en la primavera de Cuba del 2003, sufre una condena de 26 años por el supuesto delito de actos contra la independencia y soberanía territorial del estado.

Roberto de Jesús Guerra Pérez, promotor de la Corriente Martiana en Habana Sur.

Continúan negándole asistencia médica a periodista independiente
Por Roberto de Jesús Guerra Pérez

1 de junio de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Las autoridades militares en el centro penitenciario de Agüica, enclavado en el municipio Matancero de Colón, continúan negándole la atención médica al periodista independiente Miguel Galbán Gutiérrez.

Galbán Gutiérrez, prisionero de conciencia encarcelado en marzo del 2003, que cumple una condena de 26 años por el supuesto delito de actos contra la Independencia y la Soberanía del Estado, sufre desde octubre del 2004 de una sepsis urinaria que le causa fuertes Dolores al orinar.

Luego de unos análisis realizados en febrero del año en curso, cuales resultados fueron de 20 mil leucocitos por campo, el medicamento indicado por el médico fue ácido nalidixico.

Cuando sus familiares le entregaron el medicamento al comunicador, el mismo le fue incautado por la policía política del penal por orden del Capitán de este centro Porfirio Pénate, el cual señaló que retiene el medicamento porque no se contó con sus beneplácito para su entrega.

Galbán comunica mediante una misiva al ex preso político Virgilio Marante Guelmes, delegado del Movimiento 24 de Febrero en Güines, provincia Habana, que este centro penitenciario tiene como reglamento obstaculizar que los familiares le traigan medicamentos a los reclusos, y que no permite almacenar ningún fármaco por lo que él se a visto imposibilitado de curarse de su padecimiento.

Según Galbán Gutiérrez él continua sin resolver este malestar que ha empeorado su cuadro clínico, que además de presentar fuertes dolores en los riñones y fiebre alta, siente una recaída en su peso corporal, en los últimos 26 días ha bajado 5 libras de peso.


Roberto de Jesús Guerra Pérez es delegado de la Corriente Martiana en Habana Sur.

Niegan medicamentos a prisionero de conciencia
Por Roberto de Jesús Guerras Pérez

21 de abril de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – El preso político y de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez, condenado a 26 años de prisión, comunicó por vía telefónica a José Ramón Labrada Taboada, el 19 de abril del 2005 a las 11:15 de la mañana, que se le continúa negando la asistencia médica.

Galbán Gutiérrez, que extingue su condena en la prisión de Agüica, en la provincia de Matanzas, informó a la fuente que debido a la sepsis urinaria se pasa de 20 a 30 minutos para, con fuertes dolores, poder orinar, que además tiene fiebres de 38 a 40 grados y que le son negados los medicamentos que sus familiares le traen.

Miguel Galbán Gutiérrez pertenece al Grupo de los 75 que a principios de abril de 2003 recibieron condenas entre 6 y 20 años de prisión en lo que llegó a llamarse la Primavera Cuba.

Roberto de Jesús Guerras Pérez es Delegado de la Corriente Martiana en Habana Sur.


Preso Político de los 75 denuncia hostigamiento desde la cárcel
Por Roberto Santana Rodríguez

8 de abril de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – El periodista independiente Miguel Galbán Gutiérrez denunció en reciente llamada telefónica a un familiar cercano el hostigamiento a que lo someten las autoridades de la cárcel de Agüica, en Matanzas.

El 29 de marzo pasado no lo sacaron a la llamada telefónica que está establecida para los reclusos", indicó su familiar a este reportero y agregó: "Lo que hicieron fue recluirlo en celda de castigo por espacio de 2 horas con 50 minutos, Miguelito me aseguró que no había cometido ninguna infracción que ameritara el castigo".

Galbán Gutiérrez padece de problemas nefrológicos, lo cual se evidenció en el chequeo general que le hicieran el pasado año en el hospital del Combinado del Este. "Le hicieron recientemente un análisis de orina que arrojó 20 000 por campo, entonces el médico le recetó ácido nalidísico y cuando Miguelito se dirigía a su destacamento un guardia sin darle ninguna explicación le arrebató el medicamento, sin que hasta el momento, más de 20 días después, se lo hayan devuelto", precisó la fuente de esta información.

Por último la fuente dijo a este reportero que como parte de la campaña de hostigamiento que sufre el periodista independiente encarcelado le ha sido violada su correspondencia y literatura que le llevara su familia en la visita de febrero último; aún no la tiene en sus manos, porque el reeducador le retuvo 4 libros, entre ellos una revista palabra nueva. El reo político dijo que si no le daban todos los libros, entonces que no le dieran ninguno.

Miguel Galbán Gutiérrez, residente en la habanera localidad de Güines, de 40 años de edad cumple una condena de 26 años de cárcel como parte de la ola represiva de marzo de 2003.

Arbitrariedades en Agüica contra Miguel Galbán
Por Roberto de Jesús Guerra Pérez

8 de abril de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Al preso político y de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez, que cumple una condena de 26 años en la prisión de Agüica, en la provincia de Matanzas, le fue negado llevar al destacamento el medicamento que debía consumir por indicación facultativa para combatir la sepsis urinaria.

Por otra parte, los libros que sus familiares le llevaron en la visita del 11 de febrero del 2005 y que fueran autorizados por el “reducador”, no le habían sido entregados el 5 de abril, cuando brindó esta información por vía telefónica a Virgilio Marante Guelmes, ex preso político y delegado del Movimiento “24 de Febrero” en Güines, provincia Habana.

Los libros no los autorizan los oficiales de la seguridad del estado que continuamente tienen altercados y discusiones con Galbán, debido a su firme postura en el penal en que se encuentra desde abril del 2003.

También declaró Galbán Gutiérrez que, el martes 29 de marzo de 2005, le negaron los 25 minutos de comunicación telefónica que le corresponde por reglamento de cárceles y prisiones cubanas y que en su lugar fue trasladado a una celda de castigo donde lo mantuvieron por 2 horas y 50 minutos.

Miguel Galbán Gutiérrez, discapacitado físico producto de un “accidente” sufrido en 1998, recibió la larga e injusta condena de 26 años de privación de libertad en un juicio sumarísimo el 7 de abril de 2003 y está considerado entre el Grupo de los 75.

Roberto de Jesús Guerra Pérez es delegado de la Corriente Martiana en Habana Sur.

Sindicalista preso en Cuba no puede ver a su anciano padre quien sufrió grave accidente

San José de las Lajas, 26 de Noviembre de 2004
www.adcuba.org

El 1 de noviembre del año en curso, se supo que al Preso Político y de Conciencia Miguel Galbán Gutiérrez, Sub-Director del "Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral"; Periodista Independiente y miembro de la agencia Havana Press, se le sigue violando la correspondencia y muchas cartas no le son entregada.

Galbán Gutiérrez, quien se encuentra en la prisión de Jagüey Grande, en Matanzas, cumpliendo una sanción de 26 años, fue arrestado en la ola represiva de Marzo del 2003 y pertenece al grupo denominado de los 75.

También se pudo conocer que el día 15 de octubre, el papá de Galbán sufrió un accidente en el que por poco pierde la vida, se trata de una persona mayor de más de 70 años, por lo que le prometieron que la autorizarían una visita.

El sindicalista le comunicó a su hermana que al parecer lo habían engañado. Hasta la fecha de redactar esta nota, el suboficial Alberto, quien hizo la promesa, no la ha cumplido.

La información fue dada a Acción Democrática Cubana por Luis González Medina, Coordinador en Provincia La Habana del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba afiliado a la Fundación Andrei Sajarov.

Recrudecen condiciones de prisionero de conciencia minusvalente

LA HABANA, 20 de octubre (Víctor Manuel Domínguez, Lux Info Press / www.cubanet.org) - Sobre la tabla de un camastro en el destacamento 10 de la prisión de máxima seguridad de Agüica, en Matanzas, duerme el prisionero de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez desde el pasado 29 de septiembre, según reveló uno de sus familiares.

Galbán Gutiérrez, sindicalista independiente condenado a 26 años de prisión durante la ola represiva de marzo de 2003, fue despojado sin razón alguna del jergón de paja donde dormía en ese recinto penitenciario, hecho que recrudece las dolencias por limitaciones físicas sufridas durante un accidente automovilístico, y acrecentadas por las condiciones infrahumanas en las que cumple su prisión.

De acuerdo con la fuente, "el jefe de orden interior del penal, Emilio Cruz Rodríguez, se personó en el destacamento donde se encuentra recluido Galbán, y sin darle explicación alguna lo despojó del denominado colchón, seguramente con el objetivo de provocarlo y de paso favorecer a otro recluso que responda a sus propósitos de desestabilizar a los prisioneros de conciencia confinados en esa cárcel de máximo rigor. Esta arbitrariedad y abuso de poder contra Galbán, añadió, se suma a la negativa de prestarle atención médica especializada en ortopedia, solicitada desde el 30 de marzo debido a los fuertes dolores que padece en sus extremidades superiores y la columna vertebral a causa de las secuelas y limitaciones físicas que padece".

Además, en la única ocasión desde su encarcelamiento en que fue llevado a una revisión estomatológica, el miércoles pasado, no se le pudo aplicar ningún tipo de atención por estar fuera de servicio algunos de los equipos.

Miguel Galbán Gutiérrez fue acusado del supuesto delito de "actos contra la independencia o la integridad territorial del estado", en la causa 4/2003 y condenado a 26 años de privación de libertad. Galbán es Master en Ciencias y reside en la calle 52 número 9914 entre 99 y 103, en el municipio de Güines, provincia La Habana.


Carta de Miguel Galbán Gutiérrez desde la prisión de Agüica

Ciudad de la Habana / 29 de Septiembre del 2004
www.adcuba.org

Carta de Miguel Galbán Gutiérrez Sindicalista y periodista independiente condenado a 26 años durante la ola represiva de 2003 y que cumple su condena en la prisión de Agüica, Matanzas, enviada a Luis González Medina, Coordinador Provincial en Provincia La Habana del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba afiliado a la Fundación Andrei Sajarov:

"Te diré todo lo que me ocurre en esta prisión: se me viola la correspondencia, mis cartas son abiertas antes de recibirlas, cuando las voy a enviar debo entregarlas también abiertas para que los sicarios las lean, no se me permite tener correspondencia con reos de otras prisiones.

"Desde el mes de Enero hasta Julio han ido a parar a manos de la policía política 103 cartas mías.

"Tengo visita cada tres meses y solo me dejan pasar 30 libras que incluyen el aseo personal, bolígrafos y hojas, esta prisión es la de mayor rigor que existe en Cuba, según presos que se encuentran aquí y han pasado por otros centros penitenciarios.

"Fui trasladado a un destacamento con presos comunes altamente peligrosos, la policía política ha estimulado enfrentamientos con ellos, pero he sabido controlar la situación. Temo por mi vida y responsabilizo al sistema de lo que me pueda ocurrir. Me encuentro convencido de mis ideas y mis principios, estoy dispuesto a dar mi vida por la libertad de mi patria.

"Estoy presentando dolores en mi brazo izquierdo y me encuentro pasando mucha hambre ya que la comida es muy poca.

"Envío un saludo para todos los hermanos del exilio y los opositores de esta bella isla, ¡Que pronto sea la Victoria, ella será nuestra!

"Esto y mucho más, ocurre en la prisión donde llevo más de un año en máximo rigor."

Un reporte para Acción Democrática Cubana de Leannes Imberta Acosta
Centro de Información de la Corriente Martiana

Sin atención médica sindicalista encarcelado

LA HABANA, 9 de septiembre (Víctor Manuel Domínguez, Lux Info Press / www.cubanet.org) - Las autoridades del penal de máxima seguridad de Agüica, en la provincia de Matanzas, niegan desde el pasado 30 de marzo la atención de un ortopédico, solicitada por el prisionero de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez, aquejado de fuertes dolores en los brazos y la espalda, revelaron este lunes sus familiares a Lux Info Press.

Galbán Gutiérrez, condenado a 26 años de privación de libertad en la sanción número 12 de 2003, presenta severas limitaciones físicas en sus extremidades superiores, que le provocan agudos dolores y calambres, una secuela de las numerosas intervenciones quirúrgicas a que ha sido sometido después de un accidente automovilístico ocurrido en 1998.

Los familiares de Galbán indicaron que el año de confinamiento en solitario en una celda húmeda del recinto penitenciario, así como la dureza del jergón donde duerme sobre una litera del destacamento 10 del referido penal, acrecientan los dolores óseos y los convierten en insufribles por la falta de medicamentos y de atención médica especializada.

Agregaron los familiares del prisionero de conciencia que éste continúa bajo un régimen severo, pues sus visitas se mantienen cada tres meses, sólo le permiten una jaba de 30 libras que incluye artículos de aseo personal, libros y alimentos, y que a veces no le dejan realizar la llamada telefónica de diez minutos a la semana.

Estas medidas adicionales a su malestar físico, así como otras de orden psicológico que sufre día a día en el penal de Agüica, tienen al prisionero de conciencia en un estado tenso, que sin embargo no anula su deseo de seguir fiel a sus principios de opositor pacífico, al denunciar las arbitrariedades que se cometen contra él y sus compañeros de prisión, afirmaron sus familiares.

Miguel Galbán Gutiérrez, de 39 años de edad, es ingeniero mecánico, master en Ciencias, y se desempeñaba como periodista independiente y subdirector del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral. Su residencia se encuentra en Calle 52 número 9914 entre 99 y 103, en el municipio de Güines, provincia La Habana.


Entre asesinos Miguel Galbán

LA HABANA, 28 de mayo (Dorka Céspedes, Lux Info Press / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez fue trasladado al destacamento 10 junto a reclusos considerados como de alto peligro, condenados a cadena perpetua por asesinato.

El oficial Diosdado Moré, jefe de la prisión de Agüica, dijo a los reclusos que Galbán era homosexual y que sus compañeros de la disidencia comparten sus gustos sexuales.

Galbán dijo a sus familiares por teléfono -en la cuarta llamada a la que ha sido autorizado en los 15 meses que lleva encarcelado- que el jefe de la prisión lo había puesto en ese destacamento para que lo mataran. Añadió que anteriormente lo había amenazado, y ahora está instigando a los presos más peligrosos para que lo ataquen física y sexualmente.

Los familiares de Galbán están preocupados por la integridad física del prisionero, especialmente después que éste les comentó que había dicho a los presos que su lema "Respeto o muerte" y que estaba seguro de que lo iban a matar.

El 5 de mayo las autoridades penitenciarias habían informado a Teresa Galbán que su hermano no podía ser trasladado a un destacamento hasta que la jefatura central diera la orden, y que esto podía demorar varios meses. Diez días después, el jefe de la prisión decidió sacar a Miguel Galbán, uno de seis prisioneros políticos sometidos a régimen de máximo rigor, para trasladarlo a un destacamento de alto peligro.

"Si mi hermano era el preso más indisciplinado y ha sido sancionado por desacato, amenazado, hostigado, llevado a la celda tapiada como un animal durante más de dos meses, ¿por qué este oficial quiere supuestamente mejorar su condición y deja a los otros presos políticos en su celda de alta seguridad?", comentó Teresa Galbán, quien añadió que se quejaría en el cuartel general de Seguridad del Estado, Villa Marista.

Por otra parte, el Comité Internacional Pro Libertad de Miguel Galbán, que dirige Jesús Angulo, envió una carta a Reporteros sin Fronteras y Amnistía Internacional.

Miguel Galbán, de 39 años, es discapacitado físico y pesa 57 kilogramos. En el momento de su detención se desempeñaba como periodista independiente y subdirector del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral. Fue condenado a 26 años de privación de libertad.


Amenaza carcelero a Miguel Galbán

LA HABANA, 11 de mayo (Dorka Céspedes, Lux Info Press / www.cubanet.org) - El oficial Diosdado Muñoz Moré, director del centro penitenciario de Agüica, situado en la provincia de Matanzas, amenazó al prisionero de conciencia Miguel Galbán con partirle los dos brazos, cogerlo por el cuello y colgarlo.

Las amenazas se produjeron el 2 de febrero y el 30 de marzo, según explicó Galbán a sus familiares en la visita del 3 de mayo, debido supuestamente a que realizó ayunos en las fechas conmemorativas y reclamó sus derechos, que constantemente son violados.

Por su parte, el reeducador dijo a los familiares de Galbán que los derechos de los presos en los centros penitenciarios cubanos que mencionó el ministro de Relaciones Exteriores no comprendían a los prisioneros de conciencia por estar "en régimen de mayor seguridad".

El consejo disciplinario de la prisión había tomado la medida de eliminar la visita del 3 de mayo, por haber encontrado a Galbán culpable de desacato a un oficial de Orden Interior, castigo que cambió por la disminución de diez libras de productos alimenticios para la próxima visita, establecida para el 2 de agosto.

Teresa Galbán, hermana del prisionero de conciencia, señaló: "Miguel se ha restablecido en su peso de 61 kilogramos, tiene la piel muy blanca porque no lo sacan a coger sol y está casi calvo a sus 39 años", añadió que su hermano se mantiene muy firme en sus ideas. "Cuando lo amenazan", dijo, "él responde que está preparado a morir por sus principios".

Las autoridades de cárceles y prisiones del nivel central aún no han autorizado un cambio de medida para Miguel Galbán y sus compañeros Alexis Rodríguez, Manuel Ubals González y Pablo Pacheco, quienes permanecen en celdas de máxima severidad desde el 23 de abril de 2003. Estos reclusos se mantienen incomunicados, sin luz eléctrica, sin agua, con visita cada tres meses y conyugales cada cinco, una jaba de alimentos de 30 libras cada tres meses y sin ayuda religiosa.

Galbán Gutiérrez, de 26 años de privación de libertad se desempeñaba en el momento de su arresto como subdirector del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral. Galbán es ingeniero mecánico y master en mantenimiento.

Someterán a nuevo juicio a Galbán Gutiérrez

LA HABANA, 6 de febrero - El prisionero de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez será enviado a una corte disciplinaria para ser juzgado por desacato, a pesar de su deplorable estado de salud.

Galbán sufre de diarreas frecuentes, dolores en el abdomen y en las articulaciones, además de inflamaciones en los pies y en el brazo incapacitado.

Según el oficial Peñate, de la policía política, el deterioro de la salud del prisionero se debe a los prolongados ayunos que realiza en su celda. El oficial informó a los familiares de Miguel que éste sería enviado a una corte disciplinaria por el presunto delito de desacato al oficial reeducador Yosvani Gainza, a quien llamó ladrón y esbirro de Fidel Castro.

Los familiares de Galbán recorrieron más de 400 kilómetros para llegar a la prisión de Agüica, en la provincia de Matanzas, donde se encuentra desde hace más de diez meses. Sus ancianos padres no han podido visitarlo debido a la lejanía y a las dificultades de transporte.

En la última visita sólo le permitieron entregar 30 libras entre alimentos y artículos de aseo personal, libros y papel para escribir, señaló la hermana de Galbán, Teresa, quien agregó que le han alargado las visitas a cuatro meses y que le prohíben asistencia religiosa y llamadas telefónicas.

Los familiares de Galbán temen por su vida. En meses pasados estuvo recluido 73 días en el vivac en condiciones infrahumanas por haber cometido la supuesta indisciplina de informar los abusos que se comenten contra los presos políticos y comunes.

Galbán Gutiérrez, de 39 años de edad, es subdirector del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral, y fue condenado a 26 años de privación de libertad por expresarse libremente.

Ahora espera ser enjuiciado por desacato, lo que seguramente aumentará su condena.

Celebran opositores cumpleaños de Miguel Galbán

LA HABANA, 16 de enero (www.cubanet.org) - El cumpleaños 39 del sindicalista independiente y prisionero de conciencia Miguel Galbán fue recordado en una tertulia realizada en la facultad cívica Reinaldo Arenas este 12 de enero en horas de la tarde.

En la actividad participaron sus familiares más cercanos, que relataron anécdotas de Galbán.

El actor de teatro Carlos Alberto Rivera escenificó un monólogo basado en el poema conversacional "Vida y haciendas" de Raúl Rivero, y declamó los poemas "Calabozo 5", "Poema Esperanzado", así como fragmentos de epigramas. También dijo el poema "Retrete turco", del poeta y escritor Manuel Vázquez Portal, que escribió el prisionero de conciencia en la cárcel de Boniatico, en Santiago de Cuba.

Estuvieron presentes en el acto Víctor Manuel Domínguez y María López, director y subdirectora del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral, y Martha Ida Orta Pozo, secretaria general del Sindicato de Administración Pública; Agapito Arvelo Pavón, secretario de la Central Sindical Cristiana; Arnaldo Pino Leyva, presidente de Cuba Independiente y Democrática; Alcides Hernández, vicepresidente de Naturpaz; Enry Saumell Peña, presidente del movimiento Alternativa Republicana, entre otros.


El cumpleaños del Siniestro

LA HABANA, 14 de enero (www.cubanet.org) - Sus detractores y carceleros lo llaman El Siniestro. Los dueños de vidas y haciendas en Cuba, quienes lo condenaron a 26 años de prisión por sembrar luz entre las sombras, lo acusan de subvertir amaneceres, de arrollar con su entrega el temor de los pusilánimes y los malagradecidos.

Miguel Galbán Gutiérrez cumplió 39 años de edad lejos de los que conocen su valía, apartado de un mundo que se cae a pedazos entre las intrigas, las violaciones y el miedo.

Encerrado en una pestilente y aislada celda de la cárcel de Agüica, en Matanzas, enfila su valor y su bondad contra quienes pretenden satanizar sus derechos de hombre a ser honrado, a pensar y hablar sin hipocresías, como definió Martí el concepto de libertad.

El Migue, el diestro en soledades y esperanzas, es un amigo a carta cabal. El generoso y atento Miguelito, cuyo único vicio es su amor a la cordialidad y su mayor delito servir desinteresadamente a cuantos necesiten de su probada capacidad y entrega, cumplió años el día 12 entre sus carceleros, las ratas y los insectos, es decir, entre alimañas.

Ingeniero mecánico de profesión, con nivel de máster y 12 posgrados, se integró a la lucha por los derechos humanos desde la base, y había sido víctima de decenas de detenciones, amenazas y atentados contra su vida -que le dejaron secuelas físicas- sin que nada ni nadie lo hiciera desistir de sus propósitos de libertad.

Condenado en abril junto a otros 74 luchadores pacíficos y periodistas independientes por el supuesto delito de conspirar contra la seguridad del estado, Miguel Galbán Gutiérrez es uno de los tantos ejemplos de valor nacidos de la lucha diaria contra un sistema avasallador de derechos y dignidades. Por su convicción de que ha hecho lo mejor, lo que sus conceptos y conciencia le dictan, el Migue continúa siendo una espina para quienes, protegidos y ocultos tras el poder, lo califican de siniestro en libelos y foros, con el objetivo de descalificarlo ante la opinión pública nacional y extranjera.

Pero es mucha la moral de Miguel y el descrédito del gobierno y sus métodos para que nadie a estas alturas crea en acusaciones falsas, diatribas y otros mecanismos de la dictadura contra sus oponentes.

Miguel Galbán Gutiérrez cumplió 39 años de edad lejos de quienes le admiran y respetan por su integridad y humanismo a prueba de pesares.

Por él y por todos los que guardan prisión por sus ideas, recordando al poeta le decimos:

"Miguel, regresa, no te escondas, nos haces una falta sin fondo".

Denuncian situación del prisionero de conciencia Galbán Gutiérrez

LA HABANA, 7 de noviembre (www.cubanet.org) - Los presos políticos de la prisión de Agüica, en Matanzas, hicieron llegar a la agencia Lux Info Press un mensaje en el que dan a conocer las condiciones en que vive Miguel Galbán Gutiérrez.

"Lo más parecido a un campo de concentración favista es la celda del vivac donde tienen a Miguelito, en confinamiento solitario, sin derecho a tener agua, sin ninguna pertenencia, sin poder bañarse, lavarse la boca ni defecar, por ausencia de papel sanitario", señala el mensaje, que agrega que Galbán está "picado de mosquitos y chinchas, el primer día tuvo fiebre y le dolía la garganta, el tercer día vomitó secreciones biliares y le dolían todas las articulaciones, incluyendo la zona operada, principalmente cuando duerme boca arriba en el cemento que le dieron por cama".

El mayor Gálvez dijo que lo iban a pasar a la corte disciplinaria para volver a sancionarlo, en esta ocasión por ser el líder del llamamiento a favor de la libertad de los presos políticos que será enviada a la Cumbre Iberoamericana de Bolivia.

El llamamiento reúne ya cientos de firmas de presos políticos, opositores, sindicalistas independientes, bibliotecarios y pueblo en general, no sólo de la capital sino de casi toda la Isla.

Miguel Galbán, de 38 años, es ingeniero y en el momento de su detención trabajaba como periodista independiente de la agencia Habana Press y era vicedirector del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral.


En condiciones incivilizadas prisionero de conciencia

LA HABANA, 6 de noviembre (www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez fue trasladado al vivac de la cárcel de Agüica en confinamiento solitario sin libros ni pertenencias personales, como represalia por haber realizado una huelga de hambre.

El vivac está situado en un bloque monolítico separado del resto de la población penal. En la nueva celda tiene luz eléctrica día y noche, pero no hay presencia de seres humanos, por lo que ni gritando se puede comunicar, informó su hermana, Teresa Galbán después de una visita que hizo al centro penitenciario el lunes 27. Galbán fue sancionado además con una amonestación en su expediente carcelario.

Los familiares del prisionero de conciencia dijeron que había bajado mucho de peso, que hace una semana tiene diarreas. El reeducador les informó que le habían realizado un ultrasonido que confirmó la hepatomegalia o aumento del hígado que padece, pero que no se conocían las causas.

Le permitieron pasar una jaba de 30 libras con alimentos y productos para el aseo, libros, hojas blancas y tarjetas para llamar por teléfono, pero no autorizaron el jamón, pues según las autoridades carcelarias debían comprarlo en las tiendas recaudadoras de divisas. Tampoco le permitieron recibir 40 cartas que enviaban familiares y amigos, alegando que tienen que ser enviadas por correo.

Galbán le dijo a sus familiares que le daba lo mismo vivir que morir, pero que no soportaba ser tratado como un animal en cautiverio sin señales de civilización, y que necesita leer, escribir y conversar aunque sea a gritos.

El prisionero de conciencia, junto con Alexis Rodríguez Fernández, Manuel Ubals González, Pablo Pacheco Ávila, Blas Giraldo Reyes Rodríguez, entre otros, dio a conocer un llamamiento a la comunidad internacional respecto a las injustas condenas y a la situación de cautiverio en que languidecen 316 presos políticos en la isla, entre ellos 30 periodistas independientes. El documento con las firmas será entregado a los jefes de estado que participarán en la Cumbre Iberoamericana a celebrarse en Bolivia.

Galbán, de 38 años de edad, es ingeniero mecánico y tiene un máster en mantenimiento. Fue sancionado a 26 años de privación de libertad por ser periodista independiente y vicedirector del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral.

 

Acosan físicamente a sindicalista encarcelado

LA HABANA, 5 de septiembre (www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez, que extingue una sanción de 26 años de privación de libertad en la prisión de máximo rigor de Agüica, sufrió dolores, inflamaciones y hematomas cuando el oficial del Orden Interior Alberto lo esposó violentamente para llevarlo a tomar el sol.

Galbán Gutiérrez, de 38 años de edad, es discapacitado físico. Presenta deformidades en los miembros superiores y varias heridas en el abdomen que aún le supuran, secuela de un accidente automovilístico en 1998.

En la correspondencia que Galbán envía semanalmente a sus familiares y a diferentes personalidades de la oposición ha mencionado los maltratos recibidos en la prisión. "Aquí nos tratan peor de lo que tú te imaginas", señaló en una carta reciente. "Somos la peste, a mí me dicen el SINIESTRO, porque me niego a dialogar con la Seguridad del Estado".

El sábado 30 se le permitió hablar con Dorka Céspedes durante diez minutos por vía telefónica, y el prisionero le comunicó que había bajado mucho de peso, que los espejuelos se le caen de la cara y se está quedando calvo. También dijo que sigue con diarrea, sin medicación, porque en la última requisa las autoridades del penal se apoderaron del Peptobismol que había recibido del exilio. Desde el 16 de junio no le llega correspondencia, y continúa en celda aislada sin luz eléctrica ni agua.

Galbán es subdirector del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral y periodista independiente. El Comité Internacional Pro Libertad de Miguel Galbán Gutiérrez ha recibido apoyo dentro de la isla de más de 20 agrupaciones de derechos humanos y partidos políticos de la oposición.

La prisión de Agüica está ubicada en la provincia de Matanzas, a más de 300 kilómetros de la residencia de los familiares de Galbán, en el municipio habanero de Güines.


Más castigo para prisionero de conciencia

LA HABANA, 4 de agosto (www.cubanet.org) - El oficial Diosdado Muñoz Moré, director del centro penitenciario de Agüica, en la provincia de Matanzas, amenazó al prisionero de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez con trasladarlo a la prisión de Guantánamo, a más de 800 kilómetros de la residencia de sus familiares, si continuaba con su "actitud recalcitrante".

Galbán fue llevado a un consejo disciplinario por enviar noticias para que fueran transmitidas a emisoras radiales de Miami.

"Se encuentra mejor de salud y ya no tiene diarreas", informó su hermano. "Dijo que la fe lo mantiene vivo, pero que está dispuesto a morir si fuera necesario, pues piensa seguir denunciando violaciones y arbitrariedades.

El oficial Peñate, de la policía política, comunicó a los familiares de Galbán que no podía entregarle un bombillo que le habían llevado porque la sanción de Miguel era "a oscuras en celda solitaria sin favorecerse de la luz eléctrica y sin comunicación telefónica".

Además, se le prohibió la entrega de proteínas, agua de colonia, repelente para los mosquitos y otros artículos, entre ellos ropa para cambiarse y ropa de invierno. Tampoco le permitieron la visita de su novia, establecida desde hace tres meses, para evitar que las denuncias salgan al exterior.

Las autoridades de la prisión decomisaron a Galbán cartas dirigidas a Oswaldo Payá y a la periodista independiente Dorka de Céspedes, así como una denuncia que había escondido en uno de sus zapatos, donde informaba sobre un disturbio que se produjo en el destacamento 5, por el que oficiales de Orden Interior impusieron sanciones que aumentan hasta en cinco años las condenas de los implicados.

Un oficial de la prisión dijo también a los familiares de Galbán que no se asombraran si la próxima visita se le suspendía, pues todo dependía de su futuro comportamiento, ya que él se niega a vestir el uniforme de preso común.

Galbán Gutiérrez, de 38 años de edad, es subdirector del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral y periodista independiente, y fue condenado a 26 años de privación de libertad durante la reciente ola represiva.


Extreman medida de aislamiento para sindicalista

LA HABANA, 27 de junio (www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez, que extingue una sanción de 26 años de privación de libertad en la prisión de máximo rigor de Agüica, se encuentra en estado de aislamiento total y hace tres meses no lo sacan a tomar el sol.

A Galbán Gutiérrez las autoridades carcelarias le prohíben, además, recibir correspondencia, justificando la medida con dificultades del correo. Los familiares de Galbán se han quejado al Correo Municipal de Güines, lugar de su residencia, y los funcionarios informaron que la correspondencia salía diariamente.

Los familiares de Galbán, por su parte, son acosados por un operativo de la policía política desde el jueves 26, sin comprender ellos la causa.

Galbán, de 38 años, ingeniero de profesión, se desempeñaba como periodista independiente y miembro del Consejo Nacional de Capacitación Sindical y Laboral.


Carta de Miguel Galbán desde la cárcel de Agüica

25/06/2003
Por Jesús Álvarez Castillo

Cuba Press/ Ciego de Ávila (NPC), Junio 25- Estimado amigo Jesús: Espero que al recibo de estas pequeñas líneas te encuentres bien. Te diré que conmigo aquí también se encuentra -en el área de castigo-, el periodista de Ciego de Ávila, Pablo Pacheco; del movimiento Cristiano Liberación de Santiago de Cuba, Alexis Rodríguez; así como el guantanamero del MLC Manuel Ubals. En otros lugares que le dicen "La Tercera" están Fidel Suárez Cruz, de Pinar del Río y Blas Giraldo Reyes Rodríguez, del ex Club Cautivo de Sancti Spíritus. De Roberto de Miranda te diré que sigue ingresado en el hospitalito de esta prisión. Todos somos de la causa de los 75.

Te diré que estamos firmes en nuestras ideas pero bajo un régimen que no es especial sino de exterminio que consiste en visitas cada 3 meses, bolsas con alimentos con no más de 30 libras de peso cada 4 meses y cada 5 el pabellón conyugal.

Hemos conocido que los únicos que están en esta "redada" somos nosotros, pero todos somos cristianos y consideramos que Dios nos protegerá y resistiremos este encierro injusto y nos dará la fuerza para enfrentar esta condena tan severa que, como en el caso mío, fue de 26 años y 20 años para Pablo Pacheco y Manuel Ubals y 15 para Alexis Rodríguez, por citar algunos ejemplos.

Salúdame a tu colega, Abel Escobar. Un saludo grande para Nancy Pérez Crespo y su eterno compañero Juan Manuel. En Radio Martí un saludo para Cartaya, José Luis Ramos, Amado Gil, Jorge Jáuregui, Pedro Corzo, en fin, a todos los que allí laboran.

El encierro de nosotros consiste en una celda solitaria de 3 metros y medio de largo por 2 y medio de ancho, con un soleador donde está el baño de 3 metros y medio por uno y medio. Sin beneficios a rebaja de sanción ni asistencia religiosa.

Mi amigo, escríbame y cuénteme cómo está la calle. ¿Qué dicen Nancy y Juan Manuel? Reitérales mis saludos, así como los de Pablito Pacheco. Espero que sigan ustedes firmes en sus decisiones porque dispuestos estamos nosotros a morir por nuestra causa si fuera necesario para lograr la verdadera libertad de nuestra patria querida.

Un abrazo de Miguelito, Pablito, Alexis y Manuel.

Nueva Prensa Cubana (www.nuevaprensa.org) / Reportó desde Ciego de Ávila / Jesús Álvarez Castillo/ Cuba Press.


Empeora salud de prisionero de conciencia

LA HABANA, 11 de junio (www.cubanet.org) - Como consecuencia de un síndrome diarreico crónico desde hace dos meses, el prisionero de conciencia Miguel Galbán Gutiérrez se encuentra en estado de deshidratación.

Galbán, de 38 años, que extingue una condena de 26 años de prisión por el supuesto delito de atentar contra la independencia nacional, está aislado por dos años en una celda de castigo en la prisión de máximo rigor de Agüica, en Colón, provincia de Matanzas.

La doctora que lo atiende le indicó metrodopomida y un análisis de heces fecales. Según Galbán, le dieron el frasco para que recogiera la muestra, pero nunca vinieron a buscarlo. La médica informó al prisionero que no le podía poner un tratamiento sin ver en su historia clínica los antecedentes de enfermedades.

Los familiares de Galbán señalaron que la historia clínica fue decomisada por los oficiales de la Seguridad del Estado cuando violentaron su casa y se llevaron todas las pertenencias del opositor.

Desde el 18 de marzo en que fue detenido, Galbán ha bajado ocho kilogramos de peso. Galbán es discapacitado físico producto de un accidente sufrido en 1998, y es miembro del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral, así como coordinador de la Comisión Cuba.


Sindicalista independiente en celda de castigo

LA HABANA, 5 de mayo (www.cubanet.org) - Las autoridades penitenciarias de Agüica encerraron al sindicalista independiente Miguel Galbán Gutiérrez en celda solitaria. Según ellos, estará un promedio de dos años en esas condiciones.

Galbán Gutiérrez, miembro del ejecutivo del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral (CNCSL), recibió visita de sus familiares durante una hora el pasado 28 de abril. Las visitas programadas son cada tres meses.

Sus hermanos dijeron que ha perdido peso y continúa con diarreas. Los oficiales que lo atienden informaron que no estaba permitido entregarle los medicamentos para sus problemas digestivos y que ellos, los oficiales, se responsabilizaban con la salud del sindicalista.

A Galbán le permitieron recibir una Biblia, textos martianos y 40 libras de alimentos, además de artículos de aseo. En la celda contigua a la de Galbán Gutiérrez hay presos condenados a 80 años y pena de muerte. La prisión de Agüica está situada en el kilómetro 9 ½ del municipio Colón, en la provincia de Matanzas.

Galbán Gutiérrez, de 38 años, debe cumplir 25 de privación de libertad, acusado de ser un mercenario al servicio de una potencia extranjera.

El recurso de apelación interpuesto por el letrado de la defensa aún no ha sido respondido por el Tribunal Supremo.