Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.



De Izq. a Der. Léster González Pentón, Fidel Navarro Espinosa, Roberto Álvarez Chávez, Sandalio Díaz Lugo, Jesús Eloy Alberto Gutiérrez y Jorge I. Díaz Ferrer. Todos ayunantes en protesta por la encarcelación del abogado invidente Juan Carlos González Leiva y demás hermanos en Ciego de Ávila.

Síntesis biográfica de Lester González Pentón

Nació en el poblado de Encrucijada, provincia de Villa Clara, día 22 de febrero de 1977.
Hijo de Alberto González y Mireya Pentón. Residió en ese poblado hasta los 14 meses de edad. Por motivos de salud fue ingresado en hospitales en La Habana y Santa Clara, donde se le diagnosticó una alergia bronquial y un soplo en el corazón.
Ya residiendo en Santa Clara hace estudios en varios centros educacionales alcanzando el 6to grado, comenzando sus estudios secundarios en la Secundaria Básica Juan B. Alvarado. Mas tarde cursa la escuela de oficio como dulcero y panadero. Comienza su vida laboral a los 17 años como sereno en un Quisco en las áreas exteriores del stadium de pelota. Trabaja como panadero en varios centros laborales.
En el año 1998 comienza como activista en el Partido Pro Derechos Humanos afiliado a la Fundación Andrei Sajarov, donde conoce el acoso de los órganos represivos del régimen, mas tarde comienza Confederación de Trabajadores Democráticos, siendo su delegado provincial. Ya en el 2002 en compañía de Pedro Castellanos y Eloína Díaz Ruiz, funda el Movimiento Democracia. Ya estando en Democracia es el organizador del ayuno por la detención de Juan Carlos González Leiva, donde es acosado fuertemente por la policía política, siendo citado donde se le impone una medida cautelar. Por motivos personales abandona Democracia, y funda junto a Pablo Solís Cubilla el Movimiento Alfa 3, siendo vice presidente del mismo.
Posteriormente decide abandonar Alfa 3, para dedicarse al periodismo Independiente,

para mantener informada a la opinión pública de la actualidad cubana. En estas funciones es detenido el 18 de marzo de 2003, encausado injustamente y sancionado a 20 años de privación de libertad.
Actualmente se encuentra en la prisión de Kilo 7, en la provincia de Camaguey. Es divorciado y tiene una pequeña hija de 2 años.
En su trayectoria como opositor siempre denunció las violaciones de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En una ocasión se personó en el Partido Comunista provincial de Villa Clara., a reclamar por el desalojo de una persona de la raza negra, siendo fuertemente reprimido y conducido a la policía, imponiéndole una multa.
Activista del Movimiento pro Derechos Humanos Razón, Verdad y Libertad. Tiene una hija de 2 años de edad, quien vive con su abuela Mireya Pentón.
Su familia reside
en calle 1ra número 28 e/ A y Ríos, reparto Ramón Ruiz del Sol, Santa Clara, Villa Clara.

Trasladado al Pre Tensado, Santa Clara

Desterrado a España
Fecha de arribo: 13 de julio de 2010.

ARTICULOS:

Desnudan a prisionero de conciencia ante población penal
Acusan de robo a militares cubanos

Maltratan físicamente a prisionero de conciencia

Requisan y violan correspondencia a reo político
Sin agua potable la prisión de Santa Clara, La Pendiente
Amenazan a prisionero de conciencia con picarle la cara
Protestan Presos cubanos por inclusión del régimen en consejo de la ONU
Agreden físicamente a prisionero de conciencia
Preso de los 75 denunció violaciones carcelarias
Reo de los 75 denuncia represión contra su familia
Preso de los 75 depone huelga de hambre
En huelga de hambre reo de los 75
Diagnostican hipertensión arterial a joven reo de conciencia

Padece de hipertensión arterial joven reo de conciencia
Niegan asistencia médica a reo de conciencia
Víctima de chantaje prisionero de conciencia
Trasladado reo de conciencia a sala de penados

Desnudan a reo de conciencia

González Pentón denuncia constantes violaciones de sus derechos
Sin agua Prisión de Jóvenes de Villa Clara
Incumplida promesa de ingreso hospitalario a reo de conciencia
Amenazan con agredir a reo de conciencia
Castigan a Léster González por participar su esposa en actividad

Trasladan a prisionero de conciencia a sala de penados
"Ellos saben que somos inocentes"
Nuevo comunicado médico sobre reo de conciencia
Ingresado Léster González Pentón
Regresan a Léster González Pentón a la Prisión de Jóvenes de Villa Clara
Prisioneros de conciencia en espera de excarcelación por mala salud
Familiares de prisionero de conciencia preocupados por su estado de salud
Anuncian ayuno prisioneros de conciencia
Prisionero de conciencia a régimen de menor severidad
Recibe fisioterapia el reo de conciencia Léster González Pentón

Trasladan a Reos políticos villaclareños
Prisionero de conciencia envía carta por el Día de los Padres
Felicita a las madres prisionero de conciencia
El Benjamín
Concluye ayuno de presos de conciencia
Aplican nuevas medidas contra presos de conciencia
Hostigan a prisionero de conciencia
Hostigamiento en Kilo 7
Carta de Léster
y poesia a Lester
Orgulloso de haber escogido el camino de una causa justa

NO ME DOBLEGARÉ
Denuncia condiciones carcelarias Léster González Pentón
Separan a presos en conciencia de Camagüey
Carta de una niña a un preso de conciencia
Reclama madre de preso político ante las autoridades del penal y de Etecsa
Denuncia del Presidio Político desde Kilo 8
Léster; uno de los presos de conciencia más joven del mundo
Prohíben estudio de la Biblia a prisioneros de conciencia
Celebran cumpleaños a hija de opositor pacífico encarcelado
Con problemas de salud Normando Hernández


Celda y soleador en Kilo 8

Causa #1: Documento de Sentencia

 

Acoso al reo más joven de la causa de los 75
Indiana Rojas Laboris

4 de marzo de 2008

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Léster González Pentón es hostigado, ofendido y amenazado con golpes por parte de los gendarmes subordinados a José Castillo en el centro penitenciario La Pendiente, en Santa Clara, informó Javier Delgado Torna.

Agregó la fuente, que el reo se ha quejado en reiteradas ocasiones ante José Pozo, jefe de la unidad, y no ha tenido respuesta.

Léster González Pentón, de 31 años de edad, fue condenado a 20 años de privación de libertad en la Causa de los 75 y extingue su sanción en el centro penitenciario La Pendiente, en Santa Clara, Villa Clara, Cuba.

Centro de prensa "Marta Abreu"

 

Intervienen quirúrgicamente a prisionero de conciencia
Tania Maceda Guerra

15 de noviembre de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Léster González Pentón fue intervenido quirúrgicamente de una hernia umbilical, en horas de la mañana del pasado 13 de noviembre, en el hospital provincial de Santa Clara Arnaldo Milián Castro.

La operación duró alrededor de dos horas, la sutura llevó un punto y actualmente González Pentón se recupera en una de las salas de la mencionada instalación médica.

La madre del reo, Mireya de la Caridad Pentón Orozco, fuente de esta información, declaró que no ha podido verlo aún, pero que lo hará el día 14 y que los cirujanos le hablaron del posible desarrollo de otra hernia en la zona operada.

González Pentón está aquejado, además, de numerosas enfermedades, en su mayoría adquiridas en la prisión, entre las cuales se encuentran: mala absorción gastrointestinal, gastritis crónica, síndrome ansioso depresivo, pérdida de visión, espina bífida en la región lumbar, sinovitis crónica, alergia, hemorroides (ya operado), diarreas constantes, hipertensión arterial y sacrolumbalgia.

Léster González Pentón, de 30 años de edad, es miembro del Consejo de relatores de Derechos Humanos de Cuba y prisionero de conciencia del Grupo de los 75. Extingue una condena de 20 años de privación de libertad en la prisión La Pendiente de Santa Clara. Reside en la calle Estrada Palma, Bloque 7 apto. 1, e/ Virtudes y Amparo, reparto América Latina, Santa Clara, Villa Clara, Cuba.

Trasmiten falsa información a reo de conciencia
Félix Reyes Gutiérrez – Cubanacán Press

15 de junio de 2007

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El pasado 12 de junio, autoridades del Ministerio del Interior (MININT), en la provincia de Villa Clara, informaron al prisionero político Léster González Pentón, que su señora adulteraba el resultado de los exámenes clínicos para lograr su Licencia Extrapenal.

González Pentón, quien se encuentra recluido en la santaclareña prisión “La Pendiente”, dijo en conversación telefónica a su esposa Yanet Ocaña Castro, que en horas de la mañana del día 8 del presente mes, fue visitado por el doctor nombrado Richard, perteneciente a los Servicios Médicos del MININT.

En la plática que sostuvo el reo con el galeno, quien estaba acompañado de un especialista civil en medicina interna, este le expresó que Ocaña Castro había plagiado los parámetros de las pruebas clínicas que le eran realizadas a él (Léster), por lo que la dolencia en el hígado era sólo un músculo montado.

“Nunca he falsificado ningún análisis, puesto que las autoridades penitenciarias no lo hacen con tiempo y yo no lo sabría hacer, lo único que hago es recoger los resultados con tiempo, pues las demoras para las recogidas de estos son demasiado grandes”, dijo la Dama de Blanco

Léster González Pentón resultó condenado a 20 años de privación de libertad durante la ola represiva de marzo-abril de 2003.

Detectan sangramiento digestivo a preso de conciencia
Félix Reyes Gutiérrez – Cubanacán Press

4 de mayo de 2007

Ranchuelo, Cuba – www.PayoLibre.com – A Léster González Pentón, prisionero de conciencia, le fueron detectados coágulos de sangre durante un tratamiento digestivo, en una policlínica de Santa Clara, el pasado 30 de abril.

Según Yanet Ocaña Castro, esposa del reo, en horas de la mañana del mencionado día su cónyuge fue conducido al policlínico Marta Abreu por oficiales de la prisión La Pendiente, para hacerle un lavado gástrico, pues González Pentón padece de Gastritis Crónica.

Al la gastroenteróloga succionar mediante una sonda y una jeringuilla el contenido estomacal de Léster, pudo detectar la presencia de varios coágulos de sangre, por lo que suspendió el procedimiento clínico y decidió regresarlo a la cárcel.

El disidente fue visto por la galena jefa del Puesto Médico de la prisión, nombrada Rita Maria, quien le comunicó que esos coágulos indicaban la presencia de una Ulcera Sangrante y que ya el oficial de la Seguridad del Estado, Arley, quien atiende prisiones, vendría a conversar con el.

A pesar de que la Dama de Blanco Yanet Ocaña Castro se ha comunicado en varias ocasiones con la penitenciaría, así como con la sede de la Policía Política en Villa Clara, aún no ha tenido respuesta de las autoridades y no lo han ingresado en un centro hospitalario.

Léster González Pentón, de 29 años de edad y vicepresidente del Movimiento Alfa-3, resultó encarcelado durante la ola represiva de la primavera del 2003, por lo que lo condenaron a 20 años de cárcel.

Desnudan a prisionero de conciencia ante población penal
Tania Maceda Guerra

24 de marzo de 2007

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.comLéster González Pentón, prisionero de conciencia condenado a 20 años en la ola represiva del 2003, fue obligado, por unos 15 militares de la prisión La Pendiente, en Santa Clara, a desnudarse ante la población penal.

Los carceleros, encabezados por el jefe de orden interior que se hace llamar José Cantillo, armados de palos de marabú, lo levantaron de su cama y sacaron de la celda.

Léster González Pentón, en llamada telefónica a la Fundación Cubana de Derechos Humanos, expresó a Juan Carlos González Leiva:

“Los oficiales me obligaron a desnudarme completamente delante de unos 60 reclusos comunes, muchos de ellos homosexuales. Me requisaron la ropa sobre mi cuerpo, palpándome hasta las chancletas. Después lo revolcaron todo, incluso mis alimentos. Leyeron las cartas personales de mi esposa y las agendas. Registraron los álbumes de fotos familiares y después de 2 horas de búsqueda se fueron sin darme explicación.

“Esta es la tercera requisa que me hacen en menos de dos semanas. Yo responsabilizo al gobierno con mi vida y mi integridad física.”

Léster González Pentón, el más joven del Grupo de los 75 encarcelados durante la ola represiva del 2003, es miembro del consejo asesor de la Fundación Cubana de Derechos Humanos, y fue declarado preso de conciencia por Amnistía Internacional. Su lugar de residencia es calle Estrada Palma, bloque 7 apto. 1 e/ Virtudes y Amparo, Reparto América Latina, Santa Clara, villa Clara.

Acusan de robo a militares cubanos
Luis Esteban Espinosa

4 de marzo de 2007

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Léster González Pentón, acusó a los militares de la prisión La Pendiente, en Santa Clara, de haberle robado 150 pesos y un pomo de colonia a su esposa Yanet Ocaña Castro.

González comunicó, a la Fundación Cubana de Derechos Humanos (FCDH), que el pasado 25 de febrero el capitán de la Seguridad del Estado Paulo Echemendía Pineda y el director de la prisión José Pozo Peña María, se apoderaron de estos bienes que su esposa dejó olvidados en el maletín donde le llevó sus alimentos.

En primera instancia, el director le informó que les serían devueltos. Después de dos requisas, donde le confiscaron las libretas de anotaciones con denuncias, le dijeron que los mencionados bienes quedaban confiscados.

El reo añadió que el director lo amenazó, diciéndole que continuará siendo sometido a esas requisas donde le decomisarán todo documento contrarrevolucionario.

González Pentón concluyó expresando que el pasado 9 de diciembre fue víctima de una descomunal golpiza a manos del jefe de orden interior José Cantillo, al que su esposa denunció ante la fiscalía militar y otras entidades del gobierno de Santa Clara, instituciones que no han respondido, a pesar de haber pasado el término los 40 días que disponen para hacerlo.

Léster González Pentón, de 29 años de edad, extingue una condena de 20 años de privación de libertad en la prisión “La Pendiente” en Santa Clara. Su residencia está ubicada en calle primera No. 28 entre las calles A y Río, reparto Ruiz del sol en Santa Clara, Villa Clara. Pertenece al grupo de los 75 encarcelados en la ola represiva del 2003.

Agencia de prensa Jóvenes sin Censura (El gobierno cubano le niega a esta agencia su reconocimiento legal).

Maltratan físicamente a prisionero de conciencia
Tania Maseda Guerra

16 de diciembre de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Léster González Pentón fue agredido físicamente por José Castillo, Segundo Jefe de Orden Interior de la Prisión La Pendiente en Santa Clara.

Yanet Ocaño Castro, esposa del disidente, llamó por teléfono a la Fundación Cubana de Derechos Humanos y denunció que González Pentón es víctima de las provocaciones y el acoso constante por parte de este militar.

Añadió la esposa del reo, que el pasado viernes este oficial esposó al disidente con las manos a la espalda aprisionándole los brazos de tal manera que le ocasionó dos marcas profundas, posteriormente lo empujó y lo amenazó con tomar mayores represalias.

Ocaña Castro expresó que se dirigió a la Delegación del Ministerio del Interior en la provincia para acusar a este militar, pero aún no le han dado respuesta.

Léster González Pentón, de 29 años, es el preso de conciencia más joven y fue condenado a 20 años de privación de libertad durante la ola represiva conocida como La Primavera de Cuba, sanción que extingue en la prisión La Pendiente, en Santa Clara.

González Pentón reside en calle 1ra # 28, e/ A y Río, Reparto Ruiz del Sol, Santa Clara, Villa Clara.

Tania Maseda Guerra, Periodista Independiente del Colegio de Camagüey.

Requisan y violan correspondencia a reo político
Por Roberto Santana Rodríguez

13 de noviembre de 2006

La Habana – www.PayoLibre.comLéster González Pentón, prisionero de conciencia de la conocida causa de los 75, denunció desde la cárcel La Pendiente, en Santa Clara, Villa Clara, haber sido víctima de una requisa por parte de las autoridades penitenciarias, el pasado 24 de octubre de este 2006.

González Pentón, dijo vía telefónica, que no le fue permitido presenciar el acto represivo, siendo conducido al patio de la prisión.

Dicho acto fue llevado a cabo por los Tte. José Cantillo, jefe de Orden Interior y el 1er Tte. Alexis Martínez, reeducador del área 5, donde se encuentra recluido González Pentón. Los oficiales estaban apoyados por alrededor de 15 guardias.

Al concluir la requisa, el oficial Cantillo mostró fotos pornográficas en el patio, donde se encontraba Léster en compañía de otros reos, y una carta escrita por el preso político. La carta fue abierta y leída por las autoridades, según el prisionero político, en franca violación de sus derechos.

“Le respondí al Tte. José Cantillo que es una falta de respeto, porque no tengo fotos pornográficas en mi pertenencia, ellos las pusieron allí para chantajearme y desacreditarme. Soy un prisionero de conciencia, no un maniático ni un delincuente. Además, los denunciaré a nivel internacional por semejante bajeza y por violar mi correspondencia. Ellos me rompieron el sobre de la carta y la leyeron sin mi consentimiento”, dijo el prisionero político.

Léster González Pentón, condenado en el 2003 a 20 años de privación de libertad, el más joven de los 75, dijo que fue amenazado por el oficial Cantillo con ser objeto de una medida disciplinaria por la supuesta indisciplina cometida, la consistiría en la pérdida de un pabellón conyugal, como ha sucedido en ocasiones anteriores.


Sin agua potable la prisión de Santa Clara, La Pendiente
Por Luis Esteban Espinosa

13 de junio de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Léster González Pentón en llamada telefónica a la Fundación Cubana de Derechos Humanos, dijo que hace más de 20 días no hay agua potable en la prisión La Pendiente, en Santa Clara.

“Los más de 700 reclusos que permanecemos recluidos en este penal en días pasados nos hemos podido bañar gracias a los fuertes aguaceros que han caído”, declaró en reo de conciencia.

Oficiales de la prisión han sacado a los reos para el patio soleador para que se puedan bañar con agua lluvia. Pero hace más de 4 días que no llueve. En algunos días han traído una pipa de agua, pero los militares solo permiten una tanqueta de 20 litros para las necesidades de 6 reos y la mayoría de estos, han pasado hasta dos días sin bañarse, ya que la poca agua que les permiten coger tienen que guardarla para poder tomar por la sed que están pasando.

Léster González Pentón, sancionado a 20 años de cárcel en marzo de 2003 y recluido en la prisión La Pendiente, concluyó con un mensaje pidiendo ayuda a todos los organismos internacionales que velan por el respeto de los Derechos Humanos en el mundo, ya que su vida corre peligro, pues en menos de 30 días ha sido agredido físicamente en dos ocasiones por presos enviados por los órganos de la Seguridad del Estado en complicidad con la dirección de esta prisión.

”Me siento muy alterado síquicamente, no puedo dormir nada de noche, ya que estos reos me han agredido y me mantienen amenazado con picarme la cara y velarme para cuando yo menos me lo espere”, afirmó el opositor.

Luis Esteban Espinosa, periodista independiente de la Agencia Jóvenes sin Censura.

Amenazan a prisionero de conciencia con picarle la cara
Por Luis Esteban Espinosa

9 de junio de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Léster González Pentón ha recibido varias amenazas de muerte y de picarle la cara por los reclusos comunes Osvaldo Díaz Sánchez y el reo apodado “El Ninja”, quienes han agredido físicamente en dos ocasiones al disidente pacífico orientados por la Seguridad del Estado.

Su esposa Yanet Ocaña Castro, en llamada telefónica a la Fundación Cubana de Derechos Humanos (FCDH), dijo estar muy preocupada por la vida del opositor pacífico, quien se encuentra aquejado de severos trastornos de salud, tales como síndrome de mala absorción gastrointestinal, hipertensión arterial, gastritis crónica, problemas en la cervical, nauseas y mareos constantes.

Léster González Pentón, de 29 años de edad, fue condenado a 20 años de prisión durante la ola represiva de marzo-abril de 2003. Antes de ser encarcelado gozaba de buen estado de salud.

Protestan Presos cubanos por inclusión del régimen en consejo de la ONU
15 de mayo de 2006 / PayoLibre

Santa Clara, Jueves 11 de mayo del 2006

Prisión provincial "La Pendiente" "Villa Clara"

Declaración Internacional

Dirigida A: Nuevo Consejo de Derechos humanos con sede en Ginebra, Suiza. Todos los países libres y democráticos miembros de la Organización de la Naciones Unidas.

Quienes a continuación nos dirigimos hoy a ustedes, somos prisioneros de conciencia reconocidos y declarados bajo esta categoría por Amnistía Internacional por encontrarnos encarcelados injustamente en las prisiones de la dictadura comunista del régimen de Fidel Castro Ruz, sólo por defender el respeto a los Derechos Humanos del pueblo cubano y amar la libertad.

Mediante una declaración del Ministerio de Relaciones exteriores del Gobierno cubano fechada en pasado día 9 de mayo y publicada por los medios oficiales el pasado día 10 de mayo, tuvimos conocimiento de la decisión mediante voto secreto de unos 135 países miembros de la organización de las Naciones Unidas que el gobierno cubano sea miembro y fundador del mencionado nuevo consejo que iniciará su Primera Sección el próximo 19 de junio en Ginebra, Suiza.

Nosotros los prisioneros de conciencia nombrados Raúl Martínez Prieto y Léster González Pentón le ponemos en conocimiento nuestro desacuerdo con esta nueva decisión en que el gobierno cubano sea miembro y mucho menos fundador del Nuevo Consejo de Derechos Humanos.

No es nuestra intención entrometernos en sus asuntos internos, ya que no tenemos conocimiento completo de la nueva línea de trabajo a seguir por el mismo, pero sí les comunicamos que es una vergüenza que la dictadura comunista y asesina del régimen de Fidel Castro Ruz sea miembro del Nuevo y prestigioso organismo de Derechos Humanos. Permitir semejante decisión es declararnos cómplices de los crímenes, torturas y violaciones de los derechos Humanos que a diario comete la dictadura que por más de 47 años oprime al pueblo cubano, es manchar la imagen de los más de 300 prisioneros políticos que se encuentran en las prisiones cubanas, es destruir la moral de todos los defensores de los Derechos Humanos que dentro de Cuba sufren persecución, detenciones arbitrarias, injustas sanciones y golpizas salvajes sólo por informarle al mundo la debilidad del pueblo cubano y luchar por un cambio pacífico y democrático.

Solo preguntamos ¿hasta cuándo tenemos que permitir que el régimen cubano continúe violando los derechos humanos de más de 11 millones de personas?

Ejemplo de esto es la detención de 6 opositores pacíficos arrestados desde el pasado 13 de julio del 2005, y de 13 opositores pacíficos más arrestados desde el 22 de julio de 2005 que llevan, todos, 9 meses en prisión arbitrariamente sin realizárseles juicio y que han sido desterrados a cientos de kilómetros de sus provincias de origen y para prisiones distantes para hostigar también a sus seres queridos. Parte de este grupo de defensores encarcelados es el hermano Raúl Martínez Prieto, que como si fuera poco el régimen cubano le puso también en prisión a su hijo Randel Martínez Gómez con una injusta acusación de "peligrosidad”, sólo por ser un defensor de los Derechos Humanos.

El destierro al exilio del que han sido víctima miles de periodistas independientes, bibliotecarios independientes y opositores al régimen castro comunista, los actos de repudio que constantemente por órdenes del los órganos de la seguridad del estado le realizan a defensores de la libertad para intimidarlos y tratar de doblegarlos.

Las constantes amenazas que se encuentran siendo víctimas nuestras esposas conocidas a nivel internacional como Las Damas de Blanco, con ser encarceladas simplemente por reclamar pacíficamente nuestra libertad y denunciar nuestra situación en prisión; recordemos que recientemente ellas recibieron el pasado 26 de octubre 2005 el Premio Sajarov que otorga El Parlamento Europeo a la libertad de conciencia.

En el mes de marzo del 2003 fueron arrestados injustamente 75 opositores pacíficos y sancionados a más de 1500 años de prisión entre todos en juicios sumarios, desterrados a cientos de kilómetros en prisiones lejos de nuestras provincias, metidos en celdas de confinamiento en solitario por más de un año en "regímenes especiales", sólo por informar la realidad cubana y amar la libertad.

Los que hoy sufrimos injustamente largas condenas en las prisiones cubanas tenemos confianza y esperamos que el gobierno cubano sea sancionado una vez más en el nuevo Consejo de Derechos Humanos. Les pedimos que no nos abandonen, no se conviertan en cómplices de las violaciones de derechos humanos y no permitan que la dictadura comunista del régimen cubano de Fidel Castro Ruz continúe destruyendo a este pueblo y violando los derechos humanos de todos los cubanos sin acabarse de tomar una medida radical y fuerte con este gobierno diabólico y asesino

Dios Bendiga al mundo
Vivan los derechos humanos

Viva la libertad

Léster González Pentón, prisionero de conciencia encarcelado y sancionado injustamente a 20 años de prisión miembro, y el más joven, del grupo de los 75 disidentes de la Primavera de Cuba de 2003.

Raúl Martínez Prieto, preso político y de conciencia encarcelado injustamente

Carta enviada por el preso de conciencia de los 75 Léster González Pentón al periodista independiente Luis Esteban Espinosa periodista independiente de la agencia de prensa Jóvenes sin Censura.


Agreden físicamente a prisionero de conciencia
Por Luis Esteban Espinosa / Jóvenes sin Censura

14 de mayo de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Léster González Pentón fue agredido físicamente por un preso común retrasado mental azuzado por la Seguridad del Estado.

El hecho ocurrió el pasado viernes 12 de mayo al medio día en la prisión La Pendiente de Santa Clara. El preso común le fue para encima y le dio varios puñetazos en la cabeza, deteniendo la agresión la intervención de otros reclusos.

Raúl Martínez Prieto, preso de conciencia y fuente de esta información, en llamada telefónica a la Fundación Cubana de Derechos Humanos, dijo que este reo ha agredido en otras ocasiones a González Pentón y que el hecho es de total conocimiento de la Seguridad del Estado.

Léster González Pentón, de 29 años de edad, fue condenado a 20 años de cárcel y se encuentra aquejado de severos trastornos de salud, tales como Síndrome de Mala absorción gastrointestinal, Hipertensión Arterial, gastritis crónica, problemas en la cervical, así como náuseas y mareos constantes; antes de ser encarcelado, en marzo de 2003, gozaba de perfecto estado de salud.

 

Preso de los 75 denunció violaciones carcelarias
Por Roberto Santana Rodríguez

12 de abril de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – Léster González Pentón, preso político y de conciencia denunció desde la prisión La Pendiente, en Santa Clara, Villa Clara, lo que calificó como graves violaciones de las autoridades carcelarias en su contra, así como de su esposa , la señora Yanet Ocaña Castro.

“El pasado 4 de abril, al presentarse mi esposa en la prisión para el pabellón conyugal, fue requisada por partida doble, al llegar al pasillo donde se encuentran ubicados lo cuartos de pabellones no le permitieron escoger el de su preferencia, teniendo que tomar el número uno, el cual está en muy mal estado de higiene, tiene mal olor y el colchón de la cama esta forrado con sacos de nylon, además según me dijeron fuentes anónimas del penal en él están colocados micrófonos para escuchar nuestras intimidades”, narró a este reportero González Pentón.

González Pentón, de 29 años de edad, el mas joven de los 75 señaló que el oficial Ernesto Sánchez lo requisó de forma humillante y le decomisó una carta para su esposa y un dibujo dedicado a la señora Cristina Martínez, representante de la Union Europea en Cuba, consistente en flores pintadas en un papel.

Después de terminado el pabellón, el oficial Eric Rodríguez le dijo a Léster que lo decomisado había sido entregado al jefe de la prisión, José Pozo, al replicarle el reo de conciencia que eso era una grave violación a su correspondencia y a su intimidad personal, el represor a grito le dijo que se callara, que era mejor que se callara.

Por último, González Pentón dijo que los oficiales Odelmis González y José Cantillo le comunicaron que habían decidido tomar una medida disciplinaria en su contra por dos supuestas indisciplinas de carácter grave: cuando gritó “abajo Fidel” el 30 de marzo en la visita reglamentaria y en el mencionado 4 de abril luego de serle decomisado una carta a su esposa y un dibujo. La nueva medida consiste en la suspensión del pabellón correspondiente al próximo 2 de junio.

Léster González Pentón fue sancionado a 20 años de cárcel en la Primavera de Cuba, marzo-abril de 2003.


Reo de los 75 denuncia represión contra su familia
Por Luis Esteban Espinosa

31 de marzo de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del grupo de los 75 Léster González Pentón, denuncia la represión que la policía política está llevando a cabo contra sus familiares, quienes son víctimas de chantajes, amenazas y presiones de este órgano represivo.

González Pentón, dijo a la Fundación Cubana de Derechos Humanos que esta actitud del gobierno lo llevó a plantarse en huelga de hambre recientemente y que si la situación continúa emprenderá nuevas protestas.

Léster González Pentón se encuentra recluido en la prisión La Pendiente en Santa Clara y fue sancionado a 20 años de privación de libertad en la causa de los 75 conocida como la Primavera de Cuba.

 

Preso de los 75 depone huelga de hambre
Por Roberto Santana Rodríguez

28 de marzo de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – El pasado 20 de marzo el preso político y de conciencia de los 75 Léster González Pentón depuso la huelga de hambre que comenzara 3 días antes en reclamo del cese de la represión por parte de la seguridad del estado en contra de su esposa y suegra, nombradas Yanet Ocaña y Miriam Castro.

González Pentón dijo vía telefónica a este reportero el pasado 26 de marzo desde la prisión la Pendiente de Santa Clara, Villa Clara, que tomó su decisión luego de una entrevista que sostuviera con el oficial Maikel Matos, de la seguridad, en la que este le aseguró que no se molestaría más a su familia.

“A pesar de las amenazas formuladas por la seguridad del estado a mi señora suegra y al operativo desplegado frente a su casa mi esposa viajó a La Habana el 17 de marzo y participó en las actividades que realizaron públicamente las Damas de Blanco reclamando nuestra libertad y el cese del injusto secuestro a que nos someten ya por tres años”, indicó el reo político.

González Pentón dijo que recientemente le fue practicada una prueba llamada tránsito intestinal con resultado alterado en el hospital Celestino Hernández; además le están estudiando la inflamación que le fue detectada en esa región de su organismo y que el pasado 21 de marzo le realizaron una biopsia, en opinión del galeno sin las condiciones adecuadas porque debía para ello estar ingresado y no en la prisión, adonde fue reintegrado el 17 de marzo.

González Pentón aseguró que su salud se deteriora por días en la prisión mencionando el agravamiento de sus padecimientos entre los que señaló la hipertensión arterial, 3 parásitos alojados en su duodeno, la rectificación en su columna cervical, vértigo posicional benigno, el tratamiento psiquiátrico a causa de un síndrome depresivo ansioso, sinusitis y alergia.

Léster González Pentón, de 29 años de edad, el más joven de los 75, fue condenado a 20 años en la ola represiva de marzo de 2003. En estos momentos se encuentra en la celda 4, del área del mismo número, un recinto de aproximadamente 3 metros de ancho por 4,5 metros de largo junto a otros 15 reclusos de los que 1 de ellos duerme en el piso por falta de cama.

En huelga de hambre reo de los 75
Por Roberto Santana Rodríguez

21 de marzo de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero político y de conciencia de la causa de los 75 Léster González Pentón se declaró el pasado 17 de marzo en huelga de hambre en el hospital Celestino Hernández de Santa Clara

González Pentón reclama que seguridad de estado le garantice por escrito el cese de lo que denominó, represiones en contra de su esposa y suegra, nombradas Yanet Ocaña y Miriam Castro, la primera, fuente de esta información.

Yanet Ocaña dijo a este reportero que el agente de la seguridad nombrado Alexander Solís la ha visitado en varias ocasiones conminándola a salir de la casa y a abandonar su actividad en el grupo de mujeres que aboga por la libertad de los 75, conocido como Damas de Blanco.

Así mismo su señora madre también ha sido visitada por miembros de las llamadas brigadas de respuesta rápida para amenazarla y forzarla a prohibir a su hija que viaje a La Habana para participar en las referidas actividades pro libertad de los presos políticos.

La Dama de Blanco indicó que a su esposo, ingresado en la sala de penados del mencionado hospital Celestino Hernández, desde el pasado 6 de marzo le fue practicada una prueba llamada tránsito intestinal la cual dio alterada y se espera le sea practicada próximamente una biopsia. El reo político fue trasladado a la cárcel La Pendiente también ubicada en Santa Clara, Villa Clara el mencionado 17 de marzo.

Léster González Pentón, de 29 años de edad, el más joven dentro de los 75, es el vicepresidente del movimiento pro Democracia Alfa 3. Fue condenado a 20 años de privación de libertad en la ola represiva de 2003, conocida también como la primavera negra de Cuba.

Diagnostican hipertensión arterial a joven reo de conciencia
Por: Guillermo Fariñas / Cubanacán Press

17 de enero de 2006

Santa Clara – www.PayoLibre.com – Al joven reo de conciencia Léster González Pentón le fue diagnosticado un síndrome de hipertensión arterial, el 14 de enero en la prisión villaclareña La Pendiente.

En llamada telefónica a esta agencia de prensa González Pentón informó que tras un riguroso chequeo de su tensión arterial durante 9 días por parte de la doctora jefa del puesto médico del penal se pudo arribar a este dictamen clínico.

"Ahora se me llevará en la semana entrante, según me prometieron, al policlínico "XX Aniversario" en Santa Clara para hacerme un ultrasonido, un fondo de ojo, un electrocardiograma y análisis complementarios por un equipo de especialistas que curan esa patología", refirió Léster.

El prisionero de conciencia denunció como negligentes ante la tardanza del tratamiento, que ahora comienza, a los oficiales de la Seguridad del Estado Julio Cesar Bombino y Yankiel Rodríguez, quienes lo atendieron antes en Camagüey y en la Prisión de Jóvenes de Villa Clara, respectivamente.

También, preventivamente le comenzaron a suministrar tabletas de Hidrocloriotiazida, medicamento diurético para la eliminación de líquido.

Léster González Pentón, con sólo 28 años de edad, padece de hipertensión arterial con 110 de mínima y 200 de máxima. Fue condenado sumarísimamente en La Primavera Negra de 2003 a 20 años de cárcel.

Padece de hipertensión arterial joven reo de conciencia
Por Guillermo Fariñas / Cubanacán Press

9 de enero de 2006

Santa Clara – www.PayoLibre.com – El joven reo de conciencia Léster González Pentón, padece de hipertensión arterial, en la prisión villaclareña La Pendiente, desde el pasado 2 de enero.

En llamada telefónica a esta agencia de prensa, González Pentón acusó al oficial apellidado Bombino de la Seguridad del Estado durante su permanencia en la cárcel camagüeyana de Kilo-8 y al teniente Yankiel Rodríguez, cuando estuvo en la Prisión de Jóvenes de Villa Clara, de no oír sus reclamos.

"Ahora se me esta chequeando diariamente, por parte de la doctora jefa del Puesto Médico del penal donde me encuentro desde mi traslado en el mes de diciembre del 2005, para que se me haga un estudio por parte de especialistas", explicó Léster.

Según González, su tensión arterial fluctúa entre los 100 y 120 de presión mínima con hasta 190 de máxima. Nos puntualizó el graduado en medicina y vice-presidente del Colegio Médico de Villa Clara Ismely Iglesias Martínez que en una persona tan joven como Léster, este padecimiento es sumamente peligroso para la vida.

Léster González Pentón, residente en Santa Clara y de 28 años de edad, es el preso político más joven de los encarcelados en "La Primavera de Cuba" en los meses de marzo-abril del 2003.


Niegan asistencia médica a reo de conciencia

SANTA CLARA, Cuba - 12 de diciembre (Guillermo Fariñas, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - Al reo de conciencia Léster González Pentón le fue negada la asistencia médica en la Prisión de Jóvenes de Villa Clara, donde se encuentra recluido.

Refirió González Pentón en una carta a la redacción de esta agencia que en horas de la mañana del pasado 2 de diciembre sintió un fuerte dolor en el pecho, por lo que solicitó al funcionario de orden interior Yordanis Robaina que lo condujese a la enfermería, a lo que Robaina se negó.

Al mediodía González Pentón formuló la misma petición al primer teniente Alexis Fernández Luis, quien se desempeñaba como oficial superior del penal en ese momento, pero le respondió que ya lo sabia, retirándose sin hacer nada.

Por la noche, el prisionero político pudo conversar con el capitán Delvis López Quesada, director del penal, quejándose de la actitud de sus subordinados. Cuando le informó que le negaban la asistencia médica, el capitán le respondió que se lo comunicara a los guardias, dándole la espalda.

Finalmente, el prisionero relata en la carta que nunca fue llevado al médico, por lo que responsabiliza al gobierno cubano, a la dirección de la prisión y a la Seguridad del Estado por lo que pudiera ocurrir con su ya deteriorada salud.

Víctima de chantaje prisionero de conciencia

SANTA CLARA, 15 noviembre (Guillermo Fariñas, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Léster González Pentón fue chantajeado por oficiales de la Prisión de Jóvenes de Villa Clara cuando se negó a asistir a las clases audiovisuales el pasado 8 de noviembre.

En misiva enviada desde la prisión González Pentón refiere: "Hoy, martes 8 de noviembre, sacaron a todos los presos de mi sección para el programa audio-visual; yo me quedé en el destacamento, pero el oficial Eraclides Peligrí me amenazó con que si no voy a las clases me quitará el pabellón conyugal trimestral".

González Pentón, recluido en el penal conocido popularmente como "El Pretensado", le respondió: "Soy un reo de conciencia reconocido internacionalmente, estoy encarcelado injustamente debido a mi forma de pensar, por lo que me niego a ser adoctrinado en las políticas comunistas que yo no acepto, aunque no se me permita ver nunca más a mis familiares".

Léster González Pentón, de 27 años, es el más joven de los sentenciados en abril del año 2003, y extingue una pena de 20 años de privación de libertad.

Trasladado reo de conciencia a sala de penados

SANTA CLARA, Cuba -14 de octubre (Grisel Domínguez Consuegra / Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El reo de conciencia Léster González Pentón fue trasladado desde la Prisión de Jóvenes de Villa Clara a la sala de penados de hospital Celestino Hernández Robau, en la ciudad de Santa Clara el pasado 11 de octubre.

"Hace más de un año que sangro constantemente por vía anal, por lo que se decidió realizarme una rectoscopia, llevarme al salón de operaciones", declaró González Pentón en conversación telefónica.

Por su parte, Yanet Ocaña Castro, esposa del prisionero político, declaró: "Me dejaron verlo por algunos minutos en el cubículo para enfermos del SIDA de la sala de penados del hospital. Léster me pidió, bastante contrariado, que localizara al mayor de la policía política Alberto Pérez, pues él debía estar con los demás presos hospitalizados y no allí".

Léster puntualizó a su cónyuge que esperaría un tiempo prudencial, y si no era sacado del peligroso lugar, destinado a enfermos SIDA, se negaría a realizarse la prueba programada y pediría ser devuelto a la cárcel.

Léster González Pentón, de sólo 27 años de edad, es el prisionero de conciencia cubano más joven. Fue condenado a 20 años de privación de libertad durante la publicitada Primavera Negra de Cuba de marzo-abril del 2003.

Desnudan a reo de conciencia

SANTA CLARA, Cuba - 12 de septiembre (Guillermo Fariñas, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El reo de conciencia Léster González Pentón fue desnudado antes de recibir una visita familiar el pasado 5 de septiembre en la prisión La Pendiente, Santa Clara.
Según la esposa del prisionero, Yanet Ocaña Castro, a su cónyuge le correspondía la visita de su mamá Mireya Pentón por el día del cumpleaños de su progenitora, de acuerdo a lo establecido en los centros penitenciarios de la isla.

El oficial reeducador Valentín Rodríguez estuvo al frente de la requisa corporal. González Pentón fue obligado, desnudo, a ponerse en cuclillas y a abrir las piernas ante un grupo de funcionarios de orden interior de la prisión.

La señora Ocaña Castro refirió a esta agencia: "En la llamada telefónica del martes 6 de septiembre, Léster me dijo que nunca había sido tan humillado y denigrado en su vida; y que si accedió al registro fue por no dejar esperando a su madre en esa fecha tan especial".

Léster González Pentón pertenece al Grupo de los 75, y fue sentenciado a 20 años de prisión en abril de 2003.


González Pentón denuncia constantes violaciones de sus derechos

PLACETAS, Cuba - 11 de agosto (María Elena Alpízar Ariosa / www.cubanet.org) - A Léster González Pentón, prisionero de conciencia confinado en la prisión de jóvenes, en Santa Clara, se le violan constantemente sus derechos, contenidos en el artículo 12 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, según denunció el prisionero político Atila Saéz Romero a través de una carta enviada a la líder opositora Berta Antúnez Pernet.

González Pentón -el más joven del Grupo de los 75- padece una seria alteración psíquica debido a situaciones personales que enfrenta, y en los últimos meses se le han agudizado los problemas nerviosos debido a la injerencia de la policía política en su vida privada, familia y correspondencia.

Durante una requisa efectuada a González Pentón el pasado 28 de julio, con motivo de la correspondiente visita familiar, le fueron incautadas sendas misivas dirigidas a su esposa y a un hermano residente en el exterior. Ambas cartas fueron leídas por el jefe de orden interior del penal, quien le devolvió al recluso la de la esposa, pero no la del hermano.

La carta está en poder del jefe de reeducación del penal, Osmani Febles de la Paz, quien le ha dicho a González Pentón que no se la devolverá hasta tanto sea analizada minuciosamente por el oficial de la Seguridad del Estado de la prisión.

González Pentón fue condenado a 20 años de reclusión y sufre un deterioro de su salud física y mental desde que fue encarcelado en marzo de 2003.

Sin agua Prisión de Jóvenes de Villa Clara

SANTA CLARA, Cuba - 2 de agosto (Guillermo Fariñas Cubanacán Press / www.cubanet.org) - Léster González Pentón, prisionero de conciencia, denunció la escasez extrema de agua en la Prisión de Jóvenes de Villa Clara tras el paso del huracán Dennis.

"A los presos nos consideran como animales, porque nos traen el agua cada tres días en unos tanques cisternas, pero es de color chocolate y así hay que tomársela, aunque te llenes de parásitos ", expresó el reo por teléfono.

Según describe González Pentón, esta situación ha traído violentas trifulcas entre los penados, debido a que las autoridades penitenciarias le suministran más cantidad de agua a los presos que sirven como delatores del Ministerio del Interior.

El capitán nombrado Delvis, segundo jefe de Orden Interior de la penitenciaria, ha justificado esta situación alegando ante los reclusos que existía una rotura en los tubos conductores de agua.

"Fíjate si el agua que nos están trayendo está sucia y con sabor a podrido que los presos, cuando no reciben los pomos que mandan a buscar al exterior de la prisión con familiares o amigos, prefieren tomar agua de lluvia ", precisó González Pentón.

En Cuba la situación con el suministro de agua es crítica, fundamentalmente porque la infraestructura técnica para hacerlo tiene en la mayoría de los casos más de 50 años de explotación. Las recurrentes sequías agravan las dificultades para el abasto del líquido.

Incumplida promesa de ingreso hospitalario a reo de conciencia

SANTA CLARA, Cuba - 22 de julio (Guillermo Fariñas, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - Autoridades penitenciarias comunicaron el pasado 15 de julio al prisionero de conciencia Léster González Pentón que su ingreso en una sala de penados santaclareña no se produciría por ahora.

"El mayor Alfredo López, segundo jefe provincial de la Dirección de Establecimientos Penitenciarios (DEP), me visitó en la Prisión de Jóvenes de Villa Clara, y me dijo que por cuestiones operativas, se posponía hasta nueva orden, sin dar otras explicaciones", comunicó telefónicamente el encarcelado opositor.

González Pentón sufrió hace cerca de dos meses una intervención quirúrgica de las hemorroides, pero por el apresuramiento de los oficiales de la Seguridad del Estado para sacarlo de la Sala para Penados del Hospital "Dr. Celestino Hernández Robau", también conocido como Hospital Viejo de Santa Clara, mantiene constantes sangramientos anales.

Debido a esto, médicos tanto civiles como militares decidieron efectuarle otra operación denominada Rectocimeidoscopía para conocer el origen de los continuos fluidos sanguíneos.

Yanet Ocaña Castro, esposa del reo, responsabilizó por la salud del preso a los oficiales de la policía política, en específico al Primer Teniente Yankiel Rodríguez, quien atiende directamente el caso de su cónyuge.

Léster González Pentón fue condenado a 20 años de privación de libertad durante la llamada Primavera Negra de Cuba, y es el más joven miembro del conocido "Grupo de los 75 ", al contar con sólo 28 años de edad.

Amenazan con agredir a reo de conciencia

SANTA CLARA, Cuba - 5 de julio (Guillermo Fariñas, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Léster González Pentón fue amenazado en la prisión de jóvenes de Villa Clara el pasado 30 de junio.

González informó a través de una carta que el sub oficial Adenay Cárdenas le dijo que no iba a salir vivo de la prisión. Más adelante le gritó: "Hay muchos presos comunes que quieren darte una puñalada".

Agregó el también periodista independiente que son varios los reos que lo hostigan y amenazan verbalmente con un posible ataque físico que ponga en peligro su vida, entre ellos un recluso apodado "El loco", sobrino del jefe de orden interior de la cárcel.

González hace responsable de su vida e integridad personal al gobierno de Fidel Castro, a las autoridades de la Dirección de Establecimientos Penitenciarios (DEP), y al oficial de la Seguridad del Estado Yankiel Rodríguez, quien lo atiende directamente.

Castigan a Léster González por participar su esposa en actividad

SANTA CLARA, 13 de mayo (Javier Machado, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El reo de conciencia Léster González Pentón fue trasladado en horas de la tarde del martes 10 hacia la prisión de Jóvenes de Villa Clara, antiguo Pre Tensado, después de 16 días de operado.

El reo se encontraba en la sala de penados del hospital "Celestino Hernández Rubau" después de pasar los primeros cinco días de la fase recuperatoria de una operación de hemorroides, en la sala 11 de dicha entidad hospitalaria, pero luego de varias amenazas de la policía política fue dado de alta médica y llevado hacia la prisión.

El movimiento del reo obedece a que su esposa Yanet Ocaña Castro participó en la actividad del Día de las Madres como Dama de Blanco en la Iglesia de Santa Rita, en el capitalino barrio de Miramar, a pesar de las advertencias continuadas que hicieron a González los oficiales de la policía política para que ella no se incorporara a las Damas de Blanco.

El lunes en la mañana el oficial Yankiel Rodríguez lo visitó en la sala de penados para anunciarle el traslado al día siguiente, diciéndole que su señora estaba en primera página de Internet. "Ahora atente a las consecuencias, porque estabas advertido", le enfatizó el gendarme.

Léster González Pentón, de 28 años, fue encarcelado el 18 de marzo de 2003 y condenado sumariamente a 20 años de presidio político. Durante su estancia en las ergástulas cubanas ha adquirido varias enfermedades, razones por las que estuvo ingresado durante meses en el Hospital Finlay de la capital. Recientemente el Colegio Médico de Villa Clara emitió un segundo comunicado médico sobre el reo debido a su precario estado de salud.


Trasladan a prisionero de conciencia a sala de penados

SANTA CLARA, Cuba - 2 de mayo (Guillermo Fariñas Hernández, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El prisionero político y de conciencia Léster González Pentón fue trasladado intempestivamente desde la sala 11 para la sala de penados del propio hospital "DR. Celestino Hernández Rubau" de la capital villaclareña el 29 de abril último.

"El teniente de la Seguridad del Estado Yankiel Rodríguez me reprochó por haber llamado a Martha Beatriz Roque Cabello, dándole mi apoyo a la Asamblea para Promover la Sociedad Civil en Cuba (APSCC), en el próximo congreso opositor a celebrarse el 20 de Mayo venidero", dijo a través de una ventana enrejada el más joven de la Causa de los 75.

González Pentón también aclaró a Cubanacán Press que accedió a operarse de hemorroides porque le fue prometido por la Policía Política que estaría en una sala abierta para ser aseado por sus familiares más cercanos, lo que sólo se cumplió durante cinco días.

Al ver incumplido lo acordado, Léster resolvió declararse en huelga de hambre, pero tanto familiares como hermanos de ideas, lo convencieron para que desistiera en caso de que autorizaran a su esposa Yanet Ocaña a entrar diariamente a la sala para ser auxiliado en los aseos, lo que la represiva aceptó.

Léster González Pentón fue encarcelado en el mes de marzo del 2003 durante la Primavera de Cuba y después fue condenado a 20 años de privación de libertad de manera sumaria.

"Ellos saben que somos inocentes"
Por
José Moreno Cruz, Cubanacán Press

SANTA CLARA, Cuba - Abril (www.cubanet.org) - Justo ya han transcurrido dos años en que Léster González Pentón, junto a otros compañeros de causa, fueron movidos para las cárceles en el "ómnibus del terror" después de haber sido sancionados a largas condenas de presidio político.

Fue exactamente el 24 de abril en que fue sacado al solero del G2 provincial de Villa Clara donde se encontró con Omar Ruiz Hernández y Antonio Villareal Acosta. Fue como el reencuentro y en medio de los abrazos fueron informados de que finalmente serían trasladados para las prisiones.

Ahora, con la complicidad de una ventana situada a unos cinco metros de altura y recubierta por tres mantos de cabilla corrugada y planas de diferentes grosores, bajo la vigilancia de los guardias de la Sala de Penados del hospital Celestino Hernández Robau, converso en varias ocasiones con el Benjamín de la Causa de los 75. Allí pude hacer apuntes en periódicos, papeles, las manos y sobretodo en mi memoria.

Siempre mirando para arriba me entero de la fascinante historia.

Era la 1.20 de la tarde cuando fue llevado al soleador. Ya en el parqueo del Departamento de Seguridad del Estado Provincial los esperaban todos los jefes de la Seguridad del Estado de la provincia y allí tenían parqueada una guagua de turismo con aire acondicionado de la corporación "Vía Azul", con chapa Habana. Los entregaron a un grupo de militares que portaban chalecos de color negro con letras en blanco con el logo DSE-G2. "Ya en el ómnibus me percato de que venían otros 30 hermanos de causa procedentes desde La Habana y de otras provincias".

No se les permitió saludarse. Los ubicaron en asientos individuales, esposados de las manos con un oficial sentado a su lado.

Cuando salen de Santa Clara toman rumbo a las provincias orientales trasladados en una gran caravana antecedida por agentes de la motorizada sacando de la vía a todos los vehículos que por ella transitaban. Les pusieron una película de video y les dieron merienda consistente en un perro caliente con pan y una latica de compota.

Sobre la primera parada cuenta que después de un largo recorrido entraron a la prisión de Canaleta en Ciego de Ávila. "Allí dejaron a Raúl Rivero, Marcel Cano y a otro hermano cuyo nombre no recuerdo". Les retiraron las esposas dentro de la guagua y les concedieron unos 30 minutos para almorzar, tiempo que aprovecharon para abrazarse. "De allí salimos con rumbo desconocido", dijo.

Cuando indagué acerca de la bienvenida a la prisión Kilo 8 en donde estuvo durante casi un año y medio, recordó que cerca de las 7 de la noche entraron en esa prisión camagüeyana donde se encuentra el Régimen Especial "La 26", más conocida como "Se perdió la llave". "Bajaron del ómnibus a José Miguel Martínez Hernández, Miguel Valdés Tamayo, Ricardo González Alfonso, Omar Rodríguez Saludes, Regis Iglesias Ramírez y a mí". Fue el final del recorrido para el joven, mientras que los demás seguían para Holguín, Boniato y Guantánamo.

La noche de la llegada a Kilo 8, los directivos de la prisión y el oficial de la seguridad que los atendería, nombrado Julio César Bombino González, se reunieron con ellos. El director de la prisión, Osmeidi Roca Morales, mayor del MINIT, "nos dio la bienvenida comunicándonos que teníamos Régimen Especial aprobado y que pasaríamos un año en celda de confinamiento en solitario. Al año seríamos analizados y según conducta podríamos pasar o no a la segunda fase, en los cubículos y que a los dos años, podrían desclasificarnos del Régimen Especial y trasladarnos a nuestras provincias de origen". El gendarme recalcó que no olvidaran nunca que fueron sancionados por un tribunal a extinguir las condenas en cualquier prisión que designe el MINIT.

A esa hora pidieron que le informaran a sus familiares dónde se encontraban. "No se preocupen, ya llegará el día que sus familias sepan donde están ustedes", fue la respuesta del sicario.

La bandeja de alimentos de esa noche traía la comida que comen los oficiales. Todos quedaron asombrados y lo comentaron unos a otros en voz alta, porque así las cosas, la comida en las prisiones no estaba tan mala como pensaban, momento que aprovechó el jefe de la prisión para decir: "Mis presos comen bien".

¿Y cómo fue la primera noche? Le pregunto interesado vivamente en el relato.

"No te precipites, aún falta más, aunque de eso no quisiera recordarme". Después de la comida les efectuaron una detallada requisa, despojándolos de sus ropas, y desnudos los obligan a hacer cuclillas para después entregarles la ropa de preso por un período de seis meses. "Los shorts a muchos no nos sirvieron y bajo fuerte protesta autorizaron a tener un short de ropa civil antes de pelarnos a rape".

Entonces fueron introducidos todos en las celdas de castigo y en solitario. "Esa noche hizo mucho frío y las celdas estaban llenas de mosquitos, los turcos estaban tupidos y no había agua potable, ni luz en las celdas". En esas condiciones infrahumanas, sin nada que abrigarse ante el frío, en shorts, llenos de pelos y sin poder bañarse, pasaron la primera noche en Camagüey.

A las 5 de la mañana "nos llevaron el desayuno a las celdas consistente en cerelat y un pedacito de pan viejo". Recuerda que entre todos sólo tenían un vaso y así, pasándolo de celda en celda, pudieron tomarse "aquello". En la oscuridad Léster no sabía de qué se trataba cuando alguien lo llamó a la puerta y se sobresaltó. "Pensé que el guardia me estaba apuntando con un arma", que a la postre resultó ser el embudo con que distribuían el cerelat.

La vida en las cárceles cubanas es un infierno. Para un joven de 26 años recién cumplidos como González Pentón, resultó muy duro el encierro desde el primer día en las celdas tapiadas de la Seguridad del Estado de Villa Clara, y ahora era sumergido arbitrariamente por sus ideas en una de las cárceles más temidas del país, donde languidecen sus vidas los presos comunes más connotados, la mayoría sancionados por hechos de sangre a muerte o cadena perpetua. Intentar ponerme en su lugar me pone la piel de gallina.

"A las 9 de la mañana fuimos trasladados a otras celdas del Régimen Especial en un mismo pasillo, junto a otros presos comunes de alta peligrosidad. A mi me tocó la celda # 28, separado de los hermanos de causa, al igual que a Ricardo González Alfonso", recordó.

Supo de inmediato por otros presos que allí se encontraba el preso político Humberto Real Suárez, en espera de la pena de muerte.

Sobre las doce del día les trajeron en una bandeja lo que decía llamarse "almuerzo", compuesto de pata y panza de res con pelos y peste, arroz lleno de piedras, churre y sabor a cucaracha y un caldo de hojas de col. "Recordé las palabras del jefe de la prisión en el momento que tuve que botar la bandeja de comida por el turco". Un preso común se rió de él, diciéndole que ésta estaba excelente en comparación con otras comidas. "Si no te la comes morirás de hambre", le dijo.

A la hora de comida el menú se repitió. Tuvo que comer por el hambre que tenía, utilizando como cuchara un tubo de pasta.

Cuando calló la noche "presentía que estaba en un cementerio de hombres vivos", debido al silencio, lo que le dio la idea que estaba solo en aquel lugar.

Al siguiente día lo cambiaron para la celda # 4, en el pasillo donde se encontraban todos "mis hermanos de causa", excepto Ricardo que aún permanecía en el pasillo de los presos comunes. El oficial Onlys Vázquez Mesa es presentado como el reeducador. Su cara era de un "terro-comunista" a simple vista.

Sorpresivamente al día 30 recibió la visita de familia cerca de la 1 de la tarde. Allí estaban su madre, su hermano mayor, la pequeña hija con su madre. "Mi esposa me comunicó que estaba decidida a terminar nuestra relación". Cielo y tierra juntos se abrieron frente a sus pies, porque además, a pesar de estar en la flor de su juventud, sufría el presidio político cruel y degradante.

El jueves 1 de mayo no los sacaron a los soleros de cabillas donde "parecíamos monos" a donde siempre los llevaban esposados. Era día feriado.

Léster había sido detenido el 18 de marzo cerca de las 5:50 de la tarde. Menuda fue la sorpresa cuando llegó a su casa y lo estaban registrando todo. Ya en la sede de la DSE provincial querían que firmara un documento que decía que lo detenían por los delitos de atentar contra la paz internacional, difundir noticias falsas y asociación ilícita para delinquir. Al negarse a firmar el documento fue confinado en la celda 19. Después estuvo en la 18, la 11 y la 1.

El miércoles 19 se le presentó como instructor un oficial nombrado Telo, quien le comunicó que sería sancionado por los tribunales por "mis actividades contra del gobierno", e intentó convencerlo de que firmara el mencionado documento, a lo que se negó nuevamente.

Sólo puede ver a su familia a los siete días de la detención, durante una visita de 10 minutos concedida a su señora madre, la madre de su niña y la pequeña hija de ambos, de sólo un año y 7 meses de edad.

Cuando le entregaron la petición fiscal donde le pedían 20 años de privación de libertad, no le extrañó porque "sabía que el golpe dado a la disidencia era para intimidar a modo de escarmiento y buscar el diálogo con los americanos por el asunto de los cinco espías sancionados en aquel país".

Sobre los preparativos del juicio recuerda con total precisión que en la madrugada del viernes 4, alrededor de las 12.30 de la madrugada, lo llevaron a una oficina donde se encontraba la abogada Adelma Mesa nombrada por su madre. "Durante escasos 15 minutos que pude hablar con ella; supe entonces que al amanecer sería el juicio en la Sala de los Delitos Contra la Seguridad del Estado". Allí estarían además sus hermanos de causa Omar Ruiz Hernández, Librado Linares García, Margarito Broche Espinosa y Omar Pernet Hernández. "El tiempo fue muy escaso para asesorarme con mi abogada", precisó.

Trasladados al tribunal a las 8 de la mañana en carros patrulleros diferentes y gran despliegue policial (filmaron todo el trayecto), a las 8.15 comenzó el juicio que terminó a las 6.30 pm. Eso fue el día 4, y el martes 8 le hacen entrega de la sentencia del tribunal, donde ratifican los 20 años de prisión. Le entregó la sentencia esa día a sus familiares."Fue difícil ver irse llorando a mi madre y hermana quienes sintieron el dolor al ver que me perdían".

Se han ido ya más de dos años y aún Léster a pesar de sus afecciones físicas y psíquicas adquiridas en la cárcel, continúa en prisión. Ahora está recluido en la sala de penados de un hospital santaclareño esperando ser intervenido quirúrgicamente. Desde allí revive cada detalle, con memoria casi fotográfica, de las arbitrariedades y violaciones que el régimen ha cometido contra su persona e integridad, durante este tiempo de duro bregar conviviendo con lo más inmoral y sucio del sistema carcelario cubano.

"Ellos saben que somos inocentes", repetía a menudo.

Léster es un joven cubano, que ha dicho No a la intolerancia y Sí por la Patria, que silencioso escribe en sus archivos las memorias de lo mejor de sus hijos.

Nuevo comunicado médico sobre reo de conciencia

SANTA CLARA, Cuba - 24 de abril (Javier Machado, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El Colegio Médico de Villa Clara a través de su presidenta y en consenso con su membresía acordó emitir el comunicado médico # 2 a la opinión pública internacional sobre la situación de salud del prisionero político y de conciencia Léster González Pentón, de 28 años de edad.

Según el documento, después de varios estudios médicos se llegó a la conclusión de que el joven es portador de varias enfermedades:

- Síndrome vertiginoso debido a estrechamientos de los cuerpos vertebrales posteriores cervicales.

- Presenta sacrolumbagia.

- Es portador de gastritis crónica agudizada, corroborado por estudios radiológicos y endoscópicos.

- Micosis en sus miembros superiores e inferiores.

- Trastornos alérgicos de causas no precisadas.

- Sinusitis crónica.

- Síndrome ansioso depresivo.

- Fisura anal.

Recientemente González fue hospitalizado en la sala de penados del hospital Celestino Hernández Robau de Santa Clara por presentar sangramiento rectal. Valorado en proctología por el Dr. Arca de dicha entidad se constató por rectosingmoidoscopía la presencia de hemorroides internas decidiéndose el tratamiento quirúrgico de las mismas.

Debido al crítico estado de salud de González Pentón, el Colegio Médico de Villa Clara solicita a las autoridades del Ministerio del Interior la Licencia Extrapenal para lograr la pronta recuperación física y psíquica del reo, acreditado como el preso de conciencia más joven del mundo.

Firmado por la presidenta del colegio, la doctora en Medicina, especialista en primer grado de Medicina General, Sandra Domínguez Ayala, el comunicado de la organización de galenos independientes hace responsables a las autoridades gubernamentales cubanas de la situación de salud del reo.

Léster González Pentón fue detenido el 18 de marzo de 2003 durante la redada represiva desatada contra activistas prodemocracia y luego de dos años en el presidio político será intervenido quirúrgicamente en 25 de abril.

Ingresado Léster González Pentón

SANTA CLARA, 11 de abril (José Moreno Cruz, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Léster González Pentón fue ingresado el jueves 7 en horario de la tarde en la Sala de Penados del hospital Celestino Hernández Robau de la ciudad de Santa Clara, aquejado de sangramiento anal.

La víspera había sido remitido con urgencia al cuerpo de guardia del hospital provincial Arnaldo Milián Castro, pero después de efectuarle un tacto rectal, fue devuelto a la prisión de Jóvenes de Villa Clara, antiguo Pretensado, donde extingue su condena.

Aunque el oficial Yankiel, del Departamento de Seguridad del Estado en la provincia, dijo a la madre de González, Mireya Pentón que desconocía los hechos, el reo de conciencia fue ingresado para efectuarle estudios que incluyen ultrasonido y una rectoscopía.

La señora Pentón, quien lo pudo visitar junto a la esposa del reo durante 15 minutos al mediodía del viernes, dijo que suponía que el sangramiento sea producto de hemorroides internas. "Él tiene indicada dieta donde se le prohíbe consumir alimentos condimentados, ácidos y grasas, así como café y chocolate. Además tiene que beber agua hervida", indicó la señora Pentón. "En la cárcel no existen las mínimas condiciones para hacer cumplir la dieta, por lo que presiento que jamás mi hijo se curará".

Léster dijo a sus familiares que el oficial Yankiel le había informado que una vez terminado los estudios será llevado para la enfermería de la cárcel a donde fue regresado en los primeros días de febrero luego de un ingreso prolongado en el hospital Carlos J. Finlay, desde donde traía indicaciones de seguir la dieta, realizar fisioterapia y llevar plan para los nervios.

"El plan se ha cumplido solo en parte, a pesar de que se lo habían prometido e incluso algunos medicamentos fueron cambiados al extremo que aún se desconoce el origen de las llagas en sus manos y pies. Algunos dicen que es del hígado y otros que es producto de un hongo, pero lo cierto es que no se ha curado", expresó la señora Pentón con muestras de una gran preocupación en su rostro.

Regresan a Léster González Pentón a la Prisión de Jóvenes de Villa Clara

SANTA CLARA, 17 de febrero (José Moreno Cruz, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - En horas de la mañana del miércoles 16 fue regresado a la Prisión de Jóvenes de Villa Clara Léster González Pentón, miembro de la Causa de los 75.

Después de varios meses de estancia en el Hospital Militar Carlos J. Finlay de la capital del país, adonde fue llevado para la realización de varios exámenes médicos, en la mañana del miércoles último fue regresado intempestivamente, después de haber sido entrevistado por una comisión, informó su madre Mireya Pentón Orozco.

El propio hijo le comunicó telefónicamente que ya estaba de regreso en la Prisión de Jóvenes de Villa Clara, más conocido por el Pre Tensado, ubicado en el destacamento # 2 y que al día siguiente podría disfrutar de una visita familiar. Dijo además que José Gabriel Ramón Castillo fue movido hacia Santiago de Cuba y que en el Finlay quedó el otro compañero de celda, Luis Enrique Ferrer García, pero que no sabía nada de Omar Pernet ni del resto de los detenidos en ese hospital, así como los enfermos de su misma causa que están en el Combinado del Este.

El reo comunicó a su madre las afecciones que aparecen en su historia clínica, analizadas por la comisión entrevistadora, entre ellas cefalea tensional y ciatargia bilateral crónica, espina bífida, tiña en la manos, síndrome depresivo ansioso con posibilidades suicidas, gastritis aguda crónica y fisura anal, así como vértigo posicional benigno, estrechez de los espacios posteriores de la cervical, alergia, sinusitis y un soplo en el corazón que padece desde niño.

Léster González Pentón fue detenido el 18 de marzo del 2003 después de un minucioso registro de su hogar. Sancionado a 20 años de prisión por atentar contra la estabilidad y la economía de su país, fue llevado primero a prisiones camagüeyanas. Después del primer año de encierro fue trasladado hacia su provincia de residencia, donde se encuentra actualmente.

Prisioneros de conciencia en espera de excarcelación por mala salud

SANTA CLARA, 8 de enero (Javier Machado, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - Después de las 14 licencias extrapenales concedidas por el Consejo de Estado, las últimas producidas en el mes de diciembre, se rumora desde el fin de año y los primeros días del 2005, que Léster González Pentón junto a otros diez prisioneros de conciencia, víctimas de la ola represiva de marzo del 2003, serán liberados de un momento a otro.

Según Héctor Maseda, miembro de la Causa de los 75, una visita reciente a la prisión La Pendiente donde extingue su condena, el coronel Luis Mariano Lora, jefe del departamento de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga, más conocida como Departamento 21, le dijo extraoficialmente que ese número de sus compañeros de causa podrían ser excarcelados de un momento a otro, debido a las precarias condiciones de salud en que se encuentran.

Cinco de estas fichas de cambio se encuentran en la Sala de los Delitos Contra la Seguridad del Estado del hospital Carlos J. Finlay y el resto en el Hospital Nacional para Reclusos del Combinado del Este.

Por los días de fin de año las autoridades del Departamento 21 autorizaron visitas a los reos ingresados en el Finlay. Luis Enrique Ferrer García fue visitado por su familia el día 29, el 30 le correspondió a Léster y el 31 a José Gabriel Ramón Castillo (Pepín). Los otros dos disidentes allí hospitalizados son Ángel Moya Acosta y Omar Pernet Hernández.

De regreso a Santa Clara, la señora Mireya Pentón y la esposa de Léster, Janet Ocaña, informaron que los tres reos se encuentran en la celda No 2 y que Pepín está ubicado en la cama 6, Luis Enrique en la 5, mientras Léster está en la 4 y lo único que le permiten tener es toalla y algo de aseo personal. El resto de sus pertenencias se encuentran en Villa Marista. También señalaron que para que les dejaran pasar unas enguatadas para protegerse del frío, los reos tuvieron que realizar varias gestiones.

Los familiares de los presos políticos dijeron que a diferencia de la deficiente alimentación que recibían en las prisiones en que se encontraban, en el hospital los alimentos son buenos y están bien elaborados, e incluyen huevos hervidos en el desayuno, pollo en el almuerzo y carne de res en la comida.

No obstante, González Pentón dijo que allí los atienden como si estuvieran en Villa Marista, no les permiten hablar en tono normal por lo que deben comunicarse casi a través de señas. Se quejan de que no tienen acceso al teléfono y les han amenazado que de continuar con el tono de voz normal en sus conversaciones, podrían ser aislados en cualquier momento.

Los médicos que los han examinado de forma rigurosa e integral -todos altos oficiales del MININT y las FAR- han confeccionado una nueva historia clínica a cada uno, independiente a la que traían de las prisiones. La señora Pentón afirma que a su hijo le diagnosticaron gastritis crónica aguda, apreciada en una entubación y varias radiografías y que tiene algunas vértebras de la columna comprimidas, a lo que le han llamado Sacrolumbargia Crónica. Además el Psiquiatra aunque no emitió un diagnóstico final, dijo que tenía trastornos nerviosos, y le recetó cinco sedantes al día que van desde la Carmamacepina en desayuno, almuerzo y comida; la Amigtritilina (dos diarias); el Diazepan, una en el desayuno y otra antes de acostarse; el Clorodiacepóxido con periodicidad diaria, al igual que la Trifluperacina, más conocida entre ellos como "Corazón Contento". En resumen dos de los psicofármacos son tricíclicos y dos sedantes de primera generación.

Léster posee además un hongo raro en los pies y las manos, comprobado en un exudado, y sufre también de alergia y sinovitis. Aunque los exámenes de Luis Enrique aún no han terminado porque le resta una biopsia del hígado, los de Léster y de Pepín concluyeron el 13 de diciembre, pero ante la interrogante del por qué están todavía allí, la respuesta es siempre la misma; tienen que esperar la decisión final del Consejo de Estado.

Los parabanes sanitarios que poseen las celdas les impiden ver a otras personas. Ellos no han podido contactar nunca con Ángel Moya Acosta, también, ingresado en el Finlay y a Omar Pernet Hernández sólo lo han visto en una ocasión. Pernet se encuentra en un sillón de ruedas en la celda No 3 con la pierna izquierda enyesada donde tiene cuatro fracturas, ocurridas en un accidente automovilístico cuando era transportado hacia la capital; dos fracturas en la tibia y dos en el peroné. Pernet sufre también secuelas de Diplopia (visón doble) producto de un golpe recibido durante el accidente y tiene un estafiloco alojado en su organismo, entre otras enfermedades.

Según Berta Antúnez Pernet, sobrina del prisionero de conciencia, cuando sus familiares se interesaron por él ante la oficial Vivian, preguntándole por la solicitud de licencia extrapenal presentada el 30 de agosto del pasado año, ésta les informó que ya había respuesta y que oficialmente Pernet no clasificaba para licencia.

"Nosotros perdimos dos de los nuestros en ese accidente", fueron las palabras finales de la oficial, escuchadas con anterioridad a través del oficial Vidal, del Departamento de Seguridad del Estado de Villa Clara, cuando avisó a la familia en Placetas el asunto del accidente.

De Moya Acosta no saben nada y menos aún de los que se encuentran en el Hospital Nacional para Reclusos del Combinado del Este. Allí están José Luis García Paneque, Héctor Palacios Ruiz, Luis Milán, Nelson Aguiar Ramírez, Mario Enrique Mayo y Ricardo González Alfonso.

"Aquí estamos preparados para lo que sea", dijo Léster a su madre y su esposa en la visita del 30 de diciembre. "En lo personal estoy en espera de lo que pase, incluso el posible regreso a la prisión, pero si así sucediera, seguiré adelante como siempre hasta el final".

A pesar del optimismo desbordado por los demócratas cubanos a raíz de la excarcelación de las principales fichas de cambio en el último semestre del 2004, la reanudación de la parte cubana de los intercambios culturales y de visitas de altos funcionarios gubernamentales con ocho países de la Unión Europea, producidas el 3 de enero, han caído como un balde de agua fría y ponen en peligro la excarcelación de estos once pacíficos disidentes al igual que las cinco decenas restantes, miembros de la llamada Causa de los 75 y de los más de 300 prisioneros políticos que se encuentran en cárceles de todo el país.

Familiares de prisionero de conciencia preocupados por su estado de salud

SANTA CLARA, 17 de diciembre (Belkis Rodríguez, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - Familiares del prisionero político de conciencia Lester González Pentón, quedaron muy preocupados por lo atontado que presenciaron al reo en visita realizada la tarde del lunes 13 de diciembre Carlos J. Finlay.

Yanet Ocaña Campo, esposa del reo condenado a 20 años de prisión en la primavera negra de Cuba, expresó a esta agencia de prensa que González Pentón está en el hospital Carlos J. Finlay desde el 3 de diciembre con el objetivo de realizarle un chequeo médico.

En el Finlay se le realizo un estudio minucioso, después del cual le diagnosticaron gastritis crónica y sinusitis por lo que tiene que ser llevado al quirófano, así como graves problemas nerviosos.

Léster González Pentón, probablemente el preso de conciencia más joven del planeta, fue sancionado a 20 años de cárcel durante la ola represiva de 2003.

Prisionero de conciencia a régimen de menor severidad

SANTA CLARA, 15 de septiembre (Javier Machado, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Léster González Pentón comunicó a su familia por teléfono que lo habían desclasificado de régimen especial a su llegada a la prisión de Jóvenes de Villa Clara, conocida como Pre Tensado.

El miembro de la Causa de los 75 llegó a este penal procedente de la camagüeyana prisión Kilo 7 después de extinguir un año y medio de su condena, desterrado de su provincia natal. Ahora se encuentra en la fase de "Régimen Especial Desclasificado" o sea "Régimen Severo" (antes era Régimen de Mayor Severidad), por lo que puede disfrutar de visitas cada 45 días y de los pabellones conyugales cada dos meses debido a su condición de "primario" en prisión, así como otros beneficios en dependencia de su comportamiento. Las llamadas telefónicas de 25 minutos se las pasaron para el domingo.

Según González Pentón, esa prisión se divide en cuatro secciones: una para personal primario de jóvenes menores a 30 años de edad, (donde él se encuentra), otra de reincidentes en prisión, la tercera para menores de 20 años de edad y la última sección es para los condenados a menos de cinco años de cárcel.

Aunque padece de constantes mareos aún no le están brindando atención médica adecuada como es la necesaria fisioterapia, aunque según un oficial de la Seguridad del Estado se atenderá en el mismo penal porque para eso mandaron a arreglar el equipo que hacía años estaba roto.

Señaló González Pentón que la alimentación en esta cárcel es pésima y consiste en seis cucharadas de arroz blanco, dos de picadillo con mal olor y moscas que no se sabe de qué está elaborado, caldo de plátano o de hojas de col y un pedacito de pan de dos dedos de ancho. El único cambio en la dieta alimenticia es en el almuerzo porque a veces el arroz es sustituido por harina y agregó que en el desayuno les entregan un pedazo de pan duro y agua caliente con azúcar.

Por lo demás apuntó que las camas están llenas de chinches, que al picar a los reos provocan infecciones en el lugar de la picadura.

Léster González Pentón el más joven de los presos de la Primavera de Cuba, extingue una condena de 20 años de presidio político, impuesto en la Sala de Delitos Contra la Seguridad del Estado del Tribunal Provincial de VC, el 4 de abril de 2003, en juicio celebrado junto a tres líderes comunitarios y un periodista independiente.

Recibe fisioterapia el reo de conciencia Léster González Pentón

SANTA CLARA, 13 de agosto (Guillermo Fariñas Hernández, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Léster González Pentón informó a su progenitora vía telefónica este 6 de agosto desde la prisión Kilo 7 en la provincia de Camagüey que estaba siendo sometido a sesiones diarias de fisioterapia en el hospital Amalia Simoni.

La señora Mireya Pentón Orozco acotó que su hijo se quejó de pérdida del equilibrio, sensación de pesadez en la cabeza, mareos y calambres (porque está padeciendo de una ligera rectificación de la columna vertebral en la región cervical). González padece de estrechamiento de los espacios posteriores de los cuerpos vertebrales, vértigo posicional benigno, fisura anal y un soplo en el corazón, del que padece desde los 7 años de edad.

González Pentón le explicó a su madre que el especialista en medicina interna que lo atiende le expresó que sus enfermedades no tienen cura y debe ser tratado por fisioterapeutas de por vida. El galeno le aclaró además que en esa cárcel no existen las condiciones para ser correctamente atendido, pero que él no podía hacer nada porque la potestad de las decisiones en su caso eran de las autoridades militares.

Este reo de conciencia, el más joven de la ya célebre Causa de los 75 de marzo- abril del 2003, con sólo 26 años, fue condenado a 20 de prisión.

Trasladan a Reos políticos villaclareños

Cubanacán Press

Santa Clara 12 de agosto. Una llamada telefónica a las 6:30 a.m. de este 12 de agosto del prisionero político y de conciencia, Léster González Pentón, anunció a su familia que esa noche había llegado de traslado de la prisión Kilo 7, en Camagüey, a la santaclareña ergástula Pre Tensado de Villa Clara.

La noticia dada a conocer aquí por su madre Mireya Pentón Orozco alegró a su familia y amigos, aunque todos son del criterio que el joven luchador prodemocracia se encuentra sufriendo una condena de 20 años de presidio político de forma arbitraria, por lo que debe ser excarcelado.

Este es el 4to de los miembros de la Causa de los 75 trasladados en las últimas horas. Aunque se ha especulado sobre el paradero del reo Antonio Villareal Acosta, aún no se sabe a ciencias cierta si ha sido trasladado o no de la santiaguera prisión de Boniato. Anteriormente los reos políticos y de conciencia villaclareños Librado Linares García y Arturo Pérez de Alejo, fueron movidos hasta la sureña cárcel de Ariza, procedentes del Combinado del Este y Kilo 5 y medio de Pinar del Río, respectivamente.

La víspera Omar Ruiz Hernández fue trasladado hasta la prisión de Canaleta, en la provincia Ciego de Ávila, procedente del Combinado de Guantánamo.

Completan la lista de opositores villaclareños detenidos y condenados en la llamada Primavera Negra de Cuba, Margarito Broche Espinosa quien se encuentra en la sala de terapia intensiva del hospital Salvador Allende de la capital cubana, aquejado de un infarto cardíaco y Omar Pernet Hernández, recluido en la prisión Las Mangas de Bayamo, provincia Granma.

Pentón Orozco dijo además que alrededor de las 9 de esa mañana, su hijo llamó de nuevo para explicarles que había sido trasladado en ómnibus junto a otros miembros de la Causa de los 75 que se encuentran enfermos y que después de dejarlo al él en el Pre, siguieron los demás hacia el oeste.

Entre los trasladados se encuentran Pedro Pablo Álvarez Ramos, Ricardo González Alfonso, ambos de Ciudad de la Habana y Ariel Sigler Amaya (Matanzas).

González Pentón pidió a su familia una colchoneta porque no tenía cama donde dormir, aunque según él, su estancia en esa penitenciaría debe ser por poco tiempo, ya que la doctora le dijo que allí no le podían seguir el tratamiento fisoteparéutico que necesita para contrarrestar sus afecciones cervicales.


Prisionero de conciencia envía carta por el Día de los Padres

SANTA CLARA, 29 de junio (Javier Machado, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - "Hoy permanece sobre mi cama una foto de mi hijita porque así puedo estar con ella en un día tan especial como hoy, Día de los Padres. Siento tremendo dolor en el pecho por no poder estar al lado de mi pequeña y la familia", ha dicho en carta fechada el pasado domingo 20 junio desde la prisión Kilo 7 en Camagüey, el preso de conciencia Léster González Pentón.

La carta, dirigida a los padres en pie de lucha por un cambio democrático en Cuba, desea la felicidad entre padres e hijos, juntos en familia, a pesar de que es muy difícil sentir felicidad en un país donde no existe libertad, porque Cuba es una prisión completa. "Me siento orgulloso de estar en prisión por una causa tan justa y digna como ésta, porque buscamos la libertad de un pueblo. Cada día que pasa se me multiplican las fuerzas para luchar desde nuestro confinamiento contra la tiranía", expresa González Pentón en una parte de su misiva y añade; "Ellos piensan que con habernos metido en este lugar tan degradante y humillante, lograrán arrodillarnos. Eso jamás será así porque al ver las injusticias, sentimos el deber de redoblar nuestras fuerzas para que nada de esto suceda en el futuro de la Patria".

Por otro lado denuncia el prisionero de conciencia que ya son más de 15 meses inmersos dentro del régimen especial, sin que los pasen para la segunda fase como habían prometido, aludiendo que los papeles están para La Habana, por lo que es arbitrario mantenerlos en ese régimen. Según González Pentón a los asesinos los cambian de tratamiento antes del año, mientras que a los luchadores pacíficos los mantienen en ese encierro injustamente, todo como una estrategia de ajuste de cuentas del gobierno.

Por otro lado dijo que está padeciendo de mareos constantes y que aún no se adapta a una prótesis dental que acaban de ponerle. Además ha perdido la comunicación con sus hermanos de Kilo 8, aunque no con Juan Carlos Herrera Acosta, quien se encuentra con él pero en otro destacamento.

Felicita a las madres prisionero de conciencia

SANTA CLARA, 5 de mayo (Javier Machado, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - Léster González Pentón envió, desde la camagüeyana prisión Kilo 7, las más cálidas felicidades a las madres cubanas y del mundo en este segundo domingo de mayo.

"Quiero enviar un mensaje de felicitación a todas las madres cubanas y del mundo, especialmente a las madres y esposas de los miembros de la Causa de los 75, quienes sienten en día tan señalado como éste el dolor por la ausencia de sus hijos y esposos", expresó el más joven de los miembros de la oleada represiva durante la Primavera de Cuba.

Por otra parte, en carta fechada este 30 de abril, expresó González que tanto a él como a su compañero de causa, Juan Carlos Herrera Acosta, les siguen negando la asistencia religiosa, aunque según las autoridades, están esperando que el sacerdote asista a la cárcel para ofrecerles el servicio. Sin embargo, ellos tienen conocimiento que el católico ofrece asistencia religiosa a varios reos semanalmente en esa misma dependencia carcelaria.

Informó también que la alimentación continúa caótica, porque les ofertan arroz mal elaborado, sin escoger y con peste a cucaracha, los platos fuertes son unas pastas extrañas, la yuca dura la sirven podrida al ser elaborada ya en mal estado, además de incumplir el peso estipulado de los alimentos.

La carencia de medicamentos es total porque en la enfermería ni aspirinas tienen para aliviar un mínimo dolor.

Todas estas condiciones, sumadas al ambiente deshumanizante de la cárcel hacen que varios reos atormentados intenten contra su integridad física, autoagrediéndose. Después de cuatro meses les repartieron pasta dental, pero la asistencia estomatológica es pésima porque sólo extraen las piezas, debido a que no hay empastes desde hace más de tres meses, aludiendo que el compresor está quemado. Con González Pentón conviven siete reos que esperan operarse de hernia, algunos desde hace más de un año, sin que hayan sido atendidos adecuadamente por un cirujano.

Una inmensa plaga de ratas pulula por todo el penal especialmente en horario nocturno, que se asemejan a gatos corriendo por los pasillos.

Léster González Pentón extingue una condena de 20 años de presidio político impuesto por el Tribunal Provincial de Villa Clara en juicio sumarísimo celebrado el 4 de abril del 2003.

El Benjamín
Tomás González-Coya, Cubanacán Press

SANTA CLARA, abril (www.cubanet.org) - Muchos se preguntan aún por qué, siendo tan joven, fue condenado a 20 años de cárcel junto a un grupo tan valioso como el de los 75.

Léster González Pentón es de esos hombres a los que la osadía los convierte en alma de grupo. Recuerdo aquella tarde de enero, cuando llegó a mi casa bajo un torrencial aguacero. Estaba empapado, pero quería cumplir la palabra empeñada: le había prometido a mi hija un libro y unos lápices de colores.

Lejos estaba yo de imaginar lo que urdía en su mente, mientras le regalaba una sonrisa sincera y afable a mi niña. Se mostraba distraído. Me pude percatar de que estaba pensando en algo, y consideré imprudente preguntar. Antes de marcharse me dijo: "Recuerda que mañana es miércoles".

La alusión era clara para mí. Los miércoles por la noche se realizan en toda la Isla, y en el exilio, las vigilias por la libertad de los presos políticos cubanos. Léster, a pesar de no ser el principal directivo de "ALFA-3", la organización a la que perteneció antes de ser arrestado, llevaba las riendas del grupo y planificaba cada actividad.

Ese miércoles participé en la vigilia que organizó Plantados hasta la Libertad y la Democracia, en el domicilio de su vice coordinador en Villa Clara. Al día siguiente, Léster volvió a visitarme. En sus manos traía una fotografía, y me dijo con ese entusiasmo que emana de la juventud plena: "¡La metimos al mar!" La imagen era el testimonio de algo inédito en la historia de la oposición pacífica en Santa Clara: una treintena de personas, con Léster al frente, se había dado cita en medio del parque Leoncio Vidal para efectuar su vigilia de 10 minutos con las velas encendidas, una bandera cubana y un cartel desplegado que patentizaba el reclamo de libertad para los presos políticos en Cuba.

Pero esa fue tan sólo una de las tantas noches de miércoles en las que el joven hizo la luz con sus velas de libertad, porque le gustaba llevar el mensaje a las calles. Cada semana se aparecía con "sus muchachos" en un parque distinto; el de la Audiencia, el de La Pastora, o en "La ceibita". Siempre lo hacía de la misma forma: uno a uno, iban llegando al lugar sus correligionarios, hasta hacer un grupo numeroso.

No es un joven impulsivo. Sin embargo, fue blanco de la violencia de sus represores. Su dentadura quedó afectada por la brutalidad de un agente, que lo obligó a descender del vehículo en el que lo conducían a una zona rural, en la época de auge de los "tour represivos", una modalidad puesta en práctica por la Seguridad del Estado, que consiste en detener a uno o varios opositores y conducirlos a lugares inhóspitos, de donde es difícil regresar.

Léster era inquieto. Fue él quien organizó la primera delegación de la Confederación de Trabajadores Democráticos de Cuba (CTDC) en Villa Clara; fundó una biblioteca independiente, y llevó a Santa Clara el trabajo del Movimiento Democracia. A pesar de no haber sido fundador, ni su presidente, fue quien logró aglutinar la membresía del Movimiento de Derechos Humanos "ALFA-3".

Nunca tuvo dones de profeta, pero sabía que estaba -a decir suyo- "en el pico del aura". Tenía y tiene conciencia de lo que le duele a su adversario. Todavía conservo la grabación de su comunicación con Carlos Rodolfo Conesa el día de su arresto, el 18 de marzo del año pasado. Ese día no estaba en su casa, pero le avisaron y tuvo tiempo de dejar su voz grabada para denunciar lo que estaba ocurriendo con él. No huyó. Le hizo frente a la situación con la misma dignidad que desplegó banderas y carteles en la calle.

Y ahí está, denunciando cada injusticia que se comete, sin que los fríos barrotes que lo mantienen confinado lo hagan claudicar. Ese es el hombre que fue condenado a seis años menos de los que tenía al ser detenido; el que nunca evitó el arresto porque se sabía inocente; el que tuvo valor para llevar sus anhelos de libertad a las calles. Ahí está el más joven del grupo. Ese es el Benjamín.

Concluye ayuno de presos de conciencia
24 de marzo de 2004

Los presos políticos y de conciencia Léster González Pentón y Juan Carlos Herrera Acosta concluyeron este 21 de marzo un ayuno en la prisión Kilo 7 de Camaguey, el que comenzaron el 18 en horas de la mañana al coincidir simbólicamente con el primer aniversario del injusto encarcelamiento a que son sometidos por las autoridades cubanas y como expresión de solidaridad con los otros 73 hermanos de causa.

La noticia del ayuno de alimentos sólidos llegada a los familiares por diferentes vías, salidas clandestinamente de esa prisión dan cuenta que la protesta cívica de los luchadores pro democracia comenzó este 18 de marzo, día en que se conmemora un año en que ambos fueron detenidos por la policía política tras haber allanado sus hogares y vejadas sus familias ante los aparatosos registros. El ayuno concluyó 4 días después, los mismos que utilizó la nomenclatura cubana para arrestar a casi 8 docenas de disidentes en el año precedente.

La protesta cívica perseguía el objetivo de sensibilizar a los demás reos comunes con la causa de ambos y llamar la atención pública nacional e internacional hacia la lucha pacífica que ellos despliegan en aras de instaurar la democracia en su país, además de denunciar el arbitrario proceso judicial y encarcelamiento con condenas de 20 años de presidio político para cada uno.

Léster González Pentón, natural de Santa Clara pertenece al Movimiento Democracia y a Plantados por la Libertad de Cuba además de estar encausando sus pasos hacia el periodismo independiente en el momento de su detención. Considerado el reo de conciencia más joven de Cuba y uno de los más jóvenes del mundo, condición otorgada por Amnistía Internacional.

Por su parte Juan Carlos Herrera Acosta miembro del ilegal Movimiento de Jóvenes por la Democracia y periodista independiente, natural de Guantánamo, había acabado de cumplir condena política cuando fue secuestrado de su hogar para ser procesado y condenado bajo los auspicios de la Ley 88 debido a que sus actividades constituían una amenaza para la estabilidad y la soberanía de la nación cubana.

Aplican nuevas medidas contra presos de conciencia

SANTA CLARA, 1 de marzo (www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Léster González Pentón denunció desde la cárcel Kilo 7 de Camaguey las arbitrarias medidas aplicadas por la policía política en su contra y de su hermano de lucha Juan Carlos Herrera Acosta, ya que las visitas familiares vuelven hacer cada tres meses y las matrimoniales cada cinco.

Según informa González en una carta fechada el 23 de febrero, ellos se aprestaban a llamar al jefe de la prisión Capitán Mora para determinar si la orden vino de La Habana, porque al parecer la medida es sólo con ellos dos, ya que a los otros cinco presos de conciencia de Kilo 8 no se la han aplicado. La protesta incluirá la exigencia de que la comida de ambos tendrá que ser la misma que comen los militares, porque es imposible que puedan pasarse tres meses consecutivos comiendo harina de maíz. La posición contestataria de los pacifistas comprende no ponerse de pie a la hora del recuento, además de no aceptar nada relativo a la reeducación.

Según les informó el oficial de la Seguridad del Estado Julio César Bombino González tampoco tienen derecho a las visitas de estímulo ni a los pabellones de 12 horas. "Ellos son los problemáticos, nosotros no. Si ellos lo desean, que nos metan para las celdas nuevamente, total nos pasamos ocho meses en celdas de máxima seguridad y aquí estamos cada día más firmes en nuestras ideas y principios", ha dicho el más joven de los presos de conciencia cubanos, quien arribó a los 27 años de edad el día antes de escribir la carta.

Este oficial ha prohibido una vez más y de forma enfática que Herrera Acosta y González Pentón coincidan en el soleador. Ambos reos han rehusado conversar con el oficial Bombino, acusándolo de ser el responsable de las medidas arbitrarias que ellos deben encarar, y es la persona que instiga a presos comunes de baja calaña moral para que cometan actos vandálicos contra ellos y los amenacen constantemente.

González Pentón no se explica cuáles son los objetivos de las autoridades en realizar chequeos médicos a todos los presos de conciencia recluidos en la provincia de Camagüey a mediados del mes de febrero, incluidos Rayos X de tórax, electrocardiogramas y serologías. Además él fue llevado a la sanitaría de la Delegación Provincial del MINIT en Camagüey para que un especialista atendiera sus problemas dentales con relativa urgencia, por lo que piensa que a más tardar en un mes ya tendrá su boca arreglada.


Hostigan a prisionero de conciencia

SANTA CLARA, 10 de febrero (www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Léster González Pentón está siendo víctima de maniobras sucias por parte de la policía política en complot con la dirección de la prisión Kilo 7 de Camagüey, señaló en una denuncia procedente de ese penal.

Recientemente presos comunes le sustrajeron un par de medias nuevas, y un preso a quien él ayudó al llegar al destacamento 14, ahora le persigue y amenaza constantemente con una cuchilla, haciéndole la vida imposible. El reo, llamado Víctor Crespo de Armas, lo mira amenazadoramente cuando camina a su alrededor, expresando que la cuchilla necesita uso porque está bastante oxidada. Según cuentan en el penal, Crespo de Armas le picó la cara a otro recluso anteriormente. "Estos son los métodos modernos que utiliza la Seguridad del Estado para tratar de doblegarnos y que renunciemos a nuestros sagrados principios", expresó el también prisionero de conciencia.

González Pentón expone en su misiva, fechada el 30 de enero y sacada clandestinamente de la prisión, que días atrás se entrevistó con el oficial de Seguridad del Estado Julio César Bombino González, a quien expuso los problemas que enfrenta, pero nada ha hecho al respecto. En la reunión el oficial le informó que tenía que quitarse el sello de los 75 de su camisa y que debía mandarlo para su casa en la próxima visita familiar, de lo contrario, orientaría una requisa para que los carceleros se lo quitaran y luego meterlo en una celda de castigo por indisciplina. El gendarme lo amenazó con no que no recibiría beneficios en su condena debido a que él había sido el autor intelectual de una carta con firmas de varios presos destinada al Consejo de Estado protestando por la muerte de un joven de 24 años que amaneció ahorcado en el baño de su destacamento.

"Nuestra vida aquí corre peligro. Quiero denunciarlo al mundo, por lo que responsabilizo a la Seguridad del Estado de lo que pueda pasarme y reclamo que me saquen de este destacamento antes que suceda algo, si no tendré que realizar un acto de protesta, sólo esperaré unos días. También a Juan Carlos Herrera le han pasado cosas similares", señaló el más joven de los detenidos durante la ola represiva de la Primavera de Cuba, que el día 22 de febrero arribará a los 27 años de edad.

Léster González Pentón, vecino de la ciudad de Santa Clara y miembro del grupo "Plantados" y del Movimiento Democracia, fue sancionado el 4 de abril último a 20 años de presidio político, en proceso sumario por el presunto delito de "Actos contra la independencia y la soberanía del estado cubano".

 

HOSTIGAMIENTO EN KILO 7
23 de enero de 2004

Santa Clara - www.PayoLibre.com - "Estamos enfrentando varios problemas y aunque se lo hemos comunicado a la dirección del penal y a los de la Seguridad del Estado, todo continúa igual. Nosotros nos mantenemos firmes, por lo que esperamos que todo se resuelva sin tener que llegar a realizar una protesta cívica", le ha expresado a su madre, en carta fechada este 12 de enero, el joven luchador pro democracia, Léster González Pentón, desde la prisión Kilo 7, donde extingue una condena de 20 años de cárcel.

González Pentón fue trasladado el sábado 8 de noviembre junto con Juan Carlos Herrera Acosta, desde la vecina Kilo 8 para ocupar destacamentos diferentes. Indicaciones emanadas de los directivos del penal, establecen que entre ellos no puede haber contacto de ningún tipo, por eso si a Herrera Acosta es llevado por la mañana al soleador a él, lo llevan en horario vespertino.

La carta además denuncia que entre los presos han corrido bolas, maquinadas intencionadamente con el objetivo de que nadie confíe en ellos; les han robado algunas pertenencias, amenazándolos con robarle todo. A González Pentón lo acosa un preso que le dicen "el rey". Es de pésima conducta, está lleno de tatuajes, en ocasiones anda drogado y vive con tremendo presidio y aguaje.

"Hay que estar en un lugar como este para conocer el terror que ha sembrado el estado totalitario en el pueblo en general y en las prisiones en particular. Para ser ilustrativo, _dice_, el jueves 8 a la hora de la inspección el jefe de reeducación llamado Elder Rodríguez Columbié y la doctora jefa del puesto médico, convocaron una reunión para indagar sobre los problemas que aquí existen. Yo plantee el problema con los bombillos de los cuartos de los pabellones, la situación de los teléfonos, la pésima alimentación, etc. Fui acusado como un gran pensador, porque varios presos dijeron lo contrario. Aquí muchos defienden el sistema para recibir prebendas como la de recibir la condicional, un pase, una visita familiar extra o un pabellón. Hablan y hablan por detrás, pero tienen doble moral. Nadie quiere firmar una denuncia y todos lo que quieren es ponerse en buena con los guardias. Ese mismo día de la inspección, dieron de comida harina y los mismos que habían apoyado al reeducador principal, comienzan a criticar, entonces hube de reaccionar diciéndoles que lo que debían darle todos los días era piedra y yerbas en la comida, para que siguieran aguantando como carneros" dijo el preso político en la misiva.

Abundó además que existen comentarios que Kilo 8 estaba plantada completa debido a la mala alimentación por lo que temen por los miembros de la Causa de los 75 que allí se encuentran. "Dicen los presos más viejos que aquí hacía más de 10 años no daban colchas ni enguatadas a los reclusos. Tal parece que nuestras denuncias surtieron efectos y el 7 de enero repartieron enguatadas de donación. Los presos andan como locos porque todas dicen USA y tienen anuncios lindísimos. Además comenzaron a sacar a 2 presos por destacamentos todos los jueves, para visitar lugares de interés de la ciudad de Camaguey. Todo indica un cambio de política porque esperan una visita de la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones por estos días", expresa González Pentón, para terminar recalcando que tanto Juan Carlos como él se encuentran firmes de ideas, pero quieren hacerle saber al mundo que sus vidas corren peligro porque están siendo hostigados por presos inmorales que trabajan para la SE, por lo que responsabilizan una vez más al gobierno cubano y a la SE, de los que pueda sucederles allí.


Carta de Léster
Miércoles 24 de Diciembre del 2003
Prisión Kilo 7- Camaguey.

Querido y estimado hermano Pablo Rodríguez Carvajal:

Cuantos son mis mayores deseos que al recibo de estas sinceras líneas te encuentres en perfecto estado de salud, junto a tus seres queridos y los demás hermanos del movimiento. "Que Dios los Bendiga".

Hermano, de mi puedo decirte que estoy bien dentro de lo que cabe, solo que extrañándolos mucho a Uds. y a todos mis hermanos que continúan esta lucha en la calle. Como conoces fui trasladado para esta prisión junto a mi hermano de causa Juan Carlos Herrera Acosta, confinados junto a presos comunes, aunque por orden del oficial de la SE que nos atiende nombrado Julio César Bombino González, nos tienen en diferentes destacamentos, para así impedir que nos comuniquemos. Yo estoy en una galera de más de 100 hombres, todos con diferentes pensamientos e ideas a las nuestras. Aquí nuestras vidas corren peligro y por lo que responsabilizamos al gobierno cubano junto a los órganos de la SE, de cualquier cosa que nos suceda. El oficial quiere hacernos creer que somos iguales a la población penal común, a lo que nosotros replicamos siempre, porque fuimos declarados prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional y el mundo entero reclama nuestra libertad. Además somos amenazados constantemente por el jefe de reeducación nombrado Eyder Rodríguez Columbié, con mandarnos nuevamente para las celdas de confinamiento solitario de la prisión Kilo 8, donde estábamos anteriormente, cada vez que reclamamos la asistencia médica y otros derechos que se le violan a los presos de las cárceles cubanas.

Entre estas dos cárceles sólo existe un muro de cemento, pero aquella tiene un régimen más severo que ésta, varios guardias golpean con frecuencia a los seres indefensos dentro de las cárceles usando palos de marabú. Esa es la razón por la cual muchos presos sufren de dolores y enfermedades entre las rejas acentuado por la falta de la asistencia médica, razón por lo que muchos de los presos se autoagreden para que los atiendan. Los mosquitos son por miles, las ratas deambulan como por su verdadera casa y las condiciones higiénicas de estos lugares son pésimas.

De las celdas fuimos sacados 8 hermanos de causa. Allí sólo quedó Claro Sánchez Altarriba de Santiago de Cuba, perteneciente a la organización Hermanos por la Democracia. Aún está en la celda 37 porque antes estaba en la celda #2, pero el traslado fue para un pasillo junto a presos comunes, en espera de un pronto traslado para Santiago de Cuba o Guantánamo. De eso hace más de un mes y no ha sido trasladado.

Quiero por esta vía hacer saber al mundo que dentro de las cárceles cubanas permanecen hombres confinados, sancionados a cadenas perpetuas y a penas de muerte. Son sacados de las celdas con las manos esposadas a las espaldas cada vez que son trasladados, aunque sea a las jaulas soleras para tomar el sol por una hora de lunes a viernes. Los soleadores tienen gruesas cabillas, por lo que los que están dentro parecen monos.

Mi hermano por cosas como estas es por lo que nos tenemos que mantener en pié de lucha y hacerle saber al mundo la verdad, lo que realmente ocurre aquí adentro. Yo me siento muy orgulloso de haber tomado el camino de esta justa causa.

En esta prisión la asistencia médica y la higiene son pésimas como en la anterior, las cucarachas deambulan por las paredes y por nuestros alimentos, como una verdadera invasión. La alimentación es pésima, compuesta por 5 o 6 cucharadas de arroz, un poquito de caldo sin nada dentro, dos cucharadas de yuca cocida con dos de picadillo, que no se sabe con que fue elaborado.

Con nosotros dos existen varios problemas: Se nos está violando la correspondencia, no tenemos teléfono para comunicarnos con nuestra familias aunque hay dos a la entrada del penal, pero siempre están rotos y según ellos, ETECSA no los arregla, cuando nosotros sabemos que en este país la SE y el MININT lo tienen todo. Además tenemos gran restricción con los medicamentos porque aunque la mayoría están en falta, no nos permiten que nuestras familias los traigan.

Pablo, hermano, nadie mejor que Uds. en el Movimiento Democracia, conocen las campañas que realizó la SE para desacreditarme ante todos Uds. Recuerdo mucho, (reiteradamente), aquella conversación entre Ramón Saúl y yo, en la que él me dijo que el tiempo demostraría todo y eso se ha hecho realidad. Aunque tuve que abandonar al movimiento por aquellos días, me siento orgulloso de haberlos dejado encaminados con Robertico en Manicaragua y Alberto en Santa Clara. Gracias a Dios Democracia sigue presente en la isla. Recuerdo también como aquel 6 de enero del 2002 viajé a la Habana para ver desde el malecón, los fuegos artificiales, que Uds. lanzaron, arriesgando sus vidas a sólo doce millas y media de la costa. Son momentos que están grabados en mi memoria, que jamás olvidaré.

Hoy me encuentro encarcelado y desterrado de mi provincia, lejos de mis seres queridos, porque el gobierno no se conforma con tenernos encarcelados injustamente, también nos tuvo que alejar a cientos de Km., para castigar a nuestras familias, las que tienen que salir 2 ó 3 días antes, para poder asistir a nuestras visitas, no obstante aquí nos mantenemos firmes de ideas y principios.

Quiero darte muchas gracias por todo el apoyo brindado a mi familia. Mi señora madre me cuenta toda tu preocupación sobre mi situación. Gracias, esta vez por el mono y el suéter que me enviaste para poder abrigarme. Estoy muy agradecido de ti. Aquí en mi encierro, tengo una foto tuya, que salió en el libro "Los Disidentes", pero las fotos que una vez me enviaste donde aparecían además de ti, Ramón y Alberto, la SE me las quitó el día del arresto, por eso, si puedes envíame otras. Tengo fe de que un día nos podremos dar un abrazo en una Cuba libre, porque para eso luchamos. Esa debe ser la recompensa que aspiro de mi patria.

Sólo me queda desearles a todos mis hermanos del Movimiento Democracia, un feliz fin de año y que el nuevo nos depare la noticia de la libertad de esta bella tierra que nos vio nacer. Le envío a todos mi respeto y un fuerte abrazo de un cubano en pié de lucha.

Sin más, tu hermano;
Léster González Pentón.

A Léster y demás hermanos

Ayer mandaste a decir
que en tu sitio me tenías
porque en un libro venía
y que orgullo te hace sentir.
A lo que quiero decir
con buen uso de razón....
¡presten bien atención!
Léster, y los demás
porque de mi jamás
salen del corazón.

Está pasando un ciclón
de penas y sufrimientos
pero ya se acerca el tiempo
de que cambie la estación.
Ya se observa el nubarrón
disiparse en la distancia.
No perdamos la confianza
de en un futuro cercano
abrazarnos como hermanos
en bienaventuranza.

Pablo Rodríguez Carvajal
Vueltas, L.V.


Orgulloso de haber escogido el camino de una causa justa

Miércoles 24 de diciembre del 2003
Prisión Kilo 7

A Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba

Querido y estimado hermano Ángel de Fana:

Cuántos son mis mayores deseos que al recibo de estas sinceras líneas se encuentren todos gozando de buena salud. Que Dios los Bendiga.

Hoy les escribo con motivos de darle a todos Uds. mis agradecimientos por todo el apoyo que le han brindado a mi familia, tanto moral como económico, desde el pasado 18 de marzo, día que fui arrestado y arrancado de los brazos de mi familia; día que también comenzó la ola represiva contra 75 opositores y periodistas independientes, quienes nos encontramos tras las rejas, por más de nueve meses, sancionados a altas condenas de cárcel injustamente, sólo por desarrollar una lucha pacífica que es respaldada por la mayoría de los países del mundo. Gracias a esta ayuda es que mi familia puede visitarme y traerme alimentos, pues el gobierno castrista no se conformó con encarcelarnos de forma arbitraria, también nos desterró de nuestras provincias, para de esta manera castigar a nuestros seres queridos, los que deben viajar grandes distancias durante varios días, antes para poder visitarnos.

Desde el pasado 10 de noviembre fui sacado de las celdas de confinamiento en solitario y trasladado para esta prisión, junto al hermano de lucha y de causa Juan Carlos Herrera Acosta. Nos encontramos junto a presos comunes, pero en diferentes destacamentos, pues la Seguridad del Estado ha dado órdenes de que no podemos tener comunicación entre nosotros dos. Los jefes de esta prisión, especialmente el jefe de reeducación Eyder Rodríguez Columbié, nos amenazan con enviarnos nuevamente para las celdas de confinamiento en solitario tan sólo por reclamar nuestros derechos, especialmente la asistencia médica y otras violaciones realizadas a todos los reclusos; no tenemos derecho a comunicarnos con nuestra familia por teléfono, la correspondencia se nos ha censurado constantemente, etc. Lugares como éstos son verdaderos almacenes de seres humanos porque el hacinamiento es total, los hombres duermen en el piso por no tener camas, las cucarachas caminan por encima de nuestros alimentos como una verdadera invasión; la alimentación es pésima porque nos están dando de 5 a 6 cucharadas rasas de arroz, caldo de coditos sin nada dentro, dos cucharadas de yuca y dos de picadillo que no se sabe qué le muelen para elaborarlo. En esta época de frío los reos no tienen colchas para abrigarse.

Mis hermanos, por cosas como éstas es que cada día tenemos que intensificar nuestras fuerzas en la lucha por la libertad de esta bella tierra, la misma que nos vio nacer y que hoy está esclavizada.

El oficial de la Seguridad del Estado que nos atiende aquí, nombrado Julio César Bombino González, nos replica que nosotros no somos presos políticos ya que somos igual que los demás presos comunes, cosa que nosotros le rebatimos, porque somos presos de conciencia. Tengan confianza en mí; ellos nunca lograrán su objetivo porque aquí nos mantenemos en pie de lucha y firmes a nuestras ideas y principios. Ahora me siento mucho más orgulloso de haber escogido el camino de una causa justa para nuestra patria, la que un día no muy lejano será libre por todo nuestro sacrificio.

Quiero enviarles mis saludos a través de estas líneas a todo el exilio cubano y un fuerte abrazo, muy especial a mis hermanos de Plantados. También les envío las felicidades por este fin de año convencido que el nuevo nos premiará con la libertad de Cuba. Que el Señor los ilumine por siempre.

Sin más, su hermano que nunca los olvida y respeta,

Léster González Pentón

"Plantado es todo aquel que lucha por la libertad y la democracia en Cuba"

 

NO ME DOBLEGARÉ
Por José Moreno

17 de diciembre de 2003

Santa Clara - www.PayoLibre.com - "No me doblegaré ante nada ni ante nadie", expresó enfáticamente el prisionero político y de conciencia Léster González Pentón, en misiva escrita desde la prisión Kilo 7, de Camagüey, donde extingue una condena de 20 años de cárcel por el presunto delito de actos contra la independencia y la soberanía del país.

Las autoridades del penal se han propuesto que entre él y el también miembro de la causa de los 75 Juan Carlos Herrera no exista comunicación alguna, por lo que no permiten que ambos coincidan en el soleador. El jefe de reeducación de la prisión nombrado Filiberto, les comunicó a ambos que ellos aun no estaban desclasificados del régimen especial, por lo que ante el mas mínimo problema, serán regresados a las celdas de máxima seguridad de kilo 8.

Además, no permiten que les lleven medicamentos necesarios para sus afecciones, ni las llamadas telefónicas reglamentarias, aludiendo rotura en los equipos.

En su misiva González Pentón expone que tuvo conocimiento que el jueves 29 entre las 4 y las 5 de la madrugada, sacaron de Kilo 8 a Omar Rodríguez Saludes y a Regis Iglesias Ramírez para la habana según dijeron inicialmente, pero con posterioridad el oficial Bombino de la Seguridad de Estado les informó que Saludes había sido trasladado para Santi Spíritus y Regis para la cárcel de Ariza, en Cienfuegos.

Los demás miembros de la causa de los 75 Eduardo Díaz Fleitas, Miguel Valdés Tamayo, José Miguel Martínez Hernández, Ricardo González Alfonso y Claro Sánchez Altarriba, se encuentran en distintos destacamentos de Kilo 8, junto a presos comunes. No obstante a Sánchez Altarriba le comunicaron que pronto sería movido para Guantánamo.

La carta concluye con saludos a sus hermanos de lucha y a todas las personas exiliadas que le han brindado la ayuda necesaria, especialmente al Movimiento Democracia y a Plantados por la Libertad de Cuba.


Denuncia condiciones carcelarias Léster González Pentón

SANTA CLARA, 25 de noviembre (www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Léster González Pentón expresó la incertidumbre en que vive, rodeado de delincuentes comunes, la mayoría reincidentes, en carta fechada el lunes 17 de noviembre.

González Pentón, que fue condenado a 20 años de cárcel durante la ola represiva contra la sociedad civil y ahora se encuentra confinado en el destacamento 14 de la prisión Kilo 7, señala que su actual galera, en la que convive con 108 reclusos en literas dobles, mide 80 metros de largo por 7 de ancho. "Casi todos son personas de bajo mundo, que no saben ni hablar, apenas tienen 5to ó 6to grado de escolaridad. Sus mentes están podridas, muchos abandonados por sus propias familias. Hay algunos que salen a la calle y a los dos o tres meses roban para que los traigan para acá de nuevo, aunque según dicen, este es el destacamento menos problemático de esta prisión, a pesar de ser de reincidentes. Yo soy primario y como tal debo disfrutar de algunos beneficios."

González Pentón recalca en su carta que su posición con respecto a los actuales compañeros de galera es la de conversar con todos normalmente, siempre estableciendo la distancia y dejándoles saber bien claro las ideas y principios por las que ha sido condenado a presidio político. Enfatiza que aún no ha recibido asistencia médica solicitada por sus afecciones y que la alimentación es mala, al igual que en Kilo 8, lo que provoca desnutrición generalizada, por lo que la mayoría de los reos, tienen caras de locos.

A Kilo 7 fue trasladado el pasado 10 de noviembre desde Kilo 8, el también periodista independiente Juan Carlos Herrera, a quien ubicaron en un cubículo de ocho personas, casi todos homosexuales. El guantanamero protestó enérgicamente y se trasladó para el cubículo 15 a pesar de la negativa de los guardias, pero la resistencia fue tal que allí lo dejaron. "A este hermano ya le dieron un papel autorizándolo a usar ropa blanca, debido a sus afecciones en la piel, reclamación que él ha hecho durante todos estos meses", termina diciendo González Pentón en su misiva.


Separan a presos en conciencia de Camagüey

SANTA CLARA, 17 de noviembre (www.cubanet.org) - Los prisioneros de conciencia Léster González Pentón y Juan Carlos Herrera fueron trasladados de la prisión Kilo 8 para los destacamentos 14 y 15, respectivamente, de Kilo 7 en la misma provincia, informó la madre de González Pentón, Mireya Pentón Orozco.

Después de esperar varias horas de este jueves 13 a la entrada del penal para entrar a la visita correspondiente al mes de noviembre, un oficial de la Seguridad del Estado, apellidado Bombino comunicó a la señora Pentón que su hijo había sido trasladado para Kilo 7.

Ya en la nueva penitenciaría pudo verlo y este le dijo que desde el jueves 6 le habían comunicado que serían trasladados, y que ese mismo día habían sacado de sus celdas de máximo rigor a otras colectivas a tres de sus compañeros de causa -Ricardo González Alfonso, Eduardo Díaz Fleitas Y José Miguel Martínez. A su salida el sábado siguiente aún quedaban en sus celdas originales Regis Iglesias, Omar Rodríguez Saludes y Claro Sánchez.

La señora Pentón dijo que de esa forma la Seguridad del Estado ha separado a los nueve presos de conciencia miembros de la causa de los 75 y los confina con delincuentes comunes, de mala catadura moral y social, por lo que teme aún más por la integridad física de su hijo a pesar de los beneficios que el cambio les concede, entre ellos visitas cada 45 días, la posibilidad de asistir al comedor con los demás reos, disfrutar del soleador en el patio y practicar ejercicios a esa hora, así como una vida en colectivo.

"Aunque se comunican por cartas, pude conocer que el resto de los presos de su causa están muy preocupados por la separación de Léster, debido a su juventud y temperamento", dijo finalmente la señora Pentón.


Carta de una niña a un preso de conciencia

Santa Clara, 4 de noviembre del 2003

Léster González Pentón:

Hoy 4 de noviembre he decidido escribirte. Ante todo quiero darte las gracias por el hermoso dibujo que me enviaste. Espero que al recibo de estas cortas líneas, tú y tus hermanos de causa se encuentren bien, llegándoles con ella la bendición de Dios.

Mi papá me habla mucho de ti y de todos los demás; me lee las cartas y me explica la situación que tienen en ese lugar tan feo y oscuro. Dale mis saludos a José Miguel, a Ricardo, Eduardo, Claro, Regis, Juan Carlos, Miguel y a Omar. Dile a todos que en mis oraciones le pido y le clamo a Dios por cada uno de ellos.

Me gustan mucho tus cartas porque en ellas demuestras la honradez de un hombre digno, que lucha por la libertad de Cuba, como dijera nuestro José Martí: "Hasta hermosos de cuerpo se vuelven los hombres que pelean por ver libre a su patria. Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado y pensar y hablar sin hipocresía". También el Apóstol afirmó: "En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí, el decoro de muchos hombres".

Terminando la presente, te envío este cuento que escribí hace algún tiempo, donde se demuestra el decoro y el concepto que sobre la amistad tenía Martí.

Le doy las gracias a Dios porque cada uno de ustedes le encontraron y le siguen fielmente. Lean la Biblia en Proverbios 16:3 y el 8:17, así como los salmos 121:8 y el 23 completo, el cual es mi favorito.

Recibe un fuerte abrazo de Marita.

 

Reclama madre de preso político ante las autoridades del penal y de Etecsa

23 de octubre de 2003

Ante las irregularidades de la comunicación, la señora Mireya de la Caridad Pentón Orozco, reclamó sus derechos este 20 de octubre, a las autoridades de la prisión Kilo 8, donde su hijo, Léster González Pentón se encuentra cumpliendo una sanción de 20 años de privación de libertad, con relación a las dificultades que confronta la correspondencia y el asunto de los minutos que le corresponde hacer uso del teléfono para conversar con sus familiares semanalmente.

La reclamación se debe a varias razones. Las cartas se pierden o se atrasan al igual que los telegramas y el teléfono roto desde hace meses, el que no se acaba de arreglar. Además en carta fechada el 16 de octubre último, su hijo le anunció que si no se resuelve estos problemas, que afecta por igual a los 9 miembros de la Causa de los 75 allí recluidos, lo tratarán de resolver por la vía pacífica. Asegura que "si esta es la única vía para comunicarse con nuestra familia y amigo, es para que se nos respete, porque la correspondencia en cualquier país del mundo es inviolable, incluso para los presos".

Gonzáles Pentón añadió en la misiva que ellos han protestado ante todos los factores y niveles de la prisión que tienen que ver con ellos, entregándoles listados de cartas enviadas y no recibidas. Las autoridades han prometido resolver el problema aunque el oficial de la DSE de apellido Bombino les ha dicho que él debe analizar el asunto con el DSE de Villa Clara, lo que ellos califican de "mentira piadosa" porque las cartas viajan por el correo postal y a veces llegan a sólo 3 días de echada al correo, cuando analizan los matasellos. Los presos de conciencia están convencidos que la demora de las cartas y otros trastornos con la correspondencia, así como el teléfono roto, no obedece a dificultades con el correo o de Etecsa, sino a una maniobra psicológica contra los allí detenidos.

EL consejo de dirección en pleno dijo a la señora Pentón Orozco que ellos habían hecho un informe para la Habana porque Etecsa no tiene teléfonos nuevos para sustituir los allí defectuosos. Esto motivó para que ella inmediatamente se dirigiera a la gerencia de telefonía pública de la compañía telefónica Etecsa, contactando con su gerente en la provincia de Camaguey, Osmani Camero. El funcionario respetuosamente, le informó acerca del convenio Etecsa-prisiones y que en Kilo 8 habían instalado 3 teléfonos porque el servicio telefónico allí es ventajoso económicamente para la compañía y para satisfacer las necesidades de una numerosa población penal. Después al buscar los records en su computadora, comprobó que hacía 77 días uno de los equipos estaba roto, pero los otros dos habían funcionado durante todo ese tiempo, aunque uno de estos últimos hacía 8 días, venía confrontando algunos problemas.

El funcionario prometió que de inmediato procederán a revisar los equipos para restablecer el servicio, posición valorada de positiva por la Sra Pentón Orozco y agradecida, prometió regresar por la oficina en el mes de noviembre, para darle las gracias una vez más por el trabajo.


DENUNCIA DEL PRESIDIO POLITICO DESDE KILO 8
POR MORENO CRUZ, JOSE

El presidio político de la cárcel Kilo 8 en la provincia de Camagüey, denuncia las inhumanas condiciones de vida y las nuevas restricciones impuestas por las autoridades carcelarias con la jaba de alimentos que reciben los miembros de la llamada "Causa de los 75" de manos de sus familias cada 4 meses.

La carta enviada a Decoro, con fecha 11 de septiembre, en puño y letra del líder opositor villaclareño Léster González Pentón, uno de los presos de conciencia más jóvenes del planeta, expresa la inconformidad de los presos políticos allí confinados acerca del peso de la jaba de alimentos, no mayor de 30 libras y que a partir de estos momentos, en esa tara se incluirán los periódicos y revistas, los materiales de oficina, artículos de aseo y limpieza, etc.

La justificación de la jerarquía carcelaria para imponer la injusta medida a los reos proviene de un documento enviado desde la Habana donde se especifican las medidas accesorias a las condenas impuestas por el tribunal. La protesta está basada ante el conocimiento de que en todas las prisiones donde se encuentran miembros de su causa, el rigor con el peso de las jabas de alimentos, no es el mismo. Ante el debate, los carceleros reconocieron que ellos estaban incumpliendo la orientación bajada en el mismo documento del nivel central, sobre el derecho de 100 minutos de comunicación telefónica al mes con sus familias, debido a las roturas del teléfono, el que debe sustituirse por otro en buen estado para el mes de Octubre.

González Pentón denuncia además, el deficiente sistema alimentario, el que a evidenciado un cambio drástico hacia lo negativo. El menú consistente en cerelat en el desayuno y agua de plátano hervido con algunos pedacitos de la vianda flotando, una copa de arroz y pasta de harina de pan con poca diferencia de la goma de pegar pero con sabor a pescado y con tierra, para almuerzos y comidas, adolece totalmente de proteínas y grasas, motivo que lo a hecho bajar varios kilos de peso.

Las condiciones pésimas de la alimentación, provocó una huelga general de los presos comunes. La respuesta de la gendarmería no se hizo esperar. Más de 30 efectivos armados con palos de marabú acompañaron al carro de la comida por los pasillos, dispuestos a sofocar la huelga a golpes, pero al irrumpir en el pasillo donde se encuentran los 9 presos de conciencia, comenzaron a sonar los palos contra el piso y las paredes, mirándolos provocativamente. Al día siguiente se quejaron del proceder be los guardias ante el oficial que los atiende, porque ellos no habían entrado en la acción cívica. El oficial reconoció una vez más el error cometido y se comprometió a que no se repetiría.

La misiva además informa el traslado desde la prisión de Boniatico en Santiago de Cuba a Kilo 8 del opositor pacífico Juan Carlos Herrera Acosta, sancionado por un tribunal castrista en el mes de abril último a 20 años de privación de libertad. Han conocido además la incorporación en ese penal de Virgilio Mantilla Arango, detenido junto a Juan Carlos González Leiva y otros activistas de los derechos humanos cuando protagonizaban una acción cívica frente al hospital provincial de Ciego de Ávila en el mes de marzo del 2002 y al que aún no le han celebrado juicio alguno.

Además de Juan Carlos y Léster en esta cárcel camagüeyana se encuentran Ricardo González Alfonso, Regis Iglesias Ramírez, Miguel Valdés Tamayo, Omar Rodríguez Saludes, José Miguel Martínez, Claro Sánchez Altarriba y Eduardo Díaz Fleites; miembros todos de la Causa de los 75, que en total suman 169 años de presidio político.

Dado el dia 24 de septiembre de 2003.

 

Léster; uno de los presos de conciencia más joven del mundo
Por Moreno Cruz, José.

Recientemente el Movimiento de Resistencia Cívica, hizo llegar a Decoro noticias de uno de los reos de conciencia más jóvenes del mundo. Sancionado a 20 años de privación de libertad en proceso sumarísimo junto a otros 4 luchadores pro democracia, el pasado 4 de abril en el Tribunal Provincial de Villa Clara, luego de haber sido detenido e instruido de cargos por trabajar a favor de una potencia extranjera; Léster González Pentón, natural de Santa Clara de 26 años de edad, languidece en solitario su condena en una celda de máximo rigor, en el cubículo 4, destacamento 10 del Régimen Especial "La 26" de la prisión Kilo 8, ubicada en la carretera de Nuevitas Km 7.5 en la zona de Albísa, provincia de Camaguey.

En documentos sacados del penal y en puño y letra del propio preso de conciencia, conocimos que: "me mantengo firme a mis principios e ideas, las que nunca cambiaré ni negociaré por ningún beneficio. Nosotros estamos secuestrados en este lugar porque no hemos cometido ningún delito, ni tampoco trabajamos para una potencia extranjera, sólo luchamos por la libertad del pueblo cubano. Sencillamente estamos haciendo historia".

El joven luchador anticastrista denuncia que mientras permaneció en el DSE de Santa Clara, tuvo que enfrentar todo tipo de bajezas y presiones, porque trataron de doblegarlo: "Allí se arrodilla el que quiere"-dice y agrega-"Supe que ha Librado Linares un aparente preso, le propinó una paliza, pero este hermano se mantuvo firme y lo demostró al día siguiente, en el juicio con su valiente alegato y crítica a la situación actual del país".

En el campamento general de la Policía política de Villa Clara, Léster fue llevado a una celda de castigo donde intentaron doblegarlo, pero su respuesta fue plantarse, prefiriendo la muerte, antes que vivir con desvergüenza. De los 36 días que permaneció allí, lo dejaron dormir sólo 3 noches. Otro detenido lo golpeó por el pecho, pero no lograron que se prestara a sus juegos diabólicos.

A su llegada a Kilo 8, fue sumergido en una celda oscura, llena de ratas, cucarachas y mosquitos, hasta poco antes de recibir una visita de altos funcionarios gubernamentales; ocurrida el viernes 16 de mayo.. Entre los visitantes se encontraban el general de Brigada Calderín, presentado como el Jefe de Cárceles y prisiones del país, acompañado por 4 oficiales de la Seguridad del Estado del más alto nivel, así como varios altos oficiales de la provincia. El objetivo de la visita era constatar "in situ", las condiciones de vida de los prisioneros. Para la ocasión le restablecieron el servicio eléctrico y la instalación hidráulica de la celda que habita ahora de apenas 2,5 metros de largo por l.5 de ancho, baño incluido.

Informados posteriormente de la visita por separado, las nuevas medidas gubernamentales incluyen la permanencia en esas habitaciones en solitario durante un año; visitas cada tres meses de 2 familiares mayores (padres, esposas y hermanos) y los hijos, acompañados sólo del almuerzo; pabellones cada 5 meses según la conducta; la jaba de alimentos cada 4 meses con 30 libras de peso -comprobadas rigurosamente por una balanza disponible a esos efectos-, las que deben ser dejadas por los familiares en la puerta del penal. El segundo año serían trasladados a un cubículo con otros presos comunes, en una cárcel como Kilo 8, almacén de los delincuentes más connotados del país, para luego extinguir las condenas en una cárcel de su provincia.

Ubicado junto a 7 presos políticos pertenecientes a la última ola represiva de la Habana contra los disidentes y periodistas independientes, en un pasillo apartado de los presos comunes, en celdas alineadas, tapiadas y separadas, reciben los alimentos en bandejas por debajo de las puertas, no tienen acceso a la radio, la TV. ni a los periódicos en circulación. Los únicos beneficios son; recibir la correspondencia de manos del reeducador y una hora de soleador al día en caso que no esté lloviendo. A los soleadores son llevados esposados, permaneciendo como "monos" en esas jaulas de gruesas cabillas. Es el único momento que pueden verse las caras los 8 luchadores anticastristas. Además semanalmente pueden disfrutar de 10 minutos para llamar a sus familias telefónicamente, si el equipo de comunicación está funcionando.

Junto a Léster González Pentón (Santa Clara, 20 años de privación de libertad) se encuentra el periodista independiente Ricardo González Alfonso (Ciudad Habana- 20 años), Regis Iglesias Ramírez del Movimiento Cristiano Liberación (Ciudad Habana -18 años), Miguel Valdés Tamayo (Ciudad Habana-15 años), Omar Rodríguez Saludes (Ciudad Habana-27 años), José Miguel Martínez (La Habana-13 años), Claro Sánchez Altarriba (Santiago de Cuba-15 años) y Eduardo Díaz Fleitas (Pinar del Río-21 años).

Todos envían saludos al pueblo de Cuba, a sus hermanos de lucha y al exilio cubano, así como a cuantas organizaciones humanitarias, gobiernos y parlamentarios que en el mundo libre, levantan sus voces solidarias a favor de los presos de conciencia cubanos y a la vez sancionan al gobierno imperante en Cuba, por este zarpazo contra la libre expresión de ideas.

Por último queremos concluir con las palabras de Léster González Pentón, uno de los más jóvenes prisioneros de conciencia del mundo cuando expresa:

"__Todo ha sido una estratagema de los Castro para presionar al mundo. El injusto procesamiento penal que se nos realizó a los 75 opositores y periodistas independientes, sin pruebas de ningún tipo, indica que el sistema esta ahogado. Esperemos que "esto" coja un buen camino. Mientras más mal nos lleven aquí adentro es porque, mejor van las cosas".

Dado el día 24 de septiembre de 2003.


Prohíben estudio de la Biblia a prisioneros de conciencia

SANTA CLARA, 16 de septiembre (www.cubanet.org) - Las autoridades penitenciarias de Kilo 8, en Camagüey, prohibieron el estudio de la Biblia a nueve prisioneros de conciencia allí encarcelados.

Los nueve presos políticos pertenecen al grupo de los 75 patriotas cubanos, quienes fueron severamente sancionados en procesos sumarios celebrados en abril último.

Sus nombres son: Eduardo Díaz Fleites, Ricardo González Alfonso, Lester González Pentón, Juan Carlos Herrera Acosta (trasladado en días recientes para esa cárcel), Regis Iglesias Ramírez, José Miguel Martínez Hernández, Omar Rodríguez Saludes, Claro Sánchez Altarriba y Miguel Valdés Tamayo.

El jefe de reeducación del penal, nombrado Julio, amenazó a los reos con suspenderles las visitas y los pabellones conyugales si continuaban los estudios bíblicos que realizan desde sus celdas.

Según expresa Lester González Pentón en una misiva, todas las tardes, después de comida, cada preso se paraba en la puerta de su celda y leía en alta voz un capítulo, salmo o proverbio de las Sagradas Escrituras. De esta manera podían analizar, debatir los distintos temas bíblicos.

Asimismo precisó que todos, cuando llegaron al penal solicitaron la asistencia religiosa, pero lo que han recibido es más represión de parte de las autoridades penales.



Celebran cumpleaños a hija de opositor pacífico encarcelado

LA HABANA, 23 de agosto (www.cubanet.org) - Familiares y hermanos de lucha del opositor pacífico y prisionero de conciencia Léster González Pentón celebraron el segundo cumpleaños de su hija, Claudia González Contreras, en Santa Clara, ciudad donde reside la familia, a petición del propio preso de conciencia.

La festividad se adelantó unos días, debido a que la madrina de la niña, la incansable luchadora del PPDHC afiliado a la fundación Andrei Sajarov, Felicia Matas Machado, parte para el exilio a reunirse con su familia. En horario mañanero, la niña fue llevada al zoológico provincial Camilo Cienfuegos, recién reinagurado, para tomarle fotografías y video. En horario vespertino se desarrolló la fiesta de cumpleaños en la casa de su abuela, Mireya Pentón, en calle 1ra número 28 entre A y Ríos, reparto Ruiz del Sol, donde la pequeña pudo compartir con otros niños las golosinas, la música y las actividades propias de esta festividad.

Allí se leyó una carta de Léster dirigida especialmente para la ocasión a su pequeña hija, donde le expresa el amor infinito que le profesa a la prole y el dolor que siente de no poder compartir con ella y su familia, el cumpleaños, así como las enseñanzas que un padre le puede transmitir a sus hijos, debido al injusto encarcelamiento que sufre desde que fue secuestrado de su hogar en el mes de marzo.

En la misiva González Pentón exhorta a los presentes a divertirse como si él estuviera entre ellos y que guarden la carta para que cuando la niña pueda entenderla conozca los verdaderos sentimientos de su padre. cnet/46

 

Con problemas de salud Normando Hernández

LA HABANA, 19 de junio (www.cubanet.org) - El periodista independiente Normando Hernández, condenado en la reciente ola represiva a 25 años de privación de libertad, confronta problemas de salud en la prisión conocida como Boniatico donde ha sido encerrado, en la región oriental del país.

Hernández, director de la agencia de prensa independiente Cooperativa de Periodistas Independientes de Camagüey, está padeciendo de hipertensión (150/100). "Le han aparecido manchas rojas en la cara", informó su esposa, Yaraí Reyes Marín, quien agregó: "Le dan sopa de harina, algo preocupante porque si le está subiendo la presión la harina es perjudicial para su salud. El ha pedido asistencia médica, pero no se la han dado oportunamente".

Amnistía Internacional declaró prisionero de conciencia a Normando Hernández, al igual que el resto de los periodistas independientes y opositores pacíficos que fueron víctima de la ola represiva desatada por el gobierno cubano contra la sociedad civil.

"Para mover a Normando de la celda, aparte de las esposas le colocan unos grilletes llamados esposas de pie", dijo su esposa. "Tiene los pies rayados debido a eso, ya que le aprietan".

Antes de ser detenido, Normando Hernández había fundado la revista Luz Cubana, y reside en Esperanza 18 entre H y Luz, en Vertientes, provincia de Camagüey.

Por otra parte, el también prisionero de conciencia Léster González Pentón, presidente del Movimiento Pro Derechos Humanos Alfa 3, sancionado a 20 años de prisión en la última ola represiva, recibe maltratos por parte de sus carceleros.

González Pentón se encuentra recluido en una celda de metro y medio por dos metros y medio en la prisión de mayor rigor Kilo 8, en Camagüey, y de acuerdo a una nota salida de esa prisión, cuando lo sacaron para una foto, los carceleros le dijeron al barbero que se trataba de "uno de los quisieron secuestrar una lancha". También se pudo conocer que a González Pentón lo sacan a tomar el sol esposado dentro de una jaula de gruesas barras de acero.

 

Celda y soleador en Kilo 8

Medidas y formas de las celdas, aproximadamente.


Camagüey. Prisión Kilo. 8. "Régimen Especial"
Celda en la que permanecemos metidos 23 horas
diarias de lunes a viernes, y 24 horas de los sábados y domingos.

Jaula donde nos dan el sol.