Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


Síntesis biográfico de Juan Carlos Herrera Acosta

Edad: 43 años. Está casado con la Sra. Ileana Danger Hardy.
Periodista independiente de la Agencia de Prensa Libre Oriental (APLO) en Santiago de Cuba. Condenado a 20 años, está cumpliendo su sentencia en la prisión de Kilo 7, en Camaguey.
Su familia reside en Calle 3 Oeste #1105 e/ Ramón Pintó y B. Varona, Guantánamo.

Prision Combinado de Guantanamo desde el 12 de junio de 2010.

Desterrado a España
Fecha de arribo: 19 de agosto de 2010.

NOTAS:

No acepta chantajes aunque le cueste la libertad
Piden atención internacional desde la cárcel
Juan Carlos Herrera Acosta en régimen de mayor severidad
Situación de preso político trasladado continúa difícil
No les basta con lo que he sufrido
Amenazado prisionero de conciencia
Amenazan a prisionero de conciencia
En precario estado de salud prisionero de conciencia
Denuncia maltratos preso político cubano
Empeora estado de salud de prisionero de conciencia cubano
Prisionero de conciencia cuestiona dirigencia en carta abierta a Raúl Castro
Madre de reo de conciencia se preocupa por su salud
Cortan comunicación a reo que protesta visita de Juanes
En delicado estado de salud prisionero de conciencia
Hay que cerrar los otros guantánamos
Reo de conciencia denuncia falta de atención médica
Horror en Holguín
Amenazan a reo de conciencia en Holguín
Empeora estado de salud de prisionero de conciencia
Retoma actitud de protesta Juan Carlos Herrera Acosta
Prisionero de conciencia anuncia represalia gubernamental
Reo denuncia método violento para terminar la huelga
Hostigan al reo de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta
Aplazan huelga de hambre prisioneros políticos
Peligra reo en huelga de hambre sin asistencia médica
No me siento bien, pero no me rindo
RSF se preocupa por la salud de un periodista que lleva 5 años preso
Continúa huelga de hambre en prisión de Holguín
En estado crítico reos políticos en huelga de hambre
Reos políticos realizan huelga de hambre en Holguín
Cuatro prisioneros políticos en huelga de hambre
Reo de conciencia se cose la boca
Reo de conciencia advierte que rehusará alimentarse

Lamenta FLAMUR muerte de hija de prisionero de conciencia
Muere hija de prisionero de conciencia
Sin debida atención médica prisionero de conciencia
Loas a su santidad Juan Pablo II en el X aniversario de su visita a Cuba
Denuncia de maltratos a reo de conciencia
Madre exige traslado de prisionero de conciencia
Trasladan a prisionero de conciencia para cárcel en Holguín
Juan Carlos Herrera Acosta lucha por su vida
Continúa en huelga de hambre prisionero de conciencia en Camagüey
Realizan endoscopía a periodista independiente preso
Médica de prisión chantajea a reo de conciencia
Prisionero denuncia falta de asistencia médica
Acusan de portar arma blanca a prisionero de conciencia
Amenazado periodista independiente prisionero de conciencia
Responsabilizan al gobierno por la suerte de Herrera Acosta
Reos políticos y comunes continúan en huelga de hambre
Reprimen a prisionero de conciencia por denunciar por teléfono
Acosan a prisionero de conciencia
Se descose la boca prisionero de conciencia
Se cose la boca en protesta prisionero de conciencia
En huelga total prisionero de conciencia

Golpean a prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta
Continúa en huelga de hambre prisionero de conciencia
Salvajemente golpeado prisionero de conciencia
Continúa plantado Herrera Acosta
Se declara en huelga de hambre prisionero de conciencia
En huelga de hambre prisionero de conciencia
Se denuncia déficit de medicamentos
Nos están matando de hambre
Reo hospitalizado tras recibir golpiza
Ayuno indefinido de opositores orientales en solidaridad con PP
Periodista encarcelado no recibe sol hace más de un año
Carta de José Daniel Ferrer García desde prisión
Amenazan con nuevos cargos a Juan Carlos Herrera
En huelga de hambre prisionero político después de golpiza

Denuncia organización golpiza propinada a preso político
Familiares temen por la vida de disidente en huelga de hambre

Dos Prisioneros Políticos Cubanos En Situación Crítica
Periodista denuncia violencia oficial en cárcel camagüeyana
Me quieren dejar sin Patria, pero no acepto amo

Las olimpiadas de Castro en estadios vacíos y otros numeritos Juan Carlos Herrera Acosta
Denuncia preso de conciencia violaciones en Kilo 7
Denuncia abusos periodista encarcelado
Se autoagrede prisionero de conciencia
Concluye ayuno de presos de conciencia
Nota de protesta
Envían denuncia prisioneros de conciencia a la Dirección de Prisiones
El Chispa, un fruto de la cosecha del hombre nuevo
AL BORDE DE LA DESNUTRICIÓN
No han podido arrodillarme
Periodista independiente denuncia condiciones carcelarias
Torturas sufridas por Juan Carlos Herrera Acosta en la Prisión Boniatico
Juan Carlos Herrera Acosta plantado en prisión
Autoridades carcelarias de Boniato niegan atención Medica a Juan Carlos Herrera Acosta

Documento de Sentencia: Causa #8
También sentenciado en esta causa fue Manuel Ubals González


No acepta chantajes aunque le cueste la libertad

14 de agosto de 2010

(Radio Martí, 13 de agosto) - Desde la cárcel habanera Combinado del Este, donde espera su deportación a España, el prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, denunció la forma en que son tratados él y su familia por el gobierno cubano.

"Tienen a la familia prácticamente secuestrada, no pueden salir de la casa", explicó el opositor pacífico encarcelado.

Herrera Acosta fue trasladado la semana pasada desde Guantánamo. "Ahora culpan al gobierno español de que la situación no es por ellos (el gobierno cubano), sino por España".

Afirmó que no aceptará chantajes. "Es un chantaje político lo que están utilizando aquí con nosotros. Y yo no voy a aceptar chantaje de ningún tipo, ni de nadie. Van a tener que llevarme para Guantánamo".

 

Piden atención internacional desde la cárcel
Amado Gil

3 de julio de 2010

(Radio Martí, 2 de julio) - El periodista y prisionero de conciencia cubano Juan Carlos Herrera Acosta, pidió a organismos internacionales que intervengan para que las autoridades cubanas le cambien el régimen especial en el que lo mantienen desde que fue encarcelado.

Condenado en la Primavera Negra de Cuba en el año 2003, Herrera Acosta aseguró vía telefónica este viernes que "continúa bajo el régimen especial de visitas, que es inadmisible".

El prisionero de conciencia es uno de los activistas encarcelados que fueron trasladados recientemente a cárceles más cercanas al lugar de residencia de sus familiares, luego de las conversaciones entre la Iglesia Católica y el régimen castrista.

Sin embargo, Herrera Acosta reitera que nada ha cambiado. "Es más de lo mismo. Están utilizando a la Iglesia Católica para un juego, con todo el respeto que merece (la Iglesia)".

Ante esta situación, el prisionero político hizo un nuevo llamado al exilio cubano y a todas las organizaciones pro derechos humanos a nivel internacional para que enfaticen la importancia de que a Cuba llegue la libertad y cesen los abusos a los opositores y presos políticos.

"El régimen cubano es hipócrita", afirmó. "Me trasladaron a mi provincia, pero mantenerme lejos de mi familia... Es incongruente", concluyó Herrera Acosta.

 

Juan Carlos Herrera Acosta en régimen de mayor severidad

28 de junio de 2010

(Radio Martí, 27 de junio) - Opositores en la provincia de Guantánamo están preocupados por la deteriorada salud del preso político cubano Juan Carlos Herrera Acosta.

Los activistas de la Alianza Democrática Oriental señalaron que a pesar de sus condiciones, Herrera Acosta continúa en régimen de mayor severidad en la cárcel Combinado de Guantánamo.

La Alianza informa que Herrera Acosta lleva siete años y cuatro meses encarcelado y lo han mantenido en régimen de máxima severidad por su posición inclaudicable.

El prisionero de conciencia ha realizado varias huelgas de hambre exigiendo sus derechos, y en el pasado se ha cosido la boca como protesta contra las pésimas condiciones en que purga su condena.

También ha manifestado que su vida es como la muerte tras haber fallecido su única hija en un accidente de tránsito mientras viajaba a visitarlo en la cárcel

 

Situación de preso político trasladado continúa difícil
Marcos A. Lima Dalmao, Candonga

20 de junio de 2010

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – "Me acercaron a mi provincia y me alejaron de mi familia", declaró Juan Carlos Herrera Acosta, quién fue trasladado desde la provincia de Holguín hacia el Combinado Provincial de Prisiones en Guantánamo, provincia donde vive su familia.

El traslado en sí es algo importante, porque viajar dentro de Cuba es sumamente difícil, pero Herrera Acosta continúa bajo el régimen "especial" de seguridad, por lo que las visitas son cada 3 meses.

 

No les basta con lo que he sufrido

19 de junio de 2010

(Radio Martí, 18 de junio) - "No les basta con lo que he sufrido", aseguró el preso político cubano Juan Carlos Herrera Acosta, desde el Combinado de Prisiones de Guantánamo, después de haber sido trasladado a esa penitenciaría el 12 de junio de 2010.

Languidecía en la Prisión Provincial de Holguín cuando los guardianes le anunciaron que sería cambiado de cárcel como resultado de las conversaciones entre la iglesia católica y el gobierno.

Él imaginó que acabarían sus pesares, pero -y así lo calificó- lo llevaron hacia ese antro de terror que ya conocía de su anterior encierro. Afirma que no lo soportará. Lo ve como una burla, como un chantaje, una política de venganza.

Juan Carlos Herrera Acosta lleva siete años y cuatro meses encarcelado. Era el 18 de marzo de 2003 cuando un exagerado operativo de la policía política lo arrancó de su familia. Lo han mantenido en régimen de máxima severidad. Su única hija murió en un accidente de tránsito mientras viajaba a visitarlo, precisamente un 12 de junio.

Ahora las autoridades le han dicho que lo mantendrán en ese mismo régimen debido a su postura inclaudicable. Juan Carlos Herrera Acosta ha realizado varias huelgas de hambre exigiendo sus derechos. Se ha cosido la boca como protesta contra las pésimas condiciones en que purga una pena que no debe.

Juan Carlos Herrera Acosta se siente estafado por las maniobras del gobierno cubano que no le han generado ningún beneficio, y así lo expresó a Radio Martí.

 

Amenazado prisionero de conciencia
Amado Gil

4 de junio de 2010

(Radio Martí, 3 de junio) - El prisionero de conciencia cubano del Grupo de los 75, Juan Carlos Herrera Acosta, fue amenazado con una golpiza si continúa exigiendo su derecho a salir al sol.

A través de una comunicación telefónica ofrecida a Radio Martí por el Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba, Herrera Acosta dijo que en el último mes sólo lo habían sacado a coger el sol en tres ocasiones.

El periodista independiente, condenado en la Primavera de 2003 a veinte años de prisión, agregó que tomar el sol es, aparte de un derecho de los reclusos, algo necesario para él debido a las enfermedades respiratorias que padece.

Herrera Acosta asegura que las autoridades comunistas del penal le han amenazado con propinarle una fuerte golpiza si continúa reclamando su derecho a tomar el sol.

 

Amenazan a prisionero de conciencia
Amado Gil

13 de mayo de 2010

(Radio Martí, 12 de mayo) - El prisionero de conciencia cubano, Juan Carlos Herrera Acosta, denunció que las máximas autoridades de la prisión lo han amenazado con represalias violentas si continúa exigiendo mejoras en las condiciones de vida.

Según relató Herrera Acosta en comunicación telefónica desde la cárcel, tres guardias del penal se personaron en su celda el pasado lunes y le dijeron que "como dijo Raúl Castro, ellos no van a aceptar chantajes ni presiones". El prisionero de conciencia cuestionó a qué ellos califican como chantaje, pues lo único que él ha hecho es exigir condiciones humanas.

Herrera Acosta desde hace nueve meses duerme en el piso de la celda, buscando escapar de algún modo de las altas temperaturas. Las autoridades le han negado el acceso a un ventilador, que es todo lo que él pide.

Los guardias le advirtieron además, que si se cose la boca en forma de protesta, van a utilizar la violencia con él, y que si grita consignas antigubernamentales, "tomarán medidas drásticas".

"Yo sí tomaré mis medidas. Yo sí voy a protestar, de no darse una solución", afirmó Herrera Acosta. "Prefiero una y mil veces morir antes de cambiar mi postura. Voy a seguir hablando de esta manera, y que el mundo escuche los horrores dentro de las cárceles castristas".

 

En precario estado de salud prisionero de conciencia
Caridad Caballero Batista

16 de abril de 2010

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – Se encuentra ingresado en el puesto médico de la prisión provincial de Holguín con un estado de salud muy quebrantado el prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta.

Informó un reo opositor desde dicho penal que Herrera Acosta fue internado en el puesto médico a las 9 de la mañana del martes 13 de abril en muy malas condiciones de salud: fuertes dolores en la cervical, falta de aire, mareo, nausea, decaimiento, asma y reforzamiento en los pulmones, por lo que permanece con suero puesto y una minerva.

Añade la fuente que Juan Carlos desde hace varios días se queja de esos males, que se agudizaron y tuvo que insistir mucho para que le prestaran el servicio médico.

Juan Carlos Herrera Acosta forma parte del Grupo de los 75. Fue condenado a 20 años de prisión en la primavera de 2003.

 

Denuncia maltratos preso político cubano
Amado Gil

1 de abril de 2010

(Radio Martí, 31 de marzo) - El prisionero de conciencia cubano Juan Carlos Herrera Acosta, denunció desde la prisión provincial de Holguín que las autoridades penitenciarias no le permiten tomar el sol.

El prisionero político manifestó a Radio Martí que la medida está provocando un empeoramiento de las enfermedades adquiridas en la cárcel.

Los médicos le recomiendan a Herrera Acosta tomar el sol, mientras que la guarnición del penal se empeña en negarle ese derecho.

Herrera Acosta está padeciendo de asma, insomnio, alergia y reforzamiento en los pulmones.

 

Empeora estado de salud de prisionero de conciencia cubano
Juan Carlos González Leiva

5 de marzo de 2010

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – El estado de salud del periodista independiente y prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Juan Carlos Herrera Acosta, empeora más cada día en la Prisión Provincial de Holguín, donde ha perdido alrededor de 20 Kg. de su peso corporal a causa de las enfermedades y las malas condiciones carcelarias, según manifestó el propio Herrera a este Centro de Información en una llamada telefónica que estableció desde el mencionado centro penitenciario este 2 de marzo.

Herrera explicó que se siente extremadamente mal y que padece de: cardiopatía isquémica, con bloqueo de rama derecha, soplo en el corazón, hipertensión arterial, artrosis cervical, sacro lumbalgia, prolapso pilórico duodenal, trastornos gástricos, asma bronquial, alergia, problemas renales y hepáticos, retinopatía hipertensiva de segundo grado, inmuno deficiencia, secuelas por el dengue hemorrágico que le dio dos veces, desnutrición y vitiligo, con despigmentación en la piel y dermatitis, hernia discal e hiatal y gastroduodenitis crónica.

Juan Carlos Herrera Acosta, de 43 años de edad, se ha cosido la boca varias veces y ha emprendido huelgas de hambre en protesta a los abusos carcelarios, a pesar de su crítico estado de salud. Fue declarado Prisionero de Conciencia por Amnistía Internacional después de ser encarcelado en marzo de 2003 y condenado a 20 años de prisión, en su segunda causa política. Está confinado en la Prisión provincial de Holguín. Su familia reside en la calle 3 Oeste # 1105 e/t Pintó y Varona, Guantánamo.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Prisionero de conciencia cuestiona dirigencia en carta abierta a Raúl Castro
Amado Gil

9 de febrero de 2010

(Radio Martí, 8 de febrero) - El prisionero de conciencia cubano Juan Carlos Herrera Acosta le pregunta en una carta abierta al gobernante cubano Raúl Castro, por qué la ley de peligrosidad social pre-delictiva sólo se le aplica a los ciudadanos de "a pie" y no a los dirigentes del gobierno.

En su misiva, Herrera, quien es también periodista independiente, establece que la historia ha demostrado que en 51 años de férrea tiranía, todos los altos dirigentes cubanos han caído en delitos de malversación, usurpación, extorsión y corrupción, entre otros.

Entonces cuestiona si la ley de peligrosidad social pre-delictiva será también aplicada contra la cúpula del poder, que "lucra con el dinero del pueblo, lo derrocha y despilfarra".

En la segunda carta abierta que envía al gobernante de Cuba, Herrera también reafirma que no se rendirá, pese a las presiones y hostigamiento de que ha sido objeto desde que inició su lucha pacífica de oposición al régimen de La Habana.

"Hoy le envío mi mensaje a ustedes, los hermanos Castro, para que sepan que no clamaré piedad jamás. Estoy y estaré de pie frente al terror, como todo digno cubano debe estar, esté donde esté", reafirma el prisionero de conciencia.

Juan Carlos Herrera Acosta fue encarcelado en el año 2003. Extingue una condena de 20 tras las rejas.

 

Madre de reo de conciencia se preocupa por su salud
Eduardo León López

1 de octubre de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – La señora Rubiselda Acosta Sian, expresó preocupación por el estado de salud de su hijo, el prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, quien se encuentra en la enfermería de la prisión con un pie hinchado y heridas infestadas.

Rubiselda además dijo que su hijo presenta varios padecimientos, entre ellos vitíligo, gastritis y un prolapso. “Yo quiero ir para verlo con mis propios ojos”, acotó.

Agregó que las llamadas telefónicas están indicadas para los martes, pero las visitas familiares cada tres meses.

Rubiselda Acosta Sian reside en 3 Oeste #910, e/ Emilio Giró y Crombet, Guantánamo, la cual dio a conocer la información a HU, en apoyo espiritual, el día 26 de septiembre.

Juan Carlos Herrera Acosta fue sentenciado a 20 años de cárcel con el Grupo de los 75, y se encuentra recluido en la prisión provincial de Holguín, Cuba.

Eduardo León López preside la organización Hermanos Unidos.

 

Cortan comunicación a reo que protesta visita de Juanes
Doralis Álvarez Soto

14 de agosto de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta comenzó una protesta en la prisión Provincial de Holguín en rechazo a la próxima visita a Cuba del cantante colombiano Juanes, y fue arrastrado por los militares del centro carcelario, quienes le cortaron la comunicación telefónica, al tiempo que gritaba: “Abajo la dictadura, vivan los derechos humanos, abajo el régimen castrista”.

Herrera Acosta dijo en comunicación telefónica el 11 de agosto: “Orlando Zapata, Marco Antonio Román y yo, hemos comenzado a protestar contra la visita de ese cantante que viene a entonar su “camisa negra” en momentos en que en Cuba todos estamos de luto y ante un gobierno que viola todos los derechos humanos; no me permiten criticar al gobierno por teléfono ni denunciar los abusos que a diario cometen aquí, me niegan el servicio religioso, el derecho a tomar el sol y aire libre, las visitas adecuadas con mi familia. Estoy muy enfermo y desde hace 5 meses me obligan a dormir en el suelo.

“Sé que tomarán medidas represivas contra nosotros, por eso hago un llamado urgente de solidaridad a la prensa y a la comunidad internacional, especialmente a Reporteros Sin Fronteras, a la Sociedad Interamericana de Prensa y al Comité para la Protección de los Periodistas”, concluyó el prisionero.

El prisionero de conciencia se encuentra muy mal de salud (padece de Cardiopatía isquémica, hipertensión arterial, artrosis cervical, trastornos gástricos, asma bronquial y muchos otros males), a pesar de lo cual se ha cosido la boca varias veces y emprendido numerosas huelgas de hambre en protesta contra los abusos carcelarios.

Recientemente los guardias le practicaron una requisa al reo y le decomisaron los poemas y fotos de su niña fallecida, directorios telefónicos y otros documentos.

Juan Carlos Herrera Acosta, de 43 años de edad, es periodista independiente y pertenece al Movimiento Cubano Jóvenes por la Democracia y al Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba. Fue condenado a 20 años de cárcel en el Grupo de los 75, en el 2003, en su segunda condena política. Su familia reside en la Calle 3 Oeste #1105 e/ Pintó y Varona, Guantánamo, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

En delicado estado de salud prisionero de conciencia
Juan Carlos González Leiva

27 de marzo de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – El Prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Juan Carlos Herrera Acosta, está muy mal de salud en la Prisión Provincial de Holguín, según declaró el propio reo, desde dicho penal, el pasado 24 de marzo.

Herrera Acosta, condenado a 20 años de cárcel en marzo de 2003, a poco tiempo después de haber extinguido una condena de 5 años de prisión política, cumplió el 18 de marzo 6 años de prisión, y refiere que bajo rigurosas torturas, por lo que ha tenido que hacer numerosas huelgas de hambre.

El reo dijo que padece de: cardiopatía izquémica, soplo en el corazón, hipertensión arterial, artrosis cervical, sacrolumbalgia, prolapso pilórico duodenal, trastornos gástricos, asma bronquial, alergia, problemas renales y hepáticos, retinopatía hipertensiva de segundo grado, secuelas por el dengue hemorrágico que le dio dos veces, vitiligo, dermatitis, hernia discal e hiatal y gastro duodenitis crónica.

Juan Carlos Herrera Acosta, de 43 años de edad, es periodista independiente y miembro del Consejo de Relatores. Su familia reside en la Calle 3 Oeste # 1105 e/ Pintó y Varona, Guantánamo, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Hay que cerrar los otros guantánamos
José Ramón Pupo Nieves – Holguín Press

18 de diciembre de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – Desde la prisión Provincial de Holguín, el prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta denunció las difíciles condiciones de vida en dicho penal.

Según Herrera Acosta, en la parte conocida como el “Viejo Espigón” en dicha penitenciaria, que mide 10 metros de largo por 6 de ancho, conviven 56 reclusos y cuenta con sólo 2 baños turcos.

Esta situación es un verdadero dilema a la hora de hacer las necesidades fisiológicas, señaló la fuente, y agregó, que en similares condiciones se encuentran otros destacamentos.

Por último, Juan Carlos Herrera Acosta dijo que escuchó con regocijo que el nuevo presidente electo de EE.UU., Barack Obama, iba a cerrar la cárcel de la Base Naval de Guantánamo, pero se preguntó: “¿Cuándo el mundo abrirá sus ojos y dirá que hay que cerrar los otros guantánamos que existen en Cuba?”

 

Reo de conciencia denuncia falta de atención médica
José Ramón Pupo Nieves – Holguín Press

18 de diciembre de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta denunció la falta asistencia médica que sufre en el penal provincial de Holguín.

Según Herrera Acosta, desde el pasado 2 de diciembre sufre dolores lumbares, mareos y vómitos, provocados por la cervical y el cambio brusco de las temperaturas, y pese a estos padecimientos las autoridades del penal no le han dado la asistencia que él necesita.

“A 60 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos el régimen cubano continúa engañando y violando derechos”, expresó.

Finalmente, Juan Carlos Herrera Acosta hace un llamado a todos los países democráticos del mundo para que pongan sus ojos en Cuba, donde muchos cubanos: madres, hijos y esposos sufren el encierro de sus familiares.

 

Horror en Holguín

Juan Carlos Herrera Acosa, prisionero de conciencia

4 de noviembre de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – Dentro de las prisiones holguineras el número de reclusos que se auto lesiona es elevadísimo; es algo muy alarmante y los métodos que utilizan son horribles.

Vivir un día dentro de un centro reclusorio de esta provincia es como visitar el infierno. Los militares del régimen cubano, aviesa y mal intencionadamente, tratan de hacer ver al pueblo cubano y al mundo que las cárceles son escuelas. Todo es pura pantalla y verborrea. Un cerebro organizado no puede concebir el cuadro dantesco que día a día observo.

Un recluso expresó: “Si deseas conocer donde se encuentran las prisiones en Holguín sigue las huellas de la sangre”. No fue una frase descabellada. Es la pura verdad.

No existe una entidad gubernamental que realice un sondeo del porqué de tantas auto mutilaciones. Según los uniformados, existe un grupo multidisciplinario compuesto por psicólogos y personal de “reeducación”. ¡Fachada y más fachada! En la prisión provincial de Holguín, nulo es su trabajo, pero el represivo sí está muy activo en todas sus formas.

Me ha resultado doloroso observar los centenares de reos que se auto agreden. Ejemplos de métodos: se han abierto el abdomen, se hacen heridas en toda su fisonomía, se propinan puñaladas en el estómago; se tragan alambres, clavos; otros injieren petróleo y productos tóxicos de todos tipos. Frente a mi interrogante, un militar despóticamente me hizo saber que eso es normal aquí.

Ya estamos cansados. Muchos presos se han cortado las venas de los brazos ante mis ojos; se desmayan y todo queda en un tamiz de normalidad. Alega la dirección de la cárcel que este actuar es un mal típico en Holguín, pero nada se hace por ponerle coto; o al menos reducir el índice de auto agresiones.

Un sagaz en materia carcelaria que extingue condena, me comunicó tajantemente: “Esta prisión es particular. Aquí verás muchas cosas horribles, y la culpa es de los directivos. Verás comos los reos se echan vidrio en los ojos, se clavan clavos en la cabeza”.

Haría interminable la lista de métodos sui generis empleados. Se han perdido las esperanzas. Excesivas condenas, falta de derechos, violaciones, golpizas, hacinamiento extremo, un ambiente hostil totalmente, sin dejar de mencionar las pésimas atenciones medico-alimentarias, entre otras cosas. Esta triste realidad debe conocerla el mundo, ya que el régimen cubano la mantiene oculta.

La situación en Holguín es muy preocupante. Es triste tener que convivir entre la sangre y que nada se haga por detenerla. Esta es la cruda y agobiante realidad que se sufre en el feudo de los Castro, que pretenden dar lecciones de derechos humanos como parte de su cortina de humo, vendiendo una falsa imagen mientras actúan como verdugos contra su pueblo y la inmensa población penal.

Juan Carlos Herrera Acosta, prisión provincial de Holguín, condenado a 20 años de prisión durante la ola represiva del 2003.

 

Amenazan a reo de conciencia en Holguín
Caridad Caballero Batista

11 de octubre de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Juan Carlos Herrera Acosta, fue amenazado por un oficial de la Seguridad del Estado en la prisión provincial de Holguín.

Afirma el reo, que el pasado 30 de septiembre, un instructor de la Seguridad del Estado, junto a la Dirección del penal, lo visitó en su celda para amenazarlo con que si utilizaba el teléfono para hacer denuncias sería castigado severamente, con el método que fuera necesario y le afirmó que no tiene derecho al sol hasta que ellos (las autoridades) así lo decidan.

El oficial quiso obligar a Herrera a firmar un documento como constancia de lo allí dicho, pero este no aceptó, y al respecto dijo: “No temo, no me van a callar, no permitiré tal humillación y seguiré con mi postura firme hasta el final, cueste lo que cueste”.

El prisionero de conciencia agregó: “fueron trasladados todos los presos políticos de esa prisión con el fin de aislarme y desvirtuar el trabajo político en la penitenciaría, por lo que hago un llamado a todas las personas de buena voluntad del mundo para que estén atentos por lo que pueda ocurrir de ahora en adelante.

Juan Carlos Herrera Acosta se encuentra confinado en la prisión provincial de Holguín, cumple una condena de 20 años desde la Primavera de Cuba de 2003.

 

Empeora estado de salud de prisionero de conciencia
Caridad Caballero Batista

20 de septiembre de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Juan Carlos Herrera Acosta, denuncia que su salud se empeora por día en la prisión Provincial de Holguín.

Herrera Acosta dijo, el pasado 16 de septiembre por vía telefónica, que hace 5 meses duerme en el piso y que la humedad y el calor le han provocado “Reforzamiento” en los pulmones (enfermedad respiratoria aguda), que los ataques de asma sean constantes y que esté expectorando sangre.

El prisionero de conciencia también lamentó los métodos salvajes que utilizaron los militares con el hermano de lucha Orlando Zapata Tamayo para llevarlo al tribunal el día 15 del propio mes.

 

Retoma actitud de protesta Juan Carlos Herrera Acosta
Juan Carlos González Leiva

7 de septiembre de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – El periodista y prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Juan Carlos Herrera Acosta, retomó su actitud de protesta por el recrudecimiento de las represalias por parte de la Seguridad del Estado y los militares de la prisión provincial de Holguín.

Herrera dijo por vía telefónica el pasado 2 de septiembre que desde el 31 de agosto comenzó a rechazar los alimentos del penal como primera medida de respuesta a la reducción a las visitas familiares a sólo 30 minutos cada 3 meses, el mantenimiento del destierro, el confinamiento en la pequeña y calurosa celda y la privación de la correspondencia y asistencia religiosa.

Pero, advirtió el reo de conciencia, de inmediato adoptará nuevas y más drásticas medidas para reclamar sus derechos y vivir con decoro.

Dijo además que no doblará sus rodillas delante del tirano.

Aseveró Herrera Acosta que los guardias le comunicaron que sus protestas son indisciplinas, y por eso le imponen los nuevos castigos.

Finalmente el reo pidió comprensión y apoyo a sus hermanos dentro y fuera de Cuba, al igual que a la prensa internacional.

Juan Carlos Herrera Acosta fue condenado en marzo de 2003 a 20 años de cárcel y se encuentra en delicado estado de salud, padece de cardiopatía izquémica con bloqueo de rama derecha, soplo en el corazón, hipertensión arterial, artrosis cervical, sacrolumbalgia, prolapso pilórico duodenal, trastornos gástricos, asma bronquial, alergia, problemas renales y hepáticos, retinopatía hipertensiva de segundo grado, inmune deficiencia, secuelas por el dengue hemorrágico que le dio dos veces, desnutrición, vitíligo, y otros males. Es residente de calle 3 Oeste #1105, entre Pintó y Varona, en ciudad de Guantánamo, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Prisionero de conciencia anuncia represalia gubernamental
Tania Maceda Guerra

23 de agosto de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, denunció el pasado 19 de agosto por teléfono, que las autoridades carcelarias y la Seguridad del Estado toman venganza contra él y quienes lo acompañaron en la huelga de hambre que concluyó el 31 de julio, protesta en que se cosió la boca.

Herrera dijo: “Todos los reclusos comunes que nos apoyaron fueron trasladados de cárcel. Al prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo lo golpearon en la cara y la espalda, los guardias le lanzaron agua en la celda. A Alfredo Domínguez Batista, el reo de conciencia del Grupo de los 75, le impidieron hablar por teléfono con su familia. A mí me mantienen en un pequeño y caluroso calabozo que mide un metro y 80 centímetros de ancho por algo más de 3 metros de largo. No tengo asistencia religiosa ni derecho a la correspondencia. Me decomisaron 5 periódicos españoles.

“Por otra parte las visitas continúan cada 4 meses y estoy desterrado a cientos de kilómetros de mi vivienda. Los militares dicen que se las voy a pagar todas juntas, pero lo que voy a hacer es retomar la huelga el próximo 28 de agosto”. Concluyó.

Herrera Acosta se encuentra extremadamente delicado de salud, padece cerca de 20 enfermedades. Es periodista independiente, miembro del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba y Coordinador Nacional del Movimiento Cubano Jóvenes por la Democracia.

Juan Carlos Herrera Acosta, de 42 años de edad, extingue una condena de 20 años en la prisión Provincial de Holguín, impuesta en marzo de 2003. Su familia reside en calle 3 Oeste #1105, entre Pintó y Varona, Guantánamo, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Reo denuncia método violento para terminar la huelga
Caridad Caballero Batista

17 de agosto de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Alfredo Domínguez Batista, denuncia los métodos violentos que utilizaron los militares para acabar con la huelga de hambre en la cárcel provincial de Holguín.

Domínguez Batista, quien se encuentra en prisión desde la ola represiva desatada en marzo de 2003, dijo que los cuatro puntos que tenía en la boca Juan Carlos Herrera Acosta, fueron quitados a la fuerza el pasado 31 de julio a las 6:30 de la mañana, por el jefe del penal Oreldys Miraldea Ávila, la jefa del puesto médico Maya Elvis y una veintena de militares bajo un forcejeo brutal, en el que Juan Carlos recibió torceduras y golpes en abundancia.

También Orlando Zapata Tamayo, mientras mantenía la protesta, al manifestarse en contra del régimen, fue golpeado con un palo por orden del jefe de la seguridad, Fernando Galvis Sánchez.

La fuente aseguró que los oficiales “están armando una campaña contra los prisioneros políticos y de conciencia en el penal”, para la cual utilizan a los reos comunes.

Alfredo Domínguez Batista hace un llamado de alerta a los hermanos de lucha dentro y fuera de la isla para que estén atentos con lo que ocurra en el penal.

 

Hostigan al reo de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta
Juan Carlos González Leiva

16 de agosto de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – El periodista independiente y prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Juan Carlos Herrera Acosta, es hostigado por la Seguridad del Estado y los militares de la prisión provincial de Holguín, luego de terminar, obligado por los carceleros, su protesta de coserse la boca y abstenerse de alimentos el pasado 31 de julio.

Herrera denunció vía telefónica el pasado de 12 de agosto, que corre grave peligro, ya que los militares incitan a los reos comunes para que lo agredan, pero por lo que le suceda responsabiliza al gobierno cubano.

Denunció que lo despojaron de literatura y algunos periódicos españoles y lo mantienen confinado en una calurosa y pequeña celda, con el propósito de destruirlo psíquicamente.

El reo dijo además, que la generosa ayuda que los “Plantados” envían desde Miami por Western Unión, la policía política la mantiene bloqueada desde enero.

“Hago un llamado de alerta a los medios de prensa internacional, especialmente a Reporteros sin Fronteras, el Comité de Protección a los Periodistas de New York y a la Agencia Internacional de Prensa”, concluyó el prisionero de conciencia.

Juan Carlos Herrera Acosta, periodista independiente, fue condenado en marzo de 2003 a 20 años de cárcel y se encuentra en crítico estado de salud. Su familia reside en calle 3 oeste #1105, entre Pintó y Varona, Guantánamo, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Aplazan huelga de hambre prisioneros políticos
Juan Carlos González Leiva

6 de agosto de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – Tres prisioneros de conciencia y uno político que protagonizaban una huelga de hambre en la Prisión Provincial de Holguín, desde el 18 de julio, la levantaron el pasado día 31, después que oficiales de la Seguridad del Estado y militares retiraron por la fuerza los puntos que cosían la boca de Juan Carlos Herrera Acosta.

Herrera Acosta, en comunicación telefónica efectuada en la tarde del 5 de agosto, denunció que le torcieron las manos y los pies y mantienen sobre él las mismas torturas y acoso carcelario, razón por la cual reemprenderá la protesta el próximo 28 de agosto.

Agregó que los prisioneros de conciencia Orlando Zapata Tamayo y Alfredo Domínguez Batista se recuperan al igual que él y agradeció el apoyo al prisionero político Luis Mariano Deliz Utria.

La protesta estuvo motivada por la violación de los derechos carcelarios, concluyó el reo.

Herrera Acosta se encuentra en crítico estado de salud, padece de cardiopatía izquémica con bloqueo de rama derecha, soplo en el corazón, hipertensión arterial, artrosis cervical, sacrolumbalgia, prolapso pilórico duodenal, trastornos gástricos, asma bronquial, alergia, problemas renales y hepáticos, retinopatía hipertensiva de segundo grado, inmune deficiencia, secuelas por el dengue hemorrágico que le dio dos veces, desnutrición, vitíligo, y otros males.

Juan Carlos Herrera Acosta, periodista independiente, fue condenado en marzo de 2003 a 20 años de cárcel. Su familia reside en Calle 3 Oeste #1105 e/ Pintó y Varona, Guantánamo, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Peligra reo en huelga de hambre sin asistencia médica
Idania Yanes Contreras

2 de agosto de 2008

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – En la prisión provincial de Holguín, se encuentra en peligro de muerte el prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, con la boca cosida, en huelga de hambre y sed.

Melba Santana Ariz, Dama de Blanco, dijo vía telefónica, que ayer 1ro de agosto recibió desde ese penal una nota de su esposo, Alfredo Domínguez Batista, quien también se encuentra en abstinencia de sólidos y líquidos, en la que informa que Juan Carlos está a punto de morir, que tiene los puntos infestados y con mal olor, que no ha recibido asistencia médica por parte de la directiva del penal y que son los demás reclusos quienes lo atienden.

Agregó Domínguez Batista en su nota que fue llevado al destacamento donde se encuentra Herrera Acosta, para que lo persuadiera a renunciar a la huelga.

Según Melba, su esposo hizo todo lo contrario, le dijo a su hermano moribundo que el mundo entero aclama por él y que sus hermanos de lucha de Holguín y Villa Clara se encontraban frente a la prisión, lo que conllevó a que los guardias golpearan a Alfredo.

Juan Carlos Herrera Acosta se declaró en huelga de hambre y sed el pasado 18 de julio y se cosió la boca el 21. En su apoyo se unieron Alfredo Domínguez Batista, Orlando Zapata Tamayo y Luis Mariano Deliz Utria.

Agencia Villa Clara Press

 

“No me siento bien, pero no me rindo”
Nota de reo de conciencia en huelga de hambre

2 de agosto de 2008

Prisión Provincial de Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, en huelga de hambre desde el día 18 de julio, envió una nota el miércoles 30 de julio al también prisionero de conciencia Alfredo Domínguez Batista. La nota dice así:


Hermano Alfredo:

Recibe un saludo. Te diré que estoy muy mal: con mareos, artrosis cervical, sacrolumbalgia, he bajado mucho de peso, palpitaciones. La presión me está bajando mucho.

El personal médico y la Seguridad del Estado están confabulados. Ellos desean dejarme morir, y acepto el reto.

No me siento bien, pero no me rindo. Tengo fuertes dolores de gastritis. No me inyectan contra ningún dolor, como método de tortura para que desista de la huelga. Eso es tortura psicológica. El día 28 por la noche por poco me desmayo, con la presión baja.

El mundo debe saberlo, llevaré mi actitud hasta el final.

Juan Carlos Herrera Acosta
30 de julio de 2008


El prisionero de conciencia Alfredo Domínguez Batista se unió a la huelga de hambre el día 19, junto al también prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo y el preso político Luis Mariano Deliz Utria.

 

RSF se preocupa por la salud de un periodista que lleva 5 años preso
Comunicado

1ro de Agosto de 2008

Reporteros sin Fronteras está muy preocupada por la suerte del periodista cubano Juan Carlos Herrera Acosta, de la Agencia de Prensa Libre Oriental, que lleva detenido desde el 20 de marzo de 2003, condenado a 20 años de cárcel. El 18 de julio de 2008 inició una huelga de hambre y el 21 se cosió la boca, en señal de protesta. Actualmente su estado de salud es muy preocupante y le han negado cualquier tipo de tratamiento médico.

"El actual estado de salud de Juan Carlos Herrera Acosta justifica plenamente la suspensión de la condena, por razones humanitarias. Es imperativo que el periodista pueda acceder a un tratamiento médico lo antes posible. Pedimos a las autoridades cubanas que den muestras de comprensión con este preso, que se encuentra en peligro de muerte. Recordamos que en la isla hay veintidós periodistas encarcelados, veinte de los cuales fueron detenidos en la "primavera negra" de 2003", ha declarado Reporteros sin Fronteras.

Juan Carlos Herrera Acosta está internado en la cárcel de la provincia de Holguín (este del país) y en la actualidad sufre de fuertes fiebres, hipoglucemia y baja tensión arterial. Además tiene problemas cardiacos y, en una carta que le ha hecho llegar, ha contado sus preocupaciones a Melba Santana Ariz, esposa de un preso político detenido en la misma cárcel. Explica que se niegan a proporcionarle cualquier tratamiento medico y que su estado sigue empeorando. Después de coserse la boca se le infectaron los puntos, lo que le provoca fuertes fiebres. Todavía no ha vuelto a comer. Pide el acceso a una alimentación mejor, asistencia religiosa, derecho a más llamadas telefónicas y que le trasladen a la cárcel de Guantánamo, donde reside su provincia.

El periodista, que lleva cinco años detenido, fue condenado a 20 años de cárcel por violar el artículo 91 del código penal, que condena cualquier actuación contra "la independencia o la integridad territorial del Estado", y el artículo 88 que sanciona las actividades que obedezcan a los "intereses imperialistas de Estados Unidos". Desde que le encarcelaron ha hecho huelgas de hambre y se ha cosido varias veces la boca, en protesta por las condiciones en que se encuentra.

 

Continúa huelga de hambre en prisión de Holguín
Caridad Caballero Batista

31 de julio de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – En la Prisión Provincial de Holguín, continúan prisioneros políticos y de conciencia en huelga de hambre.

En un mensaje enviado por Alfredo Domínguez Batista a esta reportera, ayer 30 de julio, por vía telefónica a través de otro preso, dijo que hiciera conocer a su esposa Melba Santana Ariz y demás hermanos de la oposición, que continuarán con la protesta hasta las últimas consecuencias.

Continuó el informe, que el estado de salud de Alfredo Domínguez Batista y de Orlando Zapata Tamayo, ambos prisioneros de conciencia de la ola represiva del 2003, y del preso político Luis Mariano Deliz Utria, se va debilitando aceleradamente.

Dijo además, que el reo que en más crítico estado de salud se encuentra es Juan Carlos Herrera Acosta, ya que se une a sus padecimientos la fiebre provocada por la infección en los puntos de la costura que se hizo en la boca el pasado 21 de julio, hipoglicemia y la falta de atención médica.

Por lo antes dicho, los familiares y hermanos de la oposición piden a la comunidad internacional que actúen con urgencia ante esta lamentable situación, ya que hay personas íntegras que están a punto de perder sus vidas en demanda de derechos que son normales para cualquier ser humano.

 

En estado crítico reos políticos en huelga de hambre
Caridad Caballero Batista

30 de julio de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – De tétrica catalogan la situación que presentan los prisioneros políticos y de conciencia en la Prisión Provincial de Holguín los que por ella han pasado, y aseguran, que es una de las más represivas del país, razón por lo cual, se encuentran actualmente cuatro prisioneros políticos en crítico estado de salud, por llevar una huelga de hambre.

Para uno de ellos, el prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, la abstinencia comenzó el pasado 18 de julio, y para sus tres compañeros: Alfredo Domínguez Batista, Orlando Zapata Tamayo y Luis Mariano Deliz Utria, el día 19.

En una nota enviada por Herrera Acosta, ayer martes 29, a Melba Santana Ariz, le da conocer algunos de los males que presenta, como fiebre, tres puntos de la costura que se hizo en la boca el día 21 están infectados, hipoglicemia, presión arterial baja, y todo esto sin atención médica.

Las Damas de Blanco Melba Santana Ariz, esposa de Domínguez Batista, y Reina Luisa Tamayo Danger, madre de Zapata Tamayo, exigieron a las autoridades del penal que accedieran a los reclamos de Juan Carlos para que no pusiera en peligro su vida, a lo que se negaron.

No obstante a la negativa, Melba se mantendrá en la provincia de Holguín, junto a otros de sus hermanos de la oposición, en busca de una formula positiva para salvar la vida del reo de conciencia, quien afirmó que no desistirá de la protesta hasta no tener respuesta a sus reclamos.

Reos políticos realizan huelga de hambre en Holguín
Caridad Caballero Batista

26 de julio de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – Tres prisioneros de conciencia de la ola represiva de 2003 y uno político, protagonizan una huelga de hambre en la Prisión Provincial de Holguín.

Debido a las condiciones infrahumanas a que los reos son obligados a vivir, Juan Carlos Herrera Acosta, en la mañana del 18 de julio tomó la decisión de rehusar los alimentos hasta tanto las autoridades no atiendan sus reclamos.

El día 19 del propio mes, se unieron a la protesta los hermanos de causa Alfredo Domínguez Batista y Orlando Zapata Tamayo, así como el preso político Luis Mariano Deliz Utria.

Al los militares ignorar la demanda, el pasado día 21 Herrera Acosta decidió coserse la boca.

En conversación telefónica, el miércoles 23, Alfredo le comunicó a su esposa, Melba Santana Ariz, que seguirán firmes en su postura y nada los hará desistir hasta llegar hasta las últimas consecuencias, puesto que están injustamente encarcelados, ya que no han cometido delito alguno.

En la ola represiva del 2003, Alfredo Domingo Batista fue condenado a 12 años, Juan Carlos Herrera Acosta a 20 y Orlando Zapata Tamayo empezó por recibir una condena de 3 años, pero a traves del tiempo por otros “delitos” añadidos ha ascendido a 14 años. Por su parte, Luis Mariano Deliz Utria fue condenado en el 1999 a 13 años de prisión.

 

Cuatro prisioneros políticos en huelga de hambre
José Ramón Pupo Nieves – Holguín Press

25 de julio de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – Cuatro prisioneros políticos se declararon en huelga de hambre para exigirles a las autoridades de la Prisión Provincial de Holguín más respeto hacia sus derechos y mejores condiciones de vida, uno el pasado día 18 de julio y tres el 19.

Según la Dama de Blanco Melba Santana Ariz, los que llevan a cabo esta protesta son: su esposo Alfredo Domínguez Batista, Luis Mariano Deliz Utria, Juan Carlos Herrera Acosta y Orlando Zapata Tamayo.

Herrera Acosta comenzó la abstinencia el pasado día 18 de julio. El día 21, continuó la fuente, él mismo se cosió la boca y dijo que se mantendrá así mientras no le den respuesta a sus reclamos.

Entre otras cosas, los reos exigen que se les respete el tiempo de las llamadas telefónicas, la asistencia religiosa, se le mejore la alimentación y los medicamentos, agregó Melba.

También piden que cesen los malos tratos y se les permita llevar, aunque sea traído de sus casas, un ventilador para contrarrestar en algo el calor infernal que padecen en su destacamento.

La Sra. Santana Ariz señaló, que los prisioneros políticos continuarán con sus demandas aún a expensa de sus vidas, hasta que sus quejas sean atendidas.

 

Reo de conciencia se cose la boca
Caridad Caballero Batista

23 de julio de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – En la prisión provincial de Holguín, el prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Juan Carlos Herrera Acosta, se cosió la boca en protesta porque no atendían su reclamo.

Desde el pasado 18 de julio, Herrera Acosta protagoniza una huelga de hambre en reclamo de los derechos que le privan, pero el día 21, por las autoridades no atender su demanda, tomó la decisión de coserse la boca.

Herrera Acosta afirmó, que no cejará en su firme postura y que llegará hasta las últimas consecuencias, pues no tolera más las violaciones y el rigor carcelario de que es víctima.

Esta información fue dada desde dicha prisión por un reo (que por temor a represalia no quiere que se revele su nombre), y confirmada con Ileana Danger, esposa del prisionero de conciencia, quien dijo sentirse muy preocupada, ya que este presenta un estado de salud bastante delicado.

Juan Carlos Herrera Acosta cumple una condena de 20 años de prisión.

Reo de conciencia advierte que rehusará alimentarse
Caridad Caballero Batista

17 de julio de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – Desde la prisión Provincial de Holguín, el prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, denunció el pasado 15 de julio, por vía telefónica, que sus derechos les son privados, por lo que da a conocer, a la comunidad nacional e internacional, que a partir del próximo 18 de julio rehusará los alimentos, y de no ser atendido su reclamo, usará otros métodos.

Herrera Acosta acotó, que le reducen al mínimo la comunicación telefónica con la familia, para que no denuncie al mundo las condiciones horrorosas en que lo mantienen; le incautan la correspondencia, la alimentación es pésima y que entre el calor y otras miserias, la vida en la celda que se encuentra encerrado se hace insoportable.

Agregó el prisionero de conciencia, que unido a los horrores y torturas físicas y psicológicas, está la ausencia de los medicamentos que necesita, por lo que su salud se deteriora de forma acelerada.

Dijo además, que entre otras enfermedades padece de constantes trastornos digestivos, fuertes dolores abdominales y un insomnio desesperante, y que gran parte de su cuerpo está cubierto por manchas de vitíligo.

Todo lo antes dicho, según el reo, lo obliga a tomar la postura de abstenerse de alimentos.

Juan Carlos Herrera Acosta es uno de los periodistas alternativos encarcelados en la ola represiva de marzo-abril del 2003 y condenado a 20 años de prisión.


Lamenta FLAMUR muerte de hija de prisionero de conciencia
Comunicado

13 de marzo de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – La Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR), de Cuba, al conocer ayer 12 de marzo del lamentable accidente en que murió Lianet Herrera Disco, de 14 años de edad, hija del prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, hacemos sentir nuestro más sentido pésame y dolor por la pérdida.

Conociendo de la angustia en el alma que produce un hecho así, las féminas de esta organización civilista, en conjunto con el resto de la sociedad civil emergente en Cuba, le decimos al hermano Herrera Acosta que nuestro amor y oración lo acompañarán en este momento tan difícil de su vida.

María Antonia Hidalgo Mir
Vicepresidenta de FLAMUR en Cuba

 

Muere hija de prisionero de conciencia
José Ramón Pupo Nieves – Holguín Press

13 de marzo de 2008

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – Lamentable accidente de transito cobró la vida de la hija del prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta ayer 12 de marzo, según informaron Marielis Castro Fernández-Rubio y otras fuentes de la oposición.

La tragedia ocurrió en horas de la madrugada del citado día cuando la joven Lianet Herrera Disco, de 14 años de edad, viajaba en un ómnibus que cubría la ruta Habana-Guantánamo.

En el tramo de la carretera de Sancti Spíritus el chofer de la guagua perdió el control y se salió de la carretera.

Junto a Lianet perdió la vida su hermanita Elianet González Disco, de 2 años de edad, y también la madre de ambas, Elizabeth Disco Tito, de 31 años de edad.

También se supo por la prensa nacional de otra persona que está en estado grave y de cuatro lesionados más.

Al conocerse la triste noticia la oposición pacífica cubana se une al dolor de Juan Carlos Herrera Acosta, prisionero de conciencia condenado a 20 años de prisión en la Primavera de Cuba del 2003.

 

Sin debida atención médica prisionero de conciencia
Juan Carlos Fonseca Fonseca

7 de marzo de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – Al prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta le privan de llevar eficientemente un tratamiento médico a base de melagenina para aliviar la enfermedad de vitíligo que padece y que ya ocupa el 70% de su cuerpo.

Refiere el reo, que de 16 frascos del producto que le indicó el dermatólogo sólo le están suministrando 4, que son insuficientes y hacen prácticamente nulo este tratamiento.

Herrera Acosta, que también padece de duodenitis crónica, dijo a este reportero vía telefónica, que tampoco recibe una dieta adecuada y no le dan leche de vaca, que su salud está cada vez más débil como consecuencia de los malos tratos, las irregularidades con los medicamentos, además de otras patologías que padece.

Juan Carlos Herrera Acosta fue sancionado a 20 años de cárcel por ejercer el periodismo independiente en la primavera de Cuba de 2003.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Loas a su santidad Juan Pablo II en el X aniversario de su visita a Cuba

Juan Carlos Herrera Acosta, prisionero de conciencia

29 de enero de 2008

Prisión Provincial de Holguín – www.PayoLibre.com – En el décimo aniversario de la visita a Cuba de su Santidad Juan Pablo II, recordamos su célebre frase: “No tengan miedo”.

Fue un desafío a la dictadura castrista y un reto para los cubanos. Nosotros desde la oposición pacífica, hicimos nuestro aquel memorable e histórico acontecimiento.

Han pasado diez años y sin embargo el régimen cubano no ha avanzado en la democracia y el respeto a los Derechos Humanos, aspectos permanentes en la mesa de trabajo del sumo pontífice. Las cárceles aquí continúan llenas. En ellas languidecen unos 250 prisioneros políticos y de conciencia.

El gobernante cubano, en su lecho de muerte, se muestra renuente a la apertura. La vida aquí es un laberinto de dolor y penurias. El Papa nunca estuvo ajeno a esta realidad, pues él también vivió el nazi-fascismo y sufrió el estalinismo. Por eso nos regaló, con su peregrinación por Cuba, su amor y solidaridad.

En el año 1981, dijo que iría al lado de su pueblo si continuaba la represión desatada contra la oposición pacífica y el sindicato solidaridad.

Karol Wojtyla, hombre fiel a su fe, de dotes incomparables, graduado de filosofía, letras y teatro, escritor y gran orador, por su postura firme, fue víctima de varios atentados. Entre ellos el perpetuado por el turco Mehmet Alí Agca, el 13 de mayo de 1981. Sin embargo, en su perdón, lo visitó en la cárcel el 27 de diciembre de 1983.

Los cubanos siempre llevamos en nuestros corazones a este magno hombre y su ejemplo de fe, amor y esperanza para toda la humanidad.

Juan Carlos Herrera Acosta es miembro del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba y coordinador nacional del Movimiento Jóvenes por la Democracia. Fue condenado en segunda causa a 20 años de privación de libertad durante la ola represiva de marzo de 2003. Reside en calle 3 Oeste #1105, e/ Pintó y Varona, Guantánamo, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Denuncia de maltratos a reo de conciencia
Caridad Caballero Batista

8 de enero de 2008

Holguín, Cubawww.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Alfredo Domínguez Batista, denuncia desde la prisión Provincial de Holguín los maltratos a que fue víctima el también prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta.

Dijo Alfredo por vía telefónica, que en los últimos tiempos en dicha prisión, Juan Carlos fue objeto de discriminación y abuso, como el pasado 20 de diciembre, que fue maltratado físicamente por el militar “recuentero”, por reclamar sus derechos.

Agregó Domínguez Batista, que por si fuera poco, la jefatura militar usaba presos comunes, carentes de honra y escrúpulos, para amenazar a Herrera Acosta, acusarlo y aislarlo si se expresaba con libertad.

Juan Carlos Herrera Acosta cumple una condena de 20 años de prisión, que le fue impuesta en la primavera del 2003.

Nota: Recientemente Juan Carlos Herrera Acosta fue trasladado a otra prisión. Aún se desconoce a cual.

Madre exige traslado de prisionero de conciencia
Caridad Caballero Batista – Holguín, Press

2 de diciembre de 2007

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – La Dama de Blanco, Rubiselda Acosta, exige a las autoridades de La Habana el traslado de su hijo, el prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, para la provincia de Guantánamo.

Según Arnaldo Expósito Saldivar, presidente del Comité Democrático Carlos Manuel de Céspedes, la señora Acosta le dijo que ha escrito cinco cartas, sin recibir respuesta, al Consejo de Estado de la república de Cuba, para que su hijo sea trasladado, ya que se le hace imposible visitarlo a otra provincia.

Agregó la señora Acosta, que en la correspondencia a las autoridades, ella plantea con claridad las razones por las cuales necesita el acercamiento, entre las que sobresale, que vive sola con su madre, Concepción Acosta, una anciana que está postrada hace siete años, quien presenta un cuadro de demencia senil y fractura en la cadera, por lo que no puede dejarla sola.

Juan Carlos Herrera Acosta, del Grupo de los 75 encarcelados en la primavera del 2003, cumple una condena de 20 años en la prisión provincial de Holguín. Su madre, Rubiselda Acosta, vive en calle 3 Oeste No. 910 e/ Emilio Giró y Crombet, Guantánamo, Cuba.

Trasladan a prisionero de conciencia para cárcel en Holguín
Tania Maceda Guerra

17 de noviembre de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta fue trasladado el pasado 8 de noviembre desde el centro carcelario de máximo rigor Kilo 8, en Camagüey, hacia la prisión provincial de Holguín.

El inesperado suceso se produjo bajo un fuerte despliegue policial y supone un alivio en el rigor penitenciario para Herrera Acosta, quien aseguró por teléfono que hace pocos días los médicos del Ministerio del Interior le detectaron dos enfermedades más, las cuales hacen aún más crítico su estado de salud: gastro duodenitis crónica y una hernia discal en la columna vertebral (en los discos L4-L5). También tiene inflamación en las vías digestivas.

El reo añadió que le pusieron una dieta y le están dando leche con la prohibición de realizar esfuerzos físicos.

Juan Carlos Herrera Acosta, padece además de cardiopatía isquémica con bloqueo de rama derecha, soplo en el corazón, hipertensión arterial, artrosis cervical, sacrolumbalgia, prolapso pilórico duodenal, trastornos gástricos, asma bronquial, alergia, problemas renales y hepáticos, retinopatía hipertensiva de segundo grado, inmune deficiencia, secuelas por el dengue hemorrágico que le dio dos veces, desnutrición y vitíligo, con despigmentación en la piel y dermatitis.

Herrera Acosa, periodista alternativo y miembro del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba, denunció que durante el traslado, los militares que lo requisaron lo despojaron de sus medicinas, la Biblia, documentos personales y libros de Derechos Humanos.

Juan Carlos Herrera Acosta, de 41 años de edad, es prisionero de conciencia del Grupo de los 75, donde fue condenado a 20 años de prisión: es coordinador nacional del movimiento Jóvenes por la Democracia y reside en calle 3 Oeste #1105 e/ Pintó y Varona, Guantánamo, Cuba.

Juan Carlos Herrera Acosta lucha por su vida

Testimonio

15 de noviembre de 2007 / APLO Press

Prision Kilo 8, Camagüey, Cuba – www.PayoLibre.com – “Pongo en conocimiento que mi estado de salud se ha quebrantado a un ritmo vertiginoso y en extremo peligroso, que pone mi integridad física bajo una espada de Damocles y puedo perder la vida. Lentamente mis días se están apagando debido al padecimiento de varias enfermedades peligrosas como son: hipertensión arterial, bloqueo de rama derecha, retinopatía hipertensiva, soplo en el corazón, prolapso pilórico duodenal, dermatitis crónica, asma, artrosis cervical, sacrolumbargia, vitiligo, trastornos renales, hepáticos y una clara deficiencia inmunológica.

Desde hace varios meses se ha visto un claro deterioro de mi salud, me encuentro muy bajo de peso, caso este preocupante. Frente a todo este cuadro peligroso, las autoridades carcelarias mostraron una política de desinterés e indiferencia hasta que el pasado 23 de octubre decidí coserme la boca en justo reclamo de todos mis derechos violados y por las pésimas condiciones de vida en que soy mantenido cual si fuera un animal salvaje, mientras los perros de la gendarmería poseen condiciones excepcionales.

Mi postura se mantuvo durante 8 días sin ingerir alimentos y muy poca agua, que hizo llamar la atención de la policía política y de prisiones. El pasado 2 de noviembre fui trasladado hacia el Departamento de Servicios Médicos del MININT en horas de la noche, toda gestión en vano, por no existir las condiciones propicias para practicarme unas pruebas, siendo pospuestas para el día siguiente en horas del mediodía, donde me sometieron a un examen de endoscopía y una biopsia en la zona del esófago, estómago y duodeno. La misma fue practicada y arrojó gran inflamación en el esófago, estómago y el duodeno, giardiasis, una hernia hiatal, además de bacterias que por lo que se vislumbra y el silencio mostrado son del tipo maligna (H.Pilori).

La situación resultó ser más peligrosa para mi vida de lo previsto. No albergo esperanza alguna de salir con vida de este monstruoso lugar, claramente mis días ya se van apagando y el régimen cubano, junto a su policía política no me permitirán reunirme con mis seres queridos antes de morir como método, política de venganza y ajuste de cuenta. Como no descarto una muerte clínicamente inducida, tampoco descarto la posibilidad de ser el próximo Miguel Valdés Tamayo, pero a pesar de todo este cuadro peligroso hago saber a mis hermanos que continuaré dando cuanto pueda, lo seguiré con mi postura firme de defensa a los derechos humanos, con mi campaña de denuncia frente a los asesinatos y tratos crueles e inhumanos y degradantes.

La vida es poco cuando existen ideas firmes y verdaderas que defender. Once millones de cubanos sufren la metralla vengativa de una tiranía por defender el derecho a una patria libre, incluyente, plural y respetuosa como soñara el más excelso de todos los cubanos, José Martí, con todos y para el bien de todos,… nuevamente fui llevado a prisión… es poco… que hasta el último momento de mi vida continuaré apegado a mis ideales patrios, con mi muerte recaerá sobre esta tiranía otro asesinato político más.

No clamaré piedad a los que hoy me torturan física y psicológicamente. Pongo en conocimiento de la comunidad internacional mi crítica situación y que sea ella, junto a mis hermanos del exilio, quienes usen y acusen al régimen de La Habana. No seré el primero ni el último que pierda la vida dentro de las ergástulas castristas, otros han quedado a lo largo de estos casi 50 años de férrea dictadura y que han intentado restaurar la sociedad civil cautiva. Los cubanos tenemos derecho a la libertad, a la pluralidad de criterios, elecciones libres y transparentes. Cuba merece ocupar la silla vacía que le espera dentro de la elite de naciones democráticas.

Hoy debo enfrentar con valor esta triste realidad, que sepan todos los cubanos, los que se encuentran en la diáspora y los que denodadamente luchan en las calles pacíficamente que no claudicaré, no bajaré la cerviz, ni mis rodillas se doblarán como digno seguidor de las ideas de Varela, Martí, Gandhi, Martin Luther King. Continuaré desde este oscuro lugar dando mi aporte a esta noble y justa causa.

No puedo negar que para mi ha sido un duro golpe conocer que mis días están contados y quisiera aportar más para que un futuro luminoso y promisorio ilumine nuestra hoy mancillada patria en poder de una entelequia, una casta de pandilleros y mafiosos. No temo enfrentar la muerte, no temo que me asesinen, suceda lo que suceda, sea el desenlace que sea, solicito a mis hermanos de lucha que no se amilanen, que continúen adelante, desde los gulag castristas extiendo mi mensaje esperanzador.

He comenzado una nueva batalla, esta vez por la vida. Un joven canadiense llamado Ferry Fox, sabiendo que un cáncer carcomía todo su cuerpo y con una pierna amputada supo recorrer kilómetros, contados por miles hasta morir y nunca desmayó en su empeño, para mi sería un altísimo honor engrosar la lista de las víctimas del castrismo. No lograrán arrancar un clamor de piedad, creo que aún puedo dar más, aportar mucho más para nuestros hijos y este pueblo pueda disfrutar de la plena libertad. Aun bajo este crítico estado de salud el régimen cubano me mantiene bajo un inhumano encierro en condiciones deplorables, incompatibles con mis enfermedades.

Me encuentro débil físicamente, pero muy bien fortalecido espiritualmente, sabiendo que nada es en vano, reitero que la situación se ha tornado mucho más crítica de rutilante y enfrento esta dura realidad. Nada me amilanará, por el contrario, desde que el pasado 3 de noviembre conocí del agravamiento de mi estado de salud he recibido por parte de muchos reclusos muestras de solidaridad que me fortalecen.

A mis hermanos del honroso presidio político Pedro Luis Boitel, en especial a ese incansable luchador Jorge Luís García Pérez “Antúnez”, les hago saber que Juan Carlos Herrera Acosta se mantendrá hasta el último de sus días de pie frente al terror. Mi depauperado y crítico estado de salud da una muestra más de lo cruel e inhumano del sistema carcelario cubano. El mundo no debe darle la espalda al dolor de los que sufren tras la reja por defender el derecho a la vida, es decir a la libertad plena. Este es el precio a pagar bajo la égida castrista y al cual aspiré con estoicismo y como digno hijo de esta tierra.

* Juan Carlos Herrera Acosta, de 41 años de edad, fue condenado a 20 años de cárcel en marzo del 2003, es prisionero de conciencia del Grupo de los 75, periodista independiente, miembro del consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba y coordinador nacional del Movimiento Jóvenes por la Democracia. Reside en la calle 3 Oeste #1105 e/ Pintó y Varona, Guantánamo, Cuba.

Desde la prisión de K-8, dado a los 7 días del mes de noviembre de 2007

Continúa en huelga de hambre prisionero de conciencia en Camagüey
Tania Maceda Guerra

4 de octubre de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – El preso de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta continúa en huelga de hambre en la prisión de máxima severidad Kilo 8, en Camagüey.

El reo se comunicó por teléfono con esta reportera y en declaraciones exclusivas dijo: “Estoy muy débil, pero dispuesto a llevar esta huelga hasta las últimas consecuencias. La Seguridad del Estado quiere doblegarme negándome la asistencia médica, pero nada voy a mendigar, cualquier cosa que me ocurra es responsabilidad del gobierno cubano.

“Por mi parte hago un llamado de auxilio a Reporteros sin Fronteras, al Comité de Protección a los Periodistas de Nueva York y a la Agencia Interamericana de Prensa, así como los demás organismos internacionales que protegen la libertad de expresión y defienden los derechos humanos”.

Herrera Acosta está muy enfermo, pues padece de cardiopatía izquémica con bloqueo de rama derecha, soplo en el corazón, hipertensión arterial, artrosis cervical, sacrolumbagia, prolapso pilórico duodenal, trastornos gástricos, asma bronquial, alergia, problemas hepáticos, retinopatía, secuelas por el dengue hemorrágico que le dio dos veces, desnutrido y vitíligo.

Juan Carlos Herrera Acosta, de 41 años de edad, fue condenado a 20 años de cárcel en marzo del 2003, es prisionero de conciencia del Grupo de los 75, periodista independiente, miembro del consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba y coordinador nacional del Movimiento Jóvenes por la Democracia. Reside en la calle 3 Oeste #1105 e/ Pintó y Varona, Guantánamo, Cuba.


Realizan endoscopía a periodista independiente preso

Guillermo Fariñas – Cubanacán Press

4 de mayo de 2007

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – Al periodista independiente y reo de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, le fue realizada una endoscopía el pasado 30 de abril, en un hospital de Camagüey, para diagnosticarle sus molestias estomacales.

Tras el regreso de la institución de salud hasta la Prisión de Kilo 8, fue consultado por un médico nombrado Benito, perteneciente a los Servicios Médicos del Ministerio del Interior, quien le confirmó a Herrera Acosta que tenía un Prolapso en las vías digestivas.

Juan Carlos Herrera Acosta, comunicador alternativo residente en la más oriental de las provincias cubanas, Guantánamo, resultó condenado a 20 años de privación de libertad en la conocida Primavera de Cuba de marzo-abril del 2003.


Médica de prisión chantajea a reo de conciencia
Guillermo FariñasCubanacán Press

4 de mayo de 2007

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El reo de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta recibió un mensaje, por el considerado como chantajista, de una médica de la prisión Kilo 8, en Camagüey, el 3 de mayo último, por no aceptar sus servicios.

El subteniente Ibel Savón Diegues, quien funge como Reeducador del Destacamento #3 de la mencionada prisión, le comunicó a Herrera Acosta que la doctora Yumila Álvarez Yánez le había informado que si él continuaba negándose a recibir su asistencia, no le suministraría los medicamentos.

La respuesta del periodista independiente encarcelado en la Primavera del año 2003, fue ratificarle al oficial que hizo de mensajero de la señora Álvarez Yánez, que continuaría oponiéndose a aceptar sus servicios profesionales hasta las últimas consecuencias, incluida la muerte.

Ante la actitud desafiante del preso condenado a 20 años de privación de libertad, la doctora Yumila Álvarez le gritó con prepotencia a varios reclusos comunes: “Tengan bien claro, que me acusen donde me acusen, nadie va sacarme de mi cargo de jefa del Puesto Médico de aquí”.


Prisionero denuncia falta de asistencia médica

Oscar Sánchez Madan

12 de abril de 2007

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El pasado 10 de abril, el prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, recluido en el penal Kilo 8 de Camagüey, dejó de recibir asistencia médica especializada por la negativa de las autoridades y la falta de medicamentos en dicho recinto.

El opositor manifestó vía telefónica que una doctora, cuyo nombre se desconoce, le había recomendado permanecer una hora más del tiempo reglamentado, en el patio del establecimiento penitenciario a causa de la crisis de asma que lo afecta desde finales del mes de marzo. Sin embargo, dijo, los militares le retiraron el permiso.

“Los oficiales Ramón Cancino Félix, jefe de orden interior; Edith Nelson Doménech, su segundo y Alejandro Jordán Escalona González, Jefe del Destacamento # 3 en el que me encuentro, me dijeron que en la prisión son ellos quienes mandan”, indicó Herrera.

Herrera Acosta enfatizó que la Jefa del puesto médico, conocida como Liudmila, respaldó la decisión de los militares. Esta, añadió el opositor, le comunicó que el penal no cuenta con los medicamentos que él necesita para disminuir los efectos de su gastritis.

El reo también señaló que es víctima de represalias de las autoridades de dicho penal por denunciar los abusos que estos cometen en dicha prisión.

Juan Carlos Herrera Acosta fue condenado a 20 años de cárcel durante la Primavera del año 2003 en la Causa de los 75. La dictadura lo acusó de violar la Ley de Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba, conocida como Ley Mordaza.

Acusan de portar arma blanca a prisionero de conciencia
Luis Esteban Espinosa / Jóvenes sin Censura

10 de abril de 2007

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta fue sometido, el pasado día 22 de marzo, a una minuciosa requisa por parte de los militares del penal Kilo 8, provincia Camagüey, bajo el argumento de poseer un arma blanca.

Herrera Acosta es víctima de estos registros todas las semanas, con el fin de torturarlo psicológicamente y despojarlo de cartas familiares, libros y escritos de denuncias, según dijo Eduardo Gamboa Suárez, prisionero político, por vía telefónica.

Añadió Gamboa que en los registros los militares después de llevarse los alimentos que escogen y dejar las pertenencias de Herrera revolcadas, los otros alimentos que dejan son contaminados de tal forma que provocan mala digestión a quienes los consumen.

Juan Carlos Herrera Acosta, de 40 años de edad, coordinador nacional del Movimiento Jóvenes por la Democracia, fue condenado a 20 años de privación de libertad por ejercer el periodismo independiente en la ola represiva de 2003.

Esta información fue recibida en la sede de la Fundación Cubana de Derechos Humanos.

Amenazado periodista independiente prisionero de conciencia
Yoel Espinosa Medrano / Cubanacán Press

31 de marzo de 2007

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El 27 de marzo pasado, el periodista independiente Juan Carlos Herrera Acosta, recluido en la prisión camagüeyana Kilo 8, fue amenazado de ser castigado severamente si continuaba sus denuncias a través de la prensa independiente.

Ileana Danger Hardy, Dama de Blanco y esposa de Herrera Acosta, expresó vía telefónica que su cónyuge fue desafiado por Alexander Camejo, Jefe de Reeducación de la penitenciaría agramontina, con ser trasladado a una celda de castigo tapiada, si proseguía informando a los reporteros no oficialistas, sobre las irregularidades del penal.

Danger Hardy informó además, que aunque Juan Carlos tenga que soportar las sanciones más crueles por parte de los agentes represivos, no cesará en facilitar a los comunicadores alternativos noticias sobre las condiciones habitacionales de los penados, la falta de atención médica, la inadecuada alimentación, la violación del derecho al uso reglamentario del teléfono y la obstaculización de visitas familiares y conyugales.

“Confío en que organizaciones internacionales tan prestigiosas como Reporteros Sin Fronteras y la Sociedad Interamericana de Prensa, den a conocer al mundo, sobre está nueva trasgresión de mis derechos como prisionero”, dijo, según su esposa, Herrera Acosta.

Juan Carlos Herrera Acosta
fue condenado a 20 de años de privación de libertad durante la mayor ola represiva desatada por el gobierno del Dr. Fidel Castro contra los disidentes pacíficos dentro de la isla; conocida internacionalmente como La Primavera de Cuba del 2003.

Responsabilizan al gobierno por la suerte de Herrera Acosta

Liannis Meriño Aguilera / Agencia Jóvenes sin Censura

24 de marzo de 2007

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – La Dama de Blanco Ileana Danger Hardy pide a la comunidad internacional que abogue por la inmediata e incondicional liberación de su esposo, el prisionero de conciencia de la conocida Causa de los 75 Juan Carlos Herrera Acosta, recluido en la prisión de máxima severidad Kilo 8 en Camagüey, quien presenta un estado de salud crítico y preocupante.

Según informó Danger Hardy, Herrera Acosta ha perdido el peso corporal aceleradamente y sus condiciones físicas son graves.

Afirmó Danger Hardy que, producto de las condiciones infrahumanas a las que están sometidos los reos en ese penal, los padecimientos de su esposo se han vuelto crónicos y por la insuficiente asistencia médica no ha logrado mejoría alguna.

Herrera Acosta, según su esposa, padece de cardiopatía, vitíligo, asma, artrosis cervical y úlceras estomacales, pero esto no ha sido motivo para que un patriota como él, aun estando tras las rejas, abandone la lucha por la democratización de su patria.

La esposa del reo, familiares y amigos, responsabilizan a las autoridades del penal por lo que pueda ocurrirle a Juan Carlos y repudian una vez más el injusto encarcelamiento de 75 cubanos durante la oleada represiva del 2003.

Reos políticos y comunes continúan en huelga de hambre
Liannis Meriño Aguilera

15 de marzo de 2007

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – Reos políticos y comunes recluidos en Kilo 8, Camagüey, continúan en huelga de hambre, en acto de protesta cívica ante las condiciones infrahumanas a las que están siendo sometidos en ese penal.

Los prisioneros políticos en huelga de hambre son: Juan Carlos Herrera Acosta, Leoncio Rodríguez Ponce y José Daniel Ferrer García, fuente de esta información.

En ayuno durante de 12 horas diarias se encuentran: Nelson Vázquez Lima, Lamberto Hernández Plana y Carlos Luis Díaz Fernández, este último tuvo que recesar la huelga por el pésimo estado de salud que presenta.

Según informó el propio Ferrer García, se sumaron 6 presos comunes disidentes, entre ellos Francisco Fundidor Palido y otros cinco condenados a cadena perpetua, los cuales por este motivo fueron conducidos a celdas de castigo y le fueron suspendidas las visitas familiares reglamentarias.

Agregó el reo político: “otros reclusos comunes sufren fuerte represión por parte de los carceleros para evitar que se incorporen a la huelga”.

Aseveró Ferrer García, que continuará sin ingerir alimentos hasta el 19 de marzo, día en que se cumple un aniversario más de la oleada represiva del 2003, donde fueron encarcelados injustamente 75 cubanos, además de llamar la atención nacional e internacional, poniendo a la luz pública la realidad en que viven reclusos políticos y comunes en centros penitenciarios de la isla.

José Daniel Ferrer García fue condenado a 25 años de prisión en la primavera del 2003.

Reprimen a prisionero de conciencia por denunciar por teléfono
Tania Maceda Guerra

11 de marzo de 2007

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, fue víctima de un registro corporal el pasado 6 de marzo, después de enviar varias denuncias por vía telefónica.

Herrera Acosta, periodista independiente y coordinador nacional del Movimiento Jóvenes por la Democracia, sancionado a 20 años de privación de libertad en la ola represiva del 2003, se encuentra cumpliendo sanción en la prisión de máximo rigor Kilo 8, en la provincia de Camagüey.

Dichas denuncias, incluso esta nota, fueron recibidas por Juan Carlos González Leiva, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos (FCDH).

El reo añadió que oficiales de la Seguridad del Estado y militares de la prisión, entre los que se encontraba Alejandro Jordán Escalona, lo arrinconaron en un pasillo del penal y lo despojaron por la fuerza de varias denuncias y artículos de opinión.

El presidente de (FCDH) dijo que Juan Carlos Herrera Acosta, en el año 2006, recibió 8 palizas por parte de la policía del penal y es constantemente acosado.

Acosan a prisionero de conciencia
Tania Maceda Guerra

13 de febrero de 2007

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – El preso de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta continúa siendo víctima de actos hostiles por oficiales de la prisión de máxima severidad de Kilo 8, en la provincia de Camagüey, los cuales le practicaron una requisa de aproximadamente 50 minutos, según informó el propio reo vía telefónica a Juan Carlos González Leiva.

Según dijo Herrera Acosta, los guardias le informaron que buscaban una supuesta arma blanca entre sus pertenencias, sin embargo, buscaban dentro de las pequeñas envolturas de los jabones sin usar.

“A Herrera Acosta lo mantienen bajo uno de los regímenes penitenciarios más severos que existen en Cuba: Le niegan la asistencia médica adecuada, la asistencia religiosa y la correspondencia. El disidente se encuentra muy enfermo, totalmente desnutrido y extremadamente débil, pues apenas ha injerido alimento en los últimos 6 meses, como resultado de las protestas a que ha sido compelido en reclamo de sus derechos como ser humano y que en ese estado ha sufrido varias golpizas propinadas por los militares de ese centro carcelario”, dijo González Leiva.

González Leiva concluyó expresando profunda preocupación por la vida de Herrera Acosta, haciendo un llamado de ayuda a la opinión pública nacional e internacional para trabajar en favor de la libertad de este prisionero de conciencia, quien es miembro del Consejo de Relatores del Consejo de Derechos Humanos de Cuba.

Juan Carlos Herrera Acosta, de 40 años de edad y natural de la provincia de Guantánamo, fue condenado en juicio sumarísimo a 20 años de cárcel, en la primavera del 2003, por ejercer el periodismo independiente.

Se descose la boca prisionero de conciencia
Luis Esteban Espinosa

7 de enero de 2007

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta se descosió la boca este día 1ro de enero de 2007.

Herrera Acosta llamó por teléfono desde la Prisión Kilo 8, en Camagüey, a la Fundación Cubana de Derechos Humanos y dijo que se encuentra extremadamente débil, pues desde el pasado 8 de julio mantiene un ayuno líquido en protesta por la represión carcelaria, absteniéndose de comer alimentos sólidos.

El prisionero de conciencia explicó que cuando se cosió la boca el 26 de diciembre fue enviado a una estrecha celda de castigo y confinamiento, donde tuvo que dormir en el suelo rodeado de insectos y roedores.

Juan Carlos Herrera Acosta, de 40 años de edad, es periodista independiente y fue condenado a 20 años de privación de libertad durante la ola represiva conocida como "La Primavera de Cuba".

Agencia de prensa Jóvenes sin censura (El gobierno cubano le niega a esta agencia su reconocimiento legal)

Se cose la boca en protesta prisionero de conciencia
Luis Esteban Espinosa

28 de diciembre de 2006

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta se cosió la boca este martes 26 de diciembre en horas de la tarde, en la prisión de máxima severidad de Kilo 8, provincia de Camagüey.

Juan Carlos González Leiva, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos (FCDH) y fuente de esta información, dijo a este reportero que Herrera Acosta se cosió la boca en protesta por la política hostil desatada por la seguridad del Estado y los militares de ese centro penitenciario contra su persona.

Según la fuente, los carceleros le privan al prisionero de conciencia el derecho a la comunicación telefónica, lo acosan a través de reos comunes, le quitaron la visita por el fin de de año, lo requisan a cualquier hora del día y de la noche, lo difaman de homosexual y colaborador de la seguridad del estado y lo mantienen bajo una guerra sicológica sin descanso.

González Leiva concluyó diciendo, que Acosta fue confinado en una celda de castigo privado de todas sus pertenencias, donde tiene que dormir en el suelo, rodeado de insectos y roedores; que agrava la situación el delicado estado de salud en que se encuentra.

Herrera Acosta, de 40 años de edad, está distrófico y padece de varias enfermedades, entre ellas: bloqueo cardíaco, vitíligo, hipertensión arterial, gastritis crónica y problemas óseos.

Juan Carlos Herrera Acosta fue condenado a 20 años de prisión durante la ola represiva de marzo-abril del 2003 y se encuentra recluido en el área donde están los condenados a pena de muerte y a cadena perpetua.

Agencia de prensa Jóvenes sin censura (El gobierno cubano le niega a esta agencia su reconocimiento legal).

En huelga total prisionero de conciencia
Liannis Meriño Aguilera

28 de diciembre de 2006

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta recluido en la prisión de máxima severidad Kilo 8, en Camagüey, se declaró en huelga de hambre este 26 de diciembre en acto de protesta por las constantes acciones represivas en su contra.

A Herrera Acosta, de la conocida causa de los 75, en días recientes el reeducador que se hace llamar Camejo le informó que no tenía derecho a visitas familiares el fin de año por “continuar haciendo denuncias y mostrar una actitud ineducable”. Este día 26 le fue suspendida la llamada telefónica a sus familiares.

Según informó en una llamada telefónica un reo común, Juan Carlos Herrera está siendo sometido a constantes requisas de su celda y la Seguridad del Estado lleva a cabo una campaña con el objetivo de desacreditar la labor prodemocrática del reo político.

Agregó la fuente, que en horas de la tarde Herrera Acosta manifestó que “se cosería la boca en huelga total”.

Juan Carlos Herrera Acosta cumple 20 años de privación de libertad desde que fue detenido durante la oleada represiva del 2003, donde fueron encarcelados varios periodistas independientes y activistas de derechos humanos en la isla.

Agencia de prensa Jóvenes sin censura (El gobierno cubano le niega a esta agencia su reconocimiento legal).


Golpean a prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta

Por Tania Maceda Guerra

18 de noviembre de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta fue agredido físicamente el pasado viernes 10 de noviembre.

José Daniel Ferrer García, fuente de esta información, se comunicó por teléfono con la Fundación Cubana de Derechos Humanos y expresó su profunda preocupación por la vida de Herrera Acosta, quien lleva a cabo un ayuno líquido desde junio pasado.

Explicó la fuente que un recluso común seleccionado como consejo o jefe del destacamento donde se encuentra Herrera Acosta se acercó a éste en el horario del recuento del amanecer y trató de obligarlo a que hiciera el saludo militar, y ante la negativa del disidente la emprendió a puñetazos contra él, golpeándole el rostro, el pecho y la espalda, dejándole como secuela la nariz y la boca rotas y la cara muy inflamada.

Concluyó Ferrer García diciendo que se pudo constatar que la Seguridad del Estado ordenó la agresión contra Herrera Acosta, quien fue encerrado de inmediato en una estrecha celda tapiada sin agua ni electricidad, llena de insectos y privado de todos sus bienes personales.

Juan Carlos Herrera Acosta desde hace varias semanas lucha ferozmente contra los militares, quienes pretenden silenciar su voz limitándole la llamada telefónica solamente con su esposa y que trate asuntos exclusivamente de la familia. Esto ha obligado al periodista independiente a arreciar su protesta pacífica.

Juan Carlos Herrera Acosta, de 40 años de edad, fue sancionado a 20 años de privación de libertad en la conocida Causa de los 75 y reside en la oriental provincia de Guantánamo. Se encuentra sometido al régimen de primera fase del área de máximo rigor de la prisión Camagüeyana Kilo 8.


Continúa en huelga de hambre prisionero de conciencia

Por Ahmed Rodríguez Albacia

10 de noviembre de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta continúa en huelga de hambre sin ingerir alimentos sólidos desde el pasado 8 de junio, tomando solamente líquidos en las tardes.

Según Herrera Acosta su estado de salud está muy deteriorado, la posición que mantiene ha traído como consecuencia pérdida considerable de peso, inestabilidad en la presión arterial, un bloqueo de rama derecha, alergia, asma, un soplo en el corazón, trastornos hepáticos y renales. En una ocasión sufrió una angina de pecho que asegura la fuente pudo ocasionarle la muerte.

"Pase lo que pase no me voy a callar y continuaré mi lucha desde aquí y mantendré mi postura firme ante las atrocidades que se cometen en este centro penitenciario", concluyó diciendo el mencionado prisionero de conciencia.

Juan Carlos Herrera Acosta, de 40 años de edad, extingue una sanción de 20 años de privación de libertad; fue encarcelado en la conocida “primavera de Cuba de 2003” y se encuentra recluido en la prisión de máxima severidad de Kilo 8, provincia de Camagüey.

Agencia de prensa Jóvenes sin censura (El gobierno cubano le niega a esta agencia su reconocimiento legal)


Salvajemente golpeado prisionero de conciencia
Por Ahmed Rodríguez Albacia

2 de septiembre de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – El 29 de agosto a la 1:30 de la tarde fue golpeado brutalmente el prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta por los carceleros del centro penitenciario donde se encuentra recluido cuando se encontraba reclamando el derecho a la comunicación telefónica que se le había negado en varias ocasiones.

Sin ninguna explicación fue salvajemente golpeado por los oficiales Maikel Zúñiga la O y Nelson Domenech, ambos carceleros del penal, quienes, luego de patearlo brutalmente, golpearle fuertemente las manos, provocarle hinchazón en un ojo y producirle hematomas por todo el cuerpo, lo arrastraron por los pasillos de la prisión.

El periodista independiente Luis Esteban Espinosa, fuente de esta información, aduce que pudo conocer sobre la situación de Herrera Acosta a través de un recluso común que logró comunicarse vía telefónica con él por recomendación del propio prisionero de conciencia.

Juan Carlos Herrera Acosta extingue una sanción de 20 años de privación de libertad por ejercer exclusivamente el periodismo independiente; se encuentra recluido en la Prisión de Máxima Seguridad de Kilo 8 en la Provincia de Camagüey. Fue encarcelado en la conocida Primavera de Cuba del año 2003.

Agencia de prensa Jóvenes sin Censura


Continúa plantado Herrera Acosta
Por Liannis Meriño Aguilera

1 de septiembre de 2006

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – En la Prisión Kilo 8, Camagüey, el reo de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, continúa plantado en huelga de hambre según informó José Daniel Ferrer García, también reo de conciencia de la conocida Causa de los 75. “Herrera Acosta presenta un estado de salud preocupante, ha perdido notablemente el peso corporal y varios padecimientos que anteriormente lo afectaban se han agravado producto de esta huelga”, dijo la fuente.

Herrera Acosta continúa reclamando el cese de todo acto represivo contra presos políticos por parte de reos comunes manipulados por la Seguridad del Estado, solicita atención médica adecuada y que terminen las interferencias y la falta de sistematicidad de las llamadas telefónicas que realizan familiares y amigos.

Herrera Acosta desde el 8 de junio cuando comenzó esta protesta sólo ingiere líquidos y en los primeros días del mes de agosto estuvo cuatro días con la boca cosida.

Aseguró Ferrer García, también recluido en ese penal, que la vida de Herrera Acosta está en peligro, ya que viene presentando un estado de salud preocupante, aunque es digno de destacar que mantiene su posición inclaudicable, haciendo evidente sus palabras más usadas: “de pie, frente al terror”.

Agencia de prensa Jóvenes sin Censura

Se declara en huelga de hambre prisionero de conciencia
Por Ahmed Rodríguez Albacia

19 de junio de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta se declaró en huelga de hambre el 8 de junio del presente año en solidaridad con la huelga de hambre que ha protagonizado el periodista independiente Guillermo Fariñas Hernández por más de 130 días y en protesta a los maltratos crueles y degradantes de los que están siendo víctimas los reos de la prisión de Kilo 8 en la provincia de Camagüey, según dijo Herrera Acosta a la Fundación Cubana de Derechos Humanos que preside el abogado invidente Juan Carlos González Leiva.

Juan Carlos Herrera Acosta entró en perfecto estado de salud a la prisión y desde que está allí padece de artrosis cervical, vómitos, trastornos de vesícula, cardiopatía, trastornos hepáticos y renales.

Herrera Acosta, quien es oriundo de Guantánamo, extingue una sanción de 20 años de privación de libertad en la prisión de Kilo 8 en la provincia de Camagüey por ejercer el derecho a la libertad de expresión.

Ahmed Rodríguez Albacia es periodista independiente de la Agencia Jóvenes sin Censura


En huelga de hambre prisionero de conciencia
Por Luis Esteban Espinosa

13 de junio de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta se plantó en huelga de hambre este jueves 8 de junio en apoyo al periodista independiente Guillermo Fariñas Hernández y en protesta por las salvajes golpizas que los militares le ocasionan a los reclusos a diario.

Herrera Acosta se encuentra recluido en el área de las celdas de confinamiento en la prisión de máxima seguridad de Kilo 8 en la provincia de Camagüey y declaró que es inadmisible permanecer indiferente ante tantos horrores carcelarios, que este 8 de junio pudo presenciar 3 descomunales golpizas sufridas por los reos a manos de los oficiales carcelarios.

Juan Carlos Herrera Acosta, natural de Guantánamo, se encuentra recluido a más de 400 kilómetros de su hogar. Fue condenado a 20 años de privación de libertad por ejercer el periodismo independiente.

Luis Esteban Espinosa, periodista independiente de la Agencia Jóvenes sin Censura.


Se denuncia déficit de medicamentos
Liannis Meriño Aguilera / Jóvenes sin Censura

30 de mayo de 2006

Holguín, Cuba – www.PayoLibre.com – Mientras el actual gobierno cubano hace una extensa propaganda a su sistema de salud, reclusos padecen enfermedades fatales en cárceles castristas sin encontrar remedio a sus dolencias.

Juan Carlos Herrera Acosta, preso político y de conciencia, recluido en la prisión Kilo 8, Camagüey, denuncia el déficit de medicamentos en ese penal.

Herrera Acosta, desde el miércoles 17 de mayo, viene presentando crisis de la cervical, con mareos, vómitos y falta de equilibrio.

Después de dos días de sufrimientos, fue conducido hasta el puesto médico de esa prisión: en vano, porque no existía ningún medicamento que pudiera aliviar sus dolores. Medicamentos tan simples como Gravinol, Diperona o calmantes no existen en ese centro.

Aseveró Herrera Acosta, “para que a algún recluso le suministren una medicina se ha vuelto una odisea”.

Su caso no es el único, varios son los reos que agonizan días, semanas y meses. Algunos mueren por la falta de atención médica adecuada.


Nos están matando de hambre
Por Ahmed Rodríguez Albacia*

12 de mayo de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – “Nos están matando de hambre”, fueron las palabras que dijo a este reportero en llamada telefónica el prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, quien extingue una sanción de 20 años de privación de libertad en la prisión de Máxima Seguridad de Kilo 8 en la provincia de Camagüey.

Herrera Acosta también explicó que el pasado 5 de mayo en horas de la tarde se realizó una “protesta generalizada” en dicha prisión que cuenta con más de 600 reos, esto como reacción a un anuncio transmitido por la radio local donde le comunicaban a los prisioneros que no se permitiría la entrada de alimentos elaborados. Los reclusos indignados por la medida tomada por la dirección del penal, comenzaron a gritar consignas antigubernamentales a modo de protesta

Después del escándalo que tuvo lugar en esta cárcel, Juan Carlos Herrera Acosta fue conducido a la oficina de orden interior por el supuesto delito de “alterar las masas”. Una vez allí, Herrera Acosta le dijo directamente a la jefa departamental, Ángela Bell Jiménez Maure, que era inconcebible que los quieran matar de hambre con esta medida, ya que la comida que se le oferta a los reos en la prisión es un agua de chícharos y un poco de col hervida con gran fetidez.

Juan Carlos Herrera Acosta fue encarcelado en la Primavera de Cuba y desde hace 3 años se le ha negado el derecho a la correspondencia; presenta serios problemas de salud, ya que padece de trastornos cardiovasculares, hepáticos, renales e hipertensión arterial y pesa 12 kilogramos por debajo de su peso normal.

* Periodista independiente de la Agencia Jóvenes sin Censura

 

Reo hospitalizado tras recibir golpiza
Por Marielis Castro Fernández-Rubio

13 de abril de 2006

Guantánamo – www.PayoLibre.com – El prisionero político y de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, coordinador nacional del Movimiento Cubano Jóvenes por la Democracia, fue hospitalizado el pasado 23 de marzo en la sala I de penados, de la Prisión Kilo 8, en Camagüey, tras recibir una horrible golpiza por parte de sus carceleros.

El prisionero se había puesto en su pulóver la consigna “Abajo Fidel”. Esta prenda de vestir le destrozada mientras lo golpearon hasta dejarlo inconsciente, según se pudo conocer en llamada telefónica a su esposa el día 24 a la 5:30 p.m. desde el hospital Provincial de Camagüey.

Herrera Acosta declaró que no desistiría de su huelga hasta tanto las autoridades del penal no le dieran respuestas a sus demandas, que se mantendría firme y con su misma actitud contestataria ante los atropellos en la prisión.

Juan Carlos Herrera Acosta fue condenado a 20 años de prisión durante la ola represiva de marzo-abril de 2003, llamada la Primavera de Cuba.

Periodista encarcelado no recibe sol hace más de un año

SANTA CLARA, 7 de marzo (Jannice Broche, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, oriundo de la provincia de Guantánamo, ha permanecido sin recibir el sol por más de un año en la prisión Kilo 8 de Camagüey.

Según dijo telefónicamente su esposa Ileana Danger Hardy el martes 2 de marzo, al reo no lo sacan a tomar el sol por su posición vertical de protesta y denuncia desde esa mazmorra a pesar de que padece de vitiligo, condición que puede mejorar con tratamiento de rayos ultravioletas y otros medicamentos.

Danger apuntó que Herrera Acosta padece además de cardiopatía isquémica, hipertensión arterial y trastornos gástricos, además aún le quedan secuelas del dengue hemorrágico que sufrió.

Juan Carlos Herrera Acosta sufrió prisión a finales de la década pasada, acusado de una supuesta salida ilegal que protagonizaba, y desacato a la figura a la figura de Fidel Castro. En la actualidad extingue una condena de veinte años de cárcel como miembro del Grupo de los 75 en la mencionada prisión agramontina.

Amenazan con nuevos cargos a Juan Carlos Herrera

Ciego de Ávila, 15 de Diciembre de 2004
www.adcuba.org

Juan Carlos Herrera Acosta se encuentra amenazado de ser procesado bajo cargos de desacato y atentado, por el oficial del centro penitenciario llamado Yordi, por no presentarse a los recuentos y no acatar el régimen disciplinario de la prisión.

El reo hace un llamado a las organizaciones de derechos humanos a que se solidaricen con la libertad de todos los presos políticos en Cuba y condenen al régimen cubano por violar los derechos humanos.

Herrera Acosta, de 38 años, está casado con la Sra. Ileana Danger Hardy, es periodista independiente de la Agencia de Prensa Libre Oriental (APLO), en Santiago de Cuba. Condenado a 20 años, está cumpliendo su sentencia en la prisión de Kilo 7, en Camaguey. Su familia reside en Calle 3 Oeste # 1105 e/ Ramón Pintó y B. Varona, Guantánamo.

La información fue dada a Acción Democrática Cubana por Juan Carlos González Leiva, Presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos, en prisión domiciliaria.

En huelga de hambre prisionero político después de golpiza
Directorio Democrático Cubano

CAMAGUEY, 27 de octubre de 2004 -- El preso político cubano Juan Carlos Herrera Acosta – preso de conciencia reconocido por Amnistía Internacional – está en huelga de hambre en una cárcel cubana tras ser la víctima de una brutal golpiza a manos de oficiales de la prisión, informó su esposa Ileana Danger Hardy vía telefónica al Directorio Democrático Cubano. Abrumada por la situación deteriorada de su esposo, Danger Hardy fue llevada de emergencia ayer a un hospital de Guantánamo tras sufrir una crisis nerviosa.

“Lo tiraron al piso esposado a la espalda, lo golpearon [...] Le viraron el cuello. Le pusieron las botas en el cuello y lo estaban ahogando,” afirmó la esposa del preso político.

Según Danger Hardy, al mediodía del pasado 13 de octubre, Herrera Acosta fue llevado a una celda de castigo en la planta superior de la Prisión Kilo 8 de la ciudad de Camagüey. Allí, oficiales militares de la prisión lo arrojaron contra las paredes y lo tiraron al piso, golpeándolo hasta que perdiera el conocimiento.

“Le gritaban cosas desagradables como ‘gusano’, ‘contrarrevolucionario’, ‘mercenario’, ‘vende patria’ y palabras obscenas que no puedo repetir, todo para ofenderlo”, señaló.

Danger Hardy ha identificado a algunos de los oficiales que realizaron la agresión como Alexander Camejo Velasco, Alberto Raúl Téllez Jiménez y Yuri Banzarrasco Jiménez.

“El ojo derecho está alterado con hematomas. Me explican también que la cabeza no se la pueden tocar porque está con bastantes hematomas”, dijo Danger Hardy.

En este momento, Herrera Acosta se encuentra confinado en una celda de castigo y le han sido negados sus medicamentos. Sólo se le permite acceso al sol en una especie de jaula situada en la azotea de la prisión, pero Herrera Acosta se niega a dejarse encerrar en esas condiciones. El preso ha comenzado una huelga de hambre en protesta por el trato degradante al que ha sido objeto.

“Juan Carlos pide con esta huelga el cese a los tratos crueles contra él y los demás presos políticos en Kilo 8; además que se le devuelvan los medicamentos para sus padecimientos de hipertensión, cardiopatía y despigmentación de la piel, o sea vitíligo; y que se le permita tomar el sol sin estar encerrado en una jaula,” puntualizó la joven.

Danger Hardy explicó también que la correspondencia no le llega a su esposo: “La correspondencia no se la están dando, desde aquí a la cárcel o desde la cárcel a aquí. Hemos recibido correspondencia con la dirección exacta y han puesto afuera que no es la dirección”.

Juan Carlos Herrera Acosta, uno de los 75 disidentes y periodistas independientes arrestados en la ola represiva del régimen cubano en marzo de 2003, fue sentenciado a 20 años de prisión. Dirigente del Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia, Juan Carlos promueve a través de la lucha cívica no-violenta un cambio hacia la democracia en Cuba. Esta es la segunda prisión política que cumple el joven prisionero de conciencia, quien por su actitud contestataria ha sufrido innumerables agresiones físicas y torturas psicológicas.

Denuncia organización golpiza propinada a preso político

Ciudad de la Habana, 20 de Octubre de 2004
www.adcuba.org

La Organización pro democracia Movimiento Solidario Expresión Libre denuncia la golpiza propinada por el gobierno de Cuba al periodista Juan Carlos Herrera Acosta.

Julio Romero Muñoz, Presidente de la Organización dijo: “Por carta recibida este 13 de octubre de 2004, desde la Prisión Kilo 8, conocimos que la golpiza dejó a Herrera Acosta sin conocimiento, con hematomas e inflamaciones en el rostro, en la zona posterior de la cabeza y en el cuello.

“Le dieron la golpiza con las manos esposadas a la espalda y a golpe de botas contra la pared. Los guardias responsables de tal crimen fueron Alberto Raúl Téllez Jiménez, Alexander Camejo Velasco, Ramón Causino Vélez, segundo jefe de orden interior de la prisión y el Teniente jefe de logística Camilo”, sentenció la fuente.

Entre tanto, usando vocablos groseros, lo denominaron homosexual, ofendieron la moral de su madre y lo llamaron vende patria y mercenario. Según la fuente, la causa del hecho fue una reclamación de sus derechos ante las autoridades del penal hecha por el periodista, que hasta la fecha permanece en celda, sin atención médica y con la llamada familiar cortada.

Juan Carlos Herrera Acosta reside en la Provincia de Guantánamo y fue sentenciado a 20 años cuando la ola represiva de Marzo del 2003.

La información fue dada a Acción Democrática Cubana por Maria Elena Rodríguez, Periodista Independiente.

Familiares temen por la vida de disidente en huelga de hambre
Cubaencuentro/CanariCubanoticias

9 de Agosto del 2004

El preso político Juan Carlos Herrera Acosta, quien cumple una condena de 20 años de cárcel, se encuentra en huelga de hambre desde el pasado 16 de julio, en protesta por las condiciones infrahumanas a las que está sometido, informó en un comunicado el Directorio Democrático Cubano.

"Me dijo que se mantenía en la huelga, tomando solamente líquidos en días alternativos. Dijo que las autoridades le condicionaban tomar el sol una vez a la semana a su participación en actividades políticas pro gubernamentales, y él se negó", denunció desde Guantánamo la esposa de Herrera Acosta, Ileana Danger Hardy, según declaraciones citadas por el Directorio.

"Su padecimiento de vitiligo ha empeorado, y tiene problemas serios de salud", agregó.

Herrera Acosta, periodista independiente, es uno de los 75 opositores que los tribunales del gobierno cubano condenaron en abril de 2003 a penas de hasta 28 años de cárcel. Cumple su sentencia en la Prisión Kilo 7, de Camagüey. Ha llegado a autoagredirse en tres ocasiones para llamar la atención sobre su situación.

Danger Hardy afirmó temer por la vida de su esposo y pidió solidaridad internacional. En varias ocasiones la mujer ha denunciado los maltratos, las condiciones de insalubridad, mala alimentación e incomunicación a que está sometido el preso.

El Directorio, con sede en Miami, aseguró en su comunicado que "en los últimos meses la represión contra los prisioneros políticos cubanos se ha recrudecido".

Los disidentes encarcelados reciben "golpizas, agresiones físicas y psicológicas, así como castigos prolongados de confinamiento en solitario y en condiciones infrahumanas", dijo la organización.


Periodista denuncia violencia oficial en cárcel camagüeyana

28/06/2004
Por Isabel Rey / CubaPress

Santa Clara (www.nuevaprensa.com) 28 de junio- El prisionero de conciencia y periodista independiente Juan Carlos Herrera Acosta, denunció desde la prisión Kilo 7 en Camagüey, que las autoridades del penal dieron luz verde al uso de la violencia para reprimir a los reclusos.

En la misiva destaca que el 3 de mayo pasado el reo Ariel Ojeda Pisado, de 30 años de edad, tuvo que ser trasladado al hospital Amalia Simoni de esta capital provincial, por las lesiones recibidas.

Informa así mismo que cinco reclusos más fueron salvajemente golpeados y señala como a los más encarnizados a los suboficiales Lucilo, Rafael, Lázaro y Carlos, este último llamado por la población penal como "El Genocida".

Estos gendarmes, asegura el preso político, han organizado un verdadero ejército de agresores entre los más peligrosos reos, destaca en la misiva.

Juan Carlos Herrera Acosta, fue condenado a 20 años de cárcel en abril del 2003 y es oriundo de Guantánamo donde ejercía el periodismo a la vez que lideraba la organización Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia.

©Nueva Prensa Cubana / Reportó desde Santa Clara Isabel Rey / CubaPress.

Me quieren dejar sin Patria, pero no acepto amo
Juan Carlos Herrera, condenado a 20 años de prisión en la ola represiva de marzo del 2003.

PRISION KILO 7, Camagüey - Hace ya 16 años (marzo de 1988) comencé a experimentar cambios en mi óptica de la realidad cubana y de todo el entorno que me rodeaba. Percibí que bajo el supuesto socialismo sólo viven los parásitos gubernamentales, entiéndase los altos dirigentes, o sea, los que hoy poseen el poder. Comprendí lo falso de las tarareadas consignas y planes quinquenales malogrados, del atraso total, cientos de miles de cubanos huyendo de las abstracciones, la imposición y la supuesta uniformidad.

El Estrecho de la Florida y el perímetro fronterizo de la Base Naval de Guantánamo se convirtieron en grandes cementerios. En los casi treinta años de "Revolución" que habían transcurrido comprendí que el cubano sólo se lleva a la tumba desesperanzas y dolor, agregados a una vida plagada de incertidumbre.

Marchamos a morir a otras tierras bajo un supuesto internacionalismo proletario, en medio de una economía cada día más ineficiente. Casi de repente me encontré en medio de un túnel. Logré ver la luz y mis neuronas comenzaron a actuar independientemente de la manipulación inducida y el adoctrinamiento político, porque éstos ya no encontraban asidero en un solo átomo de mi cuerpo.

El colapso del sistema que tantas promesas hizo acerca de un "hombre nuevo" y un futuro luminoso se desvanecieron totalmente. Habían comenzado a operarse cambios radicales en los que otrora fueran nuestros "protectores"; sus sociedades y sus ciudadanos reclamaban las libertades suprimidas y pisoteadas. Terminé comprobando que vivía bajo un secuestro político y que sin darme cuenta sólo estaba siendo víctima de un experimento político-social macabro.

Fue entonces que abrí mis ojos a pesar de que me encontraba dentro de un monstruo, atrapado. Necesitaba expresarme con toda libertad. Llegó el día que marcó un cambio radical en la historia de la humanidad; caía el socialismo soviético y todos sus resortes que ataban a decenas de naciones europeas y así como arte de magia las subvenciones que sostenían a la dictadura cubana. Grité con todas mis fuerzas ¡EUREKA!

Ya sabía que vivía bajo un régimen policiaco degradante, por lo que tomé el camino justo. Luego de experimentar el contacto con la literatura imparcial, sin un censor obligado (lógicamente de forma clandestina), realicé comparaciones para comprobar que estaba en lo cierto; que debía reclamar mis derechos arrebatados y cercenados.

¿Cuántas mentiras en los discursos del César cubano? Logré catalogarlo públicamente como un "Zar", a pesar de mi juventud y así comencé a relacionarme con cubanos dignos tanto en La Habana como en mi natal Guantánamo, detestados por el dictador en Jefe. Mi espectro de la lógica de la vida se ampliaba. No conocía la verdadera historia de Cuba, todo está distorsionado, lo que antes veía como sistema de "justicia" no era más que una gran farsa, una constitución elaborada para representar sólo a los intereses de los que ostentan el poder, mientras el pueblo cubano vivía oprimido totalmente por el estado. Una nación de valientes resultó estar atada de pies y manos por una vil y canallesca traición política. El orate mayor cercenó derechos y sembró el terror ante el descontento popular.

La nueva constitución de la República (1976) resulta un padrón, donde los ciudadanos somos declarados "no personas"; en contraposición del Gran Jefe surgió lo que es hoy el gran movimiento de derechos humanos, engrosado por nobles cubanos. Contra ellos el gobernante, en medio del gran despecho, arremetió desde el principio brutalmente y de forma despiadada. Muchos enfrentaron las inmundas mazmorras y otros tantos se vieron obligados al exilio forzoso.

Pero para estos valientes cubanos perdura en sus corazones la esperanza de recuperar la patria un día perdida y ahora diezmada, esclavizada en medio de un caos total. No nos resignamos a vivir de hinojos aunque la cárcel o la inducida muerte sea nuestro destino.

Desde que pude otear la realidad nacional, escuchar las mismas peroratas y altisonantes discursos plagados de mentiras despiadadas que dibujan un "paraíso" hoy inalcanzable, decidí decir basta a tantas injusticias y crueldades. No más derechos conculcados en medio de un fundamentalismo inexorable que obliga a millones de ciudadanos a convivir bajo un mutismo inducido por métodos sutiles denigrándolo todo.

Han sido 45 años de inmovilismo político, económico y social, bajo la égida de un personaje egocentrista y espurio que concita y divide a su propio pueblo.

Personalmente sufro la metralla política vengativa del Gran Dictador, pero no me resigno a dejar morir la libertad. Dos veces el tirano en jefe me ha llevado a prisión. ¿Delito? No estar de acuerdo con el poder omnipresente que produce escozor a la nación. No me pesa estar tras las rejas, porque me llena de orgullo saber que no soy de los de doble moral y que sigo las ideas del más grande e insigne de todos los cubanos, José Martí.

El Apóstol una vez sentenció: "Yo quiero que la ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre". Yo sigo sus lecciones junto a otros valerosos patriotas que sufren, mas no se les escucha un lamento.

Las ideas hoy están encarceladas pero no morirán. Se nos tortura física y psicológicamente pero no bajamos la cerviz, se resiste desde el vientre del monstruo castrista que constituyen sus mazmorras inhóspitas. No sólo se nos encierra y confina, carecemos de derechos totales inherentes, somos tratados como no personas, no podemos aspirar siquiera dentro de las prisiones a una atención médica adecuada entre cientos de violaciones.

Cientos de cubanos hoy estamos con orgullo tras los negros barrotes, pero no vencidos; se nos quiere privar de ser parte de La nación, se nos confina, pero vive la esperanza, porque un día llegará la libertad anhelada, aunque el precio a pagar ha sido alto.

Ese día, no muy lejano, se erigirá un monumento en Cuba Libre y soberana a las víctimas del negro castrismo, a los que han muerto huyendo del terror, a los que ofrendaron sus vidas en las prisiones pero que jamás aceptaron las botas ignominiosas de un amo. Vivo orgulloso de ser parte de las 75 víctimas de la primavera negra de 2003 porque sé que las ideas florecerán en medio de una Patria Libre, limpia y abierta de corazón a todos. Aunque me quieren privar hoy de mi Patria, no acepto amo.

Las olimpiadas de Castro en estadios vacíos y otros numeritos Juan Carlos Herrera Acosta

PRISIÓN KILO 7, Camagüey, mayo 26 (www.cubanet.org) - El gobernante cubano se ha convertido en un sortilegio. Quizás algún que otro babalao le ha predicho algo de su futuro, posiblemente nada halagüeño, porque se encuentra en un callejón sin salida debido a su férrea y errónea postura en la conducción de la nación, a la que ha llevado a la ruina.

En medio del colapso total del país, que regresa a la era paleolítica (con perdón de aquéllos), el César, sentado en su trono o solio, quizás creyéndose un erudito, ha gritado ¡Eureka!, creyendo haber encontrado la fórmula mágica para contrarrestar el aislamiento internacional, asumiendo la postura de tirano al estilo de Stalin, Mussolini, Somoza, Stroesnner, quienes, aferrados al butacón dictatorial, daban a su pueblo una falsa imagen de filantropía en medio de la represión desmedida.

El mundo jamás ha tolerado los regímenes dictatoriales, segregacionistas, excluyentes y excesivamente crueles y represivos, lanzándolos al basurero de la historia, para relegarlos a la soledad y que la paz y la urnas decidan el final.

Al parecer, Fidel Castro, envuelto en sus sueños mesiánicos, se huele que muy pronto su anacronismo político dejará de existir y que será excluido hasta de un juego de tenis de mesa. Recientemente convocó a unos juegos que ha dado en llamar "Olimpiadas del Deporte Cubano" y entre bambalinas contando con sus cómplices y cautivos medios de difusión masiva, le ha dado total cobertura con mayor propaganda a la que se realiza en el mundo con la Coca Cola o la McDonalds.

Pero aunque se canten loas, estos juegos han resultado una decepcionante y aplastante derrota más para el tirano, aunque él no lo reconozca. Las graderías de los estadios vacías totalmente, sólo repletas de sol, esta vez sin lluvias. No obstante, el emperador alega que "ha sido un triunfo del pueblo cubano y del deporte revolucionario". Ironía, una más en medio de su Waterloo./ Esta grandiosa idea, ya explotada por sus colegas predecesores, especialmente los soviéticos y satélites comunistas de Europa para boicotear las que países del mundo libre organizaban con lujo de detalles, fue repetida hace dos años por Castro al no asistir a los Juegos Centroamericanos de El Salvador en 2002 bajo el supuesto argumento de falta de seguridad para la delegación cubana.

El caldo se ha calentado mucho y en la arena internacional poco han podido hacer sus plañideras políticas y enviados de la mala suerte. Ni su can-ciller (entiéndase perro) y toda la estela de neopolíticos que actúan dirigidos por él como autómatas, han podido callar las voces cada más crecientes de las naciones que lo acusan de violador de los derechos humanos.

Al parecer muy pronto, hasta el pasatiempo nacional, la pelota, se quedará sin implementos debido al cerco económico-político a que lo someten. Quizás las próximas olimpiadas se celebren con taparrabos, arcos y flechas. Esta la llamó olimpiada internacional debido a la inclusión de atletas de primerísimo bajo nivel de otras naciones, especialmente los venezolanos, que fue la delegación más concurrida.

Las ODC han constituido todo un desastre en medio del daltonismo político en que vive el "Sr. presidente" para quien fueron un sonado triunfo. El Quijote Caribeño ha visto gigantes entre molinos y llegó a aspirar a que La Habana sea la sede de una Olimpíada de todo el universo. Creo que para volver a la Grecia antigua hay tiempo suficiente, especialmente cuando el cubano no tiene ni picadillo de soya para comer y la situación habitacional está cada vez más caótica.

Creo que Castro sólo pretendió crear el caos con esta solicitud y buscar argumentos para llorar internacionalmente. Recuerdo que los verdaderos récords de Cuba están en los anales de la historia con 45 años dictatoriales. En el libro de los Récords de Guinnes se pudiera inscribir a Cuba con la enorme cifra de sus nacionales que han pasado por la boca de los tiburones en los intentos de atravesar el Estrecho de la Florida en frágiles embarcaciones, en un simple neumático o en un orinal, buscando libertad. El banquete de decenas de miles de nacionales devorados por las afiladas dentaduras supuestamente yacen en el mayor cementerio marino que se ha conocido jamás.

Igual suerte han corrido los nada afortunados y atrevidos desesperados que han intentado cruzar el gran campo minado comprendido en el perímetro fronterizo de la Base Naval de Guantánamo. Algunos destrozados por las minas y otros víctima de la metralla salida de los fusiles de los guardafronteras cubanos, han enlutado a cientos de hogares cubanos.

Otro récord no homologado por el árbitro mayor es el de sus olímpicas campañas militares por todo el mundo con el saldo de pérdidas humanas hasta hoy oculto en los archivos secretos del olimpismo castrista. Punto y aparte merece otro récord olímpico constituido por el andamiaje en los recintos carcelarios con una inmensa cantidad de huéspedes ilustres en estas villas olímpicas donde nos encierran, antros de terror y barbarie. Seguramente el laboratorio antidopaje no encontraría residuo alguno de medicamentos en sangre y orina, de los deportistas, ni siquiera de aspirina.

Pronto el amo de casa se quedará solo convocando a sus "olimpiadas" donde sus funcionarios tendrán que hacer las maletas de regreso a La Habana y competir entre ellos, en carrera olímpica de poder, ante las leyes del calendario, ya que el dinosaurio político poco le queda.

Denuncia preso de conciencia violaciones en Kilo 7
Por Javier Machado

16 de mayo de 2004

Villa Clara - El prisionero político y de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta denunció a la opinión pública nacional e internacional, la política inhumana y cruel de venganza política y de ajuste de cuentas implantado por las altas esferas castristas de prisiones apoyadas incondicionalmente por la policía política represiva, contra su persona con el marcado objetivo de hacerlo desistir de su postura vertical, contestataria y de denuncias contra las violaciones flagrantes de los Derechos Humanos.

En la prisión Kilo 7 de la provincia de Camagüey primeramente se le comunicó que no tenía derecho a visita por el día de las madres, sin embargo se la ofrecieron a reclusos de la peor calaña, incluyendo asesinos, violadores y autores de actos considerados delitos denigrantes. "Solamente reclamé los derechos propagados falsamente por Fidel Castro y Felipe Pérez Roque. El reclamo fue considerado una indisciplina y me dejaron saber sutilmente que no seré desclasificado cuando arribe a la segunda fase, por lo que me mantendrán desterrado por tiempo indefinido", indica en carta fechada el 10 de mayo último.

"No mendigaré nada y mucho menos aceptaré migajas a cambio de un supuesto buen comportamiento aunque han anunciado golpizas como ocurrió el 6 de mayo cuando el suboficial conocido por Lucindo junto a otro denominado Carlos, golpearon a 5 reclusos impunemente. Por otra parte los hermanos oficiales conocidos como "los cocheros" Lázaro y Rafael, reeducadores de los destacamentos 12 y 14, respectivamente, han autorizado el uso de la violencia contra los reclusos que reclamen sus derechos y para ello han creado bandas de presos", enfatiza el reo de conciencia.

Denunció además Herrera Acosta que el preso Ariel Ojeda Guisao, de 30 años, el día 3 del mes en curso recibió una contundente golpiza. Al día siguiente reclamó asistencia médica y ante la negativa, protestó, resultando nuevamente agredido, esta vez por el archifamoso oficial Iroenio, conocido como "Arnol el Exterminador" por su corpulencia y métodos fascistas que utiliza. Ojeda tuvo que ser ingresado en el hospital Amalia Simoni. Añade el informe de Herrera Acosta que Iroenio fue trasladado junto a otros dos oficiales desde el Régimen Especial "La 26" de Kilo 8 por indisciplinas y brutalidades.

"Tanto Léster González Pentón como yo le hemos hecho saber a los represores que los métodos que ellos utilizan van en contra de los principios de los tratos a los presos a nivel internacional. Varios oficiales me han amenazado con quitarme a la fuerza el sello distintivo de los 75, que uso con orgullo por lo que les he dejado saber que no me despojaré de él cueste lo que me cueste incluso aunque me alejen de mis familiares por toda la vida" reafirma.

Este 9 de mayo, Día de las Madres, el también periodista independiente, natural de Guantánamo y con una sanción de 20 años de privación de libertad, se negó a aceptar alimentos en protesta por las arbitrariedades en su contra y denunció finalmente en la misiva, que a las 6 de la tarde del día 10 en el destacamento 7 se rebelaron decenas de presos ante las violaciones del funcionario conocido como Pedrito Pica Piedra.

Denuncia abusos periodista encarcelado

SANTA CLARA, 10 de mayo (Javier Machado, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - Desde la prisión Kilo 7 en Camagüey el prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta denunció una vez más las arbitrariedades y abusos que se cometen contra su persona, sentando con fuerza su posición como reo político.

Una misiva, llegada a Cubanacán Press con retraso, explica que desde 1998 el reo padece de vitiligo, con el 70 % del cuerpo ya invadido por la despigmentación, acelerada por el estrés y falta de medicamentos porque el tratamiento con la Melagelina no es estable. Los militares le niegan el traslado al puesto médico para aplicarle el medicamento y para colmo le niegan el tiempo reglamentario para tomar el sol.

Herrera acusa en su carta a las autoridades, que están tratando de manipular con presiones a la dermatóloga llamada Sixta a través del oficial jefe del DSE en prisiones nombrado Julio César Bombino González. Su estado de salud es pésimo porque padece además de hipertensión arterial, alergia y asma bronquial, artrosis cervical y sacrolumbagia, sin que tenga un adecuado tratamiento medicamentoso; enfermedades que no merman su posición contestataria.

Herrera supone que su historia clínica -# 149318- está en poder de los oficiales de la Seguridad del Estado coronel Ladislao Benítez Denis y teniente coronel Juan González Gómez, pertenecientes a la provincia de Guantánamo donde reside, porque de ella extrajeron el 80% de su contenido, correspondiente al anterior período de encierro político, con el fin de chantajearlo, siendo ése el motivo por el que él se niega a recibir una cosmética atención médica.

El día 13 de febrero del año en curso fue sacado de conduce debido a una maniobra de la Seguridad del Estado, porque ese día había planificada una visita nacional con dos coroneles al frente de la misma, en la que tenían previsto llegar al cubículo 16 donde lo tienen confinado, donde ofrecieron una arenga política de casi una hora. Deduce Herrera que los están filmando en vídeo para demostrar al mundo la excelente atención médica que reciben.

Por otro lado, le violan el derecho a hacer uso del teléfono durante los 100 minutos que está reglamentado, no le permiten recibir cartas porque conocen de su activismo periodístico desde las entrañas de la cárcel. Además le niegan el servicio religioso y lo peor de todo es la creación de bandas mafiosas de respuesta rápida integrada por reclusos que buscan prebendas, conformadas con el objetivo de aplastarlos ante el menor de los reclamos.

"Voy a hacer pagar bien caro una agresión por parte de algún lacayo de la tiranía a pesar de ser un prisionero de conciencia por segunda ocasión, pero soy varón y debo resguardar mi vida. Gritaré a viva voz ¡Vivan los Derechos Humanos!, pero ningún perro terrorista preso se va a ensañar conmigo; debemos demostrar que somos hombres de ideas pacíficas pero de temperamento de acero. Sólo las bayonetas y las balas de sus fusiles me van a hacer callar", expresó enérgicamente Herrera Acosta.

La carta termina diciendo: "Mantengo mi postura vertical y si debo dar mi vida por esta causa, me place con alto orgullo, pero este emperador no me hará vivir de hinojos. Ni él ni nadie".


Se autoagrede prisionero de conciencia

28 de marzo de 2004

Villa Clara - PayoLibre.com - En sendas cartas fechadas el 22 y 24 de marzo respectivamente en la cárcel camagüeyana Kilo 7, los reos de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta y Léster González Pentón informaron que la huelga de hambre desarrollada durante 5 días al cumplirse el primer aniversario del injusto encarcelamiento y en solidaridad con sus compañeros de causa, tuvo como resultados negativos que Herrera Acosta se autoagrediera reiteradamente con una cuchilla en sus piernas, mientras que González Pentón orina sangroso y bajara 4.5 kilogramos de peso.

Debido al acoso el periodista independiente guantanamero de la agencia APLO, en horas de la tarde del día 18 se realizó 3 heridas en la pierna derecha, donde sólo le dieron 8 puntos bien separados porque las heridas estaban muy próximas una de otra; pero el 19 después del recuento nocturno, el oficial jefe de reeducación nombrado Elder Rodríguez Columbié lo ofendió y su respuesta fue autoagredirse de nuevo esta vez en la pierna izquierda hundiendo la cuchilla hasta el fémur. Llevado a la enfermería le suturaron con 6 puntos más. Ahora amenaza en continuar la huelga de hambre esta vez con abstinencia total, junto a Léster sino atienden sus reclamos, culpando a Fidel Castro y a la Policía Política de las consecuencias negativas que se desprendan de este estado de cosas.

Aunque se informó previamente que el ayuno de los reos de conciencia, había durado hasta el día 21, en realidad la extendieron un día más en protesta porque no les permiten el uso del teléfono durante los 100 minutos estipulados al mes, la incautación de la correspondencia, el injusto destierro, así como otras prohibiciones y arbitrariedades internas en la prisión, reclamando además que les autoricen los servicios religiosos hasta ahora también negados. Durante la acción cívica ambos luchadores pro democracia renunciaron además a todo el sistema reeducativo y fueron acompañados por el preso político Jorge Cervantes García, miembro del Movimiento Cristiano Liberación.

-"No renuncio al pacifismo, pero debo demostrar que los derechos no se mendigan, se conquistan sea cual sea el final. Asumo toda responsabilidad en plenitud de facultades. Soy contestario y no dejaré que mis derechos sean mancillados"- a dicho el valiente opositor, coordinador nacional del Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia.

Tanto Herrera Acosta como González Pentón fueron condenados a 20 años de presidio político en la llamada Primavera Negra de Cuba, acusados de conspirar con una potencia extranjera en actos contra la independencia y la soberanía de la nación cubana.

Nota de protesta

Camagüey - www.PayoLibre.com - Nota de los presos políticos Juan Carlos Herrera Acosta y Léster González Pentón, desde la prisión Kilo 7, en Camagüey:

Dirigido A: Amnistía Internacional, Organización de Naciones Unidas (ONU), Unión Europea (UE), Comisión de Derechos Humanos en Ginebra, Suiza (CDH), Organización de Estados Americanos (OEA), y a todas las organizaciones radicadas en el exilio defensoras de Derechos humanos.

A la opinión pública nacional e internacional

El próximo 18 de marzo se conmemora el primer aniversario del injusto encarcelamiento por parte del régimen cubano de 75 periodistas independientes y opositores pacíficos condenados a excesivas penas de cárcel, de carácter inhumano, en un vano intento por silenciar lo que hace mucho tiempo dejó de ser una incipiente oposición y que a su vez ha demostrado solidez en el ámbito democrático y su apreciable consolidación.

El gobernante cubano, erigido cual cesar ha conculcado durante más de cuatro décadas y media, los derechos fundamentales de una nación y sus ciudadanos, quienes son mantenidos bajo el férreo sistema de corte fundamentalista; llevando a prisión todo lo que expide olor a oposición pacífica, con tal de mantenerse en el poder a fuerza de bayonetas.

El extremismo terro-castrista, esta vez en su desespero y tambaleo cometió el más grave de sus cientos de errores, sumiendo en el dolor y la tortura físico-psicológica a seres humanos que abogan por cambios necesarios que conlleven a esta nación a reinsertarse dentro de la élite de las naciones democráticas del mundo y así recobrar la democracia encarcelada y los derechos cercenados.

Desde el 18 de marzo de 2003, 75 cubanos están confinados en inhóspitas mazmorras, víctimas de innumerables actos execrables condenados por el mundo democrático y civilizado; el islamismo marxista intenta resquebrajar la moral y el valor de personas con grandes dotes filantrópicos, apelando al terror en su máxima expresión, dentro de los campos de concentraciones de la isla semejantes a los nazi-stalinista, sufriendo a su vez una injustificada e implementada política inducida de destierro forzoso, método este destinado a acentuar el sufrimiento personal y familiar, amen del rosario de vicisitudes que sufren para su traslado hasta recónditos lugares de al Isla, donde el transporte es una quimera.

Hoy el mundo civilizado escucha el clamor y las voces de los que, desde el vientre del terrorismo carcelario, son víctimas de flagrantes violaciones de derechos humanos con tal de hacerlos desistir de su postura vertical frente a los designios de un tirano convertido por excelencia en liberticida, que manipula la realidad nacional a su antojo contando con sus cómplices y atados medios de difusión masiva para así continuar en su solio detentando el poder.

Según la convención Interamericana de Derechos Humanos, "los funcionarios que ejerzan los castigos y torturas como métodos reeducativos merecen la mayor conden", mas en el contexto nacional es otra la realidad vivida; los 75 opositores pacíficos están condenados a convivir el ostracismo y la tortura constante con total abyección e impunidad; todo vestigio de oposición, es reprimido violenta y brutalmente, la inmundas mazmorras del castrismo entronizado, son muestra fehaciente del dolor infligido a seres humanos amantes de la libertad, que sólo buscan reinstaurar una verdadera sociedad civil que recobre los valores ético-morales perdidos libre de ideologías obsoletas, plural y fuera del bombardeo inducido de la desinformación.

Desde diferentes "cárceles" de la Isla se escuchan a diario con horror perceptible, cuan azaroso es el destino de pacifistas que deben sortear innumerables barreras tortuosas sólo comparables con el nazismo, aislar a prisioneros de conciencia y someterlos a tratos crueles, inhumanos y degradantes es constitutivo de un grave delito claramente y con toda justeza catalogado de lesa humanidad, la separación injusta de su seno familiar sólo conlleva al deterioro físico-psicológico y el dolor interfamiliar.

A raíz de la gran campaña internacional desatada a favor de los comunicadores y opositores injustamente y desmedidamente encerrados, el régimen y su policía política decidieron llevar a estos a destacamentos y lidiar con toda laya de reos y de diferentes caracteres, creando a su vez un ambiente hostil contra los pacifistas mediante bandas peligrosas, al estilo de una mafia carcelaria, que constantemente nos hostigan y provocan, profiriéndonos todo tipo de ofensas y amenazas que atentan directamente contra la integridad física y moral nuestra.

En los hogares de los encarcelados existe un vació, especie de luto en vida ante la injusta separación; el gobernante cubano ha intentado ofrecer una imagen falsa y distorsionada, cosméticamente al reinsertar a los prisioneros de conciencia con la población penal; pero ha creado una especie de apartheid político inducidamente contra estos, ya que mientras connotados delincuentes y asesinos reciben visitas y beneficios a corto plazo, el dictador en jefe y su camarilla lacayuna decidió nuevamente extender de forma drástica los contactos interfamiliares, visitas cada tres meses y pabellón conyugal cada cinco.

A pocos días de sesionar la comisión de Derechos Humanos en Ginebra, Suiza, el obsoleto y anacrónico dictador cubano merece la condena unánime de las naciones civilizadas y democráticas del orbe ante este.

El cuadro que se observa contra los pacifistas encarcelados y víctimas del miedo gubernamental, es ignominioso, con el solo y macabro objetivo de hacerlos poner de rodillas. Mas vivir de hinojos jamás sería aceptado y a toda esta amalgama de dolor, torturas y desmedidas violaciones se debe agregar la negación incluso a los servicios médicos y otras barreras impuestas. La comunidad de naciones libres y democráticas debe condenar estas crueles prácticas a todas instancias; observar las lágrimas derramadas por madres, padres, esposas e hijos es prueba mas que fehaciente para sentar y condenar en el banquillo de acusados al castrismo con toda la fuerza posible apoyados por la intelectualidad.

Desde la Prisión Kilo-7, en Camagüey, denunciamos estas prácticas contraproducentes con las normas de convivencia humana en pleno Siglo XXI, en una Cuba esclavizada y desgobernada.

Nuevamente el régimen dictatorial de la isla apelará a sus argucias y gastados argumentos retóricos en claro intento de desinformar al mundo. A aquellos que Fidel castro intenta comprar con sus votos a cambio de prebendas, dentro del seno de la comisión de Derechos Humanos, los exhortamos a que sean consecuentes con las ideas democráticas, el respeto a la libre expresión y a todos los derechos fundamentales establecidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos; hacemos un llamado a que no sean cómplices de este crimen contra la libertad que Fidel Castro está llevando a cabo.

Desde este centro penitenciario antro de violaciones denunciamos la política de segregacionismo y apartheid político que se ha desencadenado contra pacifistas; nuevamente el cesar cubano erigido cual dios del olimpo, máximo promotor del dolor que sufre nuestra nación, apela a su extremismo con el fin de coartar el flujo constante de informaciones que diariamente salen de sus cárceles; el extender el periodo de visitas interfamiliares constituye una venganza política y ajuste de cuentas contra los que no bajan la cerviz. Reinstaurar la sociedad civil en nuestra nación y la instauración de una verdadera constitución representativa del consenso nacional expresado es nuestro único y definitivo fin, para así acabar con los males que agobian nuestra tierra.

El pasado 21 de febrero, el capitán jefe del departamento de seguridad del estado en prisiones de Camagüey, Julio Cesar Bombino González hizo saber a nuestros familiares las nuevas ordenes y regulaciones dictadas por las altas esferas de gobierno, que sólo perciben aislarnos mucho más, que llevan a la desestabilización emocional y psíquica de nuestros familiares. La tortura en sus diversas formas como método reeducativo o de otra índole es condenado mundialmente; y hoy la dictadura de Fidel Castro la utiliza como punta de lanza contra opositores; condenamos estas deleznables practicas, solicitando al mundo, a todas las organizaciones encargadas de velar por el respeto a los derechos establecidos del hombre, que le exijan habidas cuentas al gobernante cubano así como la unánime condena, ya que conjuntamente a las humillantes condiciones en que nos encontramos confinados, carecemos de derechos cual vulgares asesinos y connotados delincuentes; alzamos nuestras voces como símbolo de apego y consecuentes a nuestras ideas, la tortura, el dolor y las violaciones no mermaran nuestro espíritu de lucha pacífica, soñamos con una patria con todos y para el bien de todos; el futro de Cuba está en juego y la actual dictadura a toda costa pretende asfixiar todo foco de resistencia; sólo albergamos en nuestros corazones las ansias necesarias de libertad basada en la lucha pacífica, tal como lo hicieron Mahatma Ghandi y Martin Luther King en sus aspiraciones libertarias no violenta.

Castro muestra al mundo su verdadero rostro y somete a tratos detestables a pacifistas y familiares con tal de lograr sus propósitos e intentando distorsionar y a manipular la realidad cubana y de la oposición y hoy sus "cárceles" se han convertido en antro de terror. Madres y esposas son sometidas al dolor infinito e injusto fruto del fracaso de un pseudo sistema totalitario, sus lagrimas corroboran que quien ostenta hoy el poder es un ser irracional, lleno de odios y autoritarismo seguido sólo por títeres manipulados a su antojo.

Sobre nuestras cabezas se ciernen graves peligros, que ponen bajo extremo riesgo nuestra integridad física, ya que los cuerpos represivos han creado y fomentado bandas mafiosas compuestas por reos de la peor ralea para que nos agredan ante la más mínima protesta y acusamos a Fidel Castro como principal artífice de esta fascistoide actitud.

Confiamos en que el mundo condene este nuevo actuar diabólico exigiendo el cese de esta cruel tortura.

Dado en la prisión Kilo-7, Camaguey a los 23 días del mes de febrero de 2004/

Firmamos:

Juan Carlos Herrera Acosta, periodista independiente y coordinador Nacional de Movimiento Cubanos de Jóvenes por la Democracia condenado a 20 años de cárcel por ejercer el justo derecho a la libre expresión.
Léster González Pentón, periodista independiente condenado a 20 años de cárcel por ejercer el justo derechos a la libre expresión.



Envían denuncia prisioneros de conciencia a la Dirección de Prisiones

SANTA CLARA, 7 de febrero (www.cubanet.org) - Con fecha 11 de enero los prisioneros de conciencia Léster González Pentón y Juan Carlos Herrera Acosta dirigieron un informe a la delegación de la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones que visitó la penitenciaría Kilo 7 donde cumplen sendas condenas de 20 años de presidio político, denunciando los principales problemas que aquejan a la población penal de ese recinto carcelario.

La entrega del documento escrito se efectuó el día de la visita, el 12 de enero, al primer teniente Rogelio Sola Labrada, quien dirigía la delegación y a quien se le advirtió que sería publicado a nivel internacional.

El documento expresa la situación con la alimentación, la que ha sufrido una drástica reducción, de pésima elaboración, carente de valor proteico y calórico, sin variedad. Esta situación provoca que los reclusos estén expuestos a contraer peligrosas enfermedades, que atentan directamente contra el sistema inmunológico y por ende a estar expensas de virus y la muy peligrosa tuberculosis, que cuenta allí con las condiciones idóneas para su fácil propagación (mala alimentación, bajo peso corporal, hacinamiento, escasez de medicamentos, falta de higiene, etc.)

El segundo punto abordado por los presos políticos fue el de las pésimas condiciones de vida especialmente cuando muchos no tienen amparo filial. Estos últimos son los más vulnerables en el recinto carcelario, porque no poseen colchones, ni tablones, duermen en el suelo, estando expuestos al contacto directo con insectos y roedores. Denunciaron que allí existe una indetenible plaga de cucarachas conocidas como "las alemanas" que deambulan incluso por encima de los alimentos, sin que se combatan por los medios convencionales.

La situación de los servicios médicos puede ser catalogada de caótica, expresa el informe. La falta de personal calificado y las dificultades para ser atendido por un galeno o especialista constituye un verdadero rosario de vicisitudes, más la falta de medicamentos recetados, que contrasta con la política gubernamental de enviar profesionales a varios continentes. Expresaron el criterio de que urge reforzar, modernizar y proveer de los medios necesarios al sistema de salud de esa prisión, porque los servicios médicos los evalúan como casi inexistentes.

Sobre el sistema de reeducación expresa el informe de los dos prisioneros de conciencia, que existe muy bajo nivel profesional de muchos de los oficiales, nivel que convierte al reeducador en figura represiva y no reeducativa, ya que asumen patrones de actuación muy comprometidos, no resuelven los problemas y utilizan respuestas degradantes y humillantes, asumiendo prerrogativas que no les son inherentes.

Otro punto expuesto en el informe, es lo que sucede con sus personas, ya que se les violan los derechos con la complicidad de la Policía Política. La correspondencia es violada desde y hacia la prisión, privándolos de la comunicación con sus familiares, con una malévola esencia implícita, constitutiva de una grave violación de las normas de convivencia humana y los derechos de los prisioneros, especialmente de sus casos, declarados Prisioneros de Conciencia por Amnistía Internacional.

Se les priva además del uso del teléfono a pesar de tener 100 minutos al mes reglamentados, alegando roturas sin que se busquen métodos alternativos y, a pesar de los esfuerzos que realiza la Iglesia Católica, se les niega la atención religiosa sin escuchar sus reclamaciones ante la alta oficialidad de la prisión y de la Seguridad del Estado.

Exigieron el cese del injusto y forzoso destierro que sufren, el que se torna doloroso porque involucra a sus familiares, quienes tienen que recorrer enormes distancias para visitarlos, permitiéndoles sólo la presencia de dos mayores en las visitas.

Por último el informe, firmado por Léster González Pentón y Juan Carlos Herrera Acosta, solicita el cese inmediato de las amenazas de los oficiales para retornarlos al régimen especial de máxima severidad por el simple hecho de reclamar sus derechos cercenados impunemente, amenazas que han llegado a la encarcelación de familiares que denuncian la situación de sus hijos y esposos. Un punto especial en el documento es el referente a la negativa de las autoridades de suministrarle los medicamentos necesarios a Herrera Acosta para contrarrestar su creciente Vitiligo, así como antihipertensivos que coadyuven a combatir sus trastornos cardiovasculares, alegando su inexistencia en los almacenes.


El Chispa, un fruto de la cosecha del hombre nuevo

7 de febrero de 2004

Juan Carlos Herrera Acosta, condenado a 20 años de prisión, que cumple en Kilo 7, Camagüey.

Camagüey - Raudel Fontaine Martínez nació en el período revolucionario: vio la luz del mundo el 5 de abril de 1975, por lo que cuenta actualmente con 29 años de edad. "El Chispa", así le dicen a este joven que ha conocido la pobreza en carne propia, porque está preso desde los 9 años de edad cuando ingresó en un centro de reeducación de menores; "El Chispa"es uno de esos miles de jóvenes que han visto perdidas sus esperanzas ante un futuro incierto.

Según refiere, desde pequeño soñó con ser alguien en la vida, quizás un piloto, un médico o ingeniero, pero la vida le deparó grandes tropiezos debido a la extrema pobreza que agobiaba su entorno familiar. Eso lo hizo delinquir. Cuenta que ellos son 8 hermanos y que con un par de zapatos debían vestir cuatro a la vez, hasta que se rompían. Jamás tuvo juguetes entre sus manos, no conoció la diversión ni los Reyes Magos. Sus carritos y espadas fueron todos trozos de madera.

Conseguir un plato de comida para saciar el hambre no era fácil en su natal Las Tunas, pero lo mismo sucedió en Altagracia, provincia de Camagüey, adonde se mudaron más tarde.

El gobernante cubano, desde su llegada al poder y en medio de sus idílicos sueños convertidos en pesadillas, siempre esbozó la formación de "un hombre nuevo". Han sido 45 años tarareando las mismas notas altisonantes; consignas envueltas en el mesianismo, proclamándose protector de la niñez y la infancia, como parte de la cortina de humo para encubrir sus verdaderas ansias de César. La realidad está distante del discurso del zar cubano: la niñez, a lo largo de estos años dictatoriales ha estado desprotegida, cundida de desesperanzas, frustraciones, sólo víctima de campañas de ideologización inducida. ¿Dónde está el día de los Reyes Magos? Desapareció como por arte de magia, para que Melchor, Gaspar y Baltasar fueran sustituidos por Marx, Engels y Lenin.

Tras las rejas, "El Chispa" ha perdido toda su niñez, la adolescencia y casi toda la juventud. Para sobrevivir en las prisiones durante estos 20 años ha tenido que convertirse en un verdadero maestro en el uso de disímiles armas blancas, para defender su integridad física y moral, en medio de un sistema carcelario brutal, empeñado en convertir a los hombres en animales sin vestigio de sustancia cerebral. Su cuerpo es el reflejo de las refriegas que ha tenido que enfrentar; huellas de heridas se le aprecian por toda su fisonomía. "El Chispa", a pesar de su corta edad, tiene también trastornos psíquicos irreversibles. Lo atormenta el solo hecho de pensar en los 34 años que aún le falta por enfrentar tras las rejas, cómputo que roza con la expectativa de vida en nuestro país. Debido a las precarias condiciones de vida que enfrenta en las prisiones cubanas, le será difícil salir con vida de allí, y él lo sabe. Sería un verdadero récord Guinnes lograr extinguir la sanción..

Este "hombre nuevo" ha rodado por diversas prisiones desde el centro de menores en Las Tunas, Las Mangas en Bayamo, Cuba Sí en Holguín, El Típico en Las Tunas, Manacas en Villa Clara hasta Kilo 7 en Camagüey. Todo un verdadero explorador en temas carcelarios, pero cabe preguntar: ¿Cuántos jóvenes como éste hoy pierden sus mejores años en las mazmorras castristas? ¿Dónde está el futuro de la juventud cubana? Con lemas inducidos y banderitas izadas no se forma un hombre. Una economía inexistente, desbancada e inoperante, valores éticos perdidos y una prostitución juvenil que ha alcanzado cifras alarmantes, muestran a un proceso en pleno colapso, porque el neoliberalismo castrista implementado salvajemente ha privado a la juventud de opciones verdaderas y de un futuro luminoso.

"El Chispa" es ejemplo vivo de una sociedad y un sistema decadente, al que sólo lo ilusiona el sueño de "un cambio" para poder salir un día a la calle. Su pobre madre muy poco puede traerle de comer cuando rara vez lo visita. Los impuestos lemas castrocomunistas en los centros educacionales como "Seremos como el Che", constituyen un enigma, porque una gran mayoría de los niños que la repiten son luego huéspedes ilustres de las prisiones cubanas.

"Político, ¿tú crees que un día yo pueda salir? ¿Cómo está la calle?", son preguntas que "El Chispa" repite constantemente.

Mis respuestas son casi siempre también las mismas: "Se lucha para que los 'Chispas' desaparezcan, también las mentiras, las duras condiciones de las cárceles, cambiar la constitución y el Código Penal. Se lucha por una Cuba nueva incluyente para todos, se lucha para que con tus propias manos puedas proveerte de lo necesario para vivir decorosamente".


AL BORDE DE LA DESNUTRICIÓN
Por José Moreno Cruz

14 de enero de 2004

Directamente desde la prisión Kilo 7 de Camagüey el reo de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, miembro de la Causa de los 75 reveló las precarias condiciones físicas y de vida en que se a visto obligado a lidiar, debido al encierro político que sufre junto a delincuentes comunes.

"Estoy al borde de la desnutrición debido a la pésima alimentación de este penal, se me niega el acceso a la "melagelina" para combatir el creciente vitiligo que padezco, así como el "atenolol" para mis trastornos cardiovasculares, porque según referencia, no existe presupuesto para la adquisición de estos medicamentos en el penal, se me niega el uso del teléfono y los servicios religiosos, toda mi correspondencia ha sido incautada desde y hacia la prisión", dijo en carta reciente, el también periodista independiente.

En su misiva, Herrera Acosta, miembro de la Asociación de Jóvenes por la Democracia, denuncia que el oficial de la SE que lo atiende, le prohibió amenazadoramente el uso del sello con el emblema de los 75, dando órdenes a los funcionarios de orden interior para que se lo retiren a la fuerza, porque él recalcó que no se lo quitará del pecho, donde los exhibe con todo orgullo.

"Las cárceles cubanas, se han convertido en centros del terror porque hasta en la época de la colonia, los negros esclavos estaban mejor cuidados y alimentados que los presos de hoy. Aquí los reos son almacenados como carga podrida, el nivel de incivilización es indescriptible porque para que se tenga una mejor idea, el destacamento 16, donde me encuentro, está concebido para 80 reclusos, pero el almacenaje actual llega a 131, de ellos 41 duermen en el piso, sin colchones, ni tablones a pesar del frío. Este destacamento está destinado a reclusos de la ley de la peligrosidad y en menos de 10 meses han pasado por aquí, más de 700. Por otra parte, esta prisión está diseñada para condenados a la máxima peligrosidad, oscilando las condenas entre 15 a 30 años y más de privación de libertad. El 100 % de los reos es nacido después de l959 y la mayoría nació después de 1970. Un elevado número padece del ataque constante de virus catarrales, acompañados de fiebres y dolores en todo el cuerpo, pero para combatirlas no hay aspirinas, a pesar de que el régimen alega ser una potencia médica", abundó Herrera Acosta. Para terminar enfatizando "No puedo vivir y callar los desmanes que se cometen en este antro del terrorismo. En reunión celebrada el 23 de diciembre con el consejo de reclusos, las autoridades aceptaron que no tienen divisas para adquirir bombillos y lámparas fluorescentes para eliminar la oscuridad excesiva de cubículos y pasillos, así como para compra de colchas y colchonetas, tan necesarias durante la temporada invernal".


No han podido arrodillarme
Por José Moreno

17 diciembre de 2003

Dios, Patria y libertad

Villa Clara - www.PayoLibre.com - "Aun me quedan fuerzas para seguir luchando desde el vientre del terror porque no han podido arrodillarme" ha expresado en su epístola desde el presidio político el miembro de la causa de los 75 y también comunicador alternativo Juan Carlos Herrera Acosta.

Dijo además que inmediatamente que se llega a una prisión castrista se siente el dolor de los hombres con aspecto cadavéricos, se escuchan los gritos de los reos víctima del salvajismo policial y se percibe la repercusión en la población penal de la pésima alimentación.

Sobre esto último abundó que se encuentra muy bajo de peso porque le entregan 6 cucharadas de arroz de pésima elaboración, con mal gusto y muchas materias extrañas, una cucharada de pasta de la que se desconoce su materia prima, alternadas con un pedacito de yuca hervida y en ocasiones "algo" que le llaman dulce elaborado con azúcar y pan descompuesto (flan). Durante largos periodos la oferta comprende la sopa con coditos flotantes -todo con bajo valor nutritivo y proteico.

Denuncia el reo de conciencia que en el destacamento 16 muchos reclusos duermen en el piso ante la carencia de las tablas de las literas, los servicios médicos son casi inexistentes porque para que un preso pueda ver a la doctora debe pasar por un rosario de dificultades y sinsabores así como la carencia de medicamentos. Las plagas de cucarachas conocidas como las "alemanas" se han convertido en una verdadera invasión, sin embargo no se fumiga para erradicarlas.

Por otro lado a Herrera Acosta le mantienen retenidas varias decenas de cartas de sus familiares y no le hacen llegar sus prendas de vestir. El 28 de noviembre durante la visita familiar, no le dejaron pasar los medicamentos para contrarrestar el vitíligo y los trastornos cardiacos que padece. Además le niegan la dieta alimenticia, el uso del teléfono y los servicios religiosos.

El también coordinador nacional del Movimiento de Jóvenes Por la Democracia extingue una condena de 20 años de cárcel en Kilo 7 de la provincial de Camagüey.

Finalmente envía un saludo para todos los que luchan por la instauración de la democracia y de una autentica sociedad civil en Cuba, al cumplirse 55 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, recalcando su ideario.

Dios, Patria y Libertad

Periodista independiente denuncia condiciones carcelarias

SANTA CLARA, 28 de noviembre (www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera denunció desde la prisión Kilo 7 de Camagüey las precarias condiciones de su encierro y expresó su posición personal ante la injusta condena de 24 años a la que ha sido sancionado, en una carta enviada a sus hermanos de lucha.

Herrera señaló que el régimen de Fidel Castro ha separado a los miembros de la Causa de los 75, integrantes del presidio político, en Kilo 8, trasladándolos a destacamentos con delincuentes comunes o asesinos, sólo que a éstos se les conceden derechos que para los políticos no están estipulados. Dijo el periodista independiente que ni siquiera le han permitido ingresar a su celda los necesarios medicamentos para contrarrestar sus trastornos cardiovasculares, como el Atenolol, ni la Melagelina para intentar frenar su irreversible vitiligo. "El padecimiento en la piel ha sido consecuencia del estrés del encierro anterior, lo que me ha generalizado el proceso de despigmentación, acentuado por la necesidad de un adecuado horario de sol, que le permita crear la resistencia necesaria a la piel", dijo Herrera.

Denunció también que el 23 de noviembre lo requisaron desnudo en las jaulas soleras, buscando quizás la humillación y el 24, a sus espaldas, le requisaron sus pertenencias, decomisándole bochornosamente versos y poemas de su autoría, dedicados a los 75 y a su esposa.

En su carta el guantanamero, miembro de la Asociación de Jóvenes por la Democracia, llama al mundo libre para que mantenga una postura firme contra este "paleolítico sistema", ya que su régimen es excluyente en esencia, como lo demuestra la ola represiva contra indefensos pacifistas y periodistas independientes en el pasado marzo negro para la oposición y el gobierno.

Termina diciendo en su misiva Juan Carlos Herrera: "Si alguien lograra otear las interioridades de un centro penitenciario cubano, sería como apreciar que la vida allí es peor que en el infierno de Dante; más bien resultaría el cuadro del "juicio final", pintado por Miguel Angel en la Capilla Sixtina de Roma".

Herrera envió saludos a todos sus hermanos que mantienen una postura vertical frente a los designios del régimen y un abrazo para los cubanos dignos de la diáspora que se han convertido en caja de resonancia de los que no pueden hablar.

Torturas sufridas por Juan Carlos Herrera Acosta en la Prisión Boniatico

(LA HABANA/CUBA/4 de septiembre/Puenteinfocubamiami.org)- En visita a Guantánamo el pasado 15 de agosto, Ileana Danger Hardy, esposa del prisionero político Juan Carlos Herrera Acosta me relató la torturosa existencia de Juan Carlos en Boniatico"-declaro Ada Kaly Márquez, corresponsal de Lux Info Press en la Habana.

"Juan Carlos sigue bajo amenazas por parte de los re educadores, tiene serios problemas de salud y le niegan la asistencia médica"- relata Danger Hardy, y prosigue diciendo-"el pasado 10 de marzo fue golpeado brutalmente por un segundo oficial que se dice llamar "Oliver", quien fue ascendido a 1er oficial y el día 23 de julio varios oficiales fueron a darle la noticia, amenazándolo que si el protestaba, le iban a pasar por encima y que tal y como Oliver lo había golpeado, ellos estaban autorizado a hacer lo que quisieran Con el".

Estos oficiales se nombran, Oficial Daniel, Luis, Mario y Vera.

Estas palabras fueron dadas por Ileana Danger Hardy, el pasado 15 de agosto para que el Mundo conozca las barbaridades que se cometen en la Prisión de Boniatico.

Ada Márquez, corresponsal en La Habana de la Agencia Cubana Independiente de Información y Prensa, Lux-Info-Press, además Coordinadora Nacional del Partido Democrático 30 de Noviembre "Frank Pais".

 

Juan Carlos Herrera Acosta plantado en prisión

(LA HABANA/CUBA/30 de julio/Puenteinfocubamiami.org)-El prisionero político y de conciencia Juan Carlos Herrera Acosta, confinado en la prisión de Boniato, de la ciudad de Santiago de Cuba, se declaro en huelga de hambre indefinida el 22 de julio ultimo - informaron hoy, por vía telefónica familiares del disidente.

"Juan Carlos, se declaró en Huelga, en protesta por la falta de atención medica a que lo tienen sometidos las autoridades carcelarias de la prisión" - expreso la esposa del detenido Ileana Danger Hardí, por vía telefónica desde Guantánamo.

Según Ileana, el confinado continua con yagas en la piel, que parecen ulceras, acompañadas de una picazón que la mujer califico de "desesperante".

La semana ultima, la joven acuso a las autoridades carcelarias del establecimiento penitenciario subordinado al Ministerio del Interior, de no brindarle atención medica a su cónyuge.

El Presidente en función del Movimiento Opositor Jóvenes por la Democracia, Juan Carlos Herrera Acosta, de 35 años de edad, cumple condena de 20 años de privación de libertad en la prisión de Boniato, acusado en la causa 8 de 2003 por la Policía Secreta del gobierno cubano, de supuestos delitos cometidos, implícitos en la conocida ley 88, (ley Mordaza).

Aunque en la isla la cantidad de detenidos por causas políticas y de conciencia, solo la conoce el régimen cubano, Juan Carlos Herrera Acosta, es uno, de los mas de 300 confinados en la cárceles de la Isla, por expresar ideas y postulados diferentes a los que defiende la cúpula gobernante que impera en Cuba, coincidieron en el reporte especialistas de Derechos Humanos consultados conocedores del asunto.

Ada Márquez, corresponsal en La Habana de la Agencia Cubana Independiente de Información y Prensa, Lux-Info-Press, además Coordinadora Nacional del Partido Democrático 30 de Noviembre "Frank Pais".


Autoridades carcelarias de Boniato niegan atención Medica a Juan Carlos Herrera Acosta

(LA HABANA/CUBA/20 de julio/Puenteinfocubamiami.org)- La esposa del preso político Juan Carlos Herrera Acosta, acusó a las Autoridades Carcelarias de la prisión de "Boniato" ubicada en la provincia de Santiago de Cuba, de negarle atención medica a su marido.

"Juan Carlos, tiene llagas, que parecen ulceras en la piel, se queja de una picazón desesperante, pero las autoridades no le brindan la atención medica requerida, a pesar de que en reiteradas ocasiones protestó, por tal motivo, ante el Jefe de la Prisión, Capitán Geovanis, y también, ante otros oficiales del Departamento de Seguridad Interna del Penal" - dijo vía telefónica desde la Ciudad de Guantánamo, Ileana Danger Hardy, la esposa del detenido.

"Si las autoridades continúan sin atender sus reclamos, Juan Carlos se declarará en huelga indefinida, desde el 20 de julio próximo", aseguró Ileana.

Por otra parte destacó, que el disidente fue golpeado por sus carceleros el 10 de mayo ultimo, y el 29 de junio, otros militares intentaron arremeter contra él, cuando gritaba desde su celda para impedir que un reo común se ahorcara, desesperado por los maltratos a que era sometido por un guardia de la prisión.

Detenido el 18 de marzo ultimo, por la policía del régimen de Fidel Castro, el Coordinador del Movimiento Cubano Jóvenes por la Democracia, Juan Carlos Herrera Acosta de 35 años de edad, fue sancionado en juicio sumarísimo en la causa # 8 de 2003, y condenado a 20 años de privación de libertad, que cumple en la citada prisión de "Boniato", establecimiento penitenciario celebre en la Isla, por las constantes golpizas a que son sometidos los reos, confinados en la misma.

Ada Márquez, corresponsal en La Habana de la Agencia Cubana Independiente de Información y Prensa, Lux-Info-Press, además Coordinadora Nacional del Partido Democrático 30 de Noviembre "Frank Pais", con la colaboración de Gilberto Figueredo Álvarez, director de Carta de Cuba.