Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


José Gabriel (Pepín) Ramón Castillo

Nacido el 3 de abril de 1957 en Manzanillo, Oriente. Hijo de José Antonio Ramón Rosabal, contador público y de Olinda Hortensia Castillo Rector, ama de casa. Es el mayor de cinco hermanos, Cecilia María, María Rosa, Lucy Esther y Jorge Luis. Casado desde 1993 con Blanca Rosa Echavarría Reollo, defectóloga, asumió la paternidad de su hija a la edad de 3 años.

Síntesis biográfica de José Gabriel Ramón Castillo

Cursó estudios primarios en Campechuela y Santiago de Cuba, ciudad donde además concluyó el nivel secundario en la ESBU (Escuela Secundaría Básica Urbana) Espino Fernández. Graduado de técnico en explotación del transporte automotriz en la escuela de artes y oficios Antonio Maceo, de Santiago. Comenzó la vida laboral en la empresa de camiones del Oriente, pero cuatro meses más tardes fue llamado al Servicio Militar Obligatorio. De allí salió con el carnet de la Unión de Jóvenes Comunista, con una idea romántica del sistema creyendo que involucrado en organizaciones partidistas podría ayudar al desarrollo económico y social del país, lo que provocó sus primeros tropiezos ideológicos.

Después de terminar el servicio militar trabajó de jefe de personal en los talleres de motores Girón de la capital provincial, para más tarde comenzar a trabajar como profesor de Educación Laboral en un politécnico local -hoy desaparecido y conocido como polipalo- tiempo que aprovechó para cursar estudios dirigidos del nivel superior en el Instituto Pedagógico Frank País, donde se graduó de Licenciado en Construcción de Maquinarias, especialidad de Diseño.

Más tarde laboró en el politécnico Álvaro Barriel Cruz como profesor de Mecánica Teórica, siendo el jefe de la cátedra técnica del centro docente e impartiendo indistintamente las materias de Física y Matemática, entre otras asignaturas teóricas, lo que propició méritos de excelente educador. Fue profesor adjunto del Instituto donde se había graduado, con perspectivas de convertirse en metodólogo provincial, según la política de cuadros de esa dependencia.

CONTINUACIÓN DE LA BIOGRAFÍA

Condenado a 20 años, está cumpliendo su sentencia en la prision de Jóvenes de Villa Clara.
Su familia reside en Calle Bacardí No 5 e/ Crombet y Hatuey, Santiago de Cuba.
Desde el 16 de febrero en la prisión de Boniato.

ARTICULOS:

Prisioneros políticos en grave estado en la prisión de Boniato
Informe sobre el estado de los derechos humanos en la prisión de "Boniato"
Se deteriora salud de huelguista en cárcel de Boniato
Continúa en huelga de hambre Ramón Castillo
Visitan familia y recuerdan a José Gabriel Ramón Castillo
Trasladan a José G. Ramón Castillo para el hospital Ambrosio Grillo

Trasladan a José G. Ramón Castillo a la prisión de Boniato
Instalan teléfono en la Sala de Penados del hospital Finlay
Sin información sobre su salud familia de preso de conciencia
Prisioneros de conciencia en espera de excarcelación por mala salud
Anuncian ayuno prisioneros de conciencia
Roban medicamentos a reo de conciencia
Efectúan requisa a reo político y de conciencia

Los "lagues" están calientes
¿Hasta cuándo se confiscarán mis derechos humanos?
S.O.S. Lancheros
Violencia en el Pre
¿Seguirá plantado Pérez Pérez?
Nueva ergástula castrista
Requisado por segunda vez en junio prisionero de conciencia
La Bandera de Villa Clara
Mis perentorias necesidades
Denuncia desde la Prisión de Jóvenes de Villa Clara
Reacciona un preso de conciencia
LOS INDETERMINADOS
Niegan visita a prisionero de conciencia

Podrán confiscar mis trabajos pero no mis ideas
Exigencias de un prisionero político
El arte no puede encarcelarse

Presenta prisionero de conciencia pliego de demandas
Institución cultural independiente asaltada por la policía


Causa #1: Documento de Sentencia

Prisioneros políticos en grave estado en la prisión de Boniato

SANTIAGO DE CUBA, 9 de julio (Víctor E. Sánchez, APLO / www.cubanet.org) - Los presos políticos Francisco Herodes Díaz Echemendía y José Gabriel Ramón Castillo se encuentran en grave estado de salud, según informaron sus familiares a la Comisión de Atención a Prisioneros Políticos en Santiago de Cuba.

Francisco Herodes Díaz Echemendía dio positivo en una reciente prueba de tuberculosis. Hace tiempo se venía denunciando su confinamiento junto a otros reclusos portadores de la enfermedad, sin que se tomaran las correspondientes medidas de aislamiento de los reos infectados.

Echemendía es uno de los prisioneros políticos cubanos más antiguos. Fue condenado a 20 años en la causa 62 de 1990.

La información también señala que a José Gabriel Ramón Castillo se le han agudizado sus trastornos de salud, algo que preocupa a su esposa Blanca Rosa Hechavarría, fuente de esta información. Las afectaciones del hígado han degenerado en una cirrosis hepática, comprometida con una diabetes severa y alteraciones del sistema nervioso central, que le ha provocado la pérdida del cabello.

La señora Blanca Rosa señala que los padecimientos de salud que presenta su esposo José G. Ramón Castillo, se deben a los quince meses de aislamiento en celdas de castigo que sufrió dentro de la Prisión de Jóvenes de Villa Clara.


Informe sobre el estado de los derechos humanos en la prisión de "Boniato"

LA HABANA, Cuba - 2 de octubre de 2006 (www.cubanet.org) - Un grupo de activistas de derechos humanos y opositores ha confeccionado una cronología de las violaciones cometidas en la prisión de Boniato, en la provincia de Santiago de Cuba, en el período comprendido entre julio y septiembre del presente año.

Los firmantes del informe son Andrés Vargas Nieve, opositor político; Eduardo Díaz Castellano, prisionero político; José Gabriel Ramón Castillo, prisionero de conciencia y director del Instituto Independiente Cultura y Democracia.

El Informe relata lo siguiente:

1ro de julio. El gobierno cubano continúa negando la libertad condicional, por razones políticas, al prisionero político Francisco H. Díaz Echemendía.

15 de julio. El condenado Yoel Bueno Prior recibió una golpiza por parte del funcionario penal nombrado Heredia. A este recluso se le negó la asistencia médica a pesar de presentar hematomas y cortaduras por todo el cuerpo.

25 de julio. Sin enfermedad alguna, fue ingresado en el hospital penal el prisionero político Manuel Ubals González. En ese lugar tuvo un encuentro con el capitán Evelio Arrate quién lo golpeó y humilló delante de otros reclusos.

26 de julio. José Gabriel Ramón Castillo y Eduardo Díaz Castellano, prisioneros políticos, fueron requisados por orden de la policía política. Existe un acoso carcelario contra estos opositores por supuestas actividades opositoras en la prisión.

1ro de agosto. Cumpliendo órdenes de la policía carcelaria, el reo común Jorge Monier Hernández, miembro del consejo de reclusos de la galera 2, agredió al condenado Luís Rodríguez Acuña y coartó su libertad de expresión.

2 de agosto. El disidente político Faustino Peralta Carrión, fue interrogado y amenazado por la policía política. El capitán Evelio Arrate lo conminó despectivamente a abandonar la actividad opositora dentro de la prisión.

2 de agosto. Manuel Ubals González y Jorge Cervantes Gorniá, prisionero de conciencia y disidente político respectivamente, fueron amenazados y vejados por el capitán Evelio Arrate, funcionario de la seguridad del estado en prisión.

2 de agosto. Se le continúa negando la asistencia estomatológica al disidente político José Girón Cabrera, quien lleva meses solicitando estos servicios.

14 de agosto. Al condenado de conciencia José Gabriel Ramón Castillo le despojaron de su cuchara de injerir alimentos; al reclamar esta pertenencia fue objeto de vejaciones y humillaciones por parte del mayor Osvany Batista Betancourt y de Alaín Rivero Montero, jefe de prisión y de Orden Interior respectivamente.

17 de agosto. En esta prisión está prohibida la lectura y la circulación de la revista católica Vitral. Tres ejemplares de esta publicación fueron encontrados al condenado disidente político José Antonio Martínez Ten.

18 de agosto. Cumpliendo órdenes de la policía carcelaria, léase policía política, varios reos del llamado consejo disciplinario de reclusos, agredieron al disidente político Jorge Cervantes Gorniá, el cual se quejo antes las autoridades penales sin que las mismas tomasen medida alguna contra los agresores.

26 de agosto. La policía carcelaria se apropió de 5 máquinas de afeitar del recluso Ángel Cabrera Jay, el cual está desterrado en esta provincia por reclamar sus derechos.

26 de agosto. El disidente Jorge Cervantes Gorniá fue desterrado de su vivienda, por razones políticas; en otras ocasiones Cervantes Gornía también ha sido enviado a lugares apartados de su residencia.

1ro de septiembre. Ramón Trutié Hechavarría y Jun Darriel, jefe de sección y jefe de seguridad del penal, respectivamente, vejaron y maltrataron al prisionero político Francisco H. Díaz Echemendía por negarse a rendir cortesía militar a estos funcionarios.

2 de septiembre. Por rechazo a los alimentos del penal han sido objeto de represaría, los prisioneros de conciencia José Gabriel Ramón Castillo y Reynaldo Labrada Peña. Estos reclusos reclaman el respeto a sus derechos humanos.


Se deteriora salud de huelguista en cárcel de Boniato
Por Guillermo Espinosa / APLO

26 de febrero de 2006

Santiago de Cuba – www.PayoLibre.com – El pasado 13 de febrero, el preso de conciencia José Gabriel Ramón Castillo, se declaró en huelga de hambre en la cárcel de Boniato, en Santiago de Cuba, en protesta por las terribles condiciones carcelarias en que viven los reos en ese lugar.

Su esposa, Blanca Rosa Echevarria, reportó su preocupación por el delicado estado de salud de Ramón Castillo, a quien se le diagnosticó Cirrosis hepática.

Los miembros de la oposición santiaguera iniciaron el pasado miércoles 22, en horas de la tarde, vigilias y oraciones pidiendo la liberación de todos los presos políticos y en especial que mejoren las condiciones carcelarias, y que se respeten los derechos humanos en Cuba.

José Gabriel Ramón Castillo pertenece al grupo de los 75 disidentes puestos en prisión en la primavera del 2003. Fue condenado de 20 años.

Continúa en huelga de hambre Ramón Castillo

LA HABANA, Cuba - 22 de febrero (José Antonio Fornaris, Cuba Verdad / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia José Gabriel Ramón Castillo se mantiene en huelga de hambre, exigiendo una licencia extrapenal debido a su delicado estado de salud.

Blanca Rosa Echevarria, su esposa, informó que el periodista fue ingresado en el hospital Ambrosio Grillo, en Santiago de Cuba, en la sala de penados, y que comenzó la huelga el 13 de febrero. La señora Echevarría teme por la vida de su esposo.

Agregó que Castillo padece de cirrosis hepática y obstrucción en algunas de sus arterias. Dijo, además, que un oficial de la policía política nombrado Tamayo, trató de hablar telefónicamente con Castillo, pero que éste no aceptó conversar sobre su situación a través del teléfono.

José Gabriel Ramón Castillo, de 48 años, pertenece al grupo de los 75 cubanos que en la primavera de 2003 fueron condenados a largas penas de cárcel por enfrentarse pacíficamente al régimen. Castillo cumple una sanción de 20 años.

Visitan familia y recuerdan a José Gabriel Ramón Castillo
Por Guillermo Espinosa Rodríguez

11 de diciembre de 2005

Santiago de Cuba – www.PayoLibre.com – Durante una de las visitas que de forma periódica realizamos a las familias de nuestros presos políticos, pues sabemos que hoy en día es muy importante nuestra solidaridad, llegamos hasta la casa de José Gabriel Ramón Castillo, el "profesor Pepín" como cariñosamente lo llamamos. Su casa, tan antigua como el morro, nos hace recordar, como si él estuviese presente, todos los hermosos y difíciles tiempos que compartimos juntos.

José Gabriel Ramón Castillo fue fundador del Instituto de Cultura y Democracia y uno de los disidentes pertenecientes al grupo de los 75 prisioneros de la llamada “Primavera del año 2003. Hoy se encuentra cumpliendo una sanción de veinte años de prisión, separado de sus seres más queridos.

“Nunca olvidaré este momento, porque estamos haciendo historia. Hoy nos condenan y sabemos que somos inocentes, en estos momentos nos debían enviar a nuestros hogares con nuestras familias: lo que hacen es violar los derechos humanos, no hemos cometido ningún crimen, sólo utilizamos las armas de la verdad. Es precisamente por esa verdad que nos condenan, mi cuerpo se encontrará en prisión pero mí mente y nuestras semillas germinarán para continuar hasta que Cuba sea verdaderamente libre.” Estas fueron las palabras de José Gabriel Ramón Castillo pronunciadas durante el ilegal juicio que le celebraron.

Ramón Castillo es uno de esos “mentores” cuyo nombre ha quedado para siempre en el corazón de cada cubano que lo conoció. Siempre mantuvo su proyecto con honor y coraje, para él nada era difícil ni fácil, realizar la tarea lo impulsaba. Su proyecto sigue vivo, otros ocuparon su lugar. Para disgusto del régimen, toda Cuba se encuentra invadida de "Pepines"

Me gusta recordar a los hermanos que hoy están dentro de las mazmorras castristas sometidos al sufrimiento y a las torturas de todo tipo y que no obstante, mantienen su virtud y moral. A José Gabriel Ramón Castillo siempre lo acompañó su discurso de la verdad, siempre demostró ser un líder entre nosotros y siempre demostró ser un cubano digno que lucha por el bien de Cuba y de los cubanos. Porque le temen lo llevaron a prisión.

Guillermo Espinosa Rodríguez es Periodista Independiente del Centro Independiente de Prensa Oriental


Trasladan a José G. Ramón Castillo para el hospital Ambrosio Grillo

SANTIAGO DE CUBA, 7 de septiembre (Rosa María Montoya, APLO / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia y periodista independiente, Lic. José G. Ramón Castillo, Director del Instituto Independiente Cultura y Democracia y uno de los 75 disidentes encarcelados en la ola represiva del 2003, fue trasladado al hospital Ambrosio Grillo en la cercanía del poblado del Cobre en esta ciudad, según información ofrecida por su esposa Blanca Rosa Hechavarría.

La señora Blanca Rosa señaló que los padecimientos de su esposo José G. Ramón Castillo, agudizados a partir de su encarcelación, son cardiopatía, hipertensión arterial, trastornos en las funciones hepáticas, insuficiencia circulatoria severa y alteraciones del sistema nervioso central. Esta última patología se debe, según ella, a los quince meses de aislamiento en celdas de castigo que sufrió dentro de la Prisión de Jóvenes de Villa Clara.

Los reclusos ingresados en la sala de penados de dicho hospital tienen derecho a una visita semanal; sin embargo, a José Ramón, quien se encuentra allí desde el pasado 17 de agosto solamente le permitieron una visita de 30 minutos el pasado miércoles 31 de agosto.

Sus familiares, quienes reclaman el derecho a ese régimen de visita semanal, no encuentran respuesta a sus reclamos. Los custodios de los reclusos en el hospital dicen que las visitas a los prisioneros políticos tienen que ser autorizadas por la Seguridad del Estado, pero el oficial Arrate, encargado de José Ramón, nunca aparece, cuando se llama por teléfono al Departamento de Enfrentamiento de la Seguridad del Estado en Vista Alegre, solamente contesta una máquina anunciando que el número solicitado está fuera de servicio, y cuando se llama al Puesto de Mando de la Prisión de Boniato, informan que dicho oficial no ha estado por ahí.

Trasladan a José G. Ramón Castillo a la prisión de Boniato

SANTIAGO DE CUBA, 18 de febrero de 2005 (Jorge Ramón Castillo, ICDPRESS) - El prisionero de conciencia Lic. José G. Ramón Castillo, Director del Instituto Independiente Cultura y Democracia, informó vía telefónica a este Buró que se encuentra desde el miércoles 16 de febrero en la prisión de Boniato, junto al Dr. Luis Milán Fernández, luego de que ambos fueran trasladados por efectivos de la policía política hasta el Reclusorio Provincial de Santiago de Cuba procedentes de dos centros hospitalarios de la capital del país, donde permanecieron internados por espacio de 74 días.

José Gabriel, quien cumple veinte años de prisión desde marzo de 2003, indicó que fue ubicado en el destacamento # 11, celda # 27 y que al Dr. Milán lo enviaron directamente al hospital de la prisión.

Los padecimientos de salud que presenta Ramón Castillo, agudizados a partir de su encarcelación, son Cardiopatía, Hipertensión Arterial, trastornos en las funciones Hepáticas, Insuficiencia Circulatoria Severa y Alteraciones de Sistema Nervioso Central. Esta última patología se debe, según el propio periodista independiente, a los quince meses de aislamiento en celdas de castigo que sufrió dentro de la Prisión de Jóvenes de Villa Clara.

"Aún me tiemblan las manos y tengo problemas de insomnio, pero no como cuando fui trasladado al Hospital Militar Carlos J. Finlay de Ciudad de La Habana; allí fue donde pude percatarme del daño psíquico que tanto tiempo en solitario me ha provocado, aunque ahora me siento un poco mejor", apuntó.

Entre tanto, se conoce que el Dr. Milán, de 35 años de edad, tiene un quiste en uno de sus brazos, del cual en meses pasados se especuló sobre sí era o no maligno. La familia desmintió el rumor y algunos opositores coincidieron en que fue una maniobra de la Seguridad del Estado para torturar psicológicamente al reo de conciencia y a sus familiares. El doctor y director del Centro de Estudios Sociales José de la Luz y Caballero enfrenta 13 años de reclusión.

Los prisioneros políticos retornaron a su ciudad de origen y a la cercanía con sus familias después de 21 meses de estar desterrados a centenares de kilómetros. La oposición interna continúa demandando al gobierno de la Isla que los más de trescientos prisioneros políticos y de conciencia que permanecen en las cárceles sean liberados. La comunidad democrática internacional está ejerciendo también presiones en apoyo a las demandas de estos grupos independientes de la naciente sociedad civil cubana.


Instalan teléfono en la Sala de Penados del hospital Finlay

SANTA CLARA, 15 de febrero (Guillermo Fariñas Hernández, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - En llamada telefónica efectuada el 11 del corriente mes, el prisionero de conciencia José Gabriel Ramón Castillo informó que había sido instalado un teléfono en la Sala de Penados de Delitos Contra la Seguridad del Estado del habanero Hospital Militar Carlos J. Finlay.

Ramón Castillo expresó que un alto oficial de la Policía Política les hizo saber que el teléfono se instaló por órdenes exclusivas del Comandante en Jefe, a raíz de una petición que le hiciera Manuel Chaves, presidente de la Junta de la Comunidad Autónoma de Andalucía, en visita reciente a la isla.

El reo de conciencia comunicó que con él se encuentran sus compañeros de causa Léster González Pentón y Luis E. Ferrer García, pero en otras salas de dicho hospital están también recluidos Angel Moya Acosta y Omar Pernet Hernández, todos miembros de la Causa de los 75 y en espera de la decisión del Consejo de Estado Cubano.

El uso del teléfono entre reclusos y sus familiares se estableció en los centros penitenciarios castristas hace sólo unos años, a raíz de la campaña oficialista para la liberación de los cinco prisioneros en cárceles norteamericanas, condenados en aquel país por espiar a favor de Cuba.

Durante más de 40 años de gobierno socialista los reos cubanos no gozaron de dicho beneficio, y aún hoy lo reglamentado no se cumple con regularidad, debido a medidas internas, amén de que existen prisiones que no tienen acceso a la telefonía pública por razones técnicas.


Sin información sobre su salud familia de preso de conciencia

SANTIAGO DE CUBA, 13 de febrero (Jorge Ramón Castillo, ICD Press / www.cubanet.org) - Las autoridades siguen sin informar a la familia de José Gabriel Ramón Castillo, prisionero de conciencia de los 75, acerca de su estado de salud y las causas que le mantienen ingresado hace ya dos meses en el Hospital Militar Carlos J. Finlay de Ciudad de La Habana, dio a conocer su hermana Cecilia Ramón, quien logró ver al reo por última vez a finales de diciembre pasado.

El también director general del Instituto Independiente Cultura y Democracia fue trasladado desde la Prisión de Jóvenes de Villa Clara a dicho hospital capitalino en noviembre para realizarle un examen general, según informaron en su momento los oficiales de la Seguridad del Estado encargados de él en ese reclusorio del centro del país.

Se conoce que Pepín, como todos le llaman, presentaba serios problemas cardiovasculares y de circulación sanguínea, así como que padecía de trastornos hepáticos antes de ser encarcelado en marzo de 2003. No obstante, su hermana asegura que estos trastornos se han recrudecido desde que permanece en prisión sin una atención médica adecuada, y en ocasiones carente de los medicamentos indicados para su control por no encontrarse a la mano en las estanterías del reclusorio o por la negativa de la penitenciaría a aceptar que sean provistos por la familia.

La fuente apuntó que el opositor ha perdido más de 20 kilogramos de peso corporal y que su aspecto es alarmante debido a la ansiedad que el desconocimiento de su propio estado de salud le provoca. "Es una especie de tortura psicológica la que sufre él y también nosotros", agregó.

Otros dos prisioneros de conciencia, Luis Enrique Ferrer García y Léster González Pentón se encuentran en el mismo hospital bajo una situación similar. Sus familiares están denunciando a diario tal situación sin que hayan recibido respuesta oficial.

Anuncian ayuno prisioneros de conciencia

SANTA CLARA, 11 de noviembre (Guillermo Fariñas, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - Los prisioneros de conciencia José Gabriel Ramón Castillo y Léster González Pentón harán una jornada de ayuno de alimentos sólidos el próximo 18 de noviembre en la Prisión de Jóvenes de Villa Clara, Conocida popularmente como Pre-Tensado, donde se encuentran recluidos.

En llamada telefónica el domingo 7 del corriente, Ramón Castillo informó a Cubanacán Press que él y González Pentón responderán de esta manera al llamamiento realizado en días precedentes por el reo de la Causa de los 75, Héctor Maseda Gutiérrez, presidente en prisión del Partido Liberal Democrático de Cuba (PLDC).

"Esta abstinencia de alimentos la realizaremos todos los décimo octavos días de cada mes, para protestar cívicamente por la masiva violación de los Derechos Humanos en Cuba y por la injusta encarcelación de los presos políticos", dijo el también director general del Instituto Independiente Cultura y Democracia, de Santiago de Cuba.

El llamado, surgido desde dentro de las ergástulas cubanas, aspira a que todos los anticastristas del planeta llamen la atención de la opinión pública mundial, ayunando en una fecha tan representativa como la del 18 de marzo, día en que comenzó la gran ola represiva, denominada "La Primavera Negra de Cuba", ocurrida en 2003.

Roban medicamentos a reo de conciencia

SANTA CLARA, 25 de octubre (Guillermo Fariñas Hernández, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - Al prisionero de conciencia José Gabriel Ramón Castillo le fueron robados varios medicamentos imprescindibles para las enfermedades que padece el pasado día 20, en el destacamento No. 4 de la prisión de jóvenes de Villa Clara, tambien conocida como El Pretensado.

Ramón Castillo, dijo por teléfono este domingo que sospecha que el robo tuvo lugar tras algunos comentarios suyos después de la caída televisada del Dr. Fidel Castro en la Plaza de la Revolución Ernesto Che Guevara, localizada en la ciudad de Santa Clara ese día.

Castillo es el director, en prisión, del Instituto Cultura y Democracia de Santiago de Cuba, y fue encarcelado en marzo de 2003 en la Causa de los 75, y condenado a 20 años de privación de libertad. El también periodista independiente debe tomar a diario medicamentos para la tensión arterial y los trastornos circulatorios que padece.

Efectúan requisa a reo político y de conciencia
Cubanacán Press

18 de julio de 2004

Santa Clara - A las 10 de la mañana del 9 de julio varios agentes requisaron la celda del preso político José Gabriel Ramón Castillo en la Prisión de Jóvenes de Santa Clara y como en otras ocasiones leyeron toda su correspondencia y se apoderaron del diario que lleva en la prisión, otra libreta de apuntes, cartas, documentos, su banco de madera y el palo de la bayeta, además de informarle que debe mandar para su casa el candado del maletín ya que está prohibido su uso en esta penitenciaría.

La carta sacada clandestinamente del penal y con fecha del 10 de este propio mes dice que la requisa fue dirigida por el Teniente Osmani Febles de la Paz en ese momento oficial de guardia superior, quien lo trató groseramente, llamándolo mentiroso y en tono amenazante le dijo que su nombre no lo usara más en sus informaciones: "No gastes tinta de tu lapicero en poner mi nombre en tus papeles, por favor te lo pido" le dijo textualmente el gendarme al reo de conciencia.

La carta de Ramón Castillo acota además que una hora más tarde se volvió a presentar el oficial en su celda, esta vez para que cumplimentara el horario de sol, pero quiso dárselo bajo condiciones vejaminosas, el reo se negó a recibir el sol por lo que en protesta se quedó dentro de la celda.

Según el carcelero, el reo debe recibir este horario en el soleador bajo techo, en un recinto ubicado frente al cubículo, cerrado y en espacio reducido.

"Pero ahí no termina la cosa, apunta la misiva, por la tarde tuve un encontronazo, el tercero en 15 días con el pasillero, apodado "Alito" cuya hostilidad hacia mi es evidente. Este constantemente se dedica a levantarme calumnias delante de las demás personas, con el malsano propósito de restarme prestigio y autoridad moral".

La escalada represiva contra el disidente miembro de la Causa de los 75, sigue creciendo y no se sabe a dónde va a parar. "Temo que en cualquier momento atenten contra mi vida, por lo que le pido a Dios, como otras veces que me proteja y se apiade del alma de mis opresores" dice finalmente la misiva.

Ramón Castillo la víspera de estos hechos fue amenazado por el teniente Jorge Luis Castillo Gallardo, jefe de orden interior de esa prisión, cuando intentó entregar una misiva en su presencia, al fiscal Roberto García Pérez, del Control de la Legalidad en Establecimiento Penitenciarios en protesta por las arbitrariedades en su contra, por lo que está acusado de cometer una indisciplina grave.

Los "lagues" están calientes
José Gabriel Ramón Castillo

PRISIÓN DE JÓVENES DE VILLA CLARA, junio 30 (www.cubanet.org) - Nadie habla de la ola de violencia, ni de las causas de esa violencia, sino que el comentario entre la población penal del "PRE de Santa Clara" se centra en la brutalidad en contra de los reclusos, llevada acabo por los carceleros de este establecimiento penitenciario.

Luego que Yoelvis Gómez Moreira "EL Zurdo" le diera de piñazos a Hanoi Fernández Riera "Habana", varios carceleros le propinaron una contundente golpiza con el saldo de dientes fracturados y una herida en la cabeza.

Ya en la celda de castigo por haber apuñalado a Osbiel Pérez Gómez, "El Feo" y Vadory Orelle Medina, tuvieron que soportar la embestida de una escuadra de funcionarios penales.

"Las autoridades penales provocan el enfrentamiento entre reclusos y luego actúan de esa manera", reveló una fuente que quiso mantenerse en el anonimato, en referencia a lo sucedido en estos casos.

La misma fuente indicó que se les había orientado a los cuarteleros actuar enérgicamente con todo aquel que robe, venda estupefacientes, participe en juegos prohibidos, se dedique a la sodomia y que no acate las órdenes de las instancias superiores, tal y como ocurrió el 25 de marzo pasado cuando el condenado Lázaro Crespo González enfrentó la agresión del cuartelero de ese destacamento.

Otro caso es del cuartelero José Germán Rodríguez Guerra "Pepito", que cumplió castigo por haber apaleado a dos reclusos ladrones de pertenencias.

Lo que está pasando en el Pre de santa Clara no es nada del otro mundo. Son sencillamente, las consecuencias de un régimen penitenciario caracterizado por la inseguridad, el hacinamiento y la falta de recursos, por lo que se recurre a la represión para mantener la disciplina.

"Los lagues están calientes", como me comentó "un menor", (recluso de menos de 20 años de edad) en alusión a lo que está pasando en esta prisión.

Y es verdad que las cervezas arden, puesto que nadie dice nada. Ni siquiera se reclaman los derechos, por temor a represalias.

¿Hasta cuándo se confiscarán mis derechos humanos?
José Gabriel Ramón Castillo

PRISIÓN DE JÓVENES DE VILLA CLARA, junio 29 (www.cubanet.org) - Cuando el capitán Denis Sotolongo Chaviano me dijo: "Estos papeles serán revisados y si no tienen problemas yo mismo se los traigo", recordé que esas mismas palabras las pronunció el funcionario de orden interior que en enero pasado me confiscó varios documentos personales.

Y es que, en mis pertenencias, se llevó acabo una requisa. Los carceleros actuantes, con la naturalidad más grande del mundo, leyeron mi correspondencia y ocuparon mi diario y trabajos periodísticos de mi autoría, uno de ellos en preparación para concursar en certámenes literarios.

Mientras se efectuaba la requisa, por mi mente pasaron diversos pasajes como la enjundiosa conversación con el fiscal Roberto García Pérez, funcionario de Control de la Legalidad en Establecimientos Penitenciarios (CLEP) a quien expuse mi inconformidad con el decomiso de documentos similares en la primera ocasión. OMISIÓN no es PROHIBICIÓN, dije en aquella ocasión, en referencia a que se omite el Diario en la relación de pertenencias del recluso cubano, según el Reglamento de Prisiones, y bajo ese precepto se me despojó de algo personal.

Otro tanto hice con relación a la violación de mi correspondencia y libertad de expresión, al expresarle que si la Constitución y las leyes cubanas están llenas de contradicciones yo no tengo contradicción alguna con mis derechos humanos. Aclarándole que nada puede quebrantar los derechos humanos, porque son derechos inalienables, es decir, no se transfieren a nadie.

Si hasta ahora no habido respuesta de la Fiscalía General de la República, adonde elevé el reclamo desde entonces, presiento que no la habrá nunca, por lo que después de lo sucedido sólo cabe preguntar: ¿Hasta cuándo se confiscarán mis derechos humanos?

S.O.S. Lancheros
José Gabriel Ramón Castillo

PRISIÓN DE JÓVENES DE VILLA CLARA - Hace poco menos de un año, el canciller cubano Felipe Pérez Roque anunció que los nacionales que vivieran en cualquier lugar del mundo tendrían la posibilidad de venir a la isla sin visado previo. Muchos pensaron entonces, y siguen pensando aún, que la mayoría de los lancheros que se encuentran en las cárceles cubanas, serían puestos en libertad en los sucesivos meses, pero no ha sido así.

En las prisiones de Villa Clara hay más de 50 lancheros. De ellos si acaso el 5 % se dedicaba al lucrativo negocio de tráfico de personas. La única falta que cometió el mayor número de condenados por ese delito, -si a eso se le puede llamar falta, ya que su intención era llevar a los suyos hacia tierras de libertad- fue exponerlos a un grave peligro de muerte en la travesía por el Estrecho de la Florida. Muchos de ellos atraviesan una situación crítica al sumarse a su condena inicial otra por fuga.

Se les han hecho promesas, pero ninguna se ha cumplido. Entre ellas el otorgamiento de beneficios establecidos en el sistema penitenciario cubano y rebajas de condena cuando las sanciones exceden la media mundial.

A pesar de no estar considerados como prisioneros políticos, la policía política los acosa constantemente, sometiéndolos a interrogatorios y manteniéndolos en estrecha vigilancia.

Después de que la "entrada y salida ilegal del territorio nacional" ha dejado de constituir delito, aunque aparezca en el Código Penal, resultado de negociaciones llevadas a cabo a tenor de los acuerdos migratorios de 1995, no hay nada que justifique la permanencia en prisión de estas personas./ Esgrimir el argumento de la seguridad nacional resulta una burla al sentido común. Estas personas, aunque quisieran provocar un éxodo masivo a Estados Unidos, no pueden ni podrán nunca. Eso sólo sería posible si el gobierno cubano lo permite.

Si se quiere argüir que motivaría el lancherismo, baste señalar que mientras permanezcan las actuales circunstancias sociales en el país, seguirá la emigración de cubanos a tierras de Norteamérica y que eso no es preocupante ya que el flujo migratorio por esa vía se mantiene en el nivel de permisibilidad por parte de los EUA.

A no ser que el gobierno cubano quiera convertirse en paradigma de la intolerancia, nada justifica la política que lleva a cabo contra estas personas. Si cree que puede obtener la condescendencia de Estados Unidos, algo bastante difícil, parece que no se ha dado cuenta de que los tiempos han cambiado. Lo dice claramente la decisión estadounidense de no continuar con las rondas de conversaciones sobre el tema migratorio, que se ha convertido en un diálogo de sordos cuanto no hay entendimiento entre ambas partes.

El caso de los lancheros preocupa realmente, preocupa porque son decenas de personas atrapadas en la rueda de la fortuna, viendo pasar sus mejores días tras las rejas.

Violencia en el Pre
José Gabriel Ramón Castillo, condenado a 20 años de prisión

PRISIÓN DE JÓVENES DE VILLA CLARA, junio 18 - Es un hecho evidente la violencia en las cárceles cubanas, así lo demuestran los sucesos de los últimos días en la Prisión Provincial de Jóvenes de Villa Clara, conocida como el Pre de Santa Clara, a unos 300 kilómetros al este de La Habana.

EL día 14 se produjo el apuñalamiento de un recluso en el destacamento 9. El condenado Yuniesky Hernández Ferrer "Calvito", tuvo un altercado con su hermano carnal y la ira que cogió la descargó atentando contra la vida de un compañero de condena. Le ocasionó varias heridas en el cuerpo sin grandes complicaciones clínicas.

No habían pasado 24 horas cuando corrió de nuevo la alarma en la población penal sobre otro incidente entre reclusos. Los condenados conocidos por "Los Mediocara"; Reinier Pérez Lino y Yusel Lino Moya, recibieron varios "pinchazos" de manos de otros dos.

Este hecho llamó poderosamente la atención, porque entre agresores y agredidos había un pacto de no agresión que firmaron con la mediación de las autoridades penitenciarias. Esto ha provocado que ya nadie cree en la palabra de nadie.

Pero lo que ocurrió este 20 de mayo ha sido apoteósico.

En horas de la mañana, bien temprano, los funcionarios de orden de interior conocidos por Maikel y Michel Stable le propinaron una contundente golpiza al prisionero nombrado ""Rocky".

El condenado se negó a entregar el colchón cuando se lo fueron a quitar y lo tiraron de la cama bruscamente, luego lo condujeron a uno de los soleadores y allí después que hicieron que se quitara la ropa hasta quedar desnudo le dieron tonfazos y bastonazos por todo el cuerpo.

Ni idea tenía de lo que sucedería cuando Alaín Obregón Malpica me dijo que "fuere como fuere hoy lo sacarían de esta prisión". Así sucedió. Minutos más tarde se lo llevaron atropelladamente para la prisión de Manacas. Él, Isaac, su hermano y Luis Alberto Quesada Capote, "La China", tuvieron un encontronazo con la guarnición del penal.

Isaac Obregón Malpica relató que cuando entregó el arma lo esposaron e inmediatamente lo tiraron del techo golpeándose fuerte contra el piso: "Nos pegaban patadas y golpes", dijo.

Quesada Capote expresó que había quien decía que "no nos dieran, y era cuando más nos pegaban". Apuntó que le dieron una pedrada en el suelo prácticamente inconsciente. "Nosotros nunca agredimos a nadie", indicó.

Los tres presentan varias heridas en la cabeza, verdugones en el pecho y la espalda.

En el caso del condenado Isaac un proyectil plástico le lesionó los testículos y su hermano Alaín, presenta una posible fractura en la clavícula derecha.

La población penal está indignada e insta al gobierno a tomar cartas en el asunto. Criterios como el expuesto por el recluso que no quiso ser identificado, por temor a represalias, dice mucho: "¿Hasta cuándo van a seguir atropellando en esta prisión?"

La brutalidad contra los condenados es una política institucional. ¿Acaso será una conquista del Socialismo Cubano?

¿Seguirá plantado Pérez Pérez?
José Gabriel Ramón Castillo, condenado a 20 años

PRISIÓN DE JÓVENES DE VILLA CLARA, junio 16 - Adónde fue trasladado, no lo sé. Por qué lo trasladaron, tampoco lo sé. Lo que sé es que lleva más de 90 días en huelga de hambre y no 50 como informaron las autoridades carcelarias de esta provincia.

El condenado Francisco Pérez Pérez llegó al Pre de Santa Clara el pasado23 de abril. Vino remitido de la prisión La Pendiente, donde el 18 de febrero inició un ayuno pidiendo justicia.

En el Pre estuvo recluido en la celda 7 (tapiada) sin pertenencias, sin colchón, durmiendo en el piso. Por el día lo llevaron dos veces al puesto médico a chequearle los signos vitales y a pasarle alimentos a través de un levín.

"Yo no quiero, pero me montan en una camilla y entre 3 ó 4 carceleros me lo ponen", expresó.

Las vejaciones que ha recibido Pérez Pérez en el tiempo que lleva plantado conforman una lista bastante larga./ El 26 de abril, el Dr. Jairo Madrigal, jefe del Puesto Médico del Pre, le llegó a decir que por qué no se ahorcaba.

La Dra. Dakli, de La Pendiente, le gritó perro cochino y le dijo al guardia que lo conducía que se lo quitara de la vista.

"Un día que me resistí a ponerme el levín, 'El negro', jefe de orden interior, me levantó y me tiró para la camilla rompiéndome los pantalones", expresó.

Pérez Pérez ha visto a varios fiscales, pero ninguno le ha sabido dar solución a su caso. Culpable o no de lo que se le acusa, ¿acaso se merece semejante trato carcelario?

Francisco Pérez Pérez, natural de "La Esperanza", Villa Clara, cumple una condena de siete años por violación, y se le acusa por haber cometido de nuevo este delito.

Nueva ergástula castrista
José Gabriel Ramón Castillo, sancionado a 20 años de prisión en abril de 2003.

PRISION DE JOVENES DE VILLA CLARA, junio 14 (José Gabriel Ramón Castillo, prisionero de conciencia) - La cárcel Régimen Especial (sección seguridad aumentada), aledaña a la Prisión Provincial de Jóvenes de Villa Clara, antiguamente llamada El Pre de Santa Clara, entró en funcionamiento este 1ro de junio, cuando ingresaron a 10 connotados criminales.

Este presidio, el segundo de su tipo en el país -el otro es la prisión La 26 o Se Me Perdió la Llave", en Camagüey- tiene capacidad para 42 condenados, que deben permanecer en celda de máximo rigor sin comunicación alguna con otros reclusos.

No ha habido una nota oficial de por qué se construyó este establecimiento penitenciario, pero parece tener el objetivo de detener la violencia en las prisiones de la región central de la isla. El año pasado en Villa Clara solamente, mataron a tres reclusos, otro quedó inválido para toda la vida y hubo decenas de lesionados.

El selecto cuerpo de carceleros, encabezado por el teniente Febles, tiene en su haber un amplio curriculum represivo. Ese mismo día le propinaron una contundente golpiza a un recluso que se negó a entregar sus pertenencias.

"Él se autoagredió, produciéndose una herida en el brazo izquierdo para que lo llevaran al hospital a efectuar la denuncia, pero lo dejaron en el Pre", comentó una fuente que quiso quedarse en el anonimato.

Así van las cosas en esta nueva ergástula castrista donde "te darán lo que te toca", como reza en el argot presidiario.


Requisado por segunda vez en junio prisionero de conciencia
13 de junio de 2004 / Cubanacán Press

El prisionero de conciencia José Gabriel Ramón Castillo fue requisado por la autoridades de la Prisión de Jóvenes de Villa Clara nuevamente este 8 de junio, acto represivo donde le incautaron su diario de prisión y algunos trabajos periodísticos.

Esta es la segunda vez que en el transcurso del mes de junio requisan al reo, según se pudo conocer gracias a una nota sacada del penal por una mano amiga. Los requisadores aprovecharon la ocasión para leer toda su correspondencia.

"Creo que se trata de algo cruel y sórdido en la escalada represiva contra mi persona, caracterizado en los últimos tiempos por ser más intensa", comentó el comunicador alternativo y añadió; "_Presiento que todo esto va terminar en una agresión física porque lo veo en el rostro del oficial de la seguridad que viene a verme y en la de los carceleros, quienes han visto en mi labor cívica, no el oportuno señalamiento para que acaben los atropellos en esta prisión, sino al enemigo de sus intereses; por eso temo, y me encomiendo a Dios para pedirle que se apiade de sus almas".

José Gabriel Ramón Castillo, director del Instituto Independiente Cultura y Democracia de Santiago de Cuba, cumple una condena de 20 años de presidio político, impuesto por un tribunal de su ciudad en los juicios sumarios del mes de abril del 2003.

La Bandera de Villa Clara
Jorge Gabriel Ramón Castillo

PRISION DE JOVENES DE VILLA CLARA - Enrique Hernández Toca, sencillamente "Enriquito Toca", nacido y criado en Santa Clara, es el condenado más notorio en las cárceles villaclareñas. Acercarse a su vida, a su convulsa vida de recluso, es acercarse al ser humano que es y no el que se dice que es. En cierto modo, es también conocer quiénes son los jóvenes que pueblan hoy en día las prisiones cubanas.

Contó que hasta la edad de 12 años vivió en una humilde casita en el barrio América Latina, con su mamá Belén, sus hermanos Pascual, Félix, Daniel, Misael y Olga Lidia, su tío Rafael y el abuelo Pipo. Meraldo, su padre, apenas pudo conocerlo porque murió luego de haber cumplido una condena de 15 años de cárcel por homicidio.

Él no sabe por qué no le gustaba ir a la escuela. "Pudiera ser porque no veía ningún futuro cierto", comentó mientras hablamos de sus años de niñez, los que terminaron en el Centro de Rehabilitación de Menores. Así comenzó nuestra conversación, la que fue haciéndose más amena en la medida que el intercambio de criterios y opiniones sobre la vida carcelaria se hizo enjundioso y más enjundioso.

¿De qué te sirvió el Centro de Rehabilitación de Menores?, le pregunto.

"Creo que me puso peor. Me fugaba y fajaba con los demás muchachos. Oiga 'puro', allí se vive la guapería, las bravuconadas, quise decir, que peleaba contra cualquiera. Un día tuve un problema con un grandulón que le dio una bofetada a un amigo mío. Tuve que darle trs machetazos… ¿Que de dónde saqué el machete?, pues los daban para chapear las áreas verdes del centro".

Se dice que cuando arribaste a los 16 años te enviaron del Centro para la cárcel. ¿Qué hay de cierto en eso?

"Las lesiones que produje al grandulón devinieron en una causa de tentativa de asesinato, por lo que me condenaron a tres años de privación de libertad. Vine para el Pre, donde estuve en un destacamento de Menores hasta que allí tuve otros problemas y me trasladaron para Manacas con mayores siendo aún menor de edad. Sí, eso de menor es cuando el condenado tiene menos de 21 años de edad".

Según tus palabras, los problemas que has tenido han sido por otras personas. ¿Es qué acaso eres un defensor a ultranza de los desvalidos?/

"Nunca he sido partidario de los problemas. No los busco, pero tampoco los rechazo. No me gusta el abuso y combato a los abusadores. Esto en la prisión significa problemas y todo lo demás lo puede Ud. deducir de mis palabras".

Pero uno de ésos que defendiste te traicionó y en tu rostro está la prueba de la traición. "Eso ocurrió en Manacas. Resulta que quien yo creía que era mi mejor amigo, por quien llegué a sentir inmenso cariño y llegué a querer como a un hermano, quizás por sentimientos de inferioridad o por envidia ante mi fama en el presidio me atacó cobardemente. Esta ha sido una de las grandes decepciones que he tenido en la vida, pero supe sobreponerme a aquel mal momento".

¿Te has casado alguna vez en prisión?

"Oye, sííí… llevaba ya dos años en el Pre cuando me empaté con Yakelín en una visita familiar. Su nombre completo es Yakelín Vizcaíno Mustelier y nos casamos el 15 de febrero de 1994. A la boda asistió prácticamente toda la población penal. Recuerdo que yo estaba en medio del salón del público cuando ella llegó vestida de novia. Nada más me vio corrió hacia mí y se me lanzó en los brazos. Nos dimos un prolongado e intenso beso que dejó mudos a los presentes. Lamentablemente, nuestra relación duró poco, ya que a los dos días me trasladaron al Régimen Especial "La 26" en Camagüey y aquello parece que la decepcionó mucho. Es cierto que yo tenía un vasto curriculum de hechos de sangre para que me internaran allí, pero también es cierto que estaba tranquilo y no quería tener más problemas. Aquello me puso mal y lo que ocurrió después, en parte, se debió a ese procedimiento carcelario que por poco acaba con mi vida".

De nuevo estás en el régimen penitenciario de máxima severidad ¿Por qué?

"Hace un año, tres reclusos mataron a un amigo mío. Él se llamaba Yosvani Rodríguez de la Rivera. Yo me vi en la obligación moral de vengar su muerte, por eso le di puñaladas a dos de ellos. Por eso estoy aquí, de celda en celda, esperando que me trasladen para la prisión de Régimen Especial que se construyó aledaña a esta prisión".

Tienes 34 años de edad y dieciocho de ellos los has pasado preso. ¿Qué opinas de la cárcel?

"Esto es una porquería, perdonando la palabra. No educa, ni ayuda a nadie, todo lo contrario, embrutece más al hombre".

Eres el condenado más famoso de las cárceles villaclareñas. ¿A qué tú crees que se deba esa fama?

"A no pocos ha impresionado mi valor personal, y me consideran su ídolo. Como he sido siempre amigo de los amigos -y lo digo porque se sabe cómo es la prisión- y que he tirado p'alante en los momentos difíciles de verdad".

¿Por qué la Bandera de Villa Clara?

"Esto se relaciona con la respuesta anterior. Soy todo un personaje en el presidio común villaclareño y cubano. Lo he demostrado en todas las prisiones donde he ido a parar: En el Pre (Prisión Provincial de Jóvenes de VC), La Pendiente, Guamajal, Manacas, Nieves Morejón, Canaleta, La 26 (se me perdió la llave), Boniato, Mar Verde y el Combinado del Este. En todos esos lugares, ¿Quién no conoce a Enriquito Toca?. Poseo un gran don para ganar amigos y conservarlos aferrándolos a mi alma con garfios de acero. Puedo decir con orgullo que nadie ha sido para mi tan alto ni tan encumbrado al cual no pudiese llegar. Ni tan bajo y humilde que no supiese hacerme pequeño y sencillo para ponerme a su nivel".

Impresiona el curriculum delictivo de Enriquito Toca: 1986 condena de 3 años por tentativa de asesinato, 1988 condena de 6 meses por lesiones, 1989 condena de 8 años y 6 meses por lesiones y desórdenes en un establecimiento penitenciario, 1992 condena de 12 años por tentativa de asesinato, 1996 condena de 6 meses por lesiones, 2001 condena a 8 años por lesiones, evasión y tenencia ilegal de armas, 2002 condena de un año y 3 meses por portación ilegal de armas, y desórdenes, 2003 condena de 3 años por lesiones y desórdenes y en 2004 condena a 7 meses por desacato.

A partir de ese año tiene que extinguir una condena de 22 años como sanción conjunta valedera a la hora de recibir los beneficios del sistema penitenciario cubano, sólo cuando arribe a los 10 años cumplidos.

Dices que éste ha sido tu destino porque nunca te han dado una oportunidad; ¿De qué oportunidad se trata, Enriquito?

"Nunca nadie me ha dicho: 'Mira, chico, ésta es la sociedad, es tuya, tómala y ve a ver si puedes hacer una vida distinta'. Si me hubiesen dicho eso, seguro que no hubiera vuelto".

Mis perentorias necesidades
José Gabriel Ramón Castillo,
sancionado a 20 años de prisión en abril de 2003

PRISION DE JOVENES DE VILLA CLARA, mayo (www.cubanet.org) - ¿De qué vale que me entreviste mensualmente con el oficial que siempre me hace las mismas preguntas (inquietudes, preocupaciones, problemas)? Mi "retrete turco" permanece congestionado de excrementos la mayor parte la mayor parte del tiempo; todos los días se despilfarra el agua del tanque y cuando llega la tarde ya no hay y se nos abastece agua contaminada. Se toman represalias conmigo, como ahora que restringieron más mi ya restringido horario de soleador bajo techo sin tener en cuenta mis dolencias. Todos estos hechos ocurren y no acaban de ser captadas mis protestas por un oído receptivo.

Cuando sesionaba en Ginebra la Comisión de Derechos Humanos en el pasado mes de abril, y el caso de las violaciones de los derechos humanos en Cuba era uno de los temas candentes, este solícito carcelero vino varias veces a verme. Recuerdo que le expuse lo de la consulta médica de Angiología y Cardiología a causa de mis padecimientos actuales. Solamente se resolvió la primera.

Fui conducido al Hospital Provincial Celestino Hernández y allí recibí los servicios médicos de la doctora Bustillo. La pobre, se puso tan nerviosa a causa de la presencia de los carceleros que me conducían que indicó un tratamiento obsoleto para la afección circulatoria a nivel capilar con tendencia a la cronicidad que presento en las piernas.

Según ella, debo tomar tres veces al día una tableta de Rustacorbín y media de Aspirina. Si acaso un Trental, pero esto último no lo anotó en mi historia clínica carcelera y como no la hay en existencia en la farmacia del penal, no se incluye en los medicamentos de consumo diario. Por suerte, mi familia me trajo un pomo, ahora en manos del jefe de reeducación penal desde el 3 del corriente mes.

Las autoridades penales, léase gubernamentales, plantean que no se puede tener consigo los medicamentos; absurda e irracional determinación que no es entendida por nadie. Presiento que con este medicamento y otros que me trajeron, va a suceder lo mismo que pasó con otros que después de 11 meses de mano en mano de funcionarios fueron a parar de vuelta a Santiago de Cuba.

Mis problemas cardíacos parece que tendrán que esperar también por un oído receptor. Dice el doctor Madrigal, jefe del puesto médico del penal, que para que me ausculte un especialista debo ser remitido por medicina interna. A su criterio con el tratamiento indicado para la hipertensión arterial, puedo muy bien contrarrestar el engrosamiento que presento en el Septum, pared del ventrículo izquierdo del corazón, y que por ahora no corro peligro de muerte.

Si supiera éste, mi querido galeno -él me atiende personalmente- que si no hubiese obviado los trámites formales del sistema de salud cubano, nunca hubiera sabido cuáles son mis dolencias actuales porque lo más probable es que a esta hora ya hubiese sido cadáver.

Pero mis perentorias necesidades no se concentran en los aspectos señalados, sino en derechos elementales del ser humano. He planteado infinidad de veces a las autoridades carcelarias, vuelvo y repito, léase gubernamentales, que no puedo recibir ni enviar correspondencia sin que sea violada, no recibo literatura libremente, no se me da una adecuada alimentación, no dispongo de una mesa de trabajo, ni una computadora, ni siquiera una máquina de escribir -recuerden mis lectores que soy periodista- ni ventilador eléctrico, no sólo para aplacar el calor acumulado entre las cuatro paredes del cubículo (celda), sino también para espantar los mosquitos -¡Ay, mi madre, los mosquitos! Ni tampoco puedo ver la TV, la gran TV que sería un bálsamo para alguien que está sometido al más absurdo y cruel ostracismo. En fin, que he reclamado el cumplimiento de mis derechos establecidos en normas internacionales universalmente reconocidos.

No se cumplen y parece que no se cumplirán. Sin embargo, creo que algún día tendré derecho a mis derechos. Ya al menos se cumplimentó el que mejorase el alumbrado del cubículo con una lámpara Liya que mi familia me trajo. Si a ese ritmo se cumplimentan las demás solicitudes, espero que para el 2014 podré recibir los supuestos beneficios del sistema penitenciario cubano. ¡Cosa Grande!!!

Denuncia desde la Prisión de Jóvenes de Villa Clara
Por Javier Machado

Desde la cárcel Prisión de Jóvenes de Villa Clara el reo de conciencia José Gabriel Ramón Castillo, da a conocer algunas de las arbitrariedades que se producen en ese centro penitenciario.

"El jabón de baño y de lavar que se entrega es de muy mala calidad. Parece estar recortado a retazos de los que queda de la producción de cualquier fábrica. El jabón que se vende para animales en la red de tiendas dolarizadas, tiene mejor calidad que éste que nos dan a nosotros. Desde enero no reparten pasta dental porque según las autoridades, corresponde cada 4 meses", ha dicho en misiva reciente el opositor pacífico.

Por otro lado denunció los problemas con la asistencia médica y estomatológica porque los condenados piden que sean trasladados al puesto médico a curarse o inyectarse para calmar algún dolor y se les niega la mayoría de las veces. Tal fue el caso del recluso Félix Navarro Ruíz quien se vio obligado a reclamar sus derechos a la atención médica, plantándose y autoagrediéndose.

La asistencia estomatológica es aún más crítica, señala el también periodista independiente, porque el doctor se pasa los días sin trabajar, una porque no asiste al trabajo y otras veces porque no tiene materiales de trabajo como la anestesia. "En el mes de abril no se prestó asistencia estomatológica por más de 15 días debido a estas causas", enfatizó Ramón Castillo.

La denuncia del reo político y de conciencia, sancionado a 20 años de presidio político por un tribunal castrista acota que a pesar de estar en la misma prisión que José Luis García Paneque, la comunicación entre ambos es nula. Se ven solamente cuando coinciden en el pasillo de los teléfonos el día de la llamada familiar y apenas pueden saludarse. No obstante a su salud quebrantada por los problemas circulatorios, no le permiten tomar el sol debidamente ya que lo recibe en un área techada.

En la carta el director del Instituto Independiente Cultura y Democracia de Santiago de Cuba, aprovechó para enviar una felicitación a todas las madres cubanas, especialmente a las que son familiares de los miembros de la Causa de los 75, felicitación extensiva a todas las madres del mundo.


Reacciona un preso de conciencia
Por Javier Machado

9 de abril de 2004

El prisionero de conciencia José Gabriel Ramón Castillo reaccionó enérgicamente en la celda donde extingue una condena de 20 años de cárcel en la prisión de Jóvenes de Villa Clara, al conocer las calumniosas declaraciones del canciller cubano Felipe Pérez Roque el 25 de marzo último, cuando desarrolló sin permitir interrogantes, una conferencia de prensa ante reporteros nacionales y de agencias extranjeras acreditados en Cuba.

"Entre las falsedades que este señor dijo acerca de nosotros es que tomamos el Sol al aire libre. Si esto fuera así, mis problemas circulatorios hubiesen mejorado, pero ocurre lo contrario en mi caso. Decir que vemos la TV, que recibimos adecuada alimentación y libros que nos trae la familia, que tenemos derecho a recibir y enviar correspondencia cuando todo está bajo fuerte control policíaco, violándose nuestra privacidad. Ni "Vitral" la dejan pasar siendo una publicación que circula libremente dentro de Cuba; Realmente las mentiras no tienen nombre", ha dicho el director del Instituto Independiente Cultura y Democracia de Santiago de Cuba.

La carta fechada el 3 de abril día de su onomástico 47 explica que el Mayor Rafael García Gutiérrez, jefe provincial de reeducación penal lo ha entrevistado 4 veces, la última el día 26, después de la conferencia de prensa del canciller y que ninguna de sus planteamientos se han resuelto, ni siquiera le concedieron una visita extra el día de su cumpleaños, atentando flagrantemente contra la dignidad humana.

Denunció además que desde el 29 pasado el Dr. José Luis García Paneque y él son obligados a usar el uniforme de preso por orden del gobierno central, según le comunicó el jefe de la cárcel, debiéndolo usar las 24 horas del día a lo que él contestó; "esta prenda de vestir no me quita mi condición de prisionero político y de conciencia".

"Después de haber visto todo lo ocurrido y saber que se está mintiendo groseramente sobre nosotros los 75, debo dar a conocer nuestros puntos de vista:" Primero: Hemos sido víctimas de un proceso político y nos encontramos encarcelados injustamente. No puede ser posible que se condene a personas que lo único que han hecho es ejercer los derechos inalienables del hombre.

Segundo: Rechazo el régimen penitenciario al que estoy sometido, máxima severidad carcelaria y pido que se me reconozca el status de prisionero político y de conciencia, por lo que exijo tratamiento acorde a las normas internacionalmente reconocidas.

También expongo los planteamientos siguientes:

1.-Recibir el horario de sol al aire libre.

2.-Contar con amplitud total del local (cubículo y vestíbulo) para poder efectuar ejercicios físicos dados mis problemas circulatorios.

3.-Disponer de TV, radio, grabadora, computadora y otros medios necesarios.

4.-Recibir literatura libremente.

5.-Ser atendido por especialistas en angiología y cardiología.

6.-Permitir la entrada de medicamentos que traiga mi familia porque están en falta en la farmacia del penal (Venatón, Trental y crema de Aloe) para curar mis dolencias.

7.-Tener privacidad. Que no se viole mi correspondencia y que se me devuelva el diario decomisado arbitrariamente el 26 de enero.

Por último termina la misiva Ramón Castillo exponiendo que "al Dr. Paneque le dieron el alta clínica ya que fue mejorando poco a poco hasta que logró salir del "bache" en que cayó, aunque aún lo mantienen en la sala de enfermos y le han propuesto incorporarse al personal médico del puesto sanitario del penal; él piensa que es una emboscada política, pero tratándose de que están en juego nuestros principios humanistas, debemos correr el riesgo que sea necesario, por eso le di mi apoyo y le expresé que ponga bien en alto los principios cívicos y valores democráticos que proclamamos.

"LOS INDETERMINADOS"
Por: José Gabriel Ramón Castillo
(desde la Prisión de Jóvenes de Villa Clara)

21de abril de 2004

Daniel se casó con Minerva sabiendo que ella había contraído el VIH SIDA hacía ya tres años. Pero como "la enfermedad no se ve por ninguna parte" cometió el error de contraer nupcias con la hermosa mujer.

Yariel fue sometido a estrecha vigilancia sanitaria cuando Denise, la que actualmente es su esposa, fue ingresada repentinamente en el sanatorio.

Félix ha enviudado dos veces. Sus amantes Wilma y Rafaela murieron por la misma patología en el 2000 y sin embargo él sigue siendo un caso raro para la ciencia médica. Daniel, Yariel y Félix, comúnmente conocidos como "Mermelada", "el Gallo"y "el Potro" han sido condenados por tribunales populares cubanos y extinguen ahora mismo sus penas en la Prisión Provincial de Jóvenes de Villa Clara, cuyas vidas convergen en el mismo punto: son posibles casos SIDA por lo que se encuentran aislados del resto de la población penal.

¿Cuánto tiempo hace que están aislados? Indago.

"En mi caso, nueve meses", respondió rápidamente Daniel.. "y en celda de aislamiento" añade.

"Cinco meses y medio llevo yo", dijo Yariel el que estaba en el patio de uno de los albergues-destacamentos y de allí fue trasladado la área de seguridad penal.

Poco más de tres años lleva Félix en estos menesteres. Félix ha estado recluido en la cárcel especial para los portadores del VIH, conocida por Prisión del SIDA, donde en estos momentos la población penal ronda con la cifra de 130 reclusos en estos momentos. "Es un abuso lo que hay conmigo" expresó Félix, en referencia a que le niegan el beneficio de "mínima severidad" porque ya ha extinguido el tiempo necesario de condena para pasar ese régimen penitenciario. El traslado a su provincia de origen está retenido arbitrariamente y no lo sacan ni siquiera al patio a pesar de que está pasado del año establecido en aislamiento para los casos indeterminados.

_ "Pero cada sábado van a un destacamento a ver la TV" les digo. La respuesta es instantánea.

"Eso no es así", apuntó Yariel y continúo diciendo: "muchas veces ni lo sacan porque nadie está enterado de la orden dada por el jefe de prisión".

En varias ocasiones han reclamado enérgicamente sus derechos. Precisamente entre el 13 y 17 de marzo pasado se "plantaron", actitud considerada a los efectos del reglamento de las prisiones como una indisciplina grave, pero como obtuvieron ningún resultado a su favor, siguen con sus demandas a los diferentes instancias del Ministerio del Interior. ¿Pero cuáles son los derechos que están reclamando en estos momentos?.

"Tener semanalmente la oportunidad de llamar por teléfono, participar en el programa audiovisual de Universidad para Todos y fundamentalmente, tener derecho al pabellón conyugal, el cual nos fue suspendido con el argumento de que estamos sanos y si contraemos el SIDA, entonces será una responsabilidad de l autoridades penales", indicó Daniel.

Yariel precisó que él reclama todos los supuestos derechos que se estipulan en el sistema penitenciario cubano.

Situaciones como la que atraviesan estos "indeterminados", pudieran estar atravesándola otros jóvenes en las cárceles cubanas, aunque por su cercanía, para mi deben ser los casos más críticos.

Lo cierto es también que son decenas de reclusos en las mismas condiciones de salud en la Prisión Provincial de Jóvenes de VC, que no se sabe por qué razones no se les aplica el mismo tratamiento carcelario.

Este es un trabajo de José Gabriel Ramón Castillo, periodista independiente, encarcelado en la Prisión de Jóvenes de Villa Clara.

Santa Clara 11 de abril del 2004


Niegan visita a prisionero de conciencia

SANTA CLARA, 6 de abril (Cubanacán Press / www.cubanet.org) - Las máximas autoridades de la Prisión de Jóvenes de Villa Clara negaron la visita que usualmente se les brinda a los reos en fechas de cumpleaños a los familiares del prisionero de conciencia y periodista independiente José Gabriel Ramón Castillo este 3 de abril, día en que se cumple el primer aniversario del proceso sumarísimo en su contra y el arribo a sus 47 años.

La negativa fue calificada por su hermano Jorge L. Ramón Castillo como una segunda condena, un castigo a su actividad de promoción de los valores humanos, la denuncia de las violaciones que allí se cometen y por ejercer sus libertades y derechos, acciones que fueron calificadas por el oficial Yankiel de la Seguridad del Estado como contrarias al sistema reeducativo y que evidencian la continuidad de los supuestos delitos por los que fue condenado hace justamente un año.

"A pesar del reclamo de varios de sus familiares en la puerta de la prisión, las autoridades carcelarias mantuvieron la negativa indicando que tales visitas están condicionadas a una 'buena conducta' del reo, traducida en pasividad ante los desmanes y atropellos intrapenitenciarios, así como una actitud servil ante los designios del régimen; actitud que jamás aceptará mi hermano, lo que provocará que nunca reciba ninguno de estos llamados beneficios", acotó la fuente.

Mientras esto sucede, los padecimientos cardiovasculares y circulatorios de Ramón se intensifican, sin que medie una atención médica adecuada. A finales del mes de marzo no pudo recibir la atención del angiólogo por la ausencia del facultativo, pese al turno médico preestablecido.

En otro orden de cosas, el régimen carcelario de medio severo que le habían anunciado en que se encontraba luego de un año de encierro, ha sido revocado a máximo severo nuevamente; las visitas familiares son cada tres meses y las conyugales cada cinco, mientras que el servicio religioso es muy irregular.

José Gabriel Ramón Castillo, director general del proscrito Instituto Independiente Cultura y Democracia de Santiago de Cuba, fue condenado a 20 años de presidio político.

Podrán confiscar mis trabajos pero no mis ideas
2 de febrero de 2004

Santa Clara - www.PayoLibre.com - "Si esos papeles no tienen problemas serán devueltos", fue la respuesta de los carceleros de la prisión de Jóvenes de Villa Clara (El Pre), ante la reclamación del preso político José Gabriel Ramón Castillo, este 26 de enero después de haberle realizado una minuciosa requisia, donde le incautaron al también prisionero de conciencia, varios documentos y apuntes relativos a incidentes ocurridos dentro del penal.

La denuncia realizada en un documento sacado clandestinamente del penal con fecha 27 de enero, da cuenta que dentro de los documentos confiscados se encuentran; su diario de prisión, un trabajo titulado SOS Balseros, con testimonios de varios lancheros allí confinados, el borrador de una carta al Dr. Monteira y otros apuntes sobre la cotidianidad del sistema carcelario. "En la prisión no hay privacidad, ha dado entender el oficial Yainkel Rodríguez del Departamento de Seguridad de Estado en forma amenazante, porque pudieran tomar otras medidas contra mi persona", dice en su carta Ramón Castillo y añade: "Ante mi enérgica protesta, los reclusos del pasillo me apoyaron y se brindaron con plantarse. A través de ellos supe que los individuos habían adquirido armas en el departamento de orden interior".

Las acciones represivas en esta penitenciaría se suman a una larga lista de atropellos contra los reclusos entre ellas la demora de las cartas. Desde hace días llegó correspondencia a su nombre y no se la han entregado aún, porque "probablemente hayan ido a parar al departamento de lectura de cartas de la Seguridad de Estado", ha aseverado el reo, para afirmar categóricamente: "Podrán confiscar mis trabajos pero no mis ideas".

Ahora Ramón Castillo se encuentra en el cubículo 6, más grande que la celda de máxima seguridad donde pasó 9 meses de encierro. Tiene derecho a tomar el Sol, pero el sui generis solero a que lo llevan está bajo techo, cosa que ha protestado porque además necesita un poco de amplitud para efectuar los ejercicios diarios recomendados por el médico para combatir sus problemas circulatorios.

Sobre el Dr. José Luis García Paneque dijo que se encuentra ingresado en la sala de enfermos del puesto médico del penal y que según sus propias palabras, "ya se encuentra totalmente recuperado para enfrentar el aislamiento".


EXIGENCIAS DE UN PRISIONERO POLITICO

El preso político y de conciencia José Gabriel Ramón Castillo, director del Instituto Independiente Cultura y Democracia de Santiago de Cuba, dirigió desde su celda de máximo rigor, una misiva al jefe de la Prisión de jóvenes de Villa Clara donde se encuentra recluido, exigiendo el respeto a los postulados de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el día del 55 aniversario. Por su importancia la reproducimos literalmente.

Santa C1ara, 10 de Diciembre de1 2003

"Cuando se encarcelan las ideas, se esconde 1a verdad. Pero 1a verdad como 1as ideas nadie 1as puede esconder; 1a verdad es 1ibre"
José G. Ramón Castillo

Primer Teniente Dagoberto Chaviano
Jefe de Unidad "Prisión de jóvenes de Vi11a C1ara"

Primer Teniente Dagoberto:

Este 10 de Diciembre se conmemora el quincuagésimo aniversario de la proclamación en las Naciones Unidas de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Como es un día importante para los que luchamos por el respeto a los derechos inalienables del hombre, voy a plantearle una serie de hechos y situaciones relacionadas con el estado de los derechos humanos en esta prisión.

En el mes que acaba de finalizar se produjeron 7 golpizas a igual número de reclusos- la propinada al condenado Ernesto Mujica Rodríguez, fue de las más brutales. Aún en esta fecha se encuentra convaleciente debido a 1as contusiones sufridas en varias partes de cuerpo. Todo ocurrió delante del segundo jefe de la unidad, Mayor Vladimir, que aunque ordenó a los carce1eros que no 1e dieron golpes por la indisciplina cometida, ninguno acató la orden. Algo muy parecido fue lo ocurrido unos días atrás, cuando fue golpeado el reo Abel Alba Caballero en presencia del Teniente Udionis Díaz, oficia1 de guardia superior, quien no supo imponer su autoridad entre 1os funcionarios que cometieron el atropello.

Ha llamado poderosamente la atención el incidente del día 21 de noviembre, cuando el condenado Rafael Álvarez Torriente enfrentó la agresión de tres funcionarios penales entre e11os el reeducador- Por suerte salió ileso cuando uno de los agresores trató de herirlo con un cuchillo que llevaba escondido en una bota.

También es preocupación de la pob1ación penal lo acontecido en la noche del 24, cuando fue golpeado brutamente e1 recluso Luis Manuel Carrillo Collado, quien permaneció esposado hasta el amanecer en uno de los soleros de castigo, la golpiza la propinaron varios funcionarios de orden interior en el túne1 del penal. A1 parecer este lugar apartado se ha convertido en el centro de las operaciones represivas, puesto que las últimas, se han llevado a cabo allí.

Es oportuno seña1ar que el día 12, tres condenados no recibieron asistencia religiosa y que desde el 21 del mismo mes, se le retiró la atención psiquiátrica al prisionero de conciencia José Luis García Paneque; que hay déficit de medicamentos y que la higiene en las celdas es pésima, ya que el abasto de agua es deficiente.

Queda finalmente nuestra situación carcelaria sin las debidas condiciones de vida como nos corresponde en nuestra condición de prisionero político. Que quede bien c1aro que rechazamos este oprobioso régimen penitenciario con que se pretende minar nuestros principios cívicos y democráticos !Basta! Exijo que se respeten mis derechos humanos.

E1 estado cubano tiene el compromiso de cumplir con la Declaración sobre la Protección de todas las personas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes; principios para la protección de todas las personas sometidas a cualquier forma de detención o prisión y 1as reg1as mínimas para el tratamiento de los reclusos.

Esperamos que hoy sea un día diferente, al menos que no ocurra ningún hecho vio1atorio de la dignidad de la persona humana.

Atentamente,
licenciado José Gabriel Ramón Castillo
prisionero de conciencia ce1da #3

Ramón Castillo extingue una condena de 20 años de presidio político, luego de ser sancionado en el mes de abril último, por el presunto delito de Actos contra la independencia y a soberanía nacional cubana.

El arte no puede encarcelarse

SANTIAGO DE CUBA, octubre 8 (www.cubanet.org) - Eran las 2:30 de la tarde del quince de septiembre de 2002. En las inmediaciones del Centro Cívico Comunitario Los Maceo todo parecía tranquilo. En minutos se abrirían las puertas de este hogar, convertido en espacio público libre, para inaugurar la exposición de veintitrés obras plásticas, que por espacio de una quincena permanecerían expuestas al público en el salón independiente de artes visuales Arte Open 2002, evento organizado por el Instituto Independiente Cultura y Democracia de Santiago de Cuba y coauspiciado por la Fundación Hispano-Cubana y el Centro de Estudios para una Opción Nacional.

La aparente tranquilidad pronto desapareció. Más de cincuenta efectivos de la policía política del régimen castrista acompañados de la policía uniformada, en un estruendoso aparataje tomaron las calles aledañas al Centro, impidiendo la circulación de vehículos y de transeúntes.

Luego de la detención del Director General del Instituto, José Gabriel Ramón Castillo, en la misma puerta, irrumpieron en la casona, haciéndose de los cuadros y de la libertad, además, de su inquilino, el director del Centro Cívico, Alexis Armaignac Llamos y otras dos personas.

Los autores de las obras e invitados obviamente no pudieron llegar. El operativo se mantuvo hasta cerca de las 8:00 pm. El evento cultural independiente se vio sesgado por la mano de la intransigencia oficial.

Aquel Septiembre Gris de la Cultura Cubana, como lo bautizara el ahora prisionero de conciencia José Gabriel Ramón Castillo, no cabe en una angosta cronología. Recordarlo sí me parece importante.

Cómo olvidar que el ministro de Cultura, Abel Prieto no se dio por enterado de la carta abierta que los organizadores y participantes en el Salón le enviaron, para que en su condición de máximo gestor de la cultura en la isla intercediera ante las autoridades militares en favor de la devolución de las obras a sus legítimos dueños y por el respeto a la promoción de la cultura, ya sea de forma oficial o independiente.

Pero como la cultura es una de las tantas instituciones que permanecen secuestradas en nuestro país, los comisarios culturales están precisamente para cuidar que no se escape de sus manos...

El Directorio Democrático Cubano llevó la denuncia hasta las sesiones de la Comisión Internacional de Derechos Humanos ese año. De esta forma el mundo conoció una de las duras verdades de la realidad cubana, gracias a la gentileza del Partido Liberal Latinoamericano, que cedió su lugar para que los representantes del Directorio tuvieran voz en la cita.

Hoy, a un año del suceso y a seis meses del encarcelamiento de setenta y cinco opositores pacíficos, el panorama cultural independiente se mantiene silente. Muchos de los intelectuales más destacados de la naciente sociedad civil cubana están tras las rejas.

No obstante, la sociedad civil sigue su eterno tanteo y con seguridad la oposición cubana seguirá contando no sólo con el periodismo independiente, que aun en condiciones totalmente adversas ha mantenido su batallar, sino también con esa intelectualidad comprometida con su tiempo que se ha de abrir paso de cualquier manera.

El Concurso ArteOpen volverá para el próximo año con más fuerza. Los artistas, sus principales protagonistas, se preparan con mayor entusiasmo. La libre creación es el combustible de todo buen artista. Sus obras pueden ser recluidas, pero sus manos tendrán que ser cortadas para impedir que ellos se expresen de acuerdo a sus necesidades.

Presenta prisionero de conciencia pliego de demandas

SANTIAGO DE CUBA, 27 de agosto (www.cubanet.org) - "Ratas, cucarachas, moscas, ciempiés, mosquitos y ácaros de todas las especies campean a su antojo; son unos vampiros, no hay día en que no capture a varios repletos de mi sangre", expresó el prisionero de conciencia José Gabriel Ramón Castillo en carta al director de la prisión de jóvenes de Villa Clara, primer teniente Dagoberto Chaviano, donde aboga por mejores condiciones de vida para los allí confinados, en su mayoría jóvenes de menos de veintisiete años y lugar donde extingue una condena de veinte años de privación de libertad, tras la ola represiva de marzo pasado, que puso tras las rejas a setenta y cinco opositores pacíficos y periodistas independientes cubanos.

Una higiene adecuada, mejor calidad alimenticia, ventilador eléctrico, radio, televisor, computadora, mesa de trabajo y acceso libre a Internet, son algunas de las demandas que en el orden personal exige se le conceda tener en su pequeña y calurosa celda de aislamiento, en donde deberá permanecer al menos dos años, según el régimen de máxima severidad que le han impuesto en ese reclusorio de la ciudad de Santa Clara.

El basamento de sus planteamientos parte del concepto mundialmente aceptado de la privación de libertad, que "unívocamente es una cuestión de derechos humanos", dice y prosigue: "Según la sociología política contemporánea, la privación de libertad consiste en la eliminación de movimiento social (…) no persigue otro fin que castigar. Queda claro que no se aplica para conservar de ningún modo el orden social (institucionalidad) porque el orden social es cambiante, sino de hacer valer lo establecido (...) Así las cosas, los derechos humanos, recogidos en la declaración universal, se mantienen incólumes en la persona privada de libertad".

En otra parte comunica que desea se le brinde asistencia espiritual dada su condición de católico practicante. "Dado que a la Iglesia Católica no se le permite visitar las cárceles cubanas, pido la autorización para ser auxiliado en ese sentido por la denominación cristiana autorizada".

El director del Instituto Independiente Cultura y Democracia dedica parte de su tiempo en dar a conocer a los reclusos la Declaración Universal de Derechos Humanos, como método primario de enseñanza de las libertades individuales de todos los seres humanos.

Debido a estas actividades ha sido amenazado por oficiales con que puede perder las visitas trimestrales conferidas a sus familiares si persiste en ello. No obstante, se apresta a organizar próximamente un torneo de ajedrez a distancia entre los reos del penal, según dio a conocer en su llamada telefónica, correspondiente al mes de julio.

Por otra parte, se conoció que el recurso de casación, interpuesto a su favor por la licenciada Daysi Sánchez Vinent en abril, quedó sin lugar. La sanción contra el licenciado Ramón Castillo comprende el desamparo de su esposa e hija, puesto que contempla la confiscación de la vivienda donde residía junto a ellas, en la ciudad de Santiago de Cuba, a más de seiscientos kilómetros de la prisión donde hoy se encuentra.

Institución cultural independiente asaltada por la policía

SANTIAGO DE CUBA, 20 de marzo (Víctor Guerra González, ICD Press / www.cubanet.org) - El opositor cívico José Gabriel Ramón Castillo fue arrestado este martes por efectivos de la policía política en Santiago de Cuba, en una ola represiva desatada por el régimen de La Habana que cubre toda la isla y en la que han detenido a más de cuarenta personas.

La policía incautó a Ramón Castillo decenas de libros, toda la documentación del Instituto Independiente Cultura y Democracia, el cual dirige, dos computadoras, un fax, un televisor con una máquina de video y otros equipos. Ramón Castillo está acusado de rebelión, según informó a su esposa el instructor del caso.

El disidente está detenido en la unidad de operaciones de Versalles. Su esposa se encuentra preocupada, ya que éste padece hipertensión arterial y de problemas circulatorios.

Al tiempo que se efectuaba el registro y arresto de José Gabriel Ramón Castillo, el secretario ejecutivo del instituto, Jorge Luis Ramón Castillo era víctima de igual atropello y en estos momentos se encuentra pendiente de investigación.

CONTINUACIÓN DE LA BIOGRAFÍA

Corrían los años 87 y 88 y los aires de las corrientes reformistas de la URSS soplaban en todo el mundo, especialmente la conocida perestroika. Es cuando recibe literatura novísima sobre la problemática de aquel país en el consulado soviético en Santiago de Cuba, que contribuyó a incrementar sus contradicciones en el seno de las filas de la UJC e impulsó su decisión de entregar el carnet de la organización, su primer paso firme de rompimiento con el sistema. Más tarde los antagonismos de agudizan culminando con su expulsión del sistema de educación en el año 1991.

El amor por la lectura le permite seguir elevando su acervo cultural autodidácticamente, para fundar en 1992 el Partido Patria Independencia y Libertad con la incipiente disidencia de aquel entonces, ocupando la vicepresidencia de la organización contestataria. Comienza su labor cívica organizando cursos y maratones deportivos con jóvenes del barrio; crea una peña ajedrecística y se gana el alias de "El Maestro". Seguidamente en su afán disidente, comienza a impartir tertulias e inaugura la revista hablada "Salir al Mundo" en una casa del barrio, convertida luego en la famosa "Casona", espacio público, sita en la calle Gallo 261. Todas estas actividades constituyeron las simientes del Instituto Independiente Cultura y Democracia, fundado el 20 de enero de 1996 donde ocupa el cargo de director general.

De 1996 a 1999 el Instituto organizó un sinnúmero de actividades cívicas: conferencias, talleres, tertulias, las que fueron ganando en organización e intensidad y de donde derivó el evento teórico anual, "Coloquio Democracia, Democratización, Proceso Histórico Cubano", en cuyas primeras cuatro actividades con carácter anual participaron personalidades de la disidencia como Ramón Humberto Colás Castillo, Librado Linares García, José Daniel Ferrer, Luis Milán Fernández; hoy presos unos y otros, en la diáspora. A partir del 99 se produjo el verdadero despegue del Instituto, al ampliar su diapasón. Celebra en 1999 el Concurso Literario "Arrecife", primer concurso independiente en Cuba, auspiciado por el CEON y por la Fundación Hispano Cubana. En su prolífero bregar contestario fungió como periodista independiente sacando a la luz pública el boletín "Fueros"; publica trabajos en Cubanet , Radio Martí y la revista Hispano Cubana. Envió además informes anuales sobre la violación de los derechos humanos al Directorio Democrático Cubano.

En el 2001 estableció el proyecto adjunto al Instituto conocido como Proyecto del Centro Cívico Comunitario de Cuba, fundando en toda la ciudad siete de estos centros cívicos.

El primer taller independiente de las artes visuales: Arteopen 2002, fue truncado por la represiva del régimen el 15 de septiembre del 2002, día en que fueron arrebatadas 23 obras en concurso por un aparatoso operativo de la policía política en el Centro Cívico comunitario Los Maceo. El 22 de noviembre 2002 el Instituto celebró el Primer Taller para el Vocabulario Común de la Oposición Cubana.

Arrestado por primera vez el 7 de noviembre del 1993 por un presunto delito de salida ilegal en burda maniobra de la policía política, cumplió la condena de dos años en la cárcel provincial de Mar Verde de Santiago. Allí asumió varias acciones contestatarias como preso político entre ellas ayunos y huelgas de hambre. No aceptó nunca el sistema reeducativo, ni la libertad condicional, por lo que cumplió la condena íntegramente. En la prisión organizó concursos de ajedrez independientes al sistema carcelario.

Vejada su casa el 18 de marzo del 2003 a las 5 de la tarde, fue puesto bajo arresto para ser llevado a Versalles, sede del Departamento de Operaciones de la Seguridad del Estado, junto a otros siete destacados activistas de la Causa de los 75. En minucioso y aparatoso registro extendido hasta la 1 de la madrugada en su vivienda y simultáneo en casa de sus padres, le confiscaron cajas de libros, documentos del Instituto, materiales e instrumentos de trabajo, un televisor de propiedad personal y la casa, heredada por su esposa, la que pasó a ser propiedad del Instituto de la Vivienda, porque fue considerada por la fiscalía como una madriguera de contrarrevolucionarios. Condenado a 20 años de cárcel en juicio amañado y sumarísimo, desarrollado bajo férreo control policial, en el Palacio de Justicia Provincial de Santiago de Cuba, cumple la condena en una celda de máxima seguridad en la Prisión de Jóvenes de Villa Clara desde el 29 de abril de ese año, desde donde continúa su labor cívica, denunciando al mundo libre las violaciones de los derechos humanos desde la cárcel.