Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


 

Fidel Suárez Cruz. De 39 años.
Hijo de Fidel Suárez y Candelaria Cruz, natural de Sandino, Pinar del Río.
Casado con Aniley Puente Varela.
Es pequeño agricultor.
Miembro del Partido pro Derechos Humanos en Pinar del Río y director de la biblioteca independiente San Pablo y activista del Movimiento 20 de Mayo.
Condenado a 20 años de prisión que cumple en la cárcel de Agüica en Matanzas.
Su familia reside en la Finca la Irene S/N, Cooperativa Carlos M. de Céspedes, Manuel Lazo, Sandino, Pinar del Río.

Prision Kilo 8, Pinar del Rio.

Desterrado a España
Fecha de arribo: 7 de octubre de 2010

ARTICULOS:

Preso de conciencia afronta condiciones infrahumanas
Niño cubano condenado con su padre
Firman carta de protesta por golpiza a compañero de infortunio
Preso de los 75 en celda de castigo
Esposa de preso político denunció la represión de las autoridades
Prisionero de conciencia incomunicado
Incomunicado reo de conciencia por no vestir uniforme
No le permiten el aseo personal a reo de conciencia

Tratan de impedir ayuda a presos políticos
380 kilómetros de recorrido y espera de 6 horas para visitar a preso político

Causa #2: Documento de Sentencia
Otros sentenciados en esta causa:
Victor Rolando Arroyo Carmona, Horacio Julio Piña Borrego y Eduardo Díaz Fleites.

Preso de conciencia afronta condiciones infrahumanas

19 de junio de 2010

(Radio Martí, 18 de junio) - El prisionero de conciencia Fidel Suárez Cruz, del Grupo de los 75, lleva más de siete años en una celda de aislamiento en condiciones inhumanas por negarse a llevar el uniforme de los reos comunes, denunció desde Pinar del Río su esposa Aniley Puentes Varela.

Asimismo, exigió a las autoridades cubanas que mejoren las condiciones de vida de su esposo, quien "duerme en el piso hace siete años". Además -subrayó Puentes Varela-, la alimentación que recibe el prisionero de conciencia es pésima y no cuenta con la atención médica adecuada.

Puentes Varela reconoció el esfuerzo de la Iglesia católica a favor de los encarcelados activistas de los derechos humanos. "No creo que debamos confiar, pero tengo esperanzas de que esta gestión sirva de algo para que Fidel Suárez pueda salir pronto de la prisión", afirmó.

Confinado en la prisión Kilo Ocho en Pinar del Río, el prisionero de conciencia cumple una sentencia de 20 años tras las rejas, desde la primavera del año 2003.

 

NIÑO CUBANO CONDENADO CON SU PADRE

Miriam Leiva

20 de noviembre de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – A 14 días de nacido, hace ya 4 años y 8 meses, Jeferson Suárez Puente fue condenado a 20 años de tortura psicológica y física, en marzo de 2003 cuando su padre, Fidel Suárez Cruz, fue llevado a prisión por ser activista de derechos humanos.

El 16 de noviembre pasado, a las 4 de la madrugada, salió el pequeño junto a su mamá del bohío donde habitan en una finca del poblado Manuel Lazo, municipio Sandino, provincia Pinar del Río; algo así como casi la punta de la cola del cocodrilo que parece Cuba. Llegaron a la Prisión Kilo 8, conocida por la distancia que la separa de la ciudad de Pinar del Río, a las 9 de la mañana como estaba fijada la visita cada dos meses.

Las horas pasaban y el pequeño se inquietaba, cuando a la una de la tarde el guardián lo condujo. Jeferson se encontró en un lugar inhóspito frente a un hombre delgado que dice ser su papá; eso porque en realidad son desconocidos. Nunca han vivido juntos. Encerrado en el denso espacio, la desesperación del niño resultaba imposible de calmar. Lloró y gritó porque quería salir y regresar a casa.

Esa noche, Jeferson se durmió muy tarde; se hizo pipi y caca en la cama. Su papá debe estar muy triste, pero no puede comunicarse con él, pues en esa prisión no hay teléfono y las cartas no llegan. Taciturno, triste, inquieto, el niño no quiere ir a la escuela, y una vez allí se aleja de los demás, no desea jugar y tiene mal carácter. Aniley Puente, su mamá, está muy preocupada y merece apoyo y solidaridad.

Indudablemente, la tortura psicológica está incidiendo en la salud mental y física de Jeferson. No necesita un psicólogo, requiere con urgencia su padre. Ese integrante de los 75 que fueron llevados a las cárceles injustamente durante la Primavera de 2003 por el delito de haber perdido el miedo y pretender ejercer su derecho a la libertad de expresión. Fidel Suárez Cruz es un hombre joven que se mantiene firme en sus convicciones, pero padece profundamente por los sufrimientos causados a su hijo y su esposa, añadidos a su injusto y cruel cautiverio.

Otros hijos de los 59 prisioneros de conciencia de los 75 que permanecen encerrados, están sometidos a muchas tensiones, privaciones y represión. También lo están los pequeños y ancianos de unos 250 prisioneros políticos pacíficos cubanos.

¿Acaso no pueden cumplir con los horarios de visita, poner un teléfono y respetar la correspondencia en la Prisión Kilo 8? Estos presos deben ser liberados y sus familias respetadas.

Firman carta de protesta por golpiza a compañero de infortunio
Por Roberto Santana Rodríguez

7 de marzo de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – El preso político y de conciencia, miembro de la causa de los 75 Fidel Suárez Cruz, entregó una carta al jefe de la cárcel provincial de Pinar del Río, al occidente de la Isla, también conocida como Kilo 5 y medio en la que protesta por la golpiza que sufriera el reo Ariel Hernández Paula.

Hernández Paula en la madrugada del pasado 24 de febrero recibió una golpiza cuando a la hora del recuento de presos leyó un comunicado en recordación de los pilotos de Hermanos al Rescate derribados por aviones cubanos en 1996.

Según el reporte de Monseñor Ricardo Santiago Medina Salabarría hecho llegar a este reportero por su esposa la señora Katia Sonia Véliz Martín la misiva fue firmada por los reos políticos Alejandro García Farah y Manuel Pérez Soria y en ella se responsabiliza y acusa de la golpiza a Hernández Paula al Teniente Coronel Jesús Hernández Gómez.

La carta no pudo ser firmada por más presos políticos recluidos en kilo 5 y medio debido a la premura en su redacción y a fuertes medidas de seguridad tomadas por la policía política del penal que impidieron circulara en el mismo. Medina Salabarría aseguró que Hernández Paula tuvo que ser hospitalizado a causa de los golpes recibidos.

Preso de los 75 en celda de castigo
Por Roberto Santana Rodríguez

22 de noviembre de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Fidel Suárez Cruz se encuentra en celda de castigo por 21 días al negarse a permanecer en un destacamento de la cárcel pinareña Kilo 5 ½, informó su esposa la señora Anisley Fuentes.

Suárez Cruz fue trasladado el 15 de noviembre pasado a Kilo 5 ½ desde la cárcel matancera de Agüica y su esposa precisó que ahora se encuentra en una celda de uno por uno (metros), sin posibilidades de ser sacado al sol, entre otras restricciones.

“Hoy, 21 de noviembre fui a verlo, porque está estipulado, que luego de un traslado le pertenezca al reo una visita de aseo de 30 minutos, y no me lo dejaron ver”, señaló Anisley a este reportero, y añadió: “Él (Suárez Cruz) desde que lo encarcelaron, ha estado aislado en una celda, no sé por que no se lo permiten en Kilo 5 ½”.

Fidel Suárez Cruz, de 34 años, residente en Manuel Lazo, Sandino, en Pinar del Río, en el extremo occidente de de Cuba, es miembro de Partido Pro Derechos Humanos, afiliado a la Fundación Andrei Sajarov, y además bibliotecario independiente. Fue condenado en la ola represiva que desató el gobierno de Castro en la primavera del 2003 y padece de hipertensión arterial, gastritis, problemas de audición y nefríticos, entre otros.

Finalmente, Anisley Puentes opinó: “mi opinión es la peor de esta prisión, porque ya el recibimiento, no fue bueno. Mucho maltrato, mucha demora para atenderme. Tuve que insistir y no me dejaron verlo. Sólo me dicen que está castigado, así mismo, que está castigado por 21 días”.

Esposa de preso político denunció la represión de las autoridades
Por Roberto Santana Rodríguez

24 de marzo de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – La señora Anisley Puentes Varela, esposa del preso político Fidel Suárez Cruz denunció el castigo al que las autoridades del Penal Agüica, en Matanzas, someten al reo de conciencia, consistente en la suspensión de las visitas desde el pasado 28 de diciembre porque se niega a vestir la ropa de preso y a pararse en firme a la hora del recuento.

La señora Puentes dijo que en una carta sacada clandestinamente del penal Fidel le comunicó que permaneció 1 mes y 9 días en celda de castigo y que entre 4 personas lo levantaron y dejaron caer en varias ocasiones provocándole dolores en la espalda y que está durmiendo en el cemento sin colchón y a oscuras.

"Fidel me aseguró que no cederá a las presiones de las autoridades, que insisten en que esa prisión es modelo y que no pueden tenerlo vestido de manera diferente a la reglamentaria. Esa es su postura y yo la respeto, pero de todas maneras seguiré asistiendo a las visitas", indicó la señora Puentes y agregó: "Están siendo muy duros con él, Fidel tiene familia, una madre enferma de 70 años y un hijo de 2 que tuvo hepatitis y él no pudo verlo".

Fidel Suárez Cruz reside en la occidental localidad de Sandino, Pinar del Río. Es miembro del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, afiliado a la Fundación Andréi Sajarov y es además bibliotecario independiente. En marzo de 2003 fue detenido como parte de la ola represiva de ese año y condenado a la pena de 20 años de cárcel.

Prisionero de conciencia incomunicado

CAIBARIÉN, 11 de marzo (Ibrahim Dionisio Rodríguez, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El preso político Fidel Suárez Cruz permanece incomunicado desde el 2 de noviembre de 2004 en la prisión de Agüica, en la provincia Matanzas.

La esposa del Suárez Cruz, Aniley Fuentes Varela, informó desde Pinar del Río que su cónyuge se encuentra en celda aislada y que estuvo 21 días en un calabozo de castigo por negarse a usar el uniforme de reo.

"Temo por la vida de mi esposo" precisó la señora Varela, que ha recibido noticias de fuentes carcelarias sobre los maltratos y golpizas propinados a Suárez por los guardias del penal.

El prisionero de conciencia padece varias enfermedades, como la pérdida de la audición, cálculos renales, amebas enquistadas, desgaste en una vértebra, y su peso corporal ha disminuido notablemente.

El opositor fue detenido durante la Primavera Negra de Cuba. Forma parte del Grupo de los 75 y fue condenado a veinte años de prisión en la causa #2 de 2003.

Incomunicado reo de conciencia por no vestir uniforme

SANTA CLARA, 10 de febrero (Guillermo Fariñas Hernández, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El prisionero político y de conciencia, miembro de la causa de los 75, Fidel Suárez Cruz, se encuentra incomunicado y castigado en una celda tapiada de la prisión matancera de Agüica desde finales del año pasado.

"Mi esposo se niega a vestir el uniforme de los reclusos comunes, por lo que está vistiendo sólo ropa interior, a pesar de las bajas temperaturas de la presente temporada invernal en la llanura Habana-Matanzas, lo que podría traer consecuencias desastrosas para su salud", expresó vía telefónica a Cubanacán Press Anisley Puentes Varela, esposa de Suárez Cruz, desde Pinar del Río.

La cónyuge del preso político dijo, además, que desde el 21 de diciembre de 2004 no tiene comunicación con su esposo, por lo que acusa a las autoridades represivas de violar lo reglamentado, y los responsabiliza con la integridad física de Suárez Cruz.

El prisionero de conciencia fue sentenciado a 20 años de cárcel durante la ola represiva de 2003. Es miembro del Partido Pro-Derechos Humanos de Cuba, afiliado a la Fundación Andrei Sajarov, y padre de un adolescente de 13 años.

Suárez, que también es director de la biblioteca independiente "San Pablo", reside en el municipio Sandino, en la provincia Pinar del Río, en el occidente del país. La prisión se encuentra a 400 kilómetros de su hogar, lo que es considerado por sus familiares como un castigo adicional al encarcelamiento.

Dentro del régimen penitenciario cubano existen los llamados "presos plantados", quienes se niegan a vestir el mismo uniforme que los asignados a los presos comunes. El gobierno adoptó un informe amarillo para los condenados políticos hasta finales de la década de los años 70, cuando impuso el traje gris-azulado para cualquier tipo de preso. Los que no aceptan este uniforme tienen que vestir prendas interiores, como es el caso de Suárez Cruz.

No le permiten el aseo personal a reo de conciencia

 

SANTA CLARA, 16 de agosto (Guillermo Fariñas Hernández, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - La señora Aniley Puente Varela, esposa del prisionero de conciencia Fidel Suárez Cruz, informó que en la visita del día 4 de agosto a su cónyuge, oficiales  de la prisión matancera de Agüica no le permitieron pasar el aseo personal.

 

Puente Varela explicó vía telefónica que un reeducador de apellido Gaínza y el jefe del centro penitenciario la intentaron chantajear con que si quería pasar el aseo tenía que quitar los alimentos que le llevaba a su esposo, a lo que ella se negó. Los gendarmes alegaron que cumplían órdenes del alto mando.

 

También mostró preocupación Puente Varela porque su esposo está confinado en una celda que se moja cada vez que llueve, no lo sacan al sol como está reglamentado y padece de cálculos en los riñones. Ella lo encontró muy pálido con ostensible falta de peso corporal.

 

Este reo de conciencia, condenado de modo sumarísimo a 20 años de privación de libertad en la llamada Primavera Negra de Cuba, ocurrida en el 2003, es miembro del ilegal movimiento 20 de Mayo, y a su arresto se desempeñaba como director de la biblioteca independiente "San Pablo" del occidental municipio de Sandino.

 

380 kilómetros de recorrido y espera de 6 horas para visitar a preso político

LA HABANA, 17 de junio (Moisés Leonardo Rodríguez Valdés, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - Después de un recorrido de más de trescientos kilómetros para visitar a su esposo en la prisión de Agüica, en Matanzas, y una espera de más de seis horas en el penal, Aniley Puentes Varela no pudo finalmente entregar todos los alimentos que llevaba para su esposo, el prisionero político Fidel Suárez Cruz.

Aniley, quien viajó desde el día anterior con su bebé y su madre desde la Finca La Irene en el poblado de Manuel Lazo, en la provincia de Pinar del Río, expresó a René Montes de Oca Martija, fuente de esta información, que dicha negativa habría sido en represalia luego de que Suárez Cruz se negara a ser trasladado a un destacamento junto a presos comunes de alta peligrosidad, por lo que se le mantenía en celda de castigo.

Suárez Cruz y Puentes Varela son miembros del Partido Pro Derechos Humanos dirigido por René Montes de Oca.