Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


Síntesis biográfica de Félix Gerardo Vega Ruiz


Félix Gerardo Vega Ruiz, de 35 años edad. Hijo de Félix Vega y Xiomara Ruiz. Detenido el 1 de febrero de 2003; acusado de los supuestos delitos de desobediencia, resistencia y desacato. Fue condenado a 7 años de privación de libertad. Además le aumentaron 6 meses por desacato dentro de la prisión al no acatar el reglamento penitenciario, por considerarse un preso plantado. Es
Miembro del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, afiliado a la Fundación Andrei Sajarov.

En los primeros tres años de prisión, ha estado en seis prisiones, tres en La Habana, dos en Ciudad de La Habana y ahora se encuentra en la cárcel matancera de Canaleta.

Durante el tiempo que ha estado en prisión ha sido golpeado por sus carceleros, agredido por prisioneros al servicio de los gendarmes de la prisión; ha denunciado incansablemente las violaciones de derechos humanos que se cometen en las prisiones cubanas. En reclamo a estos derechos ha realizado ayunos y participado en múltiples actividades.

Sus padres Félix Vega y Xiomara Ruiz son activos miembros del Partido Pro Derechos Humanos y su madre participa en actividades de las Damas de Blanco y ha incursionado en el periodismo independiente.

Dirección: Calle 70 #6422 e/ 64 y 63. San José de las Lajas, Provincia Habana, Cuba.
Familiar que lo atiende: Pilar Xiomara Ruiz. CI 47053008133


ARTICULOS:

¡Libertad para el que clama Libertad!
Agreden a reo político en la prisión 1580
Patean a opositor encarcelado
Aumentan seis meses más la condena de Félix Gerardo Vega

Trasladan a Félix Gerardo Vega al Combinado

Trasladan de prisión a preso político
Carta de un preso politico desde una celda en Quivicán
Golpean a opositor encarcelado Félix Gerardo Vega Ruiz
Prisionero político trasladado a prisión de Quivicán
Agreden con arma blanca a preso político en prisión de Guanajay
Apuñalan a Preso Político en la Cárcel de Guanajay
Humillan a familiares de preso político
Varias denuncias de la prisión Guanajay

¡Libertad para el que clama Libertad!
Por Carlos Oyarce / PayoLibre

15 de febrero de 2006

El traslado de presos políticos dentro de las prisiones cubanas a sitios distantes, a cientos de kilómetros de sus hogares, es un método usualmente utilizado por quienes dirigen el departamento de atención a reclusos en el país.

En el último mes han sido trasladados René Montes de Oca Martija, Emilio Leyva Pérez, el Monseñor Ricardo S. Medina Salabarría, Miguel Valdeolla Pérez y otros destacados presos políticos más, por eso cuando supe del traslado de Félix Gerardo Vega Ruiz hacia Canaleta, la noticia no me sorprendió.

Vega Ruiz, oriundo de San José de las Lajas en Provincia Habana, ha pasado por seis prisiones en los cerca de tres años que lleva encarcelado cumpliendo una condena de siete años y medio. De este tiempo, la mayor parte ha permanecido fuera de su provincia, en violación del reglamento de Tratamiento a los reclusos que sus mismos violadores han subscrito internacionalmente.

Acaso sea por su valentía y firmeza que este luchador pacífico, de 35 años de edad, está recibiendo el trato más inhumano que se le puede brindar a un prisionero. Digno sucesor de los plantados de antaño, Vega Ruiz se yergue y desde los rincones más recónditos lanza sus denuncias hacia el mundo civilizado, para que los crímenes y vejaciones que se cometen contra los presos cubanos, y de los que es testigo, no queden impune.

Antes de ir a prisión Félix era un opositor apenas conocido, siempre lo mismo a firmar un documento como a recoger firmas para el mismo, preocupado por las precarias condiciones de los presos políticos se dedicaba a conseguir víveres: azúcar, pan, cigarros o cualquier otra cosa capaz de aliviar la situación de los opositores en cautiverio. Sin embargo, es en la cárcel donde ha experimentado su madurez política, ganando lo mismo el reconocimiento de sus hermanos de lucha como el odio y ensañamiento de sus verdugos.

Más de trescientos Presos Políticos, entre ellos 16 bibliotecarios independientes cuyo único delito es romper la censura a la lectura, conviven con el dolor y vencen la muerte cada día en la isla prisión. Sus guardianes son testigos del valor que poseen, como dijera nuestro Martí: “El déspota cede a quien se le enfrenta, no a quien se le humilla, con su única manera de ceder que es desaparecer. A los que le desafían respeta, nunca a sus cómplices.”

No sabemos sí fue Vega Ruiz quien llenó de carteles antigubernamentales la prisión 1580, a lo que obedeció, supuestamente, su traslado, pero, lo que sí sabemos y podemos afirmar a viva voz es que el Presidio Político Cubano vive, mantiene su esperanza en la victoria y desde nuestra humilde posición clamamos al mundo, representando a todos los presos políticos cubanos en la figura de Félix y exigimos: ¡Libertad para el que clama Libertad!

Carlos Oyarce es Coordinador del Proyecto de Bibliotecas Independientes en Miami

Agreden a reo político en la prisión 1580
Por Roberto Rodríguez Santana

20 de noviembre de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Félix Gerardo Vega Ruiz, miembro en San José de las Lajas, La Habana, del Partido Pro Derechos Humanos, afiliado a la Fundación Andrei Sajarov, fue víctima de un ataque en la prisión 1580, de San Miguel del Padrón, en la capital, por parte del reo común Hector Lawton, quien esgrimió un arma blanca en su contra, según informó su mamá, la señora Xiomara Ruiz, quien lo visitara el pasado 14 de noviembre.

Vega Ruiz, de 34 años, cumple una condena de 7 años por los “delitos” de desobediencia, desacato y resistencia.

Según su mamá, Xiomara, el incidente terminó sin mayores consecuencias, pero el reo político fue conducido, esposado, de inmediato a una celda de castigo y al agresor no se le levantó causa alguna.

La riña se desató, según Xiomara, sin causa aparente. “El reo común agredió a mi hijo y al este ripostar los golpes, le sacó el cuchillo”, narró la madre.

Por otra parte, Xiomara calificó como horribles las condiciones en que tuvo lugar la visita a su hijo, la cual se desarrolló en un pequeño cubículo de metro y medio cuadrado dividido por una reja de gruesas cabillas, teniendo que permanecer el reo político de un lado y sus familiares del otro, estando encerrados todo el tiempo con un candado.

“No cabíamos sentado en el pequeño banco, su padre estuvo todo el tiempo de pie, los alimentos se derramaban al no caber por la abertura del enrejado que nos separaba. Pienso que este es un intento más de la seguridad del estado para desestabilizar psicológicamente a mi hijo y a nosotros sus familiares”, concluyó Xiomara Ruiz.

Patean a opositor encarcelado
Por Roberto Santana Rodríguez

30 de julio de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – El opositor pacífico Félix Gerardo Vega Ruiz fue pateado por un oficial de la prisión 1580 el pasado 24 de julio por negarse a formar a la hora del recuento de prisioneros, informó su madre, la señora Pilar Xiomara Ruiz Lamas, quien identificó al uniformado como de apellido La Cruz.

Al recibir el golpe, Vega Ruiz cayó sentado en el piso y fue conducido a celda de castigo siendo amenazado por el agente de ser encausado por desacato. El activista de Derechos Humanos cumple siete años por una sanción conjunta basada en los supuestos delitos de desobediencia, resistencia, desacato y convicción.

"En la 1580 se cometen muchas violaciones a los Derechos Humanos, eso allí es un antro de tortura. Mi hijo llegó a ver a un preso que tenían colgado por las manos, esposado, con las puntas de los pies que no tocaban el piso. Todos esos horrores se ven allí. él ha sido golpeado porque no forma, no pasa recuento, no se acoge a la educación", señaló la señora Ruiz Lamas.

Ruiz Lamas señaló además que su hijo es hipertenso y que no les dan las medicinas con regularidad y las condiciones en las que se encuentra son infrahumanas con mala alimentación e higiene y con la perenne amenaza, además, de ser víctima de una fechoría por parte de presos comunes que lo hacen a cambio de recibir prebendas de la Seguridad del Estado.

Aumentan seis meses más la condena de Félix Gerardo Vega
Por Mario Servando Pérez

18 de julio del 2005

Sanciona Tribunal Popular al preso político Félix Gerardo Vega Ruiz a 6 meses por desacato este 15 de Julio, según informa Pilar Xiomara, madre del reo que recibió llamada telefónica de su hijo en la noche del mismo día.

Félix Gerardo que se encuentra cumpliendo sanción en la prisión habanera 1580, había sido advertido de que si continuaba incumpliendo las reglas penitenciarias de “reeducación” en lo referente a participar en el recuento diario de su destacamento sería llevado al tribunal popular, acto que se ejecutó a puertas cerradas sin abogado defensor.

“Me tuvieron en celda de castigo durante 10 días, desde el 9 de junio al 19. A los 7 días del encierro en celda me llevaron a la estación número 11 de la Policía Nacional Revolucionaria ubicada en la barriada capitalina de San Miguel del Padrón, donde me hicieron un expediente, acusado de Desobediencia por no cumplir las normas de ‘reeducación’.

“Tuve que resistir las presiones para doblegar mi voluntad que al fin no lograron y tuvieron que llevarme nuevamente al destacamento. El 15 de Julio fui sancionado a 6 meses”, afirmó Félix.

El pasado 11 de Julio, en la visita reglamentaria a la prisión, Félix Gerardo Vega Ruiz relató a sus padres Pilar Xiomara y Gerardo y también a este corresponsal los acontecimientos sucedidos en la prisión durante el paso del ciclón Emily, los cuales fueron patéticos. Estuvieron sin tomar agua potable por más de 48 horas. Concentraron el día 8 del mismo mes, previo al paso del ciclón, a reos de 3 destacamentos (más de 240 hombres en total) en una habitación de 70 metros cuadrados durante 20 horas. El amontonamiento era tremendo, no podían acostarse en el suelo porque no había espacio. Se mojaron la mayoría porque habían paredes con celosías por donde entraba el viento con agua de lluvia y algunos trataron de tapiar con nylon, pero era totalmente inútil. No había fluido eléctrico por lo tanto no había bombeo de agua, esto motivó que pasadas las 48 horas, y ya en las barracas del destacamento, se produjo un incidente al borde de la violencia donde los presos del destacamento, al cual pertenece Félix, se alteraron. Gritaban desesperadamente pidiendo agua para tomar, daban golpes en las rejas. Ante tal situación, vinieron los policías carcelarios que trataron de explicar lo que acontecía en la capital del país que estaba en iguales condiciones que ellos por falta de agua debido al colapso del sistema eléctrico nacional y más tarde trajeron un tanquecito de 35 galones de agua para 81 personas a emplear en tomar, lavarse la boca y bañarse. La situación se mantuvo durante varios días siguientes hasta que se normalizó.

“Félix ha sufrido mucho durante estos últimos meses, —Afirmó Pilar Xiomara Ruiz, Dama de Blanco y madre de Félix Gerardo— recientemente fue aislado por orden de la Seguridad del Estado y el Departamento Técnico de Investigaciones en una celda de la enfermería de la prisión 1580, el pasado 19 de mayo, y posteriormente trasladado al Hospital de la prisión del Combinado del Este”.

La información la obtuvo mediante una carta atrasada de su hijo llegada a sus manos y conducida por personas confiables. Refiere más adelante Pilar que su hijo llevaba internado en ese penal más de 4 meses y no le habían dado atención médica adecuada a pesar de que padece de hipertensión crónica y en el penal no hay medicamentos apropiados para tal dolencia.

Recientemente, el 8 de junio, llevaron a Félix al hospital de la prisión del Combinado del Este, en el vehículo jaula totalmente tapiado sin ventilación y en día muy caluroso junto con otros 14 reos, pero no pudieron completar el estudio de análisis clínicos ni tampoco el electrocardiograma, además los documentos archivados dentro de su historia clínica se habían extraviado tiempo atrás.

En el regreso en horas del medio día el vehículo jaula se detuvo a mitad de camino por falta de combustible. Con el calor intenso, el hacinamiento, la falta de oxigeno, algunos reos esposados tuvieron que esperar largo tiempo hasta que trajeran combustible para el carro jaula. Hubo un desmayo y los guardias se mantuvieron indiferentes ante el inhumano suceso.

En la enfermería de la prisión Félix estuvo ingresado 12 días y en la sala habían reos con enfermedades infecciosas con peligro de ser contaminado, principalmente de hepatitis B.

En otro orden de información, la Dama de Blanco, relata otros sucesos de la prisión 1580 conocidos del boletín Luz entre las Tinieblas, documento manuscrito clandestino de los presos políticos que relata las violaciones de los derechos humanos dentro del penal:

Colocan y hacen estallar un petardo de fabricación casera, este 20 de mayo, en el patio de los destacamentos número 13 y 14 causando gran ruido. Inmediatamente después, el Destacamento Técnico de Investigaciones y el Departamento de la Seguridad del Estado del penal se hicieron cargo del asunto. No descubierto los autores, detuvieron al reo común menor de edad nombrado Rosendo, del Destacamento número 13 y lo trasladaros para Villa Marista, lugar tenebroso de interrogatorios policiales. Devuelto nuevamente para el penal, Rosendo fue internado en una celda de castigo donde permaneció 21 días en huelga de hambre para demostrar su inocencia. Reincorporado para su destacamento, contó posteriormente el preso sospechoso, que en Villa Marista los oficiales interrogadores lo presionaban, usando todo tipo de artimañas, indagando sobre la forma actuar de los presos políticos de la prisión para descifrar conexión con los hechos del petardo, dándole a entender que René Montes Oca Martija, en libertad desde el 18 de mayo, Norberto Dorta Sánchez y Félix Gerardo Vegas Ruiz, aislado en celda del puesto medico, eran los autores intelectuales del supuesto hecho terrorista.

Otra información de interés es que estuvo en delicado estado de salud el preso Alberto Díaz al ser inyectado en vena, este 1 de junio, con el antibiótico, cuyo nombre comercial es Rosefín. Este le produjo al reo una violenta reacción por la que pudo haber muerto. El antibiótico fue ordenado por el personal facultativo de la enfermería debido a una severa infección testicular prolongada y mal atendida.

Por último, el Boletín informó que un recluso nombrado Lázaro hace dos años atrás se cayó del último piso de la litera y se afectó la médula espinal de la columna vertebral, a consecuencia de este accidente el preso se encuentra en silla de ruedas. Si Lázaro es sometido a operación puede volver a caminar pero no existen las posibilidades ni las facilidades para lograrla.

Reportó: Mario Servando Pérez

Centro de Información Atenas
18-julio de 2005

Trasladan a Félix Gerardo Vega al Combinado

San José de las Lajas, 11 de Febrero de 2005
www.adcuba.org

El prisionero político Félix Gerardo Vega Ruiz, ha sido trasladado en este mes desde la prisión de Quivicán a la prisión 1580 en San Miguel del Padrón, Ciudad de la Habana.

Vega Ruiz, miembro del Partido Pro Derechos Humanos afiliado a la Fundación Andrei Sajarov, cumple una condena de 7 años y ha mantenido una actitud firme durante el tiempo que lleva en las mazmorras castristas, dando a conocer a la opinión publica las denuncias de violaciones de derechos humanos que se cometen en Cuba en los centros penitenciarios.

Félix Gerardo Vega Ruiz, destacado activista del Municipio San José de las Lajas, ha realizado varias huelgas de hambre y otras protestas por las condiciones carcelarias deficientes y el mal trato dado a los prisioneros en dicho centro de reclusión. Había sido amenazado de muerte por el teniente coronel Wilfredo, jefe de la prisión en Quivicán. Al ser trasladado se encontraba en celda de castigo por su valiente postura.

La información fue dada a Acción Democrática Cubana por Mariana Carballo Vocera del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba afiliado a la Fundación Andrei Sajarov.

Trasladan de prisión a preso político

LA HABANA, Cuba - 30 de diciembre (Roberto Santana Rodríguez / www.cubanet.org) - El preso político Félix Gerardo Vega Ruiz, miembro del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, afiliado a la fundación Andrei Sajarov fue trasladado el pasado 26 de diciembre de la prisión 1580 en San Miguel del Padrón a la cárcel matancera Canaleta, informó su señora madre, Pilar Xiomara Ruiz, quien dijo, además, que las autoridades carcelarias no dieron explicaciones, pero se supone que el traslado se produjo como represalia contra su hijo, ya que se le acusa de ser el responsable de la aparición de carteles antigubernamentales en la 1580 el pasado 24 de diciembre.

Félix Gerardo Vega Ruiz, de 35 años, fue condenado a 7 años de privación de libertad por los supuestos delitos de desobediencia, resistencia y desacato.

"Desmiento públicamente lo que dice el régimen acerca de que cada recluso cumple sanción en su provincia. Mi hijo, en tres años que lleva preso, ha estado en seis prisiones, tres en la Habana, dos en Ciudad de La Habana y ahora en Matanzas", enfatizó la madre del reo político, quien aseguró que esos traslados los ordena la Seguridad del Estado con el fin de desestabilizarlo. "Son especialistas en hacer sufrir al pueblo de Cuba", expresó finalmente.

CARTA DE UN PRESO POLÍTICO DESDE UNA CELDA EN QUIVICAN

La siguiente carta ha sido enviada a Carlos A.Oyarce, Director y Webmaster de Acción Democrática Cubana por Félix Gerardo Vega Ruiz, quien cumple una condena de 7 años en las cárceles del régimen de Fidel Castro, por sus ideas políticas. Dicha misiva fue redactada cuando se encontraba en la prisión de Quivicán. En estos momentos ha sido trasladado a la prisión Combinado del Este en Ciudad de la Habana. Por la importancia y trascendencia de esta carta, Net for Cuba International solicitó la autorización para su posterior publicación y divulgación.

Octubre 23, 2004

Dios, Amor, Paz, Libertad, Democracia.

Hermanos de lucha,
Hermanos de la fe:

Sr. Carlos Oyarce,

Con la fe de la honradez y la fuerza digna de nuestra lucha, me dirijo a usted, por encargo de todos los cubanos, y en especial de todos los hermanos presos de conciencia que hoy nos encontramos sufriendo injustos encarcelamientos en las mazmorras del dictador Castro. Hermanos, antes que nada deseo que al recibo de la presente se encuentre en unión de todos los hermanos del exilio, rebosando de infinita salud, paz, y sobre todas las cosas, mucha fe, con la ayuda de nuestro señor Jehová Dios.

Señor Oyarce, desde el lugar mas aislado de la prisión de Quivicán, desde la celda numero 4, el preso de conciencia confinado Félix Gerardo Vega Ruiz, perteneciente al Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, afiliado a la Fundación Andrei Sajarov, luchador incansable de los Derechos Humanos de Cuba, le hace esta sincera y confortable escritura, para que sepa usted el trabajo que llevo a cabo a pesar de encontrarme encarcelado.

Los hombres de ideales justos y principios fraguados, estamos bien definidos. Y nuestro mayor anhelo, es la libertad, no solo de todos los presos políticos, también de nuestra Cuba, es por eso que aunque sufrimos el horrendo dolor del presidio, no flaqueamos, ni claudicamos, luchamos contra la dictadura en estas cárceles, con honor y principios, exigiéndole con nuestras posiciones de rebeldía y protesta, que no torturen ni golpeen a los presos, que se les brinde atención medica y que se les brinde una alimentación adecuada, como personas humanas y otras violaciones mas. Esta lucha diaria la llevamos a cabo de muchas maneras y con un objetivo. En ocasiones cuando somos golpeados injustamente o cualquier violación que se cometa, nos sometemos a huelgas de hambre en protesta, ponemos carteles en las puertas de las celdas, expresando nuestros ideales, no cumplimos con el plan que los esbirros uniformados de verde de Castro, le llaman reeducación, no usamos ropa de presos bajo ningún concepto y todo nuestro sacrificio es con el objetivo de poder denunciar con la ayuda de nuestros hermanos de lucha que se encuentran gozando de la hermosa libertad y todos ustedes desde el exilio, demostrar al mundo entero y la humanidad, que en Cuba no existen Derechos Humanos, lo demostramos con hechos palpables y vividos, porque vivimos en el monstruo y le conocemos sus entrañas. Demostrar que el pueblo de Cuba realmente vive bajo una dictadura totalitaria asesina.

Hoy no me detengo a pensar en el dolor que me consume dentro de estas rejas, pues predico la verdad de nuestra lucha hermosa y transparente a todos los presos comunes, como se predica el Evangelio en la Palabra de Dios. Hoy muchos presos en la Prisión de Quivicán están de lado de la verdad, se han sumido a nuestra causa, aunque sus nombres no se sepan y eso me enorgullece, y si perezco en nuestra lucha, moriré en paz. Mi fe acompañará a los demás cubanos a disfrutar de la segura victoria.

Quiero que usted sepa que en la prisión de Quivicán, todos los presos de conciencia que habemos, estamos consagrados a una hermandad y trabajamos unidos, estamos llevando a cabo una libertad muy hermosa y humana “la actividad de la vela”. Todos los miércoles prendemos una vela a las 8:30 PM por 10 minutos, acompañada de oraciones en el nombre de Jehová Dios, oramos por todos los hermanos cubanos, que han perecido en el mar en busca de libertad, y hoy más de 30 personas, están sumadas a la actividad.

Hermano incondicional de lucha y de la fe, aprovecho la oportunidad para felicitarlo a usted y todos los hermanos que trabajan en la brillante idea de la ayuda humanitaria de medicamentos y otras cosas mas, pues realmente es algo importantísimo, ya que en este infierno, hermano, uno de los trabajos psicológicos y macabros del Departamento de la Seguridad del Estado, consiste en privarnos de todo tipo de atención medica a los presos de conciencia, personalmente yo le agradezco su brillante trabajo, pues son ustedes nuestro pasal principal. Con su apoyo la vida del Presidio, se nos torna con menos dolor.

Señor Oyarce, la lucha de todos los presos de conciencia en esta prisión es pacifica, pero con mucho valor y sentido. El día 16 de octubre fui golpeado brutalmente e injustamente por los esbirros de esta prisión. El día 17 fue golpeado nuestro hermano incondicional Virgilio Marante Guelmes y Alexander Fernández Rico y nos lanzamos a una huelga de hambre, también sumándose nuestro hermano Carlos Martín Gómez, que vive confinado en la celdas de castigo de esta prisión; huelga en protesta y rebeldía, poniendo carteles y en ellos expresando y exigiendo: libertad, democracia, etcétera, y hacerle saber a la humanidad, el motivo de nuestra huelga. La misma se extendió hasta el día 22, a las 5 PM. Reconozco que las huelgas de hambre, consumen nuestra salud, pero dijo nuestro Apóstol José Martí, que el hombre que clama, vale más que el que suplica. El que insiste, hace pensar al que otorga. Y los derechos se toman, no se piden, se arrancan, no se mendigan.

Deseo que me salude a todos los hermanos que se encuentran en el exilio y especial a todos los que pertenecen a su organización, y a usted queda estimándole y sirviéndole su hermano de lucha y de la fe, plantado hasta la libertad y la democracia en Cuba,

Félix Gerardo Vega Ruiz,
Partido Pro Derechos Humanos de Cuba,
Afiliado a la Fundación Andrei Sajarov.

“Los hombres que ceden, no son los que hacen a los pueblos, sino los que se revelan. El déspota cede a quien se le encara, con su única manera de ceder; que es desaparecer: No cede jamás a quien se le humilla. A los que le desafían; respeta: nunca a sus cómplices”

José Martí

¡Vivan los Derechos Humanos!
¡Viva Cuba Libre!


Golpean a opositor encarcelado Félix Gerardo Vega Ruiz
por Roberto Santana Rodríguez

LA HABANA, Cuba - 3 de agosto de 2004 (Cubanet) - El opositor pacífico Félix Gerardo Vega Ruiz fue pateado por un oficial de la prisión 1580 el pasado 24 de julio por negarse a formar a la hora del recuento de prisioneros, informó su madre, la señora Pilar Xiomara Ruiz Lamas.

Al recibir el golpe, Vega Ruiz cayó sentado en el piso y fue conducido a una celda de castigo, donde fue informado por un agente que podía ser encausado por desacato. El activista de derechos humanos cumple siete años de privación de libertad, acusado de desobediencia, resistencia y desacato.

"En la prisión 1580 se cometen muchas violaciones, aquello es un antro de tortura. Mi hijo llegó a ver a un preso que tenían colgado por las manos, esposado, con las puntas de los pies que no tocaban el piso. Todos esos horrores se ven allí. Él ha sido golpeado porque se niega a formar, y no se acoge al régimen de reeducación", señaló la señora Ruiz Lamas.

La madre del prisionero señaló también que su hijo es hipertenso y que no les dan las medicinas con regularidad, y que las condiciones en las que se encuentra son infrahumanas. Además, es víctima de las fechorías de los presos comunes, quienes reciben prebendas de la Seguridad del Estado.

Prisionero político trasladado a prisión de Quivicán

11 de junio de 2004

San José de las Lajas, Cuba – El Prisionero Político Félix Gerardo Vega Ruiz, que cumple una condena de siete años fue trasladado de la prisión de Guanajay, el pasado Viernes, 4 de junio, informó Delfín Rodríguez Hernández, Delegado Provincial del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba afiliado a la Fundación Andrei Sajarov en la Habana.

Félix Vega pertenece al Partido Pro Derechos Humanos de Cuba afiliado a la Fundación Andrei Sajarov y a la Confederación de Trabajadores Democráticos de Cuba y ha mantenido durante su encarcelamiento una postura firme y desafiante al régimen,
realizando prolongadas huelgas y actividades contestaría desde dentro de la prisión.

Durante tres días la familia no supo del paradero de Vega, " Hasta que el lunes nos montamos en una moto el padre de Vega y yo" - relata Delfín Rodríguez fuente de la información - "y después de recorrer las prisiones de Voisin y Melena, lo encontramos en Quivicán"

La familia de Vega pudo verle el pasado 8 de junio en la prisión de Quivicán. Sus familiares confirmaron que Vega se encuentra firme en sus convicciones políticas y desde Quivicán envía un saludo a todos los opositores de la Isla y a sus hermanos en el Exilio.

Fuente de Información: Carlos Oyarce

Agreden con arma blanca a preso político en prisión de Guanajay

LA HABANA, 19 de mayo de 2004 (Moisés Leonardo Rodríguez Valdés, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - El preso político Félix Gerardo Vega Ruiz fue agredido con armas blancas por la espalda por dos reclusos comunes, sin motivo aparente, mientras hablaba por teléfono con su madre el día 9 de mayo desde la prisión de Guanajay, en la provincia Habana. Durante la agresión, Vega Ruiz recibió sólo una herida leve gracias a la intervención del reo conocido como "El bolo".

Xiomara Ruiz Lamas, madre de Vega Ruiz, miembro al igual que su hijo del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba (organización afiliada a la Fundación Andrei Sajarov), destaca que amigos de Félix Gerardo, entre ellos Orlando Zapata Tamayo, habían sido encerrados con candado en la celda ante de ocurrir la agresión referida.

Félix Gerardo cumple una condena de ocho años de privación de libertad bajo los cargos de "desacato al gobernante Fidel Castro" y "convicción", de los cuales ha cumplido dos.

Vega Ruiz, activista del Partido Pro Derechos Humanos en San José de las Lajas, ha realizado varias huelgas de hambre y otras protestas por las condiciones carcelarias deficientes y el mal trato dado a los prisioneros en dicho centro de reclusión.

Xiomara Ruiz afirmó también que el teniente coronel Wilfredo, jefe de la prisión, ha amenazado de muerte a su hijo.

Apuñalan a Preso Político en la Cárcel de Guanajay

13 de mayo de 2004

San José de las Lajas– El Prisionero Político, Félix Gerardo Vega Ruiz, que cumple una condena de 7 años en la cárcel de Guanajay, Provincia La Habana, fue agredido por reclusos comunes, quienes le propinaron una puñalada el pasado 9 de Mayo del año en curso, dijo Maritza Lugo desde la Oficina de Plantados Hasta La Libertad Y La Democracia en Cuba.

El opositor se encontraba llamando por teléfono, ya que le habían suspendido la visita conyugal, cuando fue agredido a traición, afortunadamente Vega Ruiz se encuentra en estos momentos fuera de peligro y recuperándose de la herida recibida, declaró Luis González Medina, Coordinador Provincial en La Habana del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, afiliado a la Fundación Andrei Sajarov a la oficina de Plantados.

La madre del agredido Xiomara Ruiz, ha lanzado un llamado de auxilio internacional por la vida de su hijo y de todos los presos políticos, ya que según ella, hechos como este, no deben ocurrir en una cárcel de mayor rigor y responsabiliza al gobierno cubano por la seguridad de su hijo.

Vega Ruiz es miembro del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba Afiliado a la Fundación Andrei Sajarov y ha mantenido una postura de preso plantado, durante todo el tiempo que injustamente ha estado encarcelado, destacando un ayuno de 83 días, que casi le cuesta la vida.


Humillan a familiares de preso político

Jaruco, 28 de Abril de 2004

El prisionero político, Félix Gerardo Vega Ruiz, miembro del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba afiliado a la Fundacion Andrei Sajarov, quien cumple sanción de siete años, en la prisión de Guanajay, ha recibido una vez mas atropellos por parte de la guarnición de este penal.

Esta vez, los hechos ocurrieron durante la visita familiar que recibió el pasado viernes, 23 de abril del año en curso, cuando su esposa al terminar la visita que le correspondía fue requisada y obligada a desnudarse completamente.

Estos inmorales hechos también los padeció la madre de Vega, la opositora Xiomara Ruiz, en anterior visita. A ninguna de ellas le ocuparon material alguno, lo cual es la mayor preocupación de estos esbirros.

Lamentablemente estas prácticas vienen ocurriendo con relativa frecuencia en diferentes cárceles de Cuba.

También deseamos dar a conocer que Xiomara Ruiz y Félix Vega, padres de este opositor han sido amenazados por la policía política y se les ha prohibido reunirse con los opositores de San José de las Lajas.

Informó: Israel García López, Coordinador en Jaruco, del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, afiliado a la Fundación Andrei Sajarov

Dado a Carlos Oyarce por Maritza Lugo, desde la oficina de Plantados Hasta la Libertad y la Democracia en Cuba.

Varias denuncias de la prisión Guanajay
Por René Montes de Oca Martija

19 de enero de 2004

La Habana - PayoLibre

- El 20 de diciembre del año recién concluido fue salvajemente golpeado el recluso conocido por "bola de carne". Enrique, jefe del orden Interior y otros oficiales fueron los autores del crimen. Hechos como estos cometidos por las autoridades carcelarias contra los reclusos suceden a diario en los centros de tortura de castro.

- El 19 de diciembre de 2003, las autoridades carcelarias de Guanajay en provincia Habana, le suspendieron la visita conyugal al prisionero político Félix Gerardo Vega Ruiz. En virtud a tan drástica medida Vega Ruiz le expresó a la militar encargada de los pabellones que era una corrupta, lo que trajo un desenlace fatal para el opositor pacífico pues fue encerrado por 5 días en la celda de castigo.

- El 28 de noviembre del 2003 las autoridades carcelarias acudieron al terror psicológico contra la sufrida población penal en la prisión Guanajay, provincia Habana, cuando decenas de militares entraron al recinto penitenciario y cerraron todas las puertas. Los gendarmes requisaron celda por celda, posteriormente el 29 de noviembre Wilfredo, el jefe de la prisión instó a los prisioneros a colaborar con las autoridades. Los reclusos en Cuba son sometidos a condiciones infrahumanas de vida y no tienen un futuro cierto en la crítica situación que enfrentan en la cárcel de castro.

- Policía política de castro y autoridades carcelarias de la prisión Guanajay, de provincia Habana, en contubernio con tropas boinas negras y militares de la prisión Melena, efectuaron una fuerte requisa en la cárcel Guanajay el 23 de diciembre de 2003, donde el prisionero político Orlando Zapata Tamayo fue conducido hasta las oficinas de orden interior y fue salvajemente torturado por dichos militares castristas. Después lo llevaron al área especial donde le partieron los pómulos y lo llenaron de hematomas.

Desde La Habana, reportó Rená Montes de Oca Martija, Secretario General del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba Andrei Sajarov. Dado a Martha Tamargo el día 14 de enero de 2004.