Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


Síntesis biográfica de Fabio Prieto Llorente

Nacio el dia 11 de marzo del 1963. Edad: 47 años.
Periodista independiente en Isla de la Juventud (Isla de Pinos). Su madre es la Sra Miranta Llorente Torres y tiene una hermana, Lourdes Prieto. Se inició en el periodismo independiente en 1997 en la agencia HavanaPress. En los últimos dos años trabajó independiente.
Fue condenado a 20 años de prisón. El domingo 1 de febrero fue trasladado a la prisión Kilo 8, procedente de la Prisión de Guanajay. Está alojado en las celdas de "Medidas de régimen de máxima severidad".
Su familia reside en Calle 47 #2811, Apto. 6, e/ 28 y 30, Nueva Gerona, Isla de la Juventud.
Trasladado el 18 de enero de 2005 hacia El Guayabo, en Isla de Pinos.

Desterrado a España
Fecha de arribo: 19 de agosto de 2010.


 

ARTICULOS:

Se deteriora salud bucal de prisionero de conciencia
Restringen llamada a prisionero de conciencia
Hostigan a prisionero de conciencia cubano
Otro cáncer en el alma

Causa agonía a madre de reo de los 75 espera por llamada
Agreden a reo de conciencia con gases lacrimógenos
Preso de conciencia renuncia a tomar el sol
Oficial agrede físicamente a preso de conciencia
En huelga de hambre periodista en prisión pinera
Carta Abierta de prisionero de conciencia
En huelga de hambre prisionero de los 75 en Isla de Pinos
Impiden a Fabio Prieto Llorente conocer su nieta

Tortura y más tortura
Prisionero de conciencia en terribles condiciones
Acosan a prisionero de conciencia en Isla de Pinos
Requisan a prisionero de conciencia en Isla de Pinos
Escarmientan a militares
Carta Abierta por Fabio Prieto Llorente
Por qué estoy preso?
Denuncian negligencia médica en la prisión el Guayabo de la Isla de la Juventud
En celda de castigo prisionero de conciencia
Requisan a familiares de prisionero de conciencia
Aprovechan las oportunidades
Reprimen a familiares de prisioneros de conciencia
Golpean en el rostro a Fabio Prieto Llorente
Golpean y ponen en celda de castigo a reo de los 75
Trasladan hacia Isla de Pinos a Fabio Prieto Llorente
Carta abierta al Comité Central del PCC por Fabio Prieto
Continúa protesta el Prisionero Político Fabio Prieto Llorente
Denuncian represión contra periodista independiente encarcelado
En Cuba también lloramos (poema)
Un tercer Año Más
Periodista encarcelado obligado a convivir con presos comunes
Periodista independiente denuncia terribles condiciones carcelarias
Quebrantada salud de periodista independiente encarcelado
Celebran vigilia familiares de Fabio Prieto
Carta de Fabio Prieto Llorente
Recrudecen golpizas en Kilo 8
Fabio y Eladio
RSF está preocupado por periodista en huelga de hambre desde el 11 de agosto
Un periodista prisionero de conciencia cubano en huelga de hambre

Inicia huelga de hambre periodista encarcelado

Prisionero de la Causa de los 75 se suma a huelga de comunes

Periodista encarcelado restablece comunicación con su familia
Denuncian torturas psicológicas en la cárcel de kilo 8
Libertad para los 75 presos de conciencia
Describe reo de conciencia su celda de confinamiento
Los amores del periodista Fabio Prieto
En celda de aislamiento el periodista Fabio Prieto
Campaña: Apadrine a un preso...
Periodista independiente en celda de castigo
Trasladan a periodista independiente a galera de presos comunes
En pésimas condiciones de confinamiento periodista de Isla de la Juventud

Se deteriora salud bucal de prisionero de conciencia
Clara Lourdes Prieto Llorente

7 de julio de 2010

Isla de Pinos, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente, luego de pedir por 3 meses atención estomatológica, debido al deterioro de su salud bucal, dijo que al fin fue atendido pero de forma insuficiente y con mala calidad, que los dolores de muela y el deterioro de su dentadura continúan.

En una nota de Prieto Llorente, sacada de prisión clandestinamente, dice a su familia que “aquí en Cuba los médicos son como las langostas que sólo están disponibles para la exportación o los turistas”.

Fabio Prieto Llorente padece: Enfisema pulmonar, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), acentuación en la trama, hernia hiatal, duodenitis crónica, espina bífida, Hipertensión Arterial, alergia medicamentosa, dolores en la espalda y articulaciones, sufre de pesadillas constantes, reseques de la boca y entumecimiento de la lengua al despertar; ha expectorado sangre. Cuando entró a prisión sólo padecía de hemorroides.

Fabio ha permanecido por alrededor de siete años en celdas de aislamiento, ha pasado varios meses sin sol.

Fabio Prieto Llorente, de 47 años de edad, cumple una condena de 20 años, desde marzo de 2003. Fue declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional. Su familia reside en Calle 47 #2811 apto. 6 e/ 28 y 30, Nueva Gerona, Isla de la Juventud, Cuba.

Clara Lourdes Prieto Llorente es Dama de Blanco y reportera a cargo de la Agencia de Prensa Independiente Isla de Pinos.

 

Restringen llamada a prisionero de conciencia
Clara Lourdes Prieto Llorente

7 de julio de 2010

Isla de Pinos, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente, en la llamada telefónica de 25 minutos semanales correspondiente al miércoles 23 de junio, y con la custodia de varios funcionarios de Orden Interior del penal, trató de informar a su familia sobre sus padecimientos.

Según Fabio, uno de los oficiales con orden de escuchar toda la conversación con sus familiares, lo interpeló y colgó el teléfono violentamente, y le dijo que sus problemas de salud sólo son de dominio interno del penal, que no puede informar al exterior.
A Fabio le tienen prohibido hablar sobre cualquier tema relacionado con el penal, por lo que ya es costumbre que le cuelguen el teléfono, pero esta vez hablaba de su persona.

Fabio Prieto Llorente a penas pudo conversar 5 minutos con su familia, conversación que coincidía con la despedida de su mamá, la Sra. Ramona Mirtha Llorente, de 75 años de edad y enferma de leucemia linfática crónica de células B (LLC-B), que salía al día siguiente como exiliada para los Estados Unidos de América, y víctima también del acoso y hostigamiento que el gobierno cubano ha emprendido contra su Familia.

Clara Lourdes Prieto Llorente es Dama de Blanco y reportera a cargo de la Agencia de Prensa Independiente Isla de Pinos.

 

Hostigan a prisionero de conciencia cubano

20 de abril de 2010

(Radio Martí) - Desde la cárcel El Guayabo, en la Isla de la Juventud, el prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente, denunció que es víctima de acoso y persecución por parte de las autoridades del penal.

Según relató a Radio Martí la periodista independiente, Magalys Norvis Otero, los carceleros le han interrumpido y cortado las conversaciones telefónicas a Prieto Llorente, prohibiéndole así comunicarse con sus familiares.

El prisionero de conciencia, condenado a 20 años tras las rejas durante la Primavera Negra de Cuba, dijo en la última conversación que sostuvo con su hermana, que "le están diciendo que no hable y le están faltando el respeto". Inmediatamente después, la llamada fue interrumpida.

La hermana de Prieto Llorente, Clara Lourdes Prieto Llorente, afirma que esta situación ha estado ocurriendo desde hace alrededor de un mes.

El activista encarcelado se encuentra en delicado estado de salud debido a que, hasta hace apenas cuatro meses, vivió el resto de los siete años en celdas de castigo, informó su hermana.

 

Otro cáncer en el alma

Por Don Alternán Carretero

Mirtha Ramona Llorente tiene un cáncer galopando por su sangre. La leucemia lleva muchos años tratando de derrotarla. No recuerda cuándo le empezó. Pero en su memoria no se apaga aquel miércoles 19 de marzo de 2003 en que la policía política cubana le instaló otro cáncer en el alma.

Hacía apenas ocho días que su hijo, Fabio Prieto Llorente, había cumplido los cuarenta años. Un desmesurado operativo militar invadió la casa del periodista independiente cubano, la revolcó sin decencia ni escrúpulos, se llevó a Fabio esposado frente a todos sus vecinos, y la anciana sintió un dolor que nunca le ha inflingido la leucemia. Supo inmediatamente que lucharía entonces con dos enfermedades mortales.

Mirtha Ramona tiene ahora 76 años, hace siete anda de trotamundo, junto a su hija Lourdes, por las cárceles de Cuba. A Fabio lo han trasladado varias veces desde que en abril de 2003 lo condenaran a 20 años de prisión por ejercer el noble oficio de mostrarles la verdad a los demás.

Pero no lo han condenando a él sólo. Su madre, cargada de vejez y enfermedades, ha sido condenada triplemente: a soportar la angustia de tener un hijo preso injustamente, a viajar por el infierno que es la isla para llevarle unas vituallas y unas caricias y a ver crecer a su nieto Fabito, quien entonces tenía sólo catorce años, sin la presencia de su padre.

 

Causa agonía a madre de reo de los 75 espera por llamada
Eduardo León López

17 de septiembre de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – La espera por la llamada telefónica del prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente, causa agonía a familiares, informó Clara Lourdes Prieto Llorente, hermana del reo.

Las llamadas telefónicas de Fabio están indicadas semanalmente, pero la espera para que se produzca esta comunicación hace sentir gran agonía a la señora Romana Mirtha Llorente, madre del reo, puesto a que las autoridades del penal no tienen indicado un horario determinado para que se realicen.

La comunicación puede producirse en el intervalo de la mañana a la tarde, y el teléfono no pertenece a la familia.

A través de esta vía, los familiares tuvieron conocimiento de la descompensación de la presión arterial de Fabio Prieto Llorente, producto de la alteración causada por un fuerte dolor de muela.

Agregó la fuente que Fabio Prieto Llorente es bien estimado por los reos comunes, aunque a algunos, la Seguridad del Estado y las autoridades penitenciarias, los han utilizado para hostigarlo.

Hermanos Unidos, por vía telefónica, a través de la hermana del prisionero de conciencia, le envió apoyo espiritual. La hermana reside en Calle 30 #4903, e/ 49 y 51, Nueva Gerona, Isla de la Juventud, Cuba.

Fabio Prieto Llorente cumple una sanción de 20 años de cárcel, fue condenado en el Grupo de los 75. Está recluido en la prisión El Guayabo, Isla de la Juventud, Cuba.

Eduardo León López es presidente de la organización Hermanos Unidos.

 

Agreden a reo de conciencia con gases lacrimógenos
Belinda Salas Tápanes

19 de junio de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero político Fabio Prieto Llorente fue agredido con gases lacrimógenos, por las autoridades de la prisión El Guayabo en la Isla de la Juventud, donde se encuentra recluido, el pasado lunes 8 de junio, comunicó el reo vía telefónica.

Los hechos ocurrieron en horas de la mañana. Prieto Llorente reclamó el mejoramiento de las condiciones carcelarias y los oficiales hicieron caso omiso a sus demandas, por lo que el reo comenzó a gritar consignas en contra del gobierno, y a pedir que sean respetados los derechos humanos.

“El tóxico de estos gases me irritó la piel, me afectó un poco los ojos, y la respiración, esto no es más que una de las tantas violaciones que se cometen a diario en las cárceles de Cuba, en franca violación con las reglas mínimas de atención al recluso”, declaró Prieto Llorente.

Fabio Prieto Llorente, de 47 años de edad, fue encarcelado en marzo de 2003 y sancionado a 20 años de prisión, y declarado prisionero de conciencia por amnistía internacional.

 

Preso de conciencia renuncia a tomar el sol
Clara Lourdes Prieto Llorente

26 de mayo de 2009

Isla de Pinos, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente renunció el pasado 20 de mayo a su hora de sol, en la prisión El Guayabo de Isla de la Juventud, en protesta por el asedio constante de la policía carcelaria, informó el reo en esa misma fecha por vía telefónica.

Según el prisionero de conciencia, el asedio consiste en agresiones físicas, constantes requisas y otros hostigamientos en la celda en que está recluido.

Prieto Llorente agregó que está pasando por una crisis producto a la espina bífida, a lo que suma una tos constante y expectoraciones.

Fabio Prieto Llorente, de 46 años de edad, condenado a 20 años de prisión en la primavera del 2003, padece además de Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), duodenitis crónica, hipertensión arterial, dolores en las articulaciones y dolor de cabeza, entre otros males. Su lugar de residencia se ubica en calle 47 #2811, Apto. 6, e/ 28 y 30, Nueva Gerona, Isla de la Juventud, Cuba.

 

Oficial agrede físicamente a preso de conciencia
Juan Carlos Fonseca Fonseca

19 de marzo de 2009

Isla de la Juventud, Cuba – www.PayoLibre.com – Un oficial de Orden Interior, alias Chaolín, dio por sorpresa dos empujones al prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente, cuando este tomaba su hora de sol, el pasado 19 de febrero, y lo desafió abiertamente para que Fabio peleara con él.

Según el reo, el propio oficial le hizo saber durante la agresión que su ira se debía a una denuncia que Fabio había hecho. Chaolín entrena en defensa personal a los militares. Fabio, desde ese día, renunció a su hora de sol.

Prieto Llorente permanece en celda de castigo desde su llegada a este recinto penal, en enero de 2006.

La Sra. Ramona Mirtha Llorente, madre de Fabio, manifestó su constante desvelo y preocupación por la integridad física y psíquica de su hijo. Ella responsabiliza a la Seguridad del Estado cubano por el deterjo de la salud de Fabio.

Fabio Prieto Llorente, periodista y bibliotecario independiente, fue condenado a 20 años en marzo de 2003. Padece de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, Enfisema pulmonar, Acentuación en la trama, Hipertensión Arterial, Duodenitis Crónica, Hemorroides, dolores de espalda y articulaciones, se la entumece la lengua y engarrotan las manos al despertar.

La familia de Fabio Prieto Llorente hace un llamado a la opinión pública internacional para que interceda ante las autoridades gubernamentales en Cuba, y se ponga fin a este injusto encierro. La familia reside en Calle 47 #2811, apto. 6, entre 28 y 30, Nueva Gerona. Isla de la Juventud, Cuba.

 

En huelga de hambre periodista en prisión pinera
Clara Lourdes Prieto Llorente

4 de febrero de 2009

Isla de Pinos, Cuba – www.PayoLibre.com – Desde el pasado 28 de enero el periodista independiente Fabio Prieto Llorente, prisionero de conciencia del Grupo de los 75, se encuentra en huelga de hambre en la prisión El Guayabo de Isla de la Juventud, informó el también prisionero de conciencia Rolando Jiménez Pozada.

Prieto Llorente adopta esta posición en protesta por los alimentos que le sirven a los reos en bandejas sucias.

Lo más preocupante para los familiares es que cuando encarcelaron a Prieto Llorente sólo padecía de hemorroides, luego de casi 6 años, la mayoría de ellos en celdas de castigo y bajo el acoso de la policía política, padece de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), acentuación en la trama, duodenitis crónica, hipertensión arterial, alergia a medicamentos, dolores en las articulaciones y espalda, y se despierta en las noches con la boca reseca y las manos engarrotadas.

Fabio Prieto Llorente, de 45 años de edad, fue condenado a 20 años de prisión en la Causa de los 75. Su familia denuncia ante la opinión pública internacional e instituciones de derechos humanos, los tratos crueles y despiadados a que es sometido Fabio, al igual que muchos prisioneros políticos.

Agencia de Prensa Independiente Isla de Pinos.

 

Carta Abierta de prisionero de conciencia

Fabio Prieto Llorente

2 de febrero de 2009


7 de enero del 2009.

A: Raúl Castro Ruz
Presidente de la República de Cuba.

Prisión El Guayabo, Isla de Pinos, Cuba – www.PayoLibre.com – Sr., según el órgano de propaganda de su partido “Granma” del 20 de diciembre pasado, usted propuso en Brasil canjear a sus espías presos en EE.UU. por los prisioneros de conciencia que usted mantiene en sus inmundas ergástulas.

Yo, uno de los rehenes no acepto trueques humillantes. Los espías atrapados en Estados Unidos son asunto suyo y de aquel país. Los periodistas y defensores de los Derechos Humanos encarcelados es problema de usted con el esclavizado pueblo de Cuba y la conciencia de la Humanidad. No mienta. Nosotros no somos asalariados de nadie, usted lo sabe perfectamente. Si quisiéramos dinero o cualquier otra prebenda estaríamos colaborando con su policía política; la propuesta es permanente, pero el bienestar sin libertad deshonra.

El poder de Estados Unidos no tiene autoridad para negociar nada con respecto a nosotros, puede exigir -y eso esperamos de él- nuestra libertad incondicional como debió hacer su amigo el Presidente de Brasil, lo han hecho mandatarios de otros países y debe hacer toda persona que se respete.

Con esa declaración sólo confirma lo que usted y su hermano no se habían atrevido a reconocer, somos rehenes de su régimen, otras víctimas de su cruel sistema, como lo fueron Huber Matos, Mario Chanes de Armas y otros miles de deportados de nuestro país, “con familia y todo”, luego de cumplir muchos años de perversa prisión. ¿Cuándo le haga falta chantajear de nuevo al mundo y silenciar las voces de dentro, no encarcelará otros opositores? ¿No los encerrará o fusilará si la coyuntura se presta para ello? En la primavera negra (2003) nos enterró vivos, pudo tapiar miles, escogió más de 75 y fusiló otros desafectos. Tenga claro esto: no somos norteamericanos, somos cubanos, sólo que anhelamos ver nuestra patria libre de odio y venganza, limpia de mentiras, corrupción y esclavitud.

En ese mismo escrito que Granma llama “conferencia de prensa” usted pregunta: “¿Gestos de qué? ¿Gestos para qué? ¿Para que gestos al país agredido y pequeño?” Yo le pregunto: ¿No somos los cubanos que sufrimos bajo su bota, los verdaderos “pequeños” en esta historia? Algunos con sus buenas intenciones pueden creer alguna capacidad en usted para hacer gestos. No son gestos lo que precisa Cuba, son CAMBIOS. Cambios para que los cubanos no seamos deportados y calumniados por su totalitarismo. Cambios para acabar con el apartheid impuesto por sus militarzotes y dirigentes contra su propio pueblo. Cambios para vivir en libertad, prosperidad y democracia.

Afirmó en sus declaraciones que no es tan urgente la suspensión del embargo. Usted y sus acólitos moran lujuriosas mansiones mientras este ciudadano de a pie, sufre y ve sufrir a los desposeídos de este país. Usted es el máximo responsable de lo que sucede en Cuba y a Cuba, (Ud.) debía ser capaz de buscar soluciones dialogadas a los problemas que nos afectan, sea el embargo de los EE.UU. o el bloqueo interno, este último ha convertido la nación cubana en un barracón de esclavos, a base de represión, eso que llaman doble moral y que en la práctica significa inmoralidad total y el egoísmo feroz impuesto por sus seguidores.

El Presidente de Brasil Luíz Inácio Lula Da Silva apuntaló sus declaraciones, por eso quiero hacerle llegar este mensaje “No existen dictaduras buenas y malas, todas son malas. Lo fue la de Pinochet y peor es la de los Castro. Usted llama a que otros respeten la diversidad que ninguna dictadura respeta. Mal empieza la necesaria unidad latinoamericana si comienza apañando regímenes fascistas.

Sr. Castro, podía aducir en su defensa la incomparabilidad en desarrollo de Estados Unidos y Cuba. Las condiciones de una prisión en aquel país y este. He leído en sus medios de propaganda que sus espías trabajan, no han emitido una queja con respecto al trato que reciben de sus carceleros. Se comunican por diferentes medios incluyendo Internet, con el mundo entero. Se quejaron una vez de comer chuleta de cerdo 3 días seguidos, de permanecer 17 meses en el hueco, unas celdas de 4 metros de largo y 2 de ancho.

En múltiples ocasiones he denunciado las condiciones infrahumanas a que estamos sometidos. El único sazón que usan en la elaboración de nuestros alimentos es ajo porro, si hay. Los alimentos se colorean con azúcar quemada. Nunca hemos comido chuleta de cerdo. El plato fuerte consiste en picadillos de subproducto animal y soya, lo entregan hervido, podrido y hasta con gusanos nos lo han ofertado. Recibimos de funcionarios y oficiales acoso y venganza avista o solapada. Pronto cumpliré 6 años en huequitos. La celda en que me encuentro ahora sin ser la más pequeña de las que he estado mide 3 metros de largo y 2 de ancho.

No puedo escribir cartas, porque los militares exigen, violando sus propias leyes, las entregue abiertas, para evitar que escritos como este salgan de la prisión. Hace más de 4 meses me quitaron los 25 minutos de llamadas telefónicas semanales. La única posibilidad de comunicarme con mi familia es por la visita cada 2 meses, de 2 horas, con 2 familiares. Por el tiempo en que llevo en prisión me corresponden visitas con 3 familiares. El agente de la policía política encargado de la prisión dice: “con más visitas saldrían más noticias de la prisión”. De cómo sobrevivimos en la prisión y las cosas que suceden, otros de mi causa han escrito libros, también CUBANET y otras páginas de Internet publican noticias de nuestra situación.

Hace más de 10 años mi familia y yo sobrevivimos bajo una inhumana persecución, agravada con mi encarcelamiento, todo porque un día decidí no continuar callado ante los desmanes de su dictadura.

Señor Raúl Castro, (Ud.) subestima al pueblo cubano al difundir la falsedad de que sólo su partido puede sostener la independencia, usted es una persona de la tercera edad, acostumbrado a dar órdenes. Con sus declaraciones en Brasil demostró que la diplomacia no es para usted. Apártese, para Cuba ya es hora. Deje a este pueblo construir en paz un futuro mejor.

En huelga de hambre prisionero de los 75 en Isla de Pinos
Tania Maceda Guerra

1 de febrero de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del Grupo de los 75 Fabio Prieto Llorente se declaró en huelga de hambre en la prisión El Guayabo de Isla de Pinos, el pasado 28 de enero, en reclamo de higiene para su alimentación, pues las comidas no sólo son servidas en mal estado sino en bandejas sucias.

El relator de derechos humanos, el abogado prisionero de conciencia Rolando Jiménez Pozada, dijo por vía telefónica el 31 de enero de 2009 que otro reo nombrado Francisco Rangel Sánchez acompaña a Fabio en la protesta.

Prieto Llorente se encuentra muy mal de salud a causa de los 6 años de prisión, la mayoría de los cuales ha permanecido en estrechas y húmedas celdas de castigo. Padece de Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), acentuación en la trama, hemorroides, hipertensión arterial, duodenitis crónica, hígado graso y alergia.

Fabio Prieto Llorente, de 45 años de edad, cumple una condena de 20 años impuesta en marzo de 2003, por ejercer el periodismo independiente. Pertenece al Consejo de Relatores de Derecho Humanos de Cuba, y su lugar de residencia es en Calle 47 #2811, Apto. 6, e/ 28 y 30, Nueva Gerona, Isla de Pinos, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Impiden a Fabio Prieto Llorente conocer su nieta
Eduardo León López

26 de enero de 2009

La Habana – www.PayoLibre.comClara Lourdes Prieto Llorente dijo a Hermanos Unidos (HU) que su hermano, el prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente, fue visitado el pasado 7 de enero por la hija y la sobrina del reo, y que las autoridades del penal le impidieron pasar a la nieta para que pudiera conocerla, alegando que sólo se permitían dos personas.

La hermana del prisionero comunicó que Fabio, quien fue condenado en la primavera del 2003 a 20 años, se encuentra en la prisión de máxima severidad El Guayabo, en la Isla de la Juventud, con visitas cada 2 meses y donde no tiene comunicación telefónica, por averías en las líneas, según las autoridades penitenciarias.

Al referirse al estado de salud del reo, Clara Lourdes dijo que presenta varios padecimientos, entre los que se encuentran enfisema pulmonar, hipertensión arterial, hemorroides sangrantes, se le engarrotan las manos y mucha resequedad en la boca, y se nota que pasa hambre.

Agregó que el preso de conciencia sufre hostigamientos, como la orientación de los militares a reos comunes de que lo agredan, interrupción del sueño en cualquier hora de la noche con golpes de candado en las rejas, etc.

Clara Lourdes Prieto Llorente reside en Calle 30 #4903 e/ 49 y 51, Nueva Gerona, Isla de la Juventud, Cuba.

Eduardo León López es el presidente de Hermanos Unidos.

 

Tortura y más tortura

Fabio Prieto Llorente – prisionero de conciencia

12 de diciembre de 2008

Prisión El Guayabo, Cuba – www.PayoLibre.com – Preparando el recrudecimiento de la ofensiva terrorista que la Seguridad del Estado implementa en contra del autor de este informe (del 16 de noviembre del 2008) desde hace casi 6 años, los militares se personaron a las 3:00 a.m. frente a la celda en que me encuentro, haciendo sonar el candado como si fueran a abrir la reja. Al preguntar “¿qué pasa?”, se retiraron sin pronunciar palabra. No pude dormir más.

Días antes depositaron en la celda de al lado a René López Cosi. Este provocador ya había tenido problemas con Rolando Jiménez Pozada, otro preso de conciencia de esta prisión.

López Cosi estuvo faltándome el respeto durante 15 días. Me amenazó con echar mierda y orine para dentro de mi celda y gritó las más asquerosas ofensas. Tuve que golpear la reja con un pomo para que los militares reaccionaran y lo sacaran del pasillo donde permanezco aislado. Sólo ponen al acercarse la visita familiar algún preso escogido en este pasillo.

López Cosi, hijo de un funcionario retirado de esta prisión, ha cumplido muchos años de cárcel. Los demás presos le llaman “el combatiente”, por su declarada colaboración con los militares.

La Seguridad del Estado aprovecha la incomunicación para lanzar este tipo de ataque, que les permite también aterrorizar a mis simpatizantes dentro de la prisión.

Siguiendo el mismo plan me realizan constantemente requisas: rompieron un libro, revuelven mis papeles y se los llevan si lo consideran subversivo. En una de las últimas requisas el oficial Liranza sustrajo una tendedera y el tapón de la manguera por donde hace más de 2 meses sale un chorro de agua al día. Estos objetos los aprovecho para hacer ejercicios y aliviar mis dolores de espalda.

La hora de sol que supuestamente me corresponde les sirve para hostigarme. La dan si les parece. El 31 de octubre el funcionario Alexis (nunca dan sus nombres completos) no quiso abrir la reja de la celda, quitó el candado y dijo:

–Ábrela tú si quieres –ese día no tomé la hora de sol. Al día siguiente hizo lo mismo. Empecé a gritar consignas anticastristas.

Vinieron los jefes haciéndose los desentendidos. A las 11:00 a.m. me sacaron al cajón de cemento a tomar sol. Los militares llaman a esto recreación.

La incomunicación feroz a que estoy sometido no cede. Le dije a Adolfo Feria, un preso que trabaja en el patio:

–Adolfito, consígueme un folleto de ingles.

–Fabio ¿Tu me quieres embarcar?, los guardias están oyendo.

Si lo pide otro preso el folleto llega sin inconvenientes, pero tratándose del autor amenazan con no sacarlos del destacamento. Trabajando en el patio no les pagan, así y todo los presos lo consideran un beneficio. Los reos de Mayor Severidad están en otro pasillo, les advierten tener cuidado con lo que hablan conmigo porque se pueden “complicar”.

Para trabajar en las celdas han seleccionado 3 guardias y un jefe. Desconfían de que algunos funcionarios hayan estado sacándome denuncias de la prisión. Saben que algunos militares manifiestan su simpatía con la causa que represento. No los expulsan porque los cubanos huyen de este tipo de empleo. Algunos militares llevan más de 2 años solicitando baja; los jefes se niegan a concederlas.

La incomunicación se extiende a la correspondencia. Los militares continúan con la exigencia de que las cartas tengo que entregarlas abiertas para leerlas y si les conviene darle curso. En más de 2 años no he escrito una carta a mi hijo o familia.

El teléfono tampoco funciona desde agosto. Los militares culpan a la Empresa Telefónica. Los presos afirman que los militares desconectan los teléfonos, algo que ha sucedido en otras ocasiones. La imposibilidad de tener radio, ventilador, TV, calentador, continúa. En los destacamentos de la prisión permiten sólo un TV para unos 80 reos.

Mi contacto con el mundo exterior se reduce a una visita familiar cada 2 meses, por 2 horas, con 2 familiares.

La comida, de pésima calidad y poca cantidad, ha llegado a arroz hervido de color amarillo, sin nada dentro o un arroz con agua, que llaman sopa. Leche entregaron en enero, y en noviembre reapareció un chocolatín por algunos días. Las autoridades afirman que contiene leche.

En cuanto a la situación con los presos comunes persisten los abusos, los amarran a la reja durante noches enteras, les dan golpes, los dejan sin colchón en las noches más frías, duermen directamente en la losa de cemento que sirve como cama. En ocasiones les niegan la asistencia médica.

Al corrupto régimen de Cuba no les basta con encarcelar ciudadanos cubanos bajo falsas y panfletistas acusaciones. Luego de sentenciarnos nos obligan a sobrevivir bajo un acoso constante, sin miramientos de ningún tipo.


Fabio Prieto Llorente es bibliotecario y periodista Independiente, Director de la Agencia de Prensa Independiente Isla de Pinos (APIIP), condenado a 20 años en marzo de 2003.

 

Prisionero de conciencia en terribles condiciones
Juan Carlos Fonseca Fonseca

31 de marzo de 2008

La Habana – www.PayoLibre.comFabio Prieto Llorente, prisionero de conciencia, sobrevive bajo terribles condiciones carcelarias.

En su llamada telefónica del pasado 26 de marzo, dijo padecer de un fuerte dolor de espalda, a la altura de los pulmones, que para dormir tiene que adoptar la posición boca abajo o del lado derecho, porque del izquierdo o baca arriba el dolor es insoportable.

Su cama es un banco de cemento con una fina colchoneta, de 1 pulgada de espesor. Junto a ella pone su colcha de taparse para mitigar el dolor, la frialdad, la dureza del banco y poder dormir algunos minutos.

Prieto Llorente padece de enfisema pulmonar, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), acentuación en la trama, hipertensión arterial, deudenitis crónica, hemorroides y alergia; y ha expectorado con sangre en ocasiones.

Fabio ha pasado, desde su encierro, varios meses sin luz eléctrica, caminar, coger sol, ni aire fresco; ha tenido que convivir con insectos y plagas de todo tipo, y ha sido afectado por las húmedas condiciones de la celda. Asimismo es aislado totalmente por las autoridades carcelarias de cualquier otro tipo de compañía humana, y es torturado física y psíquicamente. En ocasiones le han propuesto la compañía de un enajenado mental.

También fue agredido físicamente, en la prisión que ahora se encuentra, por un preso común que actuó en complot con la policía carcelaria, y en la prisión de Kilo 8, en Camagüey, un carcelero lo agredió. Otros intentos similares de agresión física han sido fallidos.

Fabio Prieto Llorente, de 45 años de edad, fue condenado a 20 años de prisión por ejercer el periodismo independiente. Es parte del grupo de los 75 encarcelados en marzo de 2003. Actualmente está confinado en la prisión El Guayabo, en Isla de la Juventud. Reside en calle 47 #2811, apto. 6, e/ 28 y 30, Nueva Gerona, Isla de la Juventud, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Acosan a prisionero de conciencia en Isla de Pinos
Tania Maceda Guerra

8 de marzo de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente denunció vía telefónica el pasado 5 de marzo el acoso a que es víctima por parte de los oficiales de la prisión El Guayabo, en Isla de Pinos.

Dijo el reo que le arrancaron la tendedera, por lo que se vio obligado a tirar la ropa mojada en el piso.

Añadió, que en la celda solitaria donde desde hace meses se encuentra, le suministran el agua llena de tierra e impurezas, tanto que da asco beberla.

Agregó Prieto Llorente, que a su sobrina Zenia Hechavarría Prieto, le prohibieron entrar en la pasada visita familiar reglamentaria y que un guardia lo injurió y lo empujó dentro de la pequeña celda donde convive con ratones y cucarachas.

Para finalizar, el recluso lanzó un llamado de auxilio al Comité de Protección a los Periodistas, a Reporteros sin Fronteras y a la Sociedad Interamericana de Prensa.

Fabio Prieto Llorente, de 44 años de edad, fue condenado a 20 años de privación de libertad en marzo de 2003 por ejercer el periodismo independiente. Reside en calle 30 #4903 e/ 49 y 51, Nueva Gerona, Isla de Pinos, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Requisan a prisionero de conciencia en Isla de Pinos
Juan Carlos Fonseca Fonseca

18 de diciembre de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Fabio Prieto Llorente, recluido en una celda de aislamiento en la prisión El Guayabo de Isla de la Juventud, fue objeto de una minuciosa requisa el pasado 11 de diciembre, víspera de su llamada telefónica a sus familiares.

Prieto Llorente, quien se encuentra muy enfermo, manifestó por vía telefónica, que los oficiales revolcaron todo y se llevaron sus poemas y denuncias.

Por otra parte, el reo denunció, que en el almuerzo del día 12, los reclusos de esa prisión recibieron como plato fuerte “picadillo cárnico” con gusanos, que el agua (que se supone sea de consumo humano) llega con fango y un alto contenido de impurezas.

A pesar del confinamiento y hostigamiento, Prieto Llorente denuncia las duras y críticas condiciones carcelarias en que sobrevive.

Fabio Prieto Llorente, de 44 años de edad, cumple una condena de 20 años. Reside en calle 47 #2811, apartamento 6, e/ 28 y 30 Nueva Gerona, Isla de la Juventud, Cuba.

 

Escarmientan a militares
Fabio Prieto Llorente

9 de diciembre de 2007

Prisión El Guayabo, Isla de Pinos – www.PayoLibre.com – En la prisión “El Guayabo”, arrestaron durante 48 horas a un militar que incumplió la orden de mantener aislado al autor de esta denuncia.

Según el jefe de Orden Interior, el 1er teniente Osmani (nunca dan sus nombres completos), los funcionarios me sacaban a la hora del aire libre que dan a los presos acompañados de reos comunes por humanidad, aunque concientes de que contravenían la orden de la superioridad. También al sacarme con otros presos disminuían su carga de trabajo.

Este no es el primer escarmiento a un funcionario por violar la orden de aislamiento absoluto contra mi persona. Anteriormente fue detenido un oficial por hacerme coincidir en el área de teléfono con el preso de conciencia Rolando Jiménez Pozada, quien sufrió un aislamiento de 4 años.

No se limitan a separarme de otras personas. El carteo se prohíbe, el intercambio de libros con otros reos se dificulta. Parte de la literatura que trae la familia se la lleva la Seguridad del Estado; dicen que la van a devolver pero no lo hacen.

Fabio Prieto Llorente es periodista independiente y prisionero de conciencia del Grupo de los 75. Fue condenado a 20 años de prisión.

Carta Abierta por Fabio Prieto Llorente

Ciudad de La Habana, 3 de diciembre de 2007 – PayoLibre


A: Cuerpo Diplomático y Prensa extranjera acreditada en La Habana y a la Opinión Pública Internacional.

Asunto: Situación actual del Preso de Conciencia Fabio Prieto Llorente, del Grupo de los 75. Condenado a 20 años, por ejercer el Periodismo Independiente y ser Bibliotecario Independiente.


Yo, Clara Lourdes Prieto Llorente, hermana de Fabio Prieto Llorente, quiero llamar la atención sobre la precaria y alarmante situación en que se encuentra recluido actualmente en la prisión “El Guayabo” en Isla de la Juventud.

Mi hermano padece de varias enfermedades, como son: Enficema Pulmonar, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), Duodenitis Crónica, Hipertensión Arterial, Hemorroides y Alergia a varios medicamentos (penicilina, ciprofloxacino, y otros).

Fabio permanece bajo terribles condiciones de aislamiento, es torturado física y psíquicamente. Este ensañamiento por parte de las autoridades carcelarias y la Seguridad del Estado, es por Fabio no querer convivir en destacamentos, por la experiencia que tuvo en la Prisión de Mayor Severidad Kilo 8, en Camagüey, a unos 1700 km. de ida y regreso de nuestra residencia en Nueva Gerona, Isla de la Juventud.

En la prisión Kilo 8, después de mi hermano haber hecho una Huelga de Hambre por alrededor de 22 días, con el objetivo de ser llevado a un destacamento y mejorar sus condiciones de vida, fue trasladado.

Al cabo de los días notó que se le perdían sus pertenencias. Uno de los reos que convivía allí, le confesó que la Seguridad del Estado había hablado con él y otros dos reos, y les dieron instrucciones para que lo fueran aniquilando poco a poco; les habían dicho que no debían robarles las cosas de una vez, sino de forma que Fabio no pudiera decir: “me cogieron esto o lo otro”, que debía ser lentamente.

El reo confiesa además, que les indicaron que tuvieran discusiones entre ellos que no le permitieran a Fabio estar tranquilo, para que no se pudiera concentrar ni leer.

Al cabo de dos años por su deterioro en la salud, el 16 de enero de 2006 fue sacado de esta prisión, y trasladado para la Prisión del Guayabo, donde he dado a conocer constantemente el incremento de la política de hostigamiento y persecución de que ha sido objeto Fabio y la familia, donde el 21 de marzo de 2006 mi hermano fue agredido físicamente por un recluso en un complot entre las autoridades carcelarias y la Seguridad del Estado.

Como ejemplo de esta crueldad expongo a continuación lo siguiente:

En llamada telefónica, el pasado 26 de septiembre de 2007, mi hermano me dice de las arbitrariedades y malos tratos que recibe por parte de las autoridades penitenciarias en cuanto al tratamiento médico de su ya muy deteriorada salud.

Desde el lunes 11 de septiembre avisó a las autoridades carcelarias de un dolor de oídos, y recibió como respuesta que no había médicos, que estos se estaban relevando. El jueves 13 fue que el médico lo atendió, ya para ese entonces, aparte de un fuerte dolor de oído, tenía una hinchazón que cubría la cara, al punto de que no podía masticar alimentos.

El viernes 14 le llevaron el medicamento indicado por el médico. Cuando la enfermera entrega a Fabio el medicamento (ampicillím), él ve que es en cápsula, pregunta si tiene penicilina (una de sus alergias), y está le responde que sí la tenía. Provisionalmente y por su cuenta la enfermera le da a Fabio 4 Eritromicinas que tenía en su poder, hasta que el médico lo volviera a ver e hiciera la solicitud del nuevo medicamento, el mismo Eritromicina, sin tener en cuenta la inexistencia del medicamento en el botiquín de la prisión, pues este se acabó, ya que se lo indicaron a varios reos sin observar la reserva.

Fabio dice que las consultas son frente a la celda, no lo llevan a la enfermería, pues eso sería un “alivio en su castigo”.

En la llamada telefónica del 21 de noviembre mi hermano me dice que existía la orden de no llevarlo al sol en compañía de otros reos, donde jugaba en la hora de sol diaria de lunes a viernes cancha o tenis y conversaba. Tampoco ponen a ningún reo castigado en celda cerca de él, para que no pueda hablar con nadie.

El 2do jefe de orden interior, 1er Tte. Mora, le dijo: “El problema es que tú eres muy buen periodista”, y otro oficial le dijo que si quería compañía le iban a poner a Miler (este es un recluso loco).


Clara Lourdes Prieto Llorente.
Miembro del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.
Teléfono en Ciudad Habana: 861 84 75
Dirección particular: Calle 47 # 2811 apto.6 e/ 28 y 30, Nueva Gerona, Isla de la Juventud, Cuba.

Por qué estoy preso?

Fabio Prieto Llorente

20 de octubre de 2007

Prisión El Guayabo – www.PayoLibre.com – En 1998, la primera vez que la Seguridad del Estado me entrevistó, me dijo:

–Fabio, aquí todo el mundo tiene que estar a la misma altura. El que saque la cabeza se la cortamos. Piensa como tú quieras, pero no lo digas. Porque si lo dices, te buscas problemas.

Al final, me condenaron a 20 años de cárcel, por eso, porque seguí hablando. Continué diciendo lo que yo pienso, porque nadie puede anular mi existencia.

Hace unos pocos días, un militar se me acercó y fingió darme un consejo. Me dijo:

–Fabio, ¿Por qué tú no vas para un destacamento?, allí lo único que tienes que hacer es: no hablar, no conversar con nadie. Mira, a nadie le importa tu causa, ni por qué estás preso.

Esta ignominia no sólo me hace reflexionar y hablar, sino que también denunciar, porque no sólo me condenaron a 20 años de privación de libertad, confinándome a una semi tapiada y estrecha celda, donde duermo sobre un banco de cemento, hago mis necesidades fisiológicas en un hueco en el suelo, convivo con insectos y roedores, me han enfermado de los pulmones, y destruido mi salud conjuntamente con mi familia, sino que la policía política también quiere, que aún enclaustrado, no manifieste lo que pienso.

Este es el colmo del ostracismo. Estoy injusta y despiadadamente condenado por dar mi opinión, sobre lo que me afecta a mí, a mi familia y a la sociedad donde vivo; sobre la vida de los cubanos, lo que está mal hecho, y ahora pretenden sacarme de la celda de confinamiento, con una mordaza sobre mi boca y exponer mi vida a las agresiones de los reos comunes azuzados por la policía política.

Soy Fabio Prieto Llorente, preso de conciencia del Grupo de los 75 y periodista independiente, desde la prisión El Guayabo, en Isla de Pinos, en contacto telefónico con el Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba, efectuado el 12 de octubre de 2007. Extingo una condena de 20 años de privación de libertad por ejercer el derecho a la libre expresión. Tengo 44 años y resido en calle 47 No. 2811 apto. 6 e/ 28 y 30. Nueva Gerona, Isla de Pinos, Cuba.

Denuncian negligencia médica en la prisión el Guayabo de la Isla de la Juventud

2007-09-22

Lamasiel Gutiérrez, Corresponsal en la isla de Misceláneas de Cuba

El preso político y de conciencia Fabio Prieto Llorente, informó vía telefónica a su hermana Clara Lourdes los dolores agudos que padece debido a una otitis media que no le permite casi ni masticar los alimentos.

“El pasado miércoles, día 17 de septiembre, mi hermano me expresó que además de la morosidad del médico en atenderlo, este hubo de recetarle un antibiótico que contenía penicilina. Ellos saben muy bien que Fabio es alérgico a este compuesto.”

En su último ingreso hospitalario casi muere por esta causa. La primera pastilla de sefalecina que tomó le provocó una serie de reacciones como diarrea, cefalea aguda, hemorroides sangrantes, etc.

Clara Lourdes, integrante de Las Damas de Blanco, finalizó expresando el temor que siente por la vida de su hermano, periodista independiente condenado a 20 años de privación de libertad que cumple en la prisión El Guayabo en la Isla de la Juventud.

http://miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=11743

Niegan asistencia médica a periodista independiente
Félix Reyes Gutiérrez – Cubanacán Press

15 de junio de 2007

Ranchuelo, Cuba – www.PayoLibre.com – Al reo de conciencia y periodista independiente, Fabio Prieto Llorente, recluido en la prisión “El Guayabo” de Isla de la Juventud, las autoridades carcelarias le niegan la asistencia médica, desde el pasado 10 de junio.

Según Juan Carlos Fonseca Fonseca, presidente del Club de Ex-Presos Políticos de Holguín, Prieto Llorente fue internado desde el pasado 22 de mayo en el hospital “Héroes del Baire”, de Nueva Gerona, principal ciudad de la otrora Isla de Pinos, debido a su precario estado de salud.

Prieto Llorente padece fuertes dolores en el pecho y la espalda, presión arterial con parámetros de entre 100 de mínima y 160 de máxima, hemorroides internas y externas con flujo de sangre, amigdalitis, infección en los riñones y un enfisema pulmonar agudo.

El agravamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) e inflamación en sus pulmones, fueron los padecimientos que debieron ser tratados al prisionero, pero los uniformados le privaron el tratamiento al regresarlo para el centro penitenciario el décimo día del corriente mes, cuando aún no habían finalizado los exámenes médicos y ante la negativa de los galenos.

Clara Lourdes Prieto Llorente, Dama de Blanco y hermana del también bibliotecario independiente, dijo: “Engañaron a los familiares y médicos del centro de salud, pues nos informaron que a Fabio, lo regresarían de inmediato al hospital para concluirle los exámenes, cosa que no se ha cumplido.

“Mi hermano aunque está ingresado en la enfermería de la penitenciaría, presentó a su retorno un cuadro diarreico, tuvo 39 ½ de fiebre, presenta dificultades para orinar, por lo que tiene un sondaje vesical permanente, y continúa con el sangramiento anal”.

Fabio Prieto Llorente, de 44 años de edad, fue condenado a 20 años de privación de libertad, durante la ola represiva desatada por el gobierno cubano contra la oposición pacífica de la isla en marzo del 2003.

Preocupados familiares de prisionero de conciencia
Tania Maceda Guerra

8 de junio de 2007

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – La Dama de Blanco Clara Lourdes Prieto Llorente, hermana del prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente, expresó su gran preocupación por la vida de este luchador pacífico, quien permanece hospitalizado desde el 21 de mayo en el Hospital local de Isla de Pinos.

Según expresó Clara Lourdes, este 5 de junio a la Fundación Cubana de Derechos Humanos, el eritro le resultó alterado (15) y se le mantiene la enfermedad obstructiva pulmonar crónica y el enfisema pulmonar.

La fuente dijo además, que el reo fue devuelto a la prisión sin que se le practicaran otras pruebas recomendadas por los galenos, porque según explicaron, "no habían camas disponibles".

Entre los exámenes pendientes, se encuentra una glicemia provocada y el estudio de la hipertensión arterial que recientemente le ocasionó un fuerte dolor precordial.

Fabio Prieto Llorente es periodista independiente y fue condenado a 20 años de cárcel durante la ola represiva de marzo de 2003. Actualmente se encuentra en la Prisión El Guayabo, en Isla de Pinos, lugar donde reside.

Carcelero le consume a reo saldo de tarjeta telefónica
Luis Esteban Espinosa

9 de abril de 2007

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – La siguiente es una nota enviada por el prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente desde la Prisión El Guayabo, en Isla de Pinos, a Juan Carlos González Leiva, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos, la cual fue leída por teléfono por su hermana la Dama de Blanco, Clara Lourdes Prieto Llorente, este 5 de abril:

“Denuncio que en el momento en que le enviaba el número de mi tarjeta telefónica al abogado y prisionero de conciencia Rolando Jiménez Pozada, el oficial anti drogas me lo arrebató con la ridícula justificación de que tengo un código secreto para comunicarme con los demás presos. Con esta acción el oficial impidió la llamada de Jiménez Pozada y dijo que él iba a descubrir el código y entregarlo a sus superiores.

“Posteriormente el militar utilizó la tarjeta consumiendo todo el saldo o crédito, el cual me pertenece porque fue pagado por mi familia.

“Este acto no es casual, ni constituye un hecho aislado; es parte del hostigamiento de la policía política contra mi persona porque me niego a aceptar el oprobio del régimen carcelario y denuncio sin descanso todos los horrores que veo dentro de esta prisión.

“Recientemente fui enviado a la celda de castigo y confinamiento por 21 días, privado de todas mis pertenencias y me obligaron a dormir sobre el cemento frío, sin agua ni electricidad, a pesar de que padezco de una enfermedad obstructiva pulmonar crónica.”

Fabio Prieto Llorente fue condenado a 20 años de cárcel durante la ola represiva del 2003.


“Contra el comunismo hasta la muerte”
Fabio Prieto Llorente

14 de marzo de 2007 / PayoLibre


CARTA ABIERTA


Prisión “El Guayabo” Isla de la juventud
El Guayabo 30 de Julio de 2006.


A: Ricardo Alarcón De Quezada
Presidente Asamblea Nacional del Poder Popular.

Señor, usted viene publicando en el periódico “Granma”, órgano oficial del Partido único, sus criterios sobre lo que llama “El Plan Bush contra Cuba”.

En sus ataques usted la ha emprendido reiteradamente contra los que llama “mercenarios al servicio del Imperio”. Como soy uno de esos cubanos, quiero responder sobre este punto.

En las celdas de la prisión “El Guayabo” vegeta Luis Alonso Montero, un negro de 25 años, invalido de ambos pies desde hace 2 meses, cuando en una de sus últimas autoagresiones se cortó los tendones encima del talón de Aquiles. Hace sólo unos días trató de cortarse los tendones de los dedos de una de sus manos. No ha sido operado, ni trasladado a Ciudad Habana como indicó un médico en el Hospital Héroes del Baire, de Nueva Gerona.

Alonso vino a prisión a los 12 años de edad, recuerda como en las llamadas “Escuelas de Conducta” recibió múltiples golpizas y, humillaciones de los carceleros. A los niños se les obligaba a permanecer sentados horas y horas sin hablar y con las manos sobre la rodillas, les daban 5 minutos para comer, para ir al servicio sanitario 3 oportunidades al día, se les encerraba desnudo en celdas de castigo. Son muchas las anécdotas criminales narradas por miles de presos provenientes de las más de 40 mazmorras infantiles existentes en Cuba comunista.

Usted está muy bien enterado de estas acciones contra niños, a partir de los 6 años de edad pueden enterrarlos en una de estas “escuelas”. Para salir de allí llenos de odio y violencia, graduados como delincuentes profesionales, listos para venir de por vida a una prisión de mayores.

Para Alonso, poco no ha cambiado desde los 12 años, aún le siguen llamando “alumno”. En estos días a permanecido en una celda tapiada, sin luz eléctrica, repleta de cucarachas, plagas de jejenes y mosquitos, mucha mugre y agua de beber cuando la pide. Está en esa celda porque lo están incitando a que se ahorque, ya el año pasado perecieron 2 reos por esta vía.

El principal delito de Alonso, es que no han podido doblegarlo, no han podido meterlo en el molde, como muestra de ello exhibe con orgullo 2 de sus tatuajes, uno en el antebrazo y otro bien grande en la espalda. Los dos dicen lo mismo “Contra el comunismo hasta la muerte”. Verdad que estos tatuajes exageran si se toma en cuenta que Alonso, no ha lesionado a un funcionario.

A pesar de su actitud contestataria, Alonso, nunca ha recibido el más mínimo auxilio de EE.UU. ni de sus “gobiernos lacayos”. El ha sido enteramente “Fabricado” por el régimen de ustedes, por el mismo veneno de siempre, que usted ahora derrama en sus panfletos y se vuelven contra él y todo aquel que se atreva a criticar la dictadura, sea limpia piso, un médico o una maestra, no importa si alguna vez recibió o no apoyo de sus compatriotas exiliados en otras naciones.

De nosotros, los presos de conciencia, digo que gracias al apoyo íntimo y, personas de buena voluntad en el mundo, tenemos 1 mosquitero, detergente, pasta dental, sazonador y aceite para echarle a las comidas y, otros artículos de 1ra necesidad que ustedes debían suministrar a los presos y no lo hacen.

Somos periodistas independientes y opositores pacíficos, cuya único delito ha sido decir la verdad y tratar de mejorar nuestro país. Gracias al apoyo moral de tantas personas, mantenemos alta nuestra moral, lo que nos ha convertido en Alonsos Monteros pese a las torturas físicas y psicológicas a que hemos estado sometidos en estos años de prisión, sobre todo, por esta solidaridad mantenemos la certeza de un futuro sin odio para nuestra patria.

Lo dicho hasta aquí no será difícil de comprobar para un personaje como UD. Continuará acusando de agente de EE.UU. a todo aquel que se oponga y de cuanto se le ocurra, en esa cruzada particular del partido único para ocultar una realidad mucho más dramática dentro de Cuba. Triste labor la suya para mantener sus privilegios.

Cuba, en fin, no es propiedad de su partido excluyente. Cuba es propiedad de todos sus hijos y tiene que respetarse la diversidad que vive en ella. Mientras esto no suceda cada día se levantaran más cubanos para mirar sin culpa la bandera de la estrella solitaria.


Fabio Prieto Llorente
Periodista Independiente y Bibliotecario
Condena: 20 años
Preso de Conciencia 19 de marzo del 2003.
Grupo de los 75


Recibida: 13/09/2006
A.N.P.P.

En celda de castigo prisionero de conciencia
Luis Esteban Espinosa

12 de febrero de 2007

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente se encuentra confinado, desde hace más de 20 días, en una celda de castigo en la prisión El Guayabo en isla de Pinos.

Senia Echevarria Prieto, sobrina del reo, expresó por teléfono a Juan Carlos González Leiva que los militares castigan a su tío porque quieren obligarlo a usar ropa de preso común y someterlo a humillaciones que atentan contra la dignidad humana.

Añadió la fuente que su tío se encuentra padeciendo de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica que lo ha hecho expectorar sangre, pero que sin embargo lo mantienen durmiendo sobre un banco de cemento privado de todas sus pertenencias; sin la corcha ni el abrigo para protegerse del frío, y que no lo sacan a tomar el sol ni le permiten leer siquiera la Biblia.

Echevarria Prieto continuó diciendo que los últimos 20 días Prieto Llorente ha permanecido en esa pequeña celda entre insectos y roedores, haciendo las necesidades fisiológicas en un hueco en el piso y careciendo de agua potable y ventilación.

Fabio Prieto Llorente, de 43 años de edad, fue condenado a 20 años de privación de libertad en la ola represiva de marzo-abril del año 2003; y es uno de los más de 20 periodistas independientes cubanos que se encuentran en prisión por ejercer su oficio.

Requisan a familiares de prisionero de conciencia
Por Tania Maceda Guerra

9 de noviembre de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – La Dama de Blanco Clara Lourdes Prieto Llorente, declaró mediante llamada telefónica a la Fundación Cubana de Derechos Humanos, que fue requisada el pasado día 2 de noviembre durante la visita a su hermano, el preso de conciencia Fabio Prieto Llorente.

Clara Lourdes dijo que los militares le quitaron un sello donde está la foto de su hermano con un título que dice “preso de conciencia”, así como también algunos medicamentos, la revista religiosa Palabra Nueva y un almanaque.

La mencionada fuente denunció también que a pesar de que su hermano padece de una enfermedad crónica pulmonar, entre otras cosas, los oficiales lo mantienen confinado en una pequeña celda semitapiada de la prisión El Guayabo en Isla de Pinos.

Dijo que cuando llueve su hermano se moja, que tiene que dormir sobre un banco de cemento, hacer las necesidades fisiológicas en un hueco en el piso por donde entran insectos y roedores y en adición a todo lo antes mencionado, también se le niega el derecho al teléfono, a la correspondencia y a la asistencia religiosa.

Fabio Prieto Llorente, de 43 años de edad, fue sancionado durante la ola represiva conocida como la Primavera de Cuba por ejercer el periodismo independiente. Reside en la calle 47 # 2811 Apto 69 e/ 28 y 30 Nueva Gerona, Isla de Pinos.

Aprovechan las oportunidades
Fabio Prieto Llorente

18 de septiembre de 2006

Prisión El Guayabo en Isla de Pinos – www.PayoLibre.com – La guerra de Irak fue el momento oportuno que encontró el régimen militar de La Habana para asesinar con juicio y todo a 3 personas por querer abandonar su país. En esa fecha encarceló y sentenció a largas condenas a 75 opositores pacíficos y periodistas independientes cubanos.

Estos momentos oportunos se multiplican constantemente para desgracia de aquellos que se atreven a desobedecer abiertamente al Partido Comunista de Cuba (PCC).

En la prisión “El Guayabo”, pocos días antes de hacer pública la enfermedad de Fidel Castro el 1ro de agosto, las autoridades desconectaron los 2 teléfonos que dan servicio a los reos. Sólo dejaron 6 presos en las celdas incomunicados del mundo exterior. La guarnición fue movilizada al 100 %. Los guardias aceptaron la movilización con mala cara y a los 3 días no escondían su descontento.

La movilización respondió evidentemente temiendo una revuelta en la prisión y como apoyo ante cualquier manifestación contestataria de la población. Con este mismo objetivo el régimen concentró a los retirados de las FAR, el MININT y a todos los trabajadores que pudo.

Las desgracias para los 2 presos de conciencia que permanecimos permanentemente en las celdas llegaron una vez que las autoridades comprobaron que en la prisión todavía la población estaba bajo control.

La policía la emprendió contra Rolando Jiménez Pozada, quien espera juicio desde hace 3 años sin acusación alguna; lo provocaron y al reaccionar lo encerraron en otra celda sin luz eléctrica ni agua y ninguna de sus pertenencias, provocando que a modo de protesta el preso de conciencia dejara de comer. Yo pude hablar con él a gritos como siempre, pues tenemos que comunicarnos de celda a celda, y le aconsejé que no hiciera huelga de hambre. Jiménez siguió mi consejo.

Al siguiente día lo entrevistaron el Jefe de la prisión Mayor Julio Ondaves y el ex jefe de la Seguridad en la Isla de la Juventud de apellido Maenegra, quienes le prometieron que el castigo se lo reducirían a 21 días y dentro de los próximos 6 días le permitirían la visita familiar. Tales promesas no se cumplieron, pues al llegar el tan ansiado día de la visita le comunicaron que no había visita hasta que no concluyera el castigo. Jiménez, entonces, volvió a su huelga de hambre y decoró su celda con proclamas antigubernamentales. Estuvo 6 días sin alimentarse y sin beber agua, al mismo que el personal de la cárcel lo continuaban mortificando retirándole, por ejemplo, objetos de su celda que antes les eran permitidos, tales como una Biblia.

Los funcionarios me llamaron la atención varias veces porque traté de interesarme por la situación del preso de conciencia y esto provocó que me insubordinara manifestando a viva voz mi desacuerdo antes las crueles torturas contra Rolando, con lo que les di gusto a los represores quienes inmediatamente me trasladaron a otra celda en las mismas condiciones que Jiménez. Por varios días ingerí pan seco y agua en el desayuno, ya que no se me permitió coger de mi celda mayonesa, leche en polvo, chocolate y azúcar que me trae mi familia en las jabas familiares.

El fino colchón se me retiraba en las madrugadas y se me entregaba por las noches. En un solo día los funcionarios entraron a mi celda 6 veces en busca de algún libro que pudiera haberme facilitado algún preso común de otra celda. A uno de ellos lo amenazaron con decomisarle todos sus libros si encontraban alguno de ellos en mi celda.

Los jejenes, mosquitos y cucarachas existían por montones. Las santeñillas, unas hormigas que pican con ganas, tenían domicilio hasta en el banco de cemento que en las celdas de Cuba sirven como cama.

Así permanecí 10 largos días con 2 horas de sol a la semana y Jiménez estuvo 26 días en celdas de tortura.

Hace 3 días un mayor quiso que me vistiera en la celda con pantalón y camisa y zapatos; Algo para reírse, si no fuera por la carga de odio con que tratan de imponer sus arbitrariedades, como por ejemplo, sucedió en una celda cerca de la que me encuentro, donde vegeta un preso que sólo tiene un short y un pulóver; ha tenido que envolverse en un trapo para dejarse ver en los recuentos, la policía le ha ordenado que se ponga la ropa mojada pero no le ha suministrado ninguna prenda.

Por mi parte he vuelto a despertar con pesadillas y la boca reseca a media noche, la presión policial constante crea un nivel de stress tremendo. Pero (para evitar el estrés) no dejo de pensar en algún rato bueno de mi vida al dormir todos los días. La tos y las expectoraciones han vuelto pero hago ejercicios 1 hora diaria, la hora de sol que dan de lunes a sábado, el resto del tiempo lo paso en mi celda.

El principio de este despacho hablé de “momentos oportunos”, este es uno de ellos por la incomunicación por lo que ya voy pensando ¿qué estarán planeando para después de la visita?

Fabio Prieto Llorente, periodista independiente condenado a 20 años de prisión desde el 19 de marzo de 2003. Informa desde la Prisión El Guayabo en Isla de Pinos.

Reprimen a familiares de prisioneros de conciencia
Por Ahmed Rodríguez Albacia

3 de junio de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – Continúa la represión contra los familiares del prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente, sancionado a 20 años de privación de libertad por ejercer el periodismo independiente, sanción que extingue en la prisión del Guayabo en el municipio especial Isla de la Juventud.

Senia Echevarría Prieto, sobrina de Prieto Llorente, dijo a la Fundación Cubana de Derechos Humanos que fue expulsada de su centro de trabajo donde se desempeñaba como instructora de arte, así como de la Universidad donde se encontraba en segundo año de psicología.

Añadió la sobrina del reo que ha sido víctima de incontables actos de represión contra su persona, sufriendo vejaciones delante del plantel donde trabajaba, así como de su centro de estudio.

También Clara Prieto Llorente, hermana del prisionero, fue expulsada de su centro de trabajo en la Isla de la Juventud y además ha sido víctima de actos represivos tan denigrantes como ser desnudada a la salida de la prisión después de visitar a su hermano.

Ahmed Rodríguez Albacia es periodista independiente de la agencia Jóvenes sin Censura

Golpean en el rostro a Fabio Prieto Llorente
Por Luis Esteban Espinosa

13 de abril de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.comClara Lourdes Prieto Llorente, en llamada telefónica al presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos Juan Carlos González Leiva, dijo que su hermano, el prisionero de conciencia y periodista independiente Fabio Prieto Llorente, fue golpeado en la mejilla con un objeto contundente.

El hecho se produjo en un pasillo oscuro que conduce a la enfermería de la prisión el Guayabo, en Isla de Pinos, mientras un peligroso recluso común llamado Amaury Céspedes Suárez le sujetaba las manos a la espalda.

Los oficiales de la seguridad del estado apostados en el lugar que permitieron este abuso, ante la fuerte protesta de Prieto Llorente lo encerraron en una estrecha celda de castigo y aislamiento, privándolo de todas sus pertenencias, incluyendo el colchón y la cama. En este calabozo el reo también carece de agua y electricidad.

Fabio Prieto Llorente padece de una enfermedad crónica pulmonar. Fue condenado a 20 años de prisión por ejercer el periodismo independiente durante la ola represiva conocida como la Primavera de Cuba, marzo-abril del 2003.

Luis Esteban Espinosa, periodista independiente de la agencia Jóvenes sin Censura.


Golpean y ponen en celda de castigo a reo de los 75
Por Rolando Jiménez Pozada

23 de marzo de 2006

Isla de Pinos, Cuba – www.PayoLibre.com – Ayer 22 de marzo en horas de la mañana el recluso común Amaury Céspedes Suárez, jefe del consejo de reclusos de la nave 6 de la prisión "El Guayabo", agredió a golpes a Fabio Prieto Llorente, al parecer en contubernio con el guardia del destacamento.

Fabio había tenido anteriormente una discusión con dicho guardia por la mala confección de la comida y las irregularidades con la misma.

Después de esto Fabio Prieto fue subido a las celdas de castigo sin recibir asistencia médica.

Informó por vía telefónica desde la prisión "El Guayabo" el preso de conciencia Rolando Jiménez Pozada.

Trasladan hacia Isla de Pinos a Fabio Prieto Llorente
Por Roberto Santana Rodríguez

30 de enero de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – Fabio Prieto Llorente, periodista y bibliotecario independiente de 42 años de edad, condenado en 2003 a 20 años de privación de libertad en la causa de los 75, fue trasladado de la prisión camagüeyana Kilo 8 hacia la cárcel conocida como El Guayabo, ubicada en Isla de Pinos, el pasado 18 de enero, informó su hermana, la señora Clara Lourdes Prieto Llorente.

Clara Lourdes señaló que su hermano fue llevado a celda de castigo por alrededor de una semana al negarse a ir al comedor de la prisión, debido a que le dijeron que en la dependencia no se lavaban las bandejas con detergente por lo que prefirió comer en un pozuelo dentro de la celda como lo hacía cuando estaba en Kilo 8.

En carta del comunicador encarcelado, leída a este reportero por su hermana, Prieto Llorente dice que la celda de castigo donde permaneció no hay luz eléctrica, el agua sale por un pequeño orificio en la pared dos veces al día, el servicio sanitario es turco, abundan los mosquitos, jejenes y roedores que le afectan sobremanera y que le fueron retiradas su ropa de cama y la jaba de alimentos que le lleva su familia.

“ El camino de liberar a Cuba del totalitarismo, el odio y la vergüenza no es nada fácil, pero mientras me quede vida seguiré firme en mis ideas de libertad para la patria”, finaliza expresando Prieto Llorente en su misiva.

Su hermana Clara Lourdes explicó que en conversatorio con las autoridades efectuado el 24 de enero quedó resuelto el problema siendo sacado su hermano del castigo cuando las autoridades les aseguraron que sí lavaban las bandejas en el comedor, siendo conducido el reo político a un destacamento.

“ Vi a mi hermano flaco, sucio y despeinado con varios días sin poder bañarse y muy triste y ofuscado. Lo trajeron para la Isla sin la historia clínica, por lo que estoy preocupada por sus padecimientos de hemorroides, del estomago, los dolores que tiene en sus articulaciones y sobre todo por su enfermedad crónica en los pulmones, la que no se ha determinado si es enfisema o que es”, señaló finalmente la Dama de Blanco quien se mostró un tanto aliviada por el traslado de su ser querido a una cárcel cercana a su lugar de residencia y aseguró que seguirá, junto a su familia, luchando por la libertad de Fabio Prieto Llorente.

Carta abierta al Comité Central del PCC por Fabio Prieto

30 de diciembre de 2005 / PayoLibre


Nueva Gerona, Isla de Pinos, 28 de noviembre de 2005

Comité Central Partido Comunista de Cuba
La Habana.

Basados en el Artículo 63 de la Constitución Socialista de la República de Cuba, nosotros, parte de la oposición de la Isla de Pinos, nos dirigimos a ustedes para solicitarles el análisis de la situación de salud precaria del preso de conciencia Fabio Prieto Llorente, sancionado a 20 años de privación de libertad y recluido en la cárcel llamada Kilo 8 de la provincia de Camagüey, a más de 500 kilómetros de su residencia y la de sus familiares.

Según las noticias que nos han llegado, Fabio Prieto Llorente actualmente está aislado en una celda pequeña, de escasa ventilación, poca luz y mucha humedad que le ha provocado o incentivado el desarrollo de una enfermedad pulmonar crónica. Sus familiares y amigos estamos muy preocupados por su estado de salud y por el tratamiento inadecuado que está recibiendo. Aunque se habla de una enfermedad pulmonar crónica, el diagnóstico médico aun no se ha emitido o no se ha hecho público, y las últimas placas toráxicas que le tomaron no han sido mostradas ni a él ni a sus familiares, lo que promueve la sospecha de que algo malo e irreversible puede estar pasando.

Es nuestro deber como opositores y seres humanos hacer esta reclamación y solicitar que se le conceda al preso de conciencia Fabio Prieto Llorente una licencia extrapenal.

Pedimos a Dios que prevalezca la buena voluntad que nos anima a todos para que se adopte la justa decisión que, bajo los términos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, este asunto requiere.

Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna
Isla de Pinos


Continúa protesta el Prisionero Político Fabio Prieto Llorente
Por Roberto Santana Rodríguez

16 de octubre de 2005

Camagüey - www.PayoLibre.com - El periodista independiente Fabio Prieto Llorente, recluido en la cárcel camagüeyana Kilo 8 sigue en una celda de 1.10 de ancho por 2.50 metros de ancho desde hace 8 meses sin ponerse uniforme en protesta por las condiciones infrahumanas reinantes en el lugar, informó su hermana Clara a este reportero.

Prieto Llorente le dijo a Clara en llamada telefónica del pasado 6 de octubre que había pasado la fiebre asociada con la bronquitis aguda que sufrió recientemente y que no recibió la adecuada asistencia médica para esta dolencia pues de un tratamiento indicado por el médico de 1 aerosol diario sólo recibió 2 y no le fue aplicada la radiografía.

Agrega Clara que su hermano está pasando hambre. Lo que le dan en la prisión es arroz y agua de chícharos, a veces harina que él no consume dado su padecimiento de hipertensión arterial. “Ya se le acabó la jaba de alimentos, ahora estoy en una disyuntiva, si no voy es porque no fui y si voy me dijeron que no lo dejarían salir porque no se pone el uniforme de preso, es un abuso lo que están haciendo con Fabio que como los demás nunca debió ser encarcelado ", comentó Clara.

Fabio Prieto Llorente, también bibliotecario independiente y residente en la Isla de Pinos, al sur de la región occidental cubana cumple 20 años en la prisión como parte de la conocida causa de los 75.

Denuncian represión contra periodista independiente encarcelado
Por Roberto Santana Rodríguez

29 de septiembre de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – En llamada telefónica del 26 de septiembre pasado desde la prisión camagüeyana Kilo 8, el preso político Juan Carlos Herrera Acosta informó a la señora Clara Lourdes Prieto Llorente, fuente de esta nota, que su hermano Fabio se encuentra incomunicado en celda de castigo padeciendo de bronquitis aguda y no recibe la atención médica adecuada.

“Fabio fue atendido después de estar 5 días con fiebre. Le mandaron aerosol diariamente y sólo ha recibido uno. Además le indicaron radiografías, las cuales no le han hecho ninguna. Estamos muy preocupados por su salud porque hay también un brote de tuberculosis en Kilo 8 ", señaló Clara Lourdes.

Fabio Prieto Llorente permanece plantado en una celda de 1.10 m de ancho por 2.50 m de largo sin ponerse uniforme desde el pasado 31 de agosto cuando se lo quitó en protesta porque arrastraron y golpearon a Juan Carlos Herrera Acosta que demandaba asistencia médica y había gritado ¡Abajo Fidel!.

Su hermana informó que le es impedido además a Prieto Llorente recibir el sol, le es impedido hablar por teléfono y la visita del próximo 13 de octubre que tiene programada no ha sido confirmada por las autoridades carcelarias.

“Lo que están haciendo con mi hermano es un abuso y es lo mismo que le hacen a tantos presos políticos en Cuba. Ellos, que no debieron nunca estar en la cárcel son tratados con crueldad, esto es inconcebible", opinó Clara Lourdes.

Fabio Prieto Llorente de 43 años es periodista y bibliotecario independiente. Cumple una sanción de 20 años de privación de libertad desde 2003 como parte de la conocida causa de los 75.


“En Cuba también lloramos"
Por Clara Lourdes Prieto

En Cuba también lloramos
porque amamos a nuestros hijos
hermanos y esposos que en cárceles están
para ellos reclamamos justicia y libertad
Al infame escondido en un verde disfraz
diciendo la mentira al mundo
de que en Cuba hay libertad
cuando es el dolor quien impera.

En Cuba también lloramos
y alzamos nuestros brazos
con flores en las manos
nuestras voces levantamos
para que sea escuchado nuestro clamor
de justicia y libertad para estos hombres
que como valientes héroes
a la historia patria pasarán.

Un tercer Año Más
Por Aimee Cabrera

21 de junio de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Coinciden en este 2005 el número tres: tercero de injusto encierro, con el tercer domingo de junio. Vuelve a ser un Día del Padre, en que la mayoría de nuestros colegas de los 75, están bajo, las condiciones infrahumanas, que le ha tocado vivir a todos por igual, a lo largo y ancho, de la Isla.

Sólo unos pocos tuvieron el privilegio de salir con la extrapenal y, de éstos, un mínimo grupo ha podido emigrar; los que esperan el permiso de salida que emite el gobierno, viven la incertidumbre de no ver hecho realidad, el sueño de partir con la familia, bien lejos, para poder rehacer sus vidas, bajo un clima de normalidad.

La solidaridad internacional ha sido muy fuerte para con ellos, organizaciones tan lejanas de nuestra tierra como la Confederación de Sindicatos Cristianos, CNV de Holanda, han estado al tanto, sistemáticamente, de colegas como Pedro Pablo Álvarez, Víctor Arroyo, Horacio Piña, o Blas Giraldo Reyes.

Así, otras instituciones periodísticas o no, personalidades gubernamentales de toda Europa y gente humilde de cualquier país, han contactado con los ya prisioneros de conciencia, o con sus familiares, dando apoyo material y moral, en tan difícil situación, que parece no tener para cuando acabar.

Nunca más pudimos ver a Omar Rodríguez Saludes, Miguelito Galbán, Ricardo González Alfonso, Pedro Argüelles, Adolfito Fernández Saínz, Héctor Palacios o Fabio Prieto Llorente.

La única oportunidad de saber de ellos es a través de los mensajes y comentarios de sus familiares o, por alguna que otra carta que hemos recibido, a sabiendas de lo difícil que ha sido que lleguen a nuestras manos.

Guardo con mucho cariño, todas las cartas de Jorge Olivera y de Carmelo Díaz -ya excarcelados- y estoy ahora frente a la carta que me envió Fabio Prieto en abril de este año.

Esta consta de cuatro cuartillas cuyas palabras están sumamente apretadas, en las que se aprecia el cambio brusco de tema, aflorando la falta de aire puro que padece cualquier prisionero así como la ansiedad por saber si el mensaje llegará a su destino.

Fabio describe en esta misiva pasajes sufridos por él y sus colegas en fechas anteriores o presentes, y su solidaridad con los presos comunes, aunque muchos han pactado con las autoridades.

Tuvo tiempo y espacio para dibujar y describir su celda y contra cuanto sufre en ella. Es triste ver o inferir como un colega tan joven, apuesto y lleno de ansias de vivir como Fabio, ha tenido que sobrevivir en ese recinto húmedo y maloliente que él califica de “tumba”.

No obstante su dolor, escribe una nota de vida, de inocencia y de amor, cuando dice: “…hace 2 años, vivo en estas condiciones o muy parecidas, sin caminar, sin ver el mar, sin poder conversar largo y tendido con mi madre, mi hijo, mis familiares y amigos, no sé cuánto tiempo más tendré que vivir en estas condiciones….”

Esta semana conversaba con su hermana Clara Lourdes, quien me narraba nerviosa como el llavero Masquiel Reyes, le había dado un bastonazo a Fabio, cuando éste protestó por la paliza que le estaban dando a Leonel Casas.

En estos días muchos han sido los golpeados en el penal camagüeyano de Kilo 8, donde Fabio usa su voz y su pluma para denunciar lo mal hecho, con el riesgo de ser agredido físicamente o de que le requisen sus escritos, como ocurrió esta semana.

Fabio no pierde el optimismo y sabe que un día no muy lejano volverá a ver de Nuevo el mar que baña la pequeña Isla de las Juventud donde ha vivido junto a su madre, aquejada de Leucemia, que ya no puede hacer el largo viaje que le proporcionaba el placer de verlo.

Su pensamiento se traslada cientos de kilómetros para besar el de su hijo Fabito de 16 años quien, emocionado y casi en un susurro clama porque su padre “salga, para que me ayude en mis problemas, tenerlo aquí, normal”.

Una postal de amor, solidaridad, y camaradería, enviamos a todos los prisioneros de la Primavera de Cuba, a los mencionados en esta crónica y al resto, para ellos nuestra esperanza es que el próximo tercer Domingo de junio, estén junto a sus familiares, en cada uno de sus hogares, es lo que más anhelamos.

Periodista encarcelado obligado a convivir con presos comunes
Carlos Serpa Maceira, Lux Info Press

Nueva Gerona, 31 de mayo de 2005

El periodista independiente y prisionero de conciencia cubano Fabio Prieto Llorente, confinado en una celda del régimen especial en la Prisión Kilo 8 de Camaguey ha sido obligado a convivir con presos comunes según denunció un familiar del mismo.

Clara Lourdes Prieto Llorente, hermana del reportero encarcelado dejo a la Agencia Cubana Independiente de Información y Prensa Lux Info Press, que Fabio se queja de que los reos comunes se pasan las horas del día gritando, cantando y golpeando las rejas, por lo que el periodista se la pasa en su cama todo el tiempo.

La propia fuente confirmó que el reportero padece de un enfisema pulmonar y dolores en la espalda.

Fabio Prieto Llorente, forma parte del grupo de 75 opositores y periodistas independientes encerrados en prisión durante la ola represiva desatada por el régimen de Fidel Castro en la primavera del año 2003, fue sancionado a 20 años reside en Isla de la Juventud otrora Isla de Pinos.

Periodista independiente denuncia terribles condiciones carcelarias
Por Aymee Cabrera / HavanaPress

La Habana (www.nuevaprensa.com) 24 de mayo- El periodista independiente Fabio Prieto Llorente, está muy preocupado por las condiciones carcelarias de la prisión de máximo rigor Kilo 8, en la provincia Camagüey, donde lleva más de un año, él no concibe aún lo deplorable de su celda, en la cual tiene que permanecer acostado la mayor parte del tiempo, por la dimensión tan pequeña de la misma, cuestión que ha ocasionado un deterioro en su salud, y lo sorprendente es que ya lleva en ésta más de dos meses.

Prieto la describe como "celdita mugrosa" que consta de barrotes separados por una distancia de 3 centímetro, "único lugar por donde entra la claridad del día", tiene un banco de cemento que sirve de cama y un colchón extremadamente fino. Un hueco con tragante sirve para hacer necesidades fisiológicas, bañarse, lavar y fregar, tiene un mínimo espacio para la ducha y un respiradero.

De este recinto, Prieto dice que en él "la suciedad está acumulada de años y por el tragante entran y salen toda clase de insectos y roedores"; la humedad provoca enjambres de mosquitos, y las goteras ponen en peligro sus pertenencias.

El periodista encarcelado no sabe qué hacer pues se ha quejado a oficiales del presidio sin obtener una respuesta que traiga una mejoría para su injusto encierro.

El periodista independiente, condenado durante la Primavera del 2003, rememora además humillaciones sufridas por él o sus colegas, y recuerda cómo le robaban las pertenencias al prisionero de conciencia- también de los 75- Ricardo González Alfonso en su paso por Kilo 8, al pasar el tiempo, algunos presos comunes le comentaron que esos robos se hacían por orden de las autoridades.

Prieto recuerda su arribo a esta cárcel el 31 de enero del 2004, y como estuvo aislado durante 8 meses, de ahí fue trasladado al destacamento 7, cubículo 7, rodeado por presos comunes enjuiciados por graves crímenes entre los que habían dependientes de psicofármacos. En ese momento, se declaró en huelga de hambre, para conseguir, al menos, una celda de castigo.

En ese intervalo de tiempo, una riña en el cubículo 7, trajo como resultado que 4 prisioneros fueran apuñaleados y otros tuvieran que ser ingresados en salas de terapia, sus huelgas de hambre continuaron y después fue trasladado para el destacamento 5, cubículo 2, donde vivió por espacio de 3 meses, allí se le perdieron muchas de sus pertenencias, a pesar de que trataba de prestar o brindar todo lo que poseía, los presos comunes se negaban a aceptarlas para en otro momento robárselas.

Fabio Prieto Llorente teme, con razón, por su vida y su estado de salud resquebrajado por la humedad y la falta de higiene, así como por la lejanía de su hogar, situado en el municipio especial de Isla de la Juventud (Isla de Pinos), donde reside con su madre aquejada de un tipo de leucemia, que tiene que hacer un largo viaje, sin condiciones, cada vez que corresponde la visita familiar del periodista.

Nueva Prensa Cubana /Reportó desde La Habana Aymee Cabrera / HavanaPress.

Quebrantada salud de periodista independiente encarcelado

CAIBARIÉN, Cuba - 20 de abril (Ibrahim Dionisio Rodríguez, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El periodista independiente pinero Fabio Prieto Llorente se encuentra padeciendo varias enfermedades, según informó su hermana desde Isla de la Juventud.

La señora Lourdes Prieto Llorente detalló el cuadro clínico del prisionero de conciencia, confinado en la prisión Kilo 7, de Camagüey: enfisema pulmonar, hemorroides, constante dolor en la espalda y cansancio. También, en ocasiones, expectora sangre.

Fabio Prieto Llorente fue llevado a prisión durante la llamada Primavera Negra de Cuba, y extingue una condena de veinte años de privación de libertad.

Prieto Llorente ejercía como periodista independiente en Isla de la Juventud, donde reside, en la calle 30 # 4903, entre 49 y 51, Nueva Gerona.

Celebran vigilia familiares de Fabio Prieto

LA HABANA, 4 de enero (Reinaldo Cosano Alén, Lux Info Press / www.cubanet.org) - Familiares de Fabio Llorente, periodista independiente condenado a veinte años de privación de libertad -que cumple en una prisión de Camagüey-, entre ellos su anciana madre, sus cuatro hermanos, una sobrina y un sobrino, realizaron un encuentro, en reclamo de la libertad de Prieto Llorente y demás presos políticos cubanos.

En el encuentro, que se realizó en la vivienda patrimonial, en calle 30 #4903, Nueva Gerona, Isla de la Juventud, participaron también los activistas de derechos humanos en ese territorio María de los Ángeles Cruz Batista, esposa del prisionero de conciencia -aún sin juicio- Rafael Millet Leyva y José Orosmí Díaz Kolb, prisionero de conciencia en libertad condicional, quien leyó el siguiente documento:

"Este días nos hemos reunido en este hogar para celebrar junto a toda Cuba la vigilia de la vela. De esta forma pedimos por la libertad de todos los presos políticos y de conciencia. ¡Que nuestros corazones y sentimientos lleguen a todos ellos! ¡Que sepan que no están solos! Que esta vela encendida sea la luz de Dios para ellos y les alumbre el camino.

"El régimen comunista los llevó a prisión siendo inocentes, sólo por decir la verdad delante del mundo y de sus conciencias; que no es la Cuba (de justicia) que dice el gobierno, sino una dictadura donde no se permite el derecho a la libertad de expresión, prensa, reunión y demás derechos ciudadanos.

"Amigos, cada día debemos estar más unidos. Que Dios nos proteja y guíe y muy pronto nuestros hermanos estén en libertad".

Desde hace varios años, en muchos lugares del país se realiza la actividad de la vela, que comprende ayuno y velas encendidas, en reclamo de la liberación de los más de 300 presos políticos y de conciencia, lo que encuentra amplio eco en las organizaciones de exiliados anticastristas con sede en Miami, Plantados hasta la Libertad de Cuba.

Carta de Fabio Prieto Llorente (desde prisión)

Ciego de Ávila, 7 de Noviembre de 2004/ www.adcuba.org

A continuación reproducimos carta enviada por el Preso Político y de Conciencia Fabio Prieto Llorente a Juan Carlos González Leiva, Presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos:

Estimado Hno. Juan Carlos González Leiva:

26/10/04

Llegue a ti este abrazo fraternal, ¿Quien te iba a decir que me tocaría estar tanto tiempo en Camagüey, tan cerca de ti y no poder devolverte la visita que me hiciste en Isla de Pinos?

Así es la vida de las personas que pacíficamente queremos cambiar nuestro país, donde el odio, la venganza y las víctimas (J.P.II) no sea siempre el tema obligado de los presos y sus familiares.

Un país donde las necesidades materiales, y el discurso mentiroso y manipulador del régimen dictatorial no sea el tema de conversación obligado de la población.

Un país donde bañarse en Varadero o tener un nivel de vida medio no sea algo exclusivo para turistas y dirigentes.

Cada día las mentiras son más difíciles de sostener y culpar al bloqueo o embargo de EEUU no les da ninguna ganancia, este pueblo se pregunta cada día: "Bien quien nos gobierna tiene toda la responsabilidad en procurarnos trabajo, salario, eficiencia, etc, Si ellos no son capaces de mantener buenas relaciones con un vecino tan poderoso y prospero debían apartarse del camino".

Saludos a tantos hermanos que dentro y fuera de Cuba tienen fe en un futuro mejor para la nación cubana.

Saludos a todos y un abrazo especial de tu hermano

Fabio.

La información fue dada a Acción Democrática Cubana por Juan Carlos González Leiva, Presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos.

Recrudecen golpizas en Kilo 8
(Carta denuncia de Fabio Prieto desde prisión)

Ciego de Ávila, 5 de Noviembre de 2004
www.adcuba.org

A continuación presentamos la denuncia enviada desde la prisión de Kilo 8 en Camagüey, a Juan Carlos González Leiva, Presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos de Cuba, quien ha brindado la información a Acción Democrática Cubana:

La interminable ola de golpizas de las autoridades carcelarias de la prisión de Kilo 8, Camaguey, se recrudecieron drásticamente en los últimos días con el ensañamiento contra los presos de conciencia José Daniel Ferrer García, Juan Carlos Herrera Acosta y otros reos comunes recluidos en el área de torturas conocida por “Mayor severidad”.

Mientras me golpeaban, tirado en el suelo, esposado en la espalda, con la bota de un militar pisándome la cabeza, los esbirros del régimen gritaban;”Traidor, gusano, cobarde”, así hasta que perdí el conocimiento—dijo Herrera Acosta, a quien la golpiza provocó fuertes dolores en la garganta y cuello, inflamación en los ojos y otros hematomas más.

Los reos reclaman los 100 minutos de llamadas telefónicas estipuladas por el régimen mensualmente, que nunca se cumplen, porque la policía rompe los teléfonos o no lleva a los reclusos cuando les pertenece para que no salgan noticias de la prisión.

También exigen alimentos no podridos… (Ilegibles)

Para demostrar su inconformidad los reos se niegan a levantarse en los recuentos policiales y esto desató la ira de la seguridad del estado y la dirección del penal quienes autorizaron las golpizas.

En otros casos, cuando se trata de presos comunes, las golpizas pueden ser autorizadas incluso por el psicólogo de la prisión.

José Daniel Ferrer García y Juan Carlos Herrera Acosta pertenecen al grupo de los 75 cubanos que Fidel Castro encarceló y condenó a largas condenas por disentir políticamente del discurso oficial.

Al momento de concluir esta nota se supo que José Daniel Ferrer García se encuentra en huelga de hambre desde el 21 del mes en curso, se supo asimismo que las golpizas propinadas a los reos políticos germinaron las protestas de los reclusos comunes por lo que estos también fueron golpeados, se desconoce el numero de agredidos con porras (bastones de gomas).

Fabio y Eladio
Juan González Febles

LA HABANA, octubre 3 (www.cubanet.org) - Todo parecerá poco cuando se hable de la crueldad extrema del régimen de Fidel Castro para con los adversarios políticos que encarcela. Siempre algún esbirro, felón, algún pequeño canalla de uniforme dará para más. Pero por otra parte, la grandeza sencilla de los hombres trascenderá más allá de los muros de las tapiadas y las alambradas de las prisiones.

Fabio Prieto Llorente y Humberto Eladio Real se conocieron en la prisión de máxima seguridad Kilo 8, en Camagüey. El primero fue condenado a 15 años de prisión por ejercer el periodismo libre. Prisionero de conciencia, es miembro del grupo de los 75. Cayó en el transcurso de la Primavera Negra de Cuba en 2003. El segundo está condenado a muerte por los tribunales de Fidel Castro. Debe morir por tratar de alcanzar con las armas la libertad por la que escribió el primero.

A Fabio y Eladio los identifica el sacrificio y el amor por la libertad de su tierra y de su gente. Anduvieron caminos diferentes buscando libertad y ahora coinciden en el recodo triste del presidio político cubano. El pasado día 20 de setiembre el destino les preparó otra página para que la escribieran juntos. Así lo hicieron bajo el cielo de Cuba en Kilo 8, Camagüey, en la prisión injusta que comparten.

Ese día fue la visita programada para Eladio. Mientras compartía con su familia, Fabio era conducido por un carcelero hasta el espacio habilitado para recibir el auxilio espiritual del servicio religioso. La coincidencia entre ambos se produjo a partir de un acceso desguarnecido que comunicó la visita de Eladio con el tránsito de Fabio.

Aprovechando la ausencia momentánea del guardián, Eladio y su familia le alcanzaron una lata de refresco de cola a Fabio, que éste trató de esconder entre sus ropas. Fabio Prieto Llorente, al igual que sus compañeros de infortunio del grupo de los 75, está sometido a un trato carcelario diferenciado. Este trato responde a órdenes criminales impartidas por altos niveles jerárquicos del régimen.

Así se pretende depauperarlos mediante una dieta insuficiente, condiciones infrahumanas de vida, malos tratos y ausencia de servicios médicos y medicinas. Aunque Fabio trató de esconder la lata de cola de sus carceleros, el hombre de la Seguridad del Estado que lo conducía se dio cuenta de la maniobra, y de inmediato, con diligente crueldad, lo despojó de la lata de refresco.

Todo se desarrolló ante los ojos impotentes de Eladio y su familia. La indefensión y la desesperación del hambre en los ojos profundos y brillantes de Llorente; la perversión vesánica de su carcelero que cercenó su humanidad para embutirla en el espacio de su uniforme de carcelero al servicio de la Seguridad del Estado de Fidel Castro.

Durante largos minutos se impuso el silencio entre Eladio y su familia. El plato con la comida conseguida con mucho sacrificio quedó en la mesa. A Eladio un nudo en la garganta le impedía comer. Poco tiempo después otro uniformado trajo la lata de refresco y la colocó sin miramientos sobre la mesa, frente a Eladio y su familia.

La orden de los que dirigen la "Batalla de las ideas" fue cumplida. Otra victoria del poder absoluto sobre la libertad y el amor. Pero lo singular de la anécdota no reside en su ocurrencia, algo terriblemente normal en los días que corren. Lo verdaderamente hermoso es el contrapunteo entre los que aman y los que "abroquelan su corazón contra la compasión".

Fabio y Eladio juntos dan su batalla por el amor y la libertad de todos. Frente a ellos, la maldad absoluta de la orden criminal en su descenso. Los pequeños canallas que enriquecen el horror con sus miserias y el aporte de sus carencias humanas.

RSF está preocupado por periodista en huelga de hambre desde el 11 de agosto

PARIS/24 de Agosto del 2004

(EUROPA PRESS)

La organización de defensa de la libertad de prensa Reporteros sin Fronteras (RsF) expresó hoy su preocupación por el periodista cubano Fabio Prieto Llorente, que se declaró en huelga de hambre el pasado 11 de agosto para protestar por las condiciones de su detención.

"RsF hace un llamamiento para mantener la presión internacional sobre las autoridades de La Habana. Desde el comienzo del año, ésta es la tercera vez que el periodista se ve obligado a usar este medio", señaló la organización en un comunicado, en el que asegura que las autoridades son responsables de su estado de salud.

El secretario general de RsF, Robert Ménard, que aseguró que los periodistas en Cuba viven una doble injusticia -estar encarcelados por ejercer su profesión y detenidos en "condiciones deplorables"- ha solicitado la inmediata puesta en libertad de los profesionales de los medios de comunicación detenidos en la isla.

"La liberación de tres periodistas, en junio pasado, así como el reciente traslado de otros tres a cárceles situadas más cerca de sus domicilios, no permiten hablar de una mejora en la situación de la prensa, cuando 26 periodistas permanecen encarcelados en la isla y el Estado sigue detentando el monopolio de la información", explicó.

En este sentido, consideró que estas últimas medidas atestiguan la "eficacia" de las presiones ejercidas por la comunidad internacional por lo que, a su juicio, se deben mantener hasta que el poder de La Habana respete la libertad de prensa.

Con 26 periodistas encarcelados, Cuba es la segunda mayor cárcel del mundo para la profesión, detrás de China, con 27. El presidente Fidel Castro forma parte de la lista de los 38 "predadores" de la libertad de prensa, elaborada por Reporteros sin Fronteras.


Un periodista prisionero de conciencia cubano en huelga de hambre

LA HABANA/20 de Agosto del 2004

(EUROPA PRESS)

El periodista independiente y prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente inició el pasado 11 de agosto una huelga de hambre en la prisión Kilo 8 de Camagüey, donde se encuentra recluido, informó su hermana, Clara Lourdes Prieto.

El preso de conciencia demanda el traslado a una cárcel cercana a su lugar de residencia en el municipio especial Isla de la Juventud, según reseñó hoy la emisora local 'Cubanet'.

Hace 18 días, Prieto terminó otra huelga de hambre que le dejó como secuela un cuadro diarreico. Prieto mantuvo esta situación durante diez días a fin de que las autoridades lo sacaran del calabozo donde convivía con asesinos y drogadictos.

Un oficial de la policía política aseguró a la hermana del prisionero que éste pasaría a la segunda fase carcelaria, pero que no recibiría más beneficios debido a su actitud dentro del penal.

Fabio Prieto Llorente fue condenado a 20 años de prisión tras los turbios procesos sumarios de abril de 2003.

Inicia huelga de hambre periodista encarcelado

LA HABANA, 19 de agosto (María Elena Alpízar, Grupo Decoro) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente inició el pasado 11 de agosto una huelga de hambre en la prisión Kilo 8 de Camagüey, donde se encuentra confinado, informó su hermana, Clara Lourdes Prieto.

El preso de conciencia demanda el traslado a una cárcel cercana a su lugar de residencia en el municipio especial Isla de la Juventud.

Dieciocho días antes, Prieto había concluido otra abstinencia de alimentos que le dejó como secuela un cuadro diarreico. En esta abstinencia, que duró diez días, Prieto reclamaba que lo sacaran del calabozo donde convivía con asesinos y drogadictos.

Un oficial de la policía política dijo a la hermana del prisionero que éste pasaría a la segunda fase carcelaria, pero que no recibiría más beneficios debido a su actitud contestataria dentro del penal.

Fabio Prieto Llorente fue condenado a 20 años de privación de libertad en los turbios procesos sumarios de abril de 2003.

Prisionero de la Causa de los 75 se suma a huelga de comunes

LA HABANA, 21 de julio (Reinaldo Cosano Alén / www.cubanet.org) - Fabio Prieto Llorente, prisionero de conciencia de la llamada Causa de los 75, recluido en la prisión de máximo rigor Kilo 8, provincia Camagüey, se sumó a la huelga de la numerosa población penal de reos comunes de ese centro penitenciario, en reclamo del respeto a sus derechos y a los beneficios establecidos en los reglamentos internos, según dio a conocer Clara Lourdes, hermana de Prieto Llorente.

"El 14 de julio pude comunicarme con mi hermano vía telefónica desde la Isla de la Juventud, donde vivo. Me informó acerca de los presos 'plantados'. Cuando le pregunté por qué se sumó a la huelga de comunes, me respondió: 'Si yo mismo estoy preso por defender los derechos humanos, ¿cómo no voy a apoyar la huelga de los comunes, quienes defienden sus derechos'".

"Fabio", continuó Clara Lourdes "ha planteado reiteradamente a las autoridades del penal que lo devuelvan a la celda de aislamiento, en rechazo a su reclusión en un destacamento de prisioneros comunes, contrario a su voluntad y condición de preso de conciencia. De esto también le hablé al oficial Alberto, del Departamento de Seguridad del Estado de la prisión".

El periodista independiente Fabio Prieto Llorente fue juzgado en proceso sumarísimo efectuado el 5 de abril de 2003, durante la ola represiva llevada a cabo, en Isla de la Juventud, lugar de su residencia. Fue sancionado a veinte años de privación de libertad.

Periodista encarcelado restablece comunicación con su familia

LA HABANA, 9 de julio (Reinaldo Cosano Alén / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente, de la causa de los 75, recluido en la prisión especial de mayor seguridad Kilo 8, provincia Camagüey, logró restablecer comunicación telefónica con su hermana, Clara Lourdes Prieto Llorente, la que reside en Isla de la Juventud. También Clara recibió una carta de Fabio, eventos que no ocurrían en mucho tiempo.

Por ambas vías Fabio le da detallas que Clara Lourdes quiere dar a conocer.

"Tengo dolores en mis articulaciones por el año y dos meses que llevo prácticamente sin caminar. Una vez a la semana salgo al sol, que se toma en una pequeña jaula de unos dos metros cuadrados, a donde me llevan esposado a la espalda. Si voy a estas jaulas ocasionalmente se debe al padecimiento enfisematoso crónico que padezco. Lo peor es el acoso psicológico a que estoy sometido. La bocina inmensa está frente a mi celda. Hablé con la doctora que una o dos veces pasa frente a mi celda y la respuesta fue mandarme unos calmantes para los dolores de cabeza y aumentar la potencia de la bocina. Vivo en un aislamiento total. No sólo se leen todas mis cartas, también las notas que escribo a mis hermanos de causa recluidos en este mismo penal, y casi nunca llegan a sus manos. Hay una vigilancia casi hermética en todo lo que digo y escribo, porque estos mismos (presos) asesinos (encarcelados) muchas veces trabajan para la policía política", escribió Prieto Llorente.

Añade en su misiva el periodista independiente Fabio Prieto Llorente que convive con presos comunes de alta peligrosidad social, y que éstos muchas veces se autoagreden o mutilan cuando no son escuchados en sus demandas de derechos correspondientes.

Por juicio sumario efectuado el 5 de abril de 2003 en Isla de la Juventud, el periodista independiente Fabio Prieto Llorente, de 41 años, fue condenado a veinte años de prisión.


Denuncian torturas psicológicas en la cárcel de kilo 8
21/06/2004
Por Luis Guerra Juvier / Nueva Prensa

Camagüey (www.nuevaprensa.com) 21 de junio- Fabio Prieto Llorente, de 40 años de edad y periodista independiente de Isla de Pinos, quien cumple sanción a 20 años de privación de libertad en la cárcel de Kilo 8, en Camagüey, en la causa de los 75, denunció las torturas psicológicas a las que se ve sometido sistemáticamente.

El opositor pacífico describe la forma en que se le tortura y reveló que frente a su celda hay una corneta o bocina de audio, por lo cual habló con la doctora y esta le recetó calmantes para dolores de cabeza, a la vez que aumentaron la potencia de salida de dicha bocina. Junto a esto, los gritos de los presos alucinados y los guardias golpeando la reja por cualquier motivo, provocan dolores de cabeza y continuos sobresaltos.

El periodista declaró las desgarradoras escenas que ha presenciado de autoagresiones de otros prisioneros, obligados por la desatención y malos tratos a que son sometidos, las terribles condiciones de las celdas, la mala alimentación, los sedantes en altas dosis, unidos a los muchos días sin salir de la celda, lo cual los lleva a la conclusión de que los tratan como no personas.

©Nueva Prensa Cubana / Reportó desde Camagüey Luis Guerra Juvier / Nueva Prensa Cubana.

Libertad para los 75 presos de conciencia
18/06/2004
Por Luis Guerra Juvier / Nueva Prensa

Camagüey (www.nuevaprensa.com) 18 de junio- Ramona Mirta Llorente, madre del periodista independiente Fabio Prieto Llorente, natural de Isla de la Juventud, condenado a 20 años de cárcel por exponer sus ideas expresó durante el regreso a su lugar de residencia, distante a más de 700 kilómetros, que los gobiernos que se reunieron en México debían demandar la libertad de los 75 presos políticos cubanos.

La madre del reo opositor, expresó que siempre agradecerían este gesto, ya que sus hijos y esposos lo único que han hecho es expresar sus ideas, ya que ninguno ha usado la violencia para expresar su oposición a la política oficial del gobierno cubano, y en cambio sufren prisión injustamente.

Ramona Mirtha Llorente hizo la declaración en la terminal ferro-ómnibus de Camagüey el pasado 28 de mayo, en viaje de regreso después de haber realizado la visita reglamentaria a su hijo preso en la prisión Kilo 8 de esta provincia y realizó el viaje acompañada de Clara Lourdes Prieto Llorente e hija.

©Nueva Prensa Cubana / Reportó desde Camagüey Luis Guerra Juvier / Nueva Prensa Cubana.

Describe reo de conciencia su celda de confinamiento

LA HABANA, 31 de marzo (María Elena Alpízar, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - El preso político y de conciencia Fabio Prieto Llorente, confinado en la prisión Kilo 8, de Camagüey, envió una misiva a sus familiares donde describe las condiciones infrahumanas en que se encuentra.

Ramona Mirtha Llorente, madre de Fabio, quiso hacer pública la misiva para que el mundo conozca en qué condiciones mantienen a su hijo las autoridades cubanas.

"La celda -dice Fabio en su carta- mide 3 metros de largo por 1,2 metros de ancho, incluyendo servicio sanitario o turco, y ducha. El piso es de cemento y sin pulir. Las paredes están negras de mugre y presentan filtraciones, al igual que el techo. La única ventana mide 10 centímetros de alto por unos 30 centímetros de ancho, y está cubierta de cabillas en cuyos espacios no se puede introducir un dedo. La puerta de 50 centímetros de ancho, también cubierta de cabillas, presenta un hueco en la parte inferior para pasar la bandeja de los alimentos".

Prieto Llorente, en otra parte de su carta, especifica las medidas y dificultades del lecho, el lugar donde está situado y las incomodidades que le acarrea.

"La cama es de cemento y mide 40 centímetros [15 ¾ pulgadas] de ancho. Sobre la cama caen goteras y el colchón se moja cuando viene el agua a la ducha. Hay un muro de 1,1 metro de alto entre la cama y el baño, donde pongo las cosas de aseo y muchas veces, sin querer, caen al turco o hueco sanitario".

De igual manera señala la forma en que resguarda sus alimentos de los animales que habitan en la celda debido a lo insalubre del lugar, su permanencia en la oscuridad por la inestabilidad del fluido eléctrico, las incomodidades que afronta para mantener su ropa limpia y la negación de su derecho a tiempo reglamentario de salir al aire libre.

"El único lugar para poner los alimentos de la jaba familiar es amarrarlos a la puerta, para evitar que los ratones se los coman. También hay ranas, mosquitos por toneladas, hormigas y otros bichos. La luz no es constante. Lavo la ropa dentro de la celda y la tiendo allí mismo. Casi nunca me exponen al sol".

"Estas son las condiciones en que nos encontramos, nunca me ha gustado ser portador de malas noticias, pero en las condiciones en que me encuentro no queda otro remedio".

El periodista independiente Fabio Prieto Llorente, del Grupo de los 75 patriotas cubanos, fue sentenciado a 20 años de cárcel en uno de los juicios amañados de abril de 2003.

Los amores del periodista Fabio Prieto
Carlos Serpa Maceira, UPECI

NUEVA GERONA, marzo (www.cubanet.org) - La policía política de Isla de la Juventud subestimó al periodista Fabio Llorente Prieto Llorente. Quizás pensaron que la sentencia de 20 años de privación de libertad que le fue impuesta al pinero en el juicio sumario de abril del pasado año, doblegaría la firmeza de sus ideas.

Los que conocen a Fabio Prieto Llorente, de 40 años, saben que siempre ha tenido tres amores en su corazón. Jamás los ocultó: los ideales por los que ha sido enviado a prisión, su anciana madre Mirta Ramona Llorente, y el hijo Fabio Prieto Vega, de 14 años.

El oficial Omar, de la policía política en la prisión habanera de Guanajay, tiene conocimiento de los tres amores del prisionero de conciencia Fabio. Como represalia a su actitud contestataria dentro del penal, el agente represivo decidió aumentar los sufrimientos a los familiares de Fabio, trasladando al periodista independiente a la penitenciaría especial Kilo 8, en la provincia Camagüey.

Mirta Ramona Llorente, de 69 años, progenitora de Fabio, explica que, a pesar de encontrarse enferma de leucemia, y de lo difícil que es viajar desde Isla de la Juventud, jamás ha dejado de acudir a las visitas reglamentadas cada tres meses, para brindarle al hijo querido su amor de madre.

"Fabio, en las visitas, siempre me reitera que me cuide, que soy lo más grande que él tiene, y me hace un diluvio de preguntas sobre su hijo Fabito, al que ha visto solamente en dos ocasiones desde que fuera encarcelado en marzo de 2003".

La señora Llorente reveló el sufrimiento que la embarga por los actos represivos de que ha sido víctima su hijo por parte del gobierno cubano, que no reconoce su condición de preso político y de conciencia.

"Mi hijo fue confinado durante 21 días en una celda tapiada, como represalia por haberse declarado en huelga de hambre porque lo mantenían junto a presos comunes, algunos de alta peligrosidad. Pidió los oficios religiosos de un sacerdote católico, pero las autoridades carcelarias de Guanajay hicieron caso omiso de la solicitud. También hemos confrontado problemas con la correspondencia. Desde que Fabio está preso solamente he recibido dos cartas y mi hijo una sola. Él me ha dicho que me escribe, pero las cartas no llegan".

En el momento de nuestra visita, Clara Lourdes Prieto Llorente, hermana del periodista independiente, se disponía a viajar a la provincia Camagüey para conocer el estado de Fabio. La solidaridad de la familia nunca ha faltado. En septiembre del pasado año la familia le confeccionó una colchoneta que le fue llevada la prisión de Guanajay.

Sobre el traslado de Prieto Llorente a la cárcel Kilo 8, su anciana madre expresó: "Ha sido una atrocidad, lo han mandado al fin del mundo, pero si tengo que ir, iré a verlo. Es un horror lo que hacen con mi hijo. Sin embargo, su moral es alta, ha mantenido una actitud contestataria, y yo sé que él está dispuesto a realizar todos los sacrificios antes de doblegarse".

Finalmente, la madre del comunicador pinero agradeció las muestras de solidaridad recibidas dentro y fuera de Cuba, especialmente a Plantados por la Libertad y la Democracia en Cuba, organización radicada en la ciudad de Miami, que integran conocidos ex presos políticos exiliados, así como al diputado francés Francois Rochebline (UMP Loire) que apadrina a Fabio Prieto Llorente como parte de la campaña de apadrinamiento de los presos políticos cubanos que en Francia lleva adelante el Comité Solidaridad con Cuba libre.

En celda de aislamiento el periodista Fabio Prieto

LA HABANA, 12 de enero (www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente, condenado a veinte años de prisión en juicio sumario en abril del pasado año, continúa en celda de aislamiento en la prisión Guanajay, de La Habana, como represalia por haberse declarado en huelga de hambre porque lo mantenían junto a presos comunes, algunos de alta peligrosidad, relacionados principalmente con delitos de drogas, según expresó Clara Lourdes Prieto Llorente, hermana de Fabio, quien lo visitó en días recientes.

"A mi hermano lo mantienen aislado. Sólo puede conversar a gritos, por encontrarse muy lejos de los también presos políticos Omar Pernet, Osvaldo Alfonso y Carmelo Díaz, aunque lo llevan a tomar sol y su celda fue pintada. Su presión arterial es inestable y lo noté algo nervioso, pero firme, y con buen estado de ánimo", añadió Clara Lourdes.


CAMPAÑA DEL COMITÉ SOLIDARIDAD CUBA LIBRE MáS DE 60 DIPUTADOS Y SENADORES FRANCESES HAN APADRINADO A PRISIONEROS POLíTICOS CUBANOS Lunes, 17 de noviembre de 2003

El diputado frances François Rochebloine (UMP-Loira) ha anunciado que apadrinará al periodista independiente cubano Fabio Prieto Llorente, quien cumple una condena de 20 años de prision en la prision de Guanajay (Habana Campo). Con él, ya son más de 60 los políticos franceses que han decidido mostrar así su apoyo a los presos políticos de la isla.

Prieto Llorente, de 38 años de edad, detenido el pasado 19 de marzo, trabajaba como periodista independiente en la agencia Havana Press, desde la ciudad de Nueva Gerona (isla de Pinos). El pasado 20 de agosto pasado fue encerrado en una celda tapiada 21 días por "haberle faltado el respeto a un carcelero".

Movilizaciones por la libertad

Francois Rochebloine se suma a la campaña 'Apadrine a un prisionero politico cubano' que lanzó el Comite Solidarite Cuba Libre trás la oleada de arrestos registrada el pasado mes de marzo, en la que participan otros 32 diputados y 30 senadores.

Todos estos políticos han dirigido sendas cartas al Ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Dominique de Villepin y al embajador cubano en Paris, advirtiendoles de su participacion en esta campaña y manifestando su preocupacion por el estado de salud y las condiciones de detencion de sus ahijados, asi como exigiendo la liberacion inmediata de los mismos.

Además de esta camapaña, el comité organiza también los Martes por la Democracia en Cuba, una manifestacion por la liberacion de los prisioneros politicos cubanos que se desarrolla todos los Martes a pocos metros de la Embajada cubana en Paris, desde el pasado 25 de abril.

(c) 2003, elmundo.es (http://www.elmundo.es/)


Periodista independiente en celda de castigo

LA HABANA, 20 de agosto (www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Fabio Prieto Llorente fue enviado por 21 días a una celda tapiada en la prisión de Guanajay por ofender a un oficial de la Seguridad del Estado conocido por Omar.

Prieto Llorente, de 41 años, había sido trasladado recientemente a las galeras de los presos comunes, entre los que se encuentran condenados a cadena perpetua y a 30 años de prisión por tráfico de drogas.

Durante los 21 días que dure la medida disciplinaria le prohibieron a Prieto tomar el sol. El periodista se encuentra en una celda de metro y medio de ancho, sin luz eléctrica ni baño sanitario, le entregan una sola comida al día y no le permiten tener sus pertenencias.

Prieto Llorente, que fue condenado a 20 años de prisión durante la última ola represiva, es periodista independiente y asociado a la Asamblea para la Sociedad Civil que dirige Martha Beatriz Roque, también prisionera de conciencia condenada a 20 años en abril. cnet/24

Trasladan a periodista independiente a galera de presos comunes

LA HABANA, 25 de julio (www.cubanet.org) - El preso de conciencia y periodista independiente Fabio Prieto Llorente, condenado a 20 años de prisión durante la última ola represiva contra la sociedad civil, fue trasladado esta semana a una galera de presos comunes en la prisión de Guanajay.

Prieto Llorente se encuentra en el mismo recinto penitenciario donde están Carmelo Díaz Fernández y Osvaldo Alfonso, también prisioneros de conciencia condenados en abril.

El periodista independiente había sido trasladado desde Nueva Gerona, donde reside, hasta la capital cubana como un "castigo extra" para sus familiares, que deben cruzar el mar y pasar innumerables dificultades cada trimestre para visitarlo.

Prieto, de 39 años de edad, está encarcelado con presos comunes que cumplen sanciones de 30 años y cadena perpetua por tráfico de drogas, asesinatos, violaciones y otros delitos.

Political prisoner transferred to cellblock with common prisoners

HAVANA, July 25 (www.cubanet.org) - Jailed independent journalist Fabio Prieto Llorente, who's serving a 20-year sentence in the Guanajay prison, was transferred this week to a cellblock housing with common prisoners.

Prieto, 39, is now housed with prisoners who are serving mostly 30-year sentences for such crimes as drug traffic, murder, and rape.

Prieto is one of several political prisoners at the Guanajay facility.

En pésimas condiciones de confinamiento periodista de Isla de la Juventud

NUEVA GERONA, 22 de abril (Carlos Serpa Maceira, UPECI / www.cubanet.org) - El periodista independiente Fabio Prieto Llorente, sancionado a veinte años de privación de libertad, se encuentra en pésimas condiciones de confinamiento en un calabozo del cuartel general de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en Nueva Gerona, ciudad capital del municipio Isla de la Juventud.

A principio del mes de abril Fabio Prieto Llorente fue juzgado en juicio sumarísimo en la causa 3/2003 por el Tribunal Especial Popular de Isla de la Juventud, por haber violado, supuestamente, la ley No. 88 de protección de la independencia nacional y la economía de Cuba.

El reportero duerme en un banco de cemento existente en el calabozo que tiene escasa luz. Prieto Llorente convive con delincuentes y borrachos arrestados por la policía.

Clara Lourdes Prieto Llorente, hermana del comunicador lo visitó en la estación policial, pero los agentes de la PNR no permitieron que le entregara alimentos al prisionero.