Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


Síntesis biográfica de ARIEL SIGLER AMAYA

Nació el día 11de febrero de 1962.
Hijo de Librado y Gloria. Natural de Pedro Betancourt, Matanzas.
Presidente del Movimiento Independiente Opción Alternativa.
Fue juzgado el 4 de abril de 2003 y condenado a 20 años de prisión. Fue recluido en: Carretera Sanguily, Circunvalación Norte, Prisión Provincial de Canaleta, Ciego de Avila. Luego trasladado a Guamajal, en Villa Clara. Actualmente se encuentra en la prisión de Ariza, Cienfuegos.

Su familia reside en: Calle 22 No 2103-A e/ 21 y 23, Pedro Betancourt, Matanzas Esposa: Noelia Pedraza Jiménez.

Sus hermano Guido también cumple prision; y Miguel fue excarcelado.

Para más datos biograficos de Ariel Sigler Amaya

Video YouTube:

Gloria Amaya denuncia

Ariel junio-2010, recién liberado

ARTICULOS:

Continúa grave Ariel Sigler Amaya
En mal estado de salud Ariel Sigler Amaya
Hermano de Ariel no ve gesto positivo
Protesta Ariel Sigler Amaya por engaño de las autoridades
Urgente llamado de atención por preso político
Peligra Sigler Amaya
Reclamo Humanitario
Reo de conciencia desconfía de investigaciones médicas
Continúa la fiebre a Sigler Amaya
Temen por la vida de Ariel Sigler Amaya
Se deteriora aún más la salud de prisionero conciencia en hospital habanero
Para que no asesinen a Ariel
Todas las enfermedades de Sigler Amaya tornan crónicas
El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya se agrava
Continúa en hospital grave Ariel Sigler Amaya
En delicado estado de salud prisionero de conciencia de los 75
Hasta el último round
Cucarachas en centro de rehabilitación
Continúa precario estado de salud de Sigler Amaya
Diagnostican bacteria a Sigler Amaya
Sufre recaída Ariel Sigler Amaya
Petición de visa humanitaria por enfermedad
Continúa Ariel Sigler Amaya sin asistencia médica
Continúa en mal estado prisionero de conciencia
Hostigan a reo de conciencia en hospital
Sin atención médica Ariel Sigler Amaya
Dama denuncia situación de su esposo hospitalizado
Continúa en grave estado Sigler Amaya
Sigler Amaya continúa grave en Hospital “Julito Díaz”
Ariel Sigler Amaya se agrava y sería remitido a otro hospital
Entrevista al prisionero de conciencia
Prisionero de conciencia en peligro de muerte
Trasladan a prisionero político
Maltrato a Ariel Sigler Amaya
Nuevas torturas en las cárceles cubanas
Campaña Internacional: Salvemos todos a Ariel
Saque sus propias conclusiones
En críticas condiciones reo de conciencia
Ingresan reo de conciencia a insistencia de su esposa
Era un hombre completamente sano
Remiten a prisionero de conciencia para un hospital habanero

Hospitalizado prisionero de conciencia sin atención médica
Prisionero de conciencia recibe llamada de sorpresa
Pistolas encubiertas
En crítico estado de salud reo de conciencia de los 75
Comunicado de prensa de Ariel Sigler Amaya
Ayunaron reos en cárcel de Ariza
Trasladado de prisión preso de conciencia
Envía Ariel Sigler Amaya mensaje a Damas de Blanco
Noche Buena con candado chino
Impide SE casamiento entre opositores pacíficos
Preso de los 75 envía mensaje a la opinión pública
Prisionero Político envía mensaje al pueblo de Cuba
¡Ayúdeme a recuperar a mis hijos antes de morir!
Carta de Gloria Amaya González por el Día de las Madres
Gloria Amaya González escribe a Magali Llort Ruiz
Prohíben a presos de conciencia lecturas y asistencia religiosas
En una cárcel matancera

Causa #7: Documento de Sentencia
También fue condenado en esta causa Guido Sigler Amaya.

 

Continúa grave Ariel Sigler Amaya

15 de junio de 2010

Desde la madrugada del domingo 13 de junio de 2010 a Ariel Sigler Amaya, recién excarcelado con licencia extrapenal por enfermedad, hasta las 3:00 p.m. de ayer lunes, hubo que administrarle siete sueros para hidratación por vía parenteral, a causa de la pérdida de conocimiento debido a varios vómitos y diarreas.

Este lunes 14 de junio Ariel Sigler Amaya sufrió tres desmayos: el primero fue en el cementerio del pueblo de Pedro Betancourt al que lo llevaron en silla de ruedas para ir a la tumba donde descansa su madre la Dama de Blanco Gloria Amaya González; el cementerio queda a 2 kilómetros del pueblo.

El segundo desmayo fue en el camino al llevarlo de regreso a su casa y el tercer desmayo fue ya estando en el interior de su casa. Sigler Amaya sigue presentando palidez, sudoraciones frías, mareos y presión baja. Desde que llegó a Pedro Betancourt el sábado 12 de junio Ariel Sigler Amaya se ha desmayado 5 veces; la familia está muy preocupada por su vida.

Esta información fue trasmitida desde el pueblo de Pedro Betancourt, Cuba, por Juan Francisco Sigler Amaya a su hermano Miguel Sigler Amaya el día 14 de junio de 2010 a las 3pm.

 

En mal estado de salud Ariel Sigler Amaya

14 de junio de 2010

En la madrugada del domingo 13 de junio de 2010 a Ariel Sigler Amaya, recién excarcelado con licencia extrapenal por enfermedad, se le tuvo que administrar dos sueros para hidratación por vía parenteral a causa de la pérdida de conocimiento debido a tres vómitos y el deteriorado estado de salud con el que salió de las cárceles castristas.

Ariel Sigler Amaya ha sufrido dos desmayos desde que se encuentra en su casa del pueblo de Pedro Betancourt en la provincia de Matanzas, Cuba, uno de ellos el sábado día 12 y el otro este domingo.

Sigler Amaya presenta palidez, sudoraciones frías, debilitamiento y presión baja; es tal su estado crítico de salud que fue necesario llamar con urgencia a un médico de la población, el cual determinó suministrarle dos sueros de hidratación simultáneamente; uno en cada brazo, pues uno sólo no le daría la suficiente hidratación con la urgencia que la necesita. La familia está muy preocupada por la vida de Ariel Sigler Amaya.

Esta información fue trasmitida desde el pueblo de Pedro Betancourt, Cuba, por Juan Francisco Sigler Amaya a su hermano Miguel Sigler Amaya el día 13 de junio de 2010 a las 10 a.m.

 

Hermano de Ariel no ve gesto positivo

13 de junio de 2010

(Radio Martí, 12 de junio) En el poblado matancero Pedro Betancourt la familia Sigler Amaya recibió a Ariel Sigler Amaya, a quien el gobierno de Cuba le concedió una licencia extrapenal por su delicado estado de salud.

Juan Francisco Sigler, hermano del opositor y también activista de derechos humanos, comunicó a Radio Martí que no asumen esta excarcelación como un gesto positivo del Gobierno cubano sino como una acción obligada por el delicado estado de salud de Ariel.

Ariel Sigler Amaya, presidente del Movimiento Opositor Opción Alternativa, que fue arrestado en la Primavera Negra del 2003, sufrió un considerable deterioro de su salud a partir del momento de su encarcelamiento (que se hizo evidente hace dos años).

Las autoridades cubanas lo trasladaron desde la cárcel de Ariza hasta el hospital habanero Julito Díaz en septiembre del 2009 ante denuncias de sus familiares por el agravamiento de su salud, pero no recibió el tratamiento médico adecuado y su salud empeoró.

Tanto su esposa como sus hermanos coinciden en que Ariel requiere de una atención médica especializada, que no recibió en los hospitales del país. La familia dijo que realizará gestiones humanitarias para que instituciones sanitarias de otros países le den la atención profesional que necesita.

 

Protesta Ariel Sigler Amaya por engaño de las autoridades

2 de junio de 2010

(Radio Martí, 1 de junio) - El prisionero de conciencia en grave estado de salud, Ariel Sigler Amaya, decidió rechazar la asistencia médica, porque considera que ha sido engañado por las autoridades castristas. Alertó, además, que iniciaría una huelga de hambre si no obtiene una pronta respuesta.

Su hermano, Juan Francisco Sigler Amaya, expresó la preocupación de la familia, en comunicación telefónica con Radio Martí, este lunes. "Estamos sumamente alarmados por la decisión, que obligado por las circunstancias, Ariel Sigler Amaya ha tomado, desde hace varios días".

La protesta cívica consiste en rechazar toda la asistencia médica, incluyendo los medicamentos.

La familia Sigler Amaya denunció que las autoridades gubernamentales cubanas no han trasladado a Ariel del hospital habanero Julito Díaz, a un hospital más cercano a su domicilio, donde pueda ser mejor atendido por sus familiares -tal y como le habían prometido con anterioridad. "Todo esto ha resultado en una mentira", afirmó Juan Francisco.

Agregó que -dada la gravedad de la salud del prisionero de conciencia-, la familia ha tratado de disuadirlo en vano, pues este no ha cambiado su decisión. "Sabemos de sus principios y valentía, por lo que respetamos su dramática decisión, ya que hoy peligra su vida como nunca antes", subrayó Juan Francisco.

El activista por los derechos humanos hizo un llamado a la comunidad internacional a que intervenga a favor de su hermano. "Paren este asesinato lento, bárbaro y vengativo, que quiere cometer la dictadura militar castrista con una persona inocente. La barbarie castrista debe cesar".

 

Urgente llamado de atención por preso político

4 de mayo de 2010

(Radio Martí, 3 de mayo) - La salud del preso político Ariel Sigler Amaya continúa deteriorándose en el hospital habanero Julito Díaz.

La periodista independiente Leticia Ramos Herrería conversó con Noelia Pedraza Jiménez, Dama de Blanco esposa del opositor, e informó para Radio Martí que al mismo le practicaron varios exámenes el pasado viernes y que su presión arterial se mantiene muy baja.

La Dama de Blanco agregó que Ariel Sigler Amaya, condenado a veinte años de privación de libertad en marzo de 2003, debería ser tratado en un hospital clínico y no en el que se encuentra.

 

Peligra Sigler Amaya

1 de mayo de 2010

(Radio Martí, 30 de abril) - La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional teme por la vida del disidente Ariel Sigler Amaya, quien cumple una pena de 20 años de cárcel y cuya salud se ha deteriorado gravemente en las últimas horas.

El portavoz de la Comisión, Elizardo Sánchez Santa Cruz, explicó el jueves en La Habana a la agencia EFE que el estado de salud de Sigler se ha debilitado por problemas de tensión arterial.

Sigler, de 47 años, está internado en el Hospital Julio Díaz de La Habana, y según denuncia Sánchez Santa Cruz, no ha recibido la alimentación o el tratamiento necesarios durante su encarcelamiento.

Ariel Sigler Amaya fue detenido el 18 de marzo de 2003 durante la Primavera Negra de Cuba, y su libertad es exigida por Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos que lo consideran un prisionero de conciencia.

 

Reclamo Humanitario

30 de abril de 2010

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – Desde el pasado 14 de agosto de 2009, se encuentra ingresado en el Hospital Julito Díaz, en Ciudad de La Habana, el preso político y de conciencia del Grupo de los 75, Ariel Sigler Amaya, aquejado de varias enfermedades y en estado parapléjico.

Su traslado a esta entidad fue promovido por la policía política por considerar que este centro de Rehabilitación es de referencia nacional, pero durante todo este tiempo Ariel no ha progresado en su estado de salud, por el contrario un hombre que practicaba el culturismo, está pesando 117 ½ libras.

Su vida está en peligro, se ha reclamado sin ninguna solución el traslado de este hospital hacia un lugar donde sus parientes más cercanos, puedan estar próximo a él y brindarle su apoyo afectivo con las consiguientes visitas y una mejor comunicación familiar.

Ariel lleva varios días con la presión baja, y los médicos plantean que es debido a que no tiene músculos, por estar en cama. Se siente con arritmia y el pecho apretado, en el día de hoy le hicieron un electrocardiograma, pero los facultativos dijeron que no daba alterado. Sin embargo ha tenido la visita, ya tarde en la noche de dos jefes del Departamento de Enfrentamiento de la Seguridad del Estado. Pero no se resuelve ningún problema.

Lo que necesita Ariel Sigler Amaya es una visa humanitaria para trasladarse a algún país donde reciba ayuda y sea rehabilitado, respetando su decisión de volver a Cuba cuando esté curado.

Pedimos que este reclamo sea oído por los países democráticos, para que no haya que lamentar la pérdida de otro disidente cubano, preso solamente por sus ideas.

Dado en Ciudad de La Habana, a los 28 días del mes de abril de 2010.

Red Cubana de Comunicadores Comunitarios
Coalición Central Opositora
Partido Social Demócrata Cubano
Normando Hernández González (Grupo de los 75)
Yaraí Reyes Marín

Nota: Este documento está abierto a la firma de todos los que quieran apoyarlo

 

Reo de conciencia desconfía de investigaciones médicas
Bárbara Jiménez Contreras

6 de abril de 2010

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – Al prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya le han practicado un sinnúmero de exámenes, los cuales, según el criterio médico, han tenido un resultado negativo. Esto sucede, informó la esposa del reo, Barbará Pedraza Jiménez, desde el pasado 16 de marzo que se le empezó a descontrolar la temperatura corporal.

Ariel y su esposa desconfían de los resultados de las investigaciones, ya que la fiebre no desaparece y los profesionales de la salud la justifican diciendo que en el último exudado descubrieron un estafilococo nombrado coagulosa positivo.

Agregó Pedraza Jiménez que toda esta incongruencia sin el tratamiento requerido ha ocasionado pérdidas de peso en el paciente: En el mes de febrero su peso corporal era de 122 libras y en marzo de 117.

La dama de blanco dijo además que los signos vitales no son confiables pues tuvo que demostrarle al enfermero que estaba falseando la temperatura y la presión arterial. Esto lo hizo al tomársela ella misma en su presencia, pero el técnico se defendió con el argumento de que a lo mejor el equipo estaba roto.

Ariel Sigler Amaya se encuentra ingresado en el Centro de Rehabilitación "Julio Díaz" en Ciudad de La Habana, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Continúa la fiebre a Sigler Amaya
Barbará Jiménez Contreras

3 de abril de 2010

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – La condición del prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya permanece febrícula desde el pasado 16 de marzo, a pesar de que el médico de cabecera, del Hospital de Rehabilitación Julio Díaz en Ciudad de La Habana donde se encuentra recluido, planteó que estaba atravesando un proceso viral, para lo que le indicó azitromicina.

La esposa de Sigler Amaya, la dama de blanco Noelia Pedraza Jiménez, le informó al doctor su preocupación y el día 26 le practicaron complementarios de sangre, exudado de faringe y laringe, y análisis de orina.

Según Pedraza Jiménez le queda claro que el personal de salud que investiga los padecimientos de Ariel Sigler Amaya no han llegado a ninguna conclusión para mejorar su maltrecha salud.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Temen por la vida de Ariel Sigler Amaya
Bárbara Jiménez Contreras

18 de marzo de 2010

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, recluido en el hospital de rehabilitación Julio Díaz en la capital del país, no logra restablecer su maltrecha salud.

Sigler Amaya padece de desnutrición grave, paraplejia funcional, hipotensión, vértigo cervical, cefalea migratoria, osteoporosis, pólipo vesicular, cálculo en el riñón izquierdo, faringoamigdalitis crónica, esofagitis crónica y gastrodenitis crónica, según criterio médico.

Además, hace una semana que presenta fiebre por lo que le indicaron rayos x de tórax y un leucograma. El resultado de laboratorio fue normal, pero los galenos plantean que es un proceso viral y le prescribieron azitromicina.

Su esposa, la dama de blanco Noelia Pedraza Jiménez, está muy preocupada por Ariel y teme por su vida.

 

Se deteriora aún más la salud de prisionero conciencia en hospital habanero
Bárbara Jiménez Contreras

11 de marzo de 2010

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.comAriel Sigler Amaya, preso de conciencia del grupo de los 75, hospitalizado en el centro de rehabilitación Julio Díaz, continúa con serios problemas de salud.

Su esposa, la Dama de Blanco Noelia Pedraza Jiménez, comunicó que su cónyuge ha empezado a presentar fiebre de 38 grados sin que se conozca la causa.

Agregó que no le han realizado hasta el momento ningún examen para descartar alguna otra infección que dé lugar a esta fiebre.

Noelia Pedraza Jiménez alega sentirse muy preocupada pues en los 18 meses que lleva Ariel Sigler Amaya internado en los hospitales cubanos no ha tenido ninguna mejoría.

 

Para que no asesinen a Ariel

Pablo Rodríguez Carvajal

7 de marzo de 2010

Me quedé estático al ver el asombro de mi -a veces- escandalosa hermana. Estaba acostumbrada a ver una montaña de papeles en mi escritorio; libros cubriendo la mayor parte de la cama; pero hasta ese día no se había percatado de que su hermano leía el periódico hoja por hoja, en vez de continuar el artículo que empezara en la hoja que estuviera. Por supuesto, me refiero a la prensa plana previa a la era del Internet. Y fue así que tomé conciencia de que aquel proceder mío, como el de llevar la lectura de varios libros a la vez, era, o es, algo anormal.

Aviso, más bien alerta: No pienso para esta nota evocar al sevillano Bécquer, al bonaerense Borges ni al también sevillano Machado. Si lo que busca es bonita prosa que por vía de sus ojos acaricie su corazón, vaya a uno de esos medios de "comunicación" que dice lo que en moda esté para satisfacerlo a usted.

Algo patético, nada poético, ocurre en un hospital habanero. A un prisionero de conciencia, Ariel Sigler Amaya, lentamente, lo están asesinando. Es obvio, a un hombre totalmente sano, fuerte, no le entra un coctel de enfermedades de un solo golpe. El primer puntillazo lo sintió hace unos 18 meses. Una polineuropatía sentó al boxeador en el medio del cuadrilátero para un conteo del que no ha podido levantarse.

Ariel, hasta la fecha, no ha abrazado la huelga de hambre como método de lucha en la prisión (y en la condición que está, ojalá no se le ocurra). Entonces, ¿cómo exterminarlo? El cómo, lo estamos viendo, lo que está bien oscuro es el porqué. Resulta que esa banda de frustrados (no sé si sexuales o qué) que quiere mantener el control absoluto en Cuba no puede resistir que algo, al parecer insignificante, se le vaya de la mano.

Cuando Miguel Sigler Amaya salió con su esposa Josefa López Peña, e hijos, al exilio, los sicarios pensaron que, como sucede en la mayoría de los casos, la pareja se iba a quedar callada, por tener otros dos miembros de la familia de rehenes en las prisiones castristas: Ariel y Guido Sigler Amaya. Pero no fue así.

Esa opción jamás hubiese sido aceptada por la hoy difunta Gloria Amaya, madre de los Sigler, ni por los hermanos en prisión ni por un larguísimo número de miembros de esa familia que lucha en favor de los derechos humanos. Y le tocó a Ariel, el más fuerte de los dos. El boxeador. El mismo que hasta hace unos 18 meses cada vez que preguntaba por él me decían: "No te preocupes por Ariel, es un tronco”.

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con la forma de leer un periódico? Veamos. No es necesario centrarse en el mal de una sola persona, ni el hecho noticioso de última hora, ni dejarse llevar por noticiarios que van "donde pique el peje" a pescarlo a usted. Su cerebro tiene capacidad, sin que sea poseedor de un alto cociente intelectual, para estar atento a muchísimos de esos hechos noticiosos y a la misma vez denunciar a voz en cuello lo que le están haciendo a Ariel, no tiene que esperar a que lo maten para entonces reaccionar.

Si Ariel Sigler Amaya muere a manos de esos asesinos, y hasta ahora no hay un farito que indique un desenlace diferente, quien nada haya hecho por evitarlo reaccionará, aun más que los demás, pero sin duda tendrá una gran dosis de culpabilidad.

Ahora leeré una poesía de Bécquer, Borges o Machado; apagaré la luz, y aunque sea por pocas horas, cerraré mis ojos con la certeza de haber intentado rendir mejor labor que ayer en pos de mi sueño: la libertad de Cuba; y mañana, intentaré hacerlo mejor que hoy.

 

Todas las enfermedades de Sigler Amaya tornan crónicas
Barbará Jiménez Contreras

6 de marzo de 2010

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, que continúa en el Hospital de Rehabilitación Julio Díaz, en la ciudad de La Habana, ahora presenta dolor precordial y al efecto le ordenaron un electrocardiograma que arrojó una Osteocondritis.

Según el diagnóstico de los galenos, todas las enfermedades que padece el paciente se han convertido en crónicas. Su esposa, la Dama de Blanco Noelia Pedraza Jiménez, está muy preocupada, pues Ariel Sigler Amaya lleva 18 meses hospitalizado y su salud no mejora.

 

El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya se agrava

2 de marzo de 2010

Miami, FL. – www.PayoLibre.com – Lo primero es, agradecer con todas las fuerzas del corazón, de parte de la familia Sigler Amaya, lo que están haciendo por mi hermano Ariel y los otros prisioneros de conciencia.

Ayer domingo comuniqué vía telefónica, sobre las 10 de la noche, con mi otro hermano allá en Cuba, Juan Francisco Sigler Amaya. Ellos fueron citados desde hace 15 días por la junta médica para el Hospital de Rehabilitación Julito Díaz en La Habana, donde permanece ingresado Ariel desde hace más de cinco meses, para el sábado 27 de febrero. Fueron 5 miembros de nuestra familia.

Les explicaron sobre la gravedad de Ariel Sigler Amaya. Está empeorando por día, expulsando gran cantidad de sangre por el recto debido a la avanzada hemorroide sangrante; está botando por su boca, tacos putrefactos de color verde y amarillo con mucha fetidez; tiene dolores intensos en garganta, tubo digestivo, esófago y estomago; padece de intensa ardentía y fuertes dolores en la pelvis y vejiga cuando orina (el orine con mucha fetidez); sufre de mareos, fuertes dolores de cabeza; está muy pálido, de color amarillo, débil; sus piernas están renegridas y disecadas; permanece postrado en una cama, con un dispositivo alrededor del cuello llamado “minerva”.

Según los médicos no pueden intervenirlo quirúrgicamente, ni de las hemorroides ni de la amigdalitis en su garganta, pues no lo resistiría por su estado de debilidad y gravedad.

Ariel advierte que apelará a los recursos que él estime conveniente para acabar lo antes posible con esta situación. También recordó que no intentará en contra de su vida por mediación de un posible suicidio. La familia captó el mensaje y le aconsejaron que no apelara a una huelga de hambre, pues no resistiría una semana.

Los agentes de la Seguridad del Estado que participaron en este encuentro -capitanes, tenientes coroneles y coroneles del más alto rango del gobierno cubano-, se mostraron violentos y muy molestos por las informaciones mundialmente reconocidas sobre el caso de Ariel. Manifestaron de forma amenazante que si Estados Unidos con todos los cohetes y misiles, no los han podido presionar, nuestra familia tampoco lo va a lograr. La discusión fue tan acalorada que hubo gran posibilidad de irse a las manos, todo provocado por el reconocido cabecilla terrorista y tristemente célebre, teniente coronel Tamayo.

Hermanos: rogamos, pedimos ayuda, apoyo y solidaridad, para evitar que sigan muriendo seres humanos dentro de Cuba por culpa de una dictadura, que por permanecer un día más en el poder sería capaz de sacrificar a todos los cubanos.

Llegó el momento de pedir con urgencia el arresto de Fidel y Raúl Castro Ruz, y de Ramiro Valdés, por organizaciones internacionales reconocidas para estos casos de crimen de lesa humanidad.

Teléfono para comunicarse en Cuba con su hermano Juan Francisco Sigler Amaya, su representante: 011-53-45-89-8448, Municipio Pedro Betancourt, Matanzas, Cuba.

Miguel Sigler Amaya, ex prisionero político, desterrado en USA.

 

Continúa en hospital grave Ariel Sigler Amaya

2 de marzo de 2010

(Radio Martí, 1 de marzo) - Desde el municipio matancero de Pedro Betancourt, el defensor de los derechos humanos, Juan Francisco Sigler Amaya, informó que su hermano, el prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, continúa en muy delicado estado de salud en el hospital capitalino Julito Díaz.

El prisionero político se encuentra muy débil, pálido y continúa extremadamente delgado, afirmó Juan Francisco. Los padecimientos y agudos dolores en la garganta, tórax y abdomen se le han incrementado de manera alarmante, después de que el otorrino, Manuel Villar, le indicara gárgaras de yodo.

La indicación médica, explicó la fuente, le ha provocado una grave afectación por quemaduras en la garganta, el tubo digestivo y el estómago, y consecuentemente, se le ha dificultado ingerir alimentos.

Juan Francisco Sigler Amaya reiteró que pese al delicado estado de salud de su hermano, sus principios a favor de la democracia permanecen firmes.

 

En delicado estado de salud prisionero de conciencia de los 75
Tania Maceda Guerra

24 de febrero de 2010

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Ariel Sigler Amaya, se encuentra muy mal de salud en el Hospital Julito Díaz en Ciudad de La Habana, desde donde hizo una breve llamada telefónica el 21 de febrero de 2010 y dijo: “Me encuentro peor que cuando me ingresaron, pues han aparecido otras afecciones”.

“Cuando me encarcelaron en marzo de 2003 –continuó el reo– yo era un hombre completamente sano, pero la Seguridad del Estado me está asesinando, me ha ido aniquilando poco a poco. He perdido casi la mitad de mi peso corporal. Ahora padezco de un síndrome de mala absorción gastrointestinal, gastritis y faringitis crónicas, enfisema pulmonar, cálculos en la vesícula biliar, trastornos en la columna cervical, mareos, decaimientos, fatigas, inapetencia, vómitos, hemorroides, tengo una bacteria en la garganta, estoy hipotenso y en silla de ruedas.”

Ariel Sigler Amaya nació el 2 de noviembre de 1964. Es el presidente del Movimiento Independiente Opción Alternativa y pertenece al Consejo de Relatores. Fue arrestado el 18 de marzo de 2003, y condenado a 25 años de Cárcel en el Grupo de los 75, y declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional. Su familia reside en la calle 22 #1910 A e/ 19 y 21, Pedro Betancourt, Matanzas, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Hasta el último round

Por Manuel Vázquez Portal

Ariel Sigler Amaya es de los que pelean hasta el último round. A los once años aprendió a ser campeón. Sabe que la victoria duele pero sin soñar con ella no vale la pena presentarse. Infancia pobre y campesina hacen de la voluntad una fragua y en ella se forja la reciedumbre del carácter. Eso es Ariel Sigler Amaya: una voluntad vencedora.

Hace siete años lo tienen contra las cuerdas. Le pegan sin piedad. Golpes bajos. El árbitro está en su contra y el público amordazado no puede protestar.

Su esquina se ha convertido en una silla de ruedas, y ya es una osamenta que resiste los embates del impío contrincante. Su entrenadora acaba de morir -el más duro de todos los uppercut- y su equipo, aunque no deja de asistirlo y alentarlo no cuenta con la logística necesaria.

Juan Francisco protesta cada mala decisión de los jueces, Miguel denuncia las arbitrariedades en cuanta tribuna halla, Guido no puede más que indignarse y morder con rabia los barrotes que no le permiten entrar a la pelea junto con su hermano.

Aquel martes 18 de marzo del 2003 cuando, por la fuerza lo subieron al ring, Ariel Sigler Amaya era un hombre sano y fuerte. La semana pasada cuando asistió al obituario de su madre –cuentan los que lo vieron- no parecía ni la sombra del hombre que el 4 de abril de 2003 fuera condenado a 20 años de prisión por aspirar a una lidia limpia, respetuosa y apegada a las leyes.

Pero no han logrado vencerlo. Es de rodillas resistentes y mandíbula recia. Sólo un knock out fulminante no le permitiría incorporarse y seguir en la lucha. Ariel Sigler Amaya es de los que pelea hasta el último round, hasta el último aliento, como le enseñó su entrenadora Gloria Amaya.

http://www.tintainfelizmierdaflorida.blogspot.com/

 

Cucarachas en centro de rehabilitación
Bárbara Jiménez Contreras

18 de diciembre de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, ingresado en el Centro de Rehabilitación "Julio Díaz", en Ciudad de La Habana, a los 16 meses de estar enfermo no ha logrado restablecer su estado de salud.

Según Noelia Pedraza Jiménez, esposa de Ariel, la proliferación de cucarachas en el cuarto aledaño al del prisionero de conciencia es preocupante.

Refiere la Dama de Blanco, que este local era utilizado anteriormente como ropero, por lo que permanecía abierto, pero ahora está cerrado por existir allí los medios necesarios instalados por la seguridad del Estado para ver lo que acontece en el cuarto que ocupa el preso, lo que trae como consecuencia el hábitat perfecto para dichos insectos.

Agrega Pedraza Jiménez que la dirección del hospital tiene conocimiento de la situación higiénico- sanitaria que presenta el inmueble, y los riesgos a que está sometido el paciente.

 

Continúa precario estado de salud de Sigler Amaya
Bárbara Jiménez Contreras

10 de diciembre de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero político Ariel Sigler Amaya, recluido en el Centro de Rehabilitación “Julio Díaz”, en La Habana, no mejora su precario estado de salud, informó su esposa, la Dama de Blanco Noelia Pedraza Jiménez.

Según la fuente, después de detectada la nueva bacteria localizada en la garganta, conocida como pseudomonas aeruginosa, le indicaron al reo gentamicina intramuscular en los brazos, ya que no puede ser en los glúteos por carecer de masa muscular.

Este proceder trajo como consecuencia dolor y moretones en las extremidades superiores, por lo que han tenido que aplicarles fomento frío para bajar la inflamación, señaló.

Agregó Pedraza Jiménez que este fármaco no ha cumplido su objetivo pues el reo continúa con fiebre.

Para concluir, Noelia Pedraza Jiménez dijo que su esposo lleva 16 meses hospitalizado y no se ve avance de ninguna índole y considera que lo que necesita es que lo ingresen en un hospital para que le investiguen cual es el padecimiento real que lo aqueja.

 

Diagnostican bacteria a Sigler Amaya
Bárbara Jiménez Contreras

7 de diciembre de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, que continúa ingresado en el capitalino Centro de Rehabilitación “Julio Díaz”, después de transcurrir un mes esperando el resultado del examen de la garganta, el pasado 3 de diciembre le diagnosticaron la bacteria pseudomona, por lo que le indicaron gentamicina intramuscular.

Según la dama de blanco Noelia Pedraza Jiménez, al preguntarle al doctor Barreto que si el estado febril de su esposo obedecía a la presencia de esta bacteria, el galeno respondió que no, la fiebre observada anteriormente era por trastornos estomacales, y que pueden aparecer otras bacterias.

Ariel Sigler Amaya y su esposa no creen en el criterio de este facultativo y piensan que han sido engañados todo el tiempo, que esta bacteria fue detectada hace un año en el hospital “Gustavo Aldereguía Lima”, en Cienfuegos.

 

Sufre recaída Ariel Sigler Amaya
Bárbara Jiménez Contreras

4 de diciembre de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, recluido en el centro de Rehabilitación “Julio Díaz” en Ciudad de La Habana, sufre recaída por falta de medicamento.

Según la Dama de Blanco Noelia Pedraza Jiménez, la enfermera de cabecera le dijo que el nutriólogo le retiró el medicamento domperidona al reo de conciencia, fármaco indicado por el gastroenterólogo, porque se agotó en la farmacia de dicha institución.

Agregó Pedraza que como consecuencia de esta situación su esposo inicio nuevamente un cuadro febril.

Ariel Sigler Amaya cumple una condena de 20 años de prisión como parte del Grupo de los 75.

PETICIÓN DE VISA HUMANITARIA POR ENFERMEDAD

Miami, FL. 24 de noviembre de 2009

A: Congresistas Lincoln Diaz-Balart, Mario Diaz-Balart, Ileana Ros-Lethtinen y Albio Sires.

De: Miguel Sigler Amaya, Ex-prisionero Político y Josefa López Peña, Co-fundadora de las Damas de Blanco.

Asunto: Petición de Visa Humanitaria por enfermedad para Ariel Sigler Amaya.

La situación de salud del prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya es grave. Hace más de un año se encuentra hospitalizado sufriendo múltiples enfermedades, adquiridas todas en prisión; en todo este tiempo ha sido remitido para tres hospitales diferentes y los médicos no dan un diagnóstico oficial, manteniendo en secreto el origen de sus padecimientos.

Sus enfermedades son las siguientes:

Polineuropatía, hemorroide sangrante, enfisema pulmonar, ganglios en la garganta que le imposibilitan ingerir alimentos sólidos, posible neumonía, gastritis, hipotensión, quistes en el riñón izquierdo y en la vesícula, pólipos vesicular, afectada la circulación sanguínea, invalidez de sus extremidades inferiores por lo que se encuentra postrado en una cama y se desplaza en una silla de ruedas, síndrome de mala absorción intestinal, osteoporosis avanzada. Además padece de dolores intensos en los huesos, músculos y articulaciones, decaimiento (no tiene fuerza ni para levantar sus brazos), pérdida con frecuencia del conocimiento, fiebre y vómitos, mareos; ha perdido mas del 40% de su peso corporal, inapetencia, fuertes dolores de cabeza, presenta hematomas oscuras en gran parte de su cuerpo y hemoglobina baja. Su organismo ya no asimila vitaminas.

Ariel está considerado por las Damas de Blanco entre los más graves de salud de los presos políticos dentro de Cuba.

Ariel Sigler Amaya nació el 11 de febrero de 1964 y es el presidente de un Movimiento de Derechos Humanos (Movimiento Independiente Opción Alternativa); su lugar de residencia es calle 22 #1910 % 19 y 21 Municipio Pedro Betancourt, provincia Matanzas, Cuba. Ariel es Licenciado en Cultura Física y practicó varios deportes, siendo campeón provincial juvenil en Boxeo.

Ariel Sigler Amaya fue arrestado el 18 de marzo del 2003, conocida como la Primavera de Cuba o Grupo de los 75, sancionado a 20 años de prisión. Su estatura sobrepasa los seis pies y nunca antes había padecido de ningún tipo de enfermedad; su peso corporal antes de ser llevado a prisión era de más de 200 libras. Actualmente pertenece a la prisión de Ariza Provincia de Cienfuegos, pero por su estado de gravedad se encuentra en el Hospital de Rehabilitación Julito Díaz en Ciudad de La Habana.

Para una comunicación directa con sus familiares, llamar al: 011-53-45-89-8448, en Cuba; y en Miami: 786-768-4428.

Los familiares del prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, y demás activistas de Derechos Humanos de dentro y de fuera de Cuba estaremos agradecidos eternamente de cualquier gestión que ustedes pudieran hacer en este sentido.

Miguel Sigler Amaya
Josefa López Pena


Nota adicional: Rogamos a todos los cubanos dentro y fuera de Cuba, que luchan por la libertad de todos los presos políticos cubanos, que reenvíen este llamado a todos sus contactos sobre el estado de gravedad en que se encuentra este valioso hermano anti-castrista, y hagamos una campaña internacional antes de que ocurra un desenlace fatal.

Necesitamos que nos respondan su apoyo y solidaridad por esta vía, o por teléfono: (786-768-4428, ó, 786-443-9132). No olvidemos que es un asunto humanitario, que es un ser humano. Este llamamiento es para políticos, defensores de Derechos Humanos, blogueros, instituciones religiosas, etc.

Miguel Sigler Amaya, Ex- prisionero político desterrado en Estados Unidos de Norte América.
sigler182006@yahoo.com

 

Continúa Ariel Sigler Amaya sin asistencia médica
Indiana Rojas Laboris

23 de noviembre de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – Al prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya hacía 18 días que no lo veía su médico de cabecera ni ningún otro especialista, en el Centro de Rehabilitación “Julio Díaz” en la capital del país, informó su esposa, Noelia Pedraza Jiménez, el pasado 19 de noviembre.

Según Noelia, su esposo no mejora; padece dolor de garganta, malestar general, cefalea, además de hemiplejia funcional, y el exudado de garganta que le indicaron hace 15 días, aún no se lo han realizado.

Agregó, que es una falta de respeto que la dieta que su esposo le fuera iniciada por el nutriólogo no se cumpla por falta de los alimentos en la instalación, pues no hay frutas, vegetales, yogurt, etc., alimentos imprescindibles para su dieta.

Ariel fue pesado el día 18 y en un mes ha aumentado 3 onzas, lo que trajo como consecuencia que otro médico le indicara de urgencia análisis de hemoglobina, de orina y rayos X del tórax, en 24 horas.

Noelia Pedraza Jiménez responsabiliza una vez más al gobierno de la isla y a la seguridad del estado de todo lo que pueda suceder con la vida de su esposo Ariel Sigler Amaya.

 

Continúa en mal estado prisionero de conciencia
Bárbara Jiménez Contreras

16 de noviembre de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, recluido en el Centro de Rehabilitación “Julio Díaz”, en la capital cubana, continúa en mal estado de salud.

Según su esposa, la dama de blanco Noelia Pedraza Jiménez, la salud del reo no mejora pues aún presenta dolores en todas las extremidades, mareos, problemas digestivos y afecciones de garganta

Agregó Pedraza Jiménez, que a su esposo le practicaron una endoscopia, indicada por los galenos de cabecera para determinar el mal que lo aqueja, pero hasta el momento no se ha determinado un tratamiento eficaz para restablecerle la salud. Además, le indicaron un exudado de faringe hace 10 días y lo han mantenido en ayuna en reiteradas ocasiones, y por diferentes motivos no le han hecho el examen.

La familia de Ariel Sigler Amaya está muy preocupada, pues lleva 14 meses hospitalizado sin ningún resultado, concluyó la fuente.

Centro de Prensa Marta Abreu

 

Hostigan a reo de conciencia en hospital
Indiana Rojas Laboris

3 de noviembre de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – En constante hostigamiento mantienen al prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, en el Centro Nacional de Rehabilitación “Julio Díaz”, en la capital cubana.

La dama de blanco Noelia Pedraza Jiménez informó que la represión y el hostigamiento aumentan por día, pues su esposo, Sigler Amaya, está en área de Salud y Turismo, donde todos los cuartos tienen teléfono a excepción del 411, donde él está recluido.

Agregó Pedraza que a partir del pasado 29 de octubre, por órdenes expresas de la seguridad del estado, no le permiten recibir llamadas en la sala de recepción, lugar donde podía hablar con su familia para saber de sus hijos que viven en la provincia de Villa Clara.

Ariel Sigler Amaya fue sancionado a 20 años de prisión durante la ola represiva del 2003.

 

Sin atención médica Ariel Sigler Amaya
Indiana Rojas Laboris

1 de noviembre de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya carece de atención médica en el hospital de Rehabilitación Nacional Julio Díaz, informó su esposa, Noelia Pedraza Jiménez.

Según Pedraza Jiménez, desde el pasado 25 de octubre su esposo no recibe visita de ningún médico, pese a que ella lo ha pedido diariamente, ni lo llevan a hacer los ejercicios de terapia ocupacional porque el elevador está roto y se niegan a bajarlo por la rampa de la institución.

Agregó la fuente que el recinto hospitalario carece de los medicamentos que le fueron indicados a su cónyuge contra la inflamación que tiene en las vías digestivas.

La dama de blanco afirmó que le pidió receta de los fármacos a la Dra. Laura, subdirectora del hospital, y esta se negó, porque “el gobierno de Cuba vocifera ser una potencia médica y ni en sus propios hospitales tienen medicamentos”.

Noelia Pedraza Jiménez responsabiliza una vez más al gobierno cubano por la vida de su esposo.

 

Dama denuncia situación de su esposo hospitalizado
Yesmy Elena Mena Zurbano

19 de octubre de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – La Dama de Blanco Noelia Pedraza Jiménez denunció el pasado 16 de octubre la situación en que se encuentra su esposo, el prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, en el Hospital Nacional de Rehabilitación Julio Díaz González, en la capital del país.

Pedraza Jiménez afirmó que el día 15 de octubre se personó una comisión de médicos, entre cuyos galenos se hallaban un gastroenterólogo y un proctólogo, y que este último le dijo a Ariel que tenía que realizarle un examen porque se lo exigían. Este especialista hace más de 3 meses no ve al paciente.

Señaló la activista que su cónyuge no está de acuerdo con la prueba porque la seguridad del estado no es quien para estar dirigiendo a los médicos.

Agregó además que Ariel sigue presentando problemas con la garganta, mareos, decaimiento, dolores en las articulaciones y no tiene mejora de ningún tipo, solamente ha alcanzado 1 Kg. de peso.

Ariel Sigler Amaya fue condenado a 20 años de prisión en la ola represiva de 2003, como parte del Grupo de los 75

 

Continúa en grave estado Sigler Amaya
Yesmy Elena Mena Zurbano

20 de agosto de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – Continúa hospitalizado en grave estado de salud el prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, afirmó por vía telefónica el pasado 18 de agosto Noelia Pedraza Jiménez, esposa del reo.

Según Pedraza Jiménez, su esposo Ariel, hospitalizado por más de 2 meses en diferentes hospitales bajo varios tratamientos médicos, no ha tenido mejoramiento alguno de sus enfermedades.

Agregó la activista que Ariel sufre de gastritis crónica, enfisema pulmonar, desnutrición, faringitis, osteoporosis y hemorroides grado 3, que por su débil estado de salud, no puede ser intervenido quirúrgicamente.

Señalo Noelia que en estos momentos se encuentra su cónyuge hospitalizado en el Centro de Rehabilitación Nacional Julio Díaz, ubicado en Boyeros, donde ha recibido buena atención por parte de los galenos hasta el momento.

Ariel Sigler Amaya fue condenado a 20 años de prisión en la ola represiva del 2003, y declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional.

 

Sigler Amaya continúa grave en Hospital “Julito Díaz”
Juan Francisco Sigler Amaya

18 de agosto de 2009

Matanzas, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya fue trasladado en horas de la tarde del viernes 14 de agosto para el Hospital de Rehabilitación “Julito Díaz”, procedente del Hospital “Enrique Cabrera”, ambos situados en Ciudad de La Habana.

Según se pudo conocer el reo se encuentra recluido en la Sala E, cuarto #11, en la sección reservada sólo para ciudadanos extranjeros, y aunque ha comenzado a ingerir pequeñas porciones de dieta blanda, su preocupante estado de salud continúa sin cambio alguno, dado a que el nutriólogo, Jesús Barreto, manifestó que la desnutrición avanzada grave continúa amenazando su recuperación y por consiguiente su vida.

Ariel Sigler Amaya continúa sufriendo de agudos dolores de garganta, tiene mareos, decaimiento e insoportables dolores de cabeza. Además, en las últimas 24 horas las hemorroides le están sangrando abundantemente. La presión arterial la tiene totalmente descompensada y presenta problemas en la circulación sanguínea.

En la mañana del sábado 15 un especialista en fisioterapia le pinchó ambas piernas con agujas, y comprobó la falta de sensibilidad, debido a la paraplejia funcional que padece desde hace casi 11 meses. El equipo multidisciplinario que atiende a Ariel le ha manifestado que su recuperación será lenta y dolorosa.

 

Ariel Sigler Amaya se agrava y sería remitido a otro hospital

Parte sobre la crítica situación de salud del prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya.

15 de agosto de 2009

Miami, Florida – www.PayoLibre.com – En la tarde del 13 de agosto, Juan Francisco Sigler Amaya, hermano del prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, comunicó que el viernes 7 fueron citados por agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) tres familiares del reo, para una entrevista con los médicos que lo atienden en el Hospital Nacional Enrique Cabrera.

A la cita asistieron 3 Tenientes Coroneles, el subdirector del hospital y dos mujeres médicos especialista en primer grado de medicina interna y una sicóloga. Por parte de los familiares de Ariel participaron su mamá, Gloria Amaya González, Ulises Sigler González y Juan Francisco Sigler Amaya.

Según los médicos, Ariel padece de una desnutrición avanzada grave, originada por una total inapetencia que ha tenido durante meses, y que ellos tienen un plan para que engorde una libra por semana, y que sería atendido por un Nutriologo específicamente para Ariel.

En la tarde del 12 de agosto, nuevamente son citados varios familiares de reo de conciencia por un agente de la DSE para que se personaran el jueves 13 de agosto en el hospital donde se encuentra ingresado. El conversatorio duró aproximadamente tres horas. Fue en un salón preparado especialmente para esa ocasión. Participaron tres Tenientes Coroneles: Alejandro Tamayo, Ernesto Samper, y otro de apellido Estrada; y 8 médicos de diferentes especialidades, incluyendo a Manuel Villar, Subdirector del hospital. Por parte de los familiares de Ariel participaron Yaditza Sigler González, Gulliver Sigler González y Juan Francisco Sigler Amaya.

Según los médicos, Ariel tiene que nutrirse, y reconocieron que ha perdido más del 40% de su peso corporal, y por su estado de gravedad determinaron remitirlo para el Hospital de rehabilitación Julito Díaz, en el reparto Fontanar del Municipio de Boyeros, Ciudad Habana, traslado que sería el día 13 ó el 14.

Los médicos dijeron además que Ariel no puede ser intervenido quirúrgicamente de sus hemorroides sangrante, por temor a que fallezca en el intento, por lo débil que se encuentra.

Hasta el momento de redactar esta nota, no hay un diagnostico médico serio ni definitivo. Ariel ha pasado por varios hospitales, lleva más de 10 meses enfermo, su salud empeora por día, continúa postrado en una cama; no se les puede creer nada de lo que digan los médicos paramilitares, ya que se contradicen entre ellos mismos: unos dicen que Ariel tenía bacterias en su garganta, otros dicen que fue un error de laboratorio y que esas bacterias nunca existieron.

En realidad las enfermedades de Ariel Sigler Amaya, inducidas en la prisión, lo tienen entre la vida y la muerte, y continúa siendo un secreto en complicidad entre la Seguridad del Estado y los médicos paramilitares, de quienes el único objetivo es asesinarlo lentamente.

PEDIMOS, ROGAMOS a toda la comunidad internacional que se pronuncien por Ariel para salvarle su vida, que sea llevado a un Hospital que no sea dentro de Cuba para ser curado.

SALVEMOS TODOS A ARIEL

Miguel Sigler Amaya, Ex-prisionero de Conciencia
sigler182006@yahoo.com
Miami, FL. 13 de agosto de 2009

 

Entrevista al prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya

Juan Carlos González Leiva

5 de agosto de 2009

La Habana – www.PayoLibre.comAriel Sigler Amaya es un prisionero de conciencia, declarado así por Amnistía Internacional, de la Causa de los 75, condenado a 20 años de prisión en el año 2003. Cumple su condena en la prisión Provincial de Ariza, en Cienfuegos. Antes de ser trasladado al hospital Enrique Cabrera en el municipio habanero de Boyeros, donde actualmente se encuentra, estuvo ingresado en el hospital provincial “Gustavo Aldereguía Lima”, también en Cienfuegos.


¿Cuál es su situación de salud?

ASA: En estos momentos ellos (el régimen) se encuentran muy nerviosos. Me cambiaron el teléfono y me permitieron conversar. Tengo que ser extremadamente breve, me conceden solamente 25 minutos para hablar con mi familia y no se permite hablar con otras personas ni denunciar. De salud me encuentro peor que cuando me ingresaron en este Hospital, no he tenido ningún tipo de mejoría, más bien han aparecido otras afecciones. Los médicos ni la Seguridad del Estado han dado Diagnóstico. Ellos están experimentando; están buscando por aquí y por allá.

¿Conoce alguna de las enfermedades que padece?

ASA: Bueno yo padezco de varias enfermedades que puedo enumerar: Gastritis crónica; enfisema pulmonar; faringitis crónica; tengo una bacteria; estoy en silla de ruedas, pues no puedo caminar; he perdido casi la mitad de mi peso corporal; tengo cálculos en la vesícula biliar, entre otras enfermedades. De forma general te puedo decir que mi estado de salud es muy malo y mis signos vitales no andan bien; por ejemplo estoy hipotenso por completo.

¿Cuántas libras ha perdido?

ASA: He perdido más de 80 libras de mi peso corporal. Entré a la prisión hace 6 años pesando 205 libras y en el último peso que me hicieron, en junio pasado, pesé 122 libras. Esto es extremadamente preocupante.

¿Qué tiempo lleva en un sillón de ruedas?

ASA: Estoy en un sillón de ruedas desde hace 9 meses, pero ellos no saben, dicen que no tengo nada. Pienso que ellos están ocultando todo tipo de evidencias médicas; me refiero a la Seguridad del Estado y a los médicos del Ministerio del Interior.

¿Cree que su estado de salud se deba a las malas condiciones carcelarias?

ASA: Evidentemente, cuando yo entré a la prisión era un hombre completamente sano. A partir de entonces es que me he ido desmejorando.

¿Cree que el aniquilamiento es intencionado por parte de la Seguridad del Estado?

ASA: Exactamente, yo pienso que es un aniquilamiento planificado por la Seguridad del Estado. Esto es evidente y te digo más: Me están asesinando poco a poco, esa es mi opinión.

¿Padece además de un síndrome?

ASA: Efectivamente, tengo un síndrome de mala adsorción gastrointestinal y otras enfermedades que no te he mencionado, como por ejemplo: problemas en la columna cervical, mareos, decaimientos, fatigas, inapetencias, vómitos, hemorroides.

¿Qué medicinas está tomando?

ASA: Me están poniendo un antibiótico llamado rocefin para eliminar la bacteria que tengo en la garganta, es el único pues no estoy tomando ningún otro medicamento, ni siquiera vitaminas.

¿Cómo es la alimentación?

ASA: La alimentación es la que me trae mi esposa de la casa y básicamente son jugos y caldos, pues no tengo apetito, y eso es lo que asimilo.

Centro de Información del Concejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Prisionero de conciencia en peligro de muerte
Indiana Rojas Laboris

23 de julio de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El preso político Ariel Sigler Amaya se mantiene en peligro de muerta a pesar de su traslado a la capital del país.

Según Noelia Pedraza Jiménez, esposa de Sigler Amaya, este fue engañado por los médicos conocidos por Pavel y Chávez de la sala de penados del Hospital “Gustavo Aldereguía Lima”, pues además del parásito de Klebsiella oxytoca también tiene otro conocido por Klebsiella pneumoniae, el cual no le habían informado.

Sigler Amaya y Pedraza Jiménez afirman que la seguridad del estado y el gobierno de Cuba son los máximos responsables de las complicaciones que puedan aparecer con peligro para la vida del primero.

Ariel Sigler Amaya fue condenado a 20 años de prisión en la ola represiva del 2003.

Centro de prensa Marta Abreu

 

Trasladan a prisionero político Sigler Amaya de Cienfuegos a hospital en La Habana
Gioconda Tapia

21 de julio de 2009

(Radio Martí) — El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya fue trasladado de Cienfuegos al hospital Enrique Cabrera en el municipio habanero de Boyeros.

Mientras ello ocurría su familia manifestó mediante Radio Martí temores de que sea una maniobra del régimen comunista con el prisionero político para mantenerlo incomunicado.

La esposa de Ariel Sigler Amaya, Noelia Pedraza Jiménez, ha informado desde la isla que el prisionero, condenado a 20 años de cárcel, y hasta ahora en la sala de penados del Hospital Gustavo Aldereguía Lima, se encuentra en estado grave y que ella y toda la familia temen por su vida.

Pedraza Jiménez denunció ante la opinión pública internacional el engaño que sufre la familia por parte de la Seguridad del Estado y los médicos del hospital que no les ha dado toda la información, o se la dan tergiversada, sobre la enfermedad de Sigler Amaya y dijo que se sospecha que le han contagiado con una bacteria para deshacerse del activista por los derechos humanos.

Noelia Pedraza Jiménez dijo además que ni ella, ni su esposo ni la familia confían en el sistema de salud de Cuba, manejado por la Seguridad del Estado.

Publicado el 21 de julio de 2009 en MartiNoticias

 

Maltrato a Ariel Sigler Amaya
Indiana Rojas Laboris

20 de julio de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.comNoelia Pedraza Jiménez informó desde el hospital cienfueguero “Gustavo Aldereguía Lima”, el pasado 17 de julio, el maltrato que ha sufrido su esposo, Ariel Sigler Amaya.

Sigler Amaya, hospitalizado desde hace más de mes y medio, continúa en mal estado y ahora sin antibióticos. También se conoció por una fuente confiable que el exudado de faringe que se le realizó tres días atrás confirmó que tiene la bacteria Klebsiella oxytoca.

El paciente desde su ingreso solicitó que lo viera un especialista de otorrinolaringología y el pasado 17 de julio llegó a la sala una comisión médica de esa especialidad, pero el Dr. Chávez dijo que los galenos atenderían a quien él decidiera.

Pedraza Jiménez considera que ahora se está haciendo una historia clínica que contenga todos los complementarios, porque Sigler Amaya será trasladado a otro hospital, según lo dicho por el Tte. Coronel Ernesto Samper en su más reciente visita.

Agrega la fuente que esos médicos han roto su juramento profesional dejándose manipular por la Seguridad del Estado.

Ariel Sigler Amaya fue sancionado en la ola represiva del 2003 a 20 años de prisión.

Centro de prensa Marta Abreu

 

Nuevas torturas en las cárceles cubanas:

"Tiene todos los huesos afuera"

La familia del preso político cubano, Ariel Sigler Amaya, alerta de la grave situación de salud que atraviesa el preso. "Tiene todos los huesos afuera", dicen tras visitarle en la prisión. Además, "se encuentra paralítico de las dos piernas, necesita una silla de ruedas".

13 de Julio de 2009 - LibertadDigital.com

BÁRBARA AYUSO

Ariel Sigler Amaya fue condenado a veinte años de prisión en 2003, en un juicio sumarísimo en el que se le imputó como contrarrevolucionario. El que fuera presidente del Movimiento Independiente Opción Alternativa, ingresó en la prisión de Canaleta, Provincia de Ciego de Ávila, en un estado saludable, fruto de su dedicación al boxeo y las artes marciales.

Ahora, después de haber sido trasladado tres veces de prisión, los familiares denuncian el trato sufrido por Amaya. Su hermano, Juan Francisco Sigler Amaya afirma que sufre una larga lista de enfermedades como " tiene invalidez de las extremidades inferiores. Todavía en estos momentos los médicos dicen no saber por qué esto ha ocurrido. En sus declaraciones son imprecisos y se contradicen, Han tratado de engañarnos y de dilatar que recibamos la información".

El pasado 10 de Julio, su madre, hermano y sobrina, visitaron al preso de conciencia en la Prisión Provincial de Ariza y constataron el lamentable estado en el que se encuentra Ariel. Además de denunciar los impedimentos que sufrieron para poder efectuar la visita, alertan de los malos tratos que sufre el preso, al que trasladaron hasta la prisión desde el hospital a pesar de su estado.

"Lo vimos con muy mal color, pálido, todos los huesos de la cara saliéndosele, los pellejos de los brazos colgándole, eso era para romperle el corazón a cualquiera. Se levantó la camisa de preso y Ariel tiene todos los huesos afuera, Ariel está seco completamente", denuncian sus familiares.

El caso se suma a la larga lista de denuncias de palizas en las cárceles cubanas que acumula el régimen del dictador Castro. Cuba es el único país americano que niega el acceso a sus prisiones al Comité Internacional de la Cruz Roja, y la escasa información que sale de las cárceles castristas evidencia unas condiciones infrahumanas: falta de higiene, escasos y malos alimentos, falta de espacio, abusos e incomunicación.

 

Campaña Internacional: Salvemos todos a Ariel

8 de julio de 2009

Desde Matanzas, Cuba, ha llegado esta información sobre la trágica y peligrosa situación de salud del prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, Presidente del Movimiento Independiente Opción Alternativa (MIOA). El parte lo dio su hermano, Juan Francisco Sigler Amaya, ayer, 7 de julio, en horas de la tarde.

Desde hace más de 9 meses Ariel viene presentando serios problemas de salud que lo tienen en estos momentos entre la vida y la muerte, en el Hospital Provincial de Cienfuegos “Gustavo Aldereguía Lima”.

Según Juan Francisco, Ariel ha empeorado su situación de salud. En la madrugada del lunes 6 de julio, sufrió un fuerte dolor en el pecho y perdió el conocimiento, los médicos militares le realizaron un electrocardiograma y dijeron que no era nada preocupante. También unos ganglios que tiene en su garganta, que le imposibilitan ingerir alimentos sólidos, se le complicaron con una bacteria que los médicos llaman Klebsiella oxytoca. Esto se supo por tres exudados que le practicaron. Las bacterias se las están combatiendo con un antibiótico en inyecciones.

Ariel a penas puede dormir por los constantes dolores en todos sus músculos, huesos y articulaciones y fuertes dolores de cabeza sin recibir calmante para ello; ha perdido el apetito, continúa bajando de peso. Ya pesa menos de 100 libras, un hombre como él, que excedía las 250 libras; se encuentra postrado en una cama con sus piernas paralíticas totalmente disecadas, sin fuerzas, muy débil.

En este parte oficial de la situación de Ariel no están incluidas todas las demás enfermedades inducidas en prisión, las que en su momento fueron reportadas.

Ariel, y toda su familia, coinciden en que sea llevado con urgencia a un Hospital fuera de Cuba, para recibir atención médica adecuada y salvar su vida.

No queremos otro Pedro Luis Boitel; No queremos otro Miguel Valdez Tamayo; No pedimos clemencia al régimen Castrista; No suplicamos ni nos humillamos ante los militares; la Seguridad del Estado y todos sus afines y mucho menos aceptamos condiciones por parte de la Seguridad del Estado de Cuba.

El Gobierno cubano no ha dado respuesta alguna sobre la petición de un visado humanitario propuesto por el Congresista Lincoln Díaz-Balart, ante la Oficina de Intereses de los Estado Unidos en La Habana, para que Ariel viaje a este país y reciba un adecuado tratamiento médico. El Gobierno cubano no ha dado respuesta a todas las peticiones en favor de Ariel, de más de una docena de diputados de América latina, de Parlamentarios, inclusive de Europa.

Por estas razones los familiares de Ariel Sigler Amaya, todos los miembros del Movimiento que él preside, muchísimas organizaciones de la resistencia de dentro y fuera de la isla, hacen un llamado urgente para que el mundo entero se sume, se solidarice y apoye esta nueva campana: Salvemos todos a Ariel.

Miguel Sigler Amaya, ex prisionero político

 

Saque sus propias conclusiones

Miguel Sigler Amaya

25 de junio de 2009

Ariel Sigler Amaya antes de entrar a prisión era un hombre corpulento, fuerte y gozaba de excelente salud; deportista, licenciado en Cultura Física, campeón en su peso en boxeo, dominaba varias artes marciales, rubio y muy bien parecido con una estatura de más de 6 pies, y un peso corporal de más de 200 libras, nunca antes había padecido de ningún tipo de enfermedad; un hombre con una cultura, educación y unos modales extraordinarios; modesto sincero y amistoso.

El 16 de noviembre de 1996 fundó el Movimiento Independiente Opción Alternativa, movimiento de derechos humanos que preside.

En prisión mantiene una línea vertical inclaudicable, su salud y su estado físico se mantuvieron por más de 5 años dentro de la prisión. Pero algo inesperado sucede, y nos llama la atención.

Desde hace 9 meses Ariel viene padeciendo de múltiples enfermedades, que lo tienen en estos momentos entre la vida y la muerte; ha bajado más de 100 libras de peso corporal, se encuentra en una silla de ruedas y sus piernas se le han disecado y sus brazos corren el mismo riesgo.

Todos los familiares de Ariel acusamos a los médicos para-militares, a la Seguridad del Estado y al Gobierno cubano, de conspirar para asesinarlo lentamente, y consideramos que todas esas enfermedades son inducidas por ellos mismos, como hicieron con Sebastián Arcos Bergnes, en esa misma prisión donde se encuentra este valioso defensor de los derechos humanos.

Saquen sus propias conclusiones, y envíenos su opinión.

Miguel Sigler Amaya, ex prisionero político
Telf.; 786-768-4428
sigler182006@yahoo.com

 

En críticas condiciones reo de conciencia
Bárbara Jiménez Contreras

11 de junio de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – La dama de blanco Noelia Pedraza Jiménez denuncia el estado crítico en que se encuentra su esposo, el prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, en la sala de penados del Hospital Provincial “Gustavo Aldereguía Lima”, de Cienfuegos.

Manifiesta Pedraza Jiménez, que Ariel, por lo débil que está, el pasado 8 de junio se cayó en el baño. El reo permanece en una silla de rueda, por esta razón se está pidiendo para él un acompañante.

Agregó la dama de blanco que la sala está llena de pacientes en estos momentos, que son muy malas las condiciones higiénico-sanitarias, el baño está tupido y la silla en que debía sentarse en la visita está rota.

El recluso está en dicho hospital desde el viernes 5 de junio y no ha podido realizar los baños de asiento indicado por el médico, por falta de privacidad.

Al entrevistarse la dama de blanco con “Yoan”, jefe de servicio médico de la prisión, para saber el resultado de las investigaciones que han realizado a Ariel Sigler Amaya, la respuesta fue que lo único que le preocupa es la pérdida de peso.

Afirma Noelia que le desespera ver la indolencia de este galeno, que con tantos problemas de salud que aquejan a su esposo a él solamente le preocupa el peso corporal.

Centro de Prensa Marta Abreu

 

Ingresan reo de conciencia a insistencia de su esposa
Bárbara Jiménez Contreras

10 de junio de 2009

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.comAriel Sigler Amaya, prisionero de conciencia del Grupo de los 75, fue ingresado en horas de la tarde del pasado 5 de junio en el Hospital Provincial “Dr. Gustavo Aldereguía Lima”, de Cienfuegos, por su delicado estado de saludo, informó su esposa, la dama de blanco Noelia Pedraza Jiménez.

Según Pedraza Jiménez, ese mismo día se personó en la prisión de Ariza, donde cumple prisión su esposo, y exigió que fuese llevado de inmediato a un hospital, pues desde hace 9 meses su salud viene deteriorándose, y en estos momentos presenta síntomas de nuevas enfermedades.

La dama de blanco se comunicó con oficiales del Departamento de la Seguridad del Estado en la Sección 21 de Ciudad de La Habana y les dijo que si no trasladaban a su esposo a un hospital se plantaría frente a la prisión el tiempo que fuera necesario.

Agregó la esposa, que los oficiales Samper y Cristian le comunicaron que si Ariel estaba de llevar a un hospital ellos harían lo establecido en estos casos y sería atendido en un centro hospitalario.

Más tarde la señora Noelia Pedraza Jiménez pudo conocer que su esposo, Ariel Sigler Amaya, quien cumple una condena de 20 años, fue ingresado en el mencionado hospital.

Centro de Prensa Marta Abreu

 

Era un hombre completamente sano”, entrevista a Ariel Sigler Amaya

Juan Carlos González Leiva

18 de febrero de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – La siguiente entrevista, realizada a Ariel Sigler Amaya, prisionero de conciencia del Grupo de los 75, no las concedió por vía telefónica desde el hospital militar habanero, Carlos J. Finlay, el 15 de febrero de 2009.


Juan Carlos González Leiva: Primero que todo, ¿cómo estás de salud?

Ariel Sigler Amaya: No veo ningún adelanto, me mantengo igual. Todavía no puedo caminar, pero, te digo más, no puedo ni pararme. Me han hecho varias pruebas y los médicos dicen que darán el resultado dentro de una semana. A ciencia cierta no sé ni lo que tengo. Ellos expresaron que tiene que reunirse una junta médica para dar un diagnóstico y luego tomar una decisión, pero parece que la policía política sí sabe bien lo que tengo, pero es como si fuera un “secreto de estado”.

Juan Carlos: Y tú, ¿qué crees padecer?

Ariel: En Cienfuegos los médicos diagnosticaron una polineuropatía, pero yo estoy en ascuas. Hay un análisis de sangre sobre hormonas que parece ser esencial.

Juan Carlos: ¿Tienes alguna idea sobre las causas?

Ariel: No. Ninguna.

Juan Carlos: ¿Padeces de otras enfermedades?

Ariel: Hace algún tiempo estaba hipertenso, ahora, por el contrario, es presión baja.

Juan Carlos: ¿Cómo era tu estado de salud antes de entrar a prisión?

Ariel: Excelente, yo era un hombre completamente sano.


Ariel Sigler Amaya, de 44 años de edad, fue condenado a 20 de prisión en marzo de 2003, y declarado prisionero de consciencia por Amnistía Internacional. Es el presidente del Movimiento Independiente Opción Alternativa. Su familia reside en la Calle 22 #1910 A e/ 19 y 21, Pedro Betancourt, Matanzas, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Remiten a prisionero de conciencia para un hospital habanero
Miguel Sigler Amaya

6 de diciembre de 2008

Miami, FL. – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, del Grupo de los 75, que se encontraba hospitalizado desde hace más de dos meses en el hospital Gustavo Aldereguia Lima, en Cienfuegos, por un supuesto diagnostico medicó de neuropatía, y en una silla de ruedas, se pudo conocer que fue trasladado para un hospital en La Habana.

El pasado martes 2 de diciembre fue trasladado para el Hospital Carlos J. Finlay, sito en Marianao, Ciudad de La Habana, donde es atendido por el personal del departamento de Servicios de Ortopedia y Traumatología, ubicado en el tercer piso, sala "D", cama 22.

Según el parte médico le detectaron que padece de espina bífida y artrosis avanzada, dolencias que le causan fuertes dolores en los huesos e inflamación en ambas rodillas.

Ariel Sigler Amaya, encarcelado en la ola represiva de marzo del 2003, y condenado a 20 años de cárcel, fue considerado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional; es presidente del Movimiento Independiente Opción Alternativa, y hasta el momento de su ingreso en el hospital se encontraba encarcelado en la prisión Ariza, situada en la provincia de Cienfuegos, Cuba.

 

Hospitalizado prisionero de conciencia sin atención médica
Bárbara Jiménez Contreras

2 de diciembre de 2008

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya se encuentra ingresado en la sala de penados del Hospital Universitario Gustavo Aldereguía Lima, en Cienfuegos. Padece de una polineuropatía, cálculos en el riñón izquierdo y vesícula, mala absorción de vitaminas, osteoporosis, artritis y espina bífida.

Noelia Pedraza Jiménez, esposa del reo, dijo el pasado 28 de noviembre que a pesar del estado crítico del paciente, desde el día 20 no lo visita el Doctor Osmani Delgado Fuentes, especialista que atiende su caso.

Afirma la fuente, que en ocasiones, los fines de semana, no le suministran los medicamentos.

Ariel Sigler Amaya, fue condenado a 20 años de prisión en la Primavera de Cuba del 2003, conocida como la Causa de los 75.

Centro de Prensa Marta Abreu

 

Prisionero de conciencia recibe llamada de sorpresa
Indiana Rojas Laboris

2 de diciembre de 2008

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, quien se encuentra en el Hospital Universitario Gustavo Aldereguía Lima, de Cienfuegos, recibió una llamada telefónica de sus hermanos de lucha el pasado 27 de noviembre, informó Amado Ruiz Moreno.

Según la fuente, a las 8:45 p.m. de la fecha señalada, 14 opositores que en Placetas hacían una vigilia por la libertad incondicional de los presos políticos y para orar por todos los enfermos, hicieron una llamada telefónica a Sigler Amaya.

La llamada fue contestada por Noelia Pedraza Jiménez, esposa del prisionero de conciencia y presidenta del Movimiento Femenino Marta Abreu, quien dio las gracias y explicó que Ariel no podía hablar con ellos, porque su estado de salud no se lo permitía.

Alega la fuente que antes de terminar la conversación la llamada fue cortada.

Ariel Sigler Amaya fue condenado a 20 años de cárcel durante la ola represiva de marzo-abril de 2003.

Centro de Prensa Marta Abreu

 

Pistolas encubiertas

Ariel Sigler Amaya, que en marzo próximo cumplirá seis años de cárcel, sufre los maltratos y abandonos de sus verdugos.

Raúl Rivero

21 de octubre de 2008

Madrid – Ariel Sigler Amaya fue condenado a 20 años de prisión durante la Primavera Negra.

"¿Qué sentiste cuando te amenazaron con darte un tiro en la cabeza?", le pregunté a Ariel Sigler Amaya una mañana de diciembre del año 2003. "Sentí sueño", me dijo. "Se me aliviaron los dolores que tenía por la golpiza que me habían dado y pensé que me iba del aire sin volver a ver mi madre y sin conocer la libertad".

Después se río y puso la conversación en un plano más distendido con unos comentarios que querían disolver cualquier dramatismo: "También pensé que más nunca iba a ver a mis hermanos, ni un programa de boxeo, ni los paisajes de Matanzas. Me acordé de todo lo que me gusta, pero de todo, compadre, de todo".

Estábamos en el cepo de las celdas de castigo de la cárcel de Canaleta. Podíamos hablar aunque no nos veíamos. Y en esa hora que pasábamos un poco más lejos de los guardias, los temas iban, como diría Emilio Ballagas, del azafrán al lirio.

Ocho meses atrás, el 18 de marzo a las nueve de la mañana, en plena calle, en su pueblo natal Pedro Betancourt, una patrulla lo arrestó con un aparatoso despliegue de violencia. Lo golpearon y lo arrastraron hasta un carro patrullero y, como él seguía resistiendo, uno de los agentes lo amenazó con una pistola.

Ariel Sigler Amaya, alto y corpulento, tiene ahora 46 años, había sido un boxeador (peso completo) destacado en su provincia, pero es un hombre pacífico y cordial que tiene otra gran afición: la pintura.

Es uno de los 75 cubanos llevados a la cárcel durante la Primavera Negra. Fue condenado a 20 años. En noviembre de 1996, junto a otro prisionero de conciencia, Ángel Moya Acosta, fundó el Movimiento Independiente Opción Alternativa. A lo largo de sus años como líder de esa organización fue arrestado unas 40 veces. En el 2000 estuvo ocho meses en prisión sin que se le celebrara juicio.

Ariel pertenece a una familia que, durante muchos años, ha trabajado por los derechos humanos frente a la dictadura. En estos momentos está también en prisión su hermano Guido. Miguel salió hace unos meses al exilio, después de cumplir también una condena en Cuba. Gloria Amaya, la madre de los Sigler, tiene 78 años y es la figura emblemática de las Damas de Blanco, la asociación femenina que agrupa a los familiares de los prisioneros de la Primavera Negra.

El caso es que Ariel Sigler Amaya, que en marzo cumplirá seis años de cárcel, vuelve a tener ahora otra pistola en la cabeza. No es un pedazo de metal oscuro y peligroso por la disposición de sus estrías y el calibre de sus balas. Es un arma sutil, oculta en un sistema de maltratos y abandonos.

El activista de derechos humanos está en estado crítico en la sala de penados de un hospital de la provincia de Cienfuegos, en el centro sur de Cuba. Su esposa, Noelia Pedraza Jiménez, denuncia desde allá que Ariel debe desplazarse en una silla de ruedas porque padece de una polineuropatía.

Los médicos del Ministerio del Interior le han anunciado que sufre también de mala absorción intestinal, cálculos en la vesícula y en el riñón izquierdo, y gastritis crónica.

La señora Pedraza teme por la vida de su marido y ha dicho al periodismo independiente: "Cuando fue encarcelado era un hombre completamente saludable; por eso responsabilizo a la Seguridad del Estado de su precario estado de salud".

Ariel Sigler Amaya es un hombre de recursos. Tiene imaginación y fuerza interior. Aquella vez él se quitó sólo el cañón de la cabeza. Ahora está preso y enfermo.

Necesita la solidaridad del exilio cubano para salir de este otro trance. Para que pronto, libre y saludable, le pueda contar a un amigo lo que sintió en el umbral de la capitanía de la muerte.

En crítico estado de salud reo de conciencia de los 75
Bárbara Jiménez Contreras

17 de octubre de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Ariel Sigler Amaya, se encuentra en crítico estado de salud en el hospital provincial de Cienfuegos “Gustavo Aldereguía Lara”, según denunció el pasado 15 de octubre su esposa, la Dama de Blanco Noelia Pedraza Jiménez, en un comunicado que al siguiente se reproduce íntegramente:

Soy la dama de Blanco Noelia Pedraza Jiménez, esposa del prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, y estoy denunciando su crítico estado de salud, pues se encuentra ingresado en el hospital provincial de Cienfuegos desde el 22 de septiembre de 2008 en silla de ruedas, afectado por una polineuropatía, según informan los médicos del Ministerio del Interior.

Ariel padece además de síndrome de mala absorción gastrointestinal, cálculos en la vesícula y riñón izquierdo, y gastritis crónica. Cuando fue encarcelado el 18 de marzo de 2003 era un hombre completamente sano. Por eso responsabilizo a la Seguridad del Estado de su precario estado de Salud.

Por otra parte, altos oficiales de la policía política lo acosan constantemente en la sala de penados del mencionado hospital, donde entre otras cosas manipulan al personal médico.

Tanto yo como el resto de su familia pedimos el apoyo de la comunicada y la opinión pública internacional para obtener con la mayor urgencia su libertad.

Ariel tiene 44 años de edad, es el presidente del Movimiento Independiente Opción Alternativa y extingue una condena de 20 años de cárcel. Reside en calle 22 #1910, e/ 19 y 21, Pedro Betancourt, Matanzas, Cuba.

Sinceramente les agradece,
Noelia Pedraza Jiménez
Dama de Blanco y presidenta del Movimiento Femenino Mara Abreu.

Centro de prensa Marta Abreu.

 

Comunicado de prensa de Ariel Sigler Amaya

Queremos demasiado a Cuba para ser usado como moneda de cambio

28 de febrero de 2008

Matanzas, Cuba – www.PayoLibre.comAriel Sigler Amaya, prisionero de conciencia del Grupo de los 75, condenado a 20 años de privación de libertad, emitió un comunicado desde la prisión de Ariza, donde se encuentra, sobre el destierro forzado a que están siendo objeto los prisioneros políticos y de conciencia cubanos:

A los opositores cubanos nos regocija y nos llena de alegría que 4 hermanos nuestros, prisioneros, hayan sido puesto en libertad mediante acuerdo entre el Gobierno español y la dictadura militar castrista. Lo que si no aceptamos y repudiamos es, el criminal destierro de que han sido objeto estos hermanos, casi todos enfermos y sin familia en España, como ocurría hace más 100 años con los patriotas cubanos que se enfrentaban al colonialismo español.

Personalmente nunca he aceptado ni acepto presiones y mucho menos estando encarcelado. Pienso que si hay alguien a quien desterrar deben ser a los que encierran a personas inocentes, a los que han asesinado a patriotas en los paredones de fusilamientos y a los que oprimen y reprimen al pueblo cubano. Sus nombres son bien conocidos por el gobierno español.

Nosotros, patriotas cubanos, queremos demasiado a Cuba para ser usado como moneda de cambio. Sólo en plena libertad un hombre puede decidir su destino.

Firmado: Ariel Sigler Amaya

Dado por Juan Francisco Sigler Amaya, Defensor de los Derechos Humanos.

 

Ayunaron reos en cárcel de Ariza
Félix Reyes Gutiérrez – Cubanacán Press

2 de noviembre de 2007

Ranchuelo, Cuba – www.PayoLibre.com – El pasado 20 de octubre los presos políticos Ariel Sigler Amaya y Alexander García Lima realizaron un ayuno en la cárcel de Ariza, de la provincia Cienfuegos, en reclamo a las violaciones ocurridas en el penal.

García Lima dijo vía teléfono, que ellos, junto a otros cuatro reos del destacamento #5, decidieron no ingerir líquidos ni sólidos, de 6:00 a.m. a 2:00 p.m. del día señalado, donde exigieron el cese de las frecuentes golpizas propinadas a los reos por las autoridades carcelarias, entre los que sobresale el guardia nombrado Vladimir.

Señaló la fuente, que la protesta también demandó la libertad de todos los presos políticos y de conciencia en toda la isla, además del mejoramiento de las condiciones de vida de la población penal, incluida la alimentación y atención médica.

Ariel Sigler Amaya fue condenado a 20 años de presidio en la primavera del 2003, por la Ley 88 o Mordaza, mientras Alexander García Lima, debido a su actividad contestataria fue sancionado a 13 años por los supuestos delitos de Robo con Fuerza y Manifestaciones Lascivas.


Trasladado de prisión preso de conciencia

Yoel Espinosa Medrano – Cubanacán Press

13 de julio de 2007

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El preso de conciencia Ariel Sigler Amaya fue trasladado desde la Prisión de Jóvenes de Villa Clara hacia la cárcel de Ariza en la provincia de Cienfuegos, el pasado10 de julio, sin que se conozcan los motivos.

En llamada telefónica realizada por Sigler Amaya a Cubanacán Press, expresó que en horario vespertino, de la referida fecha, arribó a la cárcel cienfueguera y pidió que se lo comunicasen de inmediato a sus familiares más allegados.

El reo informó además que desconocía el motivo del traslado y que aún no había sido ubicado en ningún destacamento de la nueva penitenciaría, por lo que estaba encerrado en un lugar del penal, nombrado “El Deposito”.

Ariel Sigler Amaya, presidente de la Junta Directiva del Movimiento Independiente Opción Alternativa (MIOA), resultó condenado a 20 años de privación de libertad durante la ola represiva de marzo-abril del 2003.

Envía Ariel Sigler Amaya mensaje a Damas de Blanco

Oscar Sánchez Madan

29 de marzo de 2007

Santa Clara – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya envió el pasado 26 de marzo, desde la prisión El Pre de Santa Clara, un saludo al las Damas de Blanco por exigir éstas la libertad de los presos políticos.

Dicho mensaje a las madres, esposas, hijas y familiares de los encarcelados por razones políticas fue transmitido a este comunicador por su esposa, Noelia Pedraza Jiménez, presidenta del Movimiento Femenino Marta Abreu, quien lo visitó en esa fecha en el horario de asistencia al pabellón conyugal establecido cada dos meses.

“Les saludo de todo corazón por su valentía y amor a Cuba. No hay mejor estímulo para quienes sufrimos una injusta prisión que sentir el apoyo, entusiasta y valeroso, de nuestras mujeres”, expresa la nota del también presidente del Movimiento Independiente Opción Alternativa.

El reo manifiesta en la comunicación que el pueblo cubano debe sentirse muy orgulloso de que un grupo de féminas, que representan la pureza de la nación, visiten las Iglesias y tomen las calles y los parques públicos para reclamar, cívicamente, la libertad de quienes han exigido durante años el respeto a los derechos de todos los cubanos. “Manténganse firmes en su reclamo, que Dios, nuestro Señor ya las está bendiciendo”, concluye la nota.

Ariel Sigler Amaya, de 42 años de edad, ha permanecido cuatro años en prisión desde que fuera arrestado el 18 de marzo del año 2003 y sancionado a 20 años de cárcel en la denominada Causa de los 75. El régimen castrista lo acusó de violar la Ley 88, o Ley de protección de la Independencia Nacional y la economía de Cuba, bautizada por la oposición interna como ley mordaza. La agrupación de Derechos Humanos que aun preside tiene como sede su propia vivienda ubicada en Pedro Betancourt, provincia de Matanzas.

Impide SE casamiento entre opositores pacíficos
Miguel Sigler Amaya

22 de diciembre de 2006 / PayoLibre

Según informa Noelia Pedraza Jiménez, Presidenta del Movimiento Femenino Marta Abreu de Villa Clara, la Seguridad del Estado (SE) le negó el derecho a contraer matrimonio con su novio el prisionero político y de conciencia, Ariel Sigler Amaya, condenado a 20 años de privación de libertad por la Ley 88 del Código Penal cubano, quien fue arrestado junto a dos de sus hermanos en la Primavera de marzo del año 2003.

Noelia Pedraza indicó que la visita familiar de Ariel es cada 3 meses pero que no le han permitido verlo en varias visitas por no estar ella casada con él. Ella realizó todos los trámites correspondientes para efectuar el casamiento, pero al llegar a la prisión conocida como El Pre de Villa Clara, donde se encuentra recluido Ariel Sigler Amaya, la Seguridad del Estado le negó el derecho a casarse poniendo como razón el que ella también estaba sancionada y que además, una vez casada, ella pasaría a formar parte del grupo conocido como Las Damas de Blanco y eso no lo iban a permitir.

Noelia Pedraza Jiménez, denuncia a la opinión internacional que en Cuba se violan sistemáticamente los derechos humanos y en este caso el Artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Ariel Sigler Amaya, es licenciado en Cultura Física, y Presidente del opositor Movimiento Independiente Opción Alternativa.

Esta información fue dada vía telefónica desde Cuba por Noelia Pedraza Jiménez y transmitida por Miguel Sigler Amaya.

Preso de los 75 envía mensaje a la opinión pública
Por Roberto Santana Rodríguez

11 de diciembre de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Ariel Sigler Amaya, presidente del Movimiento Independiente Opción Alternativa envió el siguiente mensaje a la opinión pública desde la prisión de Guamajal en Villa Clara, en el centro del país:

“Quiero mandar un mensaje de paz, amor y reconciliación a todos los cubanos de dentro y fuera de la Isla. Agradecer a todas las instituciones religiosas, personas, personalidades, gobiernos, organizaciones y especialmente a la prensa independiente cubana, así como a la internacional acreditada en Cuba, por su lucha constante en pro de la liberación de todos los presos políticos y de conciencia. Por hacer que nuestro injusto encierro sea conocido por toda la comunidad internacional.

“Queremos hacer patente nuestra firmeza, principios y dignidad. Pueden estar seguros de que nunca les fallaremos. Gracias. Dios está con nosotros, nada puede vencernos. ¡Viva Cuba Libre!, ¡Vivan los Derechos Humanos!”

Ariel Sigler Amaya, natural de Pedro Betancourt, Matanzas, fue condenado a 20 años de cárcel durante la ola represiva de marzo de 2003 desatada por el gobierno cubano en contra de 75 opositores, defensores de derechos humanos, bibliotecarios y periodistas independientes, de los cuales 60 se mantienen en prisión.

Prisionero Político envía mensaje al pueblo de Cuba
Por Roberto Santana Rodríguez

2 de agosto de 2005

La Habana - www.PayoLibre.com - Con motivo de la reciente ola represiva del gobierno cubano contra opositores en La Habana, el prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, presidente del Movimiento Independiente Opción Alternativa, envió vía telefónica el siguiente mensaje a la opinión pública nacional e internacional desde la villaclareña cárcel Guamajal.

"Los recientes acontecimientos muestran una vez más la naturaleza represiva del actual régimen cubano, que continúa insistiendo en mostrarse ciego y sordo ante los reclamos de cambio que se hacen tanto dentro como fuera de la Isla. Por el contrario, su mensaje al pueblo es apocalíptico, basado en ríos de sangre producto de una guerra que hunda nuestra querida patria en el mar.

"Tiempos más difíciles nos esperan en el futuro, pero nada podrá evitar que la primavera libertaria llegue a Cuba.

"El gobierno de Fidel Castro aunque continúe encarcelando y matando a sus opositores no podrá destruir las ideas democráticas que se abren paso cada vez más sustentadas en la fe y la esperanza de una Cuba mejor con todos y para el bien de todos, como la quería Martí. Nadie por soberbio y prepotente que sea podrá evitarlo.

"Tengo absoluta confianza en la inteligencia y la capacidad de los cubanos para solucionar en un clima de paz y tolerancia esta pesadilla que nos ha tocado vivir. Apartemos el odio y la venganza y sembremos la Cuba nueva, libre, democrática, soberana y próspera".

Ariel Sigler Amaya, licenciado en deportes de profesión, cumple una condena de 20 años de privación de libertad desde marzo de 2003 cuando fuera arrestado y condenado por la llamada ley mordaza junto a otros 74 opositores, defensores de derechos humanos, bibliotecarios y periodistas independientes en la primavera de Cuba.

Carta de Gloria Amaya González por el Día de las Madres
Diario Noticuba Internacional / 14 de mayo de 2005

Mi nombre es Gloria Amaya González, soy la madre de los prisioneros de conciencia Ariel, Guido y Miguel Sigler Amaya. Hoy permanecen presos Ariel y Guido por lo que me siento muy triste Desearía de todo corazón en este día de las madres poder abrazarlos y besarlos pero a mis hijos se los llevaron lejos de mí y me destrozaron el corazón.

Quizás esta sea la última vez que pueda pasar con vida el día de las madres. No puedo explicarme por qué hacen sufrir tanto a las madres cubanas si todos procedemos de una madre, mi tristeza es muy grande porque hoy me faltan mis dos hijitos.

Todos los días ruego a Dios para que esta pesadilla termine. Sé que el final está cercano pero pienso que no podré soportar más el dolor que siento pues mi edad y mi salud no aguantan más

En este día de las madres les digo a las madres de los prisioneros de conciencia

Apoyen a sus hijos

quiéranlos mucho

no pierdan la esperanza, la justicia triunfará

pronto nuestros hijos estarán en casa

En este día un abrazo y un beso para todos los prisioneros políticos y de conciencia de Cuba

Una madre cubana

Gloria Amaya González


Gloria Amaya González escribe a Magali Llort Ruiz

Por Josefa López Peña
Diario Noticuba Internacional

Pedro Betancourt, 29 de abril de 2005

Carta abierta de Gloria Amaya González, madre de 3 prisioneros de conciencia cubanos, dirigida a la Señora Magali Llort Ruiz, madre de un cubano preso en los Estados Unidos acusado de espionaje.

Señora Magali Llort Ruiz:

El pasado lunes 11 de abril en la página 8 del periódico oficialista Trabajadores, usted ofreció declaraciones sobre su hijo, preso en los Estados Unidos por Espionaje a las cuales yo, como madre de 3 prisioneros de conciencia, deseo responder.

Usted afirma que a su hijo le permiten hasta 35 horas de visita en el mes. Que a veces debe esperar hasta una hora para que le permitan verlo, y que para ello debe pasar por un detector de metales, y que para visitar a su hijo debe alquilar un taxi.

Señora; ¿sabía usted que a mí sólo me permiten una hora de visita al mes, que a veces he tenido que permanecer en mi silla de ruedas hasta 3 horas al sol para que me dejen ver a mis hijos, y que incluso no me han permitido visitarlos por simplemente llevar las fotos de ellos en mi pecho?

¿Usted sabía señora que las esposas y madres como yo, para visitar a nuestros esposos e hijos en las cárceles cubanas tenemos que viajar en camiones u otros vehículos durante más de 2 días con pesadas jabas de alimentos para que no mueran, algo que su hijo no necesita, y dormir en cualquier lugar que nos sorprenda la noche?

¿Conoce usted que para visitar nuestros hijos se nos aplica un registro corporal y nos pasan por el detector de metales dándose casos en que madres y esposas han sido desnudadas y humilladas?

Señora, usted viaja constantemente dentro y fuera del país con todos los gastos pagados procedentes del erario público para hacer campaña a favor de su hijo, le ofrecen todo tipo de facilidades y cortésmente la presentan en la televisión.

A nosotras, las madres y esposas de los prisioneros políticos cubanos, se nos reprime y se nos condena al ostracismo; Lo más importante de todo es que su hijo es culpable y los míos son totalmente inocentes.

Señora Magali conozco muy de cerca el dolor de una madre cuando tiene un hijo encarcelado.. Considéreme a mí que tengo 74 años de edad, enferma y que he tenido 3 hijos presos a la vez y en diferentes provincias.

Ruego a Dios que algún día permita que ninguna madre cubana tenga que sufrir por sus hijos encarcelados

Espero que usted comprenda mi reacción

Una madre cubana.

Gloria Anaya González

Prohíben a presos de conciencia lecturas y asistencia religiosas

LA HABANA, 2 de febrero (www.cubanet.org) - El prisionero político y de conciencia Ariel Sigler Amaya, confinado en la cárcel provincial Canaleta, de Ciego de Ávila, continúa en una celda aislada, sin recibir la alimentación y los medicamentos necesarios, según denunció su hermana, María Victoria Sigler Amaya.

Al reo de conciencia lo mantienen en un habitáculo tapiado, carente de las condiciones higiénicas necesarias.

La comida que le dan es pésima, sin valor nutritivo alguno, y para colmo, no le permiten recibir ningún tipo de vitaminas que compensen su déficit alimentario. También le prohibieron a Sigler Amaya, en franca violación de sus derechos, las lecturas religiosas, incluyendo la Biblia.

Ariel Sigler Amaya, de 39 años, oriundo de Pedro Betancourt, provincia Matanzas, y presidente del proscrito Movimiento Independiente Acción Alternativa, fue injustamente condenado a 20 años de prisión durante los procesos sumarios del pasado abril.

Por su parte, los ocho prisioneros políticos y de conciencia confinados en área especial de la prisión habanera de Guanajay, denunciaron que les han violado el derecho de libertad religiosa, contemplado en el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Hace cerca de nueve meses que los reos de conciencia pidieron los oficios religiosos de un sacerdote católico, pero las autoridades carcelarias han hecho caso omiso de la solicitud, y aunque todos son católicos practicantes hasta el momento carecen de los auxilios espirituales de su fe.

Los reos de conciencia que se encuentran en esta situación son Osvaldo Alfonso Valdés, Margarito Broche Espinosa, Carmelo Díaz Fernández, Efrén Fernández Fernández, Jorge Luis González Tanquero, Marcelo López Bañobre, Omar Pernet Hernández y Fabio Prieto Llorente.


En una cárcel matancera

8 de agosto del 2000

El prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya fue liberado el pasado 5 de agosto de 2000, luego de casi ocho meses encarcelado sin que se le haya celebrado un juicio público con todas las garantías procesales que requiere la ley.

Ariel, su hermano Guido Sigler Amaya (liberado el pasado 9 de julio del 2000) y Ángel Moya Acosta fueron arrestados el 15 de diciembre de 1999 por efectivos del Departamento de la Seguridad del Estado. El arresto se produjo en Pedro Betancourt, un poblado de la provincia Matanzas.

A Ariel Sigler Amaya la policía política lo fue a detener en su centro de trabajo, la planta de oxígeno del central azucarero "Cuba Libre". Es muy probable que más nunca recupere su empleo.

"Cuando nos detuvieron nos llevaron para la sede en Matanzas de la Seguridad del Estado", recuerda Ariel. "De allí, esa misma noche nos trasladaron hacia La Habana, donde nos encerraron en los calabozos del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI) que está ubicado en las calles 100 y Aldabó. Allí estuvimos aproximadamente dos meses recluidos".

El ex preso de conciencia rememorando aquellos días en las celdas tapiadas de 100 y Aldabó reveló: "Nos interrogaron, nos hacían muchas preguntas con respecto a los supuestos delitos de instigación a delinquir y desorden público que nos querían imputar. Yo expliqué que no había ningún delito porque los únicos que habían alterado el orden ciudadano estaban en libertad". Ariel se refiere a los provocadores de las paramilitares Brigadas de Respuesta Rápida que, después de un arresto policial que duró desde el 7 hasta el 11 de diciembre, arreciaban sus actos hostiles contra ellos desenlazando el asunto con la detención del 15 de diciembre.

Al respecto, Ariel narró: "A partir de aquel entonces en las calles de Pedro Betancourt siempre hubo un extraño y reducido grupo de personas que impunemente nos gritaba ofensas y llegaron hasta agredirnos tirándonos huevos al interior de nuestras casas. Este es el fundamento de la acusación de desorden público que nos querían hacer el Departamento de la Seguridad del Estado. Pero, como suele ocurrir hoy en día en la Isla, nunca fueron arrestados los verdaderos provocadores de desórdenes públicos: los paramilitares al servicio del Ministerio del Interior".

Desde 100 y Aldabó en La Habana los tres disidentes fueron llevados nuevamente a la sede de la policía política en Matanzas. "Allí estuvimos alrededor de unos 17 días, dijo Ariel Sigler Amaya. "Luego del primer interrogatorio más nunca vimos a Ángel Moya Acosta (también proclamado preso de conciencia por Amnistía Internacional), después supe que se lo habían llevado para la Prisión de Agüica, en las cercanías del pueblo de Colón".

Más tarde, los hermanos Sigler Amaya son trasladados para la cárcel conocida como "Combinado del Sur", que radica en las afueras de la ciudad de Matanzas, cerca de un poblado llamado Guanábana.

Sobre su liberación Ariel declaró: "La explicación en el momento de liberarme fue casi nula. Me condujeron a una oficina y me dieron a firmar un escrito que decía: 'Se le otorga la libertad inmediata al ciudadano Ariel Sigler'". No obstante, en el documento de libertad que le entregó el Ministerio del Interior al disidente se puede leer: "Cambio de medida cautelar", lo que hace suponer que en cualquier momento la Seguridad del Estado pudiera desempolvar el expediente y radicarlo en cualquier tribunal del país para condenar a los hermanos Sigler Amaya.

En lo referente a la prisión Combinado del Sur, Ariel reveló: "Esa cárcel está compuesta de dos edificios de dos plantas cada uno, en ambos son encerrados los prisioneros. Las edificaciones están divididas en cubículos para tres, seis y diez confinados, pero están generalmente sobrecargados de personas, o sea la gente está hacinada, los presos se mojan cuando llueve porque todos los edificios y todos los cubículos se filtran".

Y sigue explicando Ariel sobre la vida en el Combinado del Sur: "Los presos duermen sobre colchones de malangueta (una hierba que crece a la orilla de ciertos ríos), las camas no alcanzan para todos, muchos presos tienen que dormir en el suelo porque se encierran más personas en los cubículos de las que cabe en ellos. Yo me encontraba en la Sección 6 del Edificio 2".

"El agua es una situación muy crítica en esta cárcel", agregó Ariel. "Sólo se suministra de 6:30 de la mañana a 6:40, diez minutos nada más en todo el día; a veces no alcanza ni para llenar los pomos para beber. Si cogiste agua bien, si no, tienes que esperar hasta el otro día a ver si tienes mejor suerte".

En cuanto a las condiciones higiénicas el ex preso de conciencia expresó: "En los meses que yo estuve encerrado allí sólo una vez fumigaron para las chinches. Hay ratas en grandes cantidades y cucarachas también. Los presos tratan de mantener la higiene porque saben que en ello les va la vida, pero en realidad la falta de agua conspira contra ese propósito. Los funcionarios del orden interior del penal pasan inspección sanitaria cada día, pero no solucionan las pésimas condiciones existentes en el Combinado del Sur".

Referente a la atención médica que reciben los recluidos en esa cárcel matancera Ariel dijo: "La mayoría de las veces no hay medicamentos para tratar al preso enfermo. Hay una especie de pequeño hospital en esa prisión, y sobre los servicios estomatológicos son prácticamente inexistentes: no hay ni anestesia para realizar las extracciones de las piezas, el preso que tiene dolor de muelas tiene que conformarse con una aspirina cuando hay. Un dolor de muelas en el Combinado del Sur es algo terrible, pues no hay manera de tratarse. Hay presos que se apuntan en una lista que existe para esos efectos y ya están esperando hace doce y trece meses para ver cuándo se les puede sacar una muela".

De la alimentación que se le da a los prisioneros Ariel explicó que es insuficiente. En el Combinado del Sur es raro que le den un pedacito de pan a los presos y básicamente el almuerzo y la cena están compuestos por unas cuatro o cinco cucharadas de arroz, un poco de caldo, algún pedazo de vianda y una porción ínfima de dulce.

Ariel declaró que aunque él no tuvo grandes problemas con los funcionarios del orden interior (FOI) el tratamiento que dan a la población penal no es el mejor. "Yo no presencié ninguna golpiza, pero los FOI -que presentan un bajo nivel de escolaridad- con frecuencia agreden verbalmente a los prisioneros bajo su custodia".

El ex preso de conciencia Ariel Sigler Amaya ratificó que no ha cometido ningún delito, que es un pacífico defensor de la democracia y los derechos humanos. "Tenernos presos no sólo ha sido un maltrato contra mi persona, la de Ángel Moya Acosta y de mi hermano Guido, sino además contra nuestras familias. Ha sido una injusticia, una arbitrariedad".

Tanto Ariel y Guido Sigler Amaya, como Ángel Moya Acosta son miembros del Movimiento Independiente Opción Alternativa (MIOA), un grupo disidente partidario de la acción directa no violenta, de la desobediencia civil, como método de obligar al gobierno de Fidel Castro a efectuar cambios hacia la democracia.

"Ellos, la policía política, piensan que encarcelándonos dejaremos de llevar a cabo nuestra lucha por la libertad, pero están completamente equivocados porque vamos a seguir ahora con más fuerza que nunca", indica Ariel. "Realizaremos todos los actos de desobediencia civil que tengamos programados, ahora estamos incluso más preparados para desempeñar esas acciones", enfatizó.

"Estamos pidiéndole a la opinión pública su apoyo para la liberación inmediata de todos los presos políticos y de conciencia - expresó Ariel - esas personas no son delincuentes, son personas con ideas y no se puede encarcelar a las personas porque piensen diferentes a las opiniones del gobierno de Cuba".

Y concluyó diciendo el ex preso de conciencia: "El gobierno de Cuba debe hacer una reflexión sobre este asunto, no debe encerrar a los ciudadanos por reclamar, estamos ejerciendo los derechos que nos confiere una ley superior a los Códigos nacionales, la Declaración Universal de los Derechos Humanos nos faculta a expresarnos libremente", concluyó Ariel Sigler Amaya.

Tomás Fernández Tiher, Movimiento por la Democracia "Pedro Luis Boitel"
MATANZAS, 7 de agosto 2000

Publicado en CubaNet el 8 de agosto, 2000

 

Sintesis biográfica de Ariel Sigler Amaya

Ariel Sigler Amaya, Presidente de la Organización Pro Derechos Humanos, Movimiento Independiente Opción Alternativa, MIOA. Nació el 11 de febrero de 1964 en una humilde vivienda en el poblado matancero Pedro Betancourt, siendo el más joven de una familia de 8 hermanos.

Desde muy corta edad tuvo inclinación por los libros y el deporte, por lo que su inteligencia natural permitió que a los 7 años aprendiera a leer y a escribir perfectamente. A los 11 años se convirtió en campeón provincial de boxeo en su categoría en la provincia de Matanzas.

Tras grandes esfuerzos y muy difícil economía, pudo graduarse como Licenciado en Cultura Física en la universidad de Matanzas,

Ya graduado laboró en diferentes escuelas en el campo y denunció públicamente la separación de los hijos de sus padres, así como el adoctrinamiento político a que son sometidos en Cuba.

Después de varios enfrentamientos verbales con la administración y el Partido Comunista a causa de su actitud contestataria, fue expulsado de la escuela donde impartía clases.

En estas condiciones de desempleo, se vio obligado a trabajar en diferentes labores agrícolas, y a otras muy por debajo de su calificación profesional.

Al continuar con sus actividades contestatarias, la policía política comenzó a acecharlo arrestándolo en múltiples ocasiones, así como profiriéndole amenazas de todo tipo.

El 16 de noviembre de 1996 fundó junto a otras personas, entre ellas el conocido prisionero de conciencia Ángel Moya Acosta, el Movimiento Independiente Opción Alternativa, comenzando para él una etapa de mayor represión que se extendió por varios años.

Fue detenido he interrogado en más de 40 ocasiones, así como golpeado y abandonado por la Seguridad del Estado en zonas apartadas de su domicilio. Le han propiciado actos de repudio frente a su hogar, y agresiones físicas en plena vía pública, etc, etc.

En el año 2000 fue encarcelado por 8 meses, sin presentarle causa, ni haber sido juzgado por ningún tribunal en la prisión de 100 y Aldabó, Cuartel Provincial de la Policía Política, y por último en la prisión Combinado del Sur en Matanzas. En esta ocasión es declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional.

El martes 18 de marzo del 2003 a las nueve de la mañana es arrestado en plena vía pública en su pueblo natal.

Numerosas personas presenciaron la brutalidad de las fuerzas represivas. A la hora de esposarlo lo golpearon brutalmente por espacio de 10 minutos, después lo condujeron al cuartel provincial de la Seguridad del Estado donde lo mantienen por 17 días expuesto a intensos interrogatorios.

Bajo estas condiciones pierde más de 10 libras. A causa de su posición inclaudicable los esbirros de Castro se ensañan con él, y lo amenazan con darle un tiro en la cabeza, lo empujan por cualquier razón y lo maltratan en cada interrogatorio a que es sometido.

Finalmente el 4 de abril del 2003 la Seguridad del Estado, lo acusa de contrarrevolucionario en un juicio sumarísimo y lo condenan a 20 años de privación de libertad en la causa No. 7 del 2003.

De aquí es conducido a la prisión provincial de Ciego de Ávila, conocida por Canaleta, a 300 Kilómetros de su domicilio, y encerrado en una celda tapiada y en solitario en la cual permaneció por espacio de 13 meses. Al cabo del tiempo fue trasladado hacia la prisión de Villa Clara conocida por Guamajal.

Ni el rigor, ni la prisión, así como los maltratos que recibe, la falta de atención médica, y la deficiente alimentación ha podido con su firmeza y sus principios, y ahí continúa luchando incansablemente porque se respeten los derechos humanos, libertad y la democracia que desea para su país.